You are on page 1of 13

SUPERVISIÓN TÉCNICA DE OBRA.

Una de las actividades más importantes en una obra es la Supervisión Técnica,
las responsabilidades que adquiere el que contrata los servicios de Supervisión
Técnica, es decir la parte Contratante y el mismo Supervisor están expresadas
en el contrato de Supervisión.
La Supervisión de una obra, comprende el empleo de una metodología para
realizar la actividad de vigilancia de la coordinación de actividades, del
cumplimiento a tiempo de las condiciones técnicas y económicas pactadas
entre quien ordena y financia la obra y quien la ejecuta a cambio de un
beneficio económico.
Se puede definir Supervisor como la persona representante de la entidad que
financia la obra, es decir, el representante de la entidad Contratante, que
realiza la actividad de supervisar la ejecución de obra que realiza el Contratista;
su objetivo es controlar tiempo, calidad y costo de la obra.

OBJETIVOS DE UN SERVICIO DE SUPERVISIÓN TÉCNICA.

El objetivo principal de la Supervisión de Obras es garantizar la calidad de los
trabajos de construcción, aplicando procedimientos de control y administración
adecuados. El cumplimiento de las especificaciones técnicas y administrativas
de los Contratos de Construcción será una herramienta básica para establecer
una relación contractual racional y ordenada.
El objetivo específico del servicio de Supervisión es ejercer un control del
cumplimiento de las condiciones establecidas en los Contratos de Obra
suscritos entre la entidad Contratante y los Contratistas (Empresas
Constructoras), que debe ser realizado por el Supervisor, a fin de lograr la
correcta administración del proyecto de inversión y de los recursos asignados
al Contrato de Obra.

EL PAPEL DEL SUPERVISOR.

Una de las dificultades que tiene un servicio de Supervisión Técnica, es la de
velar el buen funcionamiento de un trabajo ajeno, una buena supervisión
requiere de un amplio conocimiento, habilidad, sentido común, previsión y
experiencia en lo que se refiere a cada tipo de obra que se está supervisando.
El éxito del Supervisor en el desempeño de sus deberes determina el éxito o el
fracaso de los programas y los objetivos de la obra. Un Ingeniero Supervisor
debe demostrar dedicación en el trabajo, tener una experiencia ilustrativa y
satisfactoria adquirida por medio de programas formales de adiestramiento y de
la práctica informal del trabajo.
El papel de un Supervisor de Obra puede resumirse en dos categorías o clases
de responsabilidades extremadamente amplías que simplemente son facetas
diferentes de una misma actividad, estas facetas son: la de seguir los principios
de la Supervisión y la de aplicar los métodos o técnicas de la Supervisión.
EL PERFIL DEL SUPERVISOR.

En función a las exigencias actuales en la industria de la construcción, el
Supervisor debe ser un profesional con la capacidad suficiente para vigilar el
cumplimiento de todos los compromisos que se presenta en la ejecución de
una obra y la de controlar el desarrollo de los trabajos de esta.
Por lo tanto, en función a todas estas exigencias, se deduce que el Supervisor
debe ser un profesional con las siguientes características:

• Experiencia. La suficiente para comprender e interpretar todos los
procedimientos constructivos contenidos en las especificaciones técnicas y
planos de la obra a ejecutarse.

• Capacidad de organización. La necesaria para ordenar todos los controles
que deben llevarse durante la ejecución de una obra, para garantizar la
conclusión de esta, en el tiempo y calidad especificada, como también, en el
costo previsto.

• Seriedad. Para representar con eficacia al Contratante en todo lo que
respecta al desarrollo técnico de la obra.

• Profesionalismo. Para cumplir con todas las obligaciones que adquiera al
ocupar el cargo. Conviene señalar, que el Supervisor debe informar oportuna y
verazmente al Fiscal de Obra sobre los avances e incidencias del desarrollo de
los trabajos.
• Honestidad. Ya que habrá de autorizar situaciones técnicas y el pago de los
trabajos realizados.

• Criterio Técnico. Para discernir entre alternativas y escoger entre ellas la más
adecuada y sin perder de vista los intereses del Contratante.

• Ordenado. Para poder controlar toda la documentación que requiere la
función encomendada.
Existen algunas otras condiciones de menor importancia, pero se considera
que el hecho de cumplir con las enunciadas es más que suficiente para que un
Supervisor trabaje con eficacia en este cargo.
.
FUNCIONES DEL SUPERVISOR DE OBRA.
Las funciones que un Supervisor debe realizar previas, durante y posterior a la
ejecución de la obra, son amplias y variadas, éstas son expuestas a
continuación.

 Funciones Previas al Inicio de las Obras.
 Funciones Previas al Inicio de las Obras. Funciones Previas al Inicio de
las Obras.
 Funciones Previas al Inicio de las Obras. El Supervisor, para un mejor
dominio del proyecto, debe revisar los siguientes aspectos previos al
inicio de las obras.
• Condiciones del terreno.
• Trámites oficiales.
• Aspectos técnicos.
• Recabar documentos generales de consulta y control.
 Funciones al Inicio de las Obras.
 Funciones al Inicio de las Obras.Funciones al Inicio de las Obras.
 Funciones al Inicio de las Obras.
En lo que se refiere al inicio de la obra, el Supervisor debe realizar las
siguientes actividades:
• Realizar una revisión general del proyecto y especificaciones.
• Revisar la elaboración del presupuesto de la obra.
• Estar al tanto de los contratos y conocimientos técnicos responsables por
parte de los contratistas.
• Debe concretar una reunión con los contratistas, esto en el inicio de la obra.
• Organizar los diferentes frentes para cada contratista.
• Revisar de programas de obra.
 Funciones Durante las Obras.
 Funciones Durante las Obras.Funciones Durante las Obras.
 Funciones Durante las Obras.
• Control de calidad.
• Control de tiempo.
• Control de costo.
 Funciones Previas al Término de las Obras.
 Funciones Previas al Término de las Obras.Funciones Previas al
Término de las Obras.
 Funciones Previas al Término de las Obras.
• Elaborar el finiquito de la obra faltante.
• Recopilar los anexos técnicos.
• Establecer los programas para revisión y recepción de obras.
 Funciones al término de las obras.
 Funciones al término de las obras. Funciones al término de las obras.
 Funciones al término de las obras.
• Recepción de obras.
El Supervisor de Obra, es el representante de la entidad Contratante y tiene las
siguientes funciones generales y específicas relacionadas con el control de la
ejecución de la obra, las cuales son las siguientes:

FUNCIÓN GENERAL.

1. Controlar el aspecto económico financiero de la Obra.
2. Controlar los planos de replanteo de acuerdo al avance de la obra.
3. Controlar los avances de obra y exigir al Contratista que adopte las medidas
necesarias para lograr su cumplimiento.
4. Controlar el cumplimiento por parte del Contratista de las contribuciones,
aportes a la seguridad social y los beneficios sociales, relativos a la obra.
5. Controlar las normas de seguridad, higiene y operatividad de la obra.
6. Controlar el cumplimiento de las normas legales sobre aspectos de trabajo y
otras relacionadas a los mismos.
7. Controlar la capacidad, idoneidad y cantidad del personal técnico y obrero
que el Contratista asigne a la Obra.
8. Controlar la cantidad y calidad de los materiales utilizados en la obra.
FUNCIÓN ESPECÍFICA.

1. Velar directa y permanentemente por el fiel cumplimiento del Contrato de
ejecución de obra y por la correcta ejecución del mismo para que éste se
ejecute en armonía y concordancia con las Especificaciones
Técnicas.
2. Revisar las Especificaciones Técnicas emitiendo informes que permiten que
la entidad Contratante, solo si es necesario, adopte las medidas correctivas a
fin de obtener una óptima calidad de la obra mediante una adecuada ejecución
de los trabajos.
3. Abrir el libro de órdenes foliado, sellando y visando todas sus páginas,
conjuntamente con el ingeniero Director de Obra.
4. Reportar en el libro de órdenes las sugerencias, consultas y avances diarios
de obra.
5. Verificar y aprobar en el libro de órdenes los trazos de obra parciales, cuya
aprobación solicite el Contratista.
6. Absolver en el plazo máximo de diez días como máximo, todas las consultas
de la obra que se formulen en el libro de órdenes.
7. Exigir al Contratista el retiro inmediato de un trabajador por incapacidad,
incorrecciones, desórdenes o cualquier otra falta que tenga relación directa con
la ejecución de la obra.
8. Inspeccionar y controlar la entrega de los materiales, en las cantidades y
plazos establecidos en el calendario de adquisición de materiales así mismo
controlar la cantidad de éstos.
9. Ordenar el retiro inmediato de los materiales que hayan sido rechazados por
su mala calidad o por no corresponder a las especificaciones técnicas.
10. Exigir al Contratista la permanencia en obra del personal y el equipo
necesario.
11. Revisar las solicitudes del Contratista para la obtención de los adelantos en
efectivo y para la adquisición de materiales, controlando el ingreso de los
mismos a la obra.
12. Verificar y valorizar los cómputos métricos que presente el Contratista;
elaborando la valorización, cuyo pago gestionará el Contratista.
13. Controlar el cumplimiento de los plazos parciales estipulados en el
Calendario de Avance de Obra.
14. Anotar en el Libro de Órdenes, los atrasos injustificados, exigiendo al
Contratista, el ajuste de estos, para luego informar a la entidad Contratante la
resolución del contrato de persistir dichos atrasos.
15. Revisar, analizar y emitir un informe de recomendación, acerca de las
propuestas adicionales (ejecución de obras complementarias) que el
Contratista pueda presentar durante la ejecución de la obra.
16. Participar en el acta de constatación física de la obra e inventario de
materiales, equipos y herramientas, en caso de resolución del contrato de obra.
17. Participar en el evento del acta de entrega de la obra, en caso de la
resolución del contrato de obra.
18. Informar sobre la solicitud de la recepción de obra presentada por el
Contratista, constatando el estado real de los trabajos de al obra.
19. Actuar como miembro de la Comisión de Recepción de la Obra,
presentando a esta Comisión, el resumen de las observaciones anotadas en el
Libro de Órdenes que estuvieran pendientes de cumplimiento por parte del
Contratista.
20. Suscribir el Acta de Recepción de Obra en calidad de miembro.
21. Presentar oportunamente el Informe Final de la Obra.
22. Controlar y velar por la seguridad y vigencia de los plazos de las boletas
bancarias de garantías, informando oportunamente cuando éstas deban ser
renovadas.
23. Respetar los estudios definitivos contenidos en las Especificaciones
Técnicas, los que sólo serán modificados con aprobación del proyectista y de la
entidad Contratante.

RESPONSABILIDADES Y DERECHOS DEL SUPERVISOR.

El Supervisor es el nexo de la comunicación correcta en cualquier tipo de obra,
es el centro de mensajes por el que tiene que pasar la información, tiene que
canalizar la información en sentido ascendente para sus superiores, con el fin
de que estos puedan tomar decisiones acertadas, y en sentido descendente
para los subordinados, con el fin de que estos sepan realmente cual es el
trabajo que deben hacer, cuando y como tienen que hacerlo.
Es así que el Supervisor tiene muchas obligaciones, responsabilidades como
también derechos que se desarrolla a continuación:

• El Supervisor tiene el derecho de plantear cualquier reclamo al Contratante,
sea por falta de pago de la supervisión técnica realizada o cualquier otro
aspecto, tales reclamos deberán ser planteados por escrito y de forma
documentada, al Fiscal de Obra, hasta treinta días hábiles posteriores al
suceso. El Fiscal de Obra y el Contratante, no atenderán reclamos presentados
fuera del plazo que anteriormente señalamos.

• El Supervisor asume la responsabilidad técnica absoluta, de los servicios
profesionales, por lo que deberá desarrollar su trabajo conforme a las más altas
normas técnicas de competencia profesional, de acuerdo a las leyes y normas
de conducta y ética profesional.

• El Supervisor, en ningún caso efectuará pagos a terceros, ni aceptará pagos
indirectos de terceros, en relación con el servicio objeto de este Contrato, o con
los pagos que de estos deriven.
• El Supervisor será el único responsable por reclamos judiciales y/o
extrajudiciales efectuados por terceras personas que resulten de actos u
omisiones relacionados exclusivamente con la prestación del servicio bajo el
contrato.

Por otra parte se puede mencionar que la capacidad del Supervisor para
comprender a sus empleados y trabajar eficazmente con ellos y con las
personas con quienes está en contacto determinará, en gran medida, su éxito o
su fracaso. Uno de los factores más importantes que contribuirán al éxito del
Supervisor en todo cuanto haga es poseer y saber usar sus cualidades de
Orientador y Guía.
Orientador y Guía. Aquí se tienen algunas de las cualidades recomendadas:

1. Conocer a las personas con quienes trabaja y el rol que estas
desempeñan.
2. Hacer hincapié en la actividad esforzada y constante.
3. Tener actitudes objetivas.
4. Ser capaz de tomar decisiones acertadas.
5. Estar dispuesto a emprender una acción contraria cuando sea
necesario.
6. Ser capaz de resistir presiones.
.
RESPONSABILIDADES DEL SUPERVISOR CON EL PERSONAL.

En lo que se refiere a las responsabilidades que tiene el Supervisor con el
personal que tiene a su cargo, es necesario que este tenga una serie de
atribuciones con este personal. Estas son las siguientes:

Dirección.

Los métodos del Supervisor para “dirigir” las operaciones del trabajo para fines
de exposición, se utilizarán en el sentido de comunicar decisiones, ordenes,
orientaciones, instrucciones u otra información a sus subordinados. La palabra
“subordinados” se emplea para identificar a quienes rinden informes al
Supervisor y que están bajo la dirección de este.

Técnicas de Supervisión.

Los métodos o técnicas de la Supervisión son formas determinadas de hacer
algo, es decir, son instrumentos con los que se logran resultados. Estos
instrumentos comprenden la planificación, organización, toma de decisiones,
evaluación, clasificación de puestos, sanciones disciplinarias, adiestramiento,
seguridad e infinidad de otras actividades similares.
El Supervisor debe basar su trabajo teniendo en cuenta los objetivos y
principios que habrán de aplicarse y que deban realizarse mediante el empleo
de varias técnicas, por ejemplo:

El Supervisor no puede hacer un proyecto sin considerar todos y cada uno de
los factores que tienen relación con los objetivos de la actividad planeada o que
impiden el logro del mismo. Esto debe abarcar la toma de decisiones,
orientación, coordinación, comprensión de los empleados y otras diversas
actividades relacionadas entre sí. Lo fundamental, entonces, es que el
Supervisor debe seguir los principios y aplicar los métodos y técnicas de
Supervisión de modo que todos los conocimientos, especializaciones y
aptitudes que le son propios, se utilicen para determinar la acción que debe
emprender en cada una de las situaciones a las que se enfrente, ésta es la
razón que hace de la Supervisión un trabajo difícil y exigente.

Coordinación.

Para asegurar la acción eficaz de los empleados, debe prestarse atención a la
relación que cada proceso, tarea o actividad guarda con los demás. Una vez
empezada, la actividad de trabajo debe fluir sin obstáculos, sin fricciones, sin
acciones inútiles y la menor cantidad de demoras posibles. Esto se logra
mediante la coordinación.
La coordinación representa las acciones emprendidas para asegurar que la
corriente de trabajo tenga su tiempo debidamente fijado, que todas las
operaciones encajen debidamente unas con otras y que existan relaciones
armoniosas entre todos los aspectos de la operación del trabajo. La
coordinación de esfuerzos y labores dependen del grado en el que el trabajo
este bien planificado y organizado.
Es muy importante que a cada uno de los empleados se les den instrucciones
claras acerca de cómo y cuándo tiene que cumplir con su parte de trabajo.
También, el Supervisor tiene que ejercer su vigilancia para que se logren
resultados satisfactorios, el Supervisor también debe tener muy presente que la
coordinación no es algo independiente de las demás actividades de
Supervisión. Para un funcionamiento uniforme y eficaz son necesarios una
planificación cuidadosa, buena organización, direcciones claras y controles
adecuados; pero, todo esto puede fallar debido a la falta de armonía y a la falta
de trabajar en equipo. La falta de coordinación puede echar a perder los planes
de la mejor organización, ya que todos estos procesos y su funcionamiento son
recíprocamente dependientes.

.
La Supervisión como Control.

Si todas las personas que trabajan fuesen perfectas, no habría necesidad de
controles, todo marcharía de acuerdo con el plan. Pero todas cometen errores,
son olvidadizas, omiten emprender acciones, toman decisiones desacertadas,
es decir, siempre se cometen errores, por lo cual es necesario tomar un debido
control que prevean que se produzcan errores, o descubran con facilidad si
algo funciona mal y pongan remedio.
Para llevar al cabo esto, el Supervisor tiene que mantener una vigilancia
estrecha de todo cuanto sucede.
El control adecuado, depende de una corriente de información fluida, precisa y
oportuna que se de en los niveles de arriba a abajo y de un lado a otro en todo
lo que es la estructura organizacional del personal (organigrama), lo cual
favorecerán enormemente que el Supervisor siempre esté informado de todo
cuanto sucede a su alrededor.
Gran parte de la información, la obtiene mediante sus observaciones
personales mientras cumple con sus deberes. Sin embargo, lo que ve o aquello
de lo que se entera hablando con los empleados quizá no sea todo cuanto
deba conocer.
Necesita un flujo incesante de datos importantes, para que pueda revisarlos,
analizarlos, compararlos y descubrir así si la obra avanza como se espera.
Debe planificar su propio sistema de control, evitando el control excesivo, pero
manteniéndose en una situación donde realice un trabajo efectivo.

Mejoramiento del Trabajo.

La meta primordial de la Supervisión es lograr el objetivo de la organización
con una eficiencia cada vez mayor. El Supervisor tiene que reconocer la
responsabilidad que tiene para la mejora del trabajo, y debe contribuir a cada
momento. Algunas de las formas generales de lograr este objetivo son:
Haciendo que las personas tengan conciencia de las mejoras, disponiendo
métodos sistemáticos para la apreciación de los resultados y el reconocimiento
de las diferencias; estableciendo mejoras y poniéndolas en práctica de
inmediato.
El Supervisor y los empleados tienen que estar alertas en reconocer
situaciones donde pueden introducirse mejoras al trabajo, y deben estar
dispuestos a poner en tela de juicio los métodos existentes de realizar el
trabajo.

Toma de Decisiones.

Todo Supervisor tiene infinidad de deberes y responsabilidades de importancia,
uno de los principales es la toma de decisiones que realiza día a día. La
eficacia del Supervisor dependerá, principalmente, de su capacidad para tomar
decisiones cuando sea necesario, a menos que los superiores y subordinados
obtengan, por parte del
Supervisor, soluciones referentes a sus preguntas y problemas, les será difícil
ejercer eficazmente sus funciones.
No basta con saber cómo se toman las decisiones; el Supervisor debe adquirir
destreza en el uso de este método, la forma de adquirirla consiste en ponerla
en práctica. Tal como sucede con cualquier herramienta nueva, puede parecer
tosco que reclama demasiado tiempo. No obstante con la práctica, es posible ir
adquiriendo experiencia hasta el punto en que seguir todo el proceso se
convierte en una acción casi automática.

ACTIVIDADES DE CONTROL.

Es fundamental para el Supervisor contar con una metodología acorde a los
objetivos de su cargo, además de tenerla es importante aplicarla en todas las
funciones cotidianas, procurando basar toda su actividad en el cumplimiento de
los requisitos de la función por medio de la metodología implementada
previamente. Es así que se tiene diferentes actividades de control, las cuales
se desarrollan a continuación:

Control de Tiempo.
Son regulados por el programa de obra que indispensablemente debe estar
contenido entre los anexos técnicos del contrato. La función del Supervisor
consiste en vigilar que el avance de obra se realice cuando menos como lo
establece el programa de la obra y en caso contrario proceder en primer
término informar al contratante y en segundo término obligar al contratista a
adoptar las medidas adecuadas con el fin de corregir la desviación y mantener
una vigilancia estricta del comportamiento de la desviación para tomar otras
medidas más efectivas o constatar que se ha corregido la anomalía.

Control de Calidad.

Estos controles son regulados por las especificaciones así como por las
normas técnicas reglamentarias, tradicionales y expedidas por los fabricantes
de materiales o equipos. Es importante revisar la correspondencia entre las
especificaciones y el catálogo de conceptos del presupuesto para cerciorarse
de que lo que se solicita para realizar sea lo mismo que su costo.
Control de Costo.
El parámetro comparativo para efectuar el control de los costos de obra lo
proporciona el catálogo de precios unitarios autorizados por la entidad
Contratante que esté vigente en la fecha de revisión.
La base sobre la cual se inicia la labor de revisión es el presupuesto cuyo
importe total corresponde con el monto total del contrato de obra.
Para no olvidar y programar este tipo de acciones, es importante incluirlas
cuando se planea el trabajo del supervisor y así se estará pendiente de ellas
oportunamente en el desarrollo de los trabajos de construcción.

ACTIVIDADES DE GABINETE.

El término más adecuado para denominar la labor de oficina que realiza el
Supervisor y que se complementa con la información obtenida en campo, es el
trabajo de gabinete.
El Supervisor tiene la necesidad de realizar una serie de funciones de gabinete
entre las que podemos mencionar la revisión de presupuestos, el manejo del
libro de órdenes, el vaciado de los avances de obra en el control gráfico
respectivo, la revisión de los reportes de laboratorio, la elaboración de los
informes al Fiscal de obra, el registro de avance de su programa de
supervisión, la determinación de precios de venta y la elaboración y archivo de
las minutas de juntas de obra, esto sólo por mencionar las más importantes.
Ahora bien, para realizar este trabajo requiere de instalaciones, equipo y
elementos, pero antes que todo necesita saber cuantas funciones son y que
tiempo lleva cada una y cuando deben efectuarse; solo de esta manera podrá
organizar su trabajo destinando el tiempo necesario para cada función, esto es
la planeación de sus labores.

INFORMES DEL SUPERVISOR.

El Supervisor de Obra está obligado a presentar los siguientes informes:

Informe Inicial.
El Informe Inicial deberá ser confeccionado en 3 ejemplares (según contrato)
dentro de un plazo máximo de treinta días desde la fecha de emitida la Orden
de Proceder del
Fiscal de Obra al Supervisor. El Informe Inicial deberá contener un resumen
ejecutivo de las condiciones iniciales del proyecto, la revisión a nivel técnico y
de diseño del proyecto, y un programa detallado de las actividades a ejecutarse
en el desarrollo de la obra (cronograma revisado).

Informes Periódicos.

Los Informes Periódicos podrán ser mensuales, quincenales o de períodos
determinados en el Contrato de Servicios de Supervisión, de acuerdo al plazo
total de ejecución de la obra. Los informes periódicos se presentarán en 3
ejemplares, en un plazo máximo de 30 días después de entregado el Informe
Inicial.
Este tipo de informe contendrá datos referentes al progreso de la obra, y el
porcentaje del avance físico correspondiente al período al que corresponde.
El informe deberá contener obligatoriamente la siguiente información: (no
limitativo)

• Generalidades: describiendo en forma sucinta los antecedentes del
Contrato de Obra.

• Descripción resumida de la obra: indicando ubicación, tamaño y
características principales.
• Empresa constructora: su organización y capacidad demostrada por el
personal técnico responsable, equipo disponible en obra indicando calidad,
cantidad, estado y rendimiento para una evaluación de las posibilidades de
cumplir la ejecución de la obra dentro del plazo establecido en el Contrato de
Obra.

• Progreso de la obra: resumen del avance alcanzado en los principales ítems
de trabajo.

• Recomendaciones: tendientes a incrementar el ritmo de avance de los ítems
considerados críticos para cumplir con el plazo estipulado, mediante el
incremento del equipo, personal y/o modificaciones a proponer en los
procedimientos constructivos.

• Informe: sobre las dificultades a futuro que pueden detectarse con
anticipación y medidas a tomar para disminuir sus efectos con relación al
avance de obras.

• Informe: sobre provisión de materiales, informando sobre el cumplimiento del
plan general de acopio y su relación con el cronograma vigente.

• Descripción: de la calidad de los trabajos ejecutados de obra y de los
materiales incorporados a ellos.
• Avance: alcanzado en los trabajos de obra ejecutados, descripción sucinta de
las tareas de Supervisión realizadas y modificaciones al
Contrato como ser Órdenes de Cambio, Ampliaciones de Plazo (sólo las
aprobadas por la entidad Contratante).

• Información: del financiamiento, con inclusión de los recursos asignados
(Planillas de Avance de Obra), disponibles en el período y acumulados, gráfica
o curva de flujo de recursos del Contrato de Obra.

• Resumen: de la correspondencia cursada durante el período entre el
Supervisor, la entidad Contratante, el Contratista y la Dirección de Supervisión
con relación al proyecto y al desarrollo de la ejecución de la obra.

• Fotografías de sitios seleccionados adecuadamente mostrando la actividad
cumplida en las obras y el avance respecto al período anterior.

• Cuadro sinóptico (resumen) conteniendo los datos más importantes sobre el
desarrollo de la obra durante el período.

• Informe: avance físico – financiero, actualizado a la fecha de presentación del
informe, reflejado en un cronograma – Diagrama de barras.

De acuerdo al porcentaje de avance físico de obra presentado en las
correspondientes
Planillas de Avance de Obra, el Supervisor presentará también el informe de
actividades de sus servicios de Supervisión en función de dicho avance físico
de obra, que le posibilitará solicitar el pago correspondiente.
Si bien este documento permite solicitar el pago de honorarios, el Supervisor
tiene la obligación de cumplir con la presentación de informes o requerimientos
que se hayan solicitado en forma antelada a la facturación.

Informes Específicos o Especiales.

Cuando se presenten situaciones especiales o problemas especiales que por
su importancia, inciden en el desarrollo normal de la ejecución de la obra, el
Supervisor deberá elevar un Informe Específico sobre el particular, conteniendo
sus recomendaciones al respecto para que se puedan tomar las decisiones
más adecuadas.

Informe Adjunto a la Planilla de Avance de Obra.

Cada Planilla de Avance de Obra del Contratista deberá ser acompañada por
un informe adjunto elaborado por el Supervisor, en el que se informará y
certificarán los montos y porcentajes del avance físico de los trabajos de obra
(ítems) con los correspondientes cómputos métricos, croquis de ubicación de
los ítems ejecutados o planos de medición, cuadro del Flujo de Fondos de la
Constructora, sugerencias y recomendaciones respectivas, presentadas en la
Planilla de Avance de Obra por el
Contratista, para la posterior elaboración del correspondiente Certificado de
Pago.

Informe Final.

Este informe, contendrá un resumen completo sobre el desarrollo de la
construcción de la obra con la descripción de los volúmenes de trabajo
ejecutado (ítems), situación financiera, supervisión, personal y equipos
utilizados, cumplimiento de plazo, problemas confrontados y soluciones
adoptadas, aceptabilidad de la obra ejecutada y cualquier otro aspecto
relevante ocurrido durante la ejecución de los trabajos. Se enfatizarán aspectos
desarrollados en la ejecución de las obras en lo que se refiere al avance físico.

PRESENTACIÓN DE PLANILLAS DE AVANCE DE OBRA.

El Supervisor deberá asegurarse de que toda Planilla de Avance de Obra a ser
presentada por el Contratista, cuente con la documentación adjunta requerida a
efectos de su verificación en original y copias.
El Certificado de Pago será llenado y firmado en forma conjunta con el
Contratista, Supervisor y Fiscal de Obra, para que una vez suscrita, sea
remitido a la entidad Contratante con carta de solicitud de pago realizada por el
Fiscal de Obra. La documentación necesaria que se debe adjuntar a cada
Planilla de Avance de Obras es la siguiente:

Cómputos Métricos.

Los cómputos métricos deberán estar respaldados por croquis y planos de
referencia de la ubicación de los ítems ejecutados. Para obras que así lo
ameriten es recomendable establecer un cuadro de cómputos que sea
adecuado al tipo de obra de los ítems ejecutados, medidos y presentados en el
período en que se ejecutaron.

Cuadro de Avance de Obra.

Este documento reflejará el avance físico – financiero del proyecto y deberá
incluir el listado completo de ítems de trabajo del contrato de obra. Este cuadro
debe incluir el avance financiero. El cuadro de avance incluirá los avances
proyectados en el cronograma de avance aprobado del Contratista y el avance
efectivo, en forma de
Diagrama GANT o PERT. Por otra parte, la evolución de desembolsos será
presentada también con la curva de desembolsos planificados al inicio de la
obra, y la curva de desembolsos efectivos. La finalidad del cuadro de avance
es presentar un resumen gráfico y tabulado del estado de la obra en un
determinado momento, con datos claros que permitan conocer el diagnóstico
físico – financiero de la obra, de manera inmediata.

Pruebas de Laboratorio.
Estas pruebas se harán para los ítems y/o materiales que lo requieran, o para
cualquier aspecto de tipo técnico que sea solicitado por el Supervisor, a la
fecha de presentación de la correspondiente Planilla de Avance de Obra.

Copia del Libro de Órdenes.

Acumuladas a la fecha de presentación de la Planilla de Avance de Obra, y
correspondientes al período transcurrido entre la planilla anterior y la actual.
Todos los documentos mencionados deberán tener la firma y el sello del Fiscal
de Obra, Supervisor y del Contratista.