You are on page 1of 17

Alumnos

:
Silva Carrillo, Paolo Ángel
Surco Rivera, Anderson Eduardo
Morales Ruiz, Giussepi Danny
Martínez Hinostroza, Richard Alexander
Docente:
Minaya Rosario, Carlos Danilo
Curso:
Introducción a la Ingeniería Civil
Tema:
Acero Dimensionado
Ciclo:
01-2017-02
ACERO

Definición:
Los metales y las aleaciones empleados en la industria y en la construcción
pueden dividirse en dos grupos principales: Materiales FERROSOS y NO
FERROSOS. Ferroso viene de la palabra Ferrum que los romanos
empleaban para el fierro o hierro. Por lo tanto, los materiales ferrosos son
aquellos que contienen hierro como su ingrediente principal; es decir, las
numerosas calidades del hierro y el acero.

Composición:
El Acero es básicamente una aleación o combinación de hierro y
carbono (alrededor de 0,05% hasta menos de un 2%). Algunas veces otros
elementos de aleación específicos tales como el Cr (Cromo) o Ni (Níquel) se
agregan con propósitos determinados.

Ya que el acero es básicamente hierro altamente refinado (más de un 98%),
su fabricación comienza con la reducción de hierro (producción de arrabio) el
cual se convierte más tarde en acero.
Clasificación del Acero:
ACEROS AL CARBONO
Más del 90% de todos los aceros son aceros al carbono. Estos aceros contienen
diversas cantidades de carbono y menos del 1,65% de manganeso, el 0,60% de
silicio y el 0,60% de cobre. Entre los productos fabricados con aceros al carbono
figuran máquinas, carrocerías de automóvil, la mayor parte de las estructuras de
construcción de acero, cascos de buques, somieres y horquillas.

ACEROS ALEADOS
Estos aceros contienen un proporción determinada de vanadio, molibdeno y otros
elementos, además de cantidades mayores de manganeso, silicio y cobre que los
aceros al carbono normales. Estos aceros de aleación se pueden subclasificar en :
Estructurales Son aquellos aceros que se emplean para diversas partes de
máquinas, tales como engranajes, ejes y palancas. Además se
utilizan en las estructuras de edificios, construcción de chasis de
automóviles, puentes, barcos y semejantes. El contenido de la
aleación varía desde 0,25% a un 6%.
Para Aceros de alta calidad que se emplean en herramientas para
Herramientas cortar y modelar metales y no-metales. Por lo tanto, son
materiales empleados para cortar y construir herramientas tales
como taladros, escariadores, fresas, terrajas y machos de roscar.

Especiales Los Aceros de Aleación especiales son los aceros inoxidables y
aquellos con un contenido de cromo generalmente superior al
12%. Estos aceros de gran dureza y alta resistencia a las altas
temperaturas y a la corrosión, se emplean en turbinas de vapor,
engranajes, ejes y rodamientos.
ACEROS DE BAJA ALEACIÓN ULTRARRESISTENTES:
Esta familia es la más reciente de las cuatro grandes clases de acero. Los
aceros de baja aleación son más baratos que los aceros aleados
convencionales ya que contienen cantidades menores de los costosos
elementos de aleación. Sin embargo, reciben un tratamiento especial que les
da una resistencia mucho mayor que la del acero al carbono. Por ejemplo,
los vagones de mercancías fabricados con aceros de baja aleación pueden
transportar cargas más grandes porque sus paredes son más delgadas que
lo que sería necesario en caso de emplear acero al carbono. Además, como
los vagones de acero de baja aleación pesan menos, las cargas pueden ser
más pesadas. En la actualidad se construyen muchos edificios con
estructuras de aceros de baja aleación. Las vigas pueden ser más delgadas
sin disminuir su resistencia, logrando un mayor espacio interior en los
edificios.

ACERO INOXIDABLE

Los aceros inoxidables contienen cromo, níquel y otros elementos de
aleación, que los mantienen brillantes y resistentes a la herrumbre y
oxidación a pesar de la acción de la humedad o de ácidos y gases
corrosivos. Algunos aceros inoxidables son muy duros; otros son muy
resistentes y mantienen esa resistencia durante largos periodos a
temperaturas extremas. Debido a sus superficies brillantes, en arquitectura
se emplean muchas veces con fines decorativos. El acero inoxidable se
utiliza para las tuberías y tanques de refinerías de petróleo o plantas
químicas, para los fuselajes de los aviones o para cápsulas espaciales.
También se usa para fabricar instrumentos y equipos quirúrgicos, o para fijar
o sustituir huesos rotos, ya que resiste a la acción de los fluidos corporales.
En cocinas y zonas de preparación de alimentos los utensilios son a menudo
de acero inoxidable, ya que no oscurece los alimentos y pueden limpiarse
con facilidad.
Acero Dimensionado
Definición:
Acero Dimensionado es un sistema integral, que diseña, produce y entrega el
fierro de construcción cortado y doblado según las necesidades de cada
obra. Los altos estándares de producción y la tecnología de última
generación.

Usos:
Son Barras de Construcción, previamente preparadas, de acuerdo a los
requerimientos del cliente en lo referente a los distintos largos indicados en
los planos. En Construcción Civil, basados en los planos estructurales de una
obra, se desarrolla la lista de despiece. Esto permite optimizar cortes y
dobleces, lo que significa ahorro en tiempo y materiales
PROPIEDADES MECANICAS:
Corresponden a las de la Barra de Construcción según ASTM A-615 GRADO 60.
DIMENSIONES Y PESOS NOMINALES:
Corresponden a los distintos largos que una obra requiere, pudiendo llegar a los 18
metros. Esto reduce las mermas por traslape de barras. El material llega
debidamente empacado y codificado listo para ser instalado.
BARRAS CORRUGADAS 4.7 mm:
Descripción: Varillas de acero corrugados obtenidas por conformado en frio. Usos:
Para refuerzos de concreto armado, como refuerzo de temperatura, en losas y
muros de contención.
Acero en la Antigüedad:

No se conoce con exactitud la fecha en que se descubrió la técnica de fundir
mineral de hierro para producir un metal susceptible de ser utilizado. Los primeros
utensilios de hierro descubiertos por los arqueólogos en Egipto datan del año
3.000 a.C., y se sabe que antes de esa época se empleaban adornos de hierro.
Los griegos ya conocían hacia el 1.000 a.C. la técnica, de cierta complejidad, para
endurecer armas de hierro mediante tratamiento térmico.

Las aleaciones producidas por los primeros artesanos del hierro (y, de hecho,
todas las aleaciones de hierro fabricadas hasta el siglo XIV d.C.) se clasificarían en
la actualidad como hierro forjado. Para producir esas aleaciones se calentaba una
masa de mineral de hierro y carbón vegetal en un horno o forja con tiro forzado.
Ese tratamiento reducía el mineral a una masa esponjosa de hierro metálico llena
de una escoria formada por impurezas metálicas y cenizas de carbón vegetal. Esta
esponja de hierro se retiraba mientras permanecía incandescente y se golpeaba
con pesados martillos para expulsar la escoria y soldar y consolidar el hierro. El
hierro producido en esas condiciones solía contener un 3% de partículas de
escoria y un 0,1% de otras impurezas. En ocasiones esta técnica de fabricación
producía accidentalmente auténtico acero en lugar de hierro forjado. Los artesanos
del hierro aprendieron a fabricar acero calentando hierro forjado y carbón vegetal
en recipientes de arcilla durante varios días, con lo que el hierro absorbía suficiente
carbono para convertirse en acero auténtico.

Después del siglo XIV se aumentó el tamaño de los hornos utilizados para la
fundición y se incrementó el tiro para forzar el paso de los gases de combustión
por la carga o mezcla de materias primas. En estos hornos de mayor tamaño el
mineral de hierro de la parte superior del horno se reducía a hierro metálico y a
continuación absorbía más carbono como resultado de los gases que lo
atravesaban. El producto de estos hornos era el llamado arrabio, una aleación que
funde a una temperatura menor que el acero o el hierro forjado. El arrabio se
refinaba después para fabricar acero.

La producción moderna de acero emplea altos hornos que son modelos
perfeccionados de los usados antiguamente. Desde la década de 1960 funcionan
varios minihornos que emplean electricidad para producir acero a partir de
chatarra. Sin embargo, las grandes instalaciones de altos hornos continúan siendo
esenciales para producir acero a partir de mineral de hierro.
Acero en la actualidad:

Construcción en acero es aquella construcción en que la mayor parte de los
elementos simples o compuestos que constituyen la parte estructural son de acero.
En el caso en que los elementos de acero se constituyan en elementos que soportan
principalmente las solicitaciones de tracción de una estructura mientras que el
hormigón (o concreto) toma las solicitaciones de compresión la construcción es de
hormigón armado o concreto reforzado. Esa solución constructiva a pesar de
contener acero en forma de hierro redondo no se incluye dentro de la definición de
Construcción en Acero. Cuando conviven en una misma construcción elementos
simples o compuestos de acero con los de hormigón armado la construcción se
denomina mixta (acero-hormigón armado).

Las Estructuras Metálicas constituyen un sistema constructivo muy difundido en
varios países, cuyo empleo suele crecer en función de la industrialización alcanzada
en la región o país donde se utiliza.

Se lo elige por sus ventajas en plazos de obra, relación coste de mano de obra –
coste de materiales, financiación, etc.
Las estructuras metálicas poseen una gran capacidad resistente por el empleo de
acero. Esto le confiere la posibilidad de lograr soluciones de gran envergadura, como
cubrir grandes luces, cargas importantes.

Al ser sus piezas prefabricadas, y con medios de unión de gran flexibilidad, se
acortan los plazos de obras significativamente.

La estructura característica es la de entramados con nudos articulados, con vigas
simplemente apoyadas o continuas, con complementos singulares de celosía para
arriostrar el conjunto.
En algunos casos particulares se emplean esquemas de nudos rígidos, pues la
reducción de material conlleva un mayor coste unitario y plazos y controles de
ejecución más amplios. Las soluciones de nudos rígidos cada vez van empleándose
más conforme la tecnificación avanza, y el empleo de tornillería para uniones,
combinados a veces con resinas.

El uso de hierro en la construcción se remonta a los tiempos de la Antigua Grecia; se
han encontrado algunos templos donde ya se utilizaban vigas de hierro forjado.
En la Edad Media se empleaban elementos de hierro en las naves laterales de las
catedrales.
Pero, en verdad, comienza a usarse el hierro como elemento estructural en el siglo
XVIII; en 1706 se fabrican en Inglaterra las columnas de fundición de hierro para la
construcción de la Cámara de los Comunes en Londres.

El hierro irrumpe en el siglo XIX dando nacimiento a una nueva arquitectura, se erige
en protagonista a partir de la Revolución Industrial, llegando a su auge con la
producción estandarizada de piezas. Aparece el perfil "doble T" en 1836,
reemplazando a la madera y revoluciona la industria de la construcción creando las
bases de la fabricación de piezas en serie.

Existen tres obras
significativas del siglo XIX
exponentes de esa
revolución: La primera es
el Palacio de Cristal, de
Joseph Paxton, construida
en Londres en 1851 para
la Exposición Universal;
esta obra representa un
hito al resolver
estructuralmente y
mediante procesos de
prefabricación el armado y
desarmado, y establece una relación novedosa entre los medios técnicos y los fines
expresivos del edificio. En su concepción establece de manera premonitoria la
utilización del vidrio como piel principal de sus fachadas.

En esa Exposición de París de 1889, el ingeniero Ch. Duter presenta su diseño la
Calerie des Machine, un edificio que descubre las ventajas plásticas del metal con
una estructura ligera y mínima que permite alcanzar grandes luces con una
transparencia nunca lograda antes.

Otra obra ejecutada con hierro, protagonista que renueva y modifica formalmente
la arquitectura antes de despuntar el siglo XX es la famosa Torre Eiffel (París,
Francia).
El metal en la construcción precede al hormigón; estas construcciones poseían
autonomía propia complementándose con materiales pétreos, cerámicos, cales, etc.
Con la aparición del concreto, nace esta asociación con el metal dando lugar al
hormigón armado.
Todas las estructuras metálicas requieren decimentaciones de hormigón, y
usualmente se ejecutan losas, forjados, en este material.

Actualmente el uso del acero se asocia a edificios con características singulares ya
sea por su diseño como por la magnitud de luces a cubrir, de altura o en
construcciones deportivas (estadios) o plantas industriales.
Fabricación :

El proceso de producción del acero se inicia con el Proceso de Reducción
Directa y el Proceso de Fragmentación de Metálicos, realizados en nuestra
Planta de Pisco

Mediante el Proceso de Reducción Directa se extrae el oxígeno del mineral
de hierro, obteniéndose como resultado el hierro esponja, insumo de la más
alta calidad para la fabricación de nuestro acero.

Asimismo, mediante el Proceso de Fragmentación de Metálicos, se procesa
el acero en desuso reciclado, obteniéndose el acero reciclado fragmentado,
otro de los insumos para la fabricación del acero.

Ambos insumos, el hierro esponja y el acero reciclado fragmentado, pasan
luego a través del Proceso de Acería, donde se realiza la fusión de éstos a
grandes temperaturas en nuestro horno eléctrico. Luego de 35 minutos de
fusión se obtiene el acero líquido, el cual pasa luego por una etapa de
"afino", en el horno cuchara, que permite que el acero alcance un mayor
grado de homogeneidad y mayor calidad al momento de ajustar su
composición química.

Posteriormente, mediante la buza u orificio ubicado en la base de la cuchara,
el acero pasa a la colada continua, formada por 4 líneas de colada, en los
que se le brinda al acero refrigeración para solidificarlo superficialmente.
Estas barras solidificadas son cortadas obteniéndose así las palanquillas, el
producto final de la acería y la materia prima para la laminación.

Las palanquillas, luego atraviesan el Proceso de Laminación en nuestra
Planta de Pisco, donde primero son recalentadas, para luego pasar a través
de los rodillos de desbaste y acabado para formar los diversos productos
terminados.
Ventajas:

Alta resistencia: Su alta resistencia en relación a su peso, permite la
elaboración de estructuras ligeras, las cuales sin acero aumentarían
drásticamente sus dimensiones. Es esta alta resistencia tanto a compresión
como a tracción lo que permite a las vigas obtener una notable resistencia a
flexión.

Elasticidad: Su comportamiento es prácticamente linealmente elástico,
cumpliendo con la ley de Hooke hasta cierto punto donde los esfuerzos ya
son considerables.

Tenacidad: Enorme capacidad de absorción de energía.

Ductilidad: Esta cualidad dota al acero con la capacidad de deformarse
considerablemente antes de entrar a un estado plástico o de rotura. Esta
característica permite que los elementos estructurales de hormigón armado
avisen su falla mediante agrietamientos.

Reciclable: El acero es reciclable en un 100% además de ser totalmente
degradable.

Desventajas:

Corrosión: Este sería el principal inconveniente del acero, y es que cuando
se encuentra a la intemperie este se corroe con facilidad, por esto simple se
trata de proveerle con un recubrimiento, ya sea de un espesor de hormigón o
de algún material dedicado para esto.

Endotérmico: Las estructuras en acero o con partes en acero, propagan
fácilmente el calor debido a las propiedades físicas de este material, y en
caso de incendio las altas temperaturas se propagarán fácilmente por la
estructura haciendo que falle más rápido.
Empresas:
* Aceros Arequipa

* Aceros del Perú
*Siderperu

Conclusión:
Estas características componen las ventajas y desventajas primarias del
acero, el cual es un material de construcción digno de uso y respeto ya que
debido a este podemos traer a la realidad grandes ideas de diseño que
desafían los límites de ciertos materiales de construcción.
Ejemplos de Acero Dimensionado:

1. Planchas y Bobinas 2. Perfiles 3. Ejes y Barras

4. Barras de Construcción 5. Alambrón 6. Vigas

7. Tubos de Aceros 8. Soldadura 9. Balletas y accesorios

10. Rieles de Corredera 11. Perfiles Estructurales