You are on page 1of 4

CUENTO EDUCATIVO ORIGINAL

• Daniel Aguilar
• Tábata Bueno
• Tania Huidobro
• Miguel Santacoloma
• César Solís

“La gran aventura de la abuela Carmelita”
Idea
Trabajar el miedo y la inseguridad provocado por los más jóvenes a los adultos
mayores, con respecto al uso de la tecnología, específicamente al uso del
ordenador.

Personajes
Abuelita Carmelita, Pedro, Ratón de ordenador

Sinopsis
La abuela Carmelita tiene miedo de tocar el ordenador por miedo de dañarlo, ya
que su nieto Pedro siempre le dice lo mismo cuando ella se interesa en aprender a
usarlo. Un día la abuela toca el ordenador y entra en él. Ella está súper asustada y
no sabe que hacer, pero poco a poco vivirá una aventura dentro del ordenador la
cual la llevará a aprender y hacer amigos, pero sobre todo a no tener miedo.

Cuento
Esta es la historia de Carmelita, una abuelita que vivía en su casita con su nieto
Pedro en un pueblo muy muy lejano, pero muy bien comunicado. Carmelita era
una señora muy agradable, le gustaba hornear pasteles y cuidar sus flores; quería
mucho a su nieto y Pedro a ella. Carmelita cuidaba de la casa mientras Pedro iba
al instituto; se tenían el uno al otro y compartían muchos momentos juntos

A pesar de su buena relación, no todo siempre era felicidad, pues Pedro tenía
prohibido a su abuelita acercarse al ordenador, ya que según él, podía
descomponerlo. Esta situación le había causado un gran miedo a Carmelita, quien
pensaba que el ordenador era un aparato muy complicado y “maligno”. Por
supuesto que Pedro no sabía que cada vez que le decía a Carmelita que no se
acercara, provocaba este temor que cada día iba aumentando, al mismo que su
relación se iba “desgastando”, pero sobre todo Pedro no sabía que generaba en
su abuela una gran inseguridad.

Cierto día que Pedro se encontraba utilizando el ordenador, recibió una llamada
de Lucas, su mejor amigo para que fuera a jugar futbol. Pedro salió muy de prisa
despidiéndose de su abuelita y diciéndole que volvería más tarde.
Carmelita, que estaba mirando un viejo libro de recetas, sólo escuchó a Pedro
despedirse y cerrar la puerta, trató de alcanzarle, más ya no pudo y regresó a su

entonces al pasar por el dormitorio de Pedro se dio cuenta que el ordenador estaba encendido.fue el mensaje reparador de Mouser . que la había seguido sigilosamente. . extraños objetos comenzaron a pasar a su alrededor. Todo era muy extraño. . en el que ella nunca se imaginó que podría estar. soy el único aliado que tienes en este universo. nuevamente se acerca. era una oportunidad para vencer el miedo que la máquina provocaba en ella y demostrar que podía usarla sin hacerle daño. En eso estaba la anciana.-dijo la voz casi robótica del ratón. Inesperadamente del ordenador salió una luz y de pronto Carmelita sin saber como. confía en mí. sabía que su nieto no iba a volver pronto. Asustada.habitación. soy tu escudero ante software y hardware. tenía la sensación de que todo estaba unido y funcionaba de esa forma. soy Mouser. de un impulso la tocó. Al ver la angustia de la abuela. No puedo caer de inocente y acercarme a esta máquina como si fuera cualquier licuadora. se encontraba en un lugar extraño. Cómo es que me atrevo a tocar este aparato. Como la receta del pastel de chocolate. cuando de pronto escuchó una voz que salía del ratón: . tú eres la que me controla. yo solo sigo tus órdenes. -Carmelita. Bajo un ataque de nervios y de un grito súbito carmelita vociferó. conforme se acercó miró que eran como cartas aladas que avanzaban raudamente de un lado a otro. Además. ratón guía y hada madrina informática. Sintió una gran tentación al mirar la pantalla brillar y después de varios intentos y vaciladas pudo sentarse frente a éste tal y como siempre miraba a Pedro hacerlo. Vengo acá para soportar tus penas computacionales. Vengo a ayudarte.Pero si yo ya estoy muy vieja para esto. Carmelita. Mouser. Carmelita. componente del ordenador.¡Santa Teresa Perpetua! Este bicharraco me está hablando. como atrapada en un caleidoscopio. Su desesperación aumentaba y sólo quería salir de este extraño mundo. Algo confundida se sentó. la abuelita trató de correr y se encontró con muchas puertas cerradas las cuales no consiguió abrir. De pronto mientras avanzaba. Carmelita. Se quedó un momento atemorizada mirando. no seamos tan ingenuas. Atemorizada. ningún ingrediente puede faltar en la mezcla. volver a sus flores y recetas.acusó algo desorientada la abuelita. pensó en la razón que tenía Pedro al decirle que no debía acercase al ordenador.Bip bip bip bip.

como quien prueba por primera vez el chocolate.Vale. prueba. Por eso le temo... . no haré nada que no me pidas.fue la exigencia de la octogenaria.preguntó la anciana. donde explotan bombas y soldados ponían banderas arriesgando sus vidas. en el ordenador. Solo debes golpearla dos veces. Una puerta pesada y antigua se abrió. .Mouser. imágenes.respondió el sabio ratón. con el tono en que los padres responden a sus hijos. esto es más fácil de lo que imaginaba. pon tus manos sobre mi dorso que vamos a navegar este planeta informático. Pero muéstrame más. Me gusta esa puerta que dice Juegos.. .Te pido que me expliques que son estas puertas que no logro pasar.Entiendo. Emocionada pero inquieta por la posible llegada de su nieto. el nunca me cuenta nada de lo que pasa acá. La abuela cierra rápidamente la puerta y mira al ratón.Esto no parece un juego sino una guerra. entiendo o eso creo. . son entradas a la mayor biblioteca conocida. galerías fotográficas de su nieto y bibliotecas con un sin fin de libros. tuvo mucho interés en acompañar a la dama. es una simulación.- respondió el ratón. la abuela quiso regresar a la realidad.augura. que es como cuando de pequeños jugábamos a la guerra.refirió Carmelita. Eso quiere decir que es simulado. -Carmelita. pasa lo mismo. Acá.advirtió Carmelita. . . experiencias. señor Mouser. -Son los archivos del ordenador – le explicaba el ratón al navegar por estos múltiples escenarios. Mi nieto debe jugar esto. Carmelita asomando la cabeza miró asombrada un paisaje bélico. probaré con ella. así que juntos emprendieron el viaje a través de extraños mundos donde Carmelita encontró un cine el cual proyectaba películas en donde su familia era la protagonista. a dónde me has metido señor Mouser. ya te dije.Esas puertas guardan tesoros.alegó Mouse con tono aventurero. . información. Uh! – Carmelita pensó que no quería entrometerse en la vida de Pedro y encontrar algún secreto. Mouser era muy servicial. No es real..Claro que sí.Este mundo es virtual querida Carmelita.. .. ¿Puedo confiar en ti?.

Como todo camino. da la vuelta y sal como entraste. Con esto. A partir de ese momento ambos compartieron la experiencia de utilizar el ordenador.dijo la abuelita con tono de complicidad. -Pero ya quiero ir al mundo real.¡Mierda! Dónde está esta foto…! – grita Pedro. este ha sido un viaje revelador.. mira el ordenador y con seguridad le dice a su nieto: . . para regresar.. a mis quehaceres y mi hogar. mientras su nieto estaba en clases y el niño hacía sus deberes mientras ella preparaba las nuevas recetas que había aprendido . La abuela buscaba recetas a través de Internet.Mouser.respondió Mouser. Casi como mi primer encuentro con la cocina. . solo debo tocar algo… Es en este momento donde el ratón le extiende su mano para despedirse y con gesto de gratitud en el rostro. La abuela se acerca. la abuelita pensó. Pedro enseñó a su abuelita. la abuela pierde el miedo y lo toca. que antes la había transportado a través de la pantalla y la devuelve a la habitación del ordenador. mientras confesaba. causando una enorme sorpresa en la mirada de su nieto.. quien de vez en cuando viajaba con su amigo Mouser a seguir aprendiendo para luego sorprender a su nieto. Como una veleta llevada por el viento a puerto.Búscala en la galería de tus favoritos – dice Carmelita. nuevamente aparece el rayo de luz. Momentos más tarde Carmelita miró desde la cocina cómo su nieto grita de rabia al no poder conseguir algo en el ordenador. -Vale.