You are on page 1of 1

Salomón fue un Rey de Israel, hijo y sucesor

del Rey David, gobernando el estado judío
por cuatro décadas, desde el año 970 A.C.
hasta el 930 A.C. Por varias cuestiones
Salomón sería inolvidable en la historia de
Israel, entre ellas se destacan: los
importantes proyectos de construcción que
desarrolló, tal es el caso del templo de
Jerusalén, por el importante harem que lo
rodeó, por su enorme riqueza y la sabiduría
que disponía, entre otras cuestiones.
Cuando salomón se hizo cargo del reino que
dejó vacante su padre David al morir, el
reino contaba con un importantísimo
territorio que iba desde la Frontera con
Egipto hasta la Mesopotamia.
Cuando salomón se hizo cargo del reino que
dejó vacante su padre David al morir, el
reino contaba con un importantí simo
territorio que iba desde la Frontera con
Egipto hasta la Mesopotamia.
Salomón nació en Jerusalén en el año 1011
A.C.
Sus padres fueron como dijimos el Rey
David y su madre Betsabé
Recordemos que David había sido castigado
por Dios con la muerte de su primer hijo
por haber mantenido relaciones con
Betsabé mientras ella se hallaba casada con
otro hombre.

La historia de Salomón se encuentra narrada en dos libros del Antiguo Testamento: I Reyes
y II Crónicas.
David, antes de morir y por pedido de su esposa y del profeta Natán declaró a Salomón
como su sucesor.
Su hermano Adonias también le disputaba el trono pero finalmente el premio de gobernar
Israel quedó determinado para Salomón.

Cuando finalmente su padre muere, Salomón, asumirá el trono y contando con el apoyo de
su madre, del profeta Natán, del sumo sacerdote y del general Banaías es que decidirá
matar a sus enemigos políticos, incluyendo entre estos a su propio hermano Adonias y al
general Joab.
Su estrategia para contribuir a una gestión armónica fu e mantener relaciones amistosas con
los reinos vecinos como ser Egipto, Fenicia, Arabia y Damasco, entre otros.
Este escenario de paz también permitió que el país se desarrollase económica y
culturalmente en gran escala.