You are on page 1of 4

UNIVERSIDAD TÉCNICA DE MACHALA

Calidad, Pertinencia y Calidez
UNIDAD ACADÉMICA DE CIENCIAS QUÍMICAS Y DE LA SALUD
CARRERA DE CIENCIAS MÉDICAS

INFORME
ESTUDIANTE:
Michelle Solange Macías Ortiz

CICLO:
Tercer Semestre “C”

TEMA: CROMOBLASTOMICOSIS

ASIGNATURA:
Parasitología

DOCENTE:
BQF. María José Guerrero

2016

verrucosa. Como sucede en otras micosis subcutáneas. pedrosoi. que no usa calzado y por lo tanto en quienes las heridas con vegetales o algún otro material contaminado son comunes y repetitivas. causada por hongos dematiáceos. Los principales agentes causantes de cromoblastomicosis son Fonsecaea pedrosoi. la mayoría de casos son producidos por F. especialmente entre la gente que vive en el medio rural. carrionii. El tipo verrugoso de la enfermedad es más común en hombres que en mujeres. en general que F. De este grupo de agentes el más frecuente es F. Ocasionalmente han sido reportados otros hongos dematiáceos. Estos organismos se han aislado de materia vegetal en descomposición. de la madera y del suelo. Se considera. carrionii. carrionii. esta diferencia se ha atribuido principalmente a que el hombre tiene mayores posibilidades de contacto con los agentes causales. La cromoblastomicosis es muy común en México . pedrosoi. Recientemente se han llevado a cabo trabajos que tienen como objetivos determinar si las hormonas sexuales juegan un papel decisivo en la diferencia de incidencia. en donde el principal agente es F. Aunque los agentes causales descritos tienen en general una distribución cosmopolita. a pesar de que los niños están expuestos al mismo ambiente que los adultos. y la localización corporal predominante son los pies y piernas. la enfermedad se reporta con mayor frecuencia en países con clima tropical y subtropical. En Australia y Sudáfrica el agente más común es C. pedrosoi y P. F. Cuba y República Dominicana. compacta. Phialophora verrucosa yCladophialophora (antes Cladosporium) carrionii. y en clima semidesértico. pedrosoi es el agente predominante en zonas de clima cálido y húmedo. Con menor frecuencia se han observado casos de cromoblastomicosis causados por Rhinocladiella aquaspersa. Etiología. . el término cromoblastomicosis se refiere a una micosis que afecta la piel y el tejido subcutáneo. En Venezuela (estados de Lara y Falcón). La enfermedad se presenta con mayor frecuencia en adultos. Epidemiología. En Colombia y Ecuador. los hongos causantes de esta enfermedad tienen como vía de entrada la piel que ha sufrido una herida (inoculación traumática). C. y los principales sitios de infección son el tronco y los hombros. CROMOBLASTOMICOSIS En sinonimia con cromomicosis y dermatitis verrugosa. el agente principal es C.

. son productos biológicos que pueden examinarse en una preparación con hidróxido de potasio. Con el tiempo aparecen otras lesiones en la misma zona o en áreas adyacentes. Las lesiones de cromoblastomicosis causan pocos síntomas: principalmente prurito y dolor moderado. puede observarse una lesión elevada con un borde eritematoso que se extiende. aumenta la descamación y en la piel se aprecia una coloración rojiza a grisácea. material aspirado y de biopsia. de pared gruesa y pigmentada. que pueden estar cubiertas de material hemato-purulento. con afección de los vasos linfáticos locales. únicas o en grupos. elevada. costras. Es relativamente fácil observar elementos hifales deformes. Si la pared del tórax se encuentra afectada.Examen directo. En estos casos hay exudado purulento. frecuentemente están asociadas a úlceras provocadas por infecciones bacterianas secundarias. Después de varios años. Diagnóstico de laboratorio. eritematosa y no pruriginosa. En raras ocasiones puede presentarse diseminación hematógena. Se considera que la enfermedad tiene un largo periodo de incubación y que posiblemente se requieran traumatismos repetidos para que se desencadene la infección. ramificados. Además de la forma verrugosa. Las escamas de piel. También se observan los cuerpos muriformes que son estructuras de 4 . con un borde activo elevado. se observan lesiones pedunculadas y verrugosas. El centro de esta lesión cicatriza. células muriformes.Cuadro Clínico. aplanado o papular.12 µm. pero lo más frecuente es que estas crezcan y se agrupen. pigmentados de color marrón. y generalmente se trata de una pápula pequeña. con uno o más planos de división. las lesiones tienden a hipertrofiarse. No hay alteración del estado general del paciente. monedas de cobre o esclerotes de Mediar”. Las lesiones localizadas en áreas expuestas a traumatismos. existe una segunda forma clínica de la enfermedad. No hay invasión a huesos o músculos. En la mayoría de casos la infección permanece limitada al sitio de infección inicial. las lesiones son de lento crecimiento y por lo tanto los pacientes no solicitan atención médica en las etapas tempranas de la enfermedad. de tipo anular.3 centímetros. En esta etapa. con aspecto de florecillas de coliflor. En los casos crónicos pueden observarse lesiones en todas las etapas de evolución. en el tejido infectado se encuentran las estructuras fúngicas conocidas como “células escleróticas. Puede observarse descamación y en las escamas se encuentran los microscópicos elementos hifales tortuosos. con olor fétido. Puede haber diseminación periférica y/o cicatrización en el centro de las lesiones. La lesión inicial aparece en el sitio de inoculación. la superficie presenta pequeñas úlceras de 1 mm de diámetro. principalmente en extremidades inferiores. La mayoría de las lesiones se encuentra en áreas expuestas. . de 1 .

Todos los pacientes deben ser sometidos a tratamiento. . Itraconazol. aunque con resultados limitados. ya que la curación espontánea es rara. bien delimitadas. Ante lesiones pequeñas.Tratamiento. se ha utilizado anfotericina B. sobre todo con cultivo y estudio histopatológico periódicos. es aconsejable la extirpación quirúrgica. con tratamiento antifúngico pre y postquirúrgico. En el caso de lesiones extensas. abarcando un amplio margen de tejido sano. Las dosis y el tiempo de tratamiento deben adecuarse a cada paciente y a la cura clínica y microbiológica. Terbinafina y Pozaconazol han sido los medicamentos con mejor eficacia.