You are on page 1of 8

LA PSICOLOGÍA FRENTE A LOS DESAFÍOS DEL DESARROLLO HUMANO.

Ps. Wilson Vidal.

La preocupación por el Desarrollo Humano tiene raíces muy profundas en la historia
humana. Quizá ya se le pueda encontrar en los escritos del viejo Aristóteles, quien utilizó el
concepto de “virtud cívica” y señaló que esta virtud era consustancial a la naturaleza
humana, y que consiste en la existencia, en todos los hombres, de una tendencia intrínseca
hacia la búsqueda del bien común. Por cierto, Aristóteles no se enfrentaba a las
complejidades de la sociedad moderna, ni mucho menos a una historia de evolución
democrática que, aunque en el caso de nuestra sociedad es extraordinariamente breve, ha
tenido tanto que ver con la instalación del ideal de la democracia moderna entre nosotros.
Finalmente, las ideas de Aristóteles se han convertido más que nada en un referente moral,
y tal vez sea necesario comenzar considerando este concepto en ese nivel de
conocimiento.

No existe un concepto universal del Desarrollo Humano, pero se ha dicho que consiste
en el desarrollo de las capacidades humanas, así como también en las oportunidades de
mejoramiento de la calidad de vida que pueden experimentar las personas. Se ha vinculado
el concepto con las capacidades de las personas y las asociaciones para ser agentes de su
calidad de vida. Se ha señalado que es un concepto inclusivo, que involucra tanto los
niveles de la organización social y política, como los de la convivencia diaria y la conducta
individual, todo lo cual se orienta hacia el desarrollo de capacidades humanas y hacia una
mayor soberanía de las personas en la construcción de un modo de vida de calidad
humana. Precisamente el propósito de este trabajo es hacer una revisión panorámica de
este concepto en estos diferentes niveles y así identificar algunas de sus implicancias más
importantes para la Psicología.

DESARROLLO HUMANO EN UN NIVEL MORAL
Comencemos este recorrido en el nivel moral. Es necesario señalar que el concepto
de Desarrollo Humano no alude a algún campo disciplinar específico, sino que es un
concepto valórico transversal a una diversidad de ellos. Es un concepto que por mucho
tiempo los psicólogos hemos tenido muy cerca de nuestro quehacer, pero quizá no lo
hemos apreciado suficientemente. Puede que esa falta de apreciación se deba a que en un
cierto sentido es un concepto incómodo, que nos obliga a plantearnos las implicancias
valóricas de las cosas, y por mucho tiempo los psicólogos hemos pretendido que se puede
investigar y ser profesionales de lo humano dando la espalda a los valores. Pero desde
hace ya un tiempo sabemos que no es posible una ciencia del comportamiento desprovista
de valores y por lo tanto no podemos seguir ignorando un concepto de este tipo.

A partir de lo señalado antes, en el plano moral podemos entender el Desarrollo
Humano como un proceso progresivo de humanización del modo de vida compartido por
una comunidad humana. Visto de esta manera, el desarrollo humano es una dimensión que
se asigna al modo de vida y no sólo a los individuos. Implica que el modo de vida existe
para las personas, no al revés, y que según si las reglas de su constitución maximizan la
calidad de vida de todos, entonces decimos que promueve el Desarrollo Humano. Por
cierto la manera de constituir el modo de vida es un fenómeno colectivo, que llevamos a
cabo entre todos y a cada momento de nuestra cotidianeidad. En este proceso los seres

Después de todo. El concepto mismo de Desarrollo Humano tal vez adquiere sentido sólo en occidente y en los países en desarrollo que están bajo la influencia de occidente (del mismo modo que el concepto de derechos humanos). Los ejemplos históricos de materialización de esta propuesta mostraron que el precio a pagar para sostener el modelo de planificación central eran la libertad y la autonomía de los individuos y las comunidades. La idea misma de desarrollo ha estado inspirada en premisas de este tipo. la constitución del modo de vida y. el triunfo de la voluntad sobre la adversidad. y contribuyó a la emergencia de lo que se ha dado en llamar la modernización de la sociedad. nuestros valores. y otros que al mismo tiempo fueron motor de progreso. Tal vez por eso mismo. la confrontación entre el modelo del Estado administrador y el de libre mercado era sólo superficial. Esta visión fue enfrentada políticamente. Cabe mencionar entre ellas la visión de la vida en constante progreso. En otras palabras. Es un concepto que probablemente nace como respuesta a los efectos de la teoría económica liberal. pero también trajo inequidad y exclusión para importantes sectores de las sociedades occidentales. nuestras actitudes y nuestra capacidad de participar en el mundo social en que vivimos. En último término. la confianza en la voluntad humana como motor de desarrollo. Esta es la dimensión moral básica del Desarrollo Humano. consecuentemente. muchas veces atribuidas al individuo como defectos de su responsabilidad. ambos modelos compartían dos premisas fundamentales. Desde luego. el Desarrollo Humano. 2 humanos ponemos en juego nuestro comportamiento. El libre mercado trajo consigo crecimiento económico. Mientras tanto. la autonomía. la valoración de la autonomía individual. la incapacidad de ser exitoso en el logro de beneficios a partir de tales premisas fueron consideradas como anomalías. cuya promesa de que el libre mercado traería el desarrollo como consecuencia natural no se vio cabalmente reflejada por la realidad. dichas situaciones han sido vistas con indiferencia. la inequidad. en la constitución de un modo de vida de calidad humana. En eso radica la importancia de que los psicólogos nos hagamos cargo de que estamos involucrados. Todas estas premisas han inspirado grandes logros de la civilización occidental y se han convertido en fundamentos de la articulación del modo de vida en esa civilización y sus satélites. de aquello que estudiamos y con lo que trabajamos los psicólogos a diario. así como también la eficiencia económica. DESARROLLO HUMANO EN EL NIVEL POLÍTICO Dicho lo anterior. debido a que al menos en ciertos planos de la sociedad han sido tremendamente exitosas. la valoración de la racionalidad científico-tecnológica y la valoración del retorno a la inversión. por tanto. la reproducción de la pobreza. con las herramientas de nuestra profesión. oponiendo a la sociedad de libre mercado la ideología del Estado planificador y administrador del bien común. Pero hay una serie de premisas que son muy propias de la civilización occidental y que facilitaron el anclaje del libre mercado en la cultura. disminuyendo las oportunidades de calidad de vida para esos sectores. son situaciones en apariencia contrapuestas con valores como la responsabilidad individual. No se les vio como un elemento constitutivo del tipo de reglas que estaban inspirando la articulación del modo de vida. que consistían en . es necesario considerar el Desarrollo Humano desde un punto de vista político. son elementos ineludibles de toda forma de comportamiento humano y.

generalmente radicado en el Estado. y cualquier otra que se pueda identificar. El libre mercado se estableció como modelo de relaciones económicas. no sólo la económica y la política. tecnológico y de infraestructura en un plano derivado o secundario respecto de las necesidades humanas y la calidad de vida. sino también en la esfera de la soberanía personal. la de la asociación civil. decía en 1988 que era necesario re-pensar las estrategias de desarrollo. de la producción de cultura y varias otras esferas y que las responsabilidades por tales exclusiones no radican exclusivamente en el Estado. después del fin de la guerra fría el Estado en occidente evolucionó al ritmo de la postmodernidad. Es una propuesta que se inspira en una lógica diferente a las convencionales. Los modelos políticos prevalentes durante la guerra fría. Pudimos apreciar. A su vez. 49). como económico. prescribían un principio fundamental de organización del total de la sociedad. Pero hay otro elemento político que hace un poco más complejo el análisis de la evolución de este concepto. . que la exclusión no opera tan solo en la esfera económica ni en la política. que la sociedad moderna no se organiza en torno a un polo único de poder. la del bienestar físico y psicológico. el cual operaba como el gran organizador de las relaciones sociales. [tomando en cuenta] . Hoy en día discutimos en el plano político si se debe o no . de todas sus esferas. además de compartir la centralidad de los factores económicos compartían otro rasgo: eran modelos “totalizantes”. y la globalización produjo un debilitamiento de las fronteras y una ampliación del campo de acción económica. Además. Dube. de la mano con la democracia como modelo político. la interfaz entre los objetivos económicos y los culturales” (p. que más allá de la satisfacción de necesidades. y que dominaron los diversos aspectos de las culturas de la civilización occidental (el de libre mercado y el de planificación central). En ambos casos. . . Al complejizarse la comprensión de lo político en occidente y sus satélites. entonces. ya que propone situar a los factores económico. es decir. cultural. sino que los polos de poder son múltiples. de tal manera que las metas se definan “en términos de la satisfacción de las necesidades humanas y el aumento en la calidad de vida . esta propuesta supone que invertir las prioridades de esta manera no implica sacrificar el éxito económico. fuimos siendo progresivamente más capaces de pensar la sociedad en términos más complejos. sino en una diversidad de agencias de poder tanto político. un tema crucial es la posibilidad que tienen todos los ciudadanos de tener un proyecto de vida. de la asociación civil. Sin embargo. . Es en este contexto que se alzan voces para señalar que el diseño socio-político debería situar la calidad de vida y las necesidades humanas como la viga maestra o el objetivo central de sus esfuerzos. 3 situar a los factores económicos en el centro de sus diseños sociales y en considerar a lo propiamente humano como derivado del sistema económico. se entendía que el diseño social era organizado y administrado desde un único principio de poder. educativo y otros más. con la guía de pensadores como David Held. Dube va incluso un poco más allá y plantea que el diseño de la estructura institucional debería responder al servicio de las necesidades humanas y de la calidad de vida. de la Universidad de las Naciones Unidas. la manera de ponerlo en práctica cambió. En ese sentido fue una proposición novedosa en su momento. al tiempo que fue surgiendo lo que podríamos llamar el “Estado postmoderno”. sino la cultural. S.

así como también de valorar el crecimiento de las capacidades individuales y colectivas para ser agentes de la calidad de vida. a muchos más que experimentan algún grado de exclusión de las posibilidades de tener un proyecto de vida y de vivir con autonomía. se nos revelan como esferas de poder que pueden determinar la constitución del modo de vida. lo mismo le ocurre a miles de personas en el mundo del trabajo. un mayor nivel de empatía social es indispensable para hacer sostenible un diseño social en el que dichos valores animen las decisiones en diferentes niveles. la incertidumbre.CULTURAL También es necesario considerar el Desarrollo Humano en un nivel social y cultural. David Held (1997) ha propuesto que las democracias modernas se organizan en torno a dos principios fundamentales. Como se puede ver. Sin embargo. hoy los consideramos relevantes en la constitución del modo de vida democrático. donde quedan atrapadas en labores con remuneraciones de precaria subsistencia. Held señala que es necesario identificar todas las asimetrías de poder que tienen lugar en las diferentes esferas de la vida en sociedad y que pueden negar. Tenemos ahí. por lo que no pueden participar de las oportunidades que ofrece la democracia moderna. El mismo Dube (1988) ha propuesto que para lograr poner el Desarrollo Humano en el centro del diseño social se requiere un marco cultural en el que la satisfacción de las necesidades humanas y la calidad de vida se constituyan en valores comunes a todos los miembros de la sociedad. a ciertos ciudadanos la posibilidad de articular perspectivas de vida y emplear su autonomía en el esfuerzo por llevar a la práctica dichas perspectivas. se estableció como parte de la vida. las personas que han tenido un diagnóstico de esquizofrenia son víctimas de exclusión y de importantes asimetrías de poder. DESARROLLO HUMANO EN EL NIVEL SOCIAL . primero la posibilidad de cualquier ciudadano de tener un proyecto de vida y. a las víctimas de abusos en sus relaciones de intimidad. al tiempo que el Estado pierde su condición de regulador principal de la vida social. Según este autor. a las jóvenes que deben enfrentar la maternidad a temprana edad. la fragmentación y el individualismo parecen ir en aumento. si hemos de ocuparnos del Desarrollo Humano no podemos dejar de considerar de qué manera el contexto político afecta la vida de las personas y sus posibilidades. y los referentes sobre lo que es bueno para nuestro modo de vida ya no son absolutos ni están listados en un compendio que podamos aprender. que implica contribuir a la integración social y al desarrollo de una mayor capacidad colectiva de valorar la calidad de vida de todos. Pero tenemos obstáculos importantes para lograr aquello. de manera sistemática. no sólo la propia. o cuando mucho objeto de alguna discusión moral. Las guías de nuestro comportamiento en la sociedad se hacen cada vez más difusos y a menudo las personas articulan sus conductas “a tientas”. en fin. las cuales poco a poco. Esencialmente. 4 autorizar la píldora del día después. un desafío de gran envergadura. En otras palabras. nos estamos preocupando políticamente de los derechos y las posibilidades de una diversidad de personas en una diversidad de esferas de la vida. Sin embargo. . la autonomía. que son. entonces. De ahí que en las sociedades como la nuestra. segundo. Los valores se están construyendo y redefiniendo a cada momento. En la medida en que la sociedad moderna experimentó procesos crecientes de democratización y de secularización. los derechos de los homosexuales y una serie de temas que hace no más de 20 años se habrían considerado temas privados. Si miramos las cosas de esta manera. como lo señaló Lechner (1998). dificultando que nos organicemos en torno a valores como la satisfacción de las necesidades y la calidad de vida de todos.

Ese mismo principio ecológico puede ser aplicado a la convivencia social y al mundo del significado. rara vez escuchamos hablar de “consumo responsable” y. En la medida en que los miembros de la sociedad son capaces de reconocer estos efectos de sus comportamientos y hacerse cargo de ellos. Sin embargo. Hay cientos de miles de actos de poder arbitrarios en la cotidianeidad de nuestra sociedad. Los patrones de participación familiar en la educación pueden estar teniendo mucho que ver con el establecimiento de asimetrías en ese ámbito. que nos recuerdan una y otra vez que es el comportamiento humano el que está degradando el ambiente. con una mirada que propicie un creciente compromiso con el Desarrollo Humano. a menudo se alude a la responsabilidad social empresarial. Las organizaciones intermedias tienen la posibilidad de participar en la determinación de la agenda pública. de tal manera que la sustentabilidad de los modos de organización y de operación que adopten sea entendida desde dichos activos. a la vez que más pertinente a los requerimientos de la vida en una sociedad compleja y plural. en otras palabras es un proceso educacional en el cual “lo propiamente humano” se desarrolla. Las muy diversas formas en las que todos participamos en los “pequeños actos de corrupción” de la vida cotidiana podrían ser una base desde la que se desarrolla la gran corrupción. es necesario orientar los esfuerzos de las diversas profesiones vinculadas con el bienestar humano a lograr que estas organizaciones aumenten sus capacidades para tener un impacto educativo favorable al desarrollo de lo humano. perpetrados por ciudadanos perfectamente calificados para actuar de un modo más considerado con la autonomía de los demás. cuyo principal activo radica en los talentos y capacidades humanas. efectivas y comprometidas con la calidad de vida común. así como de poner en práctica modos de comportamiento y de relación que promueven transformaciones culturales. El permanente reclamo de los ecologistas. 5 Muy relacionado con el punto anterior. el papel que juegan las organizaciones intermedias como factores de integración y articulación social es fundamental. se debe también considerar el tema de la responsabilidad social. y por fortuna se están elaborando normas de acreditación tanto de dicha clase de responsabilidad como de comercio justo. la calidad de vida de todos se incrementa. El comportamiento de todos y cada uno de nosotros genera consecuencias sociales que pueden afectar la calidad de vida o los derechos de los demás. Berger y Luckman (2000) han planteado que en el proceso de búsqueda de sentido y orientación que tiene lugar en la sociedad moderna. Este desafío de participación profesional en organizaciones intermedias debería traducirse en acciones que tiendan. Tal vez este es el campo en que los profesionales y científicos de lo humano deberíamos centrar preferentemente nuestra atención. los patrones de consumo son muy relevantes en la estructuración de condiciones para el desarrollo humano en un mercado. a promover comunidades integradas. a promover organizaciones inteligentes. tanto individuales como colectivas. a promover estrategias integradoras de . Si esto es así. pero los toleramos y tal vez contribuimos a crear un entorno social en el que la arbitrariedad se fortalece. El abordaje de los desafíos al Desarrollo Humano que se plantean en el nivel social exigen un gran esfuerzo educacional. es una clara ilustración de este aspecto. capaces de participar en las decisiones que las afecten. tal como dice Dube. Por ejemplo. por ejemplo. Por cierto que el proceso mismo de reconocer y hacerse responsable de las consecuencias del comportamiento involucra un desarrollo de capacidades. a promover una educación más inclusiva y equitativa.

DESARROLLO HUMANO EN EL NIVEL INDIVIDUAL Sin embargo. 1998) de la vida moderna. Esto implica valorar la subjetividad y reconocer que existe una diversidad de maneras de asignar significado a las situaciones que nos corresponde vivir o proyectar. Esta pauta de comportamiento constituye uno de los fundamentos de la democracia y supone un acto de confianza en la naturaleza humana y su propensión hacia el bien. de tal manera que si dichas pautas de comportamiento son realizadas. pero creo que hasta aquí se logra ilustrar el molde de pensamiento que intentamos transmitir. Significa valorar esa diversidad y asumir que cada uno de nosotros no puede sino vivir sobre la base de hipótesis en vez de certezas. 1997) y hace posible asumir la incertidumbre (Lechner. tomando como guía las señales del mundo interno no-racional. Encaja en una sociedad compleja y diversa en que las diferentes esferas de poder social encuentran un límite legítimo en la soberanía personal. Significa articular el proyecto de vida en torno al modo de vida que “se quiere” tener y no en torno al que “se debe” tener. Se podrá reconocer en su enunciado las ideas de diversos autores destacados de la Psicología y. de tal manera que comprendemos nuestra perspectiva del mundo como tentativa y abierta tanto a la verificación como a la redefinición. Involucra utilizar la propia identidad y sus elementos no-racionales como fundamento para el proyecto de vida. cuando aprendemos a leer y escribir no sólo adquirimos nuevas habilidades. centraremos finalmente nuestra atención en el nivel de la experiencia individual. 6 habilitación social y ciudadana de aquellas personas que han visto restringida su autonomía psicológica para articular un proyecto de vida que les signifique bienestar existencial. Esta es una pauta de comportamiento que contribuye a la construcción de una sociedad diversa. tolerante. Implica desplazar los . este listado podría continuar. político y social descrito hasta aquí. se hace posible trazar algunas dimensiones de la existencia individual que pueden constituir vectores de Desarrollo Humano. Implica hacer uso de la libertad psicológica para funcionar de manera auténtica y congruente con las disposiciones básicas que cada uno ha articulado en su historia. la de innumerables profesionales dedicados al bienestar psicológico. hay que agregar que al ser realizadas en la relación social. También contribuye a crear un modo de vida en el que tienen lugar la autonomía y la diversidad de una sociedad compleja (Held. a fin de no aburrir a la audiencia. y capaz de acoger caminos diversos para la búsqueda del bien común. el crecimiento psicológico resultante de ellas adquiere una dimensión colectiva e impacta en la forma como se articula el modo de vida compartido. sino que accedemos a oportunidades de cambiar el nivel en el que desarrollamos nuestra vida. 2000) o la falta de sentido (Berger un Luckmann. (b) Funcionar de manera congruente con la propia identidad individual y colectiva. Sin embargo. posiblemente. En el contexto valórico. Las pautas a las que nos referiremos tienen este mismo carácter de creadoras de oportunidades. se crean condiciones de mejoramiento de las propias capacidades de crecimiento psicológico. de recursos de acceso a niveles de mayor calidad de vida. Como hemos señalado en otro lugar. En fin. Señalaremos un conjunto de pautas de comportamiento humano que tienen el potencial de promover la entrada de las personas en una especie de círculo virtuoso. (a) Abandono de las certezas y respeto por la pluralidad y la diversidad en las maneras de comprender y valorar el mundo humano.

(d) Funcionar con autonomía y capacidad de emprender proyectos significativos para las perspectivas de vida personal y colectiva. se vincula con la manera de entender las complejidades del poder en las sociedades modernas propuesta por Held (1997). Esto significa capacidad para identificar y corregir las condiciones que producen obstáculos a la calidad de vida. aunque con frecuencia se usa la expresión en un sentido más restringido del que se está empleando aquí. por lo cual exige la capacidad de abordar los conflictos con una visión consensual en vez de confrontacional. implica una manera proactiva de enfrentar la incertidumbre señalada por Lechner o la falta de sentido indicada por los mismos Berger y Luckmann. (e) Uso activo de los instrumentos de la racionalidad creativa para abordar los problemas y reorientar los procesos de construcción del modo de vida compartido. como alternativa a abordajes basados sólo en la tradición. Es una pauta de comportamiento que por definición enriquece el modo de vida compartido. articulando la búsqueda del bien personal con el bien de todos. En este caso. Desde luego. También se vincula con el llamado de Dube a establecer la empatía como rasgo compartido de una sociedad en desarrollo. Es una pauta de comportamiento que bien podría reflejar el concepto Aristotélico de “virtud cívica”. (f) Abordaje de los conflictos con una estrategia integrativa en vez que distributiva. así como a sus necesidades y proyecciones. o la propuesta de Berger y Luckmann de que las asociaciones y entidades de nivel intermedio son esenciales en la canalización de la autonomía en la sociedad. incluso cuando dichas condiciones se originan en el propio comportamiento o en los comportamientos asociados que articulan el modo de vida compartido. Supone que entendemos las relaciones sociales con apertura hacia una pluralidad de voluntades. Es una pauta que implica una mayor confianza en la inteligencia exploradora que en los códigos predefinidos para el abordaje y solución de los problemas. Algunos han dicho que la democracia es . 7 referentes fundamentales del autogobierno desde los códigos morales o legales externos a los individuos hacia los dictados de la propia experiencia. En ese sentido. comprender y ser sensible a las posibilidades experienciales de los demás. Involucra la capacidad de operar sobre la base de valores transitivos y de invocar las proyecciones y posibilidades experienciales de los demás como criterio para limitar la propia soberanía. que se expresan en las más variadas esferas de la sociedad a través de una participación efectiva fundada en la autonomía individual y asociada. Dube (1987) puso de relieve como recurso de desarrollo social la capacidad colectiva para abordar los problemas sobre la base de la racionalidad creativa. (c) Aceptar. Esto se refiere la empatía como un componente del modo de vida compartido. estamos ante una pauta de comportamiento que consiste en superar la indefensión y la reactividad y encarna la proactividad y la autonomía. S. Aquí se alude a una estrategia que es capaz de capaz de usar el conflicto como una oportunidad de agregar valor a las situaciones en que se origina y no sólo distribuir el valor existente. Tales voluntades operando en un marco de legitimidad pueden limitar las asimetrías de poder existentes en las respectivas esferas. A menudo escuchamos sobre este aspecto bajo la denominación “capital humano”. Se entronca con la noción Aristotélica de que la búsqueda del bien común es esencial a la naturaleza humana y con la noción de Held (1997) respecto de la importancia de un diseño político en que las perspectivas de vida de todos son importantes.

Ya no se trata tan sólo de ayudar a reparar los dolores y los impedimentos. Nos proporcionan criterios de juicio respecto de las condiciones sociales y culturales que favorecen o no el Desarrollo Humano y nos pueden guiar en la definición del rol de los psicólogos en los diferentes ámbitos en los que podemos contribuir a dicho proceso de desarrollo. En este caso. en el sentido de que es en este tipo de sistema político que las sociedades se han complejizado. el cual sea agenciado por las personas y logre tal calidad humana que acreciente no sólo el bienestar de las personas sino sus oportunidades para seguir creciendo. como las ha denominado Held. Tal vez se puedan señalar algunos otras pautas que completen una lista o la precisen de mejor manera que la presentada aquí. políticas y morales de ellos. sino que tenemos que ir más allá y ponerlos al servicio de la creación de un modo de vida. Sólo entonces estaremos sosteniendo un enfoque de Desarrollo Humano. ya que nos exige cuestionar nuestro rol profesional y nuestros enfoques del mismo. Más que lograr estudiantes motivados y aplicados. sino cuestionar y promover un modo de constituirse en organización que se sustente en las capacidades humanas. integrar a nuestra mirada de los fenómenos psicológicos las dimensiones sociales. Puede resultar incómodo para más de alguien verse frente a un desafío valorativo de este tipo. . No es tan sólo cómo hacer que las personas trabajen más felices en las organizaciones. Tal vez es necesario que los psicólogos asumamos que ya no es suficiente con usar nuestro saber y tecnología para acrecentar el bienestar de las personas. sino de ayudar a que las propias personas articulen aquel modo de vida en que hay menos oportunidad de sufrir dolor o impedimentos. El desafío es. tornándose “cosmopolitas”. entonces. Pero lo que tenemos que aceptar de una vez por todas es que son valores y que no hay nada obsceno en que una ciencia madura aporte criterios valorativos. Nos queda por delante el desafío de desarrollar una práctica profesional y una gestión de conocimiento que se constituyan en reales aportes a la articulación de un modo de vida que se desarrolle con calidad humana. se trata de replantear la manera de constituir el proceso educativo. Un fin como este constituye un desafío epistemológico de importancia para los psicólogos. CONCLUSIÓN Las cinco pautas de comportamiento señaladas antes son tal vez una muestra muy pequeña de criterios que han estado por largo tiempo muy cerca de los psicólogos y rondan nuestro discurso como puntos cardinales hacia los cuales orientamos los esfuerzos por promover el bienestar de las personas. de modo que éste favorezca el Desarrollo Humano. Todo esto requiere un ensanchamiento del enfoque y una mirada que supera la dimensión técnica y se constituye en el fundamento de una verdadera “praxis” en el sentido clásico del término. pero al parecer es inevitable tener que enfrentarlo. 8 esencialmente una forma de institucionalización del conflicto y tal vez tengan razón. son valorables porque favorecen la articulación de un modo de vida de calidad humana y promueven el crecimiento de las oportunidades de las personas de participar efectivamente en ese proceso de articulación a través de sus capacidades. Sobre la base de estos criterios de juicio podemos afirmar que la sociedad en que estamos viviendo está aún lejos de ser favorable al Desarrollo Humano.