Descentralización, clientelismo y provisión de bienes públicos

Laura C. Trucco*
Universidad de San Andrés

Resumen

La descentralización de la provisión de bienes públicos acerca a ciudadanos y gobierno, lo cual
conlleva un aumento de información para ambos. Mientras la literatura teórica típicamente se enfoca
en la variación de información de los ciudadanos, en este trabajo nos concentramos en el aumento de
información del gobierno, pues nos parece particularmente relevante en contextos con mercados de
compra de votos consolidados, el caso de muchas economías en desarrollo. Encontramos que la
descentralización en este tipo de contextos redistribuye recursos desde el bien público hacia
transferencias privadas y rentas del gobierno. Consecuentemente, disminuye el bienestar de la
población.

JEL: H41, H11

Abstract

Decentralization of the provision of public goods brings government and citizenry closer, which
entails an increase of information for both. While most of the theoretical literature studies the
variation on the information held by citizens, in this paper we focus on the increase of information
held by the government. This approach is particularly relevant in contexts where a consolidated votes
markets exists, as is the case of most developing economies. We found that decentralization in this type
of contexts redistribute resources from the public good towards private transfers and government
rents. Consequently, welfare of citizenry diminishes.

JEL: H41, H11

*
Mail: truccolaura@gmail.com

1. Introducción

Desde 1980, de los 75 países con población mayor a los 5 millones de habitantes, 63 (el
84%) han llevado a cabo algún proceso descentralizador importante (Dillinger 1994). Uno de
los objetivos principales de estos procesos descentralizadores es mejorar el uso de los
recursos públicos, en particular se enfatiza la disminución de la corrupción en el manejo de
los mismos.
En la práctica, el efecto de la descentralización sobre la corrupción ha sido ambiguo, lo
cual suscitó mucha literatura teórica en torno al vínculo entre estos fenómenos. En general,
esta literatura entiende la relación entre gobierno y ciudadanía como una relación de
delegación de competencias, de lo cual se deriva naturalmente la utilización del enfoque de
principal-agente para estudiar las consecuencias de la descentralización sobre los incentivos
del gobierno. De esta manera, los efectos de la descentralización sobre la corrupción operan
en forma unidireccional desde la disposición y control por parte de los ciudadanos hacia la
ejecución por parte de los gobernantes, esto es:

Ciudadanos controlan a Gobernante determina Provisión de bien
público local

La descentralización afecta

Uno de los argumentos más contundentes de esta literatura es que la descentralización
hace más accountable al gobierno pues lo acerca a la gente, lo cual aumenta la visibilidad
de sus actividades y disminuye los problemas de free-riding en la acción colectiva. Pero si la
descentralización implica un aumento de la proximidad entre la gente y el gobierno, el
argumento anterior está considerando únicamente la mitad de la historia, pues este aumento
en la proximidad es al mismo tiempo un acercamiento del gobierno para la gente y un
acercamiento de la gente para el gobierno; la atención (casi) exclusiva de la literatura en la
primera de las dos direcciones es consecuencia del arraigamiento de la lógica principal-
agente.
Si creemos que la provisión de bien público es el resultado de la interacción (relación
bidireccional) entre ambos actores, como la complejidad de la realidad parece indicar, la
descentralización tendría otra vía a través de la cual afectar la provisión de bien público:
mediante la variación de las características y/o comportamiento del gobierno.

Ciudadanos

La descentralización determina Provisión de
afecta bien público
local
Gobernante

sino la más importante. en la existencia del deseo de vender votos y de una maquinaria (única) que lo capta. Existen varios mecanismos a través de los cuales el gobierno puede debilitar esta relación. lo que queremos mostrar de forma teórica es que en países en desarrollo con corrupción endémica la descentralización (devolución. En particular nos interesa el clientelismo porque afecta las elecciones. lo cual veremos que conlleva una caída en el bienestar de la ciudadanía. la formulación de leyes que dificultan el proceso. además de los efectos directos sobre el bienestar por su sola existencia. el gobernante? ¿Qué consecuencias tiene para su accionar que la gente le sea más cercana? Nuestro objetivo es mostrar de forma teórica que existe una potencial contrapartida para los efectos que estudia la literatura de descentralización en países en desarrollo: el acercamiento y consecuente aumento de visibilidad de la partes también puede aumentar el control que el gobierno ejerce sobre la gente. de control de la ciudadanía sobre el gobierno en contextos en desarrollo con corrupción endémica. lo cual hace relativamente más barato el uso de esta herramienta. Entonces. que es una de las fuentes principales. Ese es nuestro objetivo. Entonces. el control del poder judicial. y en sentido estático) de la provisión de bienes públicos locales aumenta la cantidad de recursos destinados a la compra de votos en forma de transferencias privadas. En América Latina en particular. dado que el aumento de visibilidad es mutuo (la descentralización hace más visible al gobierno para la gente pero también hace más visible a la gente para el gobierno). el diseño de trámites burocráticos largos y costosos. Manor 1999. siguiendo la lógica bidireccional. de corrupción y de falta de accountability (Bardhan y Mookherjee 2005) cristalizada en altos déficit fiscales. al mismo tiempo que ayudó a crear una fuerte sensación de identidad nacional (Selee 2004). La sección 5 discute las limitaciones del modelo y la sección 6 concluye. a lo cual se suma el desafío planteado por las nuevas demandas de movimientos cívicos alrededor de temas como la democracia. Esto se debe a que los gobiernos locales son más eficientes en la compra de votos que el gobierno central. facilita la aparición de otras actividades nocivas para la ciudadanía en su conjunto. Fjeldstad 2003) aunque no formalizada. La idea de que la descentralización es riesgosa en este sentido fue notada por algunos autores (Campos y Hellman 2005. En la sección 4 presentamos e interpretamos los resultados obtenidos. Esta idea se basa en la existencia de un mercado de votos suficientemente consolidado. Revisión de la literatura La descentralización se ha convertido en uno de los principales temas de governance en muchos países en desarrollo (Fukasaku y de Mello 1999. que es el caso de muchas economías en desarrollo (Brinkerhoff y Goldsmith 2002. la centralización previa había contribuido al crecimiento entre los `40 y principios de los ´70. incluso la coerción. como ser el control de los medios de comunicación o de la información disponible en general. al mismo tiempo que disminuye la destinada a proveer bienes públicos locales. Crook y Manor 1998). Shah 1998. En la sección 3 desarrollamos el modelo en cuestión. entendido como el debilitamiento de la relación entre desempeño y permanencia. 2. Esta desvinculación de la performance de los gobernantes respecto de los resultados de las elecciones es particularmente dañina pues. World Bank 1999. entre otros). Ahmad. En la sección siguiente repasamos la literatura que estudia los efectos de la descentralización sobre la corrupción. pues tienen más información sobre las preferencias individuales. ¿qué pasa con la otra parte. Devarajan. Khemani y Shah 2005. Pero en los ´80 las elites estatales sufren una crisis de legitimidad en parte debido a la percepción de altos niveles de rent-seeking. los . pues es el único medio que tiene la ciudadanía cuya concreción no depende de su propia voluntad. esto es.

Autores como Qian y Roland (1998) y Montinola. Si no fuera el caso. . la competencia por el capital puede ampliar la brecha entre jurisdicciones al empujar a las pobres hacia comportamientos predatorios. La competencia por capital móvil tiene efectos ambiguos. Reformulado en términos estrictamente económicos. en general el problema de la corrupción se entiende en esta literatura como un problema de incentivos asociado con la delegación de decisión o gestión. que implicaría un aumento en las posibilidades de alcanzar el bien común. Mana (1999) encuentra que la descentralización resultó en mayor discreción y mayor corrupción de los gobernadores provinciales. debido a un conocimiento más exacto sobre las preferencias de los individuos (en línea con el Teorema de Descentralización de Oates). Por otro lado. y proveer infraestructura que sostiene el crecimiento. entendiendo una buena utilización de las mismas como aquella que representara el interés común. Entre los efectos positivos. Qian y Weingast (1995). Existen muchos argumentos que estudian los efectos de las elecciones sobre los incentivos. al mismo tiempo que una mejora en los incentivos de los gobernantes a actuar en concordancia con esas preferencias. o entre éstos y quienes ejecutan efectivamente las políticas. dicen que el miedo a la pérdida de capital lleva a los gobiernos a no gastar en bienes demandados por la ciudadanía y a restringir las regulaciones ambientales. Autores como Zodrow y Mieszkowski (1986). Por ejemplo. La envergadura que adquirió el fenómeno y las disparidades observadas en la práctica han suscitado también mucha literatura teórica sobre la relación entre descentralización y corrupción. como indica la literatura empírica: mientras trabajos cross- nacionales como los de Estache y Sinha (1995). Por lo tanto. Como notan Cai y Treisman (2005). un argumento citado frecuentemente es que la descentralización ata más eficazmente la † Según Cai y Treisman (2003). Lo mismo sucede con los estudios de caso. debido a un aumento de su accountability. una forma de aumentar la participación ciudadana y la democracia dándole poder a la sociedad civil. arguyen que la competencia motiva a los gobiernos a reducir la corrupción y la ineficiencia. ya sea entre la ciudadanía y sus representantes. una pregunta relevante es: ¿de qué manera la descentralización afecta los incentivos de los receptores de competencias? Podemos clasificar la mayoría de la literatura en torno a la respuesta que da a esta pregunta:  A través de la competencia entre jurisdicciones. Esta mejora se lograría gracias al acercamiento del gobierno a la gente. la competencia puede traer experimentación y aprendizaje respecto a la provisión de servicios públicos (Bardhan 2002). y una forma de reducir la intervención estatal en la economía. En la práctica. como ser exenciones fiscales.  A través de las elecciones. Fisman y Gatti (2002a y 2002b) y Gurgur y Shah (2005) sugieren efectos positivos de la descentralización. por el contrario. dada su inferioridad de condiciones en la competencia.† Cai y Treisman (2004) agregan que los gobiernos regionales pueden competir por capital con políticas que corroen el poder estatal. en general estos argumentos suponen implícitamente regiones relativamente homogéneas. La descentralización surge entonces como una solución que concierta distintas visiones sobre la forma de abordar estos problemas: se ve como una forma de aumentar la eficiencia a través de una provisión más ajustada a las preferencias locales. mientras que el estudio de Faguet (2001) sobre Bolivia sugiere una mayor respuesta de la inversión pública a las necesidades locales luego de la descentralización. Keen y Marchand (1996) y Cumberland (1981). otros como los de Treisman (2000 y 2002a) y Goldsmith (1999) no sólo no sostienen sus efectos benignos sino que encuentran efectos negativos. para Papúa Nueva Guinea.derechos humanos y la justicia económica (Avritzer 2002). el objetivo de los procesos descentralizadores era mejorar la utilización de las competencias públicas (tanto poderes como recursos). el efecto de la descentralización sobre los incentivos ha sido ambiguo. Como mencionamos previamente.

Devarajan. La descentralización política traspasa la responsabilidad frente a los ciudadanos. devolución y privatización. se cita frecuentemente que a nivel local la propensión a la captura por parte de grupos de interés es mayor (Bardhan y Mookherjee 1999. La descentralización administrativa traspasa la parte operativa. Entre los argumentos que enfatizan los aspectos negativos de la descentralización. Khemani y Shah 2005.  A través del control entre entidades. La descentralización fiscal concierne a las fuentes de recursos y las competencias respecto a la utilización de los recursos. como ser las reglas electorales. por lo que puede controlarla más que el gobierno central. Es particularmente conflictiva la definición operativa de la descentralización. En concordancia con la realidad. Ahmad. pues se articula en torno a distintas dimensiones del fenómeno y genera categorías que en la práctica no resultan excluyentes. fragmentación ideológica y social que lleva a votación basada en la identidad y falta de credibilidad de las promesas políticas (Keefer y Khemani 2003. mediante la adjudicación de autonomía.  El objeto descentralizado. Las tres dimensiones que se utilizan usualmente para caracterizar los procesos son:  La lógica de la descentralización. La votación es uno de los mecanismos posibles. La desconcentración es el traspaso de actividades. Khemani y Shah (2005) señalan la importancia de la articulación entre las responsabilidades sobre el gasto y la recaudación de los recursos. La devolución es el traspaso tanto de actividades como de autonomía a unidades subnacionales relativamente independientes. ‡ En realidad el argumento de estos autores es válido para cualquier mecanismo que dependa de la acción conjunta de los ciudadanos. Por último. pero no autonomía. fiscal y política. También se arguye que la descentralización disminuye los problemas de acción colectiva (Tommasi y Weinschelbaum 2007)‡ y que aumenta la participación ciudadana en la vida política (Gatti 2002). Campos y Hellman (2005) dicen que el gobierno local interactúa más directamente con la burocracia. Gatti 2002). si bien poseen algo de discreción en su uso. Esto no implica la existencia de contradicciones pues las divergencias se deben en la mayoría de los casos a la utilización de distintos conceptos o dimensiones de la descentralización y la corrupción. También se atribuye la variación de la corrupción a fallas del mercado político: falta de información de los votantes. que puede ser funcional o territorial. delegación. Gatti 2002. incrementando el accountability de los políticos locales. lo cual es natural dada la complejidad del fenómeno en la realidad. existe literatura que estudia los factores institucionales que median entre las elecciones y los efectos que éstas tienen sobre los incentivos. Ahmad. y distintos supuestos sobre los contextos en los cuales se piensan los procesos. a partir de los cuales se distingue entre desconcentración. Nupia 2006). Khemani y Shah 2005). desde el gobierno central hacia sus oficinas regionales. y papers posteriores de éstos autores. Entre el gobierno central y el local. Devarajan. Pero esto puede significar un obstáculo menos para la corrupción a nivel local por parte del gobierno mismo (Prud´homme 1995). Devarajan. . la gestión pública. quienes se rigen por la leyes de mercado. el tipo de régimen constitucional y el sistema de partidos (Tabellini 2000. La delegación es la transferencia de actividades del gobierno central a unidades subnacionales relativamente independientes que. las predicciones de la literatura teórica apuntan en distintas direcciones.  Las partes involucradas en la delegación y la locación de la autonomía. no son autónomas. Campos y Hellman 2005. La privatización es la transferencia de actividades y autonomía a actores privados. Ahmad. Entre el gobierno y la burocracia. reelección del gobierno al bienestar de su región (Seabright 1996). a partir del cual se distingue la descentralización administrativa.

página 3) de manera diferencial a nivel local y nacional. A nosotros nos interesan contextos con características presentes típicamente en las regiones en desarrollo. La existencia de estas entidades es dudosa en contextos de corrupción endémica. En estos argumentos la lógica subyacente es unidireccional: los políticos reaccionan ante los cambios que la descentralización produce sobre los ciudadanos a los cuales están sujetos. Para estos contextos. en todo caso. al mismo tiempo que hace bajos los costos de los políticos de llevar a cabo prácticas corruptas. la rama de la literatura que estudia el efecto de la descentralización sobre los incentivos a través de la competencia entre jurisdicciones resulta inadecuada debido al requerimiento de movilidad de los factores. entre otros. como notan Prud´homme (1995) y Treisman (2002b). que. Esta independencia es especialmente relevante en contextos en desarrollo como los que nos interesan. las discrepancias aparecen como consecuencia de una variación en el comportamiento del gobierno debido a una diferencia en la información que éste posee en uno y otro caso. Esto es. es el único medio que tiene la ciudadanía para afectarlos cuya concreción no depende de su propia voluntad. Entonces. a la provisión de bien público) a través de cambios en las características y/o en el comportamiento de los votantes. la palabra ´descentralización´ alude tanto al proceso como al estado resultante del mismo. Pero. de nuevo. Es decir. Los argumentos que se centran en las elecciones como determinante principal de los incentivos de los políticos nos parecen especialmente relevantes pues. como es usual en la literatura. la descentralización afecta a los gobernantes (y. Algo similar sucede con los argumentos sobre el control entre entidades. Es decir. en nuestro argumento la variación entre el caso centralizado y el descentralizado se encuentra en la información que tiene el gobierno sobre los ciudadanos. consecuentemente. como mencionamos anteriormente. pues “soluciona” el problema de incentivos de una entidad a través del control que ejerce otra con los incentivos correctos. debería justificarse a través de algún otro mecanismo sobre sus incentivos. si la descentralización ha de afectar la provisión de bien público debe ser a través de cambios en la disposición de los ciudadanos o en su capacidad de controlar el cumplimiento. . Nuestro argumento está relacionado con esta rama de la literatura. esto es. elevando su umbral de tolerancia. Similarmente. utilizando como mecanismo vinculante las elecciones. etc. traslada el problema pero no explica por qué esta última no tendría los mismos problemas que la primera. es decir. a través de la participación en la vida política o debido al peso conferido al grupo en el destino del gobernante. Esto es. pues nos interesa el efecto de la descentralización sobre el desempeño del gobierno. Además. ejecuta. refuerza la sensación de impunidad. lo cual agrega aun más ambigüedad a la cuestión. todos estos argumentos mediados por las instituciones vigentes. y no por una variación del lado de la ciudadanía. en mayor o menor medida. como nota Bardhan (2002). sino que ponen de relieve la necesidad de explicitar los conceptos utilizados y las características contextuales supuestas. a diferencia de ésta. con corrupción endémica y un mercado consolidado de compra de votos. Si los gobernantes proveen más bien público con descentralización es porque los votantes de la región tienen más injerencia en la probabilidad de reelección. lo cual hace más fácil el surgimiento de prácticas corruptas. Estas cuestiones no imposibilitan la aproximación teórica en este campo. los ciudadanos disponen y el gobernante. ya sea a través de la capacidad de actuar en conjunto. donde la corrupción es endémica y se da una suerte de “equilibrio malo” en el cual la impunidad generalizada desincentiva a los ciudadanos a reaccionar frente a la corrupción. `the devil is in the details` en lo que respecta a las consecuencias de la descentralización (Prud´homme y Shah 2002). de existir. si la descentralización disminuye la provisión de bien público local es o bien porque grupos de interés locales capturan al gobierno local o bien por “different factors that interfere with the ability of voters to hold politicians accountable for the quantity and quality of social services” (Keefer y Khemani 2003.

Para conseguir la reelección. al menos la mitad de los ciudadanos a los cuales está sujeto debe reelegirlo.G donde G es un nivel de provisión del bien público que no depende del individuo o la región. por lo menos los relevantes para el gobierno a efectos de la votación. El ciudadano i de la región k reelige al gobierno en cuestión en la medida que éste le haya provisto§ una utilidad igual o mayor a su utilidad de reserva U i k (un supuesto estándar en la literatura)** dada por: U i k = u ( wik ) + α . no tienen preferencias basadas en cuestiones ideológicas. Ambos gobiernos tienen dos formas de afectar el voto del ciudadano: mediante Gk y mediante transferencias individuales de consumo privado. por lo que no existiría un acercamiento real del gobierno con la descentralización. De todas formas este supuesto no es necesario en la medida que las oficinas regionales no posean la misma información que el gobierno local. continua y diferenciable. Notar que el efecto captado por el modelo es el resultante del traspaso de autonomía del gobierno central al gobierno local. para aislar el efecto que queremos estudiar. diferenciable y u´>0. bik . wik ) = u ( wik ) + α . donde el descreimiento general suele conducir a una visión utilitaria de la política. si i<j entonces wi<wj). De esta forma no aparecen problemas de credibilidad en la votación. la provisión de bien público local y las transferencias privadas para cada región es decidida por el gobierno central. wik es el ingreso del individuo i de la región k (en términos de consumo). Sea i un individuo de la región k. La permanencia del mismo está sujeta a la decisión de los ciudadanos de su región. u( ) es la utilidad derivada del consumo privado (continua. el paso de delegación a devolución. En el caso centralizado. que es la acepción de descentralización más usual.G k donde Gk es la provisión de bien público local en la región k. Pero podría argüirse que la existencia de dichas oficinas haría al gobierno central tan cercano a la gente como el local. Existe un bien público local puro que se provee en cada región de manera independiente. y que el ingreso está determinado por una función estrictamente creciente (es decir. Suponemos que en la región k hay un continuo de ciudadanos de tamaño Nk. Tanto el gobierno central como el local quieren ser reelectos y quedarse con la mayor cantidad de rentas posible. Todos los ciudadanos tienen la misma función de utilidad. †† Suponemos que los ciudadanos. que depende del bien público de su región y de su consumo privado. ‡‡ El gobierno central podría implementar sus políticas independientemente del gobierno local si tuviera oficinas regionales para hacerlo. cuya permanencia está sujeta a la decisión de los ciudadanos de todas las regiones. pero la implementación es llevada a cabo por el gobierno local. su función de utilidad está dada por: U ik (G k . § Notar que el voto es retrospectivo. u´´<0). este supuesto no resulta del todo extraño en contextos de corrupción endémica. lo cual es esperable. y suponemos que no genera externalidades entre las regiones.†† En el caso descentralizado el gobierno de cada región decide e implementa su propia provisión y transferencias privadas. por ejemplo. y α>0. o puede interpretarse también como el ofrecido creíblemente por un partido opositor. El modelo Supongamos que hay M regiones o unidades subnacionales. Seabright (1996).3. También existe un gobernante central. .‡‡ Para concentrarnos en nuestro punto. cada una con su propio gobernante. De todas formas. Este nivel de provisión puede ser el mínimo tolerable para los ciudadanos dado su consumo privado. nos abstraeremos de posibles problemas de agencia entre el gobierno central y el local en el caso centralizado. o en la medida que existan problemas de agencia entre estas oficinas y el gobierno central. ** Véase.

suponemos que el mercado de votos está consolidado). siendo a un nivel exógeno por encima del cual la gente no a −tk tolera el pago del impuesto (notar que no hay costo si no hay impuestos. es decir.§§ para conseguir la reelección. pero que el cobro del impuesto tiene un costo creciente respecto a la tasa. considera únicamente la mitad de menor ingreso de la población (recordar que el subíndice i ordena a los individuos de menor a mayor ingreso). El problema del gobierno local k es entonces: Problema del gobierno local Nk 2 tk Max ∫b k k W . 3.G k + wik .G k − i k di a−t 0 G k .(1 − t k ) + bik ≥ U ik ∀i ∈ 0. bik ≥ 0 .1 Provisión descentralizada del bien público local Sea la localidad k. Como el gobernador minimiza costos y la utilidad marginal del consumo individual es decreciente. En términos del modelo. bik . los ciudadanos deben toleran la tasa impositiva relacionada con el gasto público que exigen. por lo que este es un supuesto de equilibrio. que cumple con todas las propiedades supuestas. dado que la inclusión de probabilidades no afectaría el resultado sustancialmente. Es decir. se podría pensar que se asegura la reelección porque el beneficio futuro de permanecer en el gobierno es suficientemente alto. por lo que sabe la utilidad de reserva de cada uno. . igual para todas las regiones. dada la corrupción endémica. Los casos inconsistentes no son sostenibles a largo plazo. de hecho. su derivación se encuentra en el apéndice. *** Suponemos que se asegura la reelección para simplificar las cuentas. En particular.a α . los cuales son recaudados mediante una tasa impositiva sobre el ingreso. que el costo es marginalmente creciente en la tasa e infinito cuando la tasa es igual a a). Pero los parámetros que generan ese resultado no son estables. Además elige su propia tasa impositiva tk. G y la cota superior para la tasa impositiva (que llamaremos a) deben ser consistentes. compuesta por un continuo de individuos de tamaño Nk con ingresos wik > 0 ∀i . El ingreso total de la región es W k . Tanto el gobierno central como el local buscan utilizar la mínima cantidad posible de recursos.   2  G k ≥ 0 . Conoce la función de utilidad de todos los ciudadanos de su región. maximizan sus rentas una vez asegurada la reelección. sus ingresos y G . cuya forma funcional es tk para todas las regiones. vamos a utilizar la forma funcional u ( wi ) = wi . Equivalentemente. y nosotros suponemos que ya estamos en equilibrio (pues.*** En el resto de la sección presentamos el modelo. salvo para el caso en que le conviene extraer la mayor cantidad de recursos e irse. t k  Nk  s. El gobierno local quiere conseguir la reelección y para ello debe lograr que al menos un continuo de tamaño Nk/2 de los ciudadanos de su localidad lo voten. Suponemos que no hay evasión impositiva. Suponemos también que el bien público local tiene un costo marginal C. 0 ≤ t k ≤ a §§ Suponemos que los recursos alcanzan para cubrir el gasto público y generar rentas para el gobierno.t − k − C. para poder obtener resultados explícitos.

G k U ( wik ) G k tk U ( wik (1 − t k )) iˆ k Nk/2 Nk Notar que.G bik U ( wik (1 − t k )) + α . en algún sentido. si el costo marginal del bien público local (en relación a su α . Proposición 1: Nk 2 ∫U k i C ‡‡‡ Si < 0 . ‡‡‡ No es necesaria una cota inferior para el costo del bien público local porque el gobierno en el caso descentralizado encuentra óptima la utilización de transferencias privadas para todos los valores posibles de los parámetros. es decir. los individuos más ricos necesitan un mayor nivel de bien público local para reelegir al gobierno. el óptimo interior para el caso descentralizado está caracterizado por las siguientes ecuaciones: a • t k* = a − Nk 2 Wk − ∫w k i di iˆ k D ††† Equivalente al resultado obtenido por Persson y Tabellini (2000). se está volviendo menos valioso para los individuos más ricos. el gobierno local elige el nivel de impuestos y gasto público. . luego del impuesto el bien público local.N k N k 2 rendimiento marginal) es lo suficientemente bajo. y cubre la utilidad faltante con transferencias privadas.††† Si bien nosotros supusimos que para todos los ciudadanos la utilidad marginal del bien público local es igual y constante. La derivación de este resultado se encuentra en el apéndice. dada la tasa impositiva. Gráficamente: U i k = U ( wik ) + α . Es decir.

G k D ] 2 − w kj . El gobierno local decide como distribuir esos recursos entre los ciudadanos mediante transferencias privadas a fin de que al menos la mitad de la población reelija al gobernante central (la diferencia entre los recursos otorgados por el gobierno central y los utilizados por el local es el pago por el alquiler de la máquina local). 2    La prueba se encuentra en el apéndice. Lo que observa es G y el ingreso del votante mediano de cada región y. pues el gobierno central con esta regla está sujeto a la decisión de los mismos individuos que los gobiernos locales. Un resultado similar aparece en la literatura empírica respecto a las transferencias diferenciales a localidades donde el partido oficial predomina. una extracción diferencial de rentas en aquellas regiones que el gobierno no necesita para su reelección. Por lo tanto. 3. El gobierno central se asegura que los recursos transferidos al gobierno local alcancen para conseguir la victoria en cada región al considerar a la mitad de los individuos de menos ingresos como iguales al votante mediano. aparecería lo que Hindriks y Lockwood (2005) llaman “selective rent diversion”. como permite Seabright (1996) por ejemplo.†††† También conoce el ingreso de la economía en su conjunto.‡‡‡‡ El costo de recaudación por región es el mismo que en el caso descentralizado y seguimos suponiendo que no hay evasión. el problema del gobierno central es: §§§ Si suponemos que el gobierno central necesita menos de M regiones que lo prefieran para ser reelecto. Además. esto es.2 Provisión centralizada del bien público local Para ser reelecto. el gobierno central decide una tasa impositiva homogénea para todas las regiones (el caso estándar de la literatura). el gobierno central debe asegurarse que las M regiones lo prefieran§§§ (que la mitad o más de los habitantes de cada una de estas regiones lo voten)****. Notar que la decisión de proveer bien público local y usar transferencias privadas depende de la diferencia entre el ratio costo marginal-rendimiento marginal de ambas herramientas. U med k . su utilidad de reserva. kD − wiˆ k D =  α N  N k   1− 1− t  k*  − iˆ k D 2α  − iˆ   k D  2  2    N 2 k  k  ∫ U i di  1 0 C  kD G =  − si iˆ k D = 0 α Nk α . ‡‡‡‡ Véase por ejemplo Besley y Coate (1999). el central no tiene la capacidad de observar la utilidad que cada individuo debe alcanzar ( U i k ) para votarlo. A diferencia del gobierno local. y le da recursos al gobierno local para que los distribuya como transferencias privadas pues no cuenta con una máquina propia para la compra de votos.  N 2 k  k  ∫ U i di  1  ˆ kD C  α (G k D − G )  • GkD =  i k  y  si iˆ > 0 . **** De esta forma nos abstraemos de efectos sobre la provisión de bien público local y las transferencias privadas relacionados únicamente con un cambio en el grupo relevante para la reelección del gobierno. por lo tanto. W.N k     2   Nk  [ • b kj D = U jk − α . . Gk. el individuo mediano es el mismo que el N/2.(1 − t k * ) para j ∈  iˆ k D . †††† Como es un continuo de individuos. Pero el resultado se mantiene para las regiones de las cuales depende. El gobierno central determina la provisión del bien público local a implementar en cada región. Usaremos cualquiera de los dos nombres para denotar a este individuo.

sobreestima el rendimiento del bien público local. la decisión de proveer bien público local y usar transferencias privadas depende de la diferencia entre el ratio costo marginal- rendimiento marginal de ambas herramientas.a  c k Si wmed 1 − a +  α . Problema del gobierno central t M M Nl Max W . 2    La prueba se encuentra en el apéndice. bmed l . M G l ≥ 0 .wmed l =1 2 1 k C  • GkC =  U med − α α . − C ∑ G l − ∑ bmed l .N k < U med .(1 − t * ) para j ∈  iˆ k C . debido a que no tiene la misma información que éste.t − M . En particular. . a −t l =1 l =1 2 G l . … . Notar que. 0≤t ≤ a Proposición 2:      M .t s.a • t* = a − M Nl l W −∑ . al igual que en el caso descentralizado. si el costo marginal del bien < M Nl l  W −∑ .N k  α (G k C − G )   si iˆ > 0 kC • wiˆ k C = *  1− 1− t   Nk  • [ b kj C = U jk − α .G k C ] 2 − w kj . el gobierno central subestima el rendimiento de las transferencias privadas (al suponer individuos más ricos) y.wmed   l =1 2  público local (en relación a su rendimiento marginal) no es demasiado alto ni demasiado bajo. Pero el gobierno central difiere en la medida de esta diferencia respecto al gobierno local.a α .G l + wmed l l (1 − t ) + bmed l = U med l=1. en algunos casos. bmed l ≥ 0. es decir. el óptimo interior para el caso centralizado es: M .

para luego ver las implicancias en términos de bienestar de la población. Demostración: Respecto a la provisión de bien público local. El segundo paréntesis es  2  §§§§ Todos los resultados de esta sección también se obtienen suponiendo que los recursos son exógenos. la tasa impositiva óptima es la tasa limite a menos un valor insignificante a efectos de la tasa misma. Para que la diferencia entre una tasa y otra fuera relevante. Proposición 3: en todas las regiones la descentralización disminuye la provisión de bien público local y aumenta el monto de recursos utilizados en transferencias privadas. . que  2  es siempre menor a la del mediano. queremos ver que G k D < G k C ∀k . pues de hecho no son significativamente distintos entre sí.1 El efecto de la descentralización Nos interesa saber si la descentralización aumenta o disminuye tanto la provisión de bien público local como el uso de las transferencias privadas. pues no disminuye la cantidad de individuos que las reciben y al mismo tiempo aumenta el tamaño de las mismas.  (pues es el óptimo interior).  . Análisis e interpretación de los resultados obtenidos §§§§ Agruparemos el análisis en torno a dos ejes: el efecto de la descentralización y el efecto de los parámetros sobre los resultados. esto es: k N 2 ∫ U i di k iˆ k D C k C − < U med − N k N k  α . ya que son todos individuos de menores ingresos que N  k  el mediano y que iˆ k D ∈ 0.N k k  N − iˆ k D   2    2         El primer paréntesis es mayor a cero pues es la diferencia entre la utilidad de reserva del  Nk  individuo mediano y la utilidad de reserva promedio de los individuos entre iˆ k D . trataremos a t y tk como iguales a ~ t . pues este valor es un número positivo menor a uno dividido por un número de escala muchísimo mayor: la riqueza que acumula la mitad rica (para cada región en particular o en promedio. debería utilizarse una escala para la riqueza que se asemejara a la escala de la tasa impositiva. lo cual a priori no parece tener mucho sentido. para el caso descentralizado y el centralizado respectivamente). Para simplificar. 4.***** 4.N k − iˆ k D 2α  − iˆ k D  2  2  reagrupando:    k  N 2    ∫ˆk DU i di  k  k   C C  U med − i k + − >0   2α  N − iˆ k D  α . ***** Tanto en el caso descentralizado como en el centralizado.

G k C < U jk pues j ∈  iˆ k C . Sea un individuo j en la región k. invalidando el resultado tal cual está planteado (aunque no la idea general). como la provisión de bien público local es menor con la descentralización.mayor o igual a cero (igual si iˆ k D es cero). Por lo tanto. lo cual se traduce en un mayor uso de transferencias privadas en relación a la provisión de bien público local. como la provisión es menor con la descentralización. Podría argumentarse que el gobierno local. lo que es lo mismo. En ambos casos las transferencias privadas obtenidas por los ciudadanos es decidida por el gobierno local. G k C > G y G k D < G k C . vemos que kD kC  2  b kj C < b kj D . quien posee la información y la máquina capaz de implementarlas. el resultado depende de la discrepancia entre las diferencias de tasas y las diferencias de provisión.  y que G < G . escalas muy enrevesadas harían estas diferencias muy parecidas. y en el descentralizado [ recibe b kj D = U jk − α . α . Entonces la suma de los términos es mayor a cero y. j ∈  iˆ k C . sabemos que en el  2  caso centralizado recibe [ b kj C = U jk − α .††††† Respecto a las transferencias privadas. cuando iˆ k D . .  .G k D . relacionado con la nota 16.G k D ] 2 − w k .‡‡‡‡‡ Por último. puede reajustarla de manera de utilizar los recursos más ††††† Notar que este resultado no depende de la simplificación sobre las tasas impositivas óptimas que supusimos al inicio de la sección. ~ ‡‡‡‡‡ kC kD Para la obtención de iˆ k D < iˆ k C y de b j < b j utilizamos que t k * ≈ t . la del bien público local es constante y el costo de ambos es fijo. Mostramos entonces que la descentralización implica un aumento en el uso de transferencias privadas en sustitución de parte del gasto en provisión de bienes públicos locales. por lo tanto. En otras palabras. Intuitivamente. ante la falta de información. encuentra más redituable la provisión de bien público en relación al gobierno local. El gobierno central. la diferencia entre el caso centralizado y el descentralizado radica en la información utilizada en la decisión de provisión. hay más ciudadanos que no alcanzan su utilidad de reserva sólo con el bien público provisto. queremos ver que los individuos reciben una transferencia privada mayor en el  Nk  caso descentralizado. Esto es: α (G k D − G )  α (G k C − G )   ~ < ~   1− 1− t   1− 1− t  que es cierto pues G k D . al ser el que implementa la provisión decidida por el gobierno central. el gobierno debe darle más recursos a través de la transferencia privada para que alcance su utilidad de reserva. iˆ k C > 0 queremos ver que iˆ k D < iˆ k C o. En otras palabras. supone individuos suficientemente más ricos para asegurarse la reelección.(1 − ~ j t)  Nk  Dado que α . tener más información sobre los ciudadanos le permite al gobierno ser más eficiente en el uso de recursos para la consecución de la reelección. pues la utilidad marginal del consumo privado es decreciente.G ] kC 2 − w kj . que wiˆ k D < wiˆ k C . G k D < G k C .(1 − ~ t ) . Debido a esto. Si no hacemos este supuesto simplificador. Intuitivamente.

dice que lo que sucede es que los gobiernos centrales tienen menos beneficios de usar la información local. Por lo tanto. dado que G k D < G k C . Por lo tanto. pues están sujetos a constituencies más amplias. se necesiten menos transferencias privadas). Pero sería entonces un caso de provisión descentralizada de facto. Los individuos entre iˆ k D . Los individuos entre 0. en cada región existe un grupo que ve su utilidad disminuida con la misma. es decir. por ejemplo. Tanto [ ] los individuos entre 0. y una utilidad mayor a su utilidad de reserva en el caso centralizado. iˆ k D como la mitad de la población de más ingresos obtienen más utilidad en el caso centralizado que en el descentralizado. en consecuencia. por lo que la mitad de más ingresos obtiene más utilidad en el caso centralizado. siempre que exista algún grado de centralización de facto. . habrá una mayor provisión de bien público local. en consecuencia. pues alcanza con que el gobierno central no tenga exactamente la misma información que el gobierno local (sobre la mitad de los ciudadanos de menos recursos) para que decida proveer una mayor cantidad de bien público local que éste (y.. los individuos entre iˆ k C . Pero la provisión de bien público local es mayor en el caso centralizado. y la descentralización disminuye la provisión de bien público local pero. Pero aun si esto no fuera cierto. a efectos del punto que queremos hacer esta consideración. Siempre que el gobierno central tenga injerencia real sobre la implementación efectuada. iˆ k C > 0 .§§§§§ Si los ciudadanos valoran tanto el gasto público como el consumo privado. Por lo tanto.eficientemente. Por lo tanto. al mismo tiempo. ¿qué efecto tiene sobre el bienestar individual y agregado? Proposición 4: la descentralización no aumenta la utilidad de ningún ciudadano.  N k  3) Si iˆ k D . aumenta el consumo privado de algunos individuos en cada región. la descentralización disminuye el bienestar agregado de cada región y. En este sentido. iˆ [ ] obtienen su utilidad de reserva en el caso kC descentralizado. lo que sí resulta evidente es que los costos de adquirir esta información son mucho mayores para éste que para el gobierno local. el bienestar agregado es mayor en el caso centralizado. no es sustancial. tanto en el caso centralizado como en el descentralizado la mitad de la población de menos ingresos recibe su utilidad de reserva.  Nk  2) Si iˆ k D = 0 y iˆ k C > 0 . lo cual hace que en la práctica el gobierno central no cuente con la misma información.  obtienen la utilidad de reserva en ambos  2  [ ] casos. El resultado también es robusto en lo que se refiere a la información. Demostración: Sea la región k. el bienestar agregado es mayor en el caso centralizado. los individuos entre iˆ k C . §§§§§ Algunos autores discuten que el gobierno central tenga desventajas informativas reales. La mitad de la población de más ingresos obtiene más utilidad en el caso centralizado debido a que G k D < G k C . el bienestar agregado en este caso también es mayor con la centralización. y una utilidad mayor a su utilidad de reserva en el caso centralizado. creemos que el nivel de detalle al cual nos referimos excede la capacidad del gobierno central. aunque importante. Bardhan (2002).  obtienen la utilidad de reserva en  2  ambos casos. iˆ k C obtienen su utilidad de reserva en el caso descentralizado. Hay tres casos posibles: 1) Si iˆ k D = iˆ k C = 0 . En particular. Por lo tanto. el bienestar agregado total.

Las transferencias privadas. por lo tanto. En particular. la proximidad resultante de la descentralización conlleva un aumento de la información que tiene el gobierno sobre las preferencias de los ciudadanos. el caso en que iˆ > 0 . los ciudadanos necesitan al gobierno para que éste les provea bien público local. las herramientas que permiten la discriminación entre individuos son perjudiciales para el bienestar de la población. luego del impuesto. la descentralización permite la obtención de rentas sólo para el gobierno local. dada la posibilidad de utilizar transferencias privadas. a la vez que aumenta las transferencias privadas utilizadas por el gobierno. la descentralización redistribuye los recursos desde la provisión de bien público local hacia las transferencias privadas y las rentas del gobierno y. permiten discriminar entre individuos. en vez de la delegación que suponen los esquemas principal-agente. Por lo tanto. la descentralización disminuye el bienestar de la población porque aumenta la eficiencia del gobierno en la extracción de recursos. en detrimento del interés de los ciudadanos. En el forcejeo de intereses. a mayor ingreso los individuos requieren más cantidad de bien público local para votar al gobierno. En conclusión. el aumento de información que conlleva la descentralización le da al gobierno una ventaja relativa. El efecto benéfico asociado con la no discriminación del bien público local puede aparecer aun cuando el gobierno realiza transferencias privadas. en sustitución de bien público. utilidad de reserva) de los ciudadanos de su región. pues ésta depende del ingreso individual (que varía entre individuos de una misma región). el gobierno debería conseguir el apoyo de la mitad de la población a través de bien público local únicamente. En otras palabras. la descentralización disminuye la provisión de bien público local. el gobierno local tiene mejor información sobre los ingresos (y. En particular. pero para cumplir este rol el gobierno debe poseer cierto grado de autonomía y autoridad. pues ellos mismos no pueden hacerlo (o les resulta mucho más costoso). ****** Es esta independencia y autoridad que el gobierno necesita para poder cumplir su rol la que nos lleva a pensar la provisión de bienes públicos como resultante de la interacción entre el gobierno y la población. pero no varía significativamente la tasa impositiva. Como. desde el gobierno central hacia el gobierno local. pues éstas le permiten discriminar entre individuos y ser más preciso en la asignación de los recursos. pero se ve disminuido sino desaparece con la descentralización. De esta manera. a diferencia del bien público local.****** El problema es que el gobierno quiere utilizar ese poder en su propio beneficio. . Esta sustitución le permite al gobierno aumentar la extracción de recursos (dado que la recaudación no difiere significativamente de un caso a otro). Más en general. mientras la centralización implica rentas tanto para el gobierno central como el local. cuando existe un mercado de votos consolidado. un uso más eficiente es equivalente a un mayor uso de transferencias privadas y una menor provisión de bien público local en cada región. el gobierno puede explotar la información sobre los ciudadanos a través del uso de transferencias privadas. pues vimos que iˆ k D < iˆ k C . Es decir. Es decir. Si no existiera la posibilidad de realizar transferencias privadas (que podríamos asociar al caso de los países desarrollados). el gobierno puede utilizar la provisión de bien público local y las transferencias privadas de forma más eficiente en la consecución de la reelección. ya que disminuye los recursos utilizados en bien público local y transferencias. lo cual le permite discernir con más precisión que el gobierno central la utilidad marginal que cada ciudadano le asigna a las transferencias privadas. inversamente. lo cual tiene como contrapartida una disminución en el bienestar de la ciudadanía. a diferencia del bien público. Es decir. Debido a que las transferencias privadas. para conseguir la reelección el gobierno debe proveer una cantidad tal de bien público local que deje a la mitad de la población de menos ingresos por encima de su utilidad de reserva (que no sucede si permitimos el uso de transferencias). dentro de éstas. Esto es. la característica de no exclusión del bien público tiene un efecto benéfico para la población o. un aumento en la información sobre los ciudadanos hace que al gobierno le convenga sustituir parte de la provisión de bien público con transferencias privadas. permiten la discriminación entre individuos.

lo cual les permite aumentar su control sobre las mismas. la descentralización afecta más a la región cuyo sector de menos ingresos es más pobre. Esto se debe a que los impuestos son pagados por todos los individuos de la región. En particular. Esto es. mayor la provisión de bien público local decidida por el gobierno central. Un efecto de la descentralización sobre la corrupción citado frecuentemente es el aumento de visibilidad que los ciudadanos tienen sobre las actividades del gobierno. aumenta la provisión pero la cantidad de gente que recibe transferencias y el monto de las mismas no se ve afectado. al igual que el central. posee cierto grado de libertad y autoridad sobre los ciudadanos para poder cumplir su rol de proveedor de bienes públicos. Como el gobierno local. Si bien en algunos contextos la descentralización ha disminuido la corrupción. elige una tasa muy cercana a a. • Como es de esperar. Consigue hacerlo mediante una reducción de la provisión de bien público local y un aumento de las transferencias privadas. cuanto mayor la riqueza del ciudadano mediano. si la riqueza de todos los individuos del sector de menos ingresos es mayor. Esta ganancia es tan alta que aun una tasa impositiva cercana a a es redituable para el gobierno. 4. aquellos de mayor ingreso reciben una transferencia privada mayor. la cantidad óptima de bien público local es mayor cuanto mayor su utilidad marginal para los individuos y menor su costo. Pero este aumento de visibilidad es mutuo. Conclusión La ola descentralizadora iniciada en la década del 80 y extendida hasta el presente se fundamenta en gran medida en su capacidad para mejorar el uso de los recursos públicos.2 El efecto de los parámetros Observamos que tanto para el caso centralizado como el descentralizado: • El gobierno satisface completamente las variaciones en la demanda de bien público. • Cuanto más riqueza ve el gobierno. esto es. y la descentralización como el traspaso de autonomía en la decisión de provisión de bien público local desde el gobierno central hacia los gobiernos locales (conocida como ‘devolución’ de la provisión). . • El gobierno pone la tasa impositiva más alta posible. Un aumento en la exigencia de bien público local (un aumento de G ) se absorbe en su totalidad con un aumento en la provisión del mismo. este resultado no puede generalizarse. utilizada en sentido estático. pero el gobierno retribuye los mismos sólo a la mitad de ellos (de hecho a la mitad que menos pagó). Equivalentemente. debido a que la utilidad marginal de éstas es menor para ellos y que tienen una utilidad de reserva mayor. El efecto que la descentralización tiene sobre la corrupción depende crucialmente de la forma particular que toma el proceso y el contexto en el cual se desenvuelve. la preocupación recae sobre la profundidad de la corrupción y los costos económicos y sociales consecuentes. La demostración del primer y último resultado se encuentra en el apéndice. aprovecha esta ventaja informativa para extraerles más recursos. A nosotros nos interesan los contextos en desarrollo. el gobierno local proveerá más bien público local. Por lo tanto. donde la corrupción es endémica y existe un mercado consolidado de compra de votos. 5. Esto es. • De los individuos que reciben transferencias en cada región. Esto sugiere que el uso de transferencias está asociado con las heterogeneidades de los ciudadanos. por lo que tiene una ganancia neta creciente en la tasa impositiva. mayor es la cantidad de bien público local que decide proveer. pues el gobierno local conoce mejor a los ciudadanos de su región que el gobierno central. si suponemos dos regiones con igual ingreso mediano y cantidad de habitantes.

las formas de enforcement del “contrato” clientelar. y que éste es interesante no sólo por su contenido específico (no formalizado hasta el momento a nuestro entender) y su relevancia para contextos con las características descritas. a su vez. no caracterizamos la micro de la interacción clientelar. la competencia electoral y las cuestiones ideológicas. independientemente de la región a la que pertenece cada uno. esto es. Notar que estos resultados no surgen de suponer un cambio en alguna característica de los ciudadanos o en su capacidad de control sobre el gobierno debido a la descentralización. que sólo es necesario que el gobierno central no tenga exactamente la misma información que el gobierno local sobre la mitad de la población de menos ingresos para que surja el resultado en cuestión. En realidad el gobierno central necesita la mitad de los votos de toda la población. y su relación con el entorno: no permitimos fricciones en el mercado de compra de votos. Un supuesto que sería interesante levantar es que el gobierno central necesita la mitad de los votos de cada región para conseguir la reelección. ¿Existe algún equilibrio en esta interacción? De existir. El resultado proviene de un cambio del lado del gobierno. elegiría a la mitad de menos ingresos de toda la población. Pero el gobierno no tiene información completa. vimos que la descentralización redistribuye los recursos desde la provisión de bien público local hacia las transferencias privadas y las rentas del gobierno y. podrían interactuar estratégicamente para obtener la mayor cantidad de recursos posibles. ¿los recursos obtenidos tienen relación con la riqueza de la región? ¿Cómo resulta el bienestar de los ciudadanos de regiones de distinta riqueza? De todas formas creemos que las simplificaciones hechas no desestiman el resultado obtenido. esto es. desde el gobierno central hacia el gobierno local. Si el gobierno tuviera información completa sobre cada uno. Remarcamos además que el resultado es robusto en cuanto a las diferencias de información. dentro de éstas. las alternativas de los ciudadanos ante el clientelismo. por lo que debe incurrir en un costo para obtenerla de los gobiernos locales. Los gobiernos locales. El costo en el cual incurrimos para poder aislar este efecto de la descentralización es la falta de especificación de algunas cuestiones relevantes en lo referente a la dinámica micro del fenómeno clientelar. por lo tanto. lo que varía es la cantidad de información que posee y. su poder relativo.pues éstas le permiten ajustar de forma más eficiente los recursos utilizados en la consecución de la reelección. . También analizamos el efecto de la mayoría de los parámetros sobre los resultados. sino también porque tiene implícita una lógica distinta a la utilizada usualmente en la literatura en cuanto a la interacción entre el gobierno y los ciudadanos. En particular. tampoco consideramos las interacciones entre niveles de gobierno y con la burocracia. la interacción entre los actores. como ser lo referente a las redes sociales y el contacto personal con el “patrón”. los cuales dependen de la información que dan todas las regiones. En particular. el efecto de las reglas electorales y los diseños constitucionales. Precisamente esta capacidad de discriminar entre individuos que distingue a las transferencias privadas del bien público local es lo que lleva a una disminución del bienestar de todas las regiones. la credibilidad de las promesas electorales.

t − k − C. Éstas son: Nk 2 (G ) − C + ∫ 2α . Despejando tk de (tk) obtenemos a t k* = a − Nk 2 ∫w k k W − i di iˆ k D Despejando Gk de ( G k ) obtenemos .(1 − t k )di a−t iˆ k G k . puede que el gasto público no cubra la utilidad de reserva de ningún individuo o cubra únicamente la utilidad de reserva del individuo más pobre de la región). es decir.a G k ≥ 0 .G k )di = 0 iˆ k Nk 2 a (tk ) W k − ∫ w di = 0 k − i (a − t k ) 2 iˆ k ( iˆ k ) (U iˆkk − α . iˆ k ∈ 0.G k − i k − α . pues aparece en las condiciones de primer orden.(1 − t k ) ≥ 0 si iˆ k = 0 La condición de primer orden para Gk iguala el costo marginal de la provisión (C) con la ganancia marginal de la misma (la disminución de las transferencias privadas que implica).Derivación de los resultados para el caso descentralizado Como i ordena a los individuos de menor a mayor ingreso.(U k k i − α .G k ) 2 − wik .(1 − t k ) = 0 si iˆ k > 0 (U 0k − α . para entonces reescribir el problema del gobierno local en la región k como: Nk 2 tk Max ∫ (U k k W . la condición de primer orden para tk iguala en el margen el costo del impuesto (el costo de recaudación más el costo por el aumento de las transferencias privadas que provoca) con la ganancia (la recaudación). iˆ k  Nk  s.G k ) 2 − w0k . t k .G k ) 2 − wiˆkk .   2  Notar que no incluimos la restricción que vincula iˆ k con G k . Reexpresamos las transferencias privadas como función del bien público local y el impuesto. 0 ≤ t k ≤ a . existe un iˆ k (que depende de la provisión de bien público local elegida) a partir del cual el gobierno necesita dar transferencias privadas para que los individuos alcancen su utilidad de reserva ( iˆ k puede ser igual a cero. Equivalentemente. Apéndice A .

Nk iˆ k D < 2 Si i ˆ kD = 0 . que G k D > 0 y que al menos algún bik > 0 . Condiciones para el óptimo interior Nos interesan los óptimos interiores.  N 2 k  k  ∫ U i di  1  iˆ k D C  Gk D =  k α N − N k  . esto es.  ˆ −i kD 2α  − iˆ   k D  2  2    Si iˆ k D > 0 . Nk Nk k k Notar que esto último es lo mismo que pedir que G kD <G 2 . queremos ver el caso iˆ k D = 0 . En ese caso N 2 k  k k N 2  ∫ U i di  ∫ U ik 1 C  C GkD =  0 k − k  > 0 si k < 0k α N α . Por lo tanto.(1 − t k * ) N 2 α . reemplazando en ( iˆ k ) G k D por la expresión obtenida a partir de ( G k ) resulta: Nk 2 ∫U k i di C 0 k − k ≤ U 0k − w0k .N N 2    2  que es la condición de óptimo interior. o que i kD < . reemplazando U iˆkk por su definición en ( iˆ k ) y despejando wiˆ k obtenemos: α (G k D − G )  wiˆ k D =  k*  1− 1− t  Si iˆ k D = 0 . Las transferencias privadas tienen la forma utilizada en la reescritura del problema.N Esto es. la provisión óptima de bien público local a lo sumo alcanza para cubrir la utilidad de reserva del individuo de menor ingreso de la región (sin darle una transferencia).N α . 2 GkD > 0 Si iˆ k D > 0 . sabemos que debe cumplirse simultáneamente que k D . la mitad de la población de menos ingresos recibe transferencias privadas. Si iˆ > 0 . G k D > 0 pues wik > 0 ∀i . con G 2 la provisión de k N bien público que hace que el individuo alcance su utilidad de reserva únicamente con 2 ˆ Nk bien público local.

existe ~ Nk un i k ∈ (0. Gráfico del óptimo interior Los resultados se dividen en dos casos: iˆ k D > 0 e iˆ k D = 0 .G + wiˆk D (1 − 1 − t k * ) ]  − iˆ k D   2    Notar que el lado derecho es siempre mayor a cero. mientras que el lado izquierdo tiende Nk a − ∞ cuando iˆ k D tiende a por izquierda. Dado que el lado izquierdo es mayor a cero 2 cuando iˆ k D = 0 (por la condición obtenida para que G k D > 0 ) y que es decreciente.α  1  α [ = α . iˆ k D < i k < en el óptimo. que es aquel que cumple 2 Nk 2 C ~ Nk que ∫ U i di = . no necesitamos k ~k i 2. nos queda que la provisión óptima cumple: N 2 k C  k  ∫ U i di −  Gk D 1  iˆ k D =  α N k 2. Si iˆ k D > 0 . ) a partir del cual el lado izquierdo es menor a cero.  N 2 k  k  ∫ U i di  1  iˆ k D C  α (G k D − G )  Gk D =  k α N − N k   y wiˆ k D =  k*   ˆ −i kD 2α  − iˆ   k D  1− 1− t   2  2    Despejando G k D de la segunda ecuación e igualando a la primera. Es decir. G k D e iˆ k D están caracterizados por:  N 2 k  k  ∫ U i di  1  iˆ k D C  α (G k D − G )  Gk D =  k − N  y wiˆ k D =   kD  k α N  1− 1− t  k*  ˆ −i kD 2α  − i   ˆ  2  2    . Por lo tanto.α 2 imponer ninguna condición sobre los parámetros para que existan transferencias privadas en el caso descentralizado.

N k    ~k  2  i Nk/2 iˆ .N k     2  Gráficamente: G U 0k − w0k .G + ] wiˆ (1 − 1 − t k * ) se obtiene de despejar G k D en la segunda ecuación.(1 − t k * ) ≥ N 2 k  k  ∫ U i di  1 0 C  − = GkD α  Nk α .Gráficamente: G 1 α [α . Si iˆ k D = 0 .G + wiˆ (1 − 1 − t k * ) ] Gk D ~k iˆ k D i Nk/2 iˆ N 2  k C  ∫ U i k di −  1  iˆ 2 .α  α  N k   − iˆ   2    Donde 1 α [α . sabemos que N 2 k  k  ∫ U i di  1 0 C  GkD =  − α Nk α .

si iˆ > 0 .λ j = 0 a M λl ( t ) W − M.G k + wmed k . kC wiˆ k C =  *  1− 1− t  . B – Derivación de los resultados para el caso centralizado Las condiciones de primer orden son: ( G k ) − C − α .G=TMTb.(1 − t ) + b k ( λk ) U med k = α .w med =0 l =1 2 w med .a t* = a − . α α . Usando ( λk ) y despejando G k obtenemos 1 k C  G kC = U med − . esto es  Nk  [ b kj C = U jk − α .N k  La transferencia que realiza el gobierno central al gobierno local de la región k es N k k * N k  C   2 k .N   El gobierno local les da transferencias a los individuos de la mitad de menos ingresos que no hayan alcanzado su utilidad de reserva sólo con el bien público local. M Nl l W −∑ .wmed l =1 2 De ( G k ) y ( bk ). y despejando t obtenemos M .(1 − t * ) para j ∈  iˆ k C .G. vemos que en el óptimo 1 k 2 wmed (1 − t * ) + b k * Nk 2 = α C esto es la condición usual TMSb. (a − t ) 2 + ∑ l l l .G k C ]2 − w kj .b =  k  − wmed (1 − t * ) 2 2  α . 2    α (G k C − G )  con  .(1 − t ) + b k donde λk es el multiplicador de la restricción para la región k.(1 − t ) + b Nk λk ( bk ) − − =0 2 k 2 wmed . Usando ( bk ) en ( t ).

que es lo k N mismo que pedir que iˆ k C < . iˆ k C = 0 si U med − k  ≤ U 0k − w0k .N k  α . si la provisión óptima de bien público local a los sumo cubre la utilidad de reserva del individuo de menos ingresos de la región (sin darle una transferencia). 2 Gk C > 0 Esto es: 1 k C  C G kC = U med − > 0 si k U med > α α .N  es decir.N k la parte izquierda de la condición de óptimo interior. med k = nos queda que 2 c wmed (1 − t * ) < α . por ser un continuo de individuos. tenemos que: . queremos que G kC > 0 y que G kC <G 2 . 1 k C  Por otro lado. Nk iˆ k C < 2 Esto es: 1 k  α U med −  1 k C α . C – Efecto de una variación de los parámetros ∆G Caso descentralizado Si G aumenta en δ . Condiciones para el óptimo interior Nk k Análogo al caso descentralizado.(1 − t * ) α α .N k [  < α U N k 2 − wN k 2 (1 − t ) k * ] Nk Recordando que.N k que es el lado derecho de la condición de óptimo interior.

G G δ δ kD G +δ Gk D+δ δ δ G kD δ Gk D δ Nk/2 iˆ iˆ k D Nk/2 iˆ Caso centralizado 1 k C  Vimos que G k C = U med − k  . Tenemos que: G G Gk D’ Gk D’ Gk D Gk D Nk/2 iˆ Nk/2 iˆ Vemos entonces que la provisión de bien público local aumenta.N  1 k C  G k C = G +  wmed − α α . Reemplazando U med k por su definición tenemos que: α α .N k  a partir de lo cual se ve fácilmente que un aumento de G en se traslada a un aumento en Gk C del mismo tamaño. . ∆wik Caso descentralizado Supongamos que el ingreso de todos los ciudadanos pertenecientes a la mitad de menos ingresos aumenta.

Caso centralizado 1 k C  De G k C = G +  wmed − vemos rápidamente que un aumento del ingreso del α α . .N k  individuo mediano aumenta la provisión de bien público local.

Inc. Devarajan. y Mookherjee. 83. . Patrimonialism and Democratic Governance: an Overview and Framework for Assessment and Programming” Prepared for USAID Office of Democracy and Governance. (1999) “Centralized versus Decentralized Provision of Local Public Goods: a Political Economy Analysis” NBER Working Paper nº 7084.: World Bank. R. D. (2005) “Does Competition for Capital Discipline Governments? Decentralization. T. Working Paper. S. y Sinha. J. (1999) “Slapping the Grasping Hand: Correlates of Political Corruption in Emerging Markets”. . American Journal of Economics and Sociology.Bibliografía . 16. C. Bardhan. Ahmad. Avritzer. (1999) “Relative Capture of Local and National Gvernments: An Essay in the Political Economy of Decentralization”. H. Paris: OECD. American Economic Review. D. MA: Abt Associates. . (2005) “Governance Gone Local: Does Decentralization Improve Accountability?” In East Asia Decentralizes: Making Local Government Work. . Dillinger. Development Centre. . Cumberland. (ed. (1981) “Efficiency and Equity in Interregional Environmental Management. nº 4.” Journal of Public Finance and Public Choice. . A. . 88. y Coate. (2005) “Decentralization. O. Gatti.. (2004) “State Corroding Federalism”. y Mookherjee. Campos.C. . L. P. R. . D. . Cai. Estache. Bergen: Chr. Goldsmith. Centre for Economic Performance Working Paper. Besley. vol. Corruption and Government Accountability: an Overview”. London School of Economics.” Review of Regional Studies. Faguet. y Treisman. . J. R. . (1998) “Democracy and Decentralization in South Asia and West Africa. (2002) “Clientelism. J. Department of Economics. y Hellman. S.: World Bank Policy Research Working Paper nº 3486. Journal of Economic Perspectivas. . K y de Mello. Princeton. y Gatti. y Shah. . J. D. Washington D. y Treisman.) Susan Rose- Ackerman. L Jr. (1994) “Decentralization and its Implications for Urban Service Delivery” Urban Management Programme Series 16. eds (1999) “Fiscal Decentralization in Emerging Economies: Governance Issues”.C. Fisman.C. A. S. Gurgur. (2005) "Localization and Corruption: Panacea or Pandora's Box?". Bardhan. Washington D. J. Brinkerhoff. . Cambrigde: Cambridge University Press. A.. London: Edward Elgar Publishing. y Gatti. W. (2002) “Democracy and the Public Space in Latin America”. (2005) “Decentralization and Service Delivery” World Bank Policy Research Working Paper. S. Berkeley. . J. (2001) “Does Decentralization Increase Government Responsiveness to Local Needs? Decentralization and Public Investment in Bolivia”. (2002b) “Decentralization and Corruption: Evidence from US Federal Transfer Programs”.: World Bank discussion papers 290. (1995) “Does Decentralization Increase Public Infrastructure Expenditure?”. Participation. University of California. Accountability and Performance”. D. A. For Handbook of Economic Corruption. R. P. NJ: Princeton University Press. Khemani. Washington D. y Manor. Fisman. (2002) “The Economics of Decentralization: A Review of the Literature and the Case of Education Provision.C. Fjeldstad. Globalization and Public Policy”. . R. vol. nº 4. Public choice. (2002) “Decentralization of Governance and Development”. H. Michelsen Institute.: World Bank . 2. 20. y Goldsmith. (2002a) “Decentralization and Corruption: Evidence Across Aountries” Journal of Public Economics. . Estache (ed) DecentralizingIinfrastructure: Advantages and Limitations. Cambridge. . S. (2003) “Decentralisation and Corruption: A Review of the Literature”. In A.C. 95. P. and Shah.: World Bank. 113. Washington D. . Journal of Public Economics. Bardhan. Cai. 58. Fukasaku. Crook. T. P. . Washington D. R.

P. A. and the Poor”.C.C. F. (1986) “Pigou. G. 34. UCLA. B. G. 369-389. Tabellini. 5. Washington D. Decentralization: A Principal-Agent Analysis”. Property Taxation. (1998) “Fostering Fiscally Responsive and Accountable Governance: Lessons from Decentralization” (pp 83-96) in R Picciotto and E. D. Persson. A. University of Kentucky. Tommasi. Qian. M. . M. y Khemani S. In J. Journal of Public Economic Theory. .” World Politics. Washington D. y Weinschelbaum.C. Public Expenditures. (2002a) “Decentralization and the Quality of Government”. New Brunswick /London: Transaction Publishers. y Shah. y Weingast. Corruption. 1.” American Economic Review. . . nº 1. y Marchand. 19. Selee (eds. Treisman. Institute for Federalism and Intergovernmental Relations. Manor. (1996) “Accountability and Decentralization in Government: An Incomplete Contracts Model”. 2006-02.C. (1998) “Federalism and the Soft Budget Constraint.. Selee.: World Bank.C.: World Bank. Keefer. Journal of Public Economics. Washington. (2002) “Centralization vs. Nupia. (2000) “Political Economics: Explaining Economic Policy” Cambridge. Keen. Qian. (2007) “Centralization vs. Treisman. Prud’homme. R (1993) “Corruption”. Zodrow. vol. Montinola.: World Bank. and Political Accountability in Developing Countries”. (2000) “Constitutional Determinants of Government Spending”. O. (2002b) “Defining and Measuring Decentralization: A Global Perspective”. A. R. . y Mieszkowski. T. 108. Mana. G. P. pp. Y. (2004) “Exploring the Link Between Decentralization and Democratic Governance”. . 40. December. Shah. 88. vol 64 nº 5. P. B. D. y Vishny. . .” Journal of Public Economics. D. (1996) “Federalism. . (2005) ”Decentralization and Electoral Accountability: Incentives. Treisman. Shleifer. . 66.: Woodrow Wilson Center. . G. 1. (1995) “The Dangers of Decentralization”.” Journal of Urban Economics. 76. Decentralization: The Devil Is in the Details”. G. Wiesner (eds) Evaluation & Development. (2000) “The Causes of Corruption: a Cross National Study”. y Lockwood. European Economic Review. Tiebout. Y.. Separation and Voter Welfare”. nº3.: World Bank.: World Bank. 48. M. (1999) “An Anti-Corruption Strategy for Provincial Government in Papua New Guinea”. Washington D. Hindricks. A. (1956) “A Pure Theory of Local Expenditures” Journal of Political Economy. . Tiebout. Department of Political Science. Australian National University: Asia Pacific Press. (1999) “The Political Economy of Democratic Decentralization”. Tulchin and A. Seabright. . D. vol. and the Underprovision of Local Public Goods. World Bank (1999) “World Development Report 1999/2000: Entering the 21st Century”. The Institutional Dimension. Working Paper. . unpublished. . Chinese Style: The Political Basis for Economic Success. (2006) “Descentralization. Washington D. Working Paper IGIER. 9 (2). J. The World Bank Research Observer. and Roland. Mass. . . . Washington. C. . . Bocconi University. Working Paper. Asia Pacific School of Economics and Management Working Papers Gog 99-5. J. (2003) “Democracy. Prud’homme. Quarterly Journal of Economics. . unpublished manuscript. R.C.: MIT Press. . y Tabellini.) Decentralization and Democratic Governance in Latin America. . World Bank Policy Research Working Paper. B. D.S. (1997) “Fiscal Competition and the Pattern of Public Spending.