La Pila Ornamental de Tacna es una fuente de 6 m. de alto y 6 m.

de diámetro, de estilo
neoclásico griego que se levanta en la plaza principal de la ciudad de Tacna. Simbolizaría el
viaje de Neptuno a las Panateas o guerra de los dioses acompañado de sus hijos Tritón y
Nereida y su esposa Anfítitre, además de los ocho dioses de los vientos.

Historia

La Pila Ornamental de Tacna fue traída desde la ciudad de Bruselas, Bélgica, por la célebre
firma constructora Eiffel. Fue adquirida y obsequiada a la ciudad de Tacna por el gobierno
patriota y progresista de don José Balta en el año de 1869. Según refiere don Fortunato Zora
Carbajal, en su obra TACNA, HISTORIA
Y FOLKLORE. Añade además que los
trabajos de colocación de la
mencionada pila estuvieon a cargo de
un experto Técnico fránces: Matías
Richet y un arquitecto peruano
apellidado Salazar, quedó a cargo del
basamento de piedra. Finalmente
señala como una inolvidable anécdota
de aquella época, que antes de la
colocación de las cuatro estatuas
principales, un grupo de vecinos
notables, colocaron dentro de ellas,
algunas botellas de aguardiente, traídas desde el Valle de Cinto, que está ubicado en Locumba,
eran del más fino aguardiente "Italia Ward", de cuya existencia, hoy solo queda el recuerdo.
Otro detalle importante de la Pila Ornamental es que tiene una gemela, en la ciudad de Buenos
Aires, capital de Argentina, y está ubicada en la Plaza Palermo. En todo el resto de sudamérica
no hay otra pila ornamental igual.

Descripción

La pila ornamental tiene 6 metros de altura, la fontana mayor tiene 6 metros de diámetro.
Sobre el basamento de granito está ubicado el grupo estatuario que simboliza las cuatro
estaciones del año, completan el grupo de símbolos, del comercio, de la industria y de la
navegación: un ancla, un remo, un fardo, cabos de ancla y timón de bote.

El grupo estatuario pleno de belleza en el desnudo, formas y líneas, es una manifestación de
perfecto estilo clásico griego, el que ha desafiado, victoriosamente el correr de los siglos y
posee contorno de eternidad.
La catedral de Tacna está ubicada en el centro cívico de la ciudad de Tacna,
departamento del Perú; se empezó a construir en 1875, en el mismo lugar que ocupaba el
antiguo y primer templo del lugar. Por diversos motivos; uno de ellos la Guerra del Pacífico,
la obra culminó en el año 1954, cuando gobernaba el Perú Manuel A. Odría. Esta
construcción fue iniciada por la por la firma Petot y Compañía, subsidiaria de los
señores Eiffel en París, y terminada por la firma “Garibaldi Hermanos S.A.” inaugurándose
el 28 de agosto de 1954 El material que se utilizó consistió en piedra de cantería, extraída
de los cerros Arunta e Intiorko de la ciudad.

Historia

La construcción fue iniciada el 6 de marzo de 1875,
por el contratista ingeniero Carlos Petot,
representante de la firma “Alejandro Gustavo Eiffel”,
bajo la dirección técnica del arquitecto Tadeo
Strujemski. Se trataba de una obra monumental,
según los planos del arquitecto Miney, al mismo
tiempo una obra artística de interés religioso y
ornamental. En varias revistas y periódicos se
publicó una representación fotográfica de diseño
conjunto.

Llegó el año 1878, surgieron ciertas dificultades a la
firma constructora en su sede principal, al mismo
tiempo el país atravesaba una época de falencia
fiscal, y no se pudo, probablemente, seguir
financiando la obra, así que quedó paralizada
después de tres años de actividad en su
construcción. Los muros exteriores habían sido
levantados con piedra extraída de las canteras del cerro Intiorko, y había llegado la mayor parte
del material, del hierro y el acero para la construcción.

El estallido de la Guerra del Pacífico en 1879, contribuyó indudablemente a la paralización total
de la catedral, los trabajos fueron suspendidos sin haber alcanzado un cincuenta por ciento se
su totalidad. Las dos torres truncas del gran edificio por largo tiempo se levantaban dominando
el panorama urbano como dos antenas de esperanza y de fe en el futuro, ni los azares cruentos
y dolorosos de la guerra, ni los movimientos sísmicos, habían podido mellar en lo más mínimo
de la fortaleza de la catedral inconclusa.

El 28 de agosto de 1929 la campana, colocada provisionalmente en una de las torres, anunció
con su canto sonoro la liberación de la tierra tacneña después de media centuria de angustia y
opresión, por parte del invasor chileno

Y un reloj colocado provisionalmente, en la otra torre siguió marcando aunque con ciertas
deficiencias, las horas y los días de todo el año.

En la llamada ley de Tacna se había consignado la terminación de la catedral, el 17 de marzo de
1950, el supremo gobierno votó los fondos necesarios con el fin de hacer realidad la conclusión
de la obra, satisfaciendo con ello una vieja y vivida aspiración de varias generaciones tacneñas;
se utilizaron los “fondos Pro- desocupados”.
En vista de haber desaparecido los planos primitivos, se encomendó la restructuración de un
proyecto nuevo sobre lo existente, al arquitecto peruano don Luis F. Goycochea B. y previo los
cálculos respectivos, a cargo de los ingenieros Víctor A. Estremadoyro y Carlos Pérez Reyes, y
presupuesto y base de licitación que confeccionaron los ingenieros Antonio Jiménez m. y Víctor
León Bustamante, obtuvo la buena `Pro la firma “Garibaldi Hermanos S.A.”, el 25 de abril de
1951.

Desde esta fecha se iniciaron los trabajos de terminación del gran edificio, sobre un área de
2000 m² que comprende la catedral propiamente dicha, y una adicional de 980 m², de la cripta
subterránea que también está terminada. Después de 79 años transcurridos, el 28 de agosto
de 1954, se terminó la construcción y fue inaugurada siendo obispo de la diócesis Carlos
Alberto Arce Masías.

Arco Parabolico:
El arco parabólico es un monumento ubicado en el Centro Cívico de la ciudad de Tacna,
fue inaugurado el 28 de agosto de 1959 durante el gobierno de Manuel Prado
Ugarteche con el nombre de Monumento a los héroes almirante Miguel Grau Seminario y
Coronel Francisco Bolognesi.
Su altura es de 18m y construido en piedra de cantería. Fue diseñado por técnicos
alemanes y su forma corresponde a la forma del paseo cívico de Tacna. En su base se
encuentra las figuras huecas de Miguel Grau Seminario y Francisco Bolognesi, héroes
peruanos de la Guerra del Pacífico; éstas esculturas de bronce fueron hechas en la
fundición Campayola de Lima.
Frente a la estatua de bronce de Francisco Bolognesi, cada domingo se realiza una
ceremonia con un juramento expresando: "Mi coronel Bolognesi, tenemos deberes
sagrados que cumplir y los cumpliremos hasta quemar el último cartucho".

Related Interests