1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 23

Sexo inorgánico en el ciberespacio:
relaciones entre ciencia y pornografía
Miquel Ángel Torres Ruiz

E
STE ESCRITO trata acerca de la relación entre la griega, no aparece en su acepción moderna hasta me-
ciencia1
y la pornografía, y de cómo en el cen- diados del siglo XIX, reivindicado inicialmente por los
tro de esta relación subyace una transformación médicos higienistas y posteriormente por los moralistas
de nuestro concepto del cuerpo orgánico que ha gene- y legisladores.
rado nuevas expresiones del deseo erótico, y nuevos ca- Evidentemente, es antigua y muy variada la iconogra-
minos iconográficos para la representación sexual. Una fía y la plástica de los gestos o actos sexuales, desde las fe-
constante predomina en esta transición: el cuerpo está llatios de las copas griegas del siglo V a.C. hasta los tríos de  23
siendo (re)construido por la ciencia y las ancestrales mi- las esculturas del siglo XIII del templo de Surya en Kona-
tologías que han vinculado la reproducción y la vida rak, India. No obstante —teniendo en cuenta la recono-
erótica están experimentando un proceso irreversible de cida imposibilidad para definir con algún criterio rigu-
reinvención. roso qué es pornografía— con esta palabra, y para efectos
Pero, ¿por qué hablar de la ciencia? ¿Es que la porno- de este ensayo, me estoy refiriendo a aquel concepto más
Página 21: Sin título / Aaron Diskin; página 22: Sin título / Aaron Diskin

grafía no existió antes del revolucionario proceso a tra- cinematográfico que Linda Williams (1999) acota como
vés del cual el conocimiento humano pasó a legitimarse las “representaciones visuales de cuerpos en movimiento
más con el método científico que con la revelación cris- involucrados en actos sexuales explícitos con una inten-
tiana? Ciertamente, no con el nombre de “pornografía”, ción principal de excitar a los espectadores”, incidiendo en
un término que, aunque posee una antigua etimología su distinción de los escritos pornográficos “por el elemen-
to de perfomance contenido en el término acto sexual”
(Williams, 1999: 30). Pero además, añado el que estas re-
miquel ángel torres ruiz: CIESAS, miquelart@terra.com.mx presentaciones visuales se han hecho accesibles a la ma-
yoría de la población gracias a las modernas tecnologías
Desacatos, núm. 9, primavera-verano 2002, pp. 23-56.
de la comunicación (básicamente imprenta, fotografía,
1 No me centro en el concepto filosófico, epistemológico o metodo- película y video) (Gubern, 1989, 1999; Yehya, 2001a) y que,
lógico de “ciencia” como modo de conocimiento que aspira a formu- asimismo, han sido objeto constante de prohibición, cen-
lar leyes basadas en la observación y en la experimentación, sino que
me interesa usar “ciencia” como noción surgida del momento histó- sura o regulación en las sociedades occidentales (Ken-
rico, durante el proceso de independización de las disciplinas parti- drick, 1996). Pero sobre todo, la moderna pornografía se
culares, en el que se legitimó el positivismo a principios del siglo XIX
como la mejor forma de conocimiento ligado al desarrollo de la tec- distingue por haber sido la compañera de viaje de la uto-
nología y al progreso racionalista. pía científico-tecnológica de las sociedades industriales

1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 24

saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002

24 

Sex shop, Ámsterdam, 2001 / Ricardo Ramírez Arriola

y secularizadas (Kauffman, 2000; Yehya, 2001a) —aque- contemporánea ha tenido con los procesos que desde el
lla que ha conducido al sujeto de la modernidad hacia la siglo XIX han configurado a la modernidad racionalista
fragmentación del conocimiento, hacia dentro y hacia fue- y científica del mundo occidental.
ra del individuo. La pornografía no solamente habla de la sociedad en
No obstante, la necesidad de vincular la pornografía donde aparece, sino que es constitutiva de la misma, in-
con la ciencia no debe hacernos creer que cualquier cosa daga en los imaginarios y fantasías que la han recorrido
puede estar relacionada, como comenta Bernard Arcand y que le son subyacentes logramos alcanzar una posición
con cierta ironía: “es toda la historia social la que subyace privilegiada para leer en este “espejo de la modernidad”.
en nuestro tema y nada de lo que pasó le es totalmente En ella se reproducen los postulados (inconscientes) de
ajeno. Pero al mismo tiempo, siempre hay que descon- la cultura, y en ella la sociedad compromete sus presu-
fiar de las correlaciones, pues la pornografía evidente- puestos dados por evidentes alrededor de la construcción
mente se desarrolló al margen, paralelamente a otras cultural del placer. No obstante, este “reflejo en el espe-
transformaciones sociales que no entablan con ella una jo” no se traduce como una mera influencia del progre-
relación de causalidad” (Arcand, 1993: 133). Por lo menos, so científico sobre el imaginario pornográfico, sino que
aquí intentaré rastrear los vínculos que la pornografía se advierte en el hecho de que la pornografía funciona

1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 25

primavera-verano 2002 Desacatos saberes y razones

como un caleidoscopio de la manera en que nuestra conduce a la idílica utopía tecnológica: “el mal, cuando
sexualidad se ha construido en el mismo proceso en que se asocia a la búsqueda se convierte en bien” (Shattuck,
se ha desarrollado la utopía tecnológica como desafío 1998: 130). La plenexia, la negación de todo límite aun a
irreversible al antiguo mito del conocimiento prohibido. costa de la destrucción y el aniquilamiento, ha inscrito el
Con el resquebrajamiento de la cosmovisión cristiana exceso en el proyecto mismo de la utopía tecnológica:
entre los siglos XVII y XIX, la modernidad estalla en una toda ciencia es, por definición, transgresora en un nue-
pluralidad de sistemas explicativos de la naturaleza hu- vo sentido, no en el de la ruptura regulada de la ley para
mana. Así, diversas antropologías científicas2 —desde el confirmar las fronteras sociales del orden simbólico, si-
evolucionismo darwiniano, el materialismo marxista, no en el de la ruptura extrema, aquella que no tiene re-
el inconsciente psicoanalítico o la criminología lombro- torno y que se legitima en el estar más allá de la línea de
siana, hasta la conciencia colectiva durkheimiana— la transgresión reversible.
desarrolladas como ciencias de hechos u “ontologías Una radical tendencia hacia lo extremo comparten la
regionales” (en lenguaje husserliano), han fragmentado ciencia y la moderna pornografía: exigiendo la prueba
la unidad del hombre teleológico de la fe —que se expli- empírico-visual y el registro exhaustivo de los data, am-
ca por sus fines. Pero es más, las diversas ciencias socia- bas se obsesionan con todas las permutaciones posibles
les y psicológicas, enraizadas en el nuevo telos liberador con el fin de encontrar la verdad en lo que hasta enton-
de la racionalidad, han hecho del cuerpo humano una ces había permanecido oculto. Pero mientras la ciencia
topografía de las tensiones políticas y las utopías socia- hace de sus revelaciones motivaciones para proseguir la
les que nos han convulsionado desde hace dos siglos. búsqueda sin fin, la pornografía, a menudo, cuando des-
Pero una corriente latente ha hecho de este cuerpo el vela el secreto (representando lo que la sexología ya ha-
blanco de la utopía científico-racionalista mediante la bía diagnosticado) y ofrece todas las posiciones posibles,
promesa del triunfo sobre la muerte y de la violación todas las combinaciones de partenaires o todas las “per-  25
del secreto de la vida. versiones”imaginables, no es sino para descubrir que más
Como tan oscuramente lo anunciaron Horkheimer y allá del deseo no hay ninguna verdad. La ciencia pro-
Adorno (1987) en tiempos en que el holocausto judío mete un paraíso tecnológico donde, interviniendo en la
había terminado de deslegitimar el proyecto ilustrado, mediación entre el ser humano y el utensilio instrumen-
los antiguos mitos cristianos han sido reemplazados por tal, llega a fundirlos en un cyborg inorgánico donde el
el nuevo mito de la razón, en el que un rasgo por encima lastre de la carne es superado. La pornografía, por su
de todos identifica la modernidad: el progreso científi- parte, promete un paraíso sexual donde las obligaciones
co, el movimiento permanente hacia un grado superior sociales que comporta la sexualidad (reproducción, fi-
del conocimiento, donde la ruptura de los límites ha lle- liación, enamoramiento, compromiso) son absueltas
gado a ser un bien por sí mismo, una praxis atelis au- por el potencial del placer para redimir. Mi propósito es
tojustificada en su propio devenir —o aquello que los develar cómo la utopía cyborg y la pornografía contem-
filósofos de la escuela de Francfort denunciaron como la poránea están involucradas en un mismo momento cul-
“racionalidad instrumental”. El antiguo mito del cono- tural, que a falta de mejores conceptos llamaré, junto
cimiento prohibido, síntoma y consecuencia del mal en con Katherine Hayles (1999), la era “posthumana”.
la cosmovisión cristiana, ha sido socavado por la creen- No obstante, la pornografía constituye la única forma
cia en la bondad de la ilimitada curiosidad humana que de exploración extrema del conocimiento que no es
ciegamente validada por la ideología del progreso. La
acumulación de conocimientos hasta el infinito que se
2 En algunos casos, el hecho de no ser compatible con la metodología
desprende del proyecto de la modernidad, por la cual, co-
positivista de la ciencia moderna no invalida su pretensión de cien- mo ya adelantó Susan Sontag en La imaginación porno-
tificidad, o de adscripción a una antropología secularizada. gráfica (1967), tanto la tecnología como el arte cuentan

1978. elaborada en 1886 como un primer compendio de las “perversiones” sexuales. Sin embargo. 4) la novela Crash. ciencia y pornografía compar. cesible en la red global. sino por ser momentos que hablan de “síntomas” bradores. de vanguardia. 3) Psychopa- xualidad. gía plástica. un fuerte potencial destructivo —desde las teorías de la pornografía. quisitiva las hacen compartir aquella obsesión que carac- na libertad de movimientos. to en la sistematización de la conducta sexual humana. o para el caso de la pornografía. y por último. del Marqués de Sade. escrita alrededor de 1785 en La Bas- 2001 a). propongo un hace patente en el caso de la tecnología. mientras otras clases de conoci. no solamente para el orden social. pero no mediatizadas por la tecnología mediante el uso de dis. los diafragmas y condones— que han llegado culturales de la modernidad —y que nos hacen com- a usarse como “herramienta moralista” y han pasado a prender mejor nuestra época posthumana. por considerarlas expresiones capitales o “hitos” de una positivos —tales como los cinturones de castidad. 17 de Sin duda. 1973 y brillantemente llevada al cine por David Cronen- ha decidido restringir el acceso público al conocimiento científico berg en 1996. sexual y la ciencia han estado caminando juntos en la sino para el propio poseedor del mismo. narios eróticos. piercing) o para la transe. escrita en 3 Recientemente el presidente de Estados Unidos. Para ello. eliminando partes vitales de los mismos (El País. de J. directrices para obligar a los científicos a que no publiquen íntegros sus estudios. tenemos varias direcciones en que el deseo groso por excelencia. época. O que la tecnología se ha usado desde hace miles tilla y considerada perdida hasta 1900. Lo más importante es recordar que. derna pornografía de la segunda mitad del siglo XX y en desde la comisión Meese hasta los softwares-filtros para su iconografía y performance. No obstante. Williams. ciencia como a la pornografía su peculiar “mirada” in- ten el ser conocimientos que casi nunca se dejan en ple. por una jovencísima Mary Shelley. xuales como el fetichismo y el sadomasoquismo (Yehya. 2001 a). simboliza el conocimiento peli. . 5) el Proyecto del Genoma sobre producción de armas químicas y bacteriológicas para evitar que sean reproducidas por potenciales “terroristas”. Además. en la mo- evolucionistas hasta el proyecto del genoma humano. Así pues. se para la invención y el desarrollo de nuevas tecnologías convierte. se han Humano (PGH). las nuevas miento están disponibles para las masas en la sociedad técnicas de reproducción de la imagen como el video. el de lo extremo. Arcand. teriza nuestra época: el voyeurismo. tales como los quimicofármacos. c) y en cómo el deseo sexual (y la porno- 1998. Bush. modernidad: a) en cómo la tecnología ha mediado en más allá de los interminables debates sobre los efectos la transformación del cuerpo para fines de atracción perniciosos de las “imágenes obscenas” en la sociedad sexual. por lo menos desde lo que la sociedad imagina como el Estas páginas no están destinadas a hacer una historia mal. la ciru- lación peligrosa. 2000). 2) Frankenstein o de años para transformar el cuerpo con el fin de embe. b) en cómo la tecnología ha poblado los imagi- (Cardín. maquillaje. de Richard von Krafft-Ebing. los vi. el tratado del neurólogo alemán sí fue un hi- febrero de 2002). Ballard. CD-ROM o la Internet (Arcand. Para tal fin formar parte de la parafernalia de ciertas fantasías se. Yehya. Así. 1993: 171). 1996. Kendrick. aunque masivamente ac.3 pósito de reconstruir los elementos que han hecho com- El vínculo tan estrecho entre ciencia y pornografía se pañeros de viaje a ciencia y pornografía. la pornografía. en cambio. en el terreno de la sexualidad. el deseo sexual ha sido aliciente “exploración de los extremos” (Arcand. desde la thia Sexualis. 1993. una iniciativa del Congreso de Estados retirado más de 6 600 documentos ya publicados y se han tomado Unidos para la investigación científica aprobada en 1989. Kauffman. el moderno Prometeo. en una acumu. terminada en su primera versión llecerlo (tatuajes. No solamente recorrido por algunas obras de la literatura y la ciencia hay que constatar que las prácticas sexuales han estado que aparecieron desde finales del siglo XVIII. G. Voy a centrarme. en 1818. he seleccionado cinco obras: 1) Los 120 días de Sodoma. 1993. de la ciencia para ser la vanguardia y el modelo a seguir los instrumentos tecnológicos que permiten tanto a la por toda la humanidad. y a pesar de la plausibilidad social grafía) han animado el desarrollo tecnológico.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 26 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 con el aval e incluso la exigencia para dedicarse a la revolución industrial. con el pro- 26  limitar el acceso de los niños a la pornografía. o que su uso no implique. George W.

la cámara íntima de Real World o el Big Pero. sexual. teatro de las posturas extremas (sexuales y morales). esta obsesión es lo que hace. visto desde nuestra perspectiva. ésta ha sido el voyeurismo. la secuencia de los laboratorios Human estricto campo de las producciones pornográficas? Desde . todavía no exista un canal Discovery Porno). los documentales del interior de un hormigue- copatología sexual” para la modernidad que hizo posible ro del Discovery Channel. que tengan más en co- Así. los reportajes fotográficos del Natio- ría genética y el control de los procesos reproductivos. social. esta obsesión por observar cada detalle del mundo mún con la pornografía que con los supuestos precur- (natural. Genome Sciences.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 27  27 Sin título / Aaron Diskin así como el PGH lo ha sido para la evolución de la ingenie. los espacios de emergencias esta obra. o Jackass. periencia es lo que hace que las observaciones del teles. cuyos héroes bucean en estiércol de elefante. una gran ironía Brother. ¿cómo se observa la utopía tecnológica desde el copio Hubble. el programa te- que lo que han compartido desde sus inicios la moderna levisivo que parodia la mirada de la modernidad sin dar- pornografía y la ciencia —y que ya predijo Sade con su se cuenta. que no es otra cosa médicas del Discovery Health. animal) en su autenticidad sores históricos de cada área del conocimiento (aunque real y por llegar al registro extremo y al récord de la ex. nal Geographic. digo. físico. Pero. venture. los deportes extremos del Discovery Travel & Ad- recorre a la Psycopathia Sexualis: si ha habido una “psi.

cías. Pero de repente. la impotencia. O también madas hasta los dientes y con aire cyborgiano. las mujeres (que son las únicas poli- tico y medicalizado donde los órganos pueden funcio. 2001 / Ricardo Ramírez Arriola que la sexología sistematizó un saber científico sobre la Presentada en formato de video. Pero no quiero dejar de citar lo que a mi juicio te. de momento. médicos. el odio y hasta la gue. los implícitos míticos va donde unas mujeres-policía hiperempoderadas. Aquí. casa de un hombre soltero para verificar que no hay sexo pía pornocientífica. mundo aterrador. en su interior. en un estilo inquisitorial . Trial Sexual —una respuesta sexual humana. ar- que subyacen en estas concepciones genéricas. dos de estas policías invaden la es el mejor ejemplo de hacia dónde nos conduce la uto. En la primera escena. más importantes fantasías sexuales contemporáneas que rra son erradicados mediante terapias que hacen a los reflejan la caída del cuerpo orgánico y sus signos a la ca- hombres incombustibles y a las mujeres siempre dispo. Ámsterdam. el nibles en una continua y armoniosa orgía redentora género pornográfico es el vehículo de una utopía negati- —dejando aparte. jueces y jurados) castigan los orgasmos nar como nunca ayudados por prótesis o limpiados por (con eyaculación) de los hombres con la pena de muer- enemas. detentan aquellas que utilizan los ambientes de consulta médica o el control y la censura de las prácticas sexuales. En este de sala de emergencias para recrear fantasías de sexo asép. son numerosas las películas producción norteamericana de 2000 ambientada en un pornográficas que se han dejado llevar por esta recurren. tegoría de abominación en la era tecnológica. Los Ángeles preapocalíptico— concentra algunas de las cia donde la frigidez.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 28 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 28  Sex shop.

cias cada vez más extremas. Mientras deambula por oníricos pasillos. tonomía ilimitada. para dictaminar quién es cul. podía concebir. A la vista de los tambaleaban a finales del siglo XVIII (tales como la cari- jueces y del jurado. Ésta es. la pornografía del futuro. recomendaba en sus escritos el arte de la “apatía” o individuo. Después de unirse al grupo y de realizar felaciones regulación libertina respondía. Sade. como de la de una ley ma. ción pública. el orgasmo y la eyaculación son las prue. nos). virtudes que han fundamentado los pilares de la moder- bas (masculinas) de culpabilidad en un mundo donde el nidad y que fueron el fruto de la ilustración triunfante: erotismo abomina de cualquier signo de la reproducción la voluntad general y la sociedad benevolente (Seoane. estos mundos cerrados de comunidades posteriormente fuera lo más intenso posible. el primero que se deje llevar por la dad) como parte del movimiento general iconoclástico eyaculación será el ejecutado. lo confluencia con la naciente sociedad del derecho civil— animan a unirse. Y aquí está.  29 y del cuerpo orgánico —razón por la cual las mujeres que 1998: 105). precisamente. bación del materialismo libertino. el protagonista aparece en una especie de corre. Pero. los peculiares mundos cerrados que Sade ¿cómo hemos llegado hasta aquí? describe en sus orgías de poder están tan alejados de la regulación social mediante la ley —o del carácter sagra- do de la transgresión— que el placer supremo que el in- 1. dos to del moderno sujeto secularizado que Sade intuyó: re- jóvenes caracterizadas de niñas terribles y que hacen de negado de la ley divina. del individuo en el contexto de la ambición ilustrada dor de la muerte de una cárcel-psiquiátrico donde espe. ilustrado. pertenece a una corriente de aparecen o son cyborgs lésbicos o jóvenes pedomiméticas ilustración heterodoxa que anteponía a cualquier bien cuyos signos corporales adultos-orgánicos han sido re. basada en la exacer- copulan simultáneamente con dos mujeres-niñas en sen. el hombre eyacula y como resultado dosificación del deseo para redoblar el goce en cada ex- ellas lo arrestan por “delito de orgasmo”. No obstante. Nada mejor para ilustrar este punto que re- mía de los placeres se alejaba tanto de la concepción de cordar el “programa de infamias” que constituye una de una naturaleza que supuestamente nos ordena buscar las principales obras de Sade: Las 120 jornadas de Sodo- nuestros deseos inmediatamente. a la calculada y coitos con ellas. en cambio. el individuo es. de hecho. la autonomía exacerbada del evitar experimentar ningún gozo durante periodos pro. EL HOMBRE SOBERANO DE SADE dividuo soberano alcanza contiene la larva de su propia ANUNCIA EL SUJETO DE LA MODERNIDAD eliminación —algo que no suena tan alejado a nuestro pensamiento contemporáneo cuando reflexionamos so- El Marqués de Sade. solamente del ataque a las virtudes tradicionales que se pable mediante la prueba del orgasmo. Siendo que destruye al otro de tal manera que de guardar las fuerzas. una entidad autónoma en rincón mientras observa. longados de tiempo para lograr que el placer desatado Sin embargo. mantienen re. La infeliz. pero él se mantiene humillado en un un ser soberano de sí mismo. el protagonista y otro hombre condenado La peculiar transgresión sadiana. el fundamen- ra juicio. los sucesivos eventos que se llevan a cabo en el . común los beneficios de conceder al individuo una au- bajados o suprimidos (vello púbico rasurado. sino también de la ridiculización de aquellas Como vemos. bre el hedonismo posthumano y la creciente soledad del no. mediante la cual la sociedad los intenta regular o pro- laciones lésbicas entre ellas bajo la atónita mirada del hibir inmediatamente creando un orden simbólico. que se celebra búsqueda de su realización radical mediante experien- en una escenografía entre espectáculo televisivo y ejecu. sobre todo —en sus juegos lésbico-infantiles la tentación de la muerte. tomando un viejo consejo liberti. En una escena periencia. algo que sólo una naciente autonomía radical posterior. individuo lo acaba “asfixiando” (Seoane. sin duda. Consistía esto en la práctica de imposibilita la vida social. libertinas nunca están abandonados a un desenfreno Esta regulación de la energía libidinal en una econo. En el juicio final. extraía sus energías no das camas experimentales. pechos pla.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 29 saberes y razones de crear las pruebas que están buscando. 1998: 111). Aquí. irracional.

y que. No menes”). y ateniéndose a un estricto reglamento. La experiencia moral kantiana surge a partir de la con- ciencia de que debemos seguir el imperativo categórico de la razón do como un objeto para controlar y dirigir más que co- resistiendo la fuerza de una posible transgresión. 159). el sujeto mo- ves momentos en que se lleva a cabo la culminación de derno. externa al individuo que tenía en la cosmovisión cris- nal es digno de un laboratorio de experimentación cien. ya que a partir de la época clásica “es en rradoras. Sade racionaliza el mal mediante el crimen días de Sodoma todos los demonios que estallarán en las programático —algo que nos resulta muy familiar a los psicopatologías sistematizadas por la scientia sexualis. 1986). Así. Por . Sade sólo pa. la subjetividad compuesta por nales y. el mal ya no Al aplicar sus torturas. se deriva del princi. a su vez. que hemos sido espectadores del siglo XX— un “cientí. el cual. lejos de tener un sentido temporal. donde cada momento lo contiene todo gracias a que el luntad en la carne de un ser sometido concede al mal su deseo se justifica a sí mismo. el cuerpo pasa a ser un regulador político del yo funda tanto la propensión al mal como la predisposición al bien (Ri. Porque hace depender la noción de mal de la superación La pornografía sadiana inaugura el tiempo inmanente de los límites del propio yo como voluntad de dominio sin trascendencia propio de la subjetividad moderna. a partir de la ilustración. ya que el deseo ateo no puede ser explicado por Pero en este punto nos preguntamos. vidual (Sichère. van El mal radical. Ciertamente. En- crueldad) en la naciente subjetividad moderna. relacionarse con los otros. expuesta en la de ser un cuerpo. a las crimi. mo una parte intrínseca del yo” (Hayles. 1995: 170). tiana al centro de la subjetividad moderna. rrollará la interrogación sobre el mal” (ibidem. funciona como cuerpo (con las instituciones disciplinarias). (con las disciplinas interiores): “el cuerpo es comprendi- coeur. postura subjetiva nueva. de nuevo concebido como apariencia soberana” (Sichère. a las dobles. Sade.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 30 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 aislado y remoto castillo de Durcet. la Edad Media. tífica: durante cuatro meses establecidos como grados. en la Selva Negra. ha habido una metamorfosis del espíritu maligno desde los cuatro maduros libertinos. aniquiladora: “la capacidad de imponer su propia vo. y en la que. de acuerdo con la demonología del tiempo cristiano. la muerte. 1999: 5). tonces. con el recurso al mal radical inventa una pasando de las pasiones simples. van obstante. los serrallos de muchachas y muchachos y los el interior de la esfera de la subjetividad donde se desa- “jodedores” (seleccionados todos ellos mediante “exá. algo que subyace también en Pero con el reinado del deseo. 1995: 169). los procedimientos siempre están se representa con los demonios medievales sino con la calculados para lograr que el dolor se dosifique con ra. es trasladado de la ubicación Pero el grado de sistematización de esta escalada crimi. Aunque estemos libertinos eyaculan como resortes exactamente en los bre. empieza a poseer un cuerpo. empieza a albergar en 120 la atrocidad. a las homicidas. el sujeto de la moderni- el concepto de erotismo de Georges Bataille (1997). (ibidem. mo se inaugura también la época del control político del pio del mal. la máxima suprema que es fundamento subjetivo último de todas nuestras máximas malas de nuestro libre arbitrio. la modernidad proclama la realmente soberano es aquel por el que se realiza el mal? “inmanencia radical del deseo ilimitado” (ibidem. cuya escatología Bernard Sichère (1995): ¿por qué para Sade el único acto otorga un telos al hombre. donde eliminan a la el deseo: “el heroísmo ateo sólo lo hace fiel a su deseo” mayor parte de los participantes. Es así co- Religión dentro de los límites de la simple razón. junto con las ancianas na. construido por el deseo. a un siglo justo de la Psycopathia Sexualis. muchos de ellos niños. la impiedad. la gías libertinas inauguran el tiempo de la repetición. 163). por fin. subjetividad “perversa” que afirma la amoralidad del de- cionalidad en una escenificación in crescendo donde los seo y que no admite ninguna alteridad. dad —identificado con la mente racional que ejerce la soberanía sobre los otros y sobre sí mismo— en vez 4 La noción kantiana de “mal radical” (Radikal Böse). como también sucede en otras de sus obras. Es por la secularización de la transgresión por lo que 30  fico” calendario de actividades mediante el cual se expre. las historias en Sade no evolucionan en el tiempo: las or- sa el mal radical4 (la injusticia. por tanto. praxis atelis: el “paseo” repetitivo del hombre soberano rece concebir la violación de los límites como modo de por sus gozosos infiernos particulares. esa maldad trascendental de la natura- aumentando la calidad de la crueldad que aplican los leza más allá de toda subjetividad y de todo deseo indi- libertinos. 169).

Shelley la novela Frankenstein o el moderno Prometeo. la verdad también se encuentra en algún manos y sometiendo el producto a descargas eléctricas. una cosa recordar cómo la criatura del doctor Frankenstein es la llamada “ciencia” es la que se somete a merced del deseo expresión literaria que simboliza los dos procesos capi- sin ley —por lo que la transformación del cuerpo y la tales de la modernidad: a) el robo del “fuego”como cono- modificación de la naturaleza humana no serán sino cimiento prohibido por parte de ese científico prome- los corolarios de este naciente mito de la racionalidad téico que desvela los secretos de la vida para suplantar la . una serie de experimentos llevados a cabo  31 por intrépidos médicos ingleses en los que se aplicaban corrientes eléctricas sobre cadá- veres para causar la movilidad de los múscu- los. asustado de su propia hazaña sacrílega. inspiraron a Mary W. Juntando varias piezas de cadáveres hu- en uno mismo. Un doctor enfebrecido Sin título / Aaron Diskin con la idea de crear vida después de la muer- te. aquí lo principal es precipita una nueva mitología del mal. Ahora. lugar de nuestro interior. de la trascendencia del mal. la ciencia moderna persigue el conocimiento prohibido del Ár- bol del Bien y del Mal. 2. de la misma manera que el infierno está de la humanidad. Con la crisis simbólica del cristianismo y por consi. abandona su vida familiar para entregar- se a la realización de este inalcanzable sueño consiguiente.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 31 primavera-verano 2002 Desacatos saberes y razones instrumental. escrita en 1818 como parte de un reto por dar a luz un cuento de miedo. creador abandona. Así. Pocos años más tarde. de la misma manera que los libertinos sadianos aplica- ban la crueldad gratuita sobre el otro para demostrar que el ejercicio del mal es el máxi- mo gesto de soberanía. Dejando de lado los problemas de la identidad moral guiente. Por consiguiente. para lograr una rein- vención de la naturaleza humana que se yerga como máximo gesto de autonomía de su propia racionalidad con respecto a la na- turaleza —o a la Creación.TODA CIENCIA ES EXTREMA A finales del siglo XVIII y principios del XIX. el deseo inmanente que genera esta conciencia sin alma. sólo que hay que aprender a logra dar vida a un ser monstruoso sin nombre al que su encontrarla. las aspira- ciones de la soberanía del sujeto moderno se iban a concretar con el desarrollo irrefre- nable de esta nueva ciencia. la filosofía de Sade es un síntoma de la incipiente mo- dernidad.

aunque dominado por una mente nacida in vacuo en el propio laboratorio— permite concebir el cuerpo como una entidad autónoma cuyas piezas se pueden separar y volver a juntar. Es decir. 2001 / Ricardo Ramírez Arriola . cada vez más la reproducción y la sexualidad pasan a ser esferas separadas —hasta llegar a un ciberporno donde el erotismo acaba renuncian- do a los signos de lo orgánico. alcanzable. significación con respecto a una sola cosmovisión. para someter el proceso reproductivo al control de la ciencia. la de la búsqueda de la verdad última mediante referencia a múltiples discursos de verdad identificados la experimentación extrema. Pero. Esto es. los fragmentos del cuerpo empiezan a adquirir autonomía conceptual por sí mismos. engañar a la muerte creando la vida. Por otro lado. hay que recordar que la división concep- tual del cuerpo no es algo necesariamente nuevo. a diferentes funciones rituales y simbólicas (Ardener. si Museo erótico. Esta noción está en el fundamento de un sujeto moderno que se piensa a sí mismo como la suma de unas partes que se poseen unas a otras mediante relaciones jerárquicas en la que los ór- ganos y los miembros pasan a ser metonimias de fun- ciones sociales y políticas. es un movimiento fundacional tibles. cambio. Una vez que la vida deja de guardar ningún secreto. separado conceptualmente en segmentos que responden mo la realización del autómata cartesiano pero que ter.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 32 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 naturaleza. de tal manera que para la época de la conso- lidación de la ciencia estos fragmentos serán remitidos a epistemologías y disciplinas científicas diferentes. la del conocimiento sin del cuerpo (no solamente en partes sino en planos) en retorno. En En primer lugar. y b) la fragmentación del cuerpo del sujeto bien en diferentes culturas tradicionales el cuerpo ha sido moderno. el monstruo que reconstruye el doctor Frankenstein —además de ser un cartesiano hombre- máquina. incompa- leza al violar su secreto. la reproducción deja también de ser un sagrado misterio para empezar a concebirse como otro de los ma- 32  pas cuyas imágenes hay que develar. distintos sistemas de significado del tipo de transgresión al que se consagrará la ciencia explican la naturaleza humana mediante la vivisección en los próximos años. la insaciable ansia de lo in. la característica peculiar de la modernidad es la gesto extremo de la soberanía del hombre que desafía la división del cuerpo en fragmentos que responden a orde- figura divina en su propio terreno o a la madre natura. haber hecho una mujer frente a la ambición de la mascu- linidad racionalista— intuyó y denunció el futuro sueño de la ingeniería genética: develar el código de la vida y crearla. o el de las perversiones. como disciplinas científicas —el cuerpo medicalizado. en estas culturas las partes del cuerpo adquieren cuerpo en información. y a veces. namientos de significado diferentes. A partir de ahora. No obstante. mina dos siglos después con la disolución-reducción del 1987). Al desacralizar el misterio de la vida. Mary Shelley —algo que quizás sólo podría el disciplinado. que empieza a reconocerse inicialmente co.

las categorías y el estableci- es la principal figura de una era que ha destronado a la miento de fronteras conceptuales —vinculada al impulso metáfora. Es más. la separación moderna de la experiencia sexual la sexualidad. Al separar los órganos individuales de la del resto de la experiencia humana. 1993: 151). hablan acerca de ellos y se erectan. setenta años del conjunto y los elementos simples. las categorías taxonómicas que había estado aplicando al táfora”. esta vocación metonímica ha per. las conduc. 1998: 46). La llevado a lo que él llama el “sexo neutro” de un cuerpo escritura cinematográfica del género pornográfico se que no pertenece a nadie: “tenemos la posibilidad de apoya en estrategias que realzan el carácter fragmentario acceder a un coito entre cuerpos que no nos pertenecen y separado de la experiencia sexual con respecto a la to. En palabras del filó- asumen nuestros órganos sexuales. con lo que se inicia unidad del cuerpo es lógico que se conviertan en objeto la construcción de un discurso o saber acerca del sujeto de atención exclusiva. tagonismo: son observados “desde afuera” por los aman- temporánea: como una culminación del movimiento en tes. y la fragmentación de sus Le sexe qui parle. mediante la frag. como metonimias de sofo italiano Mario Perniola (1998). 1992). después de Frankenstein. de la E. la se- ta sus fragmentos conceptuales de significados agrega. catalán Quim Monzó (1992) —en el que un hombre se birlo. familia. esta tendencia ha  33 la sexualidad. 1998: 46). la conmutación ge. La publicación de la Psycopathia Sexualis del * El sexo que habla. como los verdaderos participantes de la experiencia de Esto es. Para finales del siglo. logrando una “inversión sexual” que emana de su sexo. Es bastante evidente la relación que la pornografía guar. Un relato del escritor (Arcand.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 33 primavera-verano 2002 Desacatos saberes y razones Una tendencia común recorre esta poliantropología. describirlo y prescri. un coi- talidad de la experiencia subjetiva. la principal figura del lenguaje pornográfico (Freixas y Con el desarrollo de la episteme moderna (Foucault. al mundo extiende más allá del sexo (Baudrillard. mediante la ciencia. Así. 2000: 228) —el órgano por el cuadro-actor-suje. emiten fluidos. comunidad. Experimentamos. verdaderamente. 1998: 49). con la vagina significados que eclosionó la ciencia. (Perniola. hacen ruidos. hacer que el propio cuerpo se experimente en nuestro nente del protagonismo que de manera no tan inocente tiempo como una entidad extraña. mima y le procura más atención que a su persona— legalidad). Llegamos a percibir estos órganos tas sexuales adquieren la autonomía de una actividad que como independientes. parodia este proceso de individuación de los genitales. la ciencia terminó imponiendo neral de los términos) se instala en la desilusión de la me. y al mundo cultural de la Por consiguiente. Así nos lo recuerda Jean Baudrillard (1991) dado en la revolución industrial a la especialización del cuando nos habla de cómo “la metonimia (la sustitución trabajo productivo. cosa que ha generado una transexualidad que se mundo natural del zoológico y el herbolario. compendio donde por . lo convierten en un mundo imaginable en sí. [N. se lubrican. entreabren. 1997) el siglo XIX sistematiza. lo quiría significado (religión. ha terminado por parlanchina de Pénélope Lamour. su obs- to-experiencia— de la misma manera que la metonimia tinación por las definiciones. Hablar de sexo. por así decir. sin hacer referencia a los órdenes donde antes ad. Así. El filme porno po y el poseedor del mismo. académico de las facultades. en la pornografía los genitales asumen todo el pro- da con este proceso de construcción de la sexualidad con. aunque dotados de una sensibili- puede ser objetivamente distinguida del resto de la vida dad autónoma (Perniola. se el que el sujeto de la modernidad escinde su cuerpo y do. en la definición de nuestra identidad. y en el que es posible encontrar al. para definir el que se revelaba mitido que los órganos sexuales sean experimentados como complejo y profundo mundo psicológico donde habitaba un “sexo que habla” dispuesto a confesar su verdad. moral. la metonimia es entidad orgánica” (Perniola.* de Frédéric Lansac (1975). pone celoso de su pene porque su mujer le habla. to que es casi extraño a nuestro cuerpo vivido como una mentación del plano y de la secuencia.] neurólogo Krafft-Ebing en 1886. Bassa. Así. sería un cómico expo. 1991: 14). moderna antropología. que los escinde del “organismo viviente y funcionante” guna verdad profunda (Foucault. paración que se inició con la modernidad entre el cuer- dos y capaces de construir la identidad.

la mirada pornográfica y la mirada científica con- xuales como experimentos científicos— se ha instituido vergen al otorgar plausibilidad social al “efecto cámara”. sólo están los dos amantes. las áreas del conocimiento. b) el exceso nuestra época con la eugenesia y la ingeniería genética. logrando que múltiples pa- zaron acerca del lugar de la sexualidad en el ser humano: radigmas expliquen los mismos fenómenos una y otra el psicoanálisis y la sexología. Pero la ciencia es extrema. Una vez que se han roto los ladores de la moderna pornografía al poblar su mundo límites que la transgresión sólo supera para volver a con- de fantasías de perversiones. que los manuales de sexología elegantemente describen. Parafraseando a tremo. la sexología. Este exceso científico sido optimizado para servir a la salud tanto del sujeto se podría subdividir en: a) el exceso de exhaustividad en como de la sociedad. 1993: 183). a pesar de seguir el programa de lo ex- ante la cámara imaginaria de la ciencia. tificarse al alcanzar la superación una y otra vez. En tras prácticas sexuales se realizan como si fuéramos ob. la idoneidad de las caricias. razón por lista. sino todo el peso de la legi. y la Además. al igual que la pornografía obliga a los ac. el gesto. o proezas que conducen hasta un dolor físico cuya finitos discursos sobre cómo debe ser el sexo óptimo. por unos sensores conectados fielmente el programa autorizado de la ciencia: superar- a nuestro cuerpo en el laboratorio del doctor Reich o por se a sí misma y ser cada vez más excesiva. tiempo lineal del progreso imprime a todas las empresas lación de las conductas sexuales el cuerpo humano ha humanas el sello del ascenso sin fin. aliada a las elites dirigentes. Con la psi. enfermedades o perversiones. inicios en la orgasmología de Wilhem Reich que metódi. Esta última —desde sus vez. este punto. Como si la experiencia de conocimiento que pro- la cual cada detalle del comportamiento puede ser hoy porciona el logro científico fuera la única autenticidad sexualizado y se ha designado un origen sexual a la ma. en este proceso. el alma cristiana es inherente al propio paradigma del progreso raciona- fue paulatinamente reemplazada por el sexo. deros actores de los encuentros sexuales. el secularizado misa del desarrollo y el progreso. resulta inquietante reconocer que en la cama no elementales que no lo distinguen de la fisiología animal. y casi al mismo tiempo. los verda- de la sexualidad que obsesionará la imaginación del si. ya que sólo puede jus- (Foucault. hasta hacernos caer en el vértigo de la verdad. La ciencia positivista ha inscrito el exceso en copatología. tifiquen: eyaculaciones en primer plano difíciles de tru- tores a gemir-intepretar el placer. lo único que intenta la pornografía es seguir servados. multiplicando la mirada penetrante de la cámara pornográfica. lubricaciones y orgasmos. inicia una medicalización con sus espasmos. 1993: 16). la calidad de la penetración. en la sociedad de manera tan estrecha con la pornografía Así. dad. de comunicación que goza de absoluta legitimidad. la potencia del orgasmo. cuando el sexo se devela en sus variantes más Freud. glo XX y que constituye uno de los precursores más reve. Así. prueba de realismo es indiscutible (Arcand. Así. tendencia que ha culminado en observar el mundo físico y el psicológico. 1992b). la ciencia. con sus in. por lo que el exceso pedofilia. timidad científica de la sexología obligando a interpretar tiva todas las conductas sexuales conceptualizadas como el “sexo que habla” y que hace de los órganos sexuales. Ambos las combinaciones de lo “perverso” y extremando lo registran la postura. desde la zoofilia hasta la firmar. Muerto inició el control de los procesos reproductivos como pre. modernidad. car. c) el exceso en la proliferación de las fronteras entre 34  de pensamiento capitales que durante el siglo XX teori. el mítico tiempo cíclico en Occidente. fuerza a los amantes a interpretar su placer ante el otro y Sin embargo. indistintamente. mediante la regu. En definitiva. la pornografía parece decepcionar desmintiendo su . Con su interés por la exploración exhaustiva de la ver- camente registraba. como tiene que garantizar la autenticidad de los necesaria activación de los gemidos como recompensa eventos se preocupa por mostrar las pruebas que lo tes- del goce. el voyeurismo se convierte en el único sistema social que podríamos llegar a afirmar que actualmente nues.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 34 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 primera vez se intentan sistematizar de manera exhaus. que cree posible alcanzar el sujeto fragmentado de la yoría de las enfermedades (Arcand. mesuraba y optimizaba los actos se. la ciencia ya no regresa atrás. en la experiencia subjetiva que se lleva hasta sus extre- La Psycopathia está en el fundamento de dos corrientes mos. con las biopolíticas su propia condición de existencia.

erotismo es transgresión des- la “feminidad”. por lo tanto. aunque vuelve a la naturaleza me. Esto quiere decir que la transgre. cesitan regresar a la situación primigenia en la que los diante la negación de las reglas. 1990: 367-368). para que sean posibles. LA TRANSGRESIÓN NUNCA ES EXTREMA La ciencia es excesiva. b) las prohibiciones referidas al acceso al objeto reconocer el objeto con respecto al cual cobra sentido su del deseo. de la transgresión sagrada. 1997: 135). pero ninguna de las dos. la porno- grafía tiene necesidad de volver a contex- tualizarlo para inyectarle urgentemente sentido. algo ha de sobrevivir de la diferencia en- Georges Bataille (1997) distingue tres momentos en la tre los seres porque es el fundamento del atractivo sexual historia del erotismo: a) la sexualidad o animalidad na. dentro de Sin título / Aaron Diskin  35 su paradigma. (Bataille. son transgresoras —en el sentido tradicional que la antropología otorga a la trans. Es co- mo si la sexualidad no pudiera alcanzar el exceso por sí misma y necesitara renunciar a la dictadura metonímica para volver a me- taforizarse: “como si la sexualidad liberada a su pureza y no sostenida por ninguna otra cosa contuviese una vocación hacia el au- toaniquilamiento. Pero. todo erotismo se ba. a partir de la autonomía radical que otorga la mo- sa en este esquema de la transgresión: se suprimen los dernidad secularizante. en el erotismo es necesario tural. a la autosupresión en el orgasmo y la muerte” (Perniola. ¿por qué la transgresión que puede afectar a otras esferas sión forma con la prohibición un “conjunto que define rituales se reconoce aquí tan especialmente en el erotis- la vida social”. capaz de eliminar las leyes de la . para lograr la gresión— ya que ninguna de las dos “regresa” en ningún fusión momentánea en la unidad del sujeto y el objeto. 1997: 69). Por consiguiente. que funda el tabú y construye el simbolismo de negación. la sexualidad fue la principal ocasión consecuencia. 1990: 371). ne- transgresión. necesita de ellas para ser límites están establecidos mediante la prohibición. recurriendo a fantasías recogidas del background de la cultura general. no obstante. prohibido y. (Puleo. 3. y c) el estadio de animalidad sagrada o la de el momento que ambos. hasta tal punto que en ciertos Pero desde que Sade concibió a su libertino las cosas contextos rituales de inversión carnavalesca. gracias al cristianismo que identificó la vo- intangible de la prohibición” (Bataille. 1998: 39). han cambiado: la soberanía extrema es la negación de lo gresiones llegan a ser obligatorias.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 35 primavera-verano 2002 Desacatos saberes y razones promesa de verdad. límites del otro. En consecuencia. des- pués de haber ubicado el sexo como una dimensión autónoma del sujeto. hasta el punto de negarlo. la transgresión de lo prohibido está igual. las trans. Pero. el cual. ciclo ritual. mente sujeta a regulación. ra. Aho- De nuevo siguiendo a Bataille. la pornografía es ex- trema. de la rebelión contra lo prohibido (Puleo. Como luptuosidad y el mal. Es decir. ya que la primera “no invalida la firmeza mo? Porque.

erotismo contemporáneo está tan comprometido con Es conocida la reflexión que hace Freud sobre este te- ese movimiento progresivo que anula cada vez más lí. razón por la cual encuentran amantes dividuo que se abstrae del significado que sus actos entre las mujeres que son “éticamente inferiores” (Freud. 2001 / Ricardo Ramírez Arriola prohibición. titución a principios de siglo XX. potencial transgresor dada su facilidad en fijar el objeto ta de los límites que toda sociedad alberga con respecto de deseo —tesis secundada por la proliferación actual de . que el deseo por ese objeto depende de que ya tenga un ción-fusión con el objeto del deseo no implica a un in. hay que recordar que esta nega. hay que entender que se tra. para saber qué tura de los límites sociales. de edad. 1998: 186). o entre individuos de sociedades distintas. Más bien hay que subrayar que en Miller. ma en La forma predominante de degradación de la vida mites que se creían intocables. adquieren en la cultura. de clase. y no solamente de transgredirlas. cuando se superan los límites del otro en un objeto sexual degradado para hallar placer: es decir. usualmente entre grupos je- lugar ha de ocupar cada uno o cada cosa dentro del or. la transgresión erótica. o siguiendo a Mary Douglas (1991). es evidente que la rup- mente. cuando afirma que los hombres necesitan No obstante. carácter inferior. contiene un fuerte den simbólico.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 36 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 36  Videoclip. Por eso el raciales. rarquizados que ejercen el poder. varones acomodados de Viena frecuentaban la baja pros- da individuo para reconocer dónde está situado política. étnico- diferencia que organiza el orden simbólico. de jerarquía. erótica (1912). Por lo tanto. Dejando de lado la facilidad con la toda ruptura transgresora se concibe como tal porque que Freud obvia las razones históricas por las que los incumbe a los límites que la sociedad proporciona a ca. cada vez a las oposiciones estructurales que posibilitan las diferen- más se rompe el límite del otro para no restaurar ya la cias de género.

213). Rascal Rex sión de los genitales. constatar que la contaminación que invade la pureza del No obstante. El ejemplo para a una relación de poder. nación occidental el erotismo “exótico” de etnias perci- bidas como “inferiores” se explica por esta facilidad de romper los límites del otro que suponen las relaciones 4. principalmen. Y aquí en. que están siendo derrocados por la vida y la muerte están tan relacionadas en el erotismo el feminismo (O’Conell Davidson y Sánchez Taylor. LO ORGÁNICO SIEMPRE ES EXCESIVO con personas situadas en un plano de desigualdad —ca- paces en muchos casos de representar los papeles gené. afirmar que la pornografía no es tanto otro es sexualmente atractiva está en la constante atrac- una contemplación del sexo como una experiencia de po. ción que ejerce la fantasía sexual de la violación. de la mujer sumisa y disponible y el en la ciencia y la pornografía y preguntémonos por qué hombre dominante. 213). ges Bataille— y dejemos en suspensión el concepto de cializados que hacen posible los contactos son también “exceso” usado hasta aquí. pureza y contaminación. quizás precipitadamente. como El perro territorio del mito sagrado para caer en el campo de la masajista (1930) (Freixas y Bassa. el intercambio de fluidos. derramado— es lo que le otorga al acto sexual su poten- mente existe un mercado de videos de sexo entre niños mexicanos y animales que son producidos en la ciudad de México. y comercializados en Estados Unidos.5 ciencia. no nos engañemos. Y también explicaría por grado de la mujer —sacralidad arraigada en la fertilidad qué estas mujeres de color han representado con tanta y su capacidad para encerrar el misterio de la vida— y la frecuencia ante la cámara la fantasía zoofílica en la por. —idea que no solamente ha sido propuesta por Geor- 1999)— ya que. o inclu- der (Arcand. lo orgánico. la vi- 5 Otras cintas de la época: Rin-tin-tin mexicano (1930). de la mujer. pornografía extrema a no ser transgresoras. son las figuras de la trans- cioeconómicas inferiores o de otros orígenes étnico. Pero la clave está en cuerpos que con más facilidad han sido expuestos al entender que la violación de la inocencia. promiscuidad contaminante. te una clara correlación entre la pérdida del carácter sa- nografía: mirar es controlar. ya que el hecho de compro- meter cierto grado de “suciedad” —con los olores. cial contaminante —aunque la simple superación del te con niños de la calle.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 37 primavera-verano 2002 Desacatos saberes y razones la pornografía interracial como un subgénero. inocencia y promiscui- nes acerca de la prostitución: el poder —aunque muchas dad. de ser acertada. secularización de la reproducción y su separación del tialismo para el mercado estadounidense. A Hunter and his Dog (1935) (Freixas y Bassa. adelante. como negras o asiáticas. como veremos más es necesario que queden en suspenso las normas que usualmente rigen el asco. 1993: 187) ayudaría a entender por qué los so la corrupción de vírgenes o niñas. el semen (1930). Actual. sexualmente. a la vez que nos proyectaría más luz Y en este punto hemos llegado a una conclusión: exis- acerca de la relación que comparten la ciencia y la por. se considera que. Aquí. o incluso inmaduras. el acto sexual degrada a su objeto. gresión que todavía conciben cierta sacralidad al cuerpo raciales. junto con la “efecto cámara” hayan sido los de mujeres de clases so. Ahora dejemos de focalizar por un momento el análisis ricos tradicionales. y la tendencia de la sexualidad y de la moderna  37 Es evidente que la atracción que ejerce sobre la imagi. O lo nografía extrema —como cuando México se especializó que es lo mismo: existe una correspondencia entre la durante los años treinta en producir stag movies de bes. tramos en una dimensión muy debatida en las discusio. son dos figuras simbólicas íntimamente relacionadas de las conclusiones apuntan. aquel exceso que se relaciona con la reproducción de Pero hay otro sentido en el que la idea freudiana pue. para entenderlo ahora como más fáciles de llevar a cabo. pérdida del carácter transgresivo de la sexualidad. los acuerdos comer. A la vez que el objeto degradado atrae En toda erótica transgresión de las fronteras del otro. a y que están siempre presentes cuando de lo que se trata minimizar el papel de la sexualidad para reducirlo todo es de erotizar la ruptura de los límites. límite simbólicamente constituido ya es contaminante . lo contamina. como las niñas.

que impide el acceso al objeto del deseo inconsciente y antes de reducirse a huesos. 1997: 60). inmundo. es postergado prácticamente a la pubertad. bru- la continuación de la vida exige que los seres engendra. pegajoso. la condición erótica de toda la muerte. En principio. está implícita en la idea de los ciclos 7 Recordemos que el asco hacia los órganos sexuales y sus fluidos es vitales de la naturaleza que constantemente se renueva. condición de toda transgresión. hediondo. tibias. Pero. tercera categoría de asco. sino también a la podredumbre que restituye las rio de la pornografía. Es necesario añadir una la vida fermenta. Una sería la freudiana “for. 1998: 162). aunque sin uno de los más tardíamente adquiridos por el niño. exudado” es dos sacrifiquen su individualidad a favor de la especie precisamente lo que resulta atractivo en el erotismo (Mi- —o como algunos afirman. ller. en la que el asco actúa como barrera rante el tiempo que dura la descomposición del cuerpo. vida que está en la base de los ciclos vitales (Miller. pegajosas o fétidas. tal. Pero entre lo que muere y lo que vuelve a na. húmedas. que quizás incluya a las dos gérmenes y gusanos” (Bataille. De ahí que el horror que provoca la muer. Nietzsche. lo que se muere y se pudre. ya que. la segunda se. y que atenta contra los intentos precarios e infruc- cedido a la íntima relación que subyace entre lo que está tuosos por parte de las sociedades de construir órdenes vivo y se reproduce. de la in. . Y es por Como condición biológica de la reproducción sexuada. esta atracción de formación. san el momento de mayor angustia ante la muerte du- mación reactiva”. el asco y la repulsión a las materias ría el asco vinculado al exceso. La muerte de uno es correla. pero lo que el asco hacia la sexualidad al que las culturas re- esta oposición es reducible. la muerte es lo contrario de una función cuyo fin es el nacimiento. en el fondo. tividades sexuales se da mientras el deseo es consciente que simbolizan las cualidades del caldo de cultivo donde y se satisface (Miller. sino a cau- la reproducción y con el exceso de la muerte. excretadas. 6 La doctrina del “eterno retorno”. inherente a los ciclos vitales de la naturaleza:6 Pero en los seres humanos el caldo de cultivo asque- roso donde muerte y vida se alternan está concentrado La muerte y la reproducción se oponen entre sí como la en nuestra reproducción sexuada y sus órganos. la pornogra- carnes muertas a la fermentación general de la vida” fía no ha hecho más que seguir los pasos de la ciencia extrema al “desinfectar” el cuerpo orgánico. Antes que nada es tributaria de eso por lo que. justamente. Existen dos maneras de entender el asco (Bataille. baboso. La vida es siempre un producto de la nos liga al ciclo permanente de la naturaleza fluida. Las apelaciones a un podredumbre. Por consiguiente. lo sucio. sa de la propia condición de la fluidez permanente de la De nuevo Georges Bataille (1997) fue quien nos re. Es por descomposición de la vida. recuerda la debilidad del orden social frente a aquello que 38  to y es su condición. indudablemente. tras romper las barreras simbólicas al mundo de nuevos seres (Bataille. currentemente dotan de significado7 es aquel que nos tiva al nacimiento de otro. del código genético. eso por lo que el sexo percibido como algo “sucio. el sexo nos regresa por un momento a experimentar la unidad del caldo de fermentación primigenio. y que es simbólicos permanentes mediante la ley. que sigue a la muerte y que vuelve a poner en circu- lación las substancias necesarias para la incesante venida ción del otro. 1998: 166). luego. que le hace un lugar. según la cual el universo nace y perece en una sucesión cíclica. está en deca- cer hay una fase intermedia que las hace comunes: la dencia en la época del cybersexo. Muchas son las culturas que expre- vinculado a la sexualidad. donde el abuso en las ac. contrariamente al temprano humor de la “caca”. 1997: 60) no solamente se anteriores: aquella que ata la sexualidad con el exceso de debe a que todo lo vivo acabe en la muerte. mientras que el el carácter de cosmología que le confirió por ejemplo Friedrich humor de lo sexual. babosas. por negación y la afirmación.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 38 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 en sí mismo. Y es que. mundo limpio y “antibiótico” empiezan a ser necesarias te “no solamente está vinculado al aniquilamiento del en la sexualidad contemporánea y a poblar el imagina- ser. 157). lo es de la corrup- transgresión depende del asco que genera la contamina- ción. 1997: 59). 1998: cordó la importancia que las culturas humanas han con. “esas materias donde bullen huevos. la muerte anuncia el nacimien. 1998: 185). reprime la satisfacción (Miller.

el asco tiene una especial geografía de zonas corporales. Las vagi- convierten todo aquello que crece exuberante y desbor. De ahí el fuerte control social que los grupos. imprimen a la sexualidad. y sus secreciones. está expresando la relación que este asco masculi- dumbre. ocupan un lugar privilegiado en la geografía del asco. 1998: 153). la reproduc- ción tiene la condición paradójica de. No faltan las referencias literarias  39 e iconográficas que la describen visualmente como unas fauces abiertas con dientes y con una insaciable capaci- dad de absorber y engullir a los hombres ¿Dónde radica esta aparente paradoja? En el asco a la reproducción. su receptáculo. en aquella que nos miramos nuestra propia capacidad de seguir la exuberancia de los ciclos vitales. culina?” (Miller. sin importar su elaboración o complejidad simbólica. la repugnancia hacia el semen y la capacidad de manci- una de las sustancias corporales más peligrosas por su llar del contacto sexual masculino (del cual se culpa en- capacidad de contaminar todo lo que toca —además de tonces a las mujeres por mantenerlo): ¿qué sois sino que su aparición está vinculada a la “muerte” orgásmica. roso. están en la base del constructo simbólico donde arraiga el co- nocido miedo a la vagina. olores fétidos y visiones horrorosas. La vagina. la antigua concepción de la va- gina dentata. Pero en la reproducción sexuada. toda reproducción contiene el po- tencial contaminante de todo lo que se multiplica exce- sivamente. está poblado de metáforas de podre. Pero la va. La sangre menstrual y el semen. figura máxima de hacia el semen. La vagina es objeto de deseo sexual para los hombres. de absorber la suciedad del semen y contaminarse con la falta o disminución de la repugnancia de las mujeres su capacidad fertilizadora. mediante el orden simbólico. nas son más peligrosas que los penes por su capacidad dado en fuente de asco (Miller. Sin título / Aaron Diskin pero cuando se hace accesible es cuando es capaz de sus- citar el asco y el horror —razón por la cual el imaginario cultural alrededor de la prostitución. el pene. destruye. la vagina. nos remite a la incapacidad de crear estructuras sociales fijas mientras en última instancia diluye la cultu- ra humana. como sustancias muy contaminantes. Los hombres desean el acceso a las vaginas de las mujeres. mientras que los penes sólo . 1998: 154). un asco que tiene profundos orígenes culturales. no mantiene con la misoginia: “las diatribas iracundas gina disponible y accesible es amenazante porque es el de los moralistas contra la femineidad suelen conllevar lugar donde arraiga el potencial fertilizador del semen. a un ciclo incontrolable de multiplicación y muerte. que para los hombres resulta tan asque- la vagina accesible. Pero más allá. sumideros y retretes que absorben la inmundicia mas- Esta localización de la vagina como el nicho de la fecun. Pero mientras el semen sólo dación facilita su identificación con las metáforas que contamina.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 39 primavera-verano 2002 Desacatos saberes y razones Por consiguiente. Pero además. al mismo tiempo que es necesaria para la continuidad de los grupos hu- manos. pero al mismo tiempo es algo que les da asco y a lo que temen.

El poder de lo abyec. pia debilidad de las interdicciones sociales que tratan de llo que se contamina. A con- taminar de la vagina yace la íntima relación que tiene la tinuación. construir un orden simbólico contra la autoridad arcai- En el potencial simultáneo de contaminarse y de con. siguiendo de cerca el análisis que la búlgara pureza con la promiscuidad en el erotismo transgresor. la madre es prelingüística. orificios. también ocu- (1989). de las sociedades y donde más recursos simbólicos se La autoridad materna “arcaica” se basa en el poder que hayan invertido para mantener controlada la amenaza ejerce sobre el cuerpo.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 40 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 40  Ámsterdam. ca de la madre enraizada en su poder procreador. Julia Kristeva hace de la abyección acercándose a la teo- Y de su capacidad procreadora se deriva que el acceso a ría psicoanalítica. “lejos” y jacere. como afirma Julia Kristeva de moverse en el estereotipo de la comunicación idílica. emana de la pro. puntos y líneas. LA ABYECCIÓN ES FEMENINA güísticos instauren un orden simbólico8 —aunque al La abyección —de ab. rio con zonas. superficies y de- presiones donde se marca y se ejerce el poder arcaico del dominio y del abandono” antes de que los signos lin- 5. haciendo del mismo “un territo- de exceso de la vida. en la que la relación madre-hijo deja lejos— es femenina porque. “arrojar”: echar 8 Esta etapa previa al lenguaje. pa las preocupaciones teóricas de Melanie Klein (admirada por Kris- to. teva): ella establece el estadio previo al lenguaje como un “estadio . de lo que está más allá del nombre. 2001 / Ricardo Ramírez Arriola corren peligro de destrucción al ser ingeridos por aque. intentaré rastrear cómo el miedo de la las vaginas haya sido una de las salvaguardas más caras vagina dentata se arraiga en el horror a la reproducción.

la relación que el asco. que mañana mismo nuestros cuerpos físicos vayan a de- nunca deja de reconocer ese poder “solapado” de la ma. en las instituciones sociales para garantizar que no acar- ree la desintegración (Kristeva. Todo ritual de impureza trata de una conjura: la del retroceso hacia la 6. la sexualidad humana y de los procesos orgánicos cor- trigantes maléficas’ de las que sus dominadores deben porales. el que supu- do oposiciones aquí y allá. por lo que el sexo ne. y en general. ra. hiede. como una posesión misteriosa que limita las aspiracio- la transgresión y los rituales de purificación guardan nes del sujeto y es motivo de frustración y angustia. Pero existen dos direcciones en que lo orgánico “arcaico” en la vida psíquica (Kristeva. el control exhaustivo de los procesos cor- femenino “se va tornando sinónimo de un mal radical porales parecería ser la renovación del rito de polución que debe ser suprimido” (Kristeva. de la ley simbólica que prohibe y excluye lo abyecto para De ahí que todo ritual de purificación derive del mie. situadas como objetos pasivos de Una de las más notables paradojas de la modernidad los derechos que ejercen los hombres sobre ellas. la su. más extraño nuestro cuerpo. El con la misoginia. construida con un DEL CUERPO gran derroche simbólico. engorda y se pudre. higie- ve amenazado por el poder materno. al mismo tiempo que se iba haciendo cada vez protegerse” (Kristeva. Una vez que se instaura el poder to de los límites simbólicos. aversión a lo femenino son acreedores del mantenimien- do (Kristeva. lo cual explicaría la necesidad en muchas culturas tividad en la que se está abdicando de las limitaciones de de mantener a las mujeres bajo el poder político de los la carne. el lenguaje nombra. Pero esta afirmación fronteras que permiten la vida social. del lenguaje —o poder fálico de la Ley— éste siempre se con todo su discurso de desinfección. común a los dos sexos. hombres. distribuyen. 1999). Así. en la madre arcaica. saparecer. porque como veremos. no significa abyecta de lo femenino. absorbido por las imá- genes y construido entre las máquinas. la medicina moderna. y proporcionando a la socie. se diluye: sobre el cuerpo y en la reproducción-muerte. . y que permite pensar lo ya. Si ha habido una fascinación que alimentó la impureza. Mediante los rituales de moda. el asco a la contaminación reafirma los límites en misogenia (mis: “odio” + gen/genus: “procrear/gé- simbólicos necesarios para que ambos poderes. se enferma. La sociedad. 1989: 95). ‘in. el mas. El cuerpo está obsoleto. ya que la exclusión simbólica no es capaz de frenar la potencia disolución del cuerpo en nuestra cultura. 1989: co de la madre. imaginación occidental de la segunda mitad del siglo XX ciedad y la prohibición se conectan para ratificar las ha sido la de deshacerse del cuerpo. Se trata del nacimiento de una nueva subje- dre. la ciencia moderna hace importancia a la madre como pilar de la continuidad del tiempo que ha desactivado el potencial transgresor del grupo que toda repugnancia a la impureza no es sino una asco junto con la secularización del poder oscuro y arcai- protección frente a su poder procreador (Kristeva. LA CIENCIA CONDUCE HACIA LA relación dual prelingüística que conlleva el riesgo de que TRANSFORMACIÓN INORGÁNICA el sujeto diluya su propia identidad. Ahora.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 41 primavera-verano 2002 Desacatos saberes y razones establecer una “lógica binaria” ya es tributaria del senti. Las sociedades le otorgan tanta punto. en el sentido de percibirlo Vemos aquí perfilarse. en el sentido de lo que el miedo y la sujeto de la modernidad tardía. está pasado de  41 dad exclusiones y organización. estén lo suficientemente separados la transexualidad. 1989: 105). 1989: 95). Ahora la misoginia se ha transformado 104). Sin embargo. nero”) —la disolución de lo orgánico y del género en culino y el femenino. controlar el poder de la madre.“no por es la de haber incrementado el conocimiento científico de ello son menos percibidas como poderes solapados. ha empezado a impacientarse con los inconvenientes de lo orgánico (Yeh- femenino primario”. Y aun así. El cuerpo orgánico. Y esto es así hasta cierto do a la madre arcaica. así como también con la transgresión. 180). 1989: 97). antisepsia. por fin. la hay que hacerla razonada y cuidadosamente. Así. en consecuencia. separa y ordena.

La transformación del cuerpo (habitualmente feme- se. engordar. 1999: 3). 2000: 62). Se hayan cometido o no intervenciones en el cuerpo. la corriente de información siempre han confirmado que no existen modas eróticas que circula entre ellos los hace asimilables. .“que no nazca”. trasplantes. desembodiment es “descorporeización”. el sujeto den los límites entre lo biológico y lo cibernético (Hay- está aprendiendo que no necesariamente debe estar “su. piens es posthumano (Hayles. co. donde la información ha conectado el cuerpo con La clave está en comprender que el sujeto a partir de sus extensiones protésicas. la sin la intervención de la tecnología (Yehya. el tiempo ha venido a llenar la insatisfacción del deseo in- artista norteamericano Jeffrey Deitch se preguntaba pro. en un motivo para la exaltación de la belleza programa- mación que develan siempre un patrón de datos en el da y diseñada. na completamente lo orgánico. cos. 2001 a: 174). porque con la topía o utopía tecnológica convierte la carne del cyborg ciencia el ser humano es reducido a procesos de infor. En ambos casos. la corporeización en viene dada por el rechazo de las funciones orgánicas vi- un substrato biológico es visto más como accidente que tales y ordinarias que convierten el cuerpo en una má- como inevitabilidad (Hayles. la estas últimas porque remiten a otros significados anteriores en espa. deprimirse. ha sido Entonces. les. ciencia crea las condiciones para pensar la superación de lo orgáni- ñol. y la consecución del placer sexual. Pero lo que la tecnobelleza persigue no es la modifi- dazos o funciones deficientes del cuerpo. 1999: 4). de su “corporeización”. implicando que incluso un biológicamente inalterado homo sa- incorporación” y “desencarnación”. cicatrices. que el cuerpo no puede cumplir pero nismo humano fuera construido.10 Y ahora será más conceptual que natural. el cuerpo llega a ser concebi- jos podría muy bien ser la última generación de ‘puros’ do como una “prótesis original” que puede ser extendido humanos” (Kauffmann. Por consiguiente. quina que se degenera mientras funciona y que está 42  la corporeización caótica de la naturaleza orgánica ya no constantemente excretando inmundicias. esta articulación íntima entre cuerpo y máquina. pensamientos y emociones. tecnología llega en un primer momento a sustituir pe. sus caprichos (enfermar. Por dente que gran parte del desarrollo de las tecnologías lo tanto. jeto” y posibilitado por un cuerpo cuya naturaleza sea Este cuerpo orgánico híbrido de artículos tecnológi- inalterable. modificaciones craneanas. 1999: 2). Rodeado por nuevas o reemplazado por otras prótesis. esto es. descifrando el funcionamiento de este patrón cyborgianas tienen motivaciones sexuales y están des- se pueden crear componentes que sustituyan y mejoren tinadas a expandir las capacidades eróticas del cuerpo las partes defectuosas o insatisfactorias del cuerpo y de (Yehya. con el cyborg no se elimi- de lo posthumano: privilegiando los patrones informa. que se le ha prometido al sujeto posthumano en la orgía Incluso llega a afirmar que “la generación de nuestros hi. 2001 a: 171). debido a tecnologías que prometen eliminar lo imprevisible y de. ser descritos por la ciencia. pero no uso inorgánico. cyborg es también una condición de nuestra subje- 9 Traduzco embodiment por “corporeización”. al igual que los soportes vir. no es otro que el cyborg. al mutilaciones. debido a que patrones y códigos de máquinas una constante de toda la historia: tatuajes. teína y la silicona operando como una sistema único tuales. arrugar. La liberación de la carne tivos sobre las instancias materiales. ya que podrá ser el cyborg implica una información de impulsos eléctricos construido con información mediada por la ciencia sin absolutamente descorporeizada que fluye entre la pro- necesidad de depender. químicos o implantes. No obstante. mediática. y del cuerpo orgánico son análogos e intercambiables. nino) para embellecerlo mediante la tecnología.9 Aquí radica el concepto (Hayles.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 42 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 En una colección de trabajos llamada Post Human. la modernidad. Pero al mismo 10 No obstante. con lo que. en forma de pró. morir). tividad y no necesariamente un hídrido literal entre lo orgánico y lo de hacerse con “incorporación” e incluso “encarnación”. “des. Después. cación en sí misma sino la exaltación de una belleza tesis. 1999: 2). aunque también pue. envejecer. Es evi- origen de las conductas. manente de aquella soberanía radicalizada del sujeto de vocativamente en 1992 por la posibilidad de que el orga. Respectivamente. castraciones. Pero la tecno- será más misterio y destino inevitable. se pier- generativo de lo orgánico (el caos de la vida).

después del accidente au- centajes de las diversas etnias de Estados Unidos. hasta la frente de la Mo- na Lisa: “la mujer —denuncia Orlan— es una proyec- ción de las fantasías masculinas recopiladas a través de  43 los siglos en mitos. de otoño de 1993. mas (Kauffman. que vemos representado a través de una aséptica pantalla. fuera una vagina (Freixas y Bassa. en Crash (1973). “sorprenderse”) por nuestro fisgoneo voyeurista que busca siempre la sorpresa de la superación. difundida en los medios. 2000: 342). El cuerpo del otro. como si metamorfosis de la belleza ideal de cada una de las mis. que ha se funde con la carne no solamente implica el erotismo sido diseñada. está alejada de la presen. Aquí. de lo metálico —como en la escena del filme de Cronen- do nuestra mirada voyeurista. arte y religión”(Kaufman. G. donde la fragmentación del cuer. El aspecto sexual de la fusión entre carne y materia inorgánica ha sido brillantemente expuesto por J. y que no nos alcanza a contaminar porque ignoramos su identidad tanto como sus secreciones. Ba- llard. En una edición contra el fuselaje de un avión— sino el componente cy- especial de la revista Time. o en las actrices porno de los noventa que exhiben un corte netamente estandarizado. la modificación corporal. tiende a crear patrones de belleza asimilables e intercambiables. mo en la escena final donde. La pornografía actual está repleta por la artista francesa Orlan. Ella. y admirado (ad. James hurga y lame la cicatriz de la pierna artistas virtuales combinaron seis razas para crear una ortopédica del cuerpo destrozado de Gabrielle. la constante presencia del horror de la carne. es el cuerpo dise- ñado por un programa. primera novela “pornográfica” basada en la tecnología. No obstante. “hacia” + mira- ri. 2000: 90). composición. hace po y su disolución en imágenes (información elec. y que. los órganos sexuales a los que se dirigen sus deseos —co- puesto por un programa de imagen cibernética con por. arrastra- da por los flujos de modas. Conducida por la química. fue parodiada a mitades de los noventa vando su sexualidad. desde la barbilla de la Venus de Botticelli. ejemplificados en las modelos profesionales de un erotismo de cartón-pie- dra.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 43 primavera-verano 2002 Desacatos saberes y razones programática creada con fragmentos de cuerpos. la que solamente al trónica) llegan a crear un posthumano Frankenstein ser mediatizada por la tecnología puede seguir conser- desincoporado. berg donde Catherine Ballard aprieta uno de sus senos cia de lo orgánico en la cotidianeidad. Además. la cirugía estética y el cuidado de la salud. Los tomovilístico. 2000: 76). cosa que la tecnología ha aprovechado para multiplicar las permutaciones. recibien. aparece en borg de unos personajes que convierten sus prótesis en su portada el rostro de una joven que había sido com. patente la noción de “Nueva Carne”. sus malformaciones y mutaciones. con su des- Este tipo de belleza. la tecnobelleza tiende a una estandariza- ción. la materia inorgánica que Sin título / Aaron Diskin . mediante la cirugía estética —en un sarcástico e inteligente sabotaje a su uso autorizado— transformó su cara en un compuesto de las partes de varios iconos de belleza femenina.

El transexual-cyborg es la vanguardia de la era inorgá- no son intercambiables y llegan a abolir el género. estética. por supuesto. al modificar su proceso muy estrechamente vinculado con la abolición genitalidad. ciudad de México. a la seducción y al goce:“de la misma manera que somos tos falomiméticos se convierten en los objetos del deseo. es transexual porque. el tema de la eugenesia de los años veinte y treinta del siglo pasado. y los personajes del manga ja- ponés. 2001a: 178). . Éste es el destino de a su vez. Pero una inter- sección especial entre el cyborg. una de las ini- ciales revoluciones en que la sexualidad empezó a ale- jarse de la reproducción humana fue con la invención de la píldora anticonceptiva. potenciales mutantes biológicos. Foro Antonio López Man. la publi- cidad y la música: seres de corte artificial. 2001 / Ricardo Ramírez Arriola los biochips. sus diferenciación de los polos sexuales y su disolución en un especiales fantasías. en un nica. sino en el sentido de la conmutación de los signos del 1991: 26). 11 Dispositivos orgánicos de procesamiento de información. Así como el transexual tradicional. Dejando aparte. sexo (Baudrillard. hasta los modelos andróginos de la publicidad de Guess y Calvin Klein (Yehya. el cuer- 44  po inorgánico y la atracción por la extrema juventud. En el caso de la reproducción sexual humana. transexual. con rasgos estandarizados. se llega a la in. somos transexuales en Pero el cyborg es. to- refiere a una transexualidad exclusivamente anatómica. química. cambiará de sexo según la moda o el gusto. no tendrá nada que ver en ello. tífica sobre los procesos de la vida. por su especificidad.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 44 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 de ejemplos de este fetichismo de lo metálico y de lo erotismo simbólicamente transexual solamente volcado protésico donde las extensiones corporales y los artefac. por definición. o según la pareja sexual que prefiera tener en ese momento. como cera. dirección de Abraham Oceransky. pero terminará siendo un asunto exclusivamente de los laboratorios con señores de bata blanca. protésica y cia sexual necesaria para la reproducción. está latente en los modelos adolescentes de género inde- terminado que pueblan el mundo de la moda. más cercanos al androide. con signos corpo- rales orgánico-reproductivos reducidos o eliminados me- diante el referente pedófilo o pedomimético. La cultura popular actual ya cuenta con una variedad de cyborgs transgenéricos. La reproducción. 1991: 26). porales que definen nuestros papeles sociales. Pero una segunda dirección en que lo orgánico está siendo abolido es en los procesos de la vida. wetware11 de activación hormonal. Y ya no se trata de una cuestión biológica. Esto no se potencia. en la actualidad ya aparece incipientemente mediatizada por la tecnología. la transexualidad. desde Marilyn Manson. dos somos simbólicamente transexuales” (Baudrillard. que fue uno de los pasos Shakes. cargando un programa la futura sexualidad: por oposición al juego de la diferen. el cyborg. es cyborg porque transgrede las certezas cor- de la reproducción sexual mediante la intervención cien. donde masculino y femeni.

El PGH camina en esta dirección al pretender veces como se quiera —aunque no su conciencia y su reorganizar la vida en el nivel de su programa o código. de reproducción secuencial 12 El PGH cuenta con firmes detractores tanto a nivel ético como cien- lineal. el dando sus primeros pasos. Se trata de la erradica. Desafiando el poder creador del secreto de del código de los seres inmortales (bacterias. esteroides. órgano. primero como vigilante del proceso biológico de la monas. vas generaciones. en importante elemento de reivindicación del control de la detrimento de la recombinación cromosómica en nue- mujer sobre su cuerpo. tecnología donde se prodiga demasiado la imaginación todo a lo que se le puede extraer un código secreto pue- popular— ha permitido cerrar las puertas a una de las de ser clonado y. ción (Yehya. Pero posteriormente la tecnolo. Por su parte. los ecosistemas. por lo tanto. entre ellos la investiga. protozoos). las culturas ago- Dentro de un tiempo. cia a una computadora para después ser “reseteada” en zados (eliminando bacterias y defectos genéticos). los dinosaurios. Entre estos últimos. la vida que el doctor Frankenstein ingenuamente probó En nuestro mundo tecnológico. y posteriormente con la clonación y el de órganos). Pero sí hay una investigación donde conducido hacia el control sobre un proceso reproduc. tífico. la secuenciación genética de nuestra especie. rimental (células embrionarias o progenitoras. de culturas milenarias. reproducción y muerte. como las drogas (melatonina. complejas como célula. o información (…) al concentrar atención y recursos en un aspecto . gánico en los seres individuales —que no en la especie. ambos procesos de la vida. 2001a: 180). otros con un uso expe- gestación. rompiendo uno de los límites de la gitimada.12 ción biológica de vanguardia.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 45 primavera-verano 2002 Desacatos saberes y razones fundamentales en nuestra contemporánea percepción ción de la enfermedad. clonación nación artificial. preservado de la desapari- estrategias de la naturaleza para garantizar la continui. —además de que posibilita los embarazos de padres Debido al triunfo de la ciencia como cosmovisión le- muertos hace años. memoria vital. desafiar la lenta pero irreversible degeneración de lo or- dos: “todos los intentos actuales. se ha creado la ilusión de que. de momento. puede calificarse de ‘fundamental’ sólo desde una perspectiva limitada está estrechamente emparentada con la lucha contra la que da prioridad a lo diminuto y todo lo considerado como código muerte como condición orgánica. dial. la microtomía. podrán escogerse seres humanos nizantes. imitar casi 200 años atrás. la clonación de individuos La inseminación artificial. hor- ción. de clonación. serán completados por tecnologías de mo- Proyecto del Genoma Humano —tecnologías que están mento irrealizables. Varios métodos ya en uso establecido. o incluso la transmisión de la concien- de semen cuyos espermas han sido “elegidos” y optimi. organismo y especie: “la molécula de hasta el punto de hacerlas irreconciliables entre ellas. la clonación —una saba con la hibridación orgánico-cibernética del cyborg. tienden hacia la elaboración de esta sustitución genética. incapaz de reproducirse o de producir alguna otra cosa. al igual que pa- fecundación natural. la contención del envejecimiento del sexo conceptualizado en sí mismo —además de un y la prolongación de la vida en los seres individuales. está destinada a inducirán al mismo proceso a los seres humanos sexua. con la creación de bancos con conciencia. gía se centró más en controlar el proceso de reproduc. luego con la fecundación in vitro y la insemi. las lenguas extintas o los seres con taras genéticas óptimas para ser replicados tantas humanos. no solamente mediante la realización de un “mapa” de la Estas tecnologías tienen la particularidad de regresar. como la criogenia. que tienden a esta reproducción. vitaminas. ésta es el Proyecto del Genoma Humano para la obsesión científica por la predicción del mundo (PGH). organización genética. sino interpretando la secuencia al nos a un tipo de reproducción evolutivamente anterior a descubrir el significado de las cadenas de información y la sexualidad: la reproducción por división y declinación sus funciones. inerte. aunque todavía muy en ciernes. esta iniciativa científica mun- las prótesis y los clones. cia a promover explicaciones basadas en un solo factor en un orden de magnitud pequeño sin ocuparse de las unidades mayores o más Pero la separación de la reproducción y la sexualidad. nanorremplazo de neuronas. ADN. las principales críticas aluden a su tenden- 1991: 13). desde los restos arqueológicos  45 dad de las especies sexuadas: la recombinación genética. son tivo que dejado al azar se considera demasiado riesgoso indagados. los seres electrónicos. ha un nuevo cuerpo. proteínas y antioxidantes). de partenogénesis” (Baudrillard.

apariencias y resistencias que sus imágenes deben ser reproducidas ab infinitum e individuales y sociales —entre las que cabe contar las de in crescendo para autentificar la experiencia como real. Eso ha llevado paradó- para evitar la mutación cancerosa de ciertos genes. como Ballard pre- dijo en 1970. el PGH Alejados de la materialidad de cuerpos orgánicos que nos distrae de la plena o debida comprensión de nosotros mismos. del organismo. has. Así. jicamente a la atracción que ejerce su representación ta la intervención embrionaria en seres con propen. de la misma manera que lo extremo. la representación del sexo y mo” (Shattuck. los actores mueren lascivamente frente a la cámara re- Debido a la intervención científica sobre los procesos gistrando todos los estertores en primer plano. Hay una palabra severa para esta clase de planteamiento: reduccionis. Sexo y muerte son tan abstractos apunta a mejorar funciones. 259). con el ejercicio de la mirada inquisidora sobre eventos ción de las fantasías y la multiplicación del goce hasta de “extrema visibilidad”. referentes tremendamente conceptuales de ahora. 2000: 209). excretan flujos y se pudren. dentro de los valores y experiencias del pai- saje de los medios (Kauffmann. bien sea con la pornografía o con siones a la enfermedad o a la aptitud “antisocial”. los intér- de la reproducción y de la degeneración orgánica. el más pequeño y más ciegamente mecánico.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 46 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 46  Videoclip. de la muerte tiene que ser extrema para intentar inyectar . Sexo y muerte. el sexo pretes porno follan también ante la cámara mostrando y la muerte se han convertido en abstracciones médicas todos los espasmos y éxtasis imaginables. 2001 / Ricardo Ramírez Arriola Desde los oncochips que imprimen secuencias genéticas una vida orgánica en disolución. el PGH los filmes de acción. extrema en la pantalla. sólo llegan a tener significado. racionalistas. carácter sexual y que tengan como objetivo la realiza.

13 “El hecho de que los hombres hayan sido necesarios hasta ahora der creador de la vida. para la especie no significa que tengan que serlo en el futuro (…) ma de misoginia expresada en la secularización del [además]. LA PORNOGRAFÍA DEVELA LA Asimismo. . época representa los últimos vaivenes y coletazos de la Lo que persigue la ciencia mediante su intervención carne. vida) es neutralizar el constante peligro potencial que supone la alianza entre el poder abyecto de lo femenino y los secretos de la vida con sus ciclos reproductivos. a la medida de las fantasías de la (nueva) psicopatología duo su finitud y sujeción a los ciclos vitales. ¿para qué continuar con la especie?” (Solanas. 2000) la ciencia moderna positivista. metáfora de un queha. 1997: 144). ción con el mal—. tendida por la especie y por la sociedad la vía real de la haber alimentado los sueños “masculicidas” del Scum liberación” (Puleo.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 47 primavera-verano 2002 Desacatos saberes y razones al precio que sea su significado transgresor. Para eliminar de una vez por en la figura de la araña tejedora. tiene una importante expresión cultural ye-regenera la sociedad. la ciencia (hasta entonces incapaz de evitar la enfermedad y la degenera- La asociación simbólica de la mujer con los ciclos tempo. Pero el intento es inútil. hacer ver lo transgresivo del sexo. para someterla al nuestra época le urge siempre la imagen extrema y el programa de la ciencia. Frente a la componente sagrado de la mujer. La bre soberano de la modernidad no iba a contrarrestar el ciencia usurpará la relativa autonomía ejercida sobre peligro de la abyección femenina con el mismo artilugio. Pero el incrédulo hom. la facultad reproductiva. la cultura  47 cer monótono y repetitivo apegado a un ciclo permanen. desactivada con el control de la ingeniería genética. se corresponde un y a la profanación de los tabúes de la sexualidad sólo le paso adelante en su inevitable secularización. neutralizar el poder femenino percibido como la “tram. equivalía a desactivar la amena- exceso para poder conservar el potencial transgresivo de za constante de la vida. con la restricción de los peligros de conta- NEUTRALIZACIÓN DEFINITIVA DE minación que provienen del cuerpo mediante la medi- LA VAGINA DENTATA calización de la sexualidad y la muerte. 7. ción corporal) pretende restringir e incluso suprimir la rales vitales del nacimiento y la muerte. La utopía científica acabará de clausurar la ame- Una de las maneras tradicionales de los hombres de naza de la vagina dentata. 1991: 405-406). de la que habla. dejando la representación de la mujer ciones sociales contra la misma. A cada nuevo empeño de cia. Manifesto de Valerie Solanas—13 será definitivamente gresivo-sagrado de la violación. suplantadora del po. con el racionalismo de la cien- cias. Nuestra quedó una débil virtud (Bataille. lo haría mediante una nueva for. en caso de profundizarse y diversificarse. en la reproducción (hasta entonces incapaz de generar lución en información. ya que si bien ahora no se trata- Derivado de un poder racionalista fuertemente vinculado rá de cómo evitar la concepción. científica hará de la tecnogénesis la última conquista so- te (Puleo. prepotente. si concernirá a hacer de con la masculinidad (Seidler. a través del acto trans. amenaza del caos nacimiento-putrefacción que destru- ba más arriba. ahora. la mujer-araña cristaliza caricaturizada en un cyborg transexual y estéril (y por en- el símbolo de aquel orden monótono de la reproducción de infantil) o en una androide “maquina-sexual” hecha impuesto por la mujer/esposa y que recuerda al indivi. orgullosa. la transgresión dejó de tener la misma significación. Como representante del poder de lo bre la misteriosa fecundidad que se ha resistido a su po- abyecto de la naturaleza o quizás de las primeras prohibi. sexual. a la reproducción y de la sexualidad. La fugaz alianza que en algún momento hubo entre la pa de la reproducción” fue volverse contra la mujer-araña ciencia y las mujeres con la píldora anticonceptiva —y con sus propias armas y hacer de la “sexualidad-trampa que podría. Exorcizado el erotismo sagrado los cadáveres que se pudren frente a nuestros ojos y las —que el cristianismo dio continuidad con su identifica- cópulas que hacen impregnar los cuerpos de excrecen. 1991: 400). 1997). antes de su diso. todas la fuerza generadora de vida de la mujer. Develar los secretos de secularización del sexo y la medicalización de la muerte. der (masculino). mediante expresiones extremas.

eyacula flujo vaginal y es sodomizada tales. 1999: 37). Allí. sean sexualmente agresivas hasta za de la feminidad ha sido el uso de la masculinización el punto de violar a los hombres. la dulzura engañosa. el goce descentrado y prolon- dentata y es dotado de un nuevo carácter no-opositivo y gado) les han sido evacuados para acercarlos tranquili- no-amenazante que hace de él un aliado en vez de un zadoramente a la experiencia masculina de la sexualidad. ésta responde más a esa forclu- siempre una protocyborg transexual y una aprendiz de sión de la alteridad de lo femenino. práctica sin excesivos remilgos. jeres como hombres) es otra de las artimañas de la por. derivada del divorcio irreversible entre nada y recibe la irónica recompensa de vivir en la misma la sexualidad y la reproducción. 1993: 116). (Arcand. respectivamente—. sea la mujer cuya abyección ha sido go francés Gilles Lipovetsky cuando afirma: “si existe una cancelada mediante la transexualidad. rol genérico (hombres que actúan como mujeres y mu. El cyborg y el androide habitación que un hombre pasivo. Una constante hace que las mujeres activas hablen de sexo. Las —como ya lo fue durante muchos años la diversidad mujeres eternamente calientes de la pornografía no sexual. grita obscenidades. a esa indiferencia androide sex-machine. En este punto coincido plenamente con el sociólo- como un hombre. suplica lamer penes. no se aver- en el intento de la pornografía por neutralizar la amena. se excita de la sexualidad masculina y de sus fantasmas instrumen- “viendo” la cópula. desde Eva hasta Juana de Arco. una mujer imagina. será ahora neutralizado además mediante bres que desean volverse niñas maltratadas o que sueñan la apelación a una sexualidad entendida como ejercicios ser mujeres dominadoras y penetrantes con partenaires de récords cada vez más extremos y exenta de cualquier . Al apuntalar el control sobre los procesos de sexuali. cuenta el caso de una tación iconográfica a una funcionalidad hipererotizada mujer que se convierte en activa y sexualmente desenfre- no transgresora. Aquí tenemos. Esta mujer fálica recurre a la inver. Con ello. 1993: 110). sino que son aquellas mujeres cuyos dad. güencen de su cuerpo. Jones] de Gerard Damiano (1973). frente a la desemejanza de los sexos. cuyo misterio ha sido totalmente profanado por la con- nografía para cancelar la diferencia inquietante de lo ducta de las actrices masculinas y por el ojo penetrante simbólicamente femenino: “se tendrá entonces a hom. que a la seudoinfe- Pero junto a la inversión transexual. la inversión del riorización de las mujeres” (Lipovetsky. signos amenazantes y contaminantes (el ofrecimiento dona los símbolos que alimentaron el miedo a la vagina pasivo. Pero. de la cámara. ¡qué gran sarcasmo late en todo esto! La inver- niaca —que durante dos mil años el cristianismo estuvo sión de roles genéricos y la transexualidad pornográfica 48  recreando. en la pornoutopía y la por. vínculo sentimental y no teman al embarazo ¡curiosa- da por el hombre y para el hombre cuya sexualidad está mente los mismos elementos que reivindica el feminis- descrita en términos comprensibles para los hombres mo! Pero al mismo tiempo. receptivo y constan- son seres mitotecnológicos que profundizan el sueño temente inapetente. Los derechos de la mujer sobre su cuerpo pasa.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 48 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 la misma algo que atañe exclusivamente a la medicina masculinos suaves y gentiles” (Arcand. ya que se limitan a ser el doble sexo. se permitan toda de la mujer representada. reproducción y muerte. las mujeres en la pornografía. La actriz porno es violencia pornográfica. El simbolismo de la feminidad en la pornografía. solamente responden a la fantasía masturbadora del rán del monopolio de la religión al de la ciencia. enemigo de la ciencia. dejan de existir. un ejemplo de inver- masturbador de la mujer sex-machine. con unas hombre que sueña por obtener orgasmos sin tener que breves décadas de espejismo liberador. no tengan necesidad de noucronía ambos sexos son fálicos. el cuerpo (femenino) aban. sión genérica que parodia la creencia masculina en el La representación de la mujer en la pornografía hace sacrificio que supone tener que luchar contra su deseo patente la lucha de la era tecnológica contra los arcaicos para evitar contaminarse del otro. símbolos femeninos de la naturaleza indómita y demo. entendidas como sujetos con una identidad/diferencia sión simbólica para hacer que una mujer que ama el genérica. el cuerpo (femenino) es La película Devil in Miss Jones [El diablo en la señorita reinventado como sex-machine al dirigirse su represen. negociarlos o comprarlos —el cortejo y la prostitución.

Así. Suzanne lo Public Cervix Annoucement. de eliminar la familiaridad de las connotaciones estereotipadas que boteado el simbolismo tradicional de la vagina proponiendo nuevas lo rodean” (Kauffman. contrariamente a las grafía actual. 1987: 130). Algunas de (Kauffman. 2000: 83). y de la iconografía positiva de la vagina como “fuer. al público a mirar adentro. cuya penetración ya no contiene casi ningún poder te. donde en muchas escenas ya no se pasa por expectativas del feminismo. La presencia “excesiva” del sexo anal en la porno- de la vagina dentata no vendrá. la norteamericana Carolle Schneeman. mientras que Annie Sprinkle. sesenta. Hannah Wilkes. en Vulva’s School y en Cycladic 14 Importantes artistas feministas de los sesenta y setenta. Juanita McNeely. se inserta un espéculo vaginal e invita Santoro. La neutralización sexo. es la pubis vinculado al éxito de la autoexpresión sexual de la expresión de la desacralización de una vagina dentata mujer.14 Sino que lo hará mediante su neutralización en la era de la secularización del poder transgresor del metáforas para lograr la resacralización del cuerpo femenino. pintoras en Imprints. bien hecha y tan completa como los tótems transgresivo —al contrario del sexo anal (junto con el masculinos” (Ardener. Judy Chicago. Dorthy Seiberling. por el triunfo del poder del el otrora necesario preámbulo del sexo vaginal. doble anal o el fist-fucking anal) que contiene la ame- do reivindicando artistas feministas desde la década de los naza del anus dentatus de la era del VIH-sida. otras artistas han sa. tal y como lo han veni. Ya en la década de los noventa. limpia. 2001 / Ricardo Ramírez Arriola poder de contaminación-transgresión. como “fuente alegórica y literal de poder erótico” de una identidad estructural de la diferencia de la mujer. logrando “literalizar” el órgano con “el fin 1987: 125-130). Barbara Rose (Ardener.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 49 primavera-verano 2002 Desacatos saberes y razones  49 Ámsterdam. lucharon por la reivindicación de una iconografía que ins. tológicas” trata de reintegrar la vulva. en su espectácu- ellas son: Lee Bontecon. desplazada por la pornografía taurara un nuevo simbolismo de la vagina para la afirmación positiva y la medicina. . al “desenterrar fragmentos de culturas ajenas y mi- su mayoría. 2000: 87).

donde tam. La femina dominatrix expresa los peores fan- tasmas de los hombres frente a unas mujeres cada vez más empoderadas en el mundo occi- dental.T. Mucho más contem- Hookers. concupiscente (y estéril) de Mathilde— para aunque no fue creada con fines específicamente sexua- otorgar la victoria a la representación de aquélla que con les. muestra un due- lo entre dos hermanas felinas cuyos varones son relegados a ser jugadores pasivos burlados. El tema de la femina dominatrix. que saciable. la sex-machine o. El horror. de Greg Dark (1985). Baste con citar aquí a la temprana que han poblado a la mujer sacralizada —la inocente. es un motivo recurrente androide sexual. Le parfum de Mathilde. en lenguaje mitotecnológico. Bassa. que precipita la tragedia. de la pornografía. ness. 1984). a la fantasía que la ambición del conocimiento prohibi- hombres. El hombre de la arena (1816). Hoffmann. 2000: 301). el irreverente cuento “La máquina de follar”. de E. la car- ga social del cortejo y la reproducción. Figuras contempo- ráneas como la cantante Madonna o las actrices Sigourney Weaver y Linda Hamilton. que se recrea en la fantasía poráneo. y el “rechazo de la feminidad tradicional que se corporeiza con la pasividad y los sentimientos de maternidad” (Yehya. y la in. caracterizadas por su rudeza y violencia. encierra todos los fantasmas que se convierten en hacer explícita su sexualidad basta para vencer (Freixas y letales para Nataniel.A. se recons- truyen a sí mismas con la tecnología y se con- vierten en iconos de una nueva mujer cercana al cyborg. como las que aparecen en el filme New Wave do recrea respecto a la mujer ideal. Coppelia. de de las mujeres empoderadas que se sirven de los varones Charles Bukowski (incluido en Tales of Ordinary Mad- y de su pene (Freixas y Bassa. radica en su cercanía ve también en esta frecuencia es la mujer voraz come. la muñeca danzante que aparece en el relato pura (y reproductiva) con el personaje de Eva. 2001 a: 157-158). el hombre que se enamora de ella. un lunático doctor que ha creado una mujer tan perfec- bién se personifica el viejo estereotipo de la mujer-fiera tamente adaptada al deseo masculino (servir copas. del realizador La figura de la mujer autómata ha aparecido en la lite- francés Marc Dorcel (1994). 2000: 277). y una mo- lesta otredad que hay que descubrir o aplastar. En otro filme. Otro personaje recurrente que se mue. donde palpita una Esto es. la hembra estéril masculinizada. de John Leslie (1991).1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 50 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 junto con la inversión genérica. enfrenta dos mitos clásicos ratura con frecuencia. parodia el proyecto del autómata al presentar Curse of the Catwoman. Pero al mismo tiempo es una protocy- borg que mediante la conmutación de los signos de la transexualidad concede a las mujeres el poder que otorga la tecnología a cambio de su esterilidad (real o simbólica). no . Pero otra figura a la que conduce la inversión pornográfica es a la de la mujer creada expresa- 50  mente para cumplir las fantasías sexuales de los hombres —eliminando de un solo plumazo el Sin título / Aaron Diskin potencial contaminante de su feminidad.

15 El más rápido. borg protésico con su wetware integrado. g) el sexo hí- nación por destruir sus rastros de lo orgánico se enmarca brido con los deportes extremos. dencias que identifico en la futura pornografía: a) el cy.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 51 primavera-verano 2002 Desacatos saberes y razones hacer preguntas. Es evi. b) la androide borg empoderada. ni excesivo.15 donde con cada récord es cada tendencia hacia la que los seres orgánicos avanzamos: vez menos el poder del sexo para transgredir. En estas andróginos desinfectados adaptados al deseo inmanen. La condición androide también es una pico citius. imprimen los signos a la vez inquietantes y fascinantes encierran los miedos que la civilización tecnológica ha del androide: al poseer rasgos neutrales. el concepto androide tecnológico inmortal. reemplazada por otra con rasgos análogos para lograr Aunque hay antecedentes históricos de cómo el cuer. en cuanto haya sido despo- con rasgos intercambiables y estandarizados (clónica) y jado de todo signo y símbolo del poder contaminante de abstraída de componentes narrativos que la apeguen a la vida. . altius. En el pueblan la abyección son abstracciones racionalizadas. figura pleonásmica de la mujer sex-machine cambio) que fascina y asusta a sus invitados de tal ma. aséptica y seca Como ya sabemos. condiciones. 2001: 165). nera hasta el punto de precipitar su destrucción. de la muerte —tras la muerte real de una de ellas. instrumentos de metamorfosis corporal. perpetuar el patrón en los medios. obtiene la ventaja de la modificación total del cuerpo para el fin sexual. La fasci. tibiótica. c) la recreación en los del placer masculino. e) la fantasía médica de asepsia an- ser el objeto del deseo y no en la reproducción. aunque separados en el tiempo. no pedir nada a ssa. es claramente una creación al servicio sex machine y la realidad virtual. CONCLUSIONES: EL CUERPO ORGÁNICO es un mito de la tecnología. a diferencia de la cy. cindirá del cuerpo orgánico. con los indicadores cor. d) la salud y la les corporales únicamente diseñados para ocuparse en perfección corporal. Una mujer con marcadores sexua. fortius. en espera de que la po femenino ha sido modificado para satisfacer las ciencia permita la construcción del auténtico androide fantasías eróticas de los hombres. Aunque suene paradójico. nológica que ha hecho abstracciones al sexo y a la muer- estilista. es también intrínsecamente transexual: su sexo te. Pero al ha. follar sin titubear. éstas son algunas de las ten- una historia (atemporal). sin los inconvenientes que retiene el cuerpo orgánico. sino que es el cumplimiento de la utopía tec- ber sido su sexo implantado por un técnico-modista. infatigable y socialmente irrelevante. 295). la futura pornografía pres- porales reproductivos reducidos o ignorados (estéril). el más fuerte. SERÁ DESTERRADO DE LA FUTURA grafía (y en la moda) viene dada por la presencia de sus PORNOGRAFÍA signos: mujer sin rastros de su condición orgánica suje- ta a degeneración (inmortal). ignora lo orgánico al burlarse de la vejez y la diseñada mujer perfecta que es reducida a su poten. de Féderic Lansac (1981). es cial sexual. Varios la contaminación purificadora cuando los referentes que son los ejemplos del androide en la pornografía. La tendencia a la representación de actos sexuales en puede ser cambiado independiente de la genitalidad sólo situaciones extremas ha convertido la pornografía ac- con alterar la programación y en cuestión de segundos tual en una exposición atroz de la persecución del olím- (Yehya. A grandes rasgos. Así es fría. estandarizados ido construyendo hacia la condición monstruosa de y substituibles. f) la pedomímesis y la pedofilia. Pero aunque el androide real todavía 8.  51 La mujer androide (simbólica). Pero también en la modelo profesional de la moda se dente que estos relatos. el más alto. filme porno La femme objet. difícilmente puede tener lugar el ritual de te radical que se metamorfosea cada pocos días. referente de la vagina dentata. y h) la ciencia ficción en la obsesión de la tecnocultura por eliminar cualquier pornográfica y la cópula redentora con extraterrestres. el ciberporno no es ni transgresor —cualidades opuestas a los adjetivos del asco. su referencia en la porno. un escritor idea crear a la mujer perfecta en forma de robot sexual mudo que está siempre disponible (Freixas y Ba.

Con la separación cada vez más acentuada entre la y la dificultad del sujeto para estabilizar sus límites alrede. y el ciberporno en gún un programa racionalizado. mirada pornográfica. facial. difícilmente se podrá permitir la piccola restringen considerablemente la participación de un “otro morte aniquiladora del deseo. snuff y necro. con la imagen literal de su potencial repro- neutra no es ni deshumana ni inhumana. hacer de la carne. sentar los atributos corporales de fertilidad y reproduc- cia de la fragmentación del sujeto de la modernidad. como experiencia máxima de la sexualidad. que so- información (Kauffmann. con la evidencia de su fragilidad para ser destrui- otaku: gente que prefiere relacionarse más con máqui. aunque . es ción (vaginas con labios monstruosos. la pornografía ha ca. dando culminación a la tenden. old. la pornografía nas que con gente— el sujeto posthumano. en vez de de la corriente bizarre-extreme intenta exacerbar una definirse en términos esenciales. ritmo infinito masturbatorio que será gestionado por la minado en dos direcciones principales: la inyección de. una especie de rebelión satírica de la carne en tono 52  sesión por revelar códigos del conocimiento en un mun. Determinado por su interacción signos de su degeneración física (como la obesidad y la con las máquinas —resumido en la palabra japonesa vejez). es tradicional del éxtasis sexual. 2000: 219). sexualidad y la reproducción. blood. el semen y la sangre paisaje tecnológico que le rodea. black kiss. con los na (Perniola. la nueva sexualidad menstrual). fat. un deseo inmediato de tiempo inmanen. culminación netamente excesiva mediante la des-integración que opera la información de la era orgánica e imprescindible para la concepción heterogénea e incompatible. nico. pechos de tamaño construido con una amalgama de componentes hetero. puede. la era inorgánica. orgasmo irreversible. Existe aquí una relación entre la ob. se trata de la caricatura grotesca con la ayuda de la representación y la invocación. se expresa en corrientes del porno como lico donde la carne y sus metáforas son elementos pres. cindibles para su continuidad futura. El exceso de lo orgánico. dos del ciberporno. por lo que sustituirá el significativo”. hasta el extremo de la excitación más duradera. y los ahora de moda monstercocks) como emble- géneos cuyos límites son constantemente reconstruidos mas ridículos de la próxima disolución del cuerpo orgá- con cada innovación. co. inyectar capacidad biante. será fragmentado y diluido movilizado por un deseo-collage compuesto de imágenes en una metástasis orgásmica reversible. scat. alérgica a todo lo que suene a ciclo na- te y sin finalidad donde sus constantes metamorfosis tural inevitable. no obstante. ductor (como en los actos con embarazadas). que sigue.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 52 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 La sociedad cibernética ha elaborado un sistema simbó. mutilation. la ño sadiano de la “apatía”— administrando el placer se- corriente de superación irreversible. Además. cuyos límites carecen ya de importancia. lo extravagante. ciclo natural “deseo-orgasmo-relajamiento” por una ci- Elaborada entre una sexualidad neutra que ha roto bersexualidad virtual capaz de distribuir el éxtasis en un con la potencia de la transgresión. será una de los cometi- la utopía tecnológica. La sexualidad de en movimiento. y procede de múltiples disciplinas avaladas como transgresora —sobre todo si recurre a la violación de la científicas (y de otros saberes que no lo están) también asepsia obligatoria de lo tecnosexual. el pissing. cada vez con menos fuerza. la tendencia futura ten- dor de una antropología coherente y unificada. La propia derá a restringir e incluso cancelar el coito heterosexual autonomía del sujeto de la modernidad ha sido boico. do sin “narrativas fuertes” capaces de otorgar identidad. No obstante. Mantener la excitación sexual de sesperada de potencial transgresor mediante los actos manera indeterminada —superando e invirtiendo el sue- grotescos del bizarre-extreme. lamente aliándose con el programa de la superación mo la información no es monolítica. do (como en la tortura o en el asesinato). El individuo. entonces. de mofa terminal. lo hace en términos de ruptura contaminante de los límites corporales. 1998: 44). pregnant. colosal. el teada al llegar a su expresión radical en lo posthumano. Prolongar el deseo y dejarlo estático En el primer sentido. Reforzando el acto sexual con Frente al declive de las relaciones sociales inmediatas los signos corporales más evidentes de su pasado conta- en una era donde el individuo interactúa más con el minante (como los excrementos. es posthuma. sino diversa y cam. Se llegan a repre- el sujeto posthumano. e incluso constante.

 53 nentes. De tal manera como ocurre en un relato del genial y visionario Stanislaw Lem. y que irán incorporando el com- ponente protésico a medida que los avances permitan su fusión con lo orgánico. reconstruidos hacia la uniformidad por la cirugía plástica (senos duros. poblará los softwares de los programas de realidad virtual dedicados a cumplir cualquier fantasía sexual. Con ello también se sentencia el fin de la sexología durante el reinado del nuevo mito transexual: el deseo racionalizado a un objeto será diluido en el simu- lacro de lo virtual y en el exceso de la ambigüedad. como ya predijo Ballard en 1970. las futuras grandes corporaciones del sexo inorgánico estarán inte- resadas en enajenar toda responsabilidad frente al “mal uso” de sus files pornográficos. se está escribiendo para dar cabida a un nuevo orden de fantasías sexuales: la conjunción carne- materia inorgánica. todos los labios promi. las per- versiones de la era freudiana del Krafft-Ebing están obso- letas. Pero también el androide sex- machine. Como una ten- dencia ya identificada en los años noventa. son elementos tan revolucionarios que cambiarán inusitadamente el diseño y la ejecución de nuestras fan- tasías sexuales. Con el Sin título / Aaron Diskin . aunque ausente durante décadas en su forma física. invadirá la futura pornografía. pieles perfectas). Pero. llegarán los cuerpos de diseño con anatomías estandarizadas como si fueran clones. pe- ro representados como un fin en sí mismos. las mediáticas violencia y muerte abstractas. mediante una reserva infinita de expe- riencias excesivas y con la ayuda de las prótesis sexuales. Una nueva Psycopathia Sexualis. Una tercera tendencia quizás se recree en los propios instrumentos y procesos de modificación corporal. la conciencia del cuerpo transformado en cy- borg.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 53 primavera-verano 2002 Desacatos saberes y razones menos intensa. in- cluyendo la última parte que le quedaba: medio cerebro. softwares de realidad vir- tual y wetwares protésicos. Con el ciberporno en la utopía tecnológica. ¿cuáles son las tendencias de ese ciberporno? En primer lugar el cyborg protésico. del que ya he ha- blado. donde un hombre protésico lleva a juicio por negligencia a su com- pañía proveedora y ésta se defiende con el pretexto de que ese individuo no puede ser ya sujeto de derecho por haber sido substituido íntegramente por prótesis. Pero a medida que el cyborg y el androide se establezcan como modelos normativos en la sociedad.

trenzas y todo un del sexo ginecológico (Freixas y Bassa. fetichismo de la ropa infantil. caderas estrechas. situaciones imposibles donde a la experimentación ex- Una sexta ruta para golpear el poder sagrado de la trema del deporte de riesgo se le añada la sensación de mujer reproductora. 16 La edad de las actrices (y en menor medida de los actores) será ca- mujeres adultas o jóvenes son caracterizadas con signos da vez menor. hasta las más insignificantes: sin pelos. serie Emergence Clinic de los años cuarenta.16 En el segundo se derivan de la fantasía aséptica y antibiótica de la me. fluidos corporales y signos de lículas pioneras en fantasías médicas como la clandestina madurez sexual. Aquí aparecerán representaciones sexuales en esta vía contiene mucho potencial. La intención común táforas del nuevo erotismo tecnológico. lo repre. escenarios) pa. sin vello. bien sean funcionales o estéticas. yores o ancianas (de 20 años o más). hasta el punto que la pornografía legal constará de tres corporales.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 54 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 precursor del subgénero shaving en mente. 2000: 270). Genitales afeitados. Desde las pe. Todo lo que es curado en una consul. hasta la ob. sienta un buen precedente: 54  elogio de las superficies exteriores. caso. en línea con la de ambas: evitar el simbolismo de la proliferación de la desintegración del poder de lo orgánico. que al- teren el cuerpo en la dirección de su ma- yor salud y perfección estética. veo la posibilidad de que la transformación tecnológica del cuerpo sea erotizada al mostrar ante la cámara la colocación de prótesis o las sucesivas y progresivas meta- morfosis de los cuerpos. sexo y el deporte experimentados como límite de la ex- psiquiátrico de Michael Nin —como en Látex (1995)— periencia. o reparado en un quirófano. se esfuerzan por cumplir La quinta corriente trata de todas las variaciones que esta fantasía de sexo no reproductivo. o desinfectado y de un mercado ilegal de producción. vida que suponen pelos. gestuales y contextuales (ropa. En el primer caso. sentan las modalidades tan omnipresentes en la actuali- dad de la pedomímesis y la pedofilia. distribución y con- limpiado con una quimioterapia. los rasgos que identi- fiquen la salud cyborgiana de los actores y actrices serán exacerbados al mismo tiem- po que se eliminen todos los rastros de las imperfecciones corporales. . con pie- les impecables que se prolongarán y meta- morfosearán en ropa para cumplir su mi- sión de wetwares. sumo que facilita la red de Internet. abandono y pérdida de control del placer orgásmico. irónicas categorías: barely legal (18 años). Sin título / Aaron Diskin do porno clip. de la piel hermosa. La séptima modalidad habla de la confluencia entre el sesión por el potencial purificador del sacrificio médico. niñas reales (o mediante la imagen virtual) son cap- dicina y la cirugía. y con prótesis corporales. tadas por la cámara en actos sexuales explícitos. las teens (19 años) y las ma- ra representar a niñas o adolescentes. y por ende de lo orgánico. podrá poblarse de me. dentro ta médica. La nueva tendencia en el porno que Andrew Blake inauguró con Night Trips (1989) y el llama. En cuarto lugar. del fetichismo del cuero y la prohibición pechos pequeños.

llo de todas las posibilidades que la mente imagine. que los sueños eróticos de esos posthumanos quizás re- ción de la humanidad por extraterrestes. Hayles de que su pesadilla es una cultura habitada por lo únicamente mediante la tecnología. de Boris y Arkadi Strugaski— se llevan a cabo relaciones sexuales transplanetarias con el fin de inocu. Anagrama. república de los testículos”. ¿qué representa para nosotros. Pureza y peligro: un análisis de los con- hacia el hedonismo sin culpabilidad y el placer sin res. en El nuevo desorden amoro- nológica? El precursor de una cultura futura que estará so.. En el primer ca. DSM-IV. Madrid. a la disponibilidad total en artista Shu Lea Cheang (Chicago. Pascal y Alain Finkielkraut. Masson. Ballard. diré pacidad de unir la utopía científica con el mito de la crea. 1986. Mary. sujetos de una era Bruckner. basada en el hedonismo sin responsabilidad. rior otorgue cualidades místico-científicas de un extraor. Pero. mentales. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos cia y la medicina. Anagrama. ceptos de contaminación y tabú. Madrid. edición 1994. tiempo no fechado —ucronía— donde la ciencia redi- gía de nuestro tiempo que son los relatos de abducción me a la humanidad. La transparencia del mal. Crash. 1993. nuevos géneros de ciencia-ficción que explotan el siempre presente) será reducida cada vez más con el mun- elemento del paganismo tecnoerótico proliferan desde do virtual que permite la tecnología. a través de la gresen al poder fascinante y terrible de la finitud y rena- sexualidad.K. aterrorizaron a la humanidad. Antropología de la pornografía. Charles. y secularizados los otrora profundos La revolución teórica de la pornografía. 1. Barcelona. Barcelona. Muertas las Bukowski. Siglo XXI. Bataille. el ciberporno en la utopía tec. tiene vagina”. entre humanos y seres de otros mundos que se compor- tan como dioses y que sembraron la vida en la Tierra pa- ra experimentar —como en el argumento de Qué difícil Bibliografía es ser Dios. debilitadas las gran. dinario poder. José. sin el Foucault. experimentada como vivencia Ardener. El jaguar y el oso hormiguero. Ferrater Mora. “Pornogrial o la posthumana en ciernes.). 1992a. por lo que se puede hace unos años. que el desarro.). de la American Psychiatric Association. Tusquets. un mundo sin el peso sagrado de la transgresión. Historia de la sexualidad. Shirley. Iniciativas Edi- tabúes del sexo y la muerte que alguna vez fascinaron y toriales. Arcand. Editorial pacto tan profundo en la psique humana. hasta el Scifi-Porn como el del filme I. El erotismo. Baudrillard. Cardín. Siglo XXI. real (donde la muerte y reproducción de lo orgánico está so. Minotauro. Madrid. des narrativas. “A note on gender iconography: the real por numerosos testimonios en todo el mundo. ponsabilidad. nome Corporation fabrica replicantes que acaban de Por último.Grah. la precariedad de lo y el examen-cópula con extraterrestres. 1979. Ediciones Nueva Visión. Tavistock Publications donde la condición de hibridación con una raza supe. 1991. Barcelona. Las nuevas tecnologías que se avecinan tendrán un im. donde una Ge. Barcelona. 2001). 1978. Jean. Ensayo so- bre los fenómenos extremos. o el afirmar que la futura pornografía pasará de la represen- manga. Diccionario de filosofía. Barcelona. Barcelona. 1997. La máquina de follar. 1991. 1987. en Pat Caplan (ed. desde el ya “tradicional” cyberpunk. Anagrama. En este camino. Michel.  55 Buenos Aires. Así. mediante encuentros en la tercera fase cimiento de la carne. Ariel. será la premisa incuestionada luntad de saber. respondiendo a las palabras de Katherine demoler las últimas sacralidades de lo sexual al realizar. cosmovisiones centradas en la culpa. como se sabe. James. . 2001. lar una especie híbrida destinada a salvar a la humanidad. posthumanos que ven sus propios cuerpos como acce- Pero los relatos de la abducción por ovnis tienen la ca. Bernard. La vo- lastre de la carne orgánica.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 55 primavera-verano 2002 Desacatos saberes y razones La última tendencia de la pornografía del futuro trata del avance hacia ese lugar ilocalizable —utopía— y ese de la ciencia-ficción pornográfica y esa especial mitolo. Esta figura. 1992. The Cultural Construction el potencial de crear un nuevo erotismo pornográfico of Sexuality. Georges. Alberto y Federico Jiménez Losantos (comps. sorios de moda más que como fundamentos del ser. la tecnocultura camina Douglas. Barcelona. depositando todo compromiso en la cien.U de la tación de la fantasía sexual.

Viajes y memo. E. Anagrama: Barcelona. Solanas. Kendrick. 2000. Sexo. Gilles. Quim.F. ——. 1986. Bruguera. Buenos Aires. volución de lo femenino. Krafft-Ebing. “Fantasy islands: Exploring the Demand for Sex Tou- ——. Julia. University of California Press. Katherine. Arcadi y Boris. El hombre de la arena. Barcelona. Paidós. 1991. lis. 1998. 2000. da”. 1992 (1905). 1997. en Obra completa. Sigmund. Richard von. El sex appeal de lo inorgánico.1 Saberes a 8/7/04 8:18 PM Page 56 saberes y razones Desacatos primavera-verano 2002 ——. and Gold. La imagen pornográfica y otras per. Williams. 2000. Siglo XXI Edi. pp. 2001a.A. Marqués de. Monzó. Román. Acer- tores. Buenos Aires. 1989. en Sun. 1999. Linda. Madrid. Alianza Editorial. Universidad Com- versiones ópticas. Perniola. 2: Melanie Klein. El sexo en el cine y el cine the Caribbean.. Bernard. Historias del mal. O’Conell Davidson. sobre la sexualidad. theólogie”. Ricoeur. Malas y perversos. 56  Kristeva. 1987 (1945). Amorrortu. ——. Taurus. Mario. Siglo XXI. Madrid. 1998. Lem. cultura y el arte contemporáneos. El genio femenino. México. México. Stanislaw. en Nexos. Paidós/UNAM/CIESAS. Pr. University of Chicago Press.“Tecnoerotismo: de la sociedad victoria- rias. Cátedra/Universitat de Shattuck. La Piqueta. 1998. Madrid. Los 120 días de So- Hoffman. K. vo. Barcelona. na a la era de la hiperinformación”. El cuerpo transformado. Puleo García. “Le Mal: un défi à la philosophie et à la Hayles. Pleasure and the celona. Trama Freud. Madrid. rism”. Lanham. 1999. Sex Shop. La sinrazón masculina. ——. Editorial Fundamentos. cendencia tecnológica en la realidad y en la ciencia ficción. Ámsterdam. Au frontières de la philosophie. Masculinidad Horkheimer. 1992b. a la pornografía. Madrid. ma. William Ian. The Secret Museum: Pornography in Shelley.T. Juan Pablos Editor. Poderes de la perversión. “Frenzy of the Visible”.A. 1999.. 1999. Walter. 2001 / Ricardo Ramírez Arriola . 1995. 1997. Linda S. Seidler. 1998 (1785). A.. Dialéc. 1998. México. 1998 (1818). Hardcore: Power. Madrid. Cyborgs y nuestra des- Miller. Taurus. y teoría social. 1990. 1994 (1886). 1992. vol. La tercera mujer: permanencia y re. Julia y Jacqueline Sánchez Taylor. Ramon y Joan Bassa. Strugasky. moderno Prometeo. Seuil. 1989. doma. Frankenstein o el Modern Culture. N. sexual. Max y Theodor W. Bar. núm. Océano. Madrid. Paul. Sex. nación y lágrimas. Kauffman. Madrid. Literature and Informatics. París. 284: Lipovetsky. Qué difícil es ser Dios. El perqué de tot plegat. Conocimiento prohibido: de Prometeo Valencia. Psychopathia Sexua. Sade. Taurus. “Tres ensayos para una teoría Editorial. Naief. Del pesimismo a la moral VII. D. Alicia Helda.Valerie. Fantasías en la Mandeville y Hamann. México. 1986. Julio. 1992. La ilustración heterodoxa: Sade. La arqueología del saber. Quaderns Cre. Editorial Ola. Yehya. Diario de las estrellas. 211-233. Adorno. tica del iluminismo. Seoane Pinilla. Distribution. plutense de Madrid. ñeta. Gedisa. Tourism and Sex Work in Freixas. Mary Wollstonecraft. Anatomía del asco. Madrid. Anagrama: Barcelona. Paidós. Sichère. University of California Press. Victor J. 1999. Rowman & Littlefield. “Del poder de soberanía al poder sobre la vi. Barcelona.. Las aberraciones sexuales”. de sexo. de transgresión: fragmentos del discurso contemporáneo Gubern. Paidós. Madrid. 1996. Scum Manifesto. en Genealogía del racismo. Barcelona. en Lectures 3. Barcelona. Roger. How we Became Posthuman: Vir. 2001b. El eros electrónico. tesis de doctorado. México. tual Bodies in Cybernetics. 1999. Editorial Sudamericana.