Teniendo en cuenta el artículo sobre las perspectivas contemporáneas en la gestión

estratégica de los recursos humanos, puedo ubicar una experiencia especifica en
mi antiguo lugar de trabajo, especialmente cuando se hace referencia en la
perspectiva contextual, donde la empresa tuvo que hacer una adaptación, para
responder apropiadamente frente al fenómeno del avance de los dispositivos
tecnológicos, lo que evidentemente hizo que la conjunción de los determinantes
externos con los internos, obligará a llevar a cabo un análisis organizacional; de este
modo se pudo determinar que la empresa no estaba totalmente adaptada a las
exigencias y cambios constantes del ambiente externo, evidenciando herramientas
informáticas, tecnológicas y de sistemas computacionales, poco funcionales a las
demandas externas, afectando de manera directa o indirecta la competitividad y
producción organizacional, ante esto, la empresa implementó como elemento de
capacidad de respuesta, la contratación con un tercero para la planeación y
desarrollo del modelo SAP, entre lo que se hizo inicialmente fue una sensibilización
para el empoderamiento, acogimiento y adaptación de las nuevas estrategias
tecnológicas, ya que nos veríamos enfrentados a un software nuevo, herramientas
sistemáticas nuevas y hasta modelos biométricos, si bien era algo que favorecía en
buena medida el desarrollo organizacional y potencializaba en mayor medida la
competitividad y productividad, sin embargo, se encontraron muchas dificultades
para el aprendizaje de los determinantes internos, percibidas en resistencia al
cambio, índices incrementados de ausentismo y rotación de personal, se
descuidaron otros procesos que normalmente desarrollaba la empresa de manera
formal, en este caso se dio la suspensión o cambios en estrategias de fidelización,
bienestar laboral, formación y capacitación, evaluación de personal y selección,
reflejado actualmente en una compañía de poca cercanía con el empleado y con
operatividad en buena parte de su gestión, desde los sistemas y el nuevo software,
generando en la mayoría de los empleados desmotivación por la poca familiaridad
a la que estaban acostumbrados en su ambiente laboral. Dejando como conclusión
hasta lo que conocí de la empresa, que ésta se adaptó a los determinantes externos,
pero podría seguir siendo un reto tener en cuenta la dialéctica con respecto a los
determinantes internos.