Primera versión. Circulación restringida.

First Draft. Restricted circulation.

UNA PROPUESTA PARA LA PRÓXIMA DÉCADA:
LA INTEGRACIÓN DEL TRABAJO NO REMUNERADO EN
EL ANÁLISIS DE LOS SECTORES DE SALUD Y
BIENESTAR SOCIAL.

Dra. MARIA-ANGELES DURAN
Consejo Superior de Investigaciones Científicas
España

Ponencia presentada en el
“Taller Internacional sobre Cuentas Satélite del Sector Hogares “
Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS)
Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)
Santiago de Chile, 5-6 de junio de 2006.

1

UNA PROPUESTA PARA LA PRÓXIMA DÉCADA:
LA INTEGRACIÓN DEL TRABAJO NO REMUNERADO EN EL
ANÁLISIS DE LOS SECTORES DE SALUD Y BIENESTAR SOCIAL.

María-Angeles Durán *

I.- LA BÚSQUEDA DE INDICADORES SANITARIOS SOBRE EL ESTADO DE
SALUD DE LA POBLACIÓN Y LA NECESIDAD DE CUIDADOS.

I.1.- El nivel general de salud.

Los indicadores de salud de la población se dividen en dos grandes grupos:

a) Indicadores de autopercepción
b) Indicadores de recepción de atenciones sanitarias.

Aunque frecuentemente se llaman indicadores objetivos a los de recepción de atenciones
sanitarias, de hecho sólo reflejan los cuidados efectivamente prestados, y no los que
necesita la población. Los indicadores llamados subjetivos o de autopercepción tienen la
ventaja de referirse a muestras generales de población y además han demostrado su
eficiencia como predictores del futuro consumo sanitario.

En España, con una frecuencia aproximada de cada tres años se vienen realizando
encuestas monográficas de salud, sumamente minuciosas. A continuación se refleja el
estado autopercibido de salud por sexo y edad. Como puede verse, las categorías regular,
malo y muy malo aumentan considerablemente a partir de los dieciséis años.

Si se aplica una escala de ponderación siendo 5 el valor de muy buena salud y 1 de muy
mala, la media para el conjunto de la población es 3,75 puntos; para los varones es
ligeramente peor que para las mujeres (3,83 frente a 3,67). Sin embargo, en las edades
avanzadas es bastante peor para las mujeres que para los varones. Este índice ponderado
es un excelente indicador indirecto del tiempo necesario de cuidados para la población
enferma cuando no se dispone de indicadores más precisos de consumo de tiempo.

• María-Angeles Durán es catedrática de sociología y profesora de investigación en el Consejo Superior de
Investigaciones Científicas (Departamento de Economía, IEG), Madrid, España. e-mail: dur@ieg.csic.es. La
autora agradece la facilidad concedida para utilizar datos del proyecto de investigación "El uso del tiempo:
integración en el análisis de la estructura social y económica" (CICYT SEC-2002/00504). Asimismo
agradece la ayuda y sugerencias de Jesús Rogero, Antonio Abellán y Marga Suazo

2

Tabla I.1.a
Población por sexo, edad y valoración del estado de salud percibida. España 2003
Unidad: miles de personas y porcentajes

Muy Muy Indice
Personas Total bueno Bueno Regular Malo malo ponderado
Ambos sexos
Total 41.923,5 100,0 13,4 57,9 21,1 5,8 1,9 3,75
De 0 a 4 años 1.740,3 100,0 28,0 56,3 14,6 1,2 0,0 4,11
De 5 a 15 años 4.821,8 100,0 24,1 67,0 7,8 0,9 0,2 4,14
De 16 a 24 años 4.973,0 100,0 18,7 67,9 11,8 1,2 0,4 4,03
De 25 a 34 años 7.181,7 100,0 15,7 68,3 13,1 2,4 0,6 3,96
De 35 a 44 años 6.641,9 100,0 12,6 64,7 17,9 3,6 1,2 3,84
De 45 a 54 años 5.313,9 100,0 10,1 59,2 22,3 6,7 1,7 3,69
De 55 a 64 años 4.293,6 100,0 6,5 45,6 34,0 9,8 4,1 3,41
De 65 a 74 años 3.978,7 100,0 4,0 37,5 40,8 13,7 3,9 3,24
De 75 y más años 2.978,6 100,0 2,9 30,5 40,7 18,9 7,0 3,04
Varones
Total 20.620,2 100,0 14,7 60,9 18,5 4,5 1,4 3,83
De 0 a 4 años 886,7 100,0 24,9 58,8 14,9 1,4 0,0 4,07
De 5 a 15 años 2.483,7 100,0 25,1 66,3 7,6 0,8 0,1 4,15
De 16 a 24 años 2.544,8 100,0 21,7 66,4 10,2 1,2 0,6 4,07
De 25 a 34 años 3.678,5 100,0 16,5 69,9 10,5 2,6 0,5 3,99
De 35 a 44 años 3.344,5 100,0 12,7 68,0 15,3 3,4 0,7 3,89
De 45 a 54 años 2.637,6 100,0 11,1 63,5 19,2 4,6 1,6 3,78
De 55 a 64 años 2.085,9 100,0 7,8 48,7 31,3 8,5 3,6 3,49
De 65 a 74 años 1.758,0 100,0 5,8 42,3 39,8 9,7 2,4 3,39
De 75 y más años 1.200,6 100,0 4,3 36,0 39,7 14,8 5,2 3,19
Mujeres
Total 21.303,3 100,0 12,1 55,0 23,5 7,0 2,3 3,67
De 0 a 4 años 853,6 100,0 31,1 53,7 14,2 0,9 0,1 4,15
De 5 a 15 años 2.338,1 100,0 23,0 67,8 8,0 0,9 0,3 4,12
De 16 a 24 años 2.428,3 100,0 15,6 69,5 13,5 1,2 0,3 3,99
De 25 a 34 años 3.503,3 100,0 14,9 66,5 15,8 2,2 0,6 3,93
De 35 a 44 años 3.297,4 100,0 12,5 61,3 20,5 3,9 1,7 3,79
De 45 a 54 años 2.676,3 100,0 9,1 54,9 25,4 8,7 1,9 3,61
De 55 a 64 años 2.207,7 100,0 5,2 42,7 36,5 11,0 4,5 3,33
De 65 a 74 años 2.220,7 100,0 2,6 33,7 41,6 16,9 5,1 3,12
De 75 y más años 1.777,9 100,0 2,0 26,8 41,4 21,6 8,2 2,93

Fuente: Elaboración de M.A. Durán y J. Rogero sobre datos de la Encuesta Nacional de Salud 2003. Instituto
Nacional de Estadística y Ministerio de Sanidad y Consumo 2006
Encuesta Nacional de Salud 2003. Instituto Nacional de Estadística y Ministerio de Sanidad y Consumo
2006.
1) Se refiere a los últimos 12 meses. Los datos referentes a los grupos de edad menores de 34 años y
estado de salud 'Malo' han de ser tomados con precaución ya que pueden estar afectados de elevados
errores de muestreo.

3

5 4.1 en hospitales) v01-v82 (diagnóstico principal) * Altas sin diagnóstico 1.2.a Estancias causadas según diagnóstico principal (CIE9MC) y género.I. España 2004 Unidad: días Total Varones Mujeres Todas las causas (ver excepciones en metodología) 100.0 280-289 iv Trastornos mentales 290-319 v 9.8 1. 4 .8 Hospitalizaciones especiales códigos v (incluyen los nacidos vivos 2.9 Enfermedades del aparato respiratorio 460-519 viii 10.1 11.0 4.7 13. Durán y J.9 Enfermedades de la piel y del tejido subcutáneo 680-709 xii 1. Tabla I.7 2.2 1.0 2. parto y puerperio 630-676 xi 5.8 9.A.9 8. el coste del cuidado de los enfermos graves es derivado hacia los hogares una vez que los hospitales estiman que el estado de salud del enfermo no va a mejorar aunque permanezca internado.7 Enfermedades del aparato digestivo 520-579 ix 10.0 100. Las estancias hospitalarias son relevantes a efectos de análisis económico porque consumen una parte importante de los recursos monetarios asignados a la sanidad.9 1.6 710-739 xiii Anomalías congénitas 740-759 xiv 0. de la nutrición y metabólicas y 1.0 100.9 1.0 12.1 3.6 2. Rogero sobre datos de la Encuesta de morbilidad hospitalaria 2004.7 Complicaciones del embarazo.4 1. Se asocian en general con la gravedad de la enfermedad.. signos y estados mal definidos 780-799 xvi 4.9 .5 2.7 sentidos 320-389 vi Enfermedades del sistema circulatorio 390-459 vii 15. La Encuesta de Morbilidad Hospitalaria permite conocer el tipo de enfermedades que provocan estancias hospitalarias y la duración media de la estancia según género. Instituto Nacional de Estadística. pero los enfermos son devueltos a sus hogares cuando superan el momento en que es necesaria la intervención hospitalaria.0 Enfermedades infecciosas y parasitarias 001-139 i 2.3 9.0 9.8 9.1 Enfermedades del sistema osteo-mioarticular y tejido conectivo 4.0 2. 11.8 Lesiones y envenenamientos 800-999 xvii 9.2..2 7.1 10.1 5.3 Enfermedades endocrinas.2 3.1 1.6 Tumores 140-239 ii 11.8 4.9 13.7 xv Síntomas.8 1.2 Enfermedades del aparato genitourinario 580-629 x 4.9 0.El cuidado en las instituciones hospitalarias.1 trastornos de la inmunidad 240-279 iii Enfermedades de la sangre y de los órganos hematopoyéticos 0.4 16. En los hospitales suele atenderse la fase más aguda de las enfermedades. dicho de otro modo.7 Enfermedades del sistema nervioso y de los órganos de los 2.4 Fuente: Elaboración de M.0 2.8 2.2 1.6 0.6 Ciertas enfermedades con origen en el periodo perinatal 760-779 1.7 0. Algunas enfermedades requieren internamiento hospitalario.

6 Servicios y departamentos centrales 3.5 Especialistas en rehabilitación 0.9 Cirugía general y espec.2. Fuente: Elaboración de M. España 2003 TOTAL 100.8 Especialistas en pediatría 0. Durán y J. 5 . en un 28. 2006).3 Técnicos sanitarios 3.4 Asistentes sociales 0. Tabla I.El personal hospitalario tiene un nivel de cualificación.0 Otros no sanitarios 17.5 Administrativos 9. y por tanto de remuneración.A. en su mayoría personal administrativo.3 1) La cifra que figura en la rúbrica Otros de Personal no sanitario incluye el personal Otros titulados superiores y medios no sanitarios de la Comunidad Autónoma de Cataluña.0 Sanitario 71.7% por médicos y otros titulados superiores.3 Otros titulados superiores y medios 0. constituido en un 15.b Distribución del personal en los hospitales según la categoría. La tabla adjunta permite conocer la distribución porcentual del personal que trabaja en los hospitales. más elevado que el promedio de la población activa.4 Especialistas en medicina intensiva 0. y un 27.7 Fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales 1.6 Médicos 14.0 Ayudantes sanitarios 27.4 ATS-DUE 26.6 Personal de enfermería 28. Rogero sobre datos de Estadística de Indicadores Hospitalarios 2003 (INE.5 Especialistas en ortopedia y traumatología 0.7 Especialistas en psiquiatría 0.8 Otros 0.9 Especialistas en obstetricia-ginecología 0.1 Auxiliares de clínica 23.3 No sanitario 28.4% por personal de enfermería.7 Matronas 0.1% por ayudantes sanitarios a los que hay que añadir un 28.3 Urgencias y/o guardia 1.3 Farmacéuticos 0.5 de personal no sanitario.8 Medicina interna y especialidades médicas 3.3 Otros titulados superiores y medios no sanitarios 0. quirúrgicas 2.5 Dirección y gestión 1.

más elevada para los varones en el grupo de edad 15 a 64 años. el análisis de costes por enfermedad sólo ha tenido en cuenta la pérdida de años de vida. Tabla I. Como puede verse en la tabla adjunta. cada vez será más necesario tener en cuenta este componente para la planificación del sistema de pensiones y servicios públicos. en que cambia la tendencia. Carecemos de estudios específicos para atribuir un coste monetario y no monetario a cada tipo de enfermedad. Rogero sobre datos de la Encuesta de morbilidad hospitalaria 2004. Durán y J.c Estancia media de los enfermos dados de alta. Instituto Nacional de Estadística. por lo que pueden ser de gran utilidad los estudios monográficos. un 33% de las defunciones tuvieron su origen en enfermedades del sistema circulatorio. años de vida laboral. España 2004 Unidad: días Total Varones Mujeres total 7 8 7 menores de 1 año 7 7 7 de 1 a 4 años 4 4 4 de 5 a 14 años 4 4 4 de 15 a 24 años 5 6 4 de 25 a 34 años 4 6 4 de 35 a 44 años 6 7 5 de 45 a 54 años 7 8 6 de 55 a 64 años 7 8 7 de 65 a 74 años 9 9 9 de 75 a 84 años 10 10 10 de 85 a 89 años 11 10 11 de 90 a 94 años 11 10 11 de 95 años y más 11 10 11 Fuente: Elaboración de M. un 27% en tumores y un 10.5% en enfermedades del sistema respiratorio.. En el año 2004 murieron en España 371. Con el aumento de la esperanza media de vida y del número de años de vida con discapacidad. 6 .3. según género y grupo de edad.La estancia media de internamiento de los enfermos dados de alta es 8 días para los varones y siete para las mujeres. pero hasta ahora no se ha desarrollado la investigación que tiene en cuenta el consumo en tiempos de cuidados. Tradicionalmente. incluso del tipo cualitativo.934 personas.2.Las enfermedades finales. La duración media por estancia es idéntica por género para los menores de 14 años. y el consumo de medicamentos y servicios médicos.A. sobre enfermedades específicas que permitan al menos realizar grandes estimaciones de coste por tipo de enfermedad. sin que conozcamos con exactitud cuantos recursos monetarios y no monetarios hubo de asignarse a la atención de la última enfermedad. I. y a partir de los 85 años es más elevada la estancia para las mujeres.

8 053-061 IX .928 100. España 2004 Total Varones Mujeres Person Personas % Personas % as % 001-102 I-XX.878 3. parto y puerperio 21 0.485 27. de sangre y de órg.867 33.083 2. NCOP (1) 10.4 074-076 XIII.291 0. Tumores 100. Fuente:Elaboración de M.3 743 0.919 3.3 56.Síntomas.4 8.546 1.8 5.Enfermedades del sistema genitourinario 8.207 2.534 2. Enfermedades infecciosas y parasitarias (1) 7.4 044-045 IV.8 009-041 II.002 0. Afecciones originadas en el periodo perinatal 1. se incluye VIH+ (R75) en el Capítulo I.0 082 XVI.3 574 0.149 10.359 28.5 081 XV.0 177.2 664 0.480 2. signos y hallazgos anormales clínicos y de laboratorio. Instituto Nacional de Estadística. inmunidad 1.0 073 XII. hematopoyéticos y ciertos trast.3 444 0.1. sexo y edad (número de personas).2 083-085 XVII.913 5. 2) Por motivos de comparabilidad. II.Tabla I.2 042-043 III.3 086-089 XVIII . Enfermedades del sistema respiratorio 39.508 38. En menos de tres años España ha crecido entre tres y cuatro puntos porcentuales. Si en términos absolutos el crecimiento no parece tan rápido.0 194.123 3.630 2.Edad y discapacidad.066 2. Durán y J. Causas externas de mortalidad 17. Para toda Europa las proyecciones demográficas permiten prever un aumento continuado y sustancial de la proporción de personas mayores en las próximas décadas.4 077-080 XIV. Enf. Trastornos mentales y del comportamiento 11. Enfermedades de la piel y del tejido subcutáneo 994 0. Enfermedades infecciosas y parasitarias aunque la CIE-10 lo encuadra en el Capítulo XVIII.4 5.3 548 0. Síntomas. Enfermedades endocrinas.0 0 0.2 4.493 4. en términos relativos es muy intenso. que afectan mecan.474 1.1 7.934 100.054 2. 7 .9 15.Enfermedades del sistema circulatorio 123.918 3.5 2.3 4.182 11.444 5.072 0.0 068-072 XI.135 1..937 32.002 0. Embarazo.1 4.250 4.4 050-052 VI-VIII.2 4. Todas las causas 371.0 21 0. igual que la media de la Europa de los 15. NCOP.3 428 0.218 1.0 1. Malformaciones congénitas.837 6.3 330 0.9 4.a Defunciones por causa (lista reducida).9 8.9 67.3 090-102 XX.586 2.6 11. Enfermedades del sistema osteomuscular y del tejido conjuntivo 3.1 046-049 V.006 100. Rogero sobre datos de la Encuesta de morbilidad hospitalaria 2004.812 4.668 2.1 3.967 9.0 62.0 001-008 I.9 1) NCOP=no clasificado/s en otra parte.3 37.1 062-067 X.044 4.8 4. La dependencia se asocia estrechamente con la edad. deformidades y anomalías cromosómicas 1. II.357 5.A.548 21.3.3 558 0. signos y hallazgos anormales clínicos y de laboratorio.5 23.505 2. nutricionales y metabólicas 11.1 5. Enfermedades del sistema nervioso y de los órganos de los sentidos 14.. lo que requeriría un ajuste presupuestario permanente de los servicios para no quedarse desfasados. Enfermedades del sistema digestivo 19. EL CUIDADO DE LOS ENFERMOS CRÓNICOS Y DISCAPACITADOS DEPENDIENTES.2 10.4 7.

33 683. Resultados Nacionales detallados. La tasa media de discapacidad por 1000 habitantes en España es de 82. ya que no se trata de una categoría demográfica.98 700.7 16.52 325. 2004.97. La definición del concepto de “dependiente” es siempre relativa. Como se puede ver en la tabla adjunta son siempre más altas para las mujeres y se distribuyen de modo diferente entre hombres y mujeres.1.12 103.97 219. del modo en que socialmente se pacte el reparto de obligaciones y privilegios. M. La oferta potencial de cuidados no depende de la estructura por edad y sexo de la población. sino de la respuesta colectiva que se ofrezca al bloque de cuestiones anteriormente expuesto.26 474. generalmente siguiendo un eje de género.94 557. la previsión de la oferta potencial de cuidados es muy difícil.5 24 4 Fuente: Elaboración de Durán.84 500. "Encuesta sobre Discapacidades.16 224. de modo que el cambio en una de ellas influye sobre las restantes.01 707.15 290. En otras palabras.77 261.8 17.74 114. Deficiencias y Estado de Salud.1 16. Total de Total de 65 a 79 70 a 74 75 a 79 65 a 79 80 a 84 85 a 89 90 y más 80 y más años años años años años años años años Total 190.13 % Mujeres / Varones 121.39 122. (% sobre el total) A B C D E 1992 2000 2003 % Δ de C % Δ de C sobre sobre % % % A B UE-15 14. pero más por la vía de la 8 .42 263.3 14 4 UE-25 14.76 116. pero las tasas de discapacidad aumentan progresivamente a partir de los 65 años. sino social y política.Tabla II.91 610. Así como la previsión de la demanda potencial de cuidados es relativamente fácil. alcanza su punto álgido entre los 70 y 74 años (36. que hace a las mujeres “dependientes” respecto a los ingresos que son aportados por los varones. Tabla II.40 399.24 136.97 368.b. para después reducirse hasta ser sólo 3.3 15. y a los varones les hace igualmente “dependientes” respecto a los servicios no remunerados que producen las mujeres para el hogar. sobre datos de Eurostat. La diferencia en la tasa entre hombres y mujeres no es lineal.A.9 16.78 494. Esta división tradicional entre dependencias y tipos de producción está cambiando en la actualidad rápidamente.42 571. para los mayores de 80 años aumenta hasta 545. según sexo. págs. Durán sobre datos del INE. Todas las cuestiones están interrelacionadas entre sí.3 16. 256-258.1.A. Si para la población de 65 a 79 años la tasa de discapacidad por mil habitantes es de 261. publicados en Madrid.14 Mujeres 207.75 129.14 428. Annuaire Eurostat.58 Fuente: Elaboración de M.46% más alta en el grupo de mayores de 90 años. Dentro de las familias se producen divisiones del trabajo. Tasa por mil habitantes de las personas de 65 y más años con alguna discapacidad.32 545.00 Varones 170.46 115.8 13 3 España 14.39% más elevada la tasa de mujeres que la de varones).73 636. 1999". 2002.28 299.a Población de 65 y más años.

447.909 104.040 483.536 299.62 Fuente: Elaboración de M. Durán sobre datos del INE.61 1. La encuesta no refleja la discapacidad de los menores de 6 años porque por debajo de esa edad se ha supuesto que pueden confundirse las discapacidades físicas y mentales con la falta de desarrollo del niño debido a su corta edad.837 86.380 85.024 93.320.12 121.40 173.566 94.865 66. y recepción de ayuda. (número de personas) 6 a 64 años 65 a 79 años 80 y más años A B A B A B Discapa.27 274.82 Comunicarse 244.119 508. Por ejemplo.002 110.372 94. 519.808 163.78 477.73 Utiliz.900 96.966 92.116 90. "Encuesta sobre Discapacidades.405.80 551.41 161.432 67.064 45.61 332.107 y ss . permite conocer la incidencia de la discapacidad.801 94. Deficiencias y Estado de Salud (1999). edad.620 153.Reciben % Discapa.512 77.82 752.71 255.456 303.Reciben % citados ayuda B/A citados ayuda B/A citados ayuda B/A Total 1. La Encuesta sobre Discapacidades.06 278.99 391.62 138.994 463.970 180. el tipo de discapacidad y el grado de severidad de la discapacidad según grupos de edad.70 Desplazarse 415.14 Desplaz fuera hogar 738.228 194. y man.146 216. Deficiencias y Estado de Salud.595 77.774 91. 2002. publicados en Madrid.81 316.992 556.181 85. No todos los tipos de discapacidad generan el mismo grado de ayuda para asistencia personal.593 52.c Personas con alguna discapacidad.371 52.158 165.486 442.A.715 95. 1999".264 16.80 Oír 295. tipo de discapacidad y que reciban ayuda de asistencia personal.756 154. según edad. Tabla II.132 83. bra.221 191. otros tipos de discapacidad como la que les impide desplazarse. Sin embargo.12 559.985 236.55 418.19 245.545 188.1.98 Aprender 237.798 25.758 90.51 798. Tanto la incapacidad para realizar las tareas del hogar como para cuidar de sí mismo generan en casi todos los casos ayudas de asistencia personal.068 83.533 605.60 Ver 304.071 453.63 Relac otras personas 229.584 39.354 84. utilizar brazos o piernas o cuidar de sí mismos reciben ayuda en más del 60% de los casos.979 61.55 490.81 389.073 453. 9 . las discapacidades de oído y visión permiten que en la mayoría de los casos el discapacitado no reciba asistencia personal directa.869 50.555 28.90 Cuidar sí mismo 215.517 259.954 39.763 64.403 152. Las tablas adjuntas reflejan la distribución de las discapacidades según tipos.773 167.Reciben % Discapa.53 173.294 222. págs.333 89.656 65.015 227.359 130.incorporación de las mujeres al empleo remunerado que por la incorporación de los varones a la producción de servicios no remunerados en el hogar para la atención de su propio mantenimiento y del de otros miembros de la familia residentes en el hogar o la familia extensa.833 525.64 Realz tareas hog.707 63.298 55.36 163. Resultados Nacionales detallados.077 281.610 219.

56 Desplazarse 1.66 Utiliz. Resultados Nacionales detallados. Resultados nacionales detallados.00 602.942 2. (número de personas) 6 a 64 % 65 a 79 % más de 80 % años años años Total 820. Durán sobre datos del INE.900 1.67 Comunicarse 504.379.20 Fuente: Elaboración de M. por tanto.442.07 Cuidar sí mismo 777.432 65.1. pág.143 804. donde no sólo es frecuente la situación de discapacidad. aumenta el número de discapacitados. Deficiencias y Estado de Salud.489 49. La situación más dramática se produce en los mayores de 80 años.984 87.38 126. aunque la proporción de los que lo padecen en grado máximo es algo menor.058 716.225.813 422. 1999". Entre los 65 y 79 años.670.088.69 165. 1. 1.290 422.A.767 69.60 17.455 29. 279 y 391 Entre la población de edades centrales hay pocos discapacitados y.47 307.977 21.05 279.395 100.440 92.22 No consta 13.12 Oír 961.861 93. sólo el 39% de los que se consideran discapacitados reciben ayuda de asistencia personal.750 513.241 31.420 100.88) que la padece en grado máximo. publicados en Madrid.2. Durán sobre datos del INE.791 66.00 Moderada 287.525 100.85 296.d Los discapacitados mayores de 6 años.127 1. publicado en Madrid. y man.107 y ss. La asistencia personal es un tipo de ayuda directa e inmediata distinta de la prestada al resto de la población en los servicios médicos habituales.145 42.88 257. 1999".25 Desplaz fuera hogar 2.08 Severa 258.00 862.517 723.257 2. sino que.491 314.Tabla II.597 1. No sólo se trata de personas que 10 . entre quienes son definidos como tales hay una elevada proporción (31. 151.769 90.d Grado de discapacidad para las actividades de la vida diaria según edad y grado de severidad de la discapacidad.79 Aprender 571. según tipos de discapacidad.568. en la mitad de los casos se trata de discapacidad absoluta.450 100 Ver 1.08 13.20 Realz tareas hog.98 Relac otras personas 566.707 534.644 1.792 35.478. que reciben ayuda de asistencia personal. El porcentaje de los que reciben ayuda es el 45%. págs. 2002. Tabla II. además.002.50 Absoluta 261. "Encuesta sobre Discapacidades Deficiencias y Estado de Salud.230 32.999 83.092. 2002.547 31.610 35. bra. (número de personas) 6 y más años A B Total Total Porcentaje Discapacitados Discapacitados B/A que reciben ayuda Total 3.672 27. "Encuesta sobre Discapacidades. porque se trata de personas que hasta cierto punto dominan la causa de su discapacidad y llevan una vida relativamente normal.65 Fuente: Elaboración de M.A.117 32.

71 114. en el 78.22 45.734 6. Deficiencias y Estado de Salud.00 605.932 71.145 7.310.718 78. 394. pág.12 39.61%) reciben más de un tipo de ayuda 11 .450 100.954 100.45 44. lo cual queda lejos de la cifra de personas dependientes por algún tipo de discapacidad. quienes reciben asistencia. 280.2. 1999.2.53 221. Durán sobre datos del INE.5% de los casos es la familia quien presta la ayuda suministrada. de la Administración Pública o de otras entidades privadas. La información proviene de la Encuesta sobre Discapacidades y no se refiere a las enfermedades comunes que no generan discapacidad. Tabla II. y sistema público. (número de personas) 6 a 64 % 65 a 79 % Más de 80 % Total %* años años años reciben asistencia Total 556. La proporción de familias que han solicitado ayuda pública y no la han recibido es relativamente bajo. en las que es aún mucho mayor la prestación de cuidados realizadas por las familias.641 7.638 6. incluso en países que tienen un sistema de seguridad social muy desarrollado.489 8.68 89. 395.26 408.484 13. "Encuesta sobre Discapacidades.11 434. pero entre los mayores de 80 años.37 Familia 434. 392. Quienes ni siguiera han solicitado ayuda son más de los que la reciben en el grupo de 6 a 64 años. o no confían en poder recibir una ayuda eficiente de otros miembros de la propia familia. como España.364 8. II.060 14. A pesar de la asistencia familiar y de la ayuda prestada por los servicios públicos existe un déficit en la prestación de cuidados que se proporciona a las personas que los necesitan.sufren una discapacidad concreta sino que con frecuencia acumulan varias y tienen un mal estado general de salud y no han aprendido en sus años anteriores de vida a enfrentarse a esta discapacidad sobrevenida.421 80. publicado en Madrid.a Personas con alguna discapacidad que reciben ayuda de asistencia personal.05 467.670.75 123.663 16. superan el millón y medio.33 1. 282. 277.985 7. en torno al 7% de los que sí reciben ayuda. El resultado es que reciben ayuda para asistencia personal el 67% de los discapacitados de esta avanzada edad. 2002.45 Otros sistemas privados 48..064 100. el peso de la oferta de cuidados para asistencia personal recae con gran fuerza en las familias. 154.00 508. 152.88 131.72 84. que los que no la han solicitado.22 45. Estado y entidades privadas. La tabla adjunta permite ver la distribución de la provisión de ayuda de asistencia personal entre los grandes sistemas provisores: familia. 155.111 6. como a que ni siquiera están en condiciones de solicitarla.87 No han solicitado ningún tipo de ayuda 574.140.277 103.060 16.996 12. ya que tanto se debe a que creen que pueden atender al discapacitado por sí mismas.453 77. son cuatro veces más numerosos los que reciben ayuda.27 Fuente: Elaboración de M. Las razones por las que las familias no solicitan ayuda son variadas.00 Pública 39.909 12.25 No consta 90.015 6.81 1.424 8.Los proveedores de cuidado: familia. en todos los grupos de edad. con independencia de quien la proporcione.93 209.60 34. 283. Resultados nacionales detallados.592 78.00 1. según tipo de proveedor de la ayuda y edad. * Algunos discapacitados (11. Respecto a los discapacitados que reciben ayuda para su asistencia personal.445 68.236 25.A.432 100. otros sistemas privados. Actualmente.54 Han solicitado ayuda pública y no la han recibido 34. Como puede verse.28 73.

así como su progresivo envejecimiento. con cohortes decrecientes por debajo de los 28 años de edad (gráfico 1. Si este gráfico se acompañase de la evolución de las magnitudes en los últimos 50 años podría verse que la ganancia en años de vida durante este período ha ido acompañada por imparable aumento de los años de vida con discapacidad.3.000 40. El gráfico 2 releja la creciente disparidad entre supervivencia y supervivencia con buena calidad de vida. El gráfico 1.000 Perso nas Fuente: INE: Encuesta sobre discapacidades. Gráfico 1. Los gráficos 1. 1999 98 94 90 Hombres Mujeres 86 82 78 74 70 66 62 58 54 50 46 42 38 34 30 26 22 18 14 10 6 20.000 0 10. deficiencias y estado de salud. y 2 expresan de modo elocuente el impacto de la discapacidad en la población española.a).a. deficiencias y estado de salud. 12 .000 10.b Personas con discapacidad según género y edad.000 20. Gráfico 1. España.a Población con discapacidad por género y edad.II. para las organizaciones sanitarias y los responsables de toma de decisiones políticas es decisivo tener claras las expectativas de evolución de la calidad de vida de la población y las demandas asociadas a las enfermedades crónicas y las discapacidades. En sombreado.La supervivencia en buena salud y en discapacidad. personas con discapacidad. 1.b. especialmente a partir de los 65 años.000 30. 1999.1999.b refleja claramente la diferente proporción de discapacidad entre hombres y mujeres.. 1999 96 92 88 84 80 76 72 68 64 60 56 52 48 44 40 36 32 28 24 20 16 12 8 4 0 400000 350000 300000 250000 200000 150000 100000 50000 0 0 50000 100000 150000 200000 250000 300000 350000 Fuente: INE: Encuesta de discapacidades.

Más difíciles de estimar son las dedicaciones de tiempo a enfermedades poco frecuentes. aunque si se trata de encuestas generales de uso del tiempo no se desagrega el cuidado general del cuidado por enfermedad.. como las realizadas en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas y en CIRES— ASEP. Otro elemento que requiere más investigación de la hasta ahora disponible es el de la distinción entre cuidados de salud generales (preventivos). fracturas. estimar la cantidad de tiempo dedicada a esta función. Como los discapacitados requieren cuidados estables. gastroenteritis. muy especialmente entre los 45 y 65 años. SEGÚN GÉNERO Y EDAD.4. una vez se dispone de esta fuente. A partir de las encuestas nacionales de salud. En las encuestas de uso del tiempo. 1999* II. etc).GRAFICO 3 CUIDADORES DE DISCAPACITADOS. y su muy desigual distribución por sexo en todos los grupos de edad. ni el cuidado de enfermedad y el cuidado de discapacidad. y cuidados específicos asociados a enfermedades concretas. El gráfico nº 3 expresa con detalle la existencia de cuidadores en los hogares. porque no aparecen en las muestras de encuestas generales y es necesario obtener la información mediante estudios específicos. gripe. también es posible establecer cuestiones específicas sobre cuidados de la salud y la enfermedad. En los países y categorías sociales de mayor renta. pueden realizarse estimaciones indirectas de la cantidad de tiempo dedicado al cuidado de las enfermedades más comunes por cada episodio mórbido (catarro. Mucho más difícil de estimar es el trabajo de los cuidadores no remunerados que se ocupan de los enfermos durante las enfermedades que no generan cronicidad o discapacidad. resulta relativamente fácil. y de la frecuencia con que se producen estos episodios a lo largo del año. La Encuesta de Discapacidades permite estimar el número de cuidadores no remunerados que residen en los hogares. y de otras encuestas monográficas sobre salud. el tiempo dedicado a la curación es cada vez más reducido en proporción al tiempo dedicado a 13 .Los cuidadores no remunerados en los hogares.

deficiencias y estado de salud 1999. Así sucede por ejemplo con la valoración del tiempo en de dedicación al hogar para el cuidado de enfermos crónicos.000 25. y frecuentemente señalan que si fuesen sustituidos por personal asalariado harían falta cuatro o cinco trabajadores en turnos para sustituirles.. según género y edad. puede estar repetido en el cómputo. la investigación en sociología y economía de la salud necesita de los pequeños estudios monográficos que aportan información sobre aspectos poco conocidos del cuidado de las enfermedades.000 15. fisioterapeutas. En algunos estudios recientes se ha solicitado a los entrevistados que valoren en dinero el tiempo que dedican al cuidado del enfermo en el hogar.000 0 5. etc). Algunos ofrecen comparaciones con personas que podrían sustituirles. Gráfico 3 Cuidadores de discapacitados en los hogares. Como ya hemos señalado. farmacéutico.la prevención.La aportación de los pequeños estudios monográficos. El límite en contratación de ayuda para el cuidado sólo lo pone la capacidad económica de la familia. Muchos entrevistados contestan que su labor de cuidado es impagable (“no lo haría ni por todo el oro del mundo si fuese para otras personas fuera de mi familia”) o que ignoran cuánto podría costar la sustitución. Los tiempos de gestión de la salud (relación con el sistema médico. * Cautela metodológica: Si un cuidador atiende a más de un discapacitado en el mismo hogar. modificación corporal (por ejemplo. De hecho. así como personal de servicios variados (limpieza.000 Número de cuidadores Fuente: INE: Encuesta sobre discapacidades.000 5. etc). turnándose en la jornada diaria. conductores. medicina estética) y rehabilitación. en las familias de niveles socioeconómicos más elevados es frecuente que se contrate más de un empleado para acompañar al enfermo. ortodoncias.5. 1999* Hombres Mujeres 87 82 77 72 67 62 65 años Edad 57 52 47 42 45 años 37 32 27 22 17 10. cocina.000 20. y en casos de gran capacidad económica se contratan cuidadores de niveles de cualificación elevados (médicos. enfermeras. de seguros y desplazamientos) consumen asimismo una cantidad considerable de tiempo que en buena lógica debe considerarse parte del cuidado general de salud. 14 . II. nocturna y en los festivos y vacaciones.000 10.

msd. y es para esta función de relación con el exterior para lo que más ayuda suelen recibir de sus cuidadores. aporta indicadores del coste del cuidado a los enfermos dependientes. apoyo emocional* 75 Fuente: Durán. en algunos casos. adquisición y compra de alimentos). informar a otros 65 familiares Tareas domésticas de limpieza y mantenimiento (limpiar baño. Los enfermos necesitan ayuda para relacionarse con el exterior del hogar (mantener contacto con el sistema sanitario. La toma de medicamentos es una tarea que rara vez pueda abandonar los cuidadores. gestiones 74 Movilidad en la cama* 65 Transferencias* 82 Darle de comer* 88 Informar a otros familiares. se convierten en verdaderos problemas con algunos de estos enfermos. Los cuidadores realizan comúnmente este variado programa de actividades. Tabla II. Consultable electrónicamente en www. y para la limpieza de su hogar y la supervisión de su medicación y cuidados. comida). o que la escupan como si fuera un juego. También el aprovisionamiento y su control suele ser tarea de los principales responsables cuando cuentan con ayuda remunerada. El abanico de situaciones por parte de los enfermos es muy amplio: en los casos de mayor daño cerebral no son conscientes. que cree haberlas tomado cuando en realidad las ha olvidado o duplicado. que son muy frecuentes en las edades avanzadas.es). el enfermo no se puede quedar nunca solo (40. estudio ISEDIC. gestiones y compras. 2004. dirigido por M. pero el grado de la consciencia es muy variable. ayudar a moverse.3% de los casos) o solamente una o dos horas diarias (41.Un estudio sobre enfermos con dependencia como resultado de infartos cerebrales publicado en España en 2004 (Informe ISEDIC. O que. Los enfermos también necesitan ayuda para sus propias necesidades fisiológicas (aseo personal. No es raro que.0%). que van desde el apoyo emocional hasta la conexión con las redes sociales que mantienen viva y organizada la cotidianeidad del enfermo.) 72 Preparar comida. (Entrevistas personales a 138 cuidadores no remunerados) 15 . Por ejemplo. Las tareas realizadas por el cuidador para ayudar al enfermo son muy variadas. Muchas tareas que apenas conllevarían esfuerzo con un adulto sano. M.A. pero hay un núcleo amplio que se repite en todos los hogares. rechacen violentamente la medicación. bajo apariencia de normalidad. curas 71 Acompañarle al médico o mantener contacto con el sistema sanitario 79 Acompañarle en general. Durán. la administración de medicinas o la comida. acompañar a pasear. comprar alimentos 78 Otras compras. acudir al médico o centro médico.A.a Tareas realizadas por el / la cuidador/a para ayudar al/la enfermo/a (multirrespuesta sin límite de respuestas) Tareas % Aseo personal y/o darle de comer 67 Supervisar toma de medicación. no puedan confiarse en la memoria del enfermo. ropa.5. En opinión de los cuidadores de este informe. lo que da idea del grado de dedicación que necesita otorgarle el cuidador. etc.

de las reformas en la vivienda para hacerla accesible al enfermo. especialmente de espacio de la vivienda.” . “Diez mil la noche” . los entrevistados. “Siete mil pesetas diarias gana la que viene” .. eso sólo es para el cuidado diario y que esté acompañado. y la estimación del coste que supone para los miembros de la familia la pérdida del uso de parte del patrimonio familiar.. “Yo no sé.. y por tanto no tiene sentido imaginar algo que nunca podrá ser alcanzado. y teniendo que irle a hacer las gestiones con las recetas. 16 . la responsabilidad sobre el cuidado prestado por otros y la dirección del proceso entero de mantenimiento del enfermo. y todo eso. A continuación se transcriben algunas de las respuestas obtenidas en las entrevistas: . además de la imposibilidad de valorar los elementos afectivos. de tal magnitud que prefieren no pensar siquiera en ello. a las residencias y averiguar cuánto cuestan. Las razones de la negativa a imaginar un precio para el cuidado son varias. días o noches. porque están acostumbrados a pagar por su cuenta cada una de las pocas o muchas ayudas que reciben. .. y los domingos y las fiestas aparte. porque saben que existe el riesgo de que ellos no puedan mantener el nivel presente de dedicación y de que aumenten las necesidades y exigencias del enfermo. es muy difícil valorar los aspectos más importantes y evanescentes de la tarea. Lo peor son los fines de semana.” Tanto como el coste de sustitución. que del Ayuntamiento no vienen.. o reducirlo y con ello disminuir sus probabilidades de progreso. Claro. “La que viene a acompañarla cobra a diez euros la hora” . para hacerse cargo del enfermo. especialmente los más jóvenes. del traslado de residencia. una media hora por la mañana y otra media hora por la tarde. Aparte de eso..” . “Doscientas cincuenta mil pesetas” . El principal es la consciencia de que la cantidad imaginada resulta inasequible con los recursos de que disponen el enfermo y sus cuidadores. pero si quiere saberse no hay más que ir a los hospitales. costaría seis mil euros mensuales”. tales como la disponibilidad permanente.. valoran el impacto negativo que tiene sobre ellos el coste de oportunidad. Este riesgo es para ellos una amenaza real. Más difícil de estimar son los costes derivados de la movilidad para atender al enfermo. hay otros elementos que añaden dificultad a este ejercicio imaginativo.Para algunos cuidadores no supone mayor problema estimar el coste de su sustitución. y al banco. “Más de dos mil euros al mes” . De hecho........ “Sólo en sueldos. Pues se necesitarían cinco personas. Aparte de eso. a turnos de ocho horas. Del Ayuntamiento mandan dos chicas.. mi hijo viene un rato todos los días. “Una persona sola no puede. para ayudarme a levantarle y acostarle. “Viene una señora ecuatoriana entre semana. Les culpabiliza la mera posibilidad de que no puedan disponer u ofrecer al enfermo una ayuda necesaria. Los fines de semana viene otra distinta. ya que han necesitado abandonar la formación y estudio o el empleo...” . La sola mención del coste de sustitución genera angustia en algunos cuidadores. en todos los hospitales pueden observarse pegatinas o tarjetas ofreciendo cuidado o vela de cuidadores por horas. “Pues mira.

Nacional CSIC2000: Encuesta sobre Hogares de la Comunidad de Madrid. 2000.03 8. un 22% del tiempo dedicado diariamente al trabajo no remunerado se destina a actividades relacionadas con el cuidado de otras personas. EUSTAT. 17 .. EUSTAT93 CSIC95 CIRES96 EUSTAT98 ASEP2000 CSIC2000 TOTAL 2.66 5. País Vasco. los estudios actuales sobre la dimensión temporal de la sociedad y la economía tienen la enorme ventaja de ser abiertos. INNOVACIÓN vs.03 2. A continuación se van a exponer las diferencias obtenidas entre distintas investigaciones realizadas en España. III. CSIC95: Encuesta de Actividades No Remuneradas CSIC.47 Fuente: EUSTAT93: Encuesta de Presupuesto de Tiempo. CIRES. Nacional. CSIC. innovadores y creativos. Como todavía no se ha incorporado a la producción de estadísticas periódicas la investigación sobre los tiempos de cuidado. ASEP2000: Encuesta sobre Uso del Tiempo.33 7. resulta sumamente difícil establecer series periódicas.33 11. 1993.36 6. CSIC-ASEP. tanto por la vía de la investigación sustantiva como por la del acuerdo o convenio sobre los pasos a seguir y el modo resolver las opciones y alternativas. 1996.00 15. País Vasco. según diferentes encuestas. 2000).34 3. cualitativos e innovadores. EUSTAT98: Encuesta de Presupuestos de Tiempo. que utilizan diferentes metodologías y tienen distintos objetivos.Como puede verse la labor de estimación del trabajo de cuidado y atención a enfermos requiere todavía que se resuelvan numerosos problemas teóricos y metodológicos. Desde una perspectiva optimista. Según los datos de la Encuesta a Hogares de la Comunidad de Madrid (CSIC. CONVENIOS.47 4. 1998. Nacional. 1995. Por todo ello es imprescindible resaltar la importancia de los estudios pequeños.77 MUJERES 3.92 17.25 11. DIFERENCIAS METODOLÓGICAS EN LA INVESTIGACIÓN SOBRE EL TIEMPO DEDICADO AL CUIDADO. CIRES96: Encuesta sobre Uso del Tiempo.a Estimación del tiempo semanal dedicado a cuidar a otras personas. cuya riqueza es precisamente su capacidad innovadora de investigación. La consecuencia menos positiva de esta riqueza innovadora es que existe todavía poco grado de convenialidad (agreement) y por tanto los resultados son difícilmente comparables entre épocas.14 1. Tabla III. EUSTAT. Una tentación frecuente entre los investigadores es la de limitarse a una fuente única de datos con el fin de paliar las incertidumbres que surgen al contrastar las diferencias de resultados obtenidos en distintos estudios. países y tipos de demanda u oferta de cuidados. 2000. Se están explorando simultáneamente numerosas vías de investigación. que son tan valiosos como los grandes estudios institucionales para avanzar en la investigación.26 VARONES 1.

2000) y alrededor de 8 horas menor que el resultante de las tres encuestas de ámbito nacional (CSIC. la gran similitud que se observa en las estimaciones procedentes de las tres fuentes de información utilizadas. Cuando se utiliza como referencia temporal un día normal y se pregunta de forma global por el tiempo dedicado al cuidado de otras personas. que la obtenida en otras encuestas. CSIC. más que principal.7 horas semanales).21 Total cuidados ayer 0. Es de destacar.27 1. y los procedentes del resto de los estudios. Una diferencia que. Un segundo dato a destacar es la notable diferencia que se observa entre los datos procedentes de la encuesta CSIC 2000 y los derivados de las tres encuestas de ámbito 18 .47 7. Sexo persona entrevistada Total Varón Mujer Media Media Media Tiempo dedicado a cuidados (un día normal) 0. es menor de la que se observa en otras actividades no remuneradas y menor también. las mujeres tienen mayor grado de implicación que los varones en este tipo de actividades.77 8. La diferencia en la dedicación de ambos sexos al cuidado de niños/as se sitúa en torno a las .Tabla III. ASEP. según diferentes procedimientos de cálculo. en primer lugar.20 horas más que cuando se sitúa la referencia temporal en el día de ayer y se pregunta específicamente por el tiempo dedicado al cuidado de niños y el destinado al cuidado de ancianos. sea cual sea el método que se utilice para estimar la cantidad de tiempo dedicada a cuidados. como se verá a continuación. En el resto de las encuestas.26 Fuente: Encuesta a Hogares de la Comunidad de Madrid.01 Total cuidados semana 5. 2000).47 1. La magnitud de esta diferencia debe ser explicada acudiendo a factores de carácter metodológico más que a la existencia de una diferencia real tan pronunciada en la dedicación al cuidado de otros en los diferentes ámbitos en los que se han realizado las encuestas.69 1.b Tiempo dedicado al cuidado de otras personas.59 horas diarias (2. es posible que mediante la utilización del método de diario aparezca frecuentemente como actividad secundaria. Tan sólo .88 1. Este método consiste en presentar a la persona los diferentes tramos horarios en los que se divide el día y pedirle que indique las actividades realizadas en dichos tramos. 1995. Es evidente la gran disparidad existente entre los datos obtenidos en las encuestas realizadas por EUSTAT en el País Vasco. En las encuestas de EUSTAT. El tiempo de cuidados estimado a partir de los datos de las encuestas de EUSTAT es unas 5 horas inferior al obtenido en la encuesta realizada en la CAM (CSIC. se utilizó el método del diario para estimar el tiempo dedicado a diferentes actividades a lo largo del día.20) que para los varones (19). sin embargo. 1996.21 horas. La diferencia entre ambas estimaciones es igual de reducida para las mujeres (. contribuyendo esto a reducir la visibilidad del tiempo que se dedica a esta actividad. 2000. a pesar de ser significativa. el procedimiento utilizado para estimar el tiempo de cuidados fue presentar a la persona una relación de actividades y pedirle que indicara el tiempo dedicado a las mismas. Un segundo dato a comentar es que. Dado que el cuidado de los hijos es una actividad que se realiza frecuentemente de forma simultánea con otras actividades. CIRES. éste es estimado en 1.

compras. La suma de ambas cifras es 15. visitas a los médicos y cuidados directamente relacionados con la enfermedad. Sin embargo.77 horas a la semana a cuidar a otras personas. 1996 y CSIC. 2000 y las de otras encuestas es mucho más pronunciada en el caso de los varones que en el de las mujeres. Los datos obtenidos al comparar las estimaciones del tiempo de cuidados procedentes de distintas encuestas son indicativos de la influencia que los métodos de investigación utilizados ejercen en los resultados obtenidos. es uno de los factores que explican la disparidad en las estimaciones del tiempo. Parece claro que la estimación que se haga del tiempo dedicado a cuidados depende en gran medida de los procedimientos de medición utilizados. y que dedican menos tiempo al cuidado de otras personas. También. sus servicios no remunerados de ayuda. 5.7 horas menos que los de la encuesta CSIC 1995 y alrededor de 1. La diferencia entre la encuesta CSIC y el resto. por lo que los hogares ofrecen recursos a personas de otros hogares. 1995. algo mayor que el 14. un 5% dedica ayuda desde su propio hogar a familiares que residen en otros hogares y un 10’6% se desplaza a otros hogares para prestar la ayuda. la diferencia entre las estimaciones procedentes de la encuesta CSIC. un 14% de las mujeres mayores de 18 años dedica parte de su tiempo a prestar ayuda no remunerada a otros hogares. más acusadas.9%. En la Comunidad de Madrid. El tiempo medio que éstas dedican a la semana al cuidado de otras personas es aproximadamente la mitad en la encuesta CSIC 2000 que en las tres encuestas nacionales. Generalmente se define la unidad de análisis como el hogar. Las diferencias en la dedicación de las mujeres son. y la producción de los hogares se entiende referida exclusivamente a los miembros de la familia que residen en el mismo hogar. 0. 19 .nacional. los estudios más especializados demuestran que existen intercambios monetarios y no monetarios entre la red extensa de familiares y amigos.4% inicialmente citado porque algunas mujeres asumen ambas funciones simultáneamente. Esta situación es frecuente en las mujeres. o el escaso porcentaje de hogares en los que hay personas mayores podrían ser algunas de las características de la muestra que han influido en la estimación del tiempo de cuidados. gestiones. siendo la estimación resultante de esta encuesta muy similar a la obtenida en las encuestas CIRES. sin embargo. como las que se desplazan al hogar de sus padres ancianos para ayudarles en sus desplazamientos. Otra cuestión de gran importancia metodológica y política es el esclarecimiento de la relación entre quienes reciben y ofrecen cuidados. en lo que a la composición de la muestra se refiere. y la diferencia entre dichas estimaciones y las procedentes de otros estudios. Los hombres de nuestra muestra dedicaron. refuerzan esta conclusión. Algo que debería ser tenido en cuenta tanto a la hora de diseñar las investigaciones como a la hora de establecer comparaciones entre unos estudios y otros. La similitud que se observa entre las dos encuestas de EUSTAT y entre las dos encuestas realizadas por CIRES (1996) y ASEP (2000).6 horas más que los de la muestra de CIRES o la de ASEP. especialmente a nietos. como promedio. La mayor presencia en la encuesta CSIC. las personas que residen en un hogar se trasladan a veces a otros hogares para prestar allí. 2000 de mujeres que tienen un empleo remunerado. Además. El tiempo que se dedica semanalmente al cuidado de otras personas es 3 horas menor en la encuesta CSIC. 2000 que en la realizada por ASEP para el mismo año. tanto las que reciben en su hogar a familiares más jóvenes para prestarles cuidados.

Pequeñas variaciones en los objetivos y en la metodología llevan a medir realidades diferentes. Se preguntó a los entrevistados si el día anterior (laboral. A partir de estas cautelas. realizada por el Instituto de Estadística (INE) según modelo armonizado por Eurostat (2002-2003) y la Encuesta sobre Uso del Tiempo en España (2003) realizada desde el Consejo Superior de Investigaciones Científicas como parte del proyecto de Investigación: “El uso del tiempo: integración en el análisis de la estructura social y económica” (SEC2002-00504). PROSPECTIVA: EL TIEMPO DE LOS CUIDADORES. Aunque cada vez se dispone de fuentes y técnicas de observación. Se trata de la Encuesta de Empleo del Tiempo. SINCRONIA vs. Aunque el índice de cuidadores sea pequeño. densificando el tiempo. y asimismo en el 3’7% de los hogares hay enfermos que requieren especial dedicación.La Encuesta de Empleo del Tiempo INE-Eurostat (2002-2003) y la Encuesta de Uso del Tiempo CSIC (2003). medición y análisis más perfeccionadas. tabla II. dentro del tiempo no remunerado dedicado a otros hogares. Esto último es especialmente frecuente entre los cónyuges de personas de avanzada edad. La disponibilidad para el enfermo o dependiente conlleva la no disponibilidad de tiempo para sí mismo: pero la capacidad de superponer actividades. en las encuestas generales. A esta dificultad se añade que. vale la pena mostrar los datos inéditos de dos encuestas sobre uso del tiempo realizadas en España en 2002 y 2003.. permite estimar la cifra total de cuidadores al aplicarla a la población total. depende tanto de los condicionantes espaciales como de los estilos de trabajo y cuidado. en otros. que aportan alguna información sobre la proporción de cuidadores entre la población mayor de dieciocho años. Habría que añadir a estas cifras parte del tiempo transferido a otros hogares como ayudas no remuneradas.. por lo que la actividad de cuidado se refleja con más amplitud. sábado o domingo). ambas de carácter general. La encuesta del CSIC es consistente con otra encuesta anterior. Ambos índices suman el 12’3% de los hogares. no dirigidas monográficamente al tema del cuidado de enfermos. En la encuesta realizada para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas se ponía más énfasis en las actividades secundarias y simultáneas que en la encuesta del INE. los cuidadores no ofrecen información sobre cuidados porque consideran la ayuda como parte inseparable de su trabajo cotidiano en el hogar. aunque en algunos casos puede tratarse de enfermedades pasajeras y.1. pero no se conoce con exactitud la proporción de tiempo destinada al cuidado de adultos dependientes. las submuestras de quienes realizan esta actividad son pequeñas y cualquier variación en las cifras (casos) se traduce en cambios importantes en los índices. y en consecuencia el cansancio y estrés del cuidador.1) que ofreció como resultado que en el 8’6% de los hogares de la Comunidad de Madrid hay algún familiar anciano que necesita especial cuidado. aunque entre ellos también existen algunos dependientes crónicos por motivos de salud.IV. realizada por el mismo grupo de investigadores (vid. no es fácil medir el uso del tiempo y su dedicación a diferentes actividades. No se incluyen aquí los cuidados a niños. habían dedicado tiempo a cuidar a familiares adultos residentes en su mismo hogar. 20 . Un 4’65% de los mayores de dieciocho años según la encuesta del INE y un 9’46% según la del CSIC dedicaron algo de tiempo el día anterior a ayudar a algún adulto de su hogar. IV. y consiguientemente obtienen diferentes resultados. Estas personas adultas que reciben ayuda coinciden grosso modo con los dependientes.

46 8. pues. pero a menudo se suma y simultanea a otras dedicaciones más activas. Total Varones Mujeres Total Varones Mujeres Lab.91 4.74 1.224.1. sobre microdatos para mayores de 18 años de la Encuesta de Empleo del Tiempo en España 2002-2003 (INE). el resultado de dedicaciones heterogéneas. Lab. el coste de sustitución del tiempo no remunerado de ayuda a adultos del propio hogar estaría entre 14.14 4. D.54 1.86 4.830) según la fuente más restrictiva.675 ** Elaboración de Durán y otros sobre datos de la Encuesta CSIC sobre Uso del Tiempo en España.91 8. Este cómputo no incluye modificaciones en la productividad del cuidado.2003 Nº de entrevistas. Lab. entre otras cosas porque es incompatible con los trabajos remunerados fuera del hogar a los que ellos suelen dedicarse en la edad madura. La “disponibilidad” para el enfermo es uno de los posibles criterios de definición del cuidado. Lab.Metodológicamente es interesante que la percepción del tiempo destinado al cuidado de los demás resulte diferente entre hombres y mujeres.57 1.53 4. Las medias son.58 14. D.3 12.561. D. y de más de un millón quinientas sesenta y un mil personas (1. Lab. Nº de entrevistas analizadas: 42.94 4.25 2. S.9 3. S.113.56 1. S.65 3. Personas mayores de 18 años que prestan ayuda a miembros adultos de su hogar. D.49 hogar* Ayudas a adultos miembros del 9. distintos tipos de cuidadores ofrecen respuestas bastante diferentes a actividades similares. S. en la gama baja del mercado laboral.960 horas.63 1. 1.33 4.5 1. pero lo hacen simultaneándola con otras actividades domésticas sobre las que también se demanda información en las encuestas. Otorgándole un valor modesto de seis euros por hora. Dicho de otro modo. D. S. una cifra de mayores de dieciocho años de más de tres millones ciento setenta y siete mil personas (3. Lab. como la creación de empleo y la circulación de capital a la que daría lugar la externalización del cuidado.760 euros diarios. Tabla IV. Los varones ejercen esta actividad menos frecuentemente. También es mayor su tendencia a ofrecer respuestas del tipo “todo el día”. lo que permite estimar el tiempo total dedicado diariamente en una franja entre 2. El tiempo medio dedicado los días laborables es 1’57 horas según la fuente más restrictiva y 3’94 según la más exhaustiva. S. pero cuando lo hacen tienden a hacerlo de un modo menos superpuesto a otras actividades.073 horas y 12. Las mujeres realizan esta actividad más frecuentemente.518.34 4.62 1.401).66 5.712. Rogero et.53 1.6 1.14 hogar ** * Elaboración de Durán. En resumen. según la fuente más exhaustiva.06 3.29 5.66 4. Ayudas a adultos miembros del 4.27 1.76 4. desde unos pocos minutos diarios hasta la dedicación ininterrumpida durante días y semanas. D.45 4. se ocupa durante los días laborables de dedicar algo de ayuda a un familiar adulto residente en su mismo hogar.77 3. 21 .438 y 75.59 5. al.63 3. Por ello.177.452.7 11. que inciden en el crecimiento de las medias estadísticas de dedicación. densifican su trabajo no remunerado. ni tiene en consideración otros criterios económicos.

La tabla adjunta presenta una estimación de cómo van a evolucionar las unidades de cuidado necesarias para mantener el bienestar actual de la población en España en los próximos 50 años.6% son mayores de 65.A. Tabla IV. Rogero sobre datos del INE. el 17.039 60.496 54.-Demanda total en unidades de cuidado 48. La población total de la Comunidad de Madrid 1 Para más detalle.2 102 1. Las proyecciones de población 1996-2011 realizadas por el Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid. medio y largo plazo: escenarios de producción 2001 .23 300 Fuente: Elaboración de M.9% de éstos. México.A 2010 .98 109 4.000 madrileños padecen alguna enfermedad (el 18.8% se sitúan entre los 18 y los 65 años. señalan que la evolución demográfica madrileña tiene una tendencia clara hacia el envejecimiento poblacional. (2006): “El futuro del trabajo en Europa: el cuidado de las personas dependientes”.8%) superan ya ligeramente a las que aún no han alcanzado la mayoría de edad legal (16. si se supone que las mujeres de 18 a 64 años van a ser quienes proporcionan todos los cuidados necesitados por la población de 65 y más años.6% les impide hasta cierto punto desarrollan su vida normal. 2004 Varios estudios reciente se han centrado en las previsiones de la distribución de la carga de cuidado en Madrid.IV. políticas conciliatorias y presupuesto público” . su dolencia implica un alto grado de impedimento en el desarrollo de su actividad diaria. de Incremento cuidado % A/A cuidado porcentual cuidado porcentual cuidado porcentual % B/A % C/A % D/A 1.384 personas. el Panel de Hogares de la Unión Europea para el año 2000.D Uds. y el 14.26 107 3.277. Entre las mujeres. en la que la población de 15 a 64 años consume una unidad de cuidado por persona y al resto se le atribuye un consumo de unidades de cuidado crecientes en función de su grupo de edad.423.86 133 5.6% son menores de 18 años.B 2025 .59 144 1.729 2. Según otra fuente diferente.038. Para el 15. de Incremento Uds. en la Comunidad de Madrid hay 5. 24-26 de octubre de 2005 (en prensa). La demanda de cuidados a corto. y al 40. de Incremento Uds.84 101 1.552.18 100 1.-Demanda/poblacion total 1.326. las mayores de 65 años (16.72 102 3.81 100 1.Durán y J.41 100 0.C 2050 . para el año 2050 el número de unidades de cuidado que tendrá que proporcionar este colectivo se habrá triplicado respecto al que produce en la actualidad. Según el censo 2001.64 100 3. En función de las proyecciones demográficas realizadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).2%). el 67. de Uds.5 122 0. presentado en la Reunión de Expertas/os: “Cohesión social. M..-Demanda poblacion 65 y más años /mujeres 18-64 años 0.a.-Demanda/mujeres 18-64 años 3. Por ejemplo.A.2.95 107 2. 22 .La carga temporal del cuidado: escenarios de la distribución futura entre varios grupos de población.-Demanda/poblacion 18-64 años 1.296 67.37 131 4.6%). 767. De ellas. La estimación de las unidades de cuenta se ha estimado según la llamada Escala de Madrid 1 . vid Durán.2. puede preverse la cantidad de unidades de cuidado que tendría que proporcionar distintos grupos sociales según cual fuera el escenario de distribución del cuidado.19 101 1. "Proyecciones demográficas en base al Censo de Población 2001".

Tabla IV.7 85 y más 0.20 2. Tabla IV.37 3.8 E.43 1.28 0.11 0.46 3. Sin embargo. 2003).23 0. Supuesto E: Índice de producción de cuidados si toda la demanda tuviera que ser absorbida por las mujeres de 18 y más años. Supuesto C: Índice de producción de cuidados si toda la demanda tuviera que ser absorbida por las mujeres entre 18 y 64 años.96 1.81 0.1 De 18 a 64 años 1.29 0.48 -2.77 1.18 1.69 2.aumentará un 4% hasta el 2011. En este periodo.37 3.A.25 0. Demanda/mujeres 18 y más 2.16 0.87 5.6 De 15 a 17 años 0.72 1.11 0.48 0.5 C. 23 .41 0.72 2.42 1.49 0.17 1. en la Comunidad de Madrid Variación 1996- 2011 (%) Supuestos 1996 2001 2003 2011 A. Rogero sobre datos del Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid (página web.8 D.8 Supuesto A: Índice de producción de cuidados si toda la demanda se repartiera homogéneamente entre toda la población. Supuesto D: Índice de producción de cuidados si toda la demanda tuviera que ser absorbida por la población de 65 y más años.9 De 75 a 84 años 0. como la de personas situadas entre 18 y 64 años se mantendrán prácticamente estables.14 85.5 De 5 a 14 años 0.95 1.66 5.29 0.8 De 0 a 4 años 0.b.4 De 65 a 74 años 0.5 Fuente: Elaboración de M. si sólo recayeran sobre las mujeres entre 18 y 64 años.36 27.77 1.2. en la Comunidad de Madrid Variación Edades 1996 2001 2003 2011 1996-2011 (%) Total 3. 2003).46 3.31 0. Rogero sobre datos del Instituto de Estadística de la Comunidad de Madrid (página web. Demanda/18-64 1.2.46 3.79 2.47 1.42 0. Producción de unidades de cuidados bajo distintos supuestos.46 3.96 1. Fuente: Elaboración de M. Demanda/18 y más 1. Demanda/población total 1.96 0. colocando a éstos como los protagonistas indiscutibles de la demanda de cuidados en el Madrid futuro.21 0.10 0.66 5.31 47.7%. el número de mayores de 65 años aumentará en un 22.31 8.28 0. Demanda/mujeres 18-64 años 3.4 B. tanto la cifra de menores de 18 años.17 1.09 0. Unidades de cuidados para los distintos grupos de edad.10 -36.31 0. Durán y J.c.08 0.A. Supuesto B: Índice de producción de cuidados si toda la demanda tuviera que ser absorbida por la población entre 18 y 64 años. Durán y J.

Los hogares y el empleo en el Sistema de Cuentas Nacionales. Consecuentemente. La producción fue de 1.2% del total). datos publicados en 2005).375 millones de euros. Los hogares disponen para su empleo del 73.739 millones de euros se debieron al consumo de capital fijo. y su ahorro neto. el excedente de explotación bruto fue de 161. y del 81.V.14) e instituciones sin fines de lucro salvo hogares (S.12) administraciones públicas (S. hogares (S. el Producto Interior Bruto de este año fue de 698. La Contabilidad Nacional no recoge en esta tabla los cálculos intermedios de las amortizaciones y otras operaciones contables que convierten las magnitudes brutas en netas. de los que la Contabilidad Nacional estima que fue a parar a los hogares.11).15).2% de la renta nacional neta.8% de la renta nacional bruta.993 millones de euros. por lo que disponen en conjunto de una renta disponible neta de 419.213 millones de euros.LOS INDICADORES MACROECONÓMICOS V.559 millones de euros.922 millones de euros. La tabla adjunta presenta el marco de análisis más reciente disponible para la economía española y el papel de los hogares en dicha economía (para el año 2002. los más ricos.164 millones de euros de la renta disponible ajustada bruta.703 millones de impuestos. 29. De esta cantidad. pero siguen siendo ingresos del conjunto de los hogares.. a 19.099 millones de euros. que aumenta con las transferencias sociales en especie para convertirse en los 523.887 millones de euros. 97. pero sólo en la medida en que forma parte de la economía convencional. y en otros. Una vez descontados los salarios y los impuestos. aunque sí publica los resultados. Los hogares reciben la parte del excedente neto de explotación que los contables estiman que corresponde a su participación en la propiedad del capital de las empresas. con ello han de pagar los impuestos corrientes sobre renta y patrimonio y las cotizaciones sociales.13). su ahorro bruto queda reducido a 47. De esta cantidad. instituciones financieras (S. por lo que el Producto Interior Neto resultante fue de 600. más 66. a los que se añaden el sector no recogido explícitamente de utilización de servicios de intermediación financiera medidos indirectamente como consumos intermedios. comercio informal.I. en función de su ocupación y nivel de estudios. A consumos intermedios se dedicaron 642.589 millones de euros. calculada.019 millones de euros.528 millones de euros (el 18. La Contabilidad Nacional estimó que la renta mixta neta del año 2002 fue de 107. fue a parar íntegramente a los hogares la remuneración de los asalariados (por una ficción contable se entiende que las remuneraciones a los individuos. pero reciben prestaciones sociales y otras transferencias corrientes. etc). Una pequeña parte de los salarios que reciben los hogares vuelven a pagarse a otros hogares en forma de salarios.274. A continuación trataremos de relacionar las magnitudes principales expresadas en la tabla adjunta. son remuneraciones a los hogares). La economía total es la suma de los sectores de sociedades no financieras (S. La renta mixta neta es una estimación contable de la remuneración que reciben por su trabajo los trabajadores autónomos y empresarios. Esta magnitud es una de las más variables proporcionalmente entre países y sectores de producción porque en unos casos los autónomos son el sector más pobre del país (agricultores. Tras la reducción por consumo final. que son 479.. que fue de 347. 24 . así como la totalidad de la renta mixta neta.239 millones de euros.850 millones de euros. El sistema de cuentas nacionales (SCN) permite un análisis pormenorizado del sector hogares. entre otras variables.

Durán sobre datos de la "Contabilidad Nacional de España. menos subven. - Fuente: Elaboración de M.2.2.922 107. I.4 especie Renta disponible ajustada neta 591.274. brut.669 114 0. .0 utilización Renta disponible neta .193 30. - Valor añadido bruto / Producto interior bruto 698. 2002 (P). . .224 119. . - Ahorro neto 61.944 83.375 100.781 2. 69.019 31.213 479. particip.1 698.224 100. . Consumo de capital fijo 97.797 23. . .080 114 0. soc.781 55. 66.8 Saldo de intercamb.0 II. - Valor añadido neto / Producto interior neto 600.1.889 1. serie contable 1995-2003" publicado en 2005.2 347. Cuenta Renta disponible bruta .213 73.952 508. producción / Exportaciones de bienes y servicios .394 39. 751 751 100. neta hogares reservas .595 65.2 161. - Gasto en consumo final 529.595 65.0 106.164 75.887 29.244 419.6 . .7 . . . . - Saldo de las operac.897 105. .213 106. 591.1. 688. 63.2 156.099 295.244 494.9 591. 688. econom. .356 19.589 189. - servicios Impuestos menos subvenc. sob. .528 18.983 523. sobre productos .0 II. . . .7 . II.969 51.A.4 Renta disponible bruta 688. soc. Cuenta de Importaciones de bienes y servicios .739 28. Cuenta Rentas de la propiedad 150.993 81.107 75.543 25.9 . Cuenta Remuneración de los asalariados 347. bienes y servicios .983 447.676 90.095 47.1.356 27.559 100.944 83.6 138.1 96. .2 bienes y Consumos intermedios 642.136 26.224 119.595 65. Cuenta Impuest..996 12.0 de la renta Otras transferencias corrientes 156. produc.098 . Cuentas corrientes. net / Renta nac. base 1995. corrient. 75.0 119. II.823 11.9 4.922 100. - intercambio Producción .1 II.528 18. sobre renta.375 70. menos subvenc. sobre la produc. .0 107. etc.224 100.244 419.8 II.2 Renta mixta bruta 119.094 . patrimonio. .450 12.3 Renta disponible neta 591.569 .9 76.569 100. primaria Saldo rentas primar. - explotación Impuestos menos subvenc.617 67.2.922 100.952 508. .569 75.213 479. 25 .1. . .475 . Net 591. 96.356 27. ext.450 12. . .8 600.589 38.897 100. .888 401. 3.8 688. - Otros impuest.0 688. .3.7 75.375 70.1. distintas de transfer. . .1.662 100.213 73.136 26. 75.983 447. . e importac.569 .480 18.887 29. corrient. .898 22. / Renta nac. .0 .662 96.589 189. .1 secundaria Prestac.a.0 de Impues.888 476. . en espec.4. (en millones de euros) EMPLEOS RECURSOS A B C A B C Operaciones y otros flujos % % y saldos contables Total * Hogares B/A Total * Hogares B/A Cuenta econom. . .9 II.239 29. con el exterior .9 la renta Consumo final efectivo 529. . Los hogares en la economia española según la Contabilidad Nacional. - distribución Cotizaciones sociales 105.5 72.0 de la renta Renta disponible ajustada bruta 688.244 494.7 II. - de la renta Saldo rentas primar.7 591.244 419.850 161.610 16.2.164 75.1. - Excedente de explotación bruto 161. .9 688.983 447. sobre productos 66.703 . .0 II.777 25.2 II. - Ajuste variac.441 16. Cuentas económicas integradas.610 16.668 39.993 81.4 asignación Ajuste por los SIFMI .0 Excedente de explotación neto 75. brut. Cuenta redistribución Transferencias sociales en especie 75.983 523.850 161.Tabla V. .0 . Cuenta I.7 Renta mixta neta 107.1.703 . 68. pág.0 de los fondos de pensiones Ahorro bruto 159.559 347.220 28.922 107.2 591.186 1.

que son suministrados por la Encuesta de Presupuestos Familiares e incorporados a la Contabilidad Nacional en forma de consumo final. el que tiene una importancia principal para el análisis del tiempo. La tabla adjunta recoge algunas magnitudes referentes al empleo total facilitadas por la Contabilidad Nacional. por lo que sólo por ese concepto puede interpretarse que los hogares venden su tiempo a la economía externa a los hogares a cambio de una cuota del 49. no todos los trabajadores con empleo son asalariados y hay 2. gasto en salud de los hogares 14. La tabla adjunta. La Contabilidad Nacional estima que los trabajadores no asalariados reciben por su trabajo (y no por su capital) toda la renta mixta neta.3 Servicios hospitalarios 2.De todos los datos elaborados para la Contabilidad Nacional.87 1. Los gastos en salud de los hogares son el 3.44 Fuente: Elaboración de M. son sumamente engañosos si no se tiene en cuenta que el principal gasto en salud de los hogares. Según esta estimación. serie contable 1995-2003". lo que permite comparar el empleo en la sanidad y servicios sociales con el resto de los empleos. que es la recogida por la Contabilidad Nacional para gastos de los hogares en salud. Tabla V.44% de su consumo final. y lo hace con un alto nivel de desagregación por ramas.124 0. equivalente al 65. 264 y ss.1 Total.50 4.07 6.75% del Producto Interior Bruto. Durán sobre datos de la "Contabilidad Nacional de España. sólo se refiere al consumo de bienes y servicios monetarizados que se realiza directamente por los hogares.796.600 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo que no reciben salarios a cambio de su cesión tiempo. La Contabilidad Nacional analiza en detalle el empleo remunerado.633 3. Respecto al consumo de los hogares hay que destacar que los gastos en salud realizados por los hogares. pág. y la remuneración que corresponde al capital poseído por los hogares. buena parte del trabajo sumergido e informal resulta opaco para la Contabilidad Nacional.03% en lugar del 49.1.2 Servicios médicos y paramédicos extrahospitalarios 7. Desafortunadamente. medido en aportaciones monetarias.922 millones de euros.957 1. publicado en 2005. la remuneración por el conjunto del trabajo (asalariado y no asalariado) es 455.481 millones de euros. estimada en 2002 en 107.75%. por lo que si se supone que los trabajadores no asalariados venden su tiempo al mismo precio que los trabajadores asalariados ((escenario nº 1). El problema metodológico se plantea a la hora de calcular la proporción del excedente de explotación bruto que remunera el tiempo de trabajo cedido a la economía por estos trabajadores.18% del Producto Interior Bruto. Los salarios de los trabajadores se identifican contablemente en su totalidad como un recurso de los hogares. 26 . Sin embargo. El empleo no asalariado es un 14. base 1995. es el pago de cotizaciones e impuestos que financian la sanidad pública y las pólizas o cuotas de seguros privados. así como otras magnitudes obtenidas para este estudio a partir de estas cifras.6% sobre el empleo.A. y excluye por tanto el consumo realizado indirectamente a través del sistema público de la Seguridad Social y de los sistemas privados de seguros.b Gastos en salud de los hogares en 2002 Millones de euros % respecto consumo Tasa de variación precios corrientes final interanual a precios (425. es la remuneración del trabajo.361=100) constantes % Medicamentos y otros productos farmaceuticos y material terapeútico 4. la proporción de PIB obtenida por el conjunto de los trabajadores es del 57.552 1.

9 D.Producto interior bruto / valor añadido bruto 698.6 11.559 347. En este período ha aumentado la proporción del empleo en el sector de sanidad y servicios sociales de mercado más rápidamente que en el sector de sanidad y servicios sociales no de mercado. publicado en 2005.922 107.El cuidado remunerado de la salud.Valor del empleo (rem..Valor del empleo. (en millones de euros corrientes) A B % CONCEPTOS Total Hogares %B/A sobre Economía PIB 1.00 15..Remuneración media por asalariado (euros anuales) 25.796.3 64.a El empleo en sanidad y servicios sociales: evolución de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo.3 E...3 265.136 26.00 2. sociales no de mercado 540. Total 777.8 14.356 27.850 161..4 317.4 586.0 mercado Sanidad y servicios B.. base 1995..6 330. Se ha elegido la magnitud de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo para homogeneizar en tiempo todos los puestos de trabajo.5 30.3 598.6 15.9 C.0 934. 84-91.1 867..900.03 16.589 189.0 9.481 65..0 13.5 559.6 8. escenario nº 1 (en millones euros)* 398.Renta mixta neta 107.6 31.4 604.75 4.Puestos de trabajo asalariados equivalentes a tiempo completo 13. serie contable 1995-2003".Tabla V.142. aunque estas últimas tienen un peso casi insignificante en la Contabilidad Nacional..Empleo total no asalariado. base 1995.% Empleo no asalariado a tiempo completo sobre empleo a tiempo completo 14. 1995-2002.1 66.. serie contable 1995-2003" pág. Puestos de trabajo (en miles) 16.1 6.7 35.Empleo total .4 68.Empleo total..2 831.8 30. ya que existen jornadas de muy diversa duración.Empleo total no asalariado equivalente a puestos de trabajo en tiempo complet 2.091..2 69. tanto si se trata de servicios producidos para el mercado como producidos para la administración pública o las instituciones sin ánimo de lucro. * El escenario nº 1 supone que la remuneración media de los empleos no asalariados es igual que la de los asalariados V.82 86.429 57.9 65.1.594.500 empleos equivalentes a tiempo completo en esta rama de actividad..922 100..5 784.0 542. Si en 1995 había en España 777.Remuneración asalariados 347.010.2 903.2.c La remuneración del empleo según la Contabilidad Nacional.1 34.5 292..8 246.01 3.6 574.6 10. + renta mixta neta) en millones euros)** 455.0 12.11 100...8 35.Valor añadido neto 600.2. 248-251.6 7.3 806.. % A sobre C (total) 30. Puestos de trabajo (en miles) 2. Durán sobre datos de la "Contabilidad Nacional de España. sociales de 237.559 100.896. (miles de empleos) 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 Sanidad y servicios A.8 317. Tabla V.20 Fuente: Elaboración de M.Remuneración media por asalariado a tiempo completo (euros anuales) 26. % B sobre C (total) 69. Durán sobre datos de la "Contabilidad Nacional de España... 240-245. La tendencia al crecimiento del número de puestos de trabajo en la sanidad y los servicios sociales parece imparable.7 Fuente: Elaboración de M.5 69.5 241.00 49. 63-64. Puestos de trabajo equivalente a tiempo completo (en miles) 16. pág.9 565.45 5.% Remuneración asalariados sobre Producto Interior Bruto 49.697.Puestos de trabajo asalariados (en miles) 13.9 33.2 64.295. 27 .A.7 916.A. en 2002 se habían convertido en 934..asal.

1 4.972 16.1 2. base 1995.132 26.5 2.909 10. 0. Como puede verse.2 8.7 4.730 millones de euros. 218-227.336 26.La evolución del valor añadido bruto a precios básicos en la rama de sanidad y servicios sociales en el período de 1995-2002 puede verse en la tabla adjunta.6 2.567 se consumieron en los consumos intermedios.964 Tasa variación interanual (%) a precios constantes (mercado) . Para evitar los sesgos introducidos por la inflación se ha trabajado a precios constantes en millones de euros.160 9. donde apenas supera el 3.2.3 2.6 Fuente: Elaboración de M.571 15. 1.910 15.046 25.690 14. En último año para el que se disponen de cifras (2002) el valor añadido bruto creció un 4% en el sector mercado y un 4. 31. Los consumos intermedios son más elevados en la subrama de no-mercado (31. a precios constantes. de los que 13.26%).401 24.976 23.0 8.0 Tasa variación interanual (%) a precios constantes (no mercado) .709 22.899 9.066 8.b Evolución del valor añadido bruto a precios básicos.58% frente a 28.6% en el de no mercado. 28 .9 2. y finalmente generó un excedente de explotación bruta de 7. porque todo el personal del sector no de mercado es asalariado.785 27. La Contabilidad Nacional estima que el valor de la producción de esta rama a precios básicos ha sido 44. 1995-2002 (millones de euros) 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 (P) Sanidad y servicios sociales de mercado 8.A.0 0.309 Sanidad y servicios sociales no mercado 14. El dato más relevante son las tasas de variación interanual.6 1.5%. y consecuentemente se destina casi todos los recursos al pago de sueldos y salarios y cotizaciones. La producción y explotación de la sanidad y servicios sociales en el último año con cifras disponibles (2002) se refleja en la tabla adjunta.475 9.655 Total sanidad y servicios sociales 22.876 17.250 15. donde el excedente bruto de explotación es casi el 40% de la producción y en la subrama de no-mercado. que siguen una tendencia creciente tanto en el sector de mercado como en el de no mercado. Durán sobre datos de la "Contabilidad Nacional de España.736 millones de euros.169 sirvieron para pagar a los asalariados.1 4. La gran diferencia se debe a la remuneración de los asalariados. serie contable 19 pág. rama de sanidad y servicios sociales. la estructura de la explotación es muy diferente en la subrama de servicios para el mercado.151 8.019 8.437 16. Tabla V.

318 51. base 1995. cifra inferior en 50.451.2. El empleo total en puestos de trabajo equivalente a tiempo completo en el sector de sanidad y servicios sociales es de 934.13 Excedente de explotación bruto/renta mixta bruta 6. En el escenario nº 1 su remuneración media es 31.67 Remuneración de los asalariados 5.A.193.567 30.900 empleos. Cuenta de producción y explotación de la sanidad.52 7. hemos contemplado varios escenarios posibles de remuneración de los trabajadores sanitarios no asalariados.4 euros por 70.335.42 31.055 68.114 71. Si se les retribuyera con la mitad del excedente bruto de explotación (escenario nº 2). (millones de euros). igual que los asalariados.000 empleos a la de puestos de trabajo.335. A partir de los datos desagregados proporcionados por la Contabilidad Nacional hemos podido producir la tabla adjunta.00 27.40 4.193.0 .5 millones de euros (31.332 31.58 13.5 millones de euros.78 14.3 millones de euros. el valor de su tiempo sería 4.335.74 Cotizaciones sociales a cargo de los empleados 978 5.26 Sueldos y salarios 4.10 58 0. Consecuentemente el valor del tiempo cedido por el conjunto de los trabajadores no asalariados al sector sanitario en este escenario sería de 2. y hay que utilizar los datos del excedente de explotación bruto.c.41 18. A B C Total Mercado % A / C No Mercado % B / C (A + B) % T Producción a precios básicos 16. serie contable 1995-2003 pág. 29 . con la diferencia de que en la cuenta de producción de la sanidad.74 19.381 52.709 millones de euros.4 euros anuales. La remuneración media por asalariado en empleo equivalente a tiempo completo es de 31. se les remunerase detrayendo del excedente bruto de explotación un salario medio igual al de los trabajadores asalariados y se les primase además con una cantidad equivalente a la mitad de lo que restase del excedente bruto de explotación.900.049 64.850 100.000 de empleos no asalariados equivalente a tiempo completo. lo que indica la frecuencia de trabajos a media jornada.169 69.672 41.81 23. el valor del tiempo que ceden conjuntamente sería 5.4 euros anuales.795 31. Es destacable que la remuneración media de los trabajadores asalariados en la sanidad de mercado es mucho más baja que en la sanidad no de mercado.2.731 13.709. año 2002.736 100.354. De modo similar a como hemos realizado en la tabla que expresa la remuneración del conjunto de los trabajadores en el total de la economía española. [2.772 28.58 18.18 27 0.00 Consumos intermedios 4.730 17.5 millones de euros + (8.98 979 3. lo que se debe tanto al mayor grado de cualificación media en las administraciones públicas como al efecto nivelador de salarios obtenido por sindicatos y negociaciones colectivas en los grandes centros de trabajo. El empleo asalariado total en puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo es de 864.354 25. 207-208.00 44.28 Fuente: Elaboración de M.000 trabajadores).Tabla V.53 Otros impuestos netos sobre la producción 31 0.709 10.33 Valor añadido bruto a precios básicos 12. a lo que hay que añadir 70.102 millones de euros y el excedente bruto de explotación es de 8.886 100.26 8.5) / 2]. Durán sobre datos de la "Contabilidad Nacional de España. La remuneración de los asalariados es de 27. la Contabilidad Nacional no proporciona una estimación de la renta mixta neta. y si (escenario nº 3).193.79 3.751 39.

3 5. escenario nº 1 (millones de euros) 2.1 30.142.091.5 100.207.5 20.7 16. Escenario nº 1supone que los trabajadores no asalariados ganan igual que los asalariados Escenario nº 2 supone que el conjunto de los trabajadores no asalariados gana la mitad del excedente bruto de explotación Escenario nº 3 supone que los trabajadores no asalariados ganan como promedio lo mismo que los asalariados y además reciben la mitad del excedente bruto de explotación 30 .2 78.2 63.207.773.0 2.010.5 100.451.5 4.0 34.3 604.9 13. escenario nº 3 (millones de euros) 5.5 G Remuneración de asalariados (millones euros) 27. escenario nº 2 (euros anuales) 62. escenario nº 1 (euros anuales) 31.7 77.9 B Empleo total.0 N Remunerac med de no asalariados equiv.7 161.0 7. Puestos trabajo (en miles) 903.3 100.4 I Remuneración media por puesto de trabajo asalariado (G / C) (euros anuales) 30. El empleo en la sanidad y servicios sociales.5 D Empleo asalariado.0 119.295.1 122.335.4 31. escenario nº 3 (euros anuales) 77.6 126.335. escenario nº 2 (millones de euros) 4. tiempo completo.9 624.0 23.4 16.1 604.193.3 22.5 26. base 1995. año 2002 % Total Servicios % sobre Servicios % sobre Total Sanidad / CONCEPTO servicios sanidad total sanidad total economía Economia de no sanidad mercado sanidad mercado sanidad A Empleo total. 231 a 263.2 69.599.2.0 K Valor del trabajo no remunerado.0 87.296.746.9 100.9 I Remuneración media de los no asalariados a tiempo completo.446.0 30.1 13.5 E Empleo no asalariado (A -C) (en miles) 80.0 35.594. publicado en 2005.9 330.4 100.3 1.709.003.0 2.896.0 L Valor del trabajo no remunerado.0 M Remunerac med de no asalariados equiv. Puestos trabajos (en miles) 984. serie contable 1995-2003".0 120.0 Fuente: Elaboración de M.0 36.0 5.0 5. Med.0 2.559.0 0.451.9 64.6 624. Puest.1 100.110.0 6.356.0 7.8 H Excedente bruto de explotación (millones euros) 8.698.796.335.6 25.0 0.9 33.0 6.875. Puestos trabajo equivalente tiempo completo (miles) 864.354.2 75.2 360.D) (en miles) 70.5 2.3 279.0 0. Puestos trabajos equivalentes a tiempo completo (miles) 934.193. asal equiv a tiem compl (G/D) (euros anuales) 31. según la Contabilidad Nacional de España.236. de tra.0 70. tiempo completo.102.0 3.8 C Empleo asalariado.0 0.d.0 5. pág.0 F Empleo no asalariado equivalente a tiempo completo (B .354.A.0 J Remun.0 6.0 12.7 100.4 24.1 62.875.9 69.0 J Remuneración de los no asalariados a tiempo completo.Tabla V.0 100.5 347.9 80.9 260.887. Durán sobre datos de la "Contabilidad Nacional de España.0 76.

porque existen responsables de hogar que tienen otras ocupaciones con las que se identifican y por las que son identificados en otras fuentes estadísticas. cuando empiezan a ser responsables de sus propios hogares y se asemejan más al colectivo analizado en la encuesta del CSIC. el CSIC realizó otra Encuesta a Hogares de la Comunidad de Madrid. Por ello se establecieron cuotas para cada tipo de hogar y las entrevistas las obtuvieron directamente los miembros del equipo de trabajo de campo. dirigida exclusivamente a responsables de hogares en la Comunidad de Madrid. todas las investigaciones encaminadas a atribuir un valor a los bienes y servicios consumidos en los hogares son. aunque desciende ligeramente en las mayores de veinticinco años. en cierto modo. sólo están el 35’6% de las mujeres madrileñas. ayudas para resolver el difícil problema de la asignación de un valor traducible a precios de mercado a la producción no de mercado de los hogares. su dedicación diaria media a las tareas del hogar era 8 horas y 49 minutos. se obtuvo por selección aleatoria de secciones censales y hogares. sólo aportaba un 14% de trabajo complementario a su propio trabajo. monoparentales. según la Encuesta de Población Activa. excluyéndose a los hijos mayores de edad a menos que fuesen de hecho los responsables de la familia. 31 . La encuesta se dirigió a personas que podían informar detalladamente sobre la estructura socioeconómica del hogar. El resto de los miembros del hogar. como el Censo o la Encuesta de Población Activa. La muestra se compone de 44’7% varones y 55’3% mujeres. En cada hogar se entrevistó a la persona que dijo ser responsable de la gestión doméstica cotidiana del hogar: en el 95% de los casos eran mujeres. en tanto que según la EPA la tasa de desempleo de las mujeres madrileñas es el 16’3%. El objetivo de esta encuesta era obtener información sobre todos los tipos de hogares definidos en la tipología (por ejemplo. En esta muestra abundan más que en el conjunto de la Comunidad de Madrid las familias jóvenes y de actitudes más modernas. El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) realizó en 1998 una Encuesta sobre Trabajo No Remunerado. La muestra. la tasa de paro es el 6’6%. de 1205 entrevistas. el 24% de las mujeres entrevistadas tenían un empleo remunerado. situación en la que en la Comunidad de Madrid. según su estimación.VI. Entre las mujeres entrevistadas. Por ello. El 9’9% de los hogares empleaba ayuda remunerada. divorciados o separados. también encaminada a conocer la estructura productiva no de mercado de los hogares. En la muestra resultante. Según las mujeres “responsables de hogares” de la encuesta de 1998.LA ESTIMACIÓN SUBJETIVA DEL COSTE DE SUSTITUCIÓN DE TRABAJO NO REMUNERADO EN EL HOGAR. Técnicamente. En el año 2000.. con empleo de ambos cónyuges) que no se hubiese obtenido por los procedimientos habituales de muestreo al azar. el 58’5% de las mujeres entrevistadas tenían un empleo remunerado. Sólo los bienes que circulan a través del mercado tienen un precio claro. En esta muestra. la condición de ama de casa y responsable de hogar no es la misma. pero la mayor parte de los bienes producidos y consumidos en los hogares no pasan directamente por el mercado o no llegan a los hogares en condiciones de ser realmente consumidos.

En los hogares entrevistados para la encuesta CSIC Hogares 2000. las cifras se expresan en la moneda corriente entonces. participó en una encuesta de ámbito nacional realizada por ASEP. A los ingresos en metálico. Debido al escaso porcentaje de personas (1’3%) que se situaron en el último tramo.000 pesetas. el promedio de ingresos monetarios mensuales del hogar declarados por todos los conceptos es 260. La equivalencia es 1 euro por 166.Simultáneamente a la realización de la encuesta que acabamos de citar. Un 4% de los entrevistados dijo que su trabajo doméstico no tiene precio ni puede valorarse en dinero. para el cómputo del conjunto de la muestra. La utilidad del análisis comparado es mayor entre tipologías que entre los totales de las muestras. que era la peseta. en tanto que otros se asimilan a incrementos de la renta. Algunos de estos beneficios son incrementos patrimoniales. Las diferencias son pequeñas en los primeros tramos de la escala y mayores en los últimos tramos. dirigida a toda la población mayor de 18 años. de un 1 euro por 1’27 dólares. pero el resto ofreció su propia estimación. la dedicación media al conjunto de las actividades domésticas los días laborables es 5’42 horas por persona. el 8% de los entrevistados añade algún tipo de bien o servicio extra que recibe por su trabajo. 2’68 para los varones y 8’00 para las mujeres. La muestra fue aleatoria. tal como viajes (43% de los que reciben extras). con ligeras oscilaciones. tomando el punto medio del intervalo anterior y la parte proporcional correspondiente al intervalo siguiente.386 pesetas. 32 . se valoró en 500. viviendas o beneficios en viviendas (17% de los que reciben extras) y automóvil o uso de automóvil (17% de los que reciben extras). 2 La moneda utilizada en España actualmente es el euro. La valoración se expresó adhiriéndose a una escala de tramos irregulares que reproducimos a continuación. por lo que también son diferentes los resultados expresados por promedios. La periodicidad con que reciben cada complemento varía.562 euros) 2 . pero en los estudios realizados anteriormente a su implantación obligatoria en enero del año 2002. cuyo límite máximo es indefinido. con 1. Las diferencias en los objetivos y muestras utilizadas en los tres estudios son evidentes. Para el cómputo se obtuvo la puntuación media en esta escala y después se reconvirtió a pesetas. no ha resultado difícil establecer las medias para el conjunto de los entrevistados. el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). En el año 2005 la paridad euro / dólar fue. comidas (24% de los que reciben extras).218 casos. por lo que con los datos disponibles no cabe un análisis comparativo de la equivalencia de su valor en renta mensual.000 pesetas (1. Según esta encuesta. Este último tramo. Junto a esta estimación de los ingresos monetarizados se les pidió una valoración del trabajo no remunerado realizado en el hogar.

000 ptas. en la mayoría de los hogares hay dos y en muchos hogares hay tres o más personas que aportan algo de trabajo doméstico.0 86 12. Durán sobre datos de la Encuesta de Hogares en la Comunidad de Madrid CSIC 2000.5 9.1 280 39.000 9 1. como promedio.Tabla VI.000 ptas 87.000 a 99.9 27 3.1 15.500 pesetas mensuales. en el conjunto nacional es más elevado que en esta muestra para las mujeres y algo más reducido para los varones.000 ptas 250.7 De 400.750 pesetas) en una cifra inferior de lo que las mujeres entrevistadas valoraron su propia contribución.8 TOTAL 703 100.3 1.9 14 2. Equivalencia Trabajo propio Trabajo del cónyuge para el cómputo Porcentaje Porcentaje (pts/mensuales) N % válido N % válido De cero a diez mil ptas 5. En todos los hogares hay al menos una persona responsable de su mantenimiento. La muestra de la Encuesta CSIC Hogares 2000.000 ptas 150.7 16.0 100.000 11 1.4 10. En cambio.000 ptas 62.2 20.1.000 pesetas para el cónyuge.500 135 19. e incluye tanto las rentas del trabajo como las de la propiedad y las pensiones o subsidios sociales. La información sobre ingresos de los hogares (monetarizados) se obtuvo agregadamente para el conjunto del hogar.3 De 100.1 De 35.000 y más 500.1 De 75.7 De 50.000 33 4.000 pesetas para sí mismo y el de 75.000 a 299.0 Fuente: Elaboración de M.500 pesetas.000 a 49.000 ptas 22. las mujeres valoraron la contribución de sus parejas exactamente igual (46.250 pesetas) de lo que los varones lo hicieron de sí mismos. monoparentales. pero hay que destacar que la proporcionalidad entre magnitudes es tan importante como las cifras absolutas proporcionadas por los entrevistados.7 3.000 a 199.000 a 199. Los tramos más frecuentemente citados fueron el de 100.2 20. 350.8 De 10.000 73 10. la información sobre el trabajo doméstico no remunerado se ha obtenido desagregadamente y sólo se refiere a los entrevistados y a sus parejas.000 a 34.3 6 0. Los resultados de la valoración de los entrevistados son inferiores a la hipótesis inicial de la investigación.2 58 8.000 a 74. incluye más mujeres con empleo y más hogares unipersonales.8 50 7.7 11. puede estimarse que el trabajo doméstico. de divorciados y separados que el conjunto nacional.4 De 300. En cambio.a La valoración del trabajo no remunerado en el hogar.500 96 13.500 67 9.250 pesetas y las mujeres en 104.500 69 9.0 3.7 4. en 46.4 No tiene precio 26 3.3 Otros 29 4.1 11.000 a 100.0 68 9.6 3 0.4 0. lo que se corresponde con una muestra ligeramente desequilibrada por la mayor presencia de mujeres (55%) que de varones (45%).8 6.0 23. 33 .000 a 399.9 47 6.A. Por ello.8 10.7 14.000 ptas 42. La valoración (si tuviesen que pagarlo) del trabajo realizado por el propio entrevistado/a fue de 70.1 De 200.6 1.0 100. Los varones entrevistados valoraron el trabajo de sus parejas (85.000 155 22. dejando fuera la posible aportación de otros miembros del hogar. Los varones valoraron su contribución no monetarizada.0 703 100.9 1.3 13.2 64 9.

2 Según cónyuge 85. 2000. lo que contrarresta en parte el sesgo al alza respecto al trabajo no remunerado anteriormente referido. mujer 95. Tabla VI. No se trata de una valoración doble de las mismas personas. Si la media de ingresos monetarios familiares se toma como base para un índice (=100). una tendencia clara en las valoraciones. La proporcionalidad en esta encuesta resulta influida ligeramente al alza a favor del trabajo remunerado porque la proporción de mujeres con empleo que reciben salarios es más elevada que en el conjunto nacional. La estimación del valor del trabajo de los varones entrevistados y de los cónyuges de las mujeres entrevistadas no varía. además de la estimación de la composición del hogar.750 32. y la frecuencia de ancianos en los hogares en que los cabezas de familia tienen una edad madura.Para realizar la estimación de los recursos de trabajo no remunerado. Pesetas Indice A Ingresos monetarios del hogar (pts/mes) 260. o lo que es lo mismo.). La valoración de su propio trabajo por parte de los varones es máxima en los hogares con hijos menores de cuatro años (52. pero no hay. y también es máxima para las mujeres (157.135 36. el trabajo doméstico obtiene la valoración y proporcionalidad respecto a los ingresos monetarizados reflejada en la tabla adjunta. Durán sobre datos de la Encuesta a Hogares en la Comunidad de Madrid. La cantidad de trabajo doméstico se asocia con la edad de los componentes del hogar.1.385 54.19 C. Por ello se realizó una pregunta sobre la edad del hijo mayor en el hogar.1 Según entrevistada 104. pero en cualquier caso es una diferencia a tener en cuenta.79 C Valor del trabajo no remunerado propio. Las cifras en zigzag sugieren que la intensidad de la dedicación a los hijos pequeños se compensa con el mayor tamaño de la familia en las edades intermedias.b La valoración de los recursos monetarios y no monetarios de los hogares.500 40. porque no en todos los hogares se produce esta condición). sino de personas diferentes.59 (media entre C1 y C2) C.98 D Valoración del trabajo no remunerado (B + C) 141.A. a partir de esa edad. según género de los entrevistados. y se supone que cada hogar consta de un varón y una mujer responsables del hogar (lo que introduce una ligera tendencia al alza en la valoración de trabajo no remunerado.).250 17. 34 .000 100 B Valor del trabajo no remunerado propio. varón 46.000 pts. CSIC.100 pts. los varones realizan una estimación del trabajo no remunerado de sus cónyuges inferior en un 16% de la que hacen las mujeres entrevistadas de sí mismas. hay que decidir el uso de las dos variantes derivadas de la estimación propia y la estimación por el cónyuge o pareja.38 Fuente: Elaboración de M. pero en el caso de las mujeres es un 22% mayor la estimación realizada por sí mismas que la realizada por los varones sobre sus cónyuges o parejas.

casi igual que las que declaran ser “cabezas de familia” (39%).) que las amas de casa.750 pts.000 pts/mes. y las esposas de los jubilados valoran la contribución del trabajo no remunerado que estos hacen a la economía familiar en 33.). Las empleadas la valoran menos (87.900 pts. Las esposas de los autónomos valoran su contribución en 45.). mientras que en las mujeres se da en el grupo de edad madura.) lo valoran bastante más alto que las solteras (73.) que los casados (45. repartidos en una proporción triple en los hogares en que el entrevistado es mujer.500 pts. Entre los varones.350 pts. a partir de ahí. superando las 90. Entre los varones. además de los que constituyen el núcleo del hogar. al contrario de lo que sucede entre los varones.). La condición laboral del entrevistado se asocia también con la valoración de su contribución en trabajo no remunerado. que en los que es varón. los solteros valoran más alto su trabajo doméstico (47. Se valora más la propia contribución en trabajo no remunerado cuanto mayor es la edad de la persona mayor del hogar. pero el reducido número de casos obliga a tomar estos datos con precaución. según el tipo de ocupación que estos desempeñan.250 pts./mes. La edad del entrevistado se asocia positivamente con la valoración del trabajo. La condición de cabeza de familia se asocia inversamente con la valoración de la propia contribución en trabajo no remunerado.000) y las amas de casa (138. pero más que las jubiladas (78. El nivel de estudios del entrevistado no parece asociarse con la valoración que hace de su propio trabajo no remunerado. Las valoraciones que los varones hacen de su propia contribución es más elevada de la que realizan de ellos sus esposas o parejas si se introduce la variable ocupacional. o resulta compensada por otras variables.Del total de hogares entrevistados. aunque se debe más a la cantidad de tiempo dedicado que a una mayor valoración del trabajo por hora.) que el valorado por sí mismas (138. Tanto viudos como viudas valoran su contribución en trabajo no remunerado por debajo de la media. No obstante.). Las ocupadas como autónomas valoran alto su contribución en trabajo no remunerado (114.750 pts.).500 pts.600 pts. la máxima valoración se da en el grupo de los jóvenes de 25 a 29 años (49.950 pts. La proporción de mujeres que declaran ser “corresponsables” en la muestra es 40%.500 pts.500 pts. conviene recordar que no se trata de las mismas personas.100 pts. valorado por los cónyuges. La valoración crece ininterrumpidamente desde los 19-24 años hasta los 64.). decrece. La categoría “corresponsables” arroja unas valoraciones intermedias entre los que no son cabezas de familia y los que sí lo son.) y mucho más que las estudiantes (54. Su contribución es valorada por sus esposas o parejas en 50.750 pesetas cuando tienen más de ochenta años.500 pts. es algo inferior (119.). las mujeres casadas (139. hay que destacar que la mayoría se concentran en la categoría ocupacional de “empleados”. El trabajo de las amas de casa. la máxima valoración la ofrecen las divorciadas. aunque hay 35 . La más elevada es la de las mujeres en paro (163. en el 7% hay personas mayores de 65 años. de 50 a 64 años (125. Entre las mujeres.). en cambio.500 pts. Tanto los varones como las mujeres que dicen ser cabezas de familia valoran su contribución por debajo de la media de varones y de mujeres. Respecto a la valoración que hacen las esposas o parejas de la contribución de los varones.500 pts. Los separados son los varones que más lo valoran.

000 pesetas mayor. Por ello conviene recordar que según la Contabilidad Nacional (INE. Y las mujeres realizan una valoración 15. equivalente casi exacto a trece ingresos familiares mensuales. 36 ..) (aunque sólo hay cuatro casos) o trabajos ocasionales. 1998. ni entre varones ni entre mujeres. En los hogares con servicio doméstico. tales como los que dependen de pensiones de jubilación (74.000 pts.) que en los que no disponen de trabajo doméstico remunerado (71. Esta podría ser una cifra clave para la traducción a términos monetarios del valor de la producción doméstica. Respecto a los ingresos familiares mensuales netos. los autónomos 32.750 pts. no se aprecia asociación con la valoración del trabajo no remunerado.). Según la fuente principal de ingresos del hogar.000 pts. los hogares sin servicio doméstico ahorran por la mayor valoración del trabajo no remunerado 3.250 pesetas como promedio. que es mucho menos de lo que el promedio de los hogares con servicio doméstico paga por el trabajo remunerado que recibe.000 pesetas más que los que disponen de servicio doméstico.que recordar que no se trata de valoraciones de la misma pareja desde dos perspectivas distintas. Como ya hemos señalado. El problema metodológico y político que plantea es que resulta sumamente reducida si se compara con la cantidad de tiempo destinado en los hogares a producir bienes y servicios que no se convierten en mercancías.371. y los jubilados 55.850 pts..000 pts. tal como los declarados en la Encuesta CSIC Hogares 2000 (260. los factores que contrarrestan la valoración desaparecen al introducir algunas variables básicas. que en las categorías de hogares más frecuentes.500 pts.000 pesetas mensuales entre todos los miembros del hogar y por todos los conceptos). pero la diferencia es tan pequeña que apunta a un efecto nivelador de la mayor valoración por hora trabajada no remunerada (consecuencia de la mayor cualificación general y del lucro cesante comparado). así. avance para 1997) los pagos anuales por asalariado fueron en 1997 de 3. tanto por la no inclusión de ingresos irregulares como por referirse a los ingresos netos más que a los brutos.034 pesetas.). Probablemente los efectos del lucro cesante se contrarrestan con los del grado de dedicación. Dicho de otro modo.). la valoración de la propia aportación en trabajo doméstico es algo más baja (68. los entrevistados han valorado el conjunto del trabajo no remunerado que se produce en sus hogares en la mitad (54.250 pts. hay una tendencia general a manifestar unos ingresos inferiores a los reales. En algunos grupos. como los jubilados/as puede variar bastante el colectivo de referencia según se trate de sí mismo o del cónyuge. y a diecinueve ingresos regulares mensuales medios del hogar según la Encuesta de Presupuestos Familiares (180. Sin embargo.) o los empleos estables (65.244 pesetas mensuales).38%) de lo que vale el resto de todos los ingresos monetarios que entra mensualmente en sus hogares. los varones en cuyo hogar no hay servicio doméstico valoran su propia aportación en 16.000 pts. En resumen. la valoración del trabajo no remunerado es más alta en los hogares que dependen de subsidios sociales (175. La unidad de cuenta no es el individuo sino el hogar. los empleos temporales (65. La valoración media que ofrecen de su propio trabajo doméstico los varones empleados es 48.250 pts.