La identidad está en constante cambio.

Pero tenemos dos opciones, quedarnos en lo que somos y
conformarnos con eso o aventurarnos hacia lo que no somos y reconocer nuestras potencialidades
a partir de la interacción con los demás en un medio social que permita la diversidad.

Esta interacción con el otro se opone a los estereotipos y prejuicios, el conocimiento y
reconocimiento dificulta el odio racista, la decisión de rechazar, agredir o ignorar al otro desiste
cuando hay apertura hacia la experiencia de mirar, apreciar y escuchar.

Interrogantes en el fin del Siglo:

La crisis de las utopías no ocurre por un puro azar de la historia. Sino se difunde una racionalidad
técnica y mercantil que logra éxitos asombrosos en cuanto al aumento de la productividad.

Pero paralelamente se observa la tendencia al retroceso en todas las esferas en las que durante
muchos años de lucha los trabajadores fueron logrando mejores condiciones de vida, seguridad en
el empleo, convenios colectivos de trabajo, salud, vivienda, vejez digna.

Los progresos en conocimiento, aplicaciones técnicas y revolución tecnológica ya no prometen
libertad. Al contrario, la necesidad se vuelve más rígida e incorpora un número creciente de
desempleados.

Related Interests