Mediante la contestación, el demandado ejercita su derecho a la defensa establecida en la Carta

Magna. Una vez citado al demandado el Derecho Constitucional a la defensa se ejerce dando
respuesta a la demanda.

Sarmiento Núñez: es un acto procesal consistente en una declaración de voluntad por cuyo medio el
demandado expresa su aceptación o rechazo a la pretensión del actor, originándose así la
controversia y quedando delimitado el objeto contenido en ella.

La declaración de rebeldía no supone, ni aceptación de los hechos ni allanamiento, por lo que el
proceso continúa en rebeldía del demandado y al actor le compete la carga de los hechos que alega
en demanda.

La situación procesal de rebeldía implica, según se ha entendido por la doctrina y jurisprudencia, la
inactividad inicial y total del demandado en el proceso, ya que la personación en plazo y forma del
demandado, como respuesta al emplazamiento, seguida de una inactividad más o menos amplia en
concretos actos procesales, no puede calificarse de rebeldía, generando únicamente la imposibilidad
de su concreta realización por la preclusión de la oportunidad procesal.

La doctrina expone como caracteres de la rebeldía los siguientes: 1) se trata de una situación de
carácter formal y no material; 2) se produce por falta de personación, no por la no contestación a la
demanda; 3) no implica ficta confessio, lo que ha sido expresamente recogido en la Ley de
Enjuiciamiento Civil, Ley 1/2000, de 7 de enero, la cual dispone en su artículo 496.2 que la
declaración de rebeldía no será considerada como allanamiento ni como admisión de los hechos de
la demanda, salvo los casos en que la Ley expresamente disponga lo contrario; 4) constituye una
situación provisional y no cabe la rebeldía parcial; 5) su naturaleza jurídica consiste en la
abstención del derecho facultativo de la parte y no en el ejercicio de una infracción legal; 6) sólo es
predicable respecto del demandado; 7) no paraliza el proceso iniciado por el actor, aunque sí
provoca sustitución de sus trámites por otros más acomodados a la peculiar situación de ausencia
del demandado.

La rebeldía constituye, pues, la situación jurídica de ausencia del demandado en el proceso,
declarada judicialmente, debiendo entenderse dicha ausencia en sentido jurídico, como no
personación, en la forma expresamente requerida, ante el llamamiento efectuado por el órgano
judicial a través del emplazamiento. Por tanto, la situación de hecho de falta de personación del
demandado, sin declaración judicial, no genera por sí misma ningún efecto jurídico.

Si el emplazado no formula oposición dentro del plazo de diez días de haber sido notificado
válidamente, el mandato se convertirá en declaración judicial de paternidad y el juez dictará
sentencia pronunciándose sobre la pretensión de alimentos.

se extingue el derecho que no se realizó.APUNTES: Rebeldía: Citando a LEDESMA NARVÁEZ. manifiesta que si transcurrido el plazo para contestar la demanda. pues al ser notificado con la demanda. el demandado a quien se le ha notificado válidamente ésta no lo hace. aun sin estar declarado rebelde. presupone la inacción del demandado para contestar la demanda dentro de un plazo legal determinado. caso contrario. Desde un punto de vista meramente formalista y procesalista. diríamos que la rebeldía se basa exclusivamente en no contestar la demanda dentro del plazo legal determinado. lo que presupone que la contestación de la demanda no es coercitiva sino meramente facultativa. nuestro ordenamiento procesal no obliga a contestar la demanda. teniendo en consideración lo establecido en los artículos V y IX del Título Preliminar del CPC. en el cual se prescribe que “(…) La actividad procesal se realiza diligentemente y dentro de los plazos establecidos” y “Las normas procesales contenidas . citado por LEDESMA. En qué momento entra a operar la rebeldía ¿será de manera automática una vez vencido el plazo de contestación de demanda? Y digo esto porque qué pasaría si vencido el plazo para contestar la demanda el demandado presenta su escrito de contestación de demanda sin que haya una resolución que lo declare como rebelde ¿ello sería procedente? GOZAINI. Por lo tanto. y al cual yo me aúno. que el artículo 458° del CPC. En consecuencia. El simple vencimiento no cierra esa etapa del proceso…”. manifiesta que si el demandado contesta la demanda tardíamente o plantea extemporáneamente la reconvención. Si seguimos el concepto de la maestra. éste optará por contestarla o no. una vez transcurrido el plazo. sus actos son plenamente válidos pues el proceso aún no ha precluido: “La declaración de rebeldía requiere de una resolución expresa. no teniendo la obligación para hacerlo. La parte puede apersonarse al proceso y no contestar la demanda e incurre en rebeldía”. ello sería imposible. el demandado tiene que estar debidamente notificado y de forma oportuna. no operará la figura de la rebeldía. referirnos a la rebeldía. su demanda deberá ser declarada inadmisible por extemporánea y decretarse la rebeldía del demandado. Pero para que esto suceda. ya que los plazos en nuestro ordenamiento procesal son preclusivos. Es así. nos dice que “la rebeldía es una modalidad de inacción del demandado que se configura no con la ausencia de éste en el proceso sino con la omisión para contestar la demanda dentro del plazo señalado. se le declarará rebelde”. sino que faculta al demandado para hacerlo. es decir. Por lo tanto.

no olvidemos que es el juez quien dirige e impulsa el proceso. es responsable de cualquier demora ocasionada por su negligencia. por lo tanto.en este Código son de carácter imperativo”. . Asimismo.