Historia social y

testimoniog orales

S. üef Adleson

Ma¡io Camarena

Hilda Iparraguirre

a historia social es una de las interacción con el ambiente que los
hijas más jóvenes de la diosa rodea y de las relac¡on6 que enta-
clio- En una perpeaiva $obal e trlan con gente del mismo y de otro6
integradora, pretende enfocarsu mi- grupos sociales.
rada sobrc grupos, sectotes y estratos
sociales. Desdibe y explica los ele Los histo¡iadores sociales ubican
ment6 que les dan ¡dentidad y que a la gente que estudia en sus comu-
los relacionan con otros conjuntos nidades, en sus hogares, en sus luga-
de hombres y mujere de la rccie. res de trabaiq en sus espacios de
dad. De esta manera, la h¡storia so- entretenimiento, para comprender-
cial amplla la mirada del estudioso Ios en elespacio temporalen elque
del pasado a una multiplicidad de han vivido, su relación con la t¡err4
temáticas y enfoques- Ast supera 106 el porqué de su mwilidad social y
viejos reduccionismos de la h¡storia geotráfica o la ausencia de ella, la
concebidacomo un cuerpo conclui- dinámica de sus conflictos, su mane-
do de infonmción, como un otieto ra de pensar y, también de manera
ya definido, propios del positivisrno más amplia, su tiempo de vivir; es
e idealismo del siglo pasado; v¡gente decir, los ciclos de la oración, del
aún en gran parte del siglo xx; va más alimento y la bebida, de las fiestas y
allá del e5quematismo ecooomicista de la diversión, de los viajes y de las
qúe no es más que una resPuesta de relaciones humanas y amorosas.
una época a la historia metamente
política y cronol4¡ca. Pero está diversidad de temas no
es un fin en símismo, sino un medio
En €tta nuqa perspect¡va desta- para iluminar la historiade los distin-
can los hombres y mujeres en la tos Erupos y de la soc¡edad de la que
diveridad de sus grupos sociales: forman parte, El tiemFg de v¡vk no
camp€5¡no6, obaeao6, aftesanos, Pro- e5tá desligado delt¡empo de trabajo,
fes¡on¡stas, oligarqu'¡as, buEues'ras, no es independiente del orden de
mandarines, rnilitares. La historia so- los días y de las ataduras o de las
cial los estudia en términos de su sugestiones del espacio en que era

68

comunes. por eiemplo. l¡Eada y asociada con ohas cionalmente no desfila por las pági. en coherencia con sus princi- rg¡stencia y adaptac¡ón frente a pios teóricos y metodológicoc. No @emosseguir hacien- tes. m¡smos que refleian valo- pe$onas en Ia trama de rel¿c¡ones nas de los libros de historia.esisten !. toe. ño per. sindicales. fuentes.haremoc ¡efer. noaciones. La histo¡ia social n6 (en general perteneciente6 a las Dentro de la amplia diversidad de estudia a los hombres y a las mujeres clas€s dominant6) y raramente su actoles sociales efectos de iñsertos en esta dinámica. actorc sociales lb¡cadoc en los sec- r€ncia personal-. En este sentido. de la Sente común y coffiente. de práct¡casy utilizados. y cómo aquéllas conjunto de la comunida4 y pem¡- . debe Pala nosotros. las personas comu. pero que son tos a otrosgrupos. sus manifestaciones tores populares- encia especial a los seaores popula. tan sólo económicas. que expresan las form¡s de interé5 primordial para la historia so. plieta diferentes y nuevas formas de social. A menldc 69 . pero más auntén- perpehr¿r tal estado de cosas no son t¡cos. Así. permitirán detectar ¡nsi ta en la sociedad de la que fo¡ma mot¡vaciones de la gente que tradi. mientos culturalmente determina- asoci¿ción desarrolladas en cada cial. Una reinterpretación. cultura. de tal suerte que la historia les. grandes personaies y de las insütucio- les de inmediato. mái pro- Las formas que se emplean para saicoe si se quiere. y hasta una "invención" de nuevas ción no radica en los reyes. la gente. ellas. se agrega la dimensió¡ de realizar una reinterpnetación de las nes son los actores en el foro de la cambio y continuidad en la h¡stor¡a fuent6 tradicional6. de fábri- tas relaciones sociales tienen cas. de sus comportamientos. es decir. poai- contenidos económicos. Más aún.s. cambian a t¡avé del res que integran a las clases subordi. dos. Para el estüdio de éstos. Miramosa Ia gente inser. presiden. Las estructuras mentales. Los hombresy mujeres ella-en l¿ dinámica histórica de los heurkicos y críticos. concretas. modos de actuar y comporta- sociales. ¡nterés se dirigió a la amplia gama de -para éste trabajo y por razones de prefe eltipoy la naturaleza de los conflic. son nuestro objeto Este compleio entramado de cos. generales ni dirigentes. El centro de su aten. políticos y bilit¿n acercar má¡ la mirada a la culturales. ta9 fuent€s de ¡a h¡storia soc¡al contribuyen a tÉnsformar cieftas les y polfticas elaborao sistemas de condiciones de existencia. la posesión desigual de la riqueza y de los medios de producción. formales -porque cuehtra indiscut¡blemente l¡gada a do nueva historia con viejoe criterios e ¡nformales. para la extracción el pan de todo6 loc días para el de un excedente. tumbres y actividades. aunque no se reconozcan como ta. luchan por sacudiGe tal ten la apehensión de un pueblo y dominación. una relec- mentos épicos. m. viviendo tanto en la ¡utina pueblos y las sociedades. ten tanta ¡mportancia para los acon- sonas subordinan y mantienen suje. tula de documentos de archivoc ya de estudio. tecimiento6 polític6. la historia nadas. ma que acontece 5e en. es de res. una búsqueda h¡storia soc¡al. Yalores que se imponen siguiendo La trad icional historia positivista se manecen independientes de estas determ¡nados intereses económicos. antes iSnorado6 o no tomados momento histór¡co y susteniadas en en cuenta por el historiador. Aquéllos documentan asuntos so(ial presrá su atención a las formas cotidianoe y menudos que no revir- en quedeterm¡nador grupos de per. más aún estas man¡festac¡ones a través del que loo archivo6 estatales y naciona- tiempo. de todos ¡os días como en sus mo. panoquiales. t¡empo a medida que la gente des. La h¡stodasoc¡alexamina genle de carne y hueso. ocupaba fundamentalmente de loa últimas. al propor- cionar imágenes de la üda.viv¡do. que otrás ¡nstitucion6 sociales. lo5 archivos loca- les: municipales. aaitudes y preiuicioc de parte.

También. tagonistas han permitido recons$uir lización de otras tuentes ¡nformati. obreros. ademiís cesos productivos. den dar una dimensión más humana de los años veinte muestaan datos ra la comprensión de la subjetividad a loo informes técnicos sobre los pro- acerca de h composicón. ¡or edad. Repribl¡ca al señor Hernán Laborde. en dbtintas formacón fádica. Trabajo (ccT). mentos de la vida diar¡a no bien do. En 1925 ex¡stfa de la fuerza laboral eÍ d¡ferente de contribufu a llenar lagunas de in. pacto que la ofena de trabajo indus. cedencia de diversos grupos de con el fin de poder colocar en dis- toria he¡oica. cumentos escr¡ios. trabajadora de la empresa. lugares de pro. de la o<perieocia humana. Los recuerdcrorales narradas por los trabajadores pue- por la federación durante la década abren alh¡storiador un panorama pa. en oarte los sucesos de esta acc¡ón vas cuya elaboración no refleja pre. el mun¡c¡pio de san Angel delValle obrera me. des- lenguaje (en los casos de test¡monios pués de que se formó el Sindicato transcritos {¡elmente) y el sentido Petrolero Nac¡onal Mex¡cano y co- que se da a las palabras. de Mexico. de agrqrar puntoc ob. lasqueias y denuncias en las actas judiciales Loc ¡elatos de los p. tsto podía servir para ana.\¡cana duÉnte este perio. para la tarea. l¡tar el acercamiento a las esferas de de la Confederación Ceneral del rias regiones. Por ejemplo. Debido a la natuÉ- actitud6. de vista adicional e5 acerca de 106 teiidos "La Magdalena Contreras i en l¡zar las características de la clase sucesos pasados. Por ejemplo.reros de la fábrica de hilados y regiones. fue asesinada por un 70 . leza del asuntq se ha encontradg luchascotidianas de la gente común. No obstante. de sucesos y evento6 escasamente las normas de su comportamiento documentadoc en otro6 tipos de socialmente condic¡onadas. loo protagonistas ayuda a los estudio. testimonios de los pro- Por lo demiás. un co¡flido ¡ntergremial enke l()5 indust¡ias e.otagonistas pueden revelar información desde ofrecen ¡nformación fáctica acerc¿ los puntos de vi*a de 106 litigantes. este y las compañías petroleras ex- bre la salubridad pública arrojan luz uanjeras. esperanzas y nales en sus lugares de origen. una cu¡. Además. asf como y n¡ños que laboran. el número de mujeres los mitos y trádiciones otales popula. indusive. es necesaria la uti. pero que destacan como part¡cularmente va. Durante este año una do: las edades promedio de ingreso cumentados por ohas fuentes y faci. en 1987. los mundo realde la experiencia huma. de conocer ele. el encuenho te- de estos aceNos para narraciones e nfa por objeto fo. las fuentes constru idas por el h istoria. en esta perspectÑa. t¡n'confidencial. En los ar.r¡ente. sos de la historia sociala asomarseal datos y el punto de v¡sta de los do- mentos h¡stóricos. expectativas. menzó a perf¡larse el confl¡cto entre chivos municipales los ¡nformes so. F¡nalmente. los destinamente al Palac¡o Nac¡onal y archivos a nivel nacional guardan presentado por el presidente de la mucha información valiosa sobre di. tintas secc¡ones sindicales persona- dadosa relectura de ellos puede fa. el poaible im. Porejemplo. poca información escrita sobre é1. y por ende. los testimon¡o6 orales también arrojan luz rcbre loc comportam¡en. cutivo nacional. jes allegadoc a loc intereses del eje- cilitar una mayor compremión de las trial tenía sot're adividades tradicio. Testimonios o¡ales No obstante. Las experiencias censos indust¡iales llevados a cabo naen el pasado. militante en distintos t¡pos de fábricas en va. tiv¡stas en la agrupación petrolera para reconstru¡r capítulos de la his. que perm¡te comparar y criticar los bordinados en determ¡nados mo. Trád¡c¡onalmentg se a la sazón dirigente del Pat¡do Co- han aprovechado los documenlos munista Mexicano. hasta su fuentes. los papeles de ciertos res que son parte dei tejido invisible fondos son especialmente idóneos de la identificación colectiva. un selecto grupo de obre- acerca de las co¡rdiciones flsic¿s en ros pet oleros fue conducido clan- que vivía la población. gente común-y cc.lrl c¡same¡te el punto de v¡sta de la dor. versos temas. es decir loo testimonios orales. El rescate de 106 fecuerdog de compleÍnentan información parcial too vhales y laborale de 8rupos su. lioso6.mar células de ac- interpretaciones polític¿s.

en loe que se compro- pueden captar dimensiones inadver. sino al contrario. la mentalidad. relatan el También el recuerdo popular tantó que es del ¡nterés del histo¡ia- papel que iugaban las prost¡tutas en puede ser recuperado a través de las dor conocer ese mundo. colectivos a kavés del úempo. "rb"rgi. espec¡¿lmente actás de mat¡imo. res son más machosque losdelpue. socialy políü. y otra persona. La jan una diversidad de versiones. De ese modo se en la zona). les. los aspectos especiales de la historia . se ha trasmitido por la vía oral. to histórico y socialdel protagon¡sa- También. ta documentac¡ón cores. tiene una espec¡alilad prop¡a."i. ello condujo a la de un testjmon¡o y un punto de vista proyectos políticos sindicales. pasado diwrso y complejo. sin haber sostenido largasen. Esto muestra uño de coiida a su vez oor los historiado. lnclusive entre lo's ob¡e¡oc trev¡stas en su taller con un v¡eio cia generalizada de que sus momdo. vecindades. lostes. religiosidad. podía significar lo mismo para el 7t . Tamaulipas. res que pagaban patentes. co (fuertemente apl¡cado) en la re.lrl re¡ectur¿ de la documentación. . gión.l5l mento oral. el con.1?lsin una entrevista el respeto a la moral predicad¿ cada oral: el ado de habler sobre üd.lal de los barrios. las relaciones común y corriente. nio y de bautismq y alanálisisde los czla el sign¡ficado que tenfan los miento del significado de sus ¿ctivi. valores. blo vec¡no? A men¡rdo. Su raras veceJ trasciende a los docu. ciones entre los testimonios de una nes de lndole sindical y política. roicos acerca de las no¡más y valores timon¡os orales aceptan e¡ reto de un ra de México. que se real¡zó "n ¡l señor Cil- en 1987 día en la iglesia y en el taller. pueblos. re. ello no resta validez al docu- autént¡cos del funesto suceso teoía plática del viejo maesrro. Éstos sos se explicaba en términos delcon- sultado muy difícil comprender la son una espec¡e de historia 'bficial" texto soc¡al. desde su perspectiva. porque la visión creencias. seno familiar y en el taller. servadur¡smo de e5ta población. ¿ fines del siglo xx. Los do. el implica que el informante está recor- gardo MondraSón. liados de las dos tendenc¡as. enfamado de relaciones familiares dando cómo percibió elementos y rio Senera I del sind icato crom¡sta "La y de compadrazgo se fueron deve.e. pero mo. esta manera. que Por ejemplo. las tradi. soc¡almente determinada y refleja el timonios orales de los viejos obreros contorno en el que se movía.obrero miembro de la Confedera. a la que rell€ja la percepción del contex- consulta de los archivos parroquia.5e tei¡ó autoridad paterna ind¡scutida. religiosidad. lQué pueblo no diversas personas en diferentes mo- lglesia. De sueldo de los ob¡eros del oro negro tradiciones. algo acerca del or¡gen del mito mi+ m ¡ento oHecía a razones y convic. mero de telares en cada taller. ciones heredadas y vividas. el salario no maestro rebocero del lutar. la lucha por el sala- ducción artesanal del . trafendió que los motivos lando con la soseSada y p¿ternalist¡ mentó. dades cotidianas. la venq. del nú. loa métodos de 106 tes- durante la pr¡mera bonanza p€üole. testimon¡o parte de una expresión mentosescr¡tos. En este sentido. y cómo los experi- Lucha'. nada dicen de las costumbr*. antiguo secreta. hubiera re. baron las caractelsticas endogámi. A veces las enhevistas orales árrG m¡ento de la violenc¡a enke los afi. formas de de compadrazgo y la aplicación de del mundo. la El cr¡men provocó un recrudec¡. las palabrasde 106 acto. s¡t¡os de empleo. cas de la comunidad. vest¡r y de divertis€ cuya esencia un proyecto reliSioso. de pasada por el filtro de los ¡ntereses una comunidad en torno a la pro. de una misma fáhica. rio ha tenido distinto signifi cado para cánones y preceptos d¡ctados por la dad de los 6rupos. cumentos escritos y ela¡chivo muni. el te¡timo- el uso y abuso consuetudinario del entrevistas. en el que agrupaciones. Existe un vasto aceryo de nio es una fuente ind¡sp€nsable. en el Aparecen con frecue¡cia concadic- una trama de supuestas explicacio. la historia social res- res históricos posibilitaq el conoci. Se realizan entrevistas a la gente tidas acerca del lengua. En de Tamp¡co. c¡ones pollt¡cas de los protagonistas. t¡ene la h¡stor¡a que iustifica la c¡een. acciones de ella. Poreiemplo. mento6. que l¿ ¡ntervención humana en los suce- De la misma manera. Iextoi agustinos (orde¡ hegemónica hechos para las personas. leyendas y hechos he. articulación. estas versio- ción Reg¡onal Obrera Mexicana cipalhablan deque"cada casa es un nes reflejan tanto elespír¡tu carácte- (CROM). rístico de la gente del lugar como pondiente señala que el acontec¡. rac¡ón al santo Cristo de Esquipulas. hace más que ver con lÍos de faldas y hincapiéen el hecho de que 5e trata pasiones sexuales que con iderles y Lóg¡camente.telar".ebozo y e los contribuyen a la cohesión e identi. del número de grandes talle.

No obstante. podrá ayudarle a reconstruh y peclfica de connotaciones sociales cuentro de histor¡a oral. que para un obrero que lo utili. como parte de un proceso mayor. Como resultado. relacionés sociales en los amb¡entes planteamiento teórico (expllcito o no-fabriles. Esto significa que el com- "in. tiene la posibi. 30 años después. su interlocutor. tatá mejor provisto de los elementos ¡nterés pecul¡ar acerca de la ident¡. En un caso que relataron histórico y el contexto del enhevis. sus ideas previas sobre el Esto puede ilustrarse mediante la subordinaban mecánicamente por [ema. activ¡dades simil¿res y diferentes de también resultan de gran importan- diosos no supieron encauzar las en. uno m¡smo. la familia. de sus lución de 1959. El investi. se obtenga en torno de la experien. ritmos. en una acción de reordenar y ¡ecapitular la vida de significados para la gente que vivía armas. cia del entrevistado. ba en el amb¡ente industr¡al estaba mula al informante. del ennevist¡do. la d¡stancia deltiempo cativo del accionar y sentir del gru- ron a todos los part¡c¡pantes a fin de facilita una perspectiva que conduce po. es decir. la actitud del entre. entfevistarlos. blecer hasta qué punto el test¡mo- historiadores cubanos deseaban re. la experiencia cotidiana de las pet. La comprensión de la gama es- historiadores cubanos en un en. conozca y comPrenda el momento encias de un pasado no muy remo- prenden.. las mujeres variaba de acuerdo con testimonio oral riador sobre la validez de la vida del el lugar donde aconteció y el mo- informante que le permite aceptar mento histórico en el qoe sr-tcedió. trevista es un Proceso de recordar? vas disponibles ¡ por ende. [a en. y provocó el fracaso del diaria. en términos de cultivo de la t¡erra. un medida que el entrevistador conoz. recuento de sus acc¡ones dentro de como los silencios y atrsencias. to. lizaciones. He aquí la puerta a sincrasias culturales que marcaban vistado y el entrevistador. Resulta cada vez tos para uno y otro tipo de obrero. si es ejemplifi- cas de testimonios orales. cado del surgimiento de la opción La construccion del miento a la vida de la Bente. se está reconociendo que histórica que nace y se transforma al trar en cierto nivel de intimidad con las tradiciones. no desaparecían ni se implfcito). mente las preguntas e interpretar investigadora. algL-rnos nidad de reflexionar acerca del sig. histórico del momento. sus l¡dad de contextualizar y ubicar el tanto las respuestas y las negativas. el intento de imponer nuevas pau- riencia del entrevistado y su propia dor para los tiempos. y peculiaridades de su ducc¡ón. actitud de aceptación del entrevista. Asi los relatos v¡stador respecto de su contraparte sus relaciones sociales. preguntas se manifestaban con inte. más claro que el impacto y signifi- vista de historia oral. los congéneres. Durante la revo. Preocupados en resol ese momento histórico. costumbtes e idio- interior de la relación entre elentre. Es decir. sistematizar sus experiencias. naturaleza de las preguntas que for. Ya que la entre. nos vemos obli6ados a zaba como complemento de otras conocer la región. rarás veces set¡ene la oportu. cierto m¡embrode un contin.obrero que dependía solamente de trevistas pa¡a explorar el contexto En tanto investigadores de la cla- é1. 72 . que rrogatorios inquisitoriales y los estu. tas de relaciones sociales de pro- concepción de lo que es la historia. Mientras tenían claro a la reevaluación del tramado de la su planteam¡ento teór¡co acerca del histor¡a personal de cada uno. fábrica. la comunidad. así como las En la medida que el entrevistador imbuido de connotaciones y refeF interyretaciones que de ellas se des. crasias. Localiza. portamiento de la gente que entra" condic¡onan y determinan el tipo y formante. una fabril en la vida de los hombres y postura abierta y solida¡ia del histo. co que se estudia. y aun en. previas que influían en las alternati- fica esta situac¡ón. la formas de sustento. se ejempli. tado. culturales y acerca de losvaivenes de una huelSa influyeen el tipo de información que económ¡cas en el momento históri- podían connotar valores muy dist¡n. n¡fr'cado de las acciones personales nio es individual o permite genera- cuperar esa h¡stor¡a mediante técni. se obrera. acerca del valor de la expe. tales como el Por lo demás. cia en la investigación. ca el entorno histórico en el qué que le permitan elaborar correcta- dad del delator guiaba su actividad vivió el entrev¡stado. permite la gente revolucionar¡o denunció el ver las ex¡gencias de la supervivencia ent¡ada del historiado¡ en la vida operativo. Ello facilitá esta- mismo.es un acerca. EI testimon¡o oral es una fuente los vaivenes de la misma. En la De esta forma el invest¡gador e5- valory resultadode la revolución. e influían en el significado de las gador se acerca alinformante con un sonas. idiosin.

sta no se ¡escalarÍa¡. cimiento de los giros lingúísticos. la fábrica de hilados y tejidos "La romper con la h¡stor¡a ofic¡al y tras- fama montañosa". poster¡or. Ut hacen surgir detalles y situaciones entrevistado presio¡ado y desgana- Lo anterior implicaque la relación que de otra manera se olvidarían y do suministra un test¡mon¡o falso. profundizando en la en. e incluso albures. lo que por lo en el test¡mon¡oydequé manera esto que alcance la profundidad personal general no es cierto. tanto que en otra. es un enor imponer tiem rolaje. dicale incluso practicando el esqui' breen¡end¡do6. y los espacios en los que transcurre participación en los conflictos labo- la vida del entrev¡stado. en la esencia. su lengirale y la en ia fábrica. En efecto. permi. Muchos años más tarde su pueden ¡levarno6 a la tergÑersación pos sin consideración al entrevista. los resultados pueden ser insufi. las cuales transcurrió su vida y los Ia historia oficial de un dirigente es Cualqu¡er preteosión de establecer d¡stintos papeles que asumió. los ritmos su compromiso con elsindicato y su sus virtudes y sus debilidades. Sin ante. En entrevistas puede perjr-rdicar esa imagen. Ello implica que el entrevistado¡ mento resaltaban su combatividad. interfiriendo presión del entrev¡stado. había Habrá que cuidar la comprensión canso y comida del entrevistado. la impresión de que así había sido en la lucidez y memoria del inform- ¡rev¡sta se construyen a partirde que toda so vida de trabaiadora. lo que dejaba El estado físico y la edad influyen comunicación y confianza de la en. en un pfimer mo. e¡l para determinar la fiabilidad de ésta. eñtender á Temores personales o de grupo de una comunicación cuyo objetivo la gente en su propia historicidad. so- para el desanollo de la enfevista. entre las dos pa¡tes de la enkev. la temperatura cía varían según el personaje y mar- ambienaa¡ refrescan la memoria y can el rumbo de Ia entrevisa. tui la imagen y significadode la vida del .nformante. los olores. mo o ret¡cencia. un personaje con una vida lineal y nente de lo que se d¡ce o no se dice blar un diálogo genuino y sincero sin contradicciones. El entrev¡stado También es importante el conoci- miento de los espacios significativos En la construcción del testimonio y los lugares que reviven elrecuerdo oraltamb¡én es ¡mportante la actitúd de la experiencia a natÍlr. dis¡orsionado o ¡ncompleto. frente a su ant¡guo comprensión de su papelprotagóni- puesto de trabajo. lnfluyen en el re.Son elementos a tener en el entrevistador toma en cuenta los embargo. Por ello. cuenta cuando se plantea la posib¡- háb¡tos personales de su interlocutor trevista. los problemas ta-nto empres¿ri¡les cientes en tanto la entrevista se de. . si el tema a t¡atar está rela. la rales de una época. En este del entrevistado. La disponibilidad y de reunión cotidiana? Los ámbitog voluntad de kasmit¡a üna experien los ¡uidos. sus temores. sentido. actinrd era de total indiferencie ante del relato. lambién conspiran contra la realiza- es el de lleSar. De Io muy cuidada por él mismo y por sus una distanc¡a "académica" trastorna conüario. o en los lugares co en la h¡storia. así estado en contra del sindicato y en del lenguaje y de las formas de ex- como sus ritmos personales. El descono- ten crear el clima más adecuado en muchas ocasiones la acc¡ón sin. y que setienen para estructurar el diálogo. no puede nidebe revestir elementos de una seudo objetividad. do. además. se descubrió que esta com. cender alhombrede carne y hueso. Se trata Es necesario. Ex¡ste el temor perma- y corrompe l¿ posibilidad de enta. Por que sólo entrevistas de tal índole sostenid¿s con una trabaiadora de ellq en la entrevista se debe procu rar ofrecen. la entrevista mostraría a compañeros. su memoria. sultado de la entrev¡sta su entus¡as- cionado con el proceso de trabáio. favor de ios patrones. su lu- 2qué mejor que realizar la entrev¡sta cidez. Factores batividad re había dado solamente que poner a prueba constantemente tan elementales como las horas de en una etapa de su hi5tor¡a. para así comprender sus acc¡ones. esté pendiente deltiempo. al en las etapas y transformaciones por c. como sindicales-ror sarrolla sin Ia fluidez necesari¿. los hábitos de des. lidad de la enkevista. mayor lucidez.ón de la entrev¡sta.

la información. necesita de la cftica. I5l Enúevbr¡. c¿Ío tuul. conside experiencia por no considerala sig. interpretarlos y ubicarlos histór¡ca- dor convencerlas de que ellas tam. sin Má¡io Carur€n¡ er ¡n€i¡Bador de lá D¡r€€- interpretarla. león. de una buena relación entrev¡stado entrevistador rcsultará una buena La inte¡pretac¡ón deltestimonio y enhevista. INAH Hilda lparÉ8uitre es inv€rtitadora de la E5. Anál¡sis de l¡ ¡nfom¡c¡ón co social concreto. res de todos los tiempos. de H¡tor¡á Regioral. Médda. INAH denar cronoló6icamente. t¡ene que ver con una ¡dea del resultado de la entrerrista.PHO/4g1. Será tarea del entrevista. Ju{¿ Hernández Far- mon¡o. con maul¡p¿r. que solamente dadoso anál¡s¡s h¡stór¡co. Por otra parte. sociales a partir de su propia expe- riencia. su experiencia y su opinión concepción teórica y metodológica támbién cuentan para la reconst¡uc. zar y com¡Ena. reali¡ada. r¡e de planteam¡entos teóricos pre- ten que no hic¡eron nada importante v¡amenteestablec¡dos.. Cto.' en 2do. concienc¡a que tuvieron los suietos I4l Entrevist. las s¡m¡litudes y las contradicciones mo si se tratara de la publicación de que ofiecen los hombres y las muje. Li€f Mleion'. reali. L¡elAdl$on Tampicq Ta- la entrevista trascritá y publicada es acondicionamiento del espacio. asícomo la en febrerc de 1983. ser ¡ealizados en su contexto históri. ginalde archivo. interpretación del historiador. por Mario C¡mar€n¿. De tal manera. y se niegan a narrar su proP¡a pect¡va de la historia social. en empirista de la historia que asume a iremos aproximando a la visión glo. monios. ¡l señor Aurel¡o callardo. DtH- n4 E¡AH 74 .es que ut¡l¡zan la entrevista rcz. son solamente test¡. 6 de mayo d€ 1976. l0 leptiemb¡e. rcálizád¡ por S. ubicando a los süietor en el espac¡o y tiempo en el f2l P¿co lSnacio Ta¡bo ll. z¿d¡' por Hildá lparlatunre. 1 y 22 de o. Esta concepción de la eñtrevista y del resultadq el tesli A partir de este análisis histór¡co 16l [ntr€. CEASMO. no son h¡storia. r€- chos investigadores consideran que de los ritmos deltiempo vivido y del alizada por S. 1979. el ot{etivo último del historiador. de un documento ori. Notas cióñ de Eetudios His!óric$. co. El tecimonio lo6rado en la para apreci¿¡ la organización pro. veracruz. el análisis y la seteneran en s¡r interior. sidemat¡. (y cualquier otro tipo de información nas que no visualizan o no aceptan documental) pafa demostrar una se- su prop¡a historicidad porque sien. Ill 'Entreviia alreñor Conzalo 8¿d¿ Ráml. que de E tudior Históricor.1986. debe ser sometido a un cui- Queda claro así. Mu. alseñor f€nckco Cuzmán. son los objeto6 de nuestros estudios. Lief Adl$ones¡nve*igado¡de l¿ Di¡ección func¡ón del ¡nvest¡tador es la de oF gruposysectores de la sociedad. eltestimonio bién fueron prota8on¡stal y que su obtenido bajo una determinada vida. en abnlde 1986. juniod. to dado por el espacio y el tiempo. l3l Er*revilta ¿l s¿ñor C¡ltárdo MondraSót relac¡ón entrevistador y entrevist¿do ductiva y las relaciones sociales que real¡z¿da por Má'io C¡ma¡ena San An8el.Co/oquio monios construidos cuidadosamente la estabilidad o mutación delcontex. están aquellos in. quenos permite rescatar a los sujetos ción histórica. y a hechos oficiales y nac¡onales considerados históricamente ¡mpor' Por nuestra parte. y para elloex- ni partic¡paron d¡rectamente en una traen dato6 de diferentes entreiy¡stas gesta heroica. mente. ramos que a los testimonios hay que nificativa.riit¿r a la Sra. Cu¿d¿lupe Ferer [as entrevigtas lotradat los test¡. los datos como prioritariG y que la bal e integradora de los d¡stintos S. degde la pers- tántes. nos f¿n. Este convencimie¡to ylosordenan en términosde un mo- las lleva a referirse a otras peasonas delo que les da una coherencia. cuela Nacional de Ant¡opol ra e Hi. en Mo¡€- un "hallazgo".to- v$t¡gado. elanálisis de su información deberán INAH.iub¡e y 5 de novlembre de 197E. que han vivido: intentará establecer 'Los HilánderG Rojo. A menudo se encuentran petso.