CENTRO DE INVESTIGACIÓN Y DE ESTUDIOS AVANZADOS DEL

INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL
Unidad Mérida

DEPARTAMENTO DE FÍSICA APLICADA

“Reglas de suma para decaimientos fuertes de
dibariones con rompimiento de la
simetrı́a de sabor SU(3)”

TESIS

Que presenta

Elı́as Natanael Polanco Euán

Para obtener el grado de

Doctor en Ciencias

en la especialidad de

Fı́sica Aplicada

Director de Tesis

Dr. Gabriel Sánchez Colón

Mérida, Yucatán, México. Agosto de 2017
Dedicatoria

Dedicado a
mi familia

I
Agradecimientos

¡Muchas gracias a todos!

II
Resumen

En 1963 se observó que el deuterón, un dibarión estable, pertenece al
multiplete 10∗ del grupo de sabor SU(3). Recientemente, en la literatura se
reportan los resultados para las reglas de suma con rotura de la simetrı́a de
sabor SU(3) a primer orden entre las amplitudes de decaimiento fuerte de
los dibariones en los decupletes 10∗ y 10 al decaer en dos bariones de espı́n
1/2 pertenecientes al octete de SU(3). Sobre la base de modelos teóricos y
del análisis de datos experimentales, se ha sugerido en la literatura la posible
existencia de dibariones pertenecientes a las representaciones de SU(3) con
dimensiones 8 y 27. Extendiendo los resultados previamente publicados, en
esta tesis se determinan reglas de suma con rotura a primer orden de la
simetrı́a de sabor SU(3) entre las amplitudes de decaimiento fuerte de los
dibariones en los multipletes 8 y 27 al decaer en dos bariones de espı́n 1/2 y
también al decaer en un barión de espı́n 1/2 y un barión de espı́n 3/2.

III
Índice general

Dedicatoria I

Agradecimientos II

Resumen III

Índice de figuras VI

Índice de tablas VII

Introducción 1

1. Grupos y Simetrı́as 5
1.1. Teorı́a de Grupos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5
1.2. El Grupo SU(2) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
1.3. Combinación de Representaciones . . . . . . . . . . . . . . . . 9
1.4. SU(2) de Isoespı́n . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12

2. SU(3) de Sabor y Modelo Quark 15
2.1. El Grupo de Sabor SU(3) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16
2.1.1. Diagramas de Young . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17
2.1.2. Coeficientes de Clebsch-Gordan para SU(3) . . . . . . 21
2.2. Modelo Quark . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22
2.2.1. Bariones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22
2.2.2. Mesones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26
2.3. Hadrones Exóticos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26

3. Amplitudes y Reglas de Suma 30
3.1. Amplitud de Decaimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30

IV
Índice general V

3.1.1. Limite de Simetrı́a . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31
3.1.2. Rompimiento de la Simetrı́a . . . . . . . . . . . . . . . 32
3.1.3. Amplitud de Decaimiento . . . . . . . . . . . . . . . . 34
3.2. Reglas de Suma . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35

4. Reglas de suma para dibariones 39
4.1. Decaimientos D8 → B + B 0 . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39
4.1.1. Estado final antisimétrico. . . . . . . . . . . . . . . . . 43
4.1.2. Estado final simétrico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 46
4.2. Decaimientos D8 → B + R . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 48
4.3. Decaimientos D27 → B + B 0 . . . . . . . . . . . . . . . . . . 55
4.3.1. Estado final antisimétrico. . . . . . . . . . . . . . . . . 58
4.3.2. Estado final simétrico. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62
4.4. Decaimientos D27 → B + R . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67

5. Conclusiones 75

A. Más cosas 77

B. Y más cosas aún 78

Bibliografı́a 79
Índice de figuras

2.1. Asignaciones de bariones con espı́n 1/2 y paridad positiva a
los estados (Y, I, I3 ) del octete de SU(3). . . . . . . . . . . . . 24
2.2. Asignaciones de bariones con espı́n 3/2 y paridad positiva a
los estados (Y, I, I3 ) del decuplete de SU(3). . . . . . . . . . . 25
2.3. Asignaciones de mesones con espı́n 0 y paridad negativa a los
estados (Y, I, I3 ) del octete de SU(3). . . . . . . . . . . . . . . 27

4.1. Asignaciones de dibariones a los estados (Y, I, I3 ) del octete
de SU(3). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 42
4.2. Asignaciones de dibariones a los estados (Y, I, I3 ) del multi-
plete 27 de SU(3). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 56

VI
Índice de tablas

5.1. Reglas de suma. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75

VII
Introducción

El Modelo Estándar es una teorı́a cuántica que resume el conoci-
miento actual de la fı́sica de las partı́culas fundamentales y las interaccio-
nes fundamentales. Este modelo incluye a la teorı́a de la interacción fuer-
te (Cromodinámica Cuántica) y a la teorı́a unificada (llamada Teorı́a
Cuántica Electrodébil) de las interacciones débil (Teorı́a Cuántica Dé-
bil) y electromagnética (Electrodinámica Cuántica). La gravedad es
una interacción fundamental aunque no es parte del Modelo Estándar. Las
interacciones se manifiestan por fuerzas y por razones de decaimiento de
partı́culas inestables. Respecto a la interacción electromagnética, las inten-
sidades relativas de las interacciones gravitacional, débil y fuerte son 10−41 ,
10−4 y 60, respectivamente.
En el Modelo Estándar los constituyentes de la materia son fermiones
(espı́n semientero) y los portadores de las interacciones son bosones (espı́n
entero o cero). Los fermiones fundamentales tienen espı́n 1/2 y se dividen
en leptones y quarks. Los portadores de la interacción electrodébil unifica-
da son los bosones γ (interacción electromagnética), W ± y Z 0 (interacción
débil), mientras que el gluón (eléctricamente neutro) es el bosón portador
de la interacción fuerte. Los bosones fundamentales tienen espı́n 1. El bosón
Higgs, denotado H, tiene espı́n 0 y es un componente crı́tico del Modelo
Estándar, su descubrimiento ayudó a confirmar el mecanismo por el cual las
partı́culas fundamentales adquieren masa.
Para cada tipo de partı́cula existe un correspondiente tipo de antipar-
tı́cula, denotada por una barra sobre el sı́mbolo de la partı́cula (a menos
que la carga eléctrica +, 0 o − se muestre explı́citamente). Partı́cula y
antipartı́cula tienen masa y espı́n idénticos pero cargas eléctricas opuestas.
Leptones y quarks existen en diferentes estados de “sabor”: |νe i, |νµ i y
|ντ i con carga eléctrica 0 y |ei, |µi y |τ i con carga eléctrica −1, en el caso
de los leptones; mientras que para los quarks los estados de sabor son |ui,

1
2 Introducción

|ci y |ti con carga eléctrica +2/3 y |di, |si y |bi con carga eléctrica −1/3. El
sabor es la “carga”de la interacción débil y ası́ como las partı́culas con carga
eléctrica tienen interacciones electromagnéticas, la partı́culas con estados de
sabor definidos tienen interacciones débiles. Los bosones W ± y Z 0 también
poseen carga sabor.
Sólo quarks y gluones poseen carga “fuerte”, también llamada carga
“color”, y pueden tener interacciones fuertes. Cada quark puede tener uno
de tres tipos de carga color y existen ocho tipos de carga color para los gluo-
nes. Estas cargas no tienen nada que ver con los colores visibles de la luz. Ası́
como las partı́culas eléctricamente cargadas interactúan intercambiando fo-
tones, en las interacciones fuertes, las partı́culas con carga color interactúan
intercambiando gluones.
Quarks y gluones no pueden encontrarse aislados, están confinados en
partı́culas de color neutro (carga color neta cero) llamadas hadrones. Este
confinamiento (enlace) resulta del intercambio múltiple de gluones entre los
constituyentes fundamentales que poseen carga color. Conforme las partı́culas
con carga color (quarks y gluones) se apartan, la energı́a en el campo de fuerza
color entre ellas se incrementa y esta energı́a eventualmente se convierte
en pares adicionales quark-antiquark. Los quarks y antiquarks entonces se
combinan en hadrones y estas son las partı́culas que emergen.
Las combinaciones más sencillas de quarks |qi’s y antiquarks |q̄i’s con
carga color nula son los mesones |M i = |q1 i|q̄2 i ≡ |q1 q̄2 i y bariones
|Bi = |q1 i|q2 i|q3 i ≡ |q1 q2 q3 i. En concordancia con el Modelo Quark, en-
tre los muchos tipos de bariones observados están el protón |pi = |uudi,
¯ y neutrón |ni = |uddi. Las cargas eléctricas de los
antiprotón |p̄i = |ūūdi
quarks se suman de tal forma que hacen que el protón tenga carga eléctri-
ca +1 y el neutrón carga eléctrica 0. Otro numero cuántico aditivo es el
número bariónico, con valor de +1/3 para cada quark y −1/3 para cada
antiquark, de tal forma que bariones y mesones tienen numero bariónico +1
y 0, respectivamente. También se tiene el número leptónico con el valor
+1 para los leptones y 0 para los quarks. La carga eléctrica y los números
bariónico y leptónico son números cuánticos aditivos que se conservan en
cualquier proceso fı́sico. La conservación del numero bariónico implica que es
imposible destruir o crear un quark individualmente, pero es posible crear o
aniquilar un par quark-antiquark. Aun mas, los quarks retienen su identidad
bajo transiciones electromagnéticas o fuertes; esto es, transacciones tales co-
mo s → u + leptones o s → u + dū (ū denota al antiquark u) ocurren solo
por interacciones débiles. Entre los muchos tipos de mesones están el pión
Introducción 3

¯ kaón |K − i = |sūi y |B 0 i = |db̄i.
|π + i = |udi,
El Modelo Estándar es un ejemplo de una Teorı́a de Norma, siendo los
ingredientes mas importantes en una teorı́a de norma el que es una Teorı́a
Cuántica de Campos y el que su dinámica es gobernada por simetrı́as
internas especificas. En una teorı́a cuántica de campos relativistas, dado el
Lagrangiano de un sistema, el análisis teórico del decaimiento o dispersión
de las partı́culas se realiza utilizando la técnica matemática conocida como
Reglas de Feynman que con una serie de pasos simples permite determinar
la estructura de la amplitud de probabilidad para cada interacción, de
donde se calcula finalmente la razón de decaimiento o la sección trans-
versal de colisión entre partı́culas. Los principios de simetrı́a que gobiernan
la dinámica de las partı́culas en una teorı́a de norma son los que principal-
mente permiten determinar la estructura del Lagrangiano.
Las simetrı́as constituyen además una guı́a útil para el estudio de las pro-
piedades de estados ligados (como los hadrones), que son difı́ciles de analizar
con una teorı́a cuántica de campos por sı́ sola y es entonces mucho mas senci-
llo tener como guı́a unicamente a las simetrı́as. Ası́, a nivel de hadrones, en la
parte de interacción del Lagrangiano, las simetrı́as de las interacciones entre
ellos tienen un papel fundamental al determinar las amplitudes de dis-
persión o de decaimiento en términos de constantes de acoplamiento
(que constituyen una medida de la intensidad de la interacción). Es impor-
tante enfatizar que las simetrı́as son actores principales en estas tareas y la
estructura matemática para tratar con simetrı́as es la Teorı́a de Grupos.
Independientemente, es un hecho teórico la posibilidad fı́sica de tener
otras combinaciones de quarks y antiquarks, también sin carga color neta.
Experimentalmente es posible determinar la existencia de estos nuevos ha-
drones exóticos o estados multiquark teóricos, a través de sus productos
de decaimiento permitidos por la fı́sica de partı́culas. Una herramienta teóri-
ca, auxiliar en el análisis de los decaimientos de partı́culas son las llamadas
Reglas de Suma, que establecen relaciones entre las diferentes amplitudes
de decaimiento de los estados involucrados.
La importancia de las reglas de suma no solo reside en su utilidad para
realizar predicciones teóricas sobre procesos diferentes en base a un modelo,
sino que ademas constituyen una herramienta para verificar las hipótesis
del modelo empleado. Nuevas partı́culas han sido descubiertas en base a las
predicciones de las reglas de suma para su masa o para sus posibles procesos
de decaimiento.
En este trabajo se determinarán reglas de suma para las amplitudes de
4 Introducción

decaimiento fuerte de estados multiquark con número bariónico +2 al decaer
en dos bariones de espı́n 1/2 y al también al decaer en un barión de espı́n 1/2
y un barión de espı́n 3/2, extendiendo resultados recientemente reportados
en la literatura.
En el Capı́tulo 1 se presentan temas básicos de la Teorı́a de Grupos ne-
cesarios para la realización de este trabajo y se comenta su utilidad en la
descripción de las simetrı́as en la fı́sica de partı́culas. En el Capı́tulo 2 se de-
tallan las caracterı́sticas del grupo SU(3) en relación con el papel fundamental
de los quarks en la composición de hadrones y se describe el Modelo Quark,
incluyendo los estados barión, mesón y hadrones exóticos. En el Capı́tulo 3
se analiza como se determinan las expresiones generales para las amplitudes
de decaimiento fuerte en el lı́mite de simetrı́a de sabor y considerando el
rompimiento de la simetrı́a a primer orden, ademas, se da un ejemplo del
calculo de las reglas de suma para un proceso particular. En el Capı́tulo 4 se
obtienen las reglas de suma para los decaimientos de los estados multiquark
a considerar en esta tesis. Finalmente se discute sobre algunos problemas
abiertos sobre estados multiquark.
Capı́tulo 1

Grupos y Simetrı́as

La teorı́a de grupos es la rama de las matemáticas que subyace en el tra-
tamiento de la simetrı́a. Aunque no será necesaria la maquinaria formal de la
teorı́a de grupos, es útil introducir algunos de los conceptos y la terminologı́a
que pertenece a la jerga de la fı́sica de partı́culas. Se tomará al grupo de
rotaciones como un ejemplo ilustrativo.

1.1. Teorı́a de Grupos
El conjunto de rotaciones de un sistema forma un grupo, siendo cada
rotación un elemento del grupo y siendo la aplicación sucesiva de rotaciones
la regla de composición del grupo. Aun más, las rotaciones forman un grupo
de simetrı́a del sistema, es decir, constituyen un conjunto de operaciones
que dejan sin cambio al sistema.
Por definición, la fı́sica no cambia por una operación de simetrı́a, en par-
ticular, estas operaciones dejan invariantes las amplitudes de probabilidad
de transición de un sistema. Por ejemplo, si bajo una rotación R el sistema
se transforma como

|ψi → |ψ 0 i = U (R)|ψi. (1.1)

La probabilidad de que un sistema descrito por |ψi sea encontrado en el
estado |φi no debe cambiar bajo R,

|hφ|ψi|2 = |hφ0 |ψ 0 i|2 = |hφ|U † U |ψi|2 (1.2)

5
6 CAPÍTULO 1. GRUPOS Y SIMETRÍAS

y entonces U (R) debe ser un operador unitario. Los operadores U (R1 ),
U (R2 ), etc., forman un grupo con exactamente la misma estructura que el
grupo original R1 , R2 , etc.; se dice que estos operadores forman una repre-
sentación unitaria del grupo de rotaciones.
Aun más, el Hamiltoniano no cambia por una operación de simetrı́a R
sobre el sistema y los elementos de matriz se preservan:

hφ0 |H|ψ 0 i = hφ|U † HU |ψi = hφ|H|ψi (1.3)
de forma que

H = U † HU o [U, H] ≡ U H − HU = 0. (1.4)
La transformación U no tiene dependencia explicita en el tiempo de forma
que la ecuación de movimiento,

d
i|ψ(t)i = H|ψ(t)i, (1.5)
dt
no cambia por la operación de simetrı́a. En consecuencia el valor de expec-
tación de U es una constante de movimiento:

d
i hψ(t)|U |ψ(t)i = hψ(t)|U H − HU |ψ(t)i = 0. (1.6)
dt
El grupo de rotaciones es un grupo de Lie y la propiedad fundamental
es que toda rotación se puede expresar como el producto de una sucesión de
rotaciones infinitesimales, rotaciones arbitrariamente cercanas a la identidad.
El grupo está completamente definido por la vecindad de la identidad.
Como caso particular, considere una rotación a través de un ángulo infinite-
simal  alrededor del eje 3 (o z). A primer orden en ,

U = 1 − iJ3 . (1.7)
El operador J3 se denomina el generador de rotaciones alrededor del eje 3.
Se puede identificar al generador J3 con la tercera componente del operador
momento angular, J~ = (Jx , Jy , Jz ) = (J1 , J2 , J3 ), donde Jz = xpy − ypx .
El generador J3 es hermiteano:

1 = U † U = (1 + iJ3† )(1 − iJ3 ) = 1 + i(J3† − J3 ) + O(2 ) (1.8)
1.1. TEORÍA DE GRUPOS 7

y en consecuencia es un observable mecánico cuántico. De (1.6) se con-
cluye que los eigenvalores del observable J3 son constantes de movimiento.
Son números cuánticos que se conservan. Una simetrı́a del sistema conduce
a una ley de conservación. La simetrı́a rotacional implica la conservación
del momento angular.
Una rotación a través de un ángulo finito θ alrededor del eje 3 puede
construirse entonces por una sucesión de n rotaciones infinitesimales
 n
n θ n→∞ −iθJ3
U (θ) = (U ()) = 1 − i J3 −→ e . (1.9)
n
Análogamente se definen los generadores hermiteanos de la rotaciones
alrededor de los ejes 1 y 2, J1 y J2 , respectivamente. El álgebra de los
generadores se puede escribir como

[Jj , Jk ] = ijkl Jl , (1.10)
con jkl el tensor de Levi-Civita. Las relaciones (1.10) definen completamente
las propiedades del grupo; los coeficientes jkl se denominan las constantes
de estructura del grupo. Se dice que los Ji (i = 1, 2, 3) forman un álgebra
de Lie.
Solo los eigenvalores de un generador son números cuánticos que se con-
servan ya que dos generadores no conmutan entre sı́. Funciones no lineales
de los generadores que conmutan con todos los generadores se llaman ope-
radores de Casimir. Para el grupo de rotaciones,

J 2 = J12 + J22 + J32 (1.11)
es el único operador de Casimir,

[J 2 , Ji ] = 0 (i = 1, 2, 3). (1.12)
En consecuencia, se pueden construir eigenestados simultáneos |jmi de
J 2 y de uno de los generadores, digamos J3 . Usando solo (1.10), es posible
demostrar que

J 2 |jmi = j(j + 1)|jmi y J3 |jmi = m|jmi (1.13)
con los eigenvalores determinados por

j = entero o semientero o cero y m = −j, −j + 1, . . . , j. (1.14)
8 CAPÍTULO 1. GRUPOS Y SIMETRÍAS

Un estado |jmi no es eigenestado del operador J2 , sin embargo, este
operador tiene elementos de matriz no nulos unicamente entre estados con el
mismo valor de j, ası́ que la posibilidad mas general es que |jmi se transforme
bajo una rotación alrededor del eje 2 en un ángulo θ como una combinación
lineal de los 2j + 1 estados |jm0 i
j
X
e −iθJ2
|jmi = djm0 m (θ)|jm0 i, (1.15)
m0 =−j

donde los coeficientes djm0 m (θ) = hjm0 |e−iθJ2 |jmi. De (1.15) se observa que
los estados con el mismo valor de j pero con todos los posibles valores de
m se transforman entre ellos mismos bajo rotaciones. Se dice entonces que
estos estados constituyen la base de una representación irreducible con
dimensión 2j + 1 del grupo de rotación. Al conjunto de estados se le llama
multiplete.

1.2. El Grupo SU(2)
En la representación no trivial (j 6= 0) de dimensión mas baja del grupo
de rotaciones, j = 1/2, los generadores pueden escribirse como
1
Ji = σi (i = 1, 2, 3), (1.16)
2
donde σi son las matrices de Pauli

     
0 1 0 −i 1 0
σ1 = , σ2 = , σ3 = . (1.17)
1 0 i 0 0 −1

La base (o conjunto de estados base), |j, mi, para esta representación se
elige, por convención, como los eigenestados (eigenvectores) de σ3 , esto es,
los vectores columna
   
1 1 1 0
≡ 12 , − 21 ,

≡ 2, +2
y (1.18)
0 1
este multiplete tiene dimensión dos y constituye a un doblete.
Los generadores, es decir, las matrices de Pauli, son hermiteanos, ver
(1.8), y las transformaciones (matrices de transformación) (1.9)
1.3. COMBINACIÓN DE REPRESENTACIONES 9

U (θi ) = e−iθi σi /2 (1.19)
son unitarias.
El conjunto de todas las matrices unitarias 2 × 2 se conoce como el grupo
U(2). Sin embargo, el grupo U(2) es mas grande que el grupo de matrices
U (θi ), Ec. (1.19), ya que los generadores σi tienen todos traza cero. Ahora,
para cualquier matriz sin traza, hermiteana, σ, se puede demostrar que

det(eiσ ) = eiTr(σ) = 1. (1.20)
Ya que el determinante unitario se preserva en la multiplicación de matrices,
el conjunto de matrices unitarias sin traza 2×2 forman un subgrupo, SU(2)
de U(2). El grupo SU(2) se denomina grupo especial unitario en dos
dimensiones. El álgebra de SU(2) es justamente el álgebra de los generadores
Ji , Ecs. (1.10). Existen entonces representaciones de SU(2) con dimensiones
1, 2, 3, 4, . . . que corresponden a j = 0, 1/2, 1, 3/2, . . ., respectivamente. La
representación matricial de dimensión dos de SU(2) la constituyen justamente
las matrices de Pauli y se denomina la representación fundamental de
SU(2), la representación a partir de la cual se pueden construir todas las
otras representaciones.

1.3. Combinación de Representaciones
Considere un sistema compuesto formado por dos partes, a y b, cada una
con momento angular descrito por un operador de momento angular J~a o
J~b . a y b pueden ser, por ejemplo, los espines de dos partı́culas, o el espı́n y
el momento angular orbital de una sola partı́cula. Si los momentos angula-
res son cinemáticamente independientes, es decir si [J~a , J~b ] = 0, entonces los
eigenvalores de los operadores Ja2 y Ja3 y Jb2 y Jb3 se pueden determinar in-
dependientemente. En consecuencia, un posible estado del sistema completo
que es un eigenestado de estos cuatro operadores es de la forma

|ja ma i|jb mb i. (1.21)
Sin embargo, el operador momento angular total

J~ = J~a + J~b , (1.22)
cuyo operador tercera componente
10 CAPÍTULO 1. GRUPOS Y SIMETRÍAS

J3 = Ja 3 + Jb 3 , (1.23)
también satisface el álgebra de Lie (1.10) y los números cuánticos que se
conservan son los eigenvalores de los operadores J 2 y J3 .
De (1.23) se observa que |ja ma i|jb mb i es un eigenestado de J3 con eigen-
valor

m = ma + mb . (1.24)
Sin embargo, |ja ma i|jb mb i no es en general un eigenestado del operador
J 2 = (J~a + J~b )2 = Ja2 + Jb2 + 2J~a · J~b debido al último término. En gene-
ral, |ja ma i|jb mb i será una combinación lineal de eigenestados |j mi de los
operadores J3 y J 2 , todos con m = ma + mb y con valores diferentes de j:
X
|ja ma i|jb mb i = Cjjamma , jb mb |j mi. (1.25)
j

Las bases |ja ma i|jb mb i y |j mi se pueden expresar una en términos de la
otra:
X
|j mi = Cjjamma , jb mb |ja ma i|jb mb i, (1.26)
ma

aquı́ no se requiere una suma separada sobre mb ya que su valor está deter-
minado por m y ma .
Los coeficientes C se llaman coeficientes de Clebsch-Gordan. Estos
coeficientes se calculan sistemáticamente a partir del estado |j mi con el
mayor valor posible de m = ma + mb . Esto ocurre cuando ma = ja y mb = jb
que son sus máximos valores posibles. Para permitir este valor de m, pero no
uno mayor, j debe ser ja + jb . De (1.26) se observa que en esta caso la suma
solo puede contener un término

|ja + jb , ja + jb i = Cjjaa +j b , ja +jb
ja , jb jb |ja ja i|jb jb i, (1.27)
la normalización de estados requiere que |C|2 = 1 y con la elección de fase
C = +1 se obtiene que

|ja + jb , ja + jb i = |ja ja i|jb jb i, (1.28)
aplicando el operador escalera, J± = J1 ± iJ2 , que tiene la propiedad
1.3. COMBINACIÓN DE REPRESENTACIONES 11

J± |j mi = [j(j + 1) − m(m ± 1)]1/2 |j, m ± 1i (1.29)
a ambos lados de (1.28) se obtiene

[2(ja + jb )]1/2 |ja + jb , ja + jb − 1i =
(1.30)
= (2jb )1/2 |ja ja i|jb , jb − 1i + (2ja )1/2 |ja , ja − 1i|jb jb i.

la comparación de (1.30) con (1.26) para j = ja + jb y m = ja + jb − 1 permite
determinar los coeficientes de Clebsch-Gordan

 1/2  1/2
b , ja +jb −1
jb b , ja +jb −1
ja
Cjjaa,+j
ja ; jb , jb −1 = , Cjjaa,+j
ja −1; jb , jb = . (1.31)
ja + jb ja + jb

Este procedimiento (usando ortogonalización cuando sea necesario) para ob-
tener los eigenestados de momento angular total recorriendo todos los posi-
bles valores del eigenvalor j hasta alcanzar su valor, mı́nimo que corresponde
a |ja − jb |, permite determinar los correspondientes coeficientes de Clebsch-
Gordan en cada etapa.
Ası́, el “producto”de las dos representaciones irreducibles de dimensiones
2ja + 1 y 2jb + 1, se puede descomponer en la suma de representaciones
irreducibles de dimensión 2j + 1 con

j = |ja − jb |, |ja − jb |+1, . . . , ja + jb . (1.32)
Las Ec. (1.32) junto con m = ma + mb constituyen las reglas de adición
de momentos angulares de SU(2).
Como un ejemplo, considere dos partı́culas, a y b, de espı́n 1/2 donde
cada estado tiene proyecciones de espı́n ±1/2 (ver (1.18))

|sa ma i = 21 , ± 21 y |sb mb i = 21 , ± 21 .

(1.33)
De acuerdo a (1.32), el sistema total |s, mi, compuesto por estos dos dobletes,
puede tener espı́n total s = 1 o s = 0. Las proyecciones de espı́n a lo largo del
eje 3 son m = −1, 0, +1 para s = 1 (triplete) y m = 0 para s = 0 (singlete)

|s mi = |1, ±1 o 0i y |s mi = |0, 0i. (1.34)
12 CAPÍTULO 1. GRUPOS Y SIMETRÍAS

De (1.26) y empleando el operador escalera J− (1.29), la descomposición en
términos de los estados individuales (1.33) está dada por

|1, 1i = 12 , + 21 12 , + 12

q
|1, 0i = 12 12 , + 12 12 , − 21 + 12 , − 12 12 , + 12


|1, −1i = 12 , − 21 12 , − 21
(1.35)

q 1 1 1 1 1 1 1 1 
1
|0, 0i = 2
,+ ,− − ,− ,+
2 2 2 2 2 2
, 2 2

cada descomposición de los estados con s = 1 es simétrica ante el intercambio
de los estados individuales y por ortogonalidad el estado |0, 0i tiene una
descomposición antisimétrica.
Usando las dimensiones (esto es, los tamaños de los multipletes) para
etiquetar a las representaciones irreducibles, la descomposición (1.35) puede
escribirse simbólicamente como

2 ⊗ 2 = 3 ⊕ 1. (1.36)

1.4. SU(2) de Isoespı́n
La masa del protón y la del neutrón son muy parecidas. Este hecho su-
girió que en fı́sica nuclear se considere al protón y al neutrón como distintas
manifestaciones de una misma partı́cula llamada nucleón, |N i, en analogı́a
con el electrón cuyos estados con proyecciones de espı́n +1/2 o −1/2 se con-
sideran como una y no dos partı́culas. Se dice que un nucleón puede estar en
un estado protón o en un estado neutrón.
La estructura matemática usada para describir la similitud en masas del
protón y el neutrón es una copia de la usada para el espı́n, llamado en este
caso isoespı́n. Se postula que cada nucleón tiene isoespı́n total I = 1/2 con
terceras componentes I3 = ±1/2 para protón y neutrón, respectivamente.
Existe amplia evidencia experimental de que la interacción fuerte es inva-
riante ante transformaciones de isoespı́n, por ejemplo, que es independiente
de los valores de I3 . Además, la invariancia de isoespı́n requiere que para
cada I se obtenga la misma fı́sica nuclear para cada uno de los subestados
I3 = −I, −I +1, . . . , +I. Exactamente como la invariancia rotacional asegura
1.4. SU(2) DE ISOESPÍN 13

que los 2J + 1 subestados de un sistema aislado de momento angular total J
describen sistemas fı́sicos exactamente equivalentes.
Ası́, el concepto de isoespı́n se introduce debido a que se puede considerar
que el nucleón tiene un grado de libertad interno con dos estados permitidos,
el protón |pi y el neutrón |ni, a los que la interacción fuerte no distingue.
Se tiene entonces una simetrı́a SU(2), en este caso una simetrı́a SU(2) de
isoespı́n, en la que los estados |I, I3 i,


|pi = 21 , + 21 y |ni = 21 , − 21 ,

(1.37)

forman al doblete que constituye la representación fundamental de SU(2). En
general, la partı́cula con mayor carga positiva se escoge para tener el máximo
valor de I3 . Esta es una copia matemática del espı́n, en la que los generadores
de isoespı́n satisfacen el álgebra (ver (1.10))

[Ij , Ik ] = ijkl Il . (1.38)

En la representación fundamental los generadores se denotan

1
Ii = τi (i = 1, 2, 3), (1.39)
2

donde

     
0 1 0 −i 1 0
τ1 = , τ2 = , τ3 = , (1.40)
1 0 i 0 0 −1

son la versión isoespı́n de las matrices de Pauli (1.17). Estas matrices actúan
sobre los estados protón y neutrón representados por
   
1 0
≡ |pi y ≡ |ni. (1.41)
0 1

Un sistema compuesto nucleón-nucleón tiene estados de isoespı́n |I, I3 i
dados por (compare con (1.35))
14 CAPÍTULO 1. GRUPOS Y SIMETRÍAS

|1, +1i = |pi |pi
q
|1, 0i = 12 (|pi |ni + |ni |pi)
|1, −1i = |ni |ni (1.42)

q
1
|0, 0i = 2
(|pi |ni − |ni |pi) .
Note que los estados del triplete (I = 1) son simétricos ante el intercambio
|pi ↔ |ni y el estado singlete (I = 0) es antisimétrico.
Capı́tulo 2

SU(3) de Sabor y Modelo
Quark

El nucleón perdió su papel único en la fı́sica de partı́culas con el des-
cubrimiento del pión en 1947. Posteriormente, muchos mas hadrones fueron
identificados. Sin embargo, algunas de las nuevas partı́culas a pesar de ser lo
suficientemente masivas como para decaer en objetos mas ligeros sin violar
la conservación de la carga eléctrica o del número bariónico, tenı́an tiempos
de vida muy grandes en la escala de tiempos de la interacción fuerte. Se con-
sideró entonces la propuesta de un nuevo número cuántico aditivo, llamado
extrañeza, S, para clasificar a los hadrones. Se asignó un valor de extrañeza
a cada hadrón y se postuló que las interacciones electromagnética y fuerte
están prohibidas a menos que la reacción conserve el valor de S.
Con la existencia de un segundo número cuántico aditivo S, además de I3 ,
se propuso ampliar el grupo de simetrı́a SU(2) de isoespı́n a un grupo mayor.
El nuevo grupo de simetrı́a tendrı́a que agrupar de forma natural conjuntos de
hadrones con propiedades similares en sus representaciones multiplete. Esta
tarea fue relativamente sencilla para el grupo SU(2) de isoespı́n, el neutrón
y el protón, que siendo casi idénticos en masa, se agrupan fácilmente en
un doblete de SU(2) clasificados por su valor de I3 . Sin embargo, no existen
partı́culas con extrañeza distinta de cero cercanas en masa al nucleón, ası́ que
fue difı́cil de identificar el agrupamiento apropiado y la elección del nuevo
grupo de simetrı́a estuvo lejos de ser obvia. El grupo SU(3) fue propues-
to originalmente en 1961 (Gell-Mann 1961, Ne’eman 1961) y agrupa a las
partı́culas conocidas en representaciones de SU(3). Es claro que la simetrı́a
extra que enlaza partı́culas extrañas con no extrañas es mucho mas aproxi-

15
16 CAPÍTULO 2. SU(3) DE SABOR Y MODELO QUARK

mada que la de isoespı́n. No fue sino hasta 1964 que la simetrı́a de SU(3)
fue firmemente establecida (Gell-Mann y Ne’eman 1964). La estructura en
representaciones de SU(3) sugerı́a fuertemente la existencia de una subes-
tructura. El papel del grupo SU(3) de isoespı́n y extrañeza es el de poner el
escenario para la entrada de los quarks en la fı́sica de partı́culas. El grupo de
simetrı́a SU(3) que incorpora a los quarks como estructuras fundamentales
se conoce como el grupo SU(3) de sabor, siendo los quarks con sabor |ui,
|di y |si los más ligeros. El modelo teórico que describe a los hadrones en
términos de quarks constituyentes se llama Modelo Quark (Gell-Mann 1964;
Zweig 1964).

2.1. El Grupo de Sabor SU(3)
En general, el conjunto de matrices unitarias 3 × 3 con determinante 1
forman el grupo SU(3). Se pueden tomar como generadores a cualquiera de
las 32 − 1 = 8 matrices 3 × 3 linealmente independientes, hermiteanas y de
traza cero. El número máximo de generadores que conmutan entre sı́ es 2 ya
que solo es posible tener a dos de estas matrices sin traza diagonales. Este
número se llama el rango del grupo, ası́ que SU(3) tiene rango 2 y SU(2)
tiene rango 1. Se puede demostrar que el número de operadores de Casimir y
el número de representaciones fundamentales del grupo son iguales al rango.
La primera representación fundamental de SU(3) es un triplete.
En esta representación, los generadores son matrices 3 × 3. Tradicionalmente
se denotan como λi , con i = 1, . . . , 8, y como matrices diagonales se toman a
   
1 0 0 q 1 0 0
1 
λ3 =  0 −1 0  , λ8 = 3
0 1 0 , (2.1)
0 0 0 0 0 −2
con eigenvalores simultáneos
     
1 0 0
 0 ,  1  y  0 . (2.2)
0 0 1
Por convención, en lugar de la extrañeza, S, los estados quark se describen
utilizando un nuevo número cuántico aditivo conocido como hipercarga, Y ,
sin significado fı́sico adicional, definido por
2.1. EL GRUPO DE SABOR SU(3) 17

Y = S + B, (2.3)
donde a cada quark se le ha asignado número bariónico B = +1/3 y espı́n
1/2. La carga eléctrica (en unidades de la carga del electrón) es

1
Q = I3 + Y. (2.4)
2
Con tres sabores y siendo que la primera representación fundamental de
SU(3) es un triplete, los números cuánticos Y , I, e I3 , asignados a los estados
|µ, Y, I, I3 i en el multiplete quark base (µ = 3) son:
 
1 1 1 1
3, , , + =  0  ≡ |ui,
3 2 2
0
 
1 1 1 0
3, , , − =  1  ≡ |di, (2.5)
3 2 2
0
 
0
3, − 2 , 0, 0 =  0  ≡ |si.

3
1
Es decir, al quark |ui se le asignan los números cuánticos I = 1/2, I3 = +1/2
y S = 0, al quark |di se le asignan I = 1/2, I3 = −1/2 y S = 0 y al quark
|si, I = 0 y S = −1.

2.1.1. Diagramas de Young
Una notación general para el multiplete n (dimensión n) de la primera
representación fundamental de SU(n) es por medio del diagrama de Young
de una sola caja:

: n (2.6)
Ası́, el triplete (2.5) de la primera representación fundamental de SU(3) tiene
como simbolo el diagrama

: 3. (2.7)
18 CAPÍTULO 2. SU(3) DE SABOR Y MODELO QUARK

Las reglas generales para obtener la descomposición del producto de dos
representaciones por medio de los diagramas de Young son: Dibuje los dos
diagramas de las representaciones, marcando cada caja del segundo diagrama
con el numero de fila a la que pertenece. Adjunte al primer diagrama cada
caja del segundo, en todas las formas posibles, restringiendo el diagrama
combinado a las siguientes reglas de un arreglo estándar:
(1) Ninguna fila es mas larga que la fila de arriba.
(2) Ninguna columna tiene mas de n cajas si el grupo es SU(n).
(3) Al recorrer el diagrama, iniciando desde la derecha con la fila superior,
en cada punto el numero de cajas encontradas con el numero i debe ser menor
o igual al numero de cajas con i − 1.
(4) Los números no deben de disminuir al ir de izquierda a derecha a lo
largo de cada fila.
(5) Los números deben incrementarse al ir de arriba a abajo en cada
columna.
Como un ejemplo trivial, la descomposición del producto de dos repre-
sentaciones fundamentales de SU(n) es,

× = × 1 = 1 + = + . (2.8)
1
Para SU(3), con la identificación

1 = |ui, 2 = |di, 3 = |si, (2.9)

los nueve posibles estados de las representaciones y están dados
por los arreglos estándar,

1 1 , 1 2 , 1 3 , 2 2 , 2 3 , 3 3 , (2.10)
y

1 1 2
, , , (2.11)
2 3 3
respectivamente. Es decir, en SU(3), la multiplicidad de es la de un

sextete y la multiplicidad de es la de un triplete,
2.1. EL GRUPO DE SABOR SU(3) 19

× = + : 3 ⊗ 3 = 6 ⊕ 3∗ , (2.12)

se ha utilizado el sı́mbolo 3∗ para el triplete ya que y no son
representaciones equivalentes.
En general, para SU(n), los estados de dos partı́culas pertenecientes a
la representación compuesta son totalmente simétricos ante el inter-

cambio de los estados mientras que los estados de son totalmente anti-
simétricos.
Un multiplete dado de SU(3) contiene un numero de multipletes de SU(2),
por ejemplo, la primera representación fundamental de SU(3), Ecs. (2.5),
contiene a un doblete y a un singlete de SU(2). En general, la receta para
encontrar los multipletes de SU(n−1) en un diagrama de SU(n) es considerar
todas las posibles formas de poner n’s en las cajas, siendo consistente con las
reglas de un arreglo estándar, desde cero n’s hasta el máximo numero permi-
tido. Entonces se eliminan todas las cajas con n’s y los diagramas restantes
son las representaciones de SU(n − 1).

Por ejemplo, para el antitriplete 3∗ de SU(3), , las formas posibles de

poner un 3 y obtener un arreglo estándar, son y. Al retirar las cajas
3
con el numero 3 se obtienen las representaciones de SU(2),

SU(3) : ⊃ + ≡• + : SU(2), (2.13)

en SU(2) es un singlete (representado por •) y es un doblete. Es
decir,

SU(3) : 3∗ ⊃ 1 + 2 : SU(2). (2.14)
Los números cuánticos, Y , I, e I3 , de los estados |µ, Y, I, I3 i en las re-
presentaciones µ = 6 y µ = 3∗ de SU(3) se obtienen fácilmente a partir de
20 CAPÍTULO 2. SU(3) DE SABOR Y MODELO QUARK

los números cuánticos de los estados en el triplete fundamental 3, Ecs. (2.5),
utilizando las reglas de adición para los números cuánticos en SU(3)
(correspondientes a las reglas de adición de momentos angulares de SU(2)
descritas en la Sec. 1.3):

 
νa = (Ya , Ia , I3 a )   Y = Ya + Yb ;
⇒ ν = (Y, I, I3 ), con I = |Ia − Ib |, . . . , Ia + Ib ;
νb = (Yb , Ib , I3 b ) I3 = I3 a + I3 b .
 
(2.15)
Entonces, para el multiplete 6 (simétrico):
1 1 1 1 1 1 
3, , , + 3, , , + ⇒ 6, 2 , 1, +1 
3 2 2 3 2 2 3 


1 1 1 1 1 1 2 
3, , , + 3, , , − ⇒ 6, , 1, 0 :3
3 2 2 3 2 2 3 

1 1 1 1 1 1 

3, , , − 3, , , − ⇒ 6, 2 , 1, −1 
3 2 2 3 2 2 3
1 1 1  (2.16)
3, , , + 3, − 2 , 0, 0 ⇒ 6, − 1 , 1 , + 1 

3 2 2 3 3 2 2
1 1 1 :2
3, , , − 3, − 2 , 0, 0 ⇒ 6, − 1 , 1 , − 1 

3 2 2 3 3 2 2

3, − 2 , 0, 0 3, − 2 , 0, 0 ⇒ 6, − 4 , 0, 0

3 3 3
:1

Y para el 3∗ (antisimétrico):

3, , , + 3, , , − ⇒ 3∗ , 2 , 0, 0 ≡ |s̄i : 1
1 1 1 1 1 1
3 2 2 3 2 2 3

3, , , + 3, − 2 , 0, 0 ⇒ 3∗ , − 1 , 1 , + 1 ≡ d¯ 
1 1 1 
3 2 2 3 3 2 2
(2.17)
:2
3, , , − 3, − 2 , 0, 0 ⇒ 3∗ , − 1 , 1 , − 1 ≡ |ūi 
1 1 1
3 2 2 3 3 2 2

Al extremo derecho se muestra el contenido en multipletes de SU(2) y se ha
introducido la notación |ūi, d¯ y |s̄i, para los estados de la representación
antisimétrica debido a que estos sirven también como los estados base de
la segunda representación fundamental de SU(3). |ūi, d¯ y |s̄i, se
interpretan como los antiquarks de los estados |ui, |di y |si, respectivamente.
2.1. EL GRUPO DE SABOR SU(3) 21

2.1.2. Coeficientes de Clebsch-Gordan para SU(3)
Notación general, como hasta ahora una representación de dimensión µ de
SU(3) se denotará por µ y los números cuánticos, Y , I e I3 de los estados en
el multiplete se denotarán en forma conjunta por ν. Ası́, el estado |µ, Y, I, I3 i
en la representación µ de SU(3) se representará por |µ, νi.
En SU(3) (al igual que en SU(2)), el estado compuesto, |µa , νa i|µb , νb i
está dado por una combinación lineal:

X  µa µb µγ 
|µa , νa i|µb , νb i = |µγ , νi, (2.18)
νa νb ν
µγ ,ν

donde µγ recorre todas las representaciones contenidas en la serie Clebsch-
Gordan del producto µa ⊗ µb y el indice γ cubre la posibilidad de que una
misma representación aparezca mas de una ocasión en esta expansión (como
es el caso del octete en la expansión 8 ⊗ 8 = 1 ⊕ 8 ⊕ 80 ⊕ 10 ⊕ 10∗ ⊕ 27).
Los números cuánticos ν se obtienen a partir de νa y νb utilizando las
reglas de adición para SU(3), Ecs. (2.15).
Los coeficientes,
 
µa µb µγ
, (2.19)
νa νb ν
son los coeficientes de Clebsch-Gordan para SU(3), en este trabajo se
utilizaron las tablas de coeficientes determinadas por McNAMEE, J. y CHIL-
TON 1964.
Los coeficientes de Clebsch-Gordan para SU(3) se pueden factorizar en
un factor isoescalar y un coeficiente de Clebsch-Gordan para SU(2) de
isoespı́n (descritos en la Sec. 1.3 para el momento angular):

   
µa µb µγ µa µb µγ I I3
= Y I CIa I3a , Ib I3b .
(2.20)
νa νb ν Ya Ia Yb Ib

Además, se satisfacen relaciones de ortogonalidad que permiten invertir
(2.18):

X  µa µb µγ 
|µγ , νi = |µa , νa i|µb , νb i. (2.21)
νa νb ν
νa ,νb
22 CAPÍTULO 2. SU(3) DE SABOR Y MODELO QUARK

2.2. Modelo Quark
De acuerdo al Modelo Quark, todos los hadrones están formados por una
pequeña variedad de entidades mas básicas llamadas quarks, ligados juntos
en formas diferentes.

2.2.1. Bariones
En el Modelo Quark, los bariones están formados por tres quarks ligados
juntos. Las representaciones en que se encuentran organizados los bariones se
obtienen entonces por la combinación de tres representaciones fundamentales,

× × =
! !
 
= × + = × + × =
(2.22)
 
!
= + + + .
 

En SU(3), con tres sabores de quarks, se tiene entonces

× × = + + + •. (2.23)

es decir,

3 ⊗ 3 ⊗ 3 = 3 ⊗ (6 ⊕ 3∗ ) = (3 ⊗ 6) ⊕ (3 ⊗ 3∗ ) = (10 ⊕ 8) ⊕ (8 ⊕ 1). (2.24)

La descomposición de cada uno de los estados compuestos en el multiplete
10 es completamente simétrica ante el intercambio de cualquiera de los tres
quarks, en el primer 8 cada descomposición tiene simetrı́a mezclada simétrica
(simétrica ante el intercambio de los dos primeros quarks) y en el segundo 8
simetrı́a mezclada antisimétrica, la descomposición del singlete 1 es comple-
tamente antisimétrica.
Por lo tanto, en el Modelo Quark para SU(3), los bariones están organi-
zados en los multipletes
2.2. MODELO QUARK 23

3 ⊗ 3 ⊗ 3 = 10S ⊕ 8MS ⊕ 8MA ⊕ 1A . (2.25)
Los números cuánticos, Y , I, e I3 , de los estados |µ, Y, I, I3 i en estos multi-
pletes se obtienen utilizando las reglas de adición para SU(3), Ecs. (2.15), a
partir de los números cuánticos de los estados en las representaciones 3, 6 y
3∗ , de acuerdo a (2.24). Entonces:


10, 1, 3 , + 3 ≡ |∆++ i 

2 2  
|10, 0, 1, +1i ≡ |Σ∗+ i 



 
10, 1, 3 , + 1 ≡ |∆+ i 

 
2 2  
∗0
:4 |10, 0, 1, 0i ≡ |Σ i :3
10, 1, 3 , − 1 ≡ |∆0 i
 
 
2 2 
 

|10, 0, 1, −1i ≡ |Σ∗− i (2.26)

 


10, 1, 3 , − 3 ≡ |∆− i

2 2

10, −1, 1 , + 1 ≡ |Ξ∗0 i 

2 2
|10, −2, 0, 0i ≡ |Ω− i

:2 :1
10, −1, 1 , − 1 ≡ |Ξ∗− i 

2 2


 |8, 0, 1, +1i ≡ |Σ+ i 

8, 1, 1 , + 1 ≡ |pi 


2 2 
0
:2 |8, 0, 1, 0i ≡ |Σ i :3
8, 1, 1 , − 1 ≡ |ni 


2 2 

|8, 0, 1, −1i ≡ |Σ− i (2.27)


8, −1, 1 , + 1 ≡ |Ξ0 i 

2 2
|8, 0, 0, 0i ≡ |Λi :1 :2
8, −1, 1 , − 1 ≡ |Ξ− i 

2 2

|1, 0, 0, 0i } : 1 (2.28)
la dimensión en SU(2) de cada uno de los multipletes en SU(3) se muestra
al extremo derecho.
Es un hecho experimental que con tres sabores de quarks unicamente se
observan bariones que corresponden a los multipletes 8 y 10 de SU(3), estas
representaciones tienen en común que la descomposición de sus estados es
simétrica ante el intercambio de los dos primeros quarks. El octete contiene
24 CAPÍTULO 2. SU(3) DE SABOR Y MODELO QUARK

Octete de Bariones (Bariones ordinarios)
Y

1
n p

1
2

Σ- Λ Σ0 Σ+
Ι3
-1 - 12 1
2 1

- 12

Ξ- Ξ0
-1

Figura 2.1: Asignaciones de bariones con espı́n 1/2 y paridad positiva a los
estados (Y, I, I3 ) del octete de SU(3).

a los bariones ordinarios (Fig. 2.1), es decir, los bariones de espı́n 1/2 y
paridad positiva: el isodoblete (doblete de SU(2) de isoespı́n) de nucleones,
|pi y |ni; el isotriplete, |Σi, el isosinglete |Λi y el isodoblete que consiste
de las llamadas partı́culas Cascada, |Ξ0 i y |Ξ− i. La representación 10 de
SU(3) o decuplete acomoda a los bariones con espı́n 3/2 y paridad positiva,
conocidos también como resonancias (Fig. 2.2), y contiene un isocuartete,
un isotriplete, un isodoblete y un isosinglete. Usando los números cuánticos
de estos isomultipletes en la Ec. (2.4) se determinan las cargas eléctricas
de cada componente. En el isocuartete las cargas son +2, +1, 0 y −1, a
estas cuatro partı́culas se les llama, en conjunto, |∆i. El isotriplete es similar
al triplete |Σi encontrado en el octete de bariones ordinarios y se llama
|Σ∗ i. Análogamente, el isodoblete se llama |Ξ∗ i. Finalmente, el isosinglete
se denomina |Ω− i. Las asignaciones de los bariones correspondientes a los
estados en las representaciones de SU(3) se incluyen en las Ecs. (2.26) y
(2.27).
2.2. MODELO QUARK 25

Decuplete de Bariones (Resonancias)
Y

1
Δ- Δ0 Δ+ Δ ++
1
2

Σ -* Σ 0* Σ +*
Ι3
- 32 -1 - 12 1
2 1
3
2

- 12
Ξ -* Ξ 0*
-1

- 32

Ω-
-2

Figura 2.2: Asignaciones de bariones con espı́n 3/2 y paridad positiva a los
estados (Y, I, I3 ) del decuplete de SU(3).
26 CAPÍTULO 2. SU(3) DE SABOR Y MODELO QUARK

2.2.2. Mesones
En el Modelo Quark los mesones están formados por un quark y un an-
tiquark. En general, los estados base que constituyen a la segunda represen-
tación fundamental de SU(n), n∗ , se interpretan como las antipartı́culas de
los estados de la primera representación fundamental, n. Por lo tanto, en
SU(3), las representaciones correspondientes a los mesones se obtienen por
la combinación de la primera y segunda representaciones fundamentales de
SU(3), (2.5) y (2.17), respectivamente, es decir, de (2.24):

3 ⊗ 3∗ = 8 ⊕ 1. (2.29)
Los números cuánticos Y , I, e I3 , las correspondientes asignaciones de meso-
nes pseudoescalares (espı́n 0 y paridad negativa) en los estados |µ, Y, I, I3 i,
octete (µ = 8) y singlete (µ = 1) y el contenido en multipletes de SU(2) son
(Fig. 2.3):


 |8, 0, 1, +1i ≡ |π + i 

8, 1, 1 , + 1 ≡ |K + i 


2 2 
0
:2 |8, 0, 1, 0i ≡ |π i :3
8, 1, 1 , − 1 ≡ |K 0 i 


2 2 

|8, 0, 1, −1i ≡ |π − i (2.30)


8, −1, 1 , + 1 ≡ K̄ 0 
2 2
|8, 0, 0, 0i ≡ |ηi :1 :2
8, −1, 1 , − 1 ≡ |K − i 

2 2

|1, 0, 0, 0i ≡ |η 0 i } : 1 (2.31)

2.3. Hadrones Exóticos
Un hadrón exótico (barión o mesón) se puede definir en el contexto del
Modelo Quark. Un barión exótico es aquel estado multiquark cuyos núme-
ros cuánticos son tales que este no puede ser un estado ligado de tres quarks,
|q1 q2 q3 i, y un mesón exótico es aquel estado multiquark cuyos números
cuánticos son tales que este no puede ser un estado ligado de un quark y un
antiquark, |q1 q̄2 i.
2.3. HADRONES EXÓTICOS 27

Octete de Mesones (Mesones pseudoescalares)
Y

1
K0 K+

1
2

π- η π0 π+
Ι3
-1 - 12 1
2 1

- 12

0
K- K
-1

Figura 2.3: Asignaciones de mesones con espı́n 0 y paridad negativa a los
estados (Y, I, I3 ) del octete de SU(3).
28 CAPÍTULO 2. SU(3) DE SABOR Y MODELO QUARK

El concepto de hadrones exóticos no es nuevo, los tetraquarks (R. J. Jaf-
fe 1977) son estados mesón-mesón, |T i = |M1 M2 i = |q1 q̄2 q3 q̄4 i pero solo hasta
la década pasada se empezaron a observar nuevas partı́culas consistentes con
estos estados, las partı́culas X(3872) (Choi y col. 2003) y Zc (3900) (Ablikim
y col. 2013). Los pentaquarks (Strottman 1979; Högaasen y Sorba 1978;
Lipkin 1987), |P i = |BM i = |q1 q2 q3 q4 q̄5 i, son combinaciones barión-mesón
y a la fecha solo se han observado los pentaquarks Pc+ (4380) y Pc+ (4450),
descubiertos en 2015 por la colaboración LHCb (Aaij y col. 2015). Los he-
xaquarks o sextaquarks, considerados en este trabajo de tesis, son más
interesantes, pueden ser de dos tipos, con número bariónico igual a 0 o 2.
El sextaquark con número bariónico 0 puede ser visto como un estado
barión-antibarión, esto es, |B6 i = |B1 B̄2 i = |q1 q2 q3 q̄4 q̄5 q̄6 i, o como un estado
de tres mesones, |M6 i = |M1 M2 M3 i = |q1 q̄2 q3 q̄4 q5 q̄6 i, se esperarı́a que es-
tos sextaquarks decayeran en tres mesones, sin embargo, a la fecha no hay
evidencia experimental de que esto ocurra.
Los dibariones (Oakes 1963), esto es, sextaquarks con número bariónico
2 están compuestos por dos bariones, |Di = |B1 B2 i = |q1 q2 q3 q4 q5 q6 i y son
aún más interesantes, de hecho, uno de estos sextaquarks ya existe en la
naturaleza y es estable, este es el deuterón.
En términos de teorı́a de grupos, los bariones ordinarios pertenecen a la
representación de dimensión ocho del grupo de sabor SU(3) y en la descom-
posición de los estados compuestos por dos bariones ordinarios:

8 ⊗ |{z}
|{z} 8 =1 0
10 ⊕ 10∗ ⊕ 27}
| ⊕ 8 ⊕ 8 ⊕ {z (2.32)
Bariones Bariones M ultipletes de Dibariones

el deuterón aparece en la representación resultante 10∗ (Oakes 1963). Los
hexaquarks recibieron más atención después de la predicción de un estado
ligado singlete de SU(3) conocido como dibarión H (|uuddssi) en 1977 usan-
do el modelo de bolsa MIT (R. L. Jaffe 1977a, Erratum: R. L. Jaffe 1977b),
este modelo también predice un octete de dibariones. Independientemente,
usando el modelo quark, se ha estudiado la posible existencia de varias reso-
nancias dibariónicas pertenecientes a este octete (Oka 1988). Sobre la base
del análisis de datos experimentales se ha sugerido también la posible exis-
tencia de dibariones pertenecientes al multiplete 27 (Xie y Zhang 1984, Xie
1989).
Precisamente, el objetivo de esta tesis es el determinar reglas de suma para
las amplitudes de decaimiento fuerte de los dibariones en los multipletes 8 y
2.3. HADRONES EXÓTICOS 29

27, al decaer en dos bariones ordinarios y al también al decaer en un barión
ordinario mas un barión del decuplete (resonancia).
Capı́tulo 3

Amplitudes y Reglas de Suma

El proceso para determinar las reglas de suma en decaimientos mediados
por una interacción con determinadas propiedades de simetrı́a se describe
detalladamente en este capı́tulo. La descripción de este proceso se presenta
en dos etapas, inicia en la Sec. 3.1 con el calculo de la amplitud de decaimiento
y en la Sec. 3.2, con un caso particular como ejemplo, se detallan los pasos
necesarios para obtener las reglas de suma entre amplitudes de decaimiento
independientes.

3.1. Amplitud de Decaimiento
La aplicación mas inmediata del Modelo Quark es la de contar el número
de amplitudes independientes de dispersión o de decaimiento en una teorı́a
con propiedades especificas ante transformaciones de SU(3).
Considere los decaimientos en dos cuerpos de un estado |µa , νa i ≡ |ai en
dos partı́culas |µb , νb i ≡ |bi y |µc , νc i ≡ |ci, donde µ es la representación a
la que pertenece el estado correspondiente y donde ν = (Y, I, I3 ) denota el
conjunto de sus números cuánticos, simbólicamente, a → b + c.
La amplitud está dada por el elemento de matriz:

(hc|hb|)Hint |ai = (hµc , νc |hµb , νb |)Hint |µa , νa i ≡ G [a → b c] , (3.1)

donde Hint es la parte de interacción del Hamiltoniano. El estado final com-
puesto se expande utilizando los coeficientes de Clebsch-Gordan para SU(3),
Ec. (2.18),

30
3.1. AMPLITUD DE DECAIMIENTO 31


X  µb µc µγ 
|µb , νb i|µc , νc i = |µγ , νi, (3.2)
νb νc ν
µγ ,ν

donde µγ recorre las representaciones que aparecen en la expansión µb ⊗
µc y el ı́ndice γ considera las posibles apariciones múltiples de µγ en esta
expansión.
Los números cuánticos ν se obtienen a partir de νb y νc utilizando las
reglas de adición para SU(3), Ecs. (2.15):

 
νb = (Yb , Ib , I3 b )   Y = Yb + Yc ;
⇒ ν = (Y, I, I3 ), con I = |Ib − Ic |, . . . , Ib + Ic ;
νc = (Yc , Ic , I3 c ) I3 = I3 b + I3 c .
 
(3.3)
La expresión para el elemento de matriz (3.1) toma entonces la forma:

X  µb µc µγ 
(hµc , νc |hµb , νb |)Hint |µa , νa i = hµγ , ν|Hint |µa , νa i.
νb νc ν
µγ ,ν
(3.4)

3.1.1. Limite de Simetrı́a
Las transiciones, a → b + c debidas a la interacción fuerte, donde el
Hamiltoniano de interacción es Hint = Hst con Hst , son invariantes ante el
grupo SU(3) de sabor. En este limite de simetrı́a SU(3), el elemento de matriz
que aparece en el lado derecho de la expresión general (3.4) satisface (con
Hint = Hst ):

hµγ , ν|Hst |µa , νa i = gµ0γγ δµγ ,µa δν,νa , (3.5)
donde gµ0γγ es una constante de acoplamiento, un parámetro constante (γ
considera las posibles apariciones múltiples de µγ en µb ⊗ µc y µγ recorre
las representaciones en esta expansión). La Ec. (3.5) expresa el hecho de que,
en el limite de simetrı́a de SU(3), las transiciones, a → b + c, solo pueden
realizarse entre estados pertenecientes al mismo tipo de multiplete, µa , y que
la amplitud no puede depender de los números cuánticos del estado inicial
en particular (es decir, de νa ). Sustituyendo (3.5) en (3.4) es posible realizar
la suma sobre µγ y ν.
32 CAPÍTULO 3. AMPLITUDES Y REGLAS DE SUMA

Por lo tanto, en el limite de simetrı́a de SU(3), todas las amplitudes
de decaimiento para el proceso a → b + c están descritas en términos de
coeficientes de Clebsch-Gordan y de las constantes de acoplamiento gµ0γa :
 
µb µc µa
(hµc , νc |hµb , νb |)Hst |µa , νa i = gµ0γa , (3.6)
νb νc νa
donde aquı́ γ distingue la posible aparición múltiple de la representación µa
en la expansión µb ⊗ µc .

3.1.2. Rompimiento de la Simetrı́a
En términos del Modelo Quark, la simetrı́a de sabor SU(3) está rota, a
primer orden, por la desigualdad de las masas de los quarks |ui y |di y el quark
|si. Esto justifica la hipótesis de que la parte del Hamiltoniano de interacción
que viola SU(3) se transforma como la componente de la representación octete
de SU(3) con isoespı́n e hipercarga cero. Esto puede entenderse considerando
que el término de masa en el Hamiltoniano, ms ss̄, donde ms es la masa
del quark |si, la cual es responsable del rompimiento de la simetrı́a SU(3)
de sabor, no tiene valores netos de isoespı́n e hipercarga y bajo SU(3) se
transforma como la suma directa de las representaciones singlete y octete,
3⊗3∗ = 1⊕8 (ya que los estados |si y |s̄i pertenecen a las representaciones 3
y 3∗ , respectivamente). Entonces, el rompimiento de la simetrı́a está inducido
por la representación octete sin cambiar los valores de isoespı́n e hipercarga.
Para implementar en los procesos de decaimiento la hipótesis de que la
parte del Hamiltoniano de interacción que viola SU(3), denotada Hms , consta
de un operador que pertenece al octete de SU(3) con hipercarga e isoespı́n
cero, es conveniente utilizar la técnica del espurión y definir un estado
ficticio, llamado espurión, como el estado Y = 0 e I = 0 del octete de
SU(3): |µ, Y, I, I3 i = |8, 0, 0, 0i ≡ |S8 i. Esta técnica permite operar con el
Hamiltoniano de interacción invariante bajo SU(3), Hst , en un proceso de
decaimiento, a → b + c. La acción del operador que rompe la simetrı́a se
considera como la interacción entre el espurión y el estado inicial que decae
y el proceso de decaimiento se transforma en uno de “dispersión”, invariante
bajo SU(3):

H
ms st H
a −→ b+c ⇒ S8 + a −→ b + c. (3.7)
3.1. AMPLITUD DE DECAIMIENTO 33

Considere el rompimiento a primer orden de la simetrı́a SU(3) de sabor
en los decaimientos a → b + c. Con Hint = Hms y aplicando la técnica del
espurión, el elemento de matriz en el lado derecho de la expresión general
(3.4) es entonces:

hµγ , ν|Hms |µa , νa i = hµγ , ν|Hst (|S8 i|µa , νa i), (3.8)
con |S8 i = |8, 0, 0, 0i. La expansión del estado inicial, S8 + a, en términos de
los coeficientes de Clebsch-Gordan para SU(3), Ec. (2.18), es:

X 8 µa µτ

|8, 0, 0, 0i|µa , νa i = ν0 |µτ , ν 0 i, (3.9)
0
(0, 0, 0) ν a
µτ ,ν

donde µτ recorre las representaciones que aparecen en la expansión 8 ⊗ µa
y τ considera la posible presencia múltiple de µτ en la expansión 8 ⊗ µa .
En este caso, de acuerdo a las reglas de adición para SU(3), Ecs. (2.15),
los números cuánticos ν 0 son:

 
(0, 0, 0)   Y = Ya ;
0
⇒ ν = (Y, I, I3 ), con I = Ia ; (3.10)
νa = (Ya , Ia , I3 a ) I3 = I3 a .
 

por lo que el único valor de ν 0 es ν 0 = νa .
Sustituyendo en (3.8) se obtiene:


X 8 µa µτ

hµγ , ν|Hms |µa , νa i = hµγ , ν|Hst |µτ , νa i. (3.11)
(0, 0, 0) νa νa
µτ

Con Hst invariante ante SU(3):

hµγ , ν|Hst |µτ , νa i = gµγ τ δµγ ,µτ δν,νa , (3.12)
con gµγ τ una constante de acoplamiento (γ considera las posibles apariciones
múltiples de µγ en µb ⊗µc y µγ recorre las representaciones en esta expansión,
τ considera las posibles apariciones múltiples de µτ en 8b ⊗ µa y µτ recorre
las representaciones en esta expansión). Por lo tanto, (3.11) toma la forma:

X 
8 µa µτ
hµγ , ν|Hms |µa , νa i = gµγ τ δµγ ,µτ δν,νa . (3.13)
(0, 0, 0) νa νa
µτ
34 CAPÍTULO 3. AMPLITUDES Y REGLAS DE SUMA

Sustituyendo esta expresión en la formula general (3.4) y realizando la suma-
toria sobre ν se obtiene que el rompimiento a primer orden de la simetrı́a de
sabor SU(3) en las amplitudes de decaimiento para los procesos a → b + c,
está dado por:

(hµc , νc |hµb , νb |)Hms |µa , νa i =

X  µb µc µγ   8 µa µτ

(3.14)
= gµγ τ δµγ ,µτ ,
νb νc νa (0, 0, 0) νa νa
µγ ,µτ

donde γ considera las posibles apariciones múltiples de µγ en µb ⊗ µc y
µγ recorre las representaciones en esta expansión, τ considera las posibles
apariciones múltiples de µτ en 8b ⊗ µa y µτ recorre las representaciones en
esta expansión.

3.1.3. Amplitud de Decaimiento
De acuerdo a los resultados de las secciones 3.1.1 y 3.1.2, la amplitud
de decaimiento que incluye el rompimiento a primer orden de la simetrı́a de
sabor SU(3) (esto es, Hint = Hst + Hms ) para los decaimientos a → b + c, está
dada por las suma de las expresiones (3.6) y (3.14):

G [a → b c] = (hµc , νc |hµb , νb |)Hint |µa , νa i =
 
µb µc µa
= gµ0γa
νb νc νa (3.15)
X  µb µc µγ   8 µa

µτ

γ0
+
νa gµτ δµγ ,µτ ,

νb νc νa (0, 0, 0) νa
µγ ,µτ

donde γ distingue las posibles apariciones múltiples de la representación µa
en la expansión µb ⊗ µc ; µγ recorre las representaciones en la expansión
µb ⊗ µc y el indice γ 0 considera las posibles apariciones múltiples de µγ en
esta expansión; µτ recorre las representaciones en la expansión 8b ⊗ µa y el
indice τ considera las posibles apariciones múltiples de µτ en esta expansión.
3.2. REGLAS DE SUMA 35

3.2. Reglas de Suma
Como ilustración del calculo de reglas de suma entre amplitudes indepen-
dientes que incluyan el rompimiento a primer orden de la simetrı́a de sabor
SU(3), se analizará el decaimiento fuerte en que un estado singlete penta-
quark decae en un barión ordinario (2.27) mas un miembro del octete de
mesones (2.30).
La amplitud de decaimiento está dada por la Ec. (3.15), en este caso:
|ai = |1, νP i ≡ |P1 i, con νP = (0, 0, 0); |bi = |8, νB i ≡ |Bi y |ci = |8, νM i ≡
|M i. Simbólicamente, P1 → B + M .
Como µa = 1 y µb = µc = 8, el elemento de matriz en la expresión (3.15)
toma la forma:

(hµc , νc |hµb , νb |)Hint |µa , νa i = (h8, νM |h8B , νB |)Hint |1, νP i.

ademas µb ⊗ µc = 8 ⊗ 8 = 1 ⊕ 8 ⊕ 80 ⊕ 10 ⊕ 10∗ ⊕ 27 y 8 ⊗ µa = 8 ⊗ 1 = 8.
En el primer termino de (3.15), la parte en el limite de simetrı́a, el indice
γ no es necesario ya que este distingue las apariciones múltiples de µa = 1
en µb ⊗ µc = 8 ⊗ 8 y solo hay un singlete 1 en la expansión 8 ⊗ 8. Por lo
tanto, el primer termino de (3.15) se reduce a:

   
µb µc µa 0γ 8 8 1 0
gµa = νP g1 .

νb νc νa νB νM

Para el ultimo termino en (3.15), el termino que incluye el rompimiento de
la simetrı́a, µγ recorre las representaciones que aparecen en la expansión
µb ⊗ µc = 8 ⊗ 8, por lo que µγ = 1, 8, 80 , 10, 10∗ , 27; mientras que µτ
recorre las representaciones que aparecen en la expansión 8 ⊗ µa = 8 ⊗ 1 = 8
y que son iguales a µγ (debido a la presencia de δµγ ,µτ en (3.15)), por lo
que µτ = 8; en consecuencia, el indice τ tampoco es necesario ya que este
considera las apariciones múltiples de µτ = 8 en 8 ⊗ µa = 8. Finalmente,
debido a la doble presencia de µτ = 8 en la descomposición µb ⊗ µc = 8 ⊗ 8,
el indice γ 0 distingue las representaciones 8 y 80 . Ası́, el ultimo termino en
(3.15) se reduce a
36 CAPÍTULO 3. AMPLITUDES Y REGLAS DE SUMA

X  µb µc µτ   8

µa µτ

0
gµγ τ =
νb νc νa (0, 0, 0) νa νa
µτ
  
8 8 8 8 1 8
= g8
νB νM νP (0, 0, 0) νP νP
(3.16)
8 8 80
  
8 1 8
+ g80 =
νB νM νP (0, 0, 0) νP νP

8 80
   
8 8 8 8
= g8 + g80 ,
νB νM νP νB νM νP

debido a que el coeficiente de Clebsch-Gordan:

   
8 1 8 8 1 8
= (0, 0, 0) = 1.
(3.17)
(0, 0, 0) νP νP (0, 0, 0) (0, 0, 0)

La forma final de (3.15) es en este caso (con νP = (0, 0, 0)):

 
8 8 1
G [P1 → B M ] = g10
νB νM νP
   0  (3.18)
8 8 8 8 8 8 0
+ g8 + νP g8 .

νB νM νP νB νM

Por lo tanto, en los decaimientos fuertes, P1 → B + M , incluyendo la rotura
a primer orden de la simetrı́a de sabor SU(3), todas las amplitudes están
descritas en términos de solo tres parámetros o constantes de acoplamiento:
g10 , g8 y g80 .
De acuerdo a los números cuánticos de los estados en los octetes de ba-
riones, (2.27), y mesones, (2.30), y utilizando las tablas de coeficientes de
Clebsch-Gordan de SU(3) (McNAMEE, J. y CHILTON 1964), las amplitu-
des de decaimiento (3.18) diferentes de cero que incluyen el rompimiento de
la simetrı́a son:
3.2. REGLAS DE SUMA 37

G [P1 → p K − ] = √1
8
g10 + √1
20
g8 + 12 g80 ,
(3.19)
G P1 → n K̄ 0 = −G [P1 → p K − ] ,
 

G [P1 → Σ+ π − ] = √1
8
g10 − √1
5
g8 ,

G [P1 → Σ0 π 0 ] = −G [P1 → Σ+ π − ] , (3.20)

G [P1 → Σ− π + ] = −G [P1 → Σ+ π − ] ,

G [P1 → Λ η] = − √18 g10 − √1
5
g8 , (3.21)

G [P1 → Ξ0 K 0 ] = − √18 g10 − √1
20
g8 + 12 g80 ,
(3.22)
− + 0 0
G [P1 → Ξ K ] = −G [P1 → Ξ K ] .

Se observa de las Ecs. (3.19) a (3.22) que cuatro amplitudes del total de ocho
son linealmente independientes, las cuatro restantes quedan determinadas
por las relaciones mostradas en estas ecuaciones.
Las cuatro amplitudes independientes se encuentran descritas por las tres
constantes de acoplamiento, g10 , g8 y g80 , por lo que es posible determinar una
relación lineal entre las amplitudes (la convención de signos es la de Swart
1963, erratum Swart 1965):

2G [P1 → p K − ] − 2G [P1 → Ξ0 K 0 ] = G [P1 → Σ+ π − ] − 3G [P1 → Λ η] .

(3.23)

La Ec. (3.23) constituye la regla de suma entre las amplitudes de decaimien-
to fuerte con rompimiento a primer orden de la simetrı́a de sabor SU(3)
38 CAPÍTULO 3. AMPLITUDES Y REGLAS DE SUMA

para el singlete pentaquark al decaer en un barión ordinario mas un mesón
pseudoescalar.
Capı́tulo 4

Reglas de suma para dibariones

Tomando como referencia el proceso descrito en el Capı́tulo 3, en particu-
lar las Secs. 3.1.3 y 3.2, en este capı́tulo se desarrollan los cálculos necesarios
para determinar las reglas de suma con rompimiento a primer orden de la
simetrı́a de sabor SU(3) entre las amplitudes de decaimiento fuerte de diba-
riones al decaer en dos bariones.
En la Sec. 4.1 se estudia el caso de un posible octete de dibariones en
SU(3), denotado D8 , y se analizan los decaimientos fuertes de estos estados
al decaer en dos bariones ordinarios (estados (2.27)), simbólicamente, D8 →
B + B 0 . En la Sec. 4.2 se analiza el caso del mismo octete de dibariones
pero ahora al decaer en un barión ordinario mas un barión del decuplete
(resonancias (2.26)), simbólicamente, D8 → B + R. La posible existencia
de un multiplete 27 de dibariones, denotado D27 , y los decaimientos fuertes
de sus estados, en dos bariones ordinarios, D27 → B + B 0 , y en un barión
ordinario mas una resonancia, D27 → B + R, son estudiados en la Secs. 4.3
y Secs. 4.4, respectivamente.

4.1. Decaimientos D8 → B + B 0
La amplitud de decaimiento que incluye el rompimiento a primer orden
de la simetrı́a de sabor SU(3) está dada por la Ec. (3.15), para el caso de los
decaimientos D8 → B + B 0 se tiene:

8
|ai = |8, νD i ≡ |D(Y,I,I 3)
i, |bi = |8, νB i ≡ |Bi y |ci = |8, νB i ≡ |B 0 i.

39
40 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

Se utiliza la notación del barión primado para distinguir ambos bariones en
8
el estado final, ya que pertenecen al mismo octete (ver Fig. 2.1). D(Y,I,I 3)
denota el estado del octete de dibariones D8 con hipercarga Y , isoespı́n I y
tercera componente de isoespı́n I3 , Fig. 4.1.
Como µa = 8 y µb = µc = 8, el elemento de matriz en la expresión (3.15)
toma la forma:

(hµc , νc |hµb , νb |)Hint |µa , νa i = (h8, νB 0 |h8B , νB |)Hint |8, νD i. (4.1)

Ademas,

µb ⊗ µc = 8 ⊗ µa = 8 ⊗ 8 = 1 ⊕ 8 ⊕ 80 ⊕ 10 ⊕ 10∗ ⊕ 27. (4.2)

Para la parte de (3.15) en el limite de simetrı́a, el indice γ distingue la
doble aparición, 8 y 80 , de µa = 8 en µb ⊗ µc = 8 ⊗ 8. Por lo tanto, el primer
termino de (3.15) toma la forma:

     0 
µb µc µa 0γ 8 8 8 0 8 8 8 00
gµa = νD g8 + νB νB 0

νD g8 .

νb νc νa νB νB 0
(4.3)
En el termino de (3.15) que incluye el rompimiento de la simetrı́a, µγ re-
corre las representaciones que aparecen en la expansión µb ⊗ µc = 8 ⊗ 8,
por lo que µγ = 1, 8, 80 , 10, 10∗ , 27; mientras que µτ recorre las represen-
taciones que aparecen en la expansión 8 ⊗ µa = 8 ⊗ 8 y que son iguales
a µγ (debido a la presencia de δµγ ,µτ en (3.15)), por lo que en este caso
µτ = 1, 8, 80 , 10, 10∗ , 27; en consecuencia, el indice τ distingue la aparición
doble, 8 y 80 , de µτ = 8 en 8⊗µa . Finalmente, debido a la doble presencia de
µτ = 8 en la descomposición µb ⊗ µc = 8 ⊗ 8, el indice γ 0 distingue también
a las representaciones 8 y 80 . Ası́, el termino en (3.15) que rompe la simetrı́a
es:
4.1. DECAIMIENTOS D8 → B + B 0 41


X  µb µc µτ   8 µa µτ

0
gµγ τ =
νb νc νa (0, 0, 0) νa νa
µτ
  
8 8 1 8 8 1
= g1
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD
  
8 8 8 8 8 8
+ g8
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

8 8 80
  
8 8 8
+ g80
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

8 80
  
8 8 8 8 (4.4)
+ g80
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

8 8 80 8 80
  
8
+ g80 0
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD
  
8 8 10 8 8 10
+ g10
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

8 8 10∗ 8 10∗
  
8
+ g10∗
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD
  
8 8 27 8 8 27
+ g27 .
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

Para los decaimientos D8 → B + B 0 la amplitudes de decaimiento que inclu-
yen el rompimiento a primer orden de la simetrı́a de sabor SU(3) están dadas
por la suma de las expresiones (4.3) y (4.4). Todas las amplitudes quedan
descritas por diez parámetros o constantes de acoplamiento.
Debido a que en los decaimientos D8 → B + B 0 el estado final consta
de dos fermiones, es importante tener en cuenta la simetrı́a del estado ante
el intercambio de los dos bariones. En la expansión de los multipletes en el
estado final, Ec. (4.2), las representaciones singlete 1, 8 y 27 son simétricas
ante el intercambio de los dos estados en los octetes, mientras que las repre-
sentaciones 80 , 10 y 10∗ son antisimétricas. En base a esto, se analizaran
por separado los casos en que el estado final es antisimétrico y simétrico.
42 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

Octete de Dibariones
Y

1
8 8
D(1,1/2,-1/2) D(1,1/2,+1/2)

1
2

8 8 8 8
D(0,1,-1) D(0,0,0) D(0,1,0) D(0,1,+1)
Ι3
-1 - 12 1
2 1

- 12

8 8
D(-1,1/2,-1/2) D(-1,1/2,+1/2)
-1

Figura 4.1: Asignaciones de dibariones a los estados (Y, I, I3 ) del octete de
SU(3).
4.1. DECAIMIENTOS D8 → B + B 0 43

4.1.1. Estado final antisimétrico.
Considere primero los acoplamientos con representaciones antisimétricas
ante el intercambio de los dos bariones en el estado final, representaciones 80 ,
10 y 10∗ . En este caso las amplitudes de decaimiento quedan descritas en
0
términos de cinco parámetros: uno, g80 , proveniente de (4.3), la parte en el
limite de simetrı́a y cuatro, g80 , g80 0 , g10 y g10∗ , de (4.4), la parte que incluye
el rompimiento a primer orden de la simetrı́a:


8 8 80
 
0 0
G [D8 → B B ] = g80 +
νB νB 0 νD
 0  
8 8 8 8 8 8
+ g80
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD
0 
8 80
 
8 8 8 8
+ g80 0 (4.5)
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD
  
8 8 10 8 8 10
+ g10
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD
10∗ 10∗
  
8 8 8 8
+ g10∗ .
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

De acuerdo a los números cuánticos de los estados en el octete de ba-
riones, (2.27), y utilizando las tablas de coeficientes de Clebsch-Gordan de
SU(3) (McNAMEE, J. y CHILTON 1964), son ocho las amplitudes de de-
caimiento linealmente independientes a ser determinadas, por definición se
eligen las siguientes:

h i
0
X1A ≡ G D(1,1/2,+1/2)
8
→ p Σ0 =
(4.6)
0
= √1 g 0 + √1 (− √1 )g 0 + √1 (− 1 )g 0 0 − √1 (− 1 )g10∗ ,
12 8 12 20 8 12 2 8 12 2

h i
0
X2A ≡G 8
D(1,1/2,+1/2) → pΛ =
(4.7)
1 00
= g
2 8
+ 1
2
(− √120 )g80 + 1
2
(− 12 )g80 0 + 1
2
(− 21 )g10∗ ,
44 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

h i
0
8
X3A ≡ G D(0,1,+1) → p Ξ0 =
(4.8)
0
= √1 g 0 + √1 √1 g 0 − √1 (− 1 )g10 + √1 (− 1 )g10∗ ,
6 8 6 5 8 6 2 6 2

h i
8
X4A ≡ G D(0,1,+1) → Σ+ Λ0 = 21 (− 12 )g10 + 12 (− 12 )g10∗ , (4.9)

h i
+ 00
X5A 8
≡ G D(0,1,+1) → Σ Σ =
(4.10)
0
= √1 g 0 + √1 √1 g 0 + √1 (− 1 )g10 − √1 (− 1 )g10∗ ,
3 8 3 5 8 12 2 12 2

h i
0 0
X6A ≡ G D(0,0,0)
8
→ p Ξ− = 12 g80 + 1 √1 0
g ,
2 5 8
(4.11)

h i
0
X7A ≡ G D(−1,1/2,+1/2)
8
→ Σ+ Ξ− =
(4.12)
0
= √1 g 0 + √1 (− √1 )g 0 + √1 1 g 0 0 + √1 (− 1 )g10 ,
6 8 6 20 8 62 8 6 2

h i
0
8
X8A ≡ G D(−1,1/2,+1/2) → Λ Ξ0 =
(4.13)
1 00
= g
2 8
+ 1
2
(− √120 )g80 + 11 0
g
2 2 80
− 1
2
(− 12 )g10 ,
Las amplitudes de decaimiento restantes, diferentes de cero, están dadas por:
h
8 0
i √
G D(1,1/2,+1/2) → n Σ+ = − 2 X1A , (4.14)

h i √
0
8
G D(1,1/2,−1/2) → p Σ− = 2 X1A ,
h i
8 0
G D(1,1/2,−1/2) → n Σ0 = −X1A , (4.15)
h i
0
G D(1,1/2,−1/2) → n Λ = X2A ,
8
4.1. DECAIMIENTOS D8 → B + B 0 45

h i h i
8 −0 √1 00 √1
G D(0,1,0) → p Ξ = 2
X3A , 8
G D(0,1,0) → n Ξ = 2
X3A ,
h i h i (4.16)
8 + −0 0 0
G D(0,1,0) → Σ Σ = X5A , G D(0,1,0) → Σ Λ = X4A ,
8

h i
0
8
G D(0,1,−1) → n Ξ− = X3A ,
h i
0
8
G D(0,1,−1) → Σ0 Σ− = X5A , (4.17)
h i
− 0
G D(0,1,−1) → Σ Λ = X4A ,
8

h i
8 00
G D(0,0,0) → nΞ = −X6A , (4.18)

h i
0
8
G D(−1,1/2,+1/2) → Σ0 Ξ0 = − √12 X7A , (4.19)

h i
0
8
G D(−1,1/2,−1/2) → Σ0 Ξ− = √1
2
X7A ,
h i
− 00
G D(−1,1/2,−1/2) → Σ Ξ = −X7A ,
8
(4.20)
h i
8 −0
G D(−1,1/2,−1/2) → Λ Ξ = X8A ,
h i h i
8 0 8 0
con relaciones idénticas para G D(Y,I,I 3)
→ B B = −G D(Y,I,I3 ) → BB .
Las ocho amplitudes de decaimientos independientes (4.6) - (4.13) están
descritas por cinco parámetros. Entonces se pueden deducir tres reglas de
suma entre las amplitudes de decaimiento fuerte con rompimiento a primer
orden de la simetrı́a de sabor SU(3) para los dibariones en el octete al decaer
en un estado antisimétrico compuesto por dos bariones ordinarios:
√ √ √
2 2X1A = 6X6A − X3A + 2X5A − 2X7A , (4.21)
46 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

√ √ √ √
2 6X2A = 3 6X6A + 5X3A − 2X5A − 2 6X8A , (4.22)
√ √ √
6X4A = 2X3A − 2X5A + 3X7A − 6X8A . (4.23)

4.1.2. Estado final simétrico.
Considere ahora los acoplamientos con representaciones simétricas ante
el intercambio de los dos bariones en el estado final, representaciones 1, 8 y
27. Las amplitudes de decaimiento quedan descritas nuevamente en términos
de cinco parámetros: el primero es g80 y proviene de la parte en el limite de
simetrı́a, Ec. (4.3), y los cuatro restantes, g1 , g8 , g80 y g27 , de (4.4), la parte
que incluye el rompimiento a primer orden de la simetrı́a:
 
0 8 8 8
G [D8 → B B ] = g80 +
νB νB 0 νD
  
8 8 1 8 8 1
+ g1
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD
  
8 8 8 8 8 8
+ g8 (4.24)
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

8 80
  
8 8 8 8
+ g80
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD
  
8 8 27 8 8 27
+ g27 .
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD
De acuerdo a los números cuánticos de los estados en el octete de ba-
riones, (2.27), y utilizando las tablas de coeficientes de Clebsch-Gordan de
SU(3) (McNAMEE, J. y CHILTON 1964), son nueve las amplitudes de de-
caimiento linealmente independientes a ser determinadas, por definición se
eligen las siguientes:
h i
0
X1S ≡ G D(1,1/2,+1/2)
8
→ p Σ0 =
q q q (4.25)
3 0 3
= g
20 8
+ 20
(− √120 )g8 + 3
20
(− 12 )g80 + √1 √3 g27 ,
60 20
4.1. DECAIMIENTOS D8 → B + B 0 47

h i
0
X2S ≡G 8
D(1,1/2,+1/2) → pΛ =
(4.26)
= − √120 g80 − √1 (− √1 )g8
20 20
− √1 (− 1 )g80
20 2
+ √3 √3 g27 ,
20 20

h i q q q
0 3 0 3
8
X3S ≡ G D(0,1,+1) → p Ξ0 = − 10 g8 − 10 (− √15 )g8 + √1
5
3
g ,
10 27
(4.27)

h i q q
0 √1 g 0 √1 √1 g8 3 3
X4S ≡G 8
D(0,1,+1) →Σ Λ = +
5 8
+ 5 5
+ 10
g ,
10 27
(4.28)

h i
−0
X5S 8
≡ G D(0,0,0) → p Ξ =
q q (4.29)
= √1 g 0 + √1 (− √1 )g8 + √1 (− √1 )g1 + 3 27
g ,
20 8 20 5 8 8 40 40 27

h i
−0
X6S ≡G 8
D(0,0,0) →Σ Σ +
=
q (4.30)
= − √15 g80 − √1 (− √1 )g8
5 5
+ √1 (− √1 )g1
8 8
− √1
120
27
g ,
40 27

h i
X7S ≡ G D(0,0,0)
8
→ ΛΛ0 =
q q (4.31)
= − √15 g80 − √1 (− √1 )g8
5 5
− √1 (− √1 )g1
8 8
+ 27
40
27
g ,
40 27

h i
0
X8S ≡ G D(−1,1/2,+1/2)
8
→ Σ+ Ξ− =
q q q (4.32)
3 0 3
= g
10 8
+ 10
(− √120 )g8 + 3 1
g 0
10 2 8
+ √1 √3 g27 ,
30 20
48 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

h i
00
X9S ≡G 8
D(−1,1/2,+1/2) → ΛΞ =
(4.33)
= − √120 g80 − √1 (− √1 )g8
20 20
− √1 1 g80
20 2
+ √3 √3 g27 .
20 20

Las constantes de acoplamiento restantes, diferentes de cero, están dadas
8
por las mismas relaciones, Ecs. (4.14) – (4.20), con G[D(0,1,+1) → Σ+ Σ00 ] = 0
8
y G[D(0,0,0) → Σ0 Σ00 ] = −X6S . Al ser procesos simétricos se cumple que
8
G[D(Y,I,I 3)
→ B 0 B] = G[D(Y,I,I
8
3)
→ BB 0 ].
Las nueve constantes de acoplamiento (4.25) – (4.33) están descritas por
cinco parámetros. De tal manera que en este caso se pueden establecer cuatro
relaciones lineales independientes entre las amplitudes de decaimiento:
√ √ √
6X2S = − 2X1S − 6X9S + X8S , (4.34)
√ S √
6X4 = −2X3S − 6X9S + X8S , (4.35)
√ √ √
6X5S = 2 2X1S + X3S + 6X9S + X8S , (4.36)

√ √ √ √ √
3 3X7S = −8X1S − 2 2X3S − 3 3X6S − 6 3X9S − 2X8S . (4.37)
Las Ecs. (4.34) a (4.37) constituyen las reglas de suma entre las amplitudes
de decaimiento fuerte con rompimiento a primer orden de la simetrı́a de
sabor SU(3) para los dibariones en el octete al decaer en un estado simétrico
compuesto por dos bariones ordinarios.

4.2. Decaimientos D8 → B + R
La amplitud de decaimiento que incluye el rompimiento a primer orden
de la simetrı́a de sabor SU(3) está dada por la Ec. (3.15), para el caso de los
decaimientos D8 → B + R se tiene:

8
|ai = |8, νD i ≡ |D(Y,I,I 3)
i, |bi = |8, νB i ≡ |Bi y |ci = |10, νR i ≡ |Ri.
4.2. DECAIMIENTOS D8 → B + R 49

Los estados en el decuplete del estado final son las resonancias barionicas
de espı́n 3/2 y paridad positiva y sus números cuánticos están dados en las
Ecs. (2.26), (ver Fig. 2.2).
Como µa = 8, µb = 8 y µc = 10, el elemento de matriz en la expresión
(3.15) toma la forma:

(hµc , νc |hµb , νb |)Hint |µa , νa i = (h10, νR |h8B , νB |)Hint |8, νD i.

Ademas,

µb ⊗ µc = 8 ⊗ 10 = 8 ⊕ 10 ⊕ 27 ⊕ 35 (4.38)

8 ⊗ µa = 8 ⊗ 8 = 1 ⊕ 8 ⊕ 80 ⊕ 10 ⊕ 10∗ ⊕ 27. (4.39)

Para la parte de (3.15) en el limite de simetrı́a, el indice γ no es necesario
ya que µa = 8 aparece solo una vez en la expansión µb ⊗ µc = 8 ⊗ 10. Por
lo tanto, el primer termino de (3.15) toma la forma:

   
µb µc µa 0γ 8 10 8
gµa = g80 . (4.40)
νb νc νa νB νR νD

En el termino de (3.15) que incluye el rompimiento de la simetrı́a, µγ recorre
las representaciones que aparecen en la expansión µb ⊗ µc = 8 ⊗ 10, por
lo que µγ = 8, 10, 27, 35; mientras que µτ recorre las representaciones que
aparecen en la expansión 8 ⊗ µa = 8 ⊗ 8 y que son iguales a µγ (debido a
la presencia de δµγ ,µτ en (3.15)), por lo que µτ = 8, 10, 27; en consecuencia,
el indice τ distingue la aparición doble, 8 y 80 , en 8 ⊗ µa cuando µτ = 8.
Finalmente, el indice γ 0 no es necesario debido a que cada representación µτ
aparece solo una vez en la descomposición µb ⊗ µc = 8 ⊗ 10. Ası́, el termino
en (3.15) que rompe la simetrı́a es, en este caso:
50 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

X  µb µc µτ   8 µa

µτ

0
gµγ τ =
νb νc νa (0, 0, 0) νa νa
µτ
  
8 10 8 8 8 8
= g8
νB νR νD (0, 0, 0) νD νD

8 80
  
8 10 8 8 (4.41)
+ g80
νB νR νD (0, 0, 0) νD νD
  
8 10 10 8 8 10
+ g10
νB νR νD (0, 0, 0) νD νD
  
8 10 27 8 8 27
+ g27 .
νB νR νD (0, 0, 0) νD νD
Finalmente, para los decaimientos D8 → B + R, las amplitudes de decai-
miento que incluyen el rompimiento a primer orden de la simetrı́a de sabor
SU(3) están dadas por la suma de las expresiones (4.40) y (4.41). Todas las
amplitudes quedan descritas por cinco parámetros o constantes de acopla-
miento:
 
8 10 8
G [D8 → BR] = g80 +
νB νR νD
  
8 10 8 8 8 8
+ g8
νB νR νD (0, 0, 0) νD νD
  0 
8 10 8 8 8 8
+ g80 (4.42)
νB νR νD (0, 0, 0) νD νD
  
8 10 10 8 8 10
+ g10
νB νR νD (0, 0, 0) νD νD
  
8 10 27 8 8 27
+ g27 .
νB νR νD (0, 0, 0) νD νD

De acuerdo a los números cuánticos de las resonancias bariónicas, Ecs. (2.26)
y Fig. 2.2, ası́ como de los bariones en el octete, Ecs. (2.27) y Fig. 2.1, y uti-
lizando las tablas de coeficientes de Clebsch-Gordan de SU(3) (McNAMEE,
4.2. DECAIMIENTOS D8 → B + R 51

J. y CHILTON 1964), se encuentra que para este caso existen 12 amplitudes
de decaimiento linealmente independientes que por definición se eligen como
las siguientes:

h i
8
X1 ≡ G D(1,1/2,+1/2) → pΣ0 ∗ =
(4.43)
= − √115 g80 − √1 (− √1 )g8
15 20
− √1 (− 1 )g80
15 2
− √2 √3 g27 ,
15 20

h i
8
X2 ≡ G D(1,1/2,+1/2) → Σ+ ∆0 =
q q q (4.44)
2 0 2
=− g
15 8
− 15
(− √120 )g8 − 2
15
(− 12 )g80 + √1 √3 g27 ,
30 20

h i
8
X3 ≡ G D(0,1,+1) → p Ξ0 ∗ =
q q q (4.45)
2 0 2 √1 √1 (− 1 )g10 √1 3
= g
15 8
+ g
15 5 8
+ 3 2
+ 5
g ,
10 27

h i
8
X4 ≡ G D(0,1,+1) → Σ+ Σ0 ∗ =
q (4.46)
= √1 g 0 + √1 √1 g8 + √1 (− 1 )g10 − √3 3
g ,
15 8 15 5 6 2 40 10 27

h i q q
8
X5 ≡ G D(0,1,+1) → ΛΣ+ ∗ = − √15 g80 − √1 √1 g8
5 5
− 3
10
3
g ,
10 27
(4.47)

h i
8
X6 ≡ G D(0,1,+1) → Ξ0 ∆+ =
q q q (4.48)
2 0 2 √1 √1 (− 1 )g10 √1 3
=− g
15 8
− g
15 5 8
+ 12 2
+ 80
g ,
10 27

h i q q
−∗
8
X7 ≡ G D(0,0,0) → pΞ = − √15 g80 − √1 (− √1 )g8
5 5
− 3
10
27
g ,
40 27
(4.49)
52 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

h i q q
8
X8 ≡ G D(0,0,0) → Σ+ Σ− ∗ = − √15 g80 − √1 (− √1 )g8
5 5
+ 2
15
27
g ,
40 27
(4.50)

h i
8
X9 ≡ G D(−1,1/2,+1/2) → p Ω− =
q q q q (4.51)
2 0 2
= g
5 8
+ 5
(− √120 )g8 + 21
g 0
52 8
+ 1
2
(− 12 )g10 + √3
40
3
g ,
20 27

h i
8
X10 ≡ G D(−1,1/2,+1/2) → Σ+ Ξ− ∗ =
q q q q q (4.52)
2 0 2
= g
15 8
+ 15
(− √120 )g8 + 2 1
g 0
15 2 8
+ √1 (− 1 )g10
12 2
− 49
120
3
g ,
20 27

h i
8
X11 ≡ G D(−1,1/2,+1/2) → ΛΞ0 ∗ =
(4.53)
= − √15 g80 − √1 (− √1 )g8
5 20
− √1 1 g80
52
+ √1 (− 1 )g10
8 2
− √3 √3 g27 ,
80 20

h i
8 0 0∗
X12 ≡ G D(−1,1/2,+1/2) → Ξ Σ =
(4.54)
= − √115 g80 − √1 (− √1 )g8
15 20
− √1 1 g80
15 2
+ √1 (− 1 )g10
6 2
+ √1 √3 g27 .
60 20

Las amplitudes de decaimiento restantes están dadas por:
h i √
8
G D(1,1/2,+1/2) → n Σ+ ∗ = − 2 X1 ,
h
8 0 +
i √
G D(1,1/2,+1/2) →Σ ∆ = − 2 X2 , (4.55)
h i √
8
G D(1,1/2,+1/2) → Σ− ∆++ = 3 X2 ,
4.2. DECAIMIENTOS D8 → B + R 53

h i √
8
G D(1,1/2,−1/2) → p Σ− ∗ = 2 X1 ,
h i
8
G D(1,1/2,−1/2) → n Σ0 ∗ = −X1 ,
h i √
8 + −
G D(1,1/2,−1/2) → Σ ∆ = 3 X2 , (4.56)
h
8
i √
G D(1,1/2,−1/2) → Σ0 ∆0 = − 2 X2 ,
h i
8
G D(1,1/2,−1/2) → Σ− ∆+ = X2 ,

h i
8
G D(0,1,+1) → Σ0 Σ+ ∗ = − X4 ,
h i √ (4.57)
8
G D(0,1,+1) → Ξ− ∆++ = − 3 X6 ,

h i h i
8
G D(0,1,0) → p Ξ− ∗ = √1
2
8
X3 , G D(0,1,0) → n Ξ0 ∗ = √1
2
X3 ,
h i
8 + −∗
G D(0,1,0) → Σ Σ = X4 ,
h i h i (4.58)
8
G D(0,1,0) → Σ− Σ+ ∗ = −X4 , G D(0,1,0)
8
→ Λ Σ0 ∗ = X5 ,
h i √ h i √
8
G D(0,1,0) → Ξ0 ∆0 = 2 X6 , G D(0,1,0)
8
→ Ξ− ∆+ = − 2 X6 ,

h i h i
8
G D(0,1,−1) → n Ξ− ∗ = X3 , 8
G D(0,1,−1) → Σ 0 Σ − ∗ = X4 ,
h i h i
8 − 0∗ 8 −∗
G D(0,1,−1) →Σ Σ = −X4 , G D(0,1,−1) → ΛΣ = X5 , (4.59)
h i √ h i
8
G D(0,1,−1) → Ξ0 ∆− = 3 X6 , 8 − 0
G D(0,1,−1) → Ξ ∆ = −X6 ,
54 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

h i
8
G D(0,0,0) → n Ξ0 ∗ = −X7 ,
h i
8 0 0∗
G D(0,0,0) → Σ Σ = −X8 , (4.60)
h i
8
G D(0,0,0) → Σ− Σ+ ∗ = X8 ,

h i
8
G D(−1,1/2,+1/2) → Σ0 Ξ0 ∗ = − √12 X10 ,
(4.61)
h i √
8
G D(−1,1/2,+1/2) → Ξ− Σ+ ∗ = − 2 X12 ,

h i
8 −
G D(−1,1/2,−1/2) → nΩ = X9 ,
h i
8
G D(−1,1/2,−1/2) → Σ0 Ξ− ∗ = √1 X10 ,
2
h i
8
G D(−1,1/2,−1/2) → Σ− Ξ0 ∗ = −X10 ,
h i (4.62)
8 −∗
G D(−1,1/2,−1/2) → ΛΞ = X11 ,
h
8 0 −∗
i √
G D(−1,1/2,−1/2) →Ξ Σ = 2X12 ,
h i
8 − 0∗
G D(−1,1/2,−1/2) →Ξ Σ = −X12 .

Las doce amplitudes de decaimiento independientes (4.43) a (4.48) están
descritas por los cinco parámetros: g80 , g8 , g80 , g10 y g27 . En consecuencia, se
pueden deducir siete relaciones lineales independientes entre ellas:
√ √
2 X4 = 2 X1 − X2 + X3 , (4.63)

√ √ √
2 X5 = − 3 X3 + X9 + 2 X11 , (4.64)

√ √ √
2 X6 = − 2 X1 + X2 − 2 X3 + 3 X9 + 6 X11 , (4.65)
4.3. DECAIMIENTOS D27 → B + B 0 55

√ √ √
3 2 X7 = 2 6 X1 + 3 X3 − 2 X9 , (4.66)

√ √ √ √
3 2 X8 = − 6 X1 + 3 3 X2 + 3 X3 − 2 X9 , (4.67)

√ √ √
3 X10 = 6 X1 − 3 X2 + X9 , (4.68)

√ √ √ √
2 6 X12 = − 6 X1 + 3 X2 + X9 + 3 2 X11 . (4.69)
Las Ecs. (4.63) a (4.69) constituyen las reglas de suma entre las amplitudes
de decaimiento fuerte con rompimiento a primer orden de la simetrı́a de sabor
SU(3) para los dibariones en el octete al decaer en un estado compuesto por
un barión ordinario mas una resonancia.

4.3. Decaimientos D27 → B + B 0
En esta sección se analiza el caso de los decaimientos fuertes de un po-
sible multiplete 27 de dibariones en dos bariones ordinarios. La amplitud
de decaimiento que incluye el rompimiento a primer orden de la simetrı́a de
sabor SU(3) está dada por la Ec. (3.15), para el caso de los decaimientos
D27 → B + B 0 se tiene:

27
|ai = |27, νD i ≡ |D(Y,I,I 3)
i, |bi = |8, νB i ≡ |Bi y |ci = |8, νB i ≡ |B 0 i.

Se utiliza la notación del barión primado para distinguir ambos bariones en el
27
estado final, ya que pertenecen al mismo octete (ver Fig. 2.1). D(Y,I,I 3)
denota
el estado del multiplete 27 de dibariones D27 con hipercarga Y , isoespı́n I y
tercera componente de isoespı́n I3 , ver Fig. 4.2.
Como µa = 27 y µb = µc = 8, el elemento de matriz en la expresión
(3.15) toma la forma:

(hµc , νc |hµb , νb |)Hint |µa , νa i = (h8, νB 0 |h8B , νB |)Hint |27, νD i. (4.70)

Ademas,

µb ⊗ µc = 8 ⊗ 8 = 1 ⊕ 8 ⊕ 80 ⊕ 10 ⊕ 10∗ ⊕ 27 (4.71)
56 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

Multiplete 27 de Dibariones
Y
27 27 27
D(2,1,-1) D(2,1,0) D(2,1,+1)
2

3
2
27 27
D(1,3/2,-3/2) 27
D(1,3/2,-1/2) 27
D(1,3/2,+1/2) D(1,3/2,+3/2)
27
1 27
D(1,1/2,-1/2) D(1,1/2,+1/2)
1
2
27 27 27 27 27 27
D(0,2,-2) D(0,1,-1) D(0,2,-1) 27
D(0,1,0) 27
D(0,2,0) D(0,1,+1) D(0,2,+1) D(0,2,+2)
Ι3
-2 - 32 -1 - 12 27
D(0,0,0)
1
2 1
3
2 2
- 12
27 27 27
D(-1,3/2,-3/2) D(-1,3/2,-1/2) 27
D(-1,3/2,+1/2) D(-1,3/2,+3/2)
27 -1
D(-1,1/2,-1/2) 27
D(-1,1/2,+1/2)
- 32

27 27
D(-2,1,-1) -2 27
D(-2,1,0) D(-2,1,+1)

Figura 4.2: Asignaciones de dibariones a los estados (Y, I, I3 ) del multiplete
27 de SU(3).

y

¯ ⊕ 27 ⊕ 270 ⊕ 10 ⊕ 10∗ ⊕ 8.
8 ⊗ µa = 8 ⊗ 27 = 64 ⊕ 35 ⊕ 35 (4.72)

Por lo tanto, para la parte de (3.15) en el limite de simetrı́a, el indice γ no
es necesario ya que la representación µa = 27 aparece solo una vez en la
expansión µb ⊗ µc = 8 ⊗ 8. Entonces, el primer termino de (3.15) toma la
forma:
   
µb µc µa 0γ 8 8 27 0
gµa = g27 . (4.73)
νb νc νa νB νB 0 νD
En el termino de (3.15) que incluye el rompimiento de la simetrı́a, µγ recorre
las representaciones que aparecen en la expansión µb ⊗ µc = 8 ⊗ 8, por lo que
µγ = 1, 8, 80 , 10, 10∗ , 27; mientras que µτ recorre las representaciones que
aparecen en la expansión 8 ⊗ µa = 8 ⊗ 27 y que son iguales a µγ (debido a la
presencia de δµγ ,µτ en (3.15)), por lo que en este caso µτ = 8, 10, 10∗ , 27; en
4.3. DECAIMIENTOS D27 → B + B 0 57

consecuencia, el indice τ distingue la aparición doble, 27 y 270 , de µτ = 27
en 8 ⊗ µa = 8 ⊗ 27. Finalmente, debido a la doble presencia de µτ = 8
en la descomposición µb ⊗ µc = 8 ⊗ 8, el indice γ 0 distingue también a las
representaciones 8 y 80 . Ası́, el termino en (3.15) que rompe la simetrı́a es:


X  µb µc µτ   8 µa
µτ

0
gµγ τ =
νb νc νa (0, 0, 0) νa νa
µτ
  
8 8 8 8 27 8
= g8
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

8 8 80
  
8 27 8
+ g80
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD
  
8 8 10 8 27 10 (4.74)
+ g10
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

8 8 10∗ 27 10∗
  
8
+ g10∗
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD
  
8 8 27 8 27 27
+ g27
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

27 270
  
8 8 27 8
+ g270 .
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

Para los decaimientos D27 → B + B 0 la amplitudes de decaimiento que
incluyen el rompimiento a primer orden de la simetrı́a de sabor SU(3) están
dadas por la suma de las expresiones (4.73) y (4.74). Todas las amplitudes
quedan descritas por siete parámetros o constantes de acoplamiento.
Debido a que en los decaimientos D27 → B + B 0 el estado final consta
de dos fermiones, es importante tener en cuenta la simetrı́a del estado ante
el intercambio de los dos bariones. En la expansión de los multipletes en el
estado final, Ec. (4.71), las representaciones singlete 1, octete 8 y 27 son
simétricas ante el intercambio de los dos estados en los octetes, mientras
que las representaciones 80 , 10 y 10∗ son antisimétricas. En base a esto, se
analizaran por separado los casos en que el estado final es antisimétrico y
simétrico.
58 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

4.3.1. Estado final antisimétrico.
Considere primero los acoplamientos con representaciones antisimétricas
ante el intercambio de los dos bariones en el estado final, representaciones
80 , 10 y 10∗ . En este caso las amplitudes de decaimiento quedan descritas
en términos de tres parámetros unicamente, todos provenientes de (4.74), la
parte que incluye el rompimiento a primer orden de la simetrı́a: g80 , g10 y
g10∗ .


8 8 80
  
0 8 27 8
G [D27 →BB ]= g80
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD
  
8 8 10 8 27 10
+ g10 (4.75)
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

8 8 10∗ 27 10∗
  
8
+ g10∗ .
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

De acuerdo a los números cuánticos de los dibariones en el multiplete 27,
Fig. 4.2, ası́ como de los bariones en el octete, Ecs. (2.27) y Fig. 2.1, y uti-
lizando las tablas de coeficientes de Clebsch-Gordan de SU(3) (McNAMEE,
J. y CHILTON 1964), se encuentra que para este caso existen 10 amplitudes
de decaimiento linealmente independientes que por definición se eligen como
las siguientes:
q
27
Z1A ≡ G[D(1,3/2,+3/2) 5
→ p Σ+0 ] = − √12 24 g10 , (4.76)

q
Z2A ≡ 27
G[D(1,1/2,+1/2) → pΣ ] = 00 √1 (−
12
2
)g 0
15 8
− √1 (− √1 )g10∗ ,
12 24
(4.77)

q
0
Z3A ≡ 27
G[D(1,1/2,+1/2) → pΛ ] = 1
2
(− 2
)g 0
15 8
+ 12 (− √124 )g10∗ , (4.78)

h i
Z4A ≡G 27
D(0,1,+1) 00
→ pΞ = √1 (− √2 )g 0 − √1 1 g10 + √1 (− 1 )g10∗ , (4.79)
6 45 8 63 6 3
4.3. DECAIMIENTOS D27 → B + B 0 59

h i
Z5A ≡ G D(0,1,+1)
27
→ Σ+ Σ00 =
(4.80)
= √1 (− √2 )g 0 + √1 1 g10 − √1 (− 1 )g10∗ ,
3 45 8 12 3 12 3
h i
Z6A ≡ G D(0,1,+1)
27
→ Σ+ Λ0 = 11
g
2 3 10
+ 12 (− 13 )g10∗ , (4.81)

Z7A ≡ G[D(0,0,0)
27
→ p Ξ−0 ] = 12 (− √15 )g80 , (4.82)

h i q
27
Z8A ≡ G D(−1,1/2,+1/2) → Σ+ Ξ−0 = √1 (−
6
2
)g 0
15 8
+ √1 √1 g10 ,
6 24
(4.83)

h i q
27
Z9A ≡ G D(−1,1/2,+1/2) → ΛΞ00 = 21 (− 15
2
)g80 − 1 √1
g ,
2 24 10
(4.84)

q
A
Z10 27
≡ G[D(−1,3/2,+3/2) → Σ+ Ξ00 ] = √1 (− 5
)g ∗ , (4.85)
2 24 10

Las amplitudes de decaimiento restantes, diferentes de cero, están dadas por:
h i q
G D(1,3/2,+1/2) → p Σ = 23 Z1A ,
27 00

h i (4.86)
27 +0 1 A
G D(1,3/2,+1/2) → n Σ = √3 Z1 ,

h i
27
G D(1,3/2,−1/2) → p Σ−0 = √1
3
Z1A ,
h i q (4.87)
27
G D(1,3/2,−1/2) → n Σ00 = 23 Z1A ,

h i
27
G D(1,3/2,−3/2) → nΣ−0 = Z1A , (4.88)

h
27 +0
i √
G D(1,1/2,+1/2) → nΣ = − 2 Z2A , (4.89)
60 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

h i √
27 −0
G D(1,1/2,−1/2) → p Σ = 2 Z2A ,
h i
G D(1,1/2,−1/2) → n Σ = −Z2A ,
27 00
(4.90)
h i
27
G D(1,1/2,−1/2) → n Λ0 = Z3A ,

h i
27 −0 √1 Z A ,
G D(0,1,0) → p Ξ = 2 4
h i
27
G D(0,1,0) → n Ξ00 = √1 Z A ,
2 4
h i (4.91)
27
G D(0,1,0) → Σ+ Σ−0 = Z5A ,
h i
27
G D(0,1,0) → Σ0 Λ−0 = Z6A ,

h i
27
G D(0,1,−1) → n Ξ−0 = Z4A ,
h i
27
G D(0,1,−1) → Σ0 Σ−0 = Z5A , (4.92)
h i
27
G D(0,1,−1) → Σ− Λ0 = Z6A ,

h i
27
G D(0,0,0) → n Ξ00 = −Z7A , (4.93)

h i
27
G D(−1,1/2,1/2) → Σ0 Ξ00 = − √12 Z8A , (4.94)

h i
27
G D(−1,1/2,−1/2) → Σ0 Ξ−0 = √1 Z A ,
2 8
h i
27
G D(−1,1/2,−1/2) → Σ− Ξ00 = −Z8A , (4.95)
h i
27 −0
G D(−1,1/2,−1/2) → ΛΞ = Z9A ,
4.3. DECAIMIENTOS D27 → B + B 0 61

h i
27
G D(−1,3/2,1/2) → Σ+ Ξ−0 = √1 Z A ,
3 10
h i q (4.96)
27 2 A
G D(−1,3/2,1/2) → Σ0 Ξ00 = Z ,
3 10

h i q
0 −0
27
G D(−1,3/2,−1/2) → Σ Ξ = 23 Z10
A
,
h i (4.97)
27
G D(−1,3/2,−1/2) → Σ− Ξ00 = √1 Z A ,
3 10

h i
27
G D(−1,3/2,−3/2) → Σ− Ξ−0 = Z10
A
. (4.98)

h i h i
27 0 27 0
con relaciones idénticas para G D(Y,I,I 3)
→ B B = −G D(Y,I,I3 ) → BB .

Las diez amplitudes de decaimiento independientes (4.76) – (4.85) están
descritas por tres parámetros. Es posible entonces deducir siete reglas de
suma entre las amplitudes de decaimiento fuerte con rompimiento a primer
orden de la simetrı́a de sabor SU(3) para los dibariones en el multiplete 27
al decaer en un estado antisimétrico compuesto por dos bariones ordinarios:
√ √ √ √
3 5 Z4A − 3 5 Z3A + 15 Z2A − 2 2 Z1A = 0, (4.99)
√ √
3 5 Z5A − 3 30 Z2A + 2 Z1A = 0, (4.100)
√ √ √
15 Z6A − 10 Z3A + 30 Z2A − 2 Z1A = 0, (4.101)
√ √
2 2 Z7A − 3 Z3A − 3 Z2A = 0, (4.102)
√ √ √ √
30 Z8A − 5 Z3A − 15 Z2A + 2 Z1A = 0, (4.103)
√ √ √ √
2 5 Z9A − 5 Z3A − 15 Z2A − 2 Z1A = 0, (4.104)
√ A √ A √
2 Z10 − 5 Z3 + 15 Z2A = 0. (4.105)
62 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

4.3.2. Estado final simétrico.
Considere ahora los acoplamientos con representaciones simétricas ante
el intercambio de los dos bariones en el estado final, representaciones 1, 8 y
27. Las amplitudes de decaimiento quedan descritas ahora en términos de
0
cuatro parámetros: el primero es g27 y proviene de la parte en el limite de
simetrı́a, Ec. (4.73), y los tres restantes, g8 , g27 y g270 , de (4.74), la parte que
incluye el rompimiento a primer orden de la simetrı́a:
 
8 8 27
G [D8 → B B 0 ] = 0
g27 +
νB νB 0 νD
  
8 8 8 8 27 8
+ g8
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD
   (4.106)
8 8 27 8 27 27
+ g27
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

27 270
  
8 8 27 8
+ g270 .
νB νB 0 νD (0, 0, 0) νD νD

De acuerdo a los números cuánticos de los dibariones en el multiplete 27,
Fig. 4.2, ası́ como de los bariones en el octete, Ecs. (2.27) y Fig. 2.1, y uti-
lizando las tablas de coeficientes de Clebsch-Gordan de SU(3) (McNAMEE,
J. y CHILTON 1964), se encuentra que para este caso existen 14 amplitudes
de decaimiento linealmente independientes que por definición se eligen como
las siguientes:
q q
Z1S ≡ G[D(2,1,+1)
27
→ p p0 ] = g27
0
− 5
g
56 27
− 3
g 0,
8 27
(4.107)
h i
Z2S ≡G 27
D(1,3/2,+3/2) → pΣ +0
=
q q (4.108)
= √1 g 0 + √1 5
g + √1 (− 3
)g 0 ,
2 27 2 224 27 2 32 27
h i
Z3S ≡ G D(1,1/2,+1/2)
27
→ p Σ00 =
q q q q (4.109)
= √1 g 0 + 3 2
(− 15 )g8 + √1 (− 169
)g + √1 (− 3
)g 0 ,
60 27 20 60 1120 27 60 32 27
4.3. DECAIMIENTOS D27 → B + B 0 63

h i
0
Z4S 27
≡ G D(1,1/2,+1/2) → p Λ =
q q q (4.110)
= √3 g 0 − √1 (− 2
)g + √3 (− 169
)g + √3 (− 3
)g 0 ,
20 27 20 15 8 20 1120 27 20 32 27

h i q
5
Z5S ≡ G D(0,2,2)
27
→ Σ+ Σ+0 = g27
0
+ 14 g27 , (4.111)

h i
Z6S ≡ G D(0,1,1)
27
→ p Ξ00 =
q (4.112)
= √1 g 0 − 3
(− √245 )g8 + √1 (− √1 )g27 ,
5 27 10 5 70

h i
27
Z7S ≡ G D(0,1,1) → Σ+ Λ0 =
q q (4.113)
3 0 √1 (− √2 )g8 3
= g
10 27
+ 5 45
+ 10
(− √170 )g27 ,

h i
27
Z8S ≡ G D(0,0,0) → p Ξ−0 =
q q q (4.114)
3 0 √1 (− √1 )g8 3 8
= g
40 27
+ 20 5
+ 40
(− )g ,
35 27

h i
27
Z9S ≡ G D(0,0,0) → Σ+ Σ−0 =
q (4.115)
1 0 √1 (− √1 )g8 √ 1 (− 8
= − √120 g27 − 5 5
− 120
)g ,
35 27

h i
S
Z10 27
≡ G D(0,0,0) → ΛΛ0 =
q q q (4.116)
27 0 √1 (− √1 )g8 27 8
= g
40 27
− 5 5
+ 40
(− )g ,
35 27

h i
S 27
Z11 ≡ G D(−1,3/2,+3/2) → Σ+ Ξ00 =
q q (4.117)
= √1 g 0 + √1 5
g + √1 3
g 0,
2 27 2 224 27 2 32 27
64 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

h i
S 27 + −0
Z12 ≡ G D(−1,1/2,+1/2) → Σ Ξ =
q q q q (4.118)
= √1 g 0 + 3
(− 2
)g + √1 (− 169
)g + √1 (− 3
)g 0 ,
30 27 10 15 8 30 1120 27 30 32 27

h i
S 27
Z13 ≡ G D(−1,1/2,+1/2) → ΛΞ00 =
q q q (4.119)
= √3 g 0 − √1 (− 2 3 169
)g + 20 (− 1120
√ )g27 + √3 3
g 0,
20 27 20 15 8 20 32 27

h i q q
5
S
Z14 27
≡ G D(−2,1,+1) → Ξ0 Ξ00 = g27
0
− 56 g27 + 38 g270 . (4.120)

Las amplitudes de decaimiento restantes, diferentes de cero, quedan deter-
minadas por las relaciones siguientes:

h i h i
27 0 √1 0
G D(2,1,0) → pn = 2
Z1S , G D(2,1,−1) → nn = Z1S ,
27
(4.121)

h i q
27
G D(1,3/2,+1/2) → p Σ00 = 23 Z2S ,
h i (4.122)
27
G D(1,3/2,+1/2) → n Σ+0 = √1 Z2S ,
3

h i
27 −0 √1
G D(1,3/2,−1/2) → pΣ = 3
Z2S ,
h i q (4.123)
27 00 2
G D(1,3/2,−1/2) → nΣ = 3
Z2S ,

h i
27
G D(1,3/2,−3/2) → n Σ−0 = Z2S , (4.124)

h
27 +0
i √
G D(1,1/2,+1/2) → nΣ = − 2 Z3S , (4.125)
4.3. DECAIMIENTOS D27 → B + B 0 65

h i √
27 −0
G D(1,1/2,−1/2) → pΣ = 2 Z3S ,
h i
27
G D(1,1/2,−1/2) → nΣ00 = −Z3S , (4.126)
h i
27
G D(1,1/2,−1/2) → nΛ0 = Z4S

h i
G 27
D(0,2,+1) →Σ Σ + 00
= − √12 Z5S , (4.127)

h i h i q
27 + −0 √1 2
G D(0,2,0) →Σ Σ = 6
Z5S , G 27
D(0,2,0) →Σ Σ 0 00
= 3
Z5S , (4.128)

h i
27 0 −0 √1
G D(0,2,−1) →Σ Σ = 2
Z5S , (4.129)

h i
27 − −0
G D(0,2,−2) →Σ Σ = Z5S , (4.130)

h i
27
G D(0,1,0) → p Ξ−0 = √1
2
Z6S ,
h i
G 27
D(0,1,0) → nΞ 00
= √1 Z6S , (4.131)
2
h i
27
G D(0,1,0) → Σ0 Λ0 = Z7S ,

h i h i
27
G D(0,1,−1) → n Ξ−0 = √1
2
Z6S , 27
G D(0,1,−1) → Σ− Λ0 = −Z7S , (4.132)

h i h i
G D(0,0,0) → n Ξ = −Z8S ,
27 00
G D(0,0,0) → Σ Σ = −Z9S ,
27 0 00
(4.133)
66 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

h i
27 + −0 √1 S
G D(−1,3/2,+1/2) →Σ Ξ = 3
Z11 ,
h i q (4.134)
27 0 00 2 S
G D(−1,3/2,+1/2) →Σ Ξ = 3
Z11 ,

h i q
27
G D(−1,3/2,−1/2) → Σ0 Ξ−0 = 23 Z11
S
,
h i (4.135)
27
G D(−1,3/2,−1/2) → Σ− Ξ00 = √1
3
S
Z11 ,

h i
27 − −0 S
G D(−1,3/2,−3/2) → Σ Ξ = Z11 , (4.136)

h i
G D(−1,1/2,+1/2) → Σ Ξ = − √12 Z12
27 0 00 S
, (4.137)

h i
27
G D(−1,1/2,−1/2) → Σ0 Ξ−0 = √1
2
S
Z12 ,
h i
27 − 00 S
G D(−1,1/2,−1/2) → Σ Ξ = −Z12 , (4.138)
h i
27
G D(−1,1/2,−1/2) → ΛΞ−0 = Z13
S
,

h i
27
G D(−2,1,0) → Ξ0 Ξ−0 = √1
2
S
Z14 , (4.139)

h i
27
G D(−2,1,−1) → Ξ− Ξ−0 = Z14
S
, (4.140)

h h i i
27 270 0
con relaciones idénticas para G D(Y,I,I 3)
→ B B = G D(Y,I,I3 ) → BB .

Las 14 amplitudes de decaimiento independientes (4.107) – (4.120) están
descritas por 4 parámetros. Es posible entonces deducir 10 reglas de suma
entre las amplitudes de decaimiento fuerte con rompimiento a primer orden
4.4. DECAIMIENTOS D27 → B + R 67

de la simetrı́a de sabor SU(3) para los dibariones en el multiplete 27 al decaer
en un estado simétrico compuesto por dos bariones ordinarios:

Z5S = 2 2 Z2S − Z1S , (4.141)

√ √ √ √
3 5 Z6S = 3 5 Z4S − 15 Z3S + 2 2 Z2S − 3 Z1S , (4.142)

√ √ √ √
30 Z7S = 20 Z4S + 2 15 Z3S + 2 2 Z2S − 18 Z1S , (4.143)

√ √ √ √
2 10 Z8S = 15 Z4S + 3 5 Z3S − 3 Z1S , (4.144)

√ √
2 30 Z9S = −4 15 Z3S + Z1S , (4.145)

√ S
√ √
2 10 Z10 = 2 60 Z4S − 3 3Z1S , (4.146)

√ √ √ √ S
3 5 Z4S = − 15 Z3S − 4 2 Z2S + 3 2 Z11 + 6 Z1S , (4.147)

√ √ √ √
3 5 Z4S = −7 15 Z3S + 3 30 Z13
S
− 2 Z2S + 6 Z1S , (4.148)

√ √ √ S √ S
5 5 Z4S = − 15 Z3S + 2 5 Z13 − 2 Z2 + 6 Z1S , (4.149)

√ √ √
6 5 Z4S = −2 15 Z3S − 2 2 Z2S + 9 Z1S + 3 Z14
S
. (4.150)

4.4. Decaimientos D27 → B + R
En el decaimiento de los dibariones pertenecientes al multiplete 27 del
tipo D27 → B8 + R10 se considera el octete de dibariones decayendo a un
estado final de un barión J P = (1/2)+ y un barión del decuplete con J P =
(3/2)+ . En el caso de simetrı́a exacta de SU(3) se nota que en el multiplete
27 sólo aparece una vez en la descomposición 8 ⊗ 10:

27 → 8 ⊗ 10 = 8 ⊕ 10 ⊕ 27 ⊕ 35, (4.151)
68 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

ası́ que sólo se tiene una constante de acoplamiento de decaimiento, que de-
termina todas las amplitudes de decaimiento de interacción fuerte del octete
de dibariones D27 a B8 + R10 .
Se considera ahora la siguiente reacción para los dibariones del multiplete
27 que decaen a un octete de bariones y un miembro del decuplete:

S8 + D27 → B8 + R10 (4.152)
como un invariante de SU(3). Del lado izquierdo de la Eq. (4.152) se tiene
la descomposición (4.72) (8 ⊗ 27 = 8 ⊕ 10∗ ⊕ 10 ⊕ 27 ⊕ 270 ⊕ 35 ⊕ 35∗ ⊕
64) y del lado derecho la descomposición (4.151). Por lo que ahora tenemos
cinco constantes de acoplamiento adicionales para h8|8i, h10|10i, h27|27i,
h27|270 i y h35|35i.
Las amplitudes de decaimiento independientes son 22 y se escogen como

G D2,1,1 → p∆+ = X1 ,
 
(4.153)

G D1,3/2,3/2 → pΣ∗+ = X2 , G D1,3/2,3/2 → Σ+ ∆+ = X3 ,
   

G D1,3/2,3/2 → Λ∆++ = X4 ,
 
(4.154)

G D1,1/2,1/2 → pΣ∗0 = X5 , G D1,1/2,1/2 → Σ+ ∆0 = X6 ,
   
(4.155)

G D0,2,2 → Σ+ Σ∗+ = X7 , G D0,2,2 → Ξ0 ∆∗+ = X8 ,
   
(4.156)

G D0,1,1 → pΞ∗0 = X9 , G D0,1,1 → Σ+ Σ∗0 = X10 ,
   

G D0,1,1 → ΛΣ∗+ = X11 , G D0,1,1 → Ξ0 ∆+ = X12
   
(4.157)

G D0,0,0 → pΞ∗− = X13 , G D0,0,0 → Σ+ Σ∗− = X14 ,
   
(4.158)
4.4. DECAIMIENTOS D27 → B + R 69

G D−1,3/2,3/2 → Σ+ Ξ∗0 G D−1,3/2,312 → Ξ0 Σ∗+ = X16 , (4.159)
   
· = X15 ,

G D−1,1/2,1/2 → pΩ− = X17 , G D−1,1/2,1/2 → Σ+ Ξ∗− = X18 ,
   

G D−1,1/2,1/2 → ΛΞ∗0 = X19 , G D−1,1/2,1/2 → Ξ0 Σ∗0 = X20 ,
   

(4.160)

G D−2,1,1 → Σ+ Ω− = X21 , G D−2,1,1 → Ξ0 Ξ∗0 = X22
   
(4.161)

Las amplitudes de decaimiento restantes están relacionadas como sigue:
 √
G D2,1,1 → n∆++ = 3X1

(4.162)

 √ √
G D2,1,0 → p∆0 = 2X1 G D2,1,0 → n∆+ = − 2X1 (4.163)
  

 √
G D2,1,−1 → p∆− = 3X1 G D2,1,−1 → n∆0 = −X1 (4.164)
  

r r
3 2
0 ++
G D1,3/2,1/2 → pΣ∗0 =
   
G D1,3/2,3/2 → Σ ∆ =− X3 X2
2 3
1 2
G D1,3/2,1/2 → nΣ∗+ = √ X2 → Σ+ ∆0 = √ X3
   
G D1,3/2,1/2
3 3
1
G D1,3/2,1/2 → Σ0 ∆+ = − √ X3 → Σ− ∆++ = −X3
   
G D1,3/2,1/2
6
G D1,3/2,1/2 → Λ∆+ = X4
 
(4.165)

√ √
G D1,1/2,1/2 → nΣ∗+ = − 2X5 G D1,1/2,1/2 → Σ0 ∆+ = − 2X6
   
 √
G D1,1/2,1/2 → Σ− ∆++ = 3X6

(4.166)
70 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

r
1 2
G D1,3/2,−1/2 → pΣ∗− = √ X2 G D1,3/2,−1/2 → nΣ∗0 =
   
X2
3 3
1
G D1,3/2,−1/2 → Σ+ ∆− = X3 → Σ0 ∆0 = √ X3
   
G D1,3/2,−1/2
6
2
G D1,3/2,−1/2 → Σ− ∆+ = − √ X3 → Λ∆0 = X4
   
G D1,3/2,−1/2
3
(4.167)

 √
G D1,1/2,−1/2 → pΣ∗− = 2X5 G D1,1/2,−1/2 → nΣ∗0 = −X5
  
 √ √
G D1,1/2,−1/2 → Σ+ ∆+ = 3X6 G D1,1/2,−1/2 → Σ0 ∆0 = − 2X6
  

G D1,1/2,−1/2 → Σ− ∆+ = X6
 
(4.168)

r
3
G D1,3/2,−3/2 → nΣ∗− = X2 → Σ0 ∆− =
   
G D1,3/2,−3/2 X3
2
G D1,3/2,−3/2 → Σ− ∆0 = −X3 → Λ∆− = X4
   
G D1,3/2,−3/2
(4.169)

1 1
G D0,2,1 → Σ+ Σ∗0 = √ X7 G D0,2,1 → Σ0 Σ∗+ = √ X37
   
2 2

3 1
G D0,2,1 → Ξ0 ∆+ = G D0,2,1 → Ξ− ∆++ = X8
   
X8
2 2
(4.170)


G D0,1,1 → Σ0 Σ∗+ = −X10 G D0,1,1 → Ξ− ∆++ = − 3X12
   
(4.171)

r
 + ∗−
1  0 ∗0
 2
G D0,2,0 → Σ Σ = √ X7 G D0,2,0 → Σ Σ = X7
6 3
1 1
G D0,2,0 → Σ− Σ∗+ = √ X7 G D0,2,0 → Ξ0 ∆0 = √ X8
   
6 2
1
G D0,2,0 → Ξ− ∆+ = √ X8
 
2
4.4. DECAIMIENTOS D27 → B + R 71

1 1
G D0,1,0 → pΞ∗− = √ X9 G D0,1,0 → nΞ∗0 = √ X9
   
2 2
+ ∗− − ∗+
   
G D0,1,0 → Σ Σ = X10 G D0,1,0 → Σ Σ = −X10
 ∗0
  0 0
 √
G D0,1,0 → ΛΣ = X11 G D0,1,0 → Ξ ∆ = 2X12

G D0,1,0 → Ξ− ∆+ = − 2X12
 
(4.172)

G D0,0,0 → nΞ∗0 = −X13 G D0,0,0 → Σ0 Σ∗0 = −X14
   

G D0,0,0 → Σ− Σ∗+ = X14
 
(4.173)

1 1
G D0,2,−1 → Σ0 Σ∗− = √ X7 G D0,2,−1 → Σ− Σ∗0 = √ X7
   
2 2

 1 3
G D0,2,−1 → Ξ0 ∆− = X8 G D0,2,−1 → Ξ− ∆0 =
  
X8
2 2
(4.174)

G D0,1,−1 → nΞ∗− = X9 G D0,1,−1 → Σ0 Σ∗− = X10
   

G D0,1,−1 → Σ− Σ∗0 = −X10 G D0,1,−1 → ΛΣ∗− = X11
   
 √
G D0,1,−1 → Ξ0 ∆− = 3X12 G D0,1,−1 → Ξ− ∆0 = −X12
  

(4.175)

G D0,2,−2 → Σ− Σ∗− = X7 G D0,2,−2 → Ξ− ∆− = X8 (4.176)
   

r
∗− 1 2
+
G D−1,3/2,1/2 → Σ0 Ξ∗0 =
   
G D−1,3/2,1/2 → Σ Ξ = √ X15 X15
3 3
r
2 1
G D−1,3/2,/2 → Ξ0 Σ∗0 = G D−1,3/2,1/2 → Ξ− Σ∗− = √ X16
   
X16
3 3
(4.177)
72 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

1 √
G D−1,1/2,1/2 → Σ0 Ξ∗0 = − √ X18 G D−1,1/2,1/2 → Ξ− Σ∗+ = − 2X20
   
2

r
∗− 2 1
0
G D−1,3/2,−1/2 → Σ− Ξ∗0 = √ X15
   
G D−1,3/2,−1/2 → Σ Ξ = X15
3 3
r
1 2
G D−1,3/2,−1/2 → Ξ0 Σ∗− = √ X16 G D−1,3/2,−1/2 → Ξ− Σ∗0 =
   
X16
3 3
(4.178)

1
G D−1,1/2,−1/2 → nΩ− = X17 G D−1,1/2,−1/2 → Σ0 Ξ∗− = √ X18
   
2
G D−1,1/2,−1/2 → Σ− Ξ∗0 = −X18 ∗−
   
G D−1,1/2,−1/2 → ΛΞ = X19
 √
G D−1,1/2,1/2 → Ξ0 Σ∗− = 2X20 − ∗0
  
G D−1,1/2,−1/2 → Ξ Σ = −X20
(4.179)

G D−1,3/2,−3/2 → Σ− Ξ∗− = X15 G D−1,3/2,−3/2 → Ξ− Σ∗− = X
   
(4.180)
16

1
G D−2,1,0 → Σ0 Ω− = X21 G D−2,1,0 → Ξ0 Ξ∗− = √ X22
   
2
1
→ Ξ− Ξ∗0 = √ X22
 
G D−2,1,0 (4.181)
2

G D−2,1,−1 → Σ− Ω− = X21 G D−2,1,−1 → Ξ− Ξ∗− = X22
   

(4.182)

Las 22 constantes de acoplamiento independientes (4.153) – (4.161) son
descritas por 6 parámetros, se deducen entonces 16 reglas de suma conside-
rando el rompimiento de la simetrı́a de SU(3) a primer orden:
4.4. DECAIMIENTOS D27 → B + R 73

√ √
X1 = − 2X2 + 2X3 + X7 (4.183)

√ √ √ √
6X1 = 3X3 + 6X4 − 2X8 (4.184)

√ √ √ √
6X1 = 3X3 + 6X4 − 2X8 (4.185)

√ √ √
6X1 = −4 2X2 + 2 15X5 + 3 5X9 (4.186)

√ √ √ √ √
9X1 = −3 10X10 − 2X2 + 5 2X3 + 2 15X5 − 2 30X6 (4.187)

√ √ √ √
3 2X1 = − 15X11 + 2X2 + 2 2X4 + 30X5 (4.188)

√ √ √ √
3 2X1 = 6 10X12 − 5X3 + 3 2X4 − 4 15X6 (4.189)

√ √ √
2 3X1 = − 10X13 + 3 5X5 (4.190)

√ √ √
4X1 = 30X14 + 15X5 − 2 30X6 (4.191)

√ √ √
6 2X1 = 3X15 − 4X2 + 4X3 + 30X5 − 15X6 (4.192)

√ √ √ √
6 2X1 = −3X16 + 2X2 + X3 + 3 2X4 + 30X5 − 15X6 (4.193)

√ √ √
3 2X1 = 5X17 − X2 + 30X5 (4.194)

√ √ √ √
21 2X1 = −3 15X18 − 2X2 + 5X3 + 5 30X5 − 8 15X6 (4.195)

√ √ √
3X1 = − 5X19 + 2X2 + X4 + 15X5 (4.196)
74 CAPÍTULO 4. REGLAS DE SUMA PARA DIBARIONES

√ √ √ √ √
6 2X1 = 2X2 + 3 30X20 − 5X3 + 3 2X4 + 30X5 − 4 15X6 (4.197)

√ √ √ √ √
9X1 = − 2X2 + 3X21 + 2X3 + 2 15X5 − 30X6 (4.198)

√ √ √ √ √
9 2X1 = 4X2 − 3 2X22 − X3 + 3 2X4 + 2 30X5 − 2 15X6 (4.199)
Capı́tulo 5

Conclusiones

Se calcularon las reglas de suma para los decaimientos fuertes del mul-
tiplete 27 del dibarión a diferentes tipos de estados multipletes de bariones.
Esto proporciona una relación entre las amplitudes de decaimiento de los
procesos estudiados en esta tesis. En la tabla 5.1 se muestran los resultados
para cada tipo de proceso estudiado en esta tesis.
Decaimientos Parámetros Reglas
Proceso independientes de suma
D8 → B8 + B8 (antisimétrico) 8 5 3
D8 → B8 + B8 (simétrico) 9 5 4
D8 → B8 + R10 12 5 7
D27 → B8 + B8 (antisimétrico) 10 3 7
D27 → B8 + B8 (simétrico) 14 4 10
D27 → B8 + R10 22 6 16

Tabla 5.1: Reglas de suma.

Las amplitudes de decaimiento son proporcionales a la amplitud de Feyn-
man, ésta a su vez es proporcional a la amplitud de decaimiento, por lo tanto
existe una relación de proporcionalidad ente la constante de decaimiento y
la amplitud de decaimiento que puede ser medida experimentalmente.
El hecho de que los sistemas tetra y penta-quark se hayan observado en
el sector de los quarks pesados en vez del sector de extrañeza, da confian-
za en que la interacción barión-barión es más atractiva que en el sector de
extrañeza.

75
76 CAPÍTULO 5. CONCLUSIONES

La evidencia más convincente para la existencia de sistemas tetraquarks
y pentaquarks viene de experimentos realizados en sectores, donde están
involucrados los quarks charm y bottom. Esto sugiere que la atracción entre
cúmulos de quarks es la más grande si cada uno de los cúmulos contiene un
quark (o antiquark) pesado.
Esto también se ve corroborado por una serie de cálculos de modelos, que
apoyan la esperanza de que en este sector también se encontrarán sistemas
dibariónicos en un futuro próximo.
Apéndice A

Más cosas

Aún faltan cosas por decir.

77
Apéndice B

Y más cosas aún

Y más cosas aún.

78
Bibliografı́a

Aaij, R. y col., LHCb Collaboration (2015). ((Observation of J/ψp Resonan-
ces Consistent with Pentaquark States in Λ0b → J/ψK − p Decays)). En:
Phys. Rev. Lett. 115 (7), pág. 072001. doi: 10.1103/PhysRevLett.115.
072001. url: https://link.aps.org/doi/10.1103/PhysRevLett.
115.072001.
Ablikim, M. y col., BESIII Collaboration (2013). ((Observation
√ of a Charged
+ − + −
Charmoniumlike Structure in e e → π π J/ψ at s=4.26 GeV)). En:
Phys. Rev. Lett. 110 (25), pág. 252001. doi: 10.1103/PhysRevLett.110.
252001. url: https://link.aps.org/doi/10.1103/PhysRevLett.110.
252001.
Choi, S.-K. y col., Belle Collaboration (2003). ((Observation of a Narrow
Charmoniumlike State in Exclusive B ± → K ± π + π − J/ψ Decays)). En:
Phys. Rev. Lett. 91 (26), pág. 262001. doi: 10.1103/PhysRevLett.91.
262001. url: https://link.aps.org/doi/10.1103/PhysRevLett.91.
262001.
Gell-Mann, M. (1961). ((THE EIGHTFOLD WAY: A THEORY OF STRONG
INTERACTION SYMMETRY)). En: Cal. Tech. Rept. CTSL-20, pág. 1.
doi: 10.2172/4008239.
— (1964). ((A schematic model of baryons and mesons)). En: Physics Letters
8.3, págs. 214-215. issn: 0031-9163. doi: http://dx.doi.org/10.1016/
S0031 - 9163(64 ) 92001 - 3. url: http : / / www . sciencedirect . com /
science/article/pii/S0031916364920013.
Gell-Mann, M. e Y. Ne’eman (1964). The Eightfold Way [a review, with a
collection of reprints, by] Murray Gell-Mann [and] Yuval Ne’eman. New
York: W. A. Benjamin. url: https://lccn.loc.gov/65013009.
Högaasen, H. y P. Sorba (1978). ((The systematics of possibly narrow
quark states with baryon number one)). En: Nuclear Physics B 145.1,
págs. 119-140. issn: 0550-3213. doi: http : / / dx . doi . org / 10 . 1016 /

79
80 BIBLIOGRAFÍA

0550 - 3213(78 ) 90417 - 0. url: http : / / www . sciencedirect . com /
science/article/pii/0550321378904170.
2
Jaffe, R. J. (1977). ((Multiquark hadrons. I. Phenomenology of Q2 Q mesons)).
En: Phys. Rev. D 15 (1), págs. 267-280. doi: 10.1103/PhysRevD.15.267.
url: https://link.aps.org/doi/10.1103/PhysRevD.15.267.
Jaffe, R. L. (1977a). ((Perhaps a Stable Dihyperon)). En: Phys. Rev. Lett. 38
(5), págs. 195-198. doi: 10.1103/PhysRevLett.38.195. url: https:
//link.aps.org/doi/10.1103/PhysRevLett.38.195.
— (1977b). ((Perhaps a Stable Dihyperon)). En: Phys. Rev. Lett. 38 (11),
págs. 617-617. doi: 10 . 1103 / PhysRevLett . 38 . 617. url: https : / /
link.aps.org/doi/10.1103/PhysRevLett.38.617.
Lipkin, Harry J. (1987). ((New possibilities for exotic hadrons — anticharmed
strange baryons)). En: Physics Letters B 195.3, págs. 484-488. issn: 0370-
2693. doi: http : / / dx . doi . org / 10 . 1016 / 0370 - 2693(87 ) 90055 -
4. url: http : / / www . sciencedirect . com / science / article / pii /
0370269387900554.
McNAMEE, P., S. J. y FRANK CHILTON (1964). ((Tables of Clebsch-
Gordan Coefficients of SU3 )). En: Rev. Mod. Phys. 36 (4), págs. 1005-1024.
doi: 10.1103/RevModPhys.36.1005. url: https://link.aps.org/doi/
10.1103/RevModPhys.36.1005.
Ne’eman, Y. (1961). ((Derivation of strong interactions from a gauge inva-
riance)). En: Nuclear Physics 26.2, págs. 222-229. issn: 0029-5582. doi:
http://dx.doi.org/10.1016/0029-5582(61)90134-1. url: http://
www.sciencedirect.com/science/article/pii/0029558261901341.
Oakes, R. J. (1963). ((Baryon-Baryon Interactions and the Eightfold Way)).
En: Phys. Rev. 131 (5), págs. 2239-2241. doi: 10.1103/PhysRev.131.
2239. url: https://link.aps.org/doi/10.1103/PhysRev.131.2239.
Oka, Makoto (1988). ((Flavor-octet dibaryons in the quark model)). En: Phys.
Rev. D 38 (1), págs. 298-303. doi: 10.1103/PhysRevD.38.298. url:
https://link.aps.org/doi/10.1103/PhysRevD.38.298.
Strottman, D. (1979). ((Multiquark baryons and the MIT bag model)). En:
Phys. Rev. D 20 (3), págs. 748-767. doi: 10.1103/PhysRevD.20.748.
url: https://link.aps.org/doi/10.1103/PhysRevD.20.748.
Swart, J. J. de (1963). ((The Octet Model and its Clebsch-Gordan Coef-
ficients)). En: Rev. Mod. Phys. 35 (4), págs. 916-939. doi: 10 . 1103 /
RevModPhys . 35 . 916. url: https : / / link . aps . org / doi / 10 . 1103 /
RevModPhys.35.916.
Bibliografia 81

— (1965). ((Erratum: The Octet Model and Its Clebsch-Gordan Coeffi-
cients)). En: Rev. Mod. Phys. 37 (2), págs. 326-326. doi: 10 . 1103 /
RevModPhys . 37 . 326. url: https : / / link . aps . org / doi / 10 . 1103 /
RevModPhys.37.326.
Xie, Shu-Qin (1989). ((Possible SU(3) multiplets of the dibaryons)). En: Jour-
nal of Physics G: Nuclear and Particle Physics 15.3, pág. 287. url: http:
//stacks.iop.org/0954-3899/15/i=3/a=006.
Xie, Shu-Qin y Qi-Ren Zhang (1984). ((A possible 27-plet of dibaryons)).
En: Physics Letters B 143.4, págs. 441-444. issn: 0370-2693. doi: http:
//dx.doi.org/10.1016/0370-2693(84)91498-9. url: http://www.
sciencedirect.com/science/article/pii/0370269384914989.
Zweig, G. (1964). En: CERN preprint 8409/Th, pág. 412. No publicado
(reimpreso en Gell-Mann y Ne’eman 1964).