Aller., 1966; Chaves et al.,2002). Ratto et al.

, (2003), informan sobre el control del ciclo ovárico
en camélidos por la ablación del folículo dominante ya sea por método hormonal o por medio
mecánico

En base a las observaciones de Vaughan et al. (2004) sabemos que podemos esperar un
folículo pre ovulatorio maduro y al máximo desarrollo folicular 10 dias después de iniciada la
onda folicular, por lo que podemos hipotetizar que si controlamos la iniciación de la onda y
estimulamos el ovario con gonadotropinas para lograr el máximo desarrollo de multiples
folículos y los acompañamos desde el inicio de la onda hasta el estadio preovulatorio 10 dias
luego de la iniciación de la onda entonces podremos obtener superovulacion.

Cuando se hace estimulación ovárica para ovulación múltiple en alpacas debemos tomar en
cuenta que los folículos producen suficiente cantidad de estrógeno para estimular la secreción
de niveles ovulatorios de LH luego de la copula o estimulo ovulatorio hormonal solo cuando los
folículos pre ovulatorios tienen de mas de 6 a 12 mm de diámetro, entonces ocurre la
ovulación con la subsecuente formación de un CL funcional; pero cuando los folículos son
menores de 6 mm (4-5 mm) son muy pequeños aun y no producen suficiente estrógeno para
estimular la producción endógena de LH en respuesta a una estimulación ovulatoria y fallan en
ovular. En el otro extremo si los folículos son muy viejos y ya han iniciado el proceso de
regresión luego de llegar a su máximo desarrollo, aun cuando en estos casos hay suficiente
producción de LH endógeno, las hembras no ovulan, los folículos se luteinizan y los CL que se
forman no son normales y tienen una corta vida media de aproximadamente 5 dias (Bravo et
al., 1991). Es pues extremadamente importante supervisar el desarrollo folicular durante la
estimulación superovulatoria de tal manera que la copula o inducción ovulatoria hormonal se
haga en el momento adecuado, no antes, no después. Bravo et al. (1991) Tambien
demostraron que las llamas producen mas altos niveles de LH que las alpacas en los diferentes
estadios del desarrollo folicular; esto podría explicar los mejores resultados que se obtienen en
llamas en su respuesta a regímenes superovulatorios en comparación a las alpacas.

Se puede concluir que la clave para obtener na adecuada respuesta a la estimulación
hormonal ovárica para superovulacion en alpacas es la habilidad de controlar la iniciación de la
onda folicular y manejar el tiempo de inducción de la ovulación en tal forma que sea hecha al
momento optimo del desarrollo folicular de tal manera que se consiga la adecuada respuesta a
los niveles de LH endógeno o exógeno. Los niveles de FSH usados son menos críticos y pueden
ser optimizados por tritiacion de acuerdo a la respuesta, sin embargo, se debe tomar en
cuenta que existe una variación individual grande en la respuesta de un determinado nivel de
FSH (Bravo et al. 1990).