La violencia y su relación con el cerebro

La violencia ha estado inmersa en toda la historia del hombre, por guerras por la
dominación de territorios, por ideologías políticas o religiosas; por la abolición de esclavitudes,
derrocamiento de regímenes absolutistas; también a través de la creación de armas bélicas; por
diversión y entretenimiento como en el coliseo romano cuando mandaban gladiadores a batirse
en combate con animales salvajes. A pesar de que la humanidad ha ido evolucionando, se ha ido
humanizando, han surgido cada vez más normas sociales la violencia sigue formando parte de
nuestro día a día, en la noticias salen como matan personas, las roban y las golpean o las dejan
gravemente heridas; gobernantes que propician la violencia a través de su discurso; o por
diversión en programas de televisión, películas o series. Y esto es preocupante, entonces se debe
preguntar ¿Qué es la violencia?, ¿El humano es violento por naturaleza?, ¿es algo más?, ¿la
violencia se genera en el cerebro? y ¿cómo podemos manejar esta violencia?

¿Qué es la violencia? “Expresión de hostilidad y rabia por medio de fuerza física dirigida
contra personas o cosas. Agresión en forma extrema e inaceptable, sin justificación” (Escobar,
2006, p.156).

La violencia es la energía que puede explotar causando daño a otros y que puede hacer
implosión causándonos daño interno. Es la energía que explota cuando hay ataque físico,
verbal o psicológico hacia el otro o hace implosión dentro de la persona.
(Beauport y Díaz, (sin fecha), p.3)

La primera definición citada explica que la violencia es una agresión por fuerza física hacia
otras personas, la segunda añade que esta agresión además de afectar a otros puede dañar a la
misma persona haciendo implosión y como resultado se puede ocasionar daños físicos a la misma
persona o a otros. La violencia suele venir acompañada de múltiples emociones como ira, rabia,
miedo o estrés, y de hecho en algunas culturas como la china dicen que las emociones fuertes
pueden causar enfermedades por ejemplo de la ira, el miedo y el estrés se pueden generar
desordenes intestinales, gastritis, entre otras enfermedades.

En la actualidad se analiza la agresividad y la violencia, cómo se origina, se estudia si es por
factores sociales, genéticos, culturales o neurológicos, y ciertamente muchos de estos influyen; si
se vive en un lugar peligroso o una cultura más primitiva, o suele compartir o convivir con
personas violentas hay grandes posibilidades de que adopte este tipo de conductas; otro factor
que se ha estudiado es la herencia y la genética aunque algunos resultados si los relacionan en
parte con la violencia no son conclusivos; también se ha analizado al cerebro como órgano
imprescindible para la expresión del comportamiento agresivo.

El cerebro es el órgano más importante del cuerpo humano, ya que en él se realizan
funciones vitales para el ser humano y es el centro del sistema nervioso. Tomando el modelo del
cerebro triuno de Paul MacLean unido con la teoría de del manual de prevención de la violencia de
Elaine De Beauport y Aura Sofía Díaz, se sabe que el cerebro se divide en tres estructuras o
cerebros separados cada uno con su propia inteligencia, subjetividad, sentido de tiempo y espacio,

memoria. a través de múltiples enfoques. por último se encuentra el neocórtex también conocido como corteza cerebral es el cerebro racional. las causas de la violencia en este cerebro son el instintivo de sobrevivir a factores exteriores o a situaciones donde se esté arrinconado. Pero. se deberían dar clases de manejo de la violencia y hacer prácticas grupales. otra causa se da por la necesidad de excitación que nos lleva a extremos violentos. y en cada uno se puede despertar sentimientos que pueden llevar a la violencia de acuerdo a diferentes causas. un futuro donde se persigan y detengan personas con coeficientes de violencia altos hasta con uso de fuerza letal. Primero se encuentra el cerebro básico o reptil. un futuro donde se usen métodos o prácticas que en este momento parecen descabelladas simplemente para prevenir la violencia y los crímenes que aún no han ocurrido en aras de mantener la paz. en el manual de prevención de la violencia de Elaine De Beauport y Aura Sofía Díaz se proponen muchas soluciones. se debería empezar aplicar las que ya se tienen en los salones de clases en escuelas y liceos desde edades tempranas. más que buscar causas o soluciones. luego encontramos el cerebro límbico es una estructura emocional y aquí se gestan los deseos y necesidades. No se debe esperar a que la humanidad alcance un futuro donde la ciencia encuentre una forma fácil de medir que tan violenta puede llegar a ser una persona (coeficiente de violencia). A partir de estas causas también se han propuesto ciertas soluciones y ejercicios que permiten manejar la violencia de hecho. las causas de la violencia en este cerebro se dan cuando se meten en discusiones con argumentos interminables. Como podemos observar muchas disciplinas han estudiado las causas de la violencia. la violencia se puede surgir en este cerebro cuando nuestros deseos son bloqueados por los de otros y la rabia o la tristeza que resultan se quedan en la memoria a largo plazo. para que el ser humano evolucione a una raza menos violenta o por lo menos se logre la reducción de la tazas de violencia y criminalidad. . otra causa se da por la necesidad q tiene el ser humano de criticar las cosas.