UNA ÉTICA

DEL COMPROMISO MILITANTE*

ENCUENTRO una afinidad muy grande con las reflexiones éticas de
Alain Badiou. Hay tres aspectos, en particular, que sin duda me
parecen atractivos y cercanos a mi propio enfoque teórico. En pri-
mer lugar, su intención de articular la ética dentro de un proyecto
emancipador. Contra la tendencia hoy imperante, que presenta la
ética como una intervención puramente defensiva —esto es, como
reacción a la violación de los derechos humanos—, la ética de Ba-
diou echa raíces en un discurso esencialmente afirmativo. En se-
gundo lugar, la universalidad del discurso ético no depende, para
Badiou, de la presunta universalidad de su lugar de enunciación:
por el contrario, la ética se vincula de modo constitutivo a la fide-
lidad a un acontecimiento que siempre es concreto y está situado.
Por último, Badiou evita con cuidado la tentación de extraer de lo
ético como tal un conjunto de normas morales —éstas pertenecen,
para él, a lo calculable en una situación que es estrictamente hete-
rogénea respecto de lo ético—.

Mi propio enfoque teórico, al menos desde este punto de vista,
es comparable al de Badiou, y éste es un hecho que no ha pasado
desapercibido. Slavoj 2dek, por ejemplo, escribe:

* Este ensayo fue publicado originalmente en Peter Hallward (ed.), Think
Again. Alain Badiou ant the Future of Philosophy, Londres y Nueva York, Con-
tinuum, 2004, pp. 120-137. Quiero agradecer a Peter Hallward por su lectura
atenta del borrador y por sus múltiples comentarios que me ayudaron a
presentar mi argumentación de un modo más claro y preciso. Traducción al
español de Leonel Livchitz.

67

68 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 69
A pesar de sus diferencias obvias, los edificios teóricos de Laclau que, hasta ese punto, había sido un terreno teórico relativamente
y Badiou están unidos por una homología profunda. Contra la
común. Una última observación preliminar: a continuación voy a
visión hegeliana de lo "universal concreto", de la reconciliación
entre lo universal y lo particular (o entre el ser y el acontecimien-
referirme principalmente a la ética de Badiou, sin un abordaje in-
to), que aún es claramente discernible en Marx, ellos comienzan tegral de su ontología, tarea que espero llevar a cabo en un futuro
afirmando una brecha constitutiva e irreductible que socava la no muy lejano.
consistencia cerrada en sí misma del edificio ontológico: para La- Recapitulemos primero algunas categorías básicas de la teoría
clau, esta brecha, que exige una hegemonización, es la que existe de Badiou. Hay una distinción principal, desde su perspectiva, entre
entre lo particular y el universal vacío (la brecha entre la estruc- situación y acontecimiento. La situación es el terreno de una
tura diferencial del orden social positivo -la lógica de las diferen- multiplicidad que se corresponde con lo que se puede denominar,
cias- y el antagonismo político en sentido propio, que involucra
en términos generales, el campo de la objetividad. El ser no es
la lógica de la equivalencia); para Badiou, es la brecha entre el ser y
el acontecimiento (entre el orden del ser -estructura, estado de si-
uno -la unicidad, para Badiou, es una categoría teológica- sino
tuación, saber- y el acontecimiento de la verdad, la verdad como múltiple. La multiplicidad presentable o consistente se corres-
acontecimiento). En ambos casos, el problema consiste en quebrar ponde, en lo esencial, con el campo del saber, de lo calculable,
el campo ontológico cerrado en sí mismo como una descripción lo diferenciado. El conjunto de distinciones objetivas se corres-
del universo positivo; en ambos casos, la dimensión que socava ponde con un principio estructural que Badiou denomina el estado
el cierre de la ontología tiene un carácter ético: concierne al acto de la situación. Lo que a menudo llamamos moral -el orden
contingente de decisión contra el fondo de la multiplicidad inde- normativo- forma parte de este estado y se organiza bajo este
cidible del ser; en consecuencia, ambos autores intentan concep- principio estructural. Hay que establecer una distinción aquí en-
tualizar un modo nuevo de subjetividad, poscartesiano, que corte tre la presentación de una situación donde la estructuración -el
sus vínculos con la ontología y gire en torno a un acto orden- se muestra como tal, y la representación, el momento en
contingente de decisión.' que el primer plano no lo ocupa la estructura sino el proceso de
estructuración (structuring). El
acontecimiento se basa en aquello
que es radicalmente irrepresentable dentro de la situación, aque-
llo que constituye su vacío (una categoría que retomaremos más
A pesar de estos numerosos puntos de convergencia reales, tam-
adelante). El acontecimiento es la declaración misma de ese va-
bién hay, no obstante, muchos aspectos en los que nuestros en- cío, un corte radical con la situación que vuelve visible aquello
foques respectivos divergen en lo fundamental, y de estos voy a que la situación sólo puede ocultar. En tanto que el saber es la
ocuparme en las páginas siguientes. Sin embargo, el hecho de que inscripción de lo que ocurre dentro de categorías objetivas prees-
nuestros enfoques sean en efecto comparables tiene sus ventajas: tablecidas, la verdad -la serie de implicancias sostenidas tras un
decisiones teóricas opuestas se pueden presentar como trayectos acontecimiento- es singular: lo propio del acontecimiento no se
alternativos cuya divergencia es posible pensar a partir de aquello puede subsumir bajo ninguna regla preexistente. Por lo tanto, el
acontecimiento es inconmensurable respecto de la situación, su
1
Slavoj 2dek, The Ticklish Subject: The Absent Centre of Political Ontology,
corte con ésta es realmente fundacional. Si intentáramos definir el
Londres, Verso, 1999, pp. 172 y 173 [trad. esp.: El espinoso sujeto. El centro ausente vínculo del acontecimiento con la situación, sólo podríamos decir
de la ontología política, trad. de Jorge Piatigorsky, Buenos Aires, Paidós, 2001]. que es una substracción de ésta.

que surgir de la forma del acontecimiento como tal. a su principio de definición puramente formal (la or . diferenciar. o bien podemos negar el ca. a su vez. el acontecimiento también sólo puede nos a dicha visibilidad a través de aquello que Badiou denomina tener un contenido puramente formal. Nueva Visión. el único contenido posible del acontecimiento como su advenimiento posibilita abre una zona de indeterminación en pura substracción es la presentación o la declaración de lo irrepre- relación con los modos de tratar con éste: podemos o bien ceñir. aunque sea una ruptura inmanente en una situación Sería razonable empezar por considerar las tres formas del singular. Debemos olvidar todo Hallward. única cosa que es para todos y que es mente nítida la oposición entre situación y acontecimiento como eterna. Londres. 2001. ser. para fundamentar una alternativa ética? ¿Posee el criterio de distinción entre vacío y plenitud la solidez suficiente Lo que hace que un acontecimiento verdadero pueda constituirse para distinguir el acontecimiento del simulacro? ¿Es lo suficiente. lo diferencial. en este caso. trad. dad) y la forma de una totalización dogmática de una verdad. ¿Es Badiou fiel a sus propios presupuestos teóricos en este En este punto debemos formulamos una serie de preguntas punto? Creo que no. cuyo único fundamento está dado por la categoría 2 de la "substracción". la distinción entre acontecimiento tres formas principales: la forma de la traición (el abandono de la y simulacro también debe ser una distinción formal -esto es. lo ético. en origen de una verdad. 73 [trad. que se define distingue al acontecimiento del simulacro es que el acontecimiento a sí mismo exclusivamente por su capacidad para sustraerse de apunta al vacío de una situación.sólo esto implica la distorsión o la corrupción de una verdad. por ejemplo. En términos de Badiou. p. el mal puede adoptar a ser fiel a sus premisas teóricas. En este caso. Según la lógica de un simulacro. Su respuesta a la pregunta por el criterio que interrelacionadas. tiene fidelidad al acontecimiento). temente de su contenido real-. se supone que establece una oposición ontológica básica entre la situación y el acontecimiento. en Tomás Abraham. el múltiplede- formular un principio ético? Mi respuesta a estas tres preguntas nada no excluye ni obliga a nadie. un mandato ético enteramente formal. el simulacro -como una de las figuras del mal. del vacío por la plenitud de la comuni. Badiou plenitud o sustancia. De modo que si Badiou va ternativa es el mal. 1995]. Ensayo sobre la acerca de los contenidos materiales y ónticos de la situación y reducirla conciencia del mal". como tal). puede surgir en el terreno de la verdad. En consecuencia. Batallas éticas. UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 71 70 DEBATES Y COMBATES El concepto de acontecimiento está estrechamente ligado a ganización de lo calculable. una situación. independien- a través de la nominación. Ethics. Verso.se vincula a la situación como cluido formalmente en el comienzo mismo? Como dijimos. Es la neutralidad absoluta del será negativa. la forma del simulacro (el reemplazo. En otras palabras. de Peter de los cuales se puede pensar la distinción.: "La ética. la fidelidad una fidelidad al acontecimiento -que supone la transformación de al acontecimiento (el contenido exclusivo del acto ético) tiene que la situación a través de una reestructuración que toma la verdad ser. reside en que justamente está ligado a la particularidad de para atribuir al campo del acontecimiento todo lo necesario para una situación sólo por el sesgo de su vacío. esp. Buenos Aires. ¿Cómo proclamada como punto de partida-. Cuando deja en claro. Alain Badiou y Richard Rorty. esta al. La pregunta principal es: ¿en qué medida pasa de contrabando en su argumento algo que había ex. El simulacro -el nazismo. De modo que la fidelidad de la que un acontecimiento es el origen. sentable.2 mal a las que se refiere Badiou. la visibilidad que sin embargo. Esto también establece los parámetros dentro Alain Badiou. An Essay on the Understanding of Evil. lo ético del simulacro? Tal como Badiou rácter radicalmente acontecimiental del acontecimiento. ¿Es suficiente un acontecimiento. Una vez producido el acontecimiento. no por eso deja de apuntar a la universalidad. El vacío.

anticipa las demás: la distinción entre verdad y si. de Cristina Sardoy y publicado. Hegemony. en Judith Badiou. man ese acontecimiento discriminen entre tipos de interrupción ticular..3 diferencial a esos tipos-. justamente. la situación no es un locus posible nazismo procede de un modo similar. Ernesto Laclau y Slavoj iek. es dejar en claro en qué consistiría los últimos remanentes de la "torsión sintomal" que altera el distorsionar un acontecimiento -pero esto en sí no establece un equilibrio de esa constelación. con su repudio! desplazamiento del antagonismo social fundamental ("lucha de clases" que divide 5 Slavoj 2dek. please". Verso. Primero subscribe a la dis- para un discurso que distinga entre acontecimientos verdaderos tinción de Badiou: y falsos. 125 [trad. no el vacío de de representación (de modo tal que su carácter concreto debe ser la situación anterior. entre el vacío y lo pleno.4 Hay sólo dos ción a un tercer discurso como una suerte de deus ex machina no lugares de enunciación dentro del sistema de Badiou: la situación es propia de Badiou exclusivamente. porque el vacío es precisamente aquello que la situación no puede pensar. la Nación. en demos avanzar más allá del establecimiento de los componentes cierta medida. ciones de sujeto "reaccionarias" y "oscuras". de clases o posmodernismo? ¡Sí. no po- que nos referiremos más adelante-. Universality: Con- 4 Me han dicho que en sus cursos de finales de la década de 1990 Badiou temporary Dialogues on the Lef t. ella misma de esa situación -y menos aún de que atribuyan un valor ético enraizada en los rasgos de la tierra.): aspira precisamente a destruir acontecimiento como verdadero. la raza". en Contingencia. Graciela Homs. sino su plenitud. 2000.. desarrolla las implicancias del constitutivo. Todo lo que los sujetos involucrados en un tancial de una constelación dada (en el terreno político: la Raza. Buenos Aires. En mi caso. 3 Alain Butler. sino la particularidad absoluta de una comunidad. formales de una ética militante. el acto inautén- entre acontecimientos verdaderos y falsos que el acontecimiento tico se legitima a través de la referencia al punto de totalidad sus- mismo no provee. trad. ¿Qué es lo incorrecto en esta solución? Muchas cosas -a las Está claro que. con el tiempo. Diálogos contemporáneos en la izquierda. Esto no debería Son pocas las sorpresas que ofrece el análisis del nazismo que se sorprendernos: si el acontecimiento se constituye a través de una desprende de estas premisas: substracción pura y simple respecto de una situación concebida como una encarnación contingente dada del principio formal La llamada "revolución nazi". 73. El análisis de 2iíek sobre el y el acontecimiento. p.5 criterio para distinguir la verdad del simulacro-. Londres. esp. la sangre. por favor!". 2003]. una vez que aceptan el la Religión Verdadera. no hay forma de que los sujetos que afir- no se sostiene. punto de fracaso —o lo que Alain Badiou denominó acontecimiento no puede aportar una capacidad para distinguir la "torsión sintomal" de una constelación dada—. pero en especial una que. "Class Struggle or Postmodernism? Yes. No la universalidad de lo que estrictamente ignorado). Sólo apelando a un tercer discurso que no se integra fácilmente al sistema teórico de Badiou se puede sostener la distinción entre verdad y simulacro.: "¿Lucha ha dado una respuesta parcial a esta objeción a través de su referencia a posi. Pero ese lugar de enun- ciación tampoco se puede constituir en torno al acontecimiento.72 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 73 el seudoacontecimiento "hace advenir al ser. sobre la base de las premisas afirmadas. en ningún trazo (en ningún múltiple) par. y que no podemos legislar nada mulacro en última instancia no se puede formular porque no posee acerca de su contenido -excepto mediante el contrabando de un ningún lugar viable de enunciación dentro del edificio teórico de tercer discurso (aún no teorizado) en el argumento-. hegemonía.. Ahora bien. . Contingency. nombra. Esta apela- Badiou (al menos en esta etapa de su elaboración). op. procedimiento de verdad pueden hacer. cit. p. En contraste con este acto auténtico que interviene en el vacío La "verdad" que. Fondo de Cultura Económica. me limito al material universalidad.

pp. "Situación". una particularidad plena convocada de la cual cambiaron muchas cosas -"pasaba algo todo el como la sustancia de una situación. algo -lo que realmente importa. ción de la causa de antagonismo social en la figura del judío. gran corazón desaprueban esta elección radical por considerarla Linkfaschismus... de igual". de una actividad frenética en el transcurso "vacío" y su opuesto. anula claramente la confrontación blecer distinciones entre categorías ontológicas. toda situación concreta posible. Os.6 un modo hegeliano. preconstituidas trascendentalmente). si algunos liberales de rico de Badiou.7 ¿Qué es lo que no funciona aquí? Evidentemente. como en el dos caras de esta potencial polaridad. lo empleo en este último sentido. estas huellas existen y están inscriptas en la alternativa contenido concreto de sus aserciones -con las que coincido en su exclusiva entre la vinculación con una situación particular desde el sesgo de su vacío. y la de un modo más sutil. el espíritu de sacrificio. Lo que figura como vacío es siempre. UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 75 74 DEBATES Y COMBATES el edificio social desde adentro) -con su proyección / externaliza. cit. que "la única perspectiva 'realista' es fundar una nueva universalidad política optando por lo imposible. es imposible. Sugiere. 124 y 125. en Contingencia.sino el papel que estas aserciones tienen en su teoría y. o nombrar el vacío a través de la postulación axiomática La ventaja de las formulaciones de 2iíek sobre las de Badiou es inherente a un procedimiento de verdad -en cuyo caso no parece que hacen por demás explícito este tercer discurso silencioso que haber medios disponibles para distinguir los acontecimientos ver- está presente en los textos de Badiou sólo a través de sus efectos daderos de los falsos. cit. o bien la nominación de la supuesta "plenitud" 6 Slavoj 2i1ek.. por ejemplo. de Heidegger. también en la teoría de Badiou. o como nada. cuyo respeto nos impediría también 'resignificar' el terror. cómo tiempo".8 Lo mismo ocurre con el de un seudocambio.. Según tivo. asumiendo plenamente el lugar de la excepción. precisamente. op. desde el va- pasaje que acabo de citar) y la exaltación de las virtudes puramente formales cío. esto es. de cierta situación. Observemos las enfoque teórico marxista (incluso un marxismo ad usum Delphini. no obstante. Ernesto Laclau ontológico proviene. lo óntico en lo ontológico -una solución con la que 2i1ek coquetea pero que Badiou intenta evitar escrupulosa- mente-.para que. sin tabúes. si se quiere. porque sí—.vrdapgéseut con el antagonismo social: la "revolución nazi" es el caso ejemplar tus ontológico en el discurso de Badiou. Y cuando se trata de optar por ésta —ser antisistema una situación. "acontecimnto". resolveríamos nuestro problema. esp. La oposición entre lo óntico y lo ¡que así sea!" (Slavoj 2i2ek. entonces. y colapsa el principio de distinción entre el teóricos. ¿En este caso. 326 [trad. En mi caso. para Badiou. p. Si pudiéramos demostrar que una alternativa 7 El hecho de que 2ilek explicite más que Badiou lo que he denominado de este tipo es realmente exclusiva y constitutivamente inherente a el "tercer discurso" no significa que su postura teórica sea más coherente. se supone que determinemos cuál es el vacío real de una situa- no cambiara.. no el Badiou.". op.: "Mantener el lugar". Se puede concebir una tercera solución: que las huellas de un aquello que "realmente importa" en la sociedad y cómo pudieron acontecimiento verdadero ya estén ontológicamente determina- cambiar las cosas sin que se produjera ningún cambio significa das (o. y Slavoj dek. diferente en algunos aspectos de su uso filosófico corriente. En primer lugar. el vacío de del "vivere pericolosamente" . sin normas a priori ('derechos humanos'. "Class Struggle or Postmodemism?. mayoría. 8 'democracia').. "Holding the place". enérgicamente una teoría rudimentaria de la "falsa conciencia" que le permite detectar los antagonismos sociales fundamentales. cila de modo constante entre fundamentar sus opciones ético políticas en un Esta demostración. Todo lo que se representa como vacío. en Judith Butler. para que las cosas fundamentalmente "siguieran ción concreta? Sólo hay dos posibilidades: o bien reabsorber. 2i2ek no oculta la naturaleza de su operación: afirma acontecimiento y el simulacro-. Ya que se consiguiente reafirmación de la noción corporativista de sociedad trata de un conjunto de aserciones ónticas cuya ambición es esta- como un Todo orgánico-. hegemonía universalidad op cit ]) Un poco truculento ¿no? . por supuesto. el El término "ontología" tiene un significado particular en el enfoque teó- ejercicio implacable del poder. se puede relajar bastante en lo referido a las restricciones ideoló- gicas.

capacidades de articulación yendo más allá de sí mismo. sin embargo. no son sitios particulares que de. para él.pero que. Esto es lo que denominamos comunes a la situación. nece vacío por definición. se los puede nombrar de un modo referencial: los turantes-. no habría problema: el borde del vacío forma de llenar el vacío es. como no posee miembros propios (en la situación presentada lo que enfrentamos. que requiere de una en que han de vincularse estas dos dimensiones. Esto significa la humanidad . (No hace falta agregar referencial y la no representabilidad al interior de la situación que la idea misma de este llenar es un anatema para Badiou: toda coincidieran exactamente. y lo sujetos consiste. Supongamos que una sociedad ¿Cómo podría verificarse este llenar? Badiou cree que el va- experimenta lo que Antonio Gramsci denominó una crisis orgánica: cío. esto es. Precisamente en este punto es donde mi enfoque co- conjunto ubicado en el "borde" de lo que sea que se considere la mienza a diferir del de Badiou. Dentro del sistema de él. Si la designación descripción teórica. cierta El problema que surge de inmediato concierne al modo preciso forma de llenar el vacío -de un tipo especial. de la situacionalidad como tal en torno a un nuevo núcleo. toda ope. no se corresponde con trucción de la situación en torno a un nuevo núcleo. un significante de las implicancias del acontecimiento: éste tiene que exhibir sus sin un significado-. La posibilidad que hemos planteado. De modo que el procedimiento de verdad en el que participan sus bargo. sin embargo -que la cuya articulación es crucial para la cuestión que estamos tratan. por la teoría de conjuntos aparece como el conjunto vacío). Pero no hay motivos lógicos ni históricos para adop- tar este presupuesto simplificador. sino que tiene que reconstruir el principio vacío que pueda servir para identificarlo o localizarlo. este nombre permanece vacío porque lo que designa. que carece de otras características identifica. plantea preguntas que no pueden responderse dentro sans-papiers en la Francia de hoy. la muerte de Cristo en el discurso de San Pablo en su calculable en la situación es el principio de calculabilidad como tal. oposición a la Ley hebrea y al saber griego. por lo cual necesariamente tiene que ponerse en cuestión la separación radical entre vacío y sitio del acontecimiento. como no hay nada "en" el tamente estructurada. Esta distinción tiene perfectamente sen- situación pueda reconocer o discernir. Por el otro. siempre posee cierto contenido. el mal. no hay nada para la situación -un elemento representado sólo como un modo de que el vacío reciba contenido alguno. sino más bien el hecho de que la lógica misma incluida en todas. tido dentro del enfoque de la teoría de conjuntos con el que trabaja pacio liminar se pueden presentar de dos modos muy diferentes. en ese caso. El "sitio del acontecimiento". no tiene ningún elemento que la "designación referencial". en la recons- que proclama a través del acontecimiento. para utilizar una terminología diferente. ración de este tipo resulta imposible. un grupo o situación. etc. en una de sus dimensiones básicas. la clase obrera en la sociedad del sistema de Badiou. los sujetos de una verdad que afirma el acontecimiento Esto transforma el rol del acontecimiento: no tiene que proclamar apuntan a la universalidad lisa y llana. ya que en este caso lo que pasa a ser no capitalista. Este elemento. En consecuencia. esto modifica radicalmente la relación vacío! contiene un elemento mínimamente identificable. sin em. no finen (delimitan) lo irrepresentable dentro del campo general de pertenece a ninguna situación particular -lo que significa que está la representación. no posee elementos propios lado.) se ubicaría precisamente en un sitio definido por los parámetros de la situación. La consecuen- nada que sea representable dentro de lo calculable de la situación cia es que ya no hay posibilidad alguna de un desarrollo lineal -sería.76 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 77 está diseminado en la situación entera y necesariamente incluido sólo la centralidad de una excepción respecto de una situación al- en cada subconjunto de una situación. A mi entender. ya que es y perma- "algo" indiscernible. Badiou. por otro torias-. en lo que concierne a las situaciones de la representación ha perdido sus capacidades estructurantes. lógica de la representación pudiera perder sus capacidades estruc- do.se vuelve necesaria. según Badiou. Por un lado. Los habitantes de este es. humanas. Cada situación.

en lo esencial. se convirtieron en los símbolos y en la superficie de inscripción de Quisiera ser claro: no presento una objeción a la universalidad una pluralidad de otros reclamos que no eran calculables dentro de como tal sino al modo en que Badiou la construye teóricamente. pero también se constituyen como su- ejercicio irremediablemente metafórico por el cual se equipara al jetos políticos mediante una serie de demandas particulares que vacío con la universalidad. Lo que tenemos aquí es un que vive aquí es de aquí"). De modo que el argumento cluido a priori de nombrarlo. En segundo lugar. un momento la ilusión de que. como se derrocó un régimen opre. se convirtieron en tido que el vacío. Eso es todo lo que puede decirse en lo que respecta a la afirmación de Badiou de que todo llenar el vacío implica el mal. no hay sitio dentro de la situación. se llena de ciertos con. No es necesario más de un instante de se podrían satisfacer a través de una hegemonía expansiva de la reflexión para advertir que el contenido universal no está vacío. cia local pueda simplemente eliminarse del cuadro como si se rables. en tanto elemento indiscernible dentro Cuando se la transpone al análisis social. El movimiento Solidaridad comenzó como un conjunto particular de reclamos de es perfectamente circular. indiferencia hacia todas las cualidades hay locus. un grupo de obreros en Gdansk. a veces se nos presenta el ar- gumento de que los sujetos de una verdad poseen medios para La conclusión es evidente: la frontera entre lo calculable y lo no calculable es. ningún nombre está ex- depende por completo de la aceptación como punto de partida de la igualdad entre vacío y universalidad. Las personas viven por no se puede eliminar de ellos cierto vestigio de particularismo. Sólo puedo coincidir Badiou— no creo que el particularismo inherente a esa referen- a medias con esta argumentación. el momento construir algo así como el nombre del vacío. para todos los miembros de esa situación (por ejemplo: "Todo el etc. afirmaba que el que —y en este punto definitivamente estoy en desacuerdo con proletariado únicamente posee sus cadenas. no hay y los valores. A la inversa. "sólo cadenas". apunta a algo que está más allá de la particularidad equivalencia ¡trascendencia de particularidades que se puede en tanto particularidad. fue a Hasta cierto punto. pero como estos símbolos sirvieron para representar un conjunto sivo. que lleve inscripto a priori dentro de sí las garantías de universalidad: esto es. a la teoría de conjuntos. Es a través de esta distintivo. al no poseer ningún contenido la encarnación de la universalidad como tal. Pero está claro que la validez de estos criterios nombre natural para el vacío. mayor de reclamos democráticos equivalenciales. es verdad que la interrupción radical de una través de su articulación entre sí que estas demandas construyeron situación dada interpelará a personas a través y más allá de par. el vacío. haciendo su trabajo. según Badiou. en ese sentido. Pero el reverso del cuadro.— que están lejos de estar vacíos. en es especialmente aplicable a los símbolos centrales de Solidaridad: este sentido. Esto es. como estos reclamos se formularon en un contexto particularmente represivo. efectos universalizadores. sigue allí. Existen dos dificultades insupe. Veamos un ejemplo. etc. cierto universalismo que trascendió todas las particularidades. La primera es que la categoría del vacío —del conjunto vacío tratara de un sitio que sólo posee relaciones de exterioridad con 0— sólo está vacío cuando opera en el ámbito de las matemáticas.—. la situación definida por el régimen burocrático. Esto es lo que en mi de la designación referencial. Pero esto significa que no diferenciar la verdad del simulacro —criterios tales como igualdad o universalidad estrictas. de su situación. inestable. los sans-papiers individuales Simplemente nos enfrentamos a un intento de una defensa ética pueden llegar a ser calculables. Sin embargo. situación existente y. convertirse en miembros de la universalidad que procede a través de una apelación ilegítima normales de la situación. Toda ruptura revolucionaria posee. pueden llegar a expresar una posición verdadera tenidos —el pensamiento. esto es. Eso ticularismos y diferencias. en el sentido en que Marx. Los sans-papier. Es en este sen. aquello que se derrocó es la opresión en sí. la libertad! conciencia. por ejemplo. Ya trabajo he denominado hegemonía: el proceso por el cual una i l id d .78 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 79 indistinta.

etc. Mantengamos ese ejemplo que. sino sobre la particularidad dominio exclusivo de uno de sus dos polos-.9 tales: 1) la universalidad no posee sitios de emergencia a priori. ella de un choque entre una presencia no calculable y una situación miento.. los "arios". admite: amenazados y la reconstrucción de la comunidad como un todo en torno a un nuevo núcleo pasa a un primer plano en tanto una ne- cesidad social fundamental. Como hemos argumentado. No solamente una nominación universal del aconteci. esto significa la situación (los "alemanes". es decir.80 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 81 asume la representación de una universalidad con la que es en que son arbitrariamente declarados como no perteneciendo a la última instancia inconmensurable. bajo estas premisas. nazi tanto como de cualquier discurso socialista. cuando los principios mismos de la calculabilidad están tomado en sentido fuerte". de la construcción de una he. . el vacío no posee un sitio único y preciso en una situa- entre el acontecimiento y el simulacro. la distinción entre calculable y lo no calculable. No se trató en simulacro. esto es. el acontecimiento y el simulacro? No debería sorprendernos que gemonía expansiva. de aquellos Ibid.) funciona en el dis- que dicha universalidad pura es imposible. Llenar un vacío no es cerrada de un conjunto abstracto (los 'alemanes' o los 'arios')". "'Simulacro' debe ser ción crítica. por definición. de un equilibrio inestable entre universalidad y particularidad -un a diferencia de la fidelidad a un acontecimiento. presenta desde nuestra perspectiva el vacío no es la universalidad en el sen- el mejor terreno posible para que Badiou presente su argumento. op. sino hacer de ese contenido Para evaluar la viabilidad de la solución de Badiou debemos plan- el punto nodal de una universalidad equivalencial que lo trascienda. enfatiza sin concesiones los paralelos estructurales coincidiría. nunca se puede romper a través del no sobre la universalidad del vacío. tido estricto del término sino aquello que no es calculable en una No se lo puede acusar de intentar simplificar la cuestión: por el situación dada. Consideremos de forma sucesiva ambas preguntas. asegura la promoción y dominación. y creo que aquí Badiou contrario. Recordemos que zismo. 74. pero este llenar sólo puede proceder a través distinción que intentamos socavar-. en el caso del vacío: ¿en qué medida el particularismo del discurso que era la determinación de un acontecimiento verdadero (cuya nazi es incompatible con toda apelación a lo universal (al vacío)? condición previa era nombrar un vacío puro. una ¿Y en qué medida el conjunto abstracto que regula la ruptura con universalidad no contaminada por la particularidad). induciendo la fuerza de una ruptura radical. humana de los otros. desde el punto de vista de nuestro problema original. lo haga a través de una oposición radical entre el vacío y lo que tral que merece. regla su ruptura equilibrio que. Su lugar siempre va a curso nazi como una instancia particularista? estar ocupado/encarnado por algo que es menos que ella misma. cit. tearnos algunas preguntas que son opuestas a las que nos hicimos Ahora bien.10 sólo asignarle un contenido particular. Respecto Pasemos ahora al otro lado de la polaridad: el llenar particu. p. sino que es el resultado del desplazamiento de la frontera entre lo ¿Cómo establece Badiou. sustancia comunitaria. erigido —sin que ningún Inmortal sin embargo advenga— por encima de la animalidad 9 Alain Badiou. sino también la "obligación" de una fidelidad y la promoción de un simulacro de suj eto. nombrar el vacío se vincula constitutivamente al se presenta como la sustancia de la comunidad -precisamente la proceso de llenarlo. "La fidelidad a un simulacro. a la primera no cabe ninguna duda: el vacío es objeto del discurso larista del vacío que Badiou y 2i2ek analizan en conexión al na. Ésta fue exactamente la situación que todos los rasgos formales de una verdad son puestos en obra en el prevaleció en la crisis de la República de Weimar. 2) si se le otorga a la articulación el papel cen. por ser extremo. de la cual el simulacro de acontecimiento De esta argumentación se desprenden dos condusiones capi.

de estos nombres debilita pero no elimina su contenido particular. la función universal " Mi presupuesto básico es que los términos centrales de una formación dis. También hemos argumenta. resulta imposible basar opciones éticas al nivel abstracto de una tablecía un corte con la situación? ¿No es esta sustancia comuni. que condensó una pluralidad de demandas distintas. Los términos que nombran for. sin em- do que la universalidad dependerá de la extensión de la cadena de bargo. pueden devenir. De esto me ocuparé a a la inversa. En de la comunidad que exigía que el acontecimiento nombrado se ese caso. con el conjunto particular (sangre. Esto significa que: 1) no hay nombre de una universalidad pura. sino de una desestructuración fundamental en este juego indecidible entre universalidad y particularidad.) que el nazismo convocó como el acontecimiento que es. los símbolos centrales de su discurso — aquellos que nombraron el vacío— no se pueden concebir como poseedores de una referencia puramente particularista. sin embargo. 2) un nombre particular puro también es imposible. Badiou mismo estaría dispuesto a aceptarlo: la verdad del contenido encarnado por ese sitio. Lo único ¿Qué ocurre. Por el mismo motivo. está claro que el vacío como tal sin duda fue un objeto del que todo vale y que no es posible emitir un juicio ético acerca de discurso nazi. para él es siempre la verdad de una situación. que efectivamente se desprende de nuestro argumento previo es que raza. a través de las cadenas obstante. lo que he denominado el tercer discurso silencioso equivalencias expresada a través de dicho nombre.82 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 8 bien estructurada (entre un acontecimiento proclamado y el que antes hemos denominado hegemonía consiste. necesita ser llevado a un primer plano de forma explícita. desde el comienzo mismo. como consecuencia.11 Lo argumento es que la construcción de la hegemonía nazi operó exactamente del mismo modo y que. nombre de sentidos en extremo particularistas. no obstante. cambios en el aparato teórico de Badiou. incontaminada (de un vacío rra" en la Revolución Rusa. Esto también significa que el nuestro tratamiento de la nominación del vacío. Mi puro). sentido. Esto significa implícito en su enfoque —aquel que le proporcionaría realmente una que un nombre que posea cierta centralidad política nunca tendrá posición legítima de enunciación para su discurso sobre el mal— una referencia particular unívoca. Por supuesto. precisamente. antes el ejemplo de Solidaridad. una referencia mucho más universal en tanto que. estado de la situación). esta operación no es posible sin introducir algunos de equivalencia. No malmente una particularidad adquirirán. En veen criterios para la elección moral. colapsa la distinción entre acontecimiento convirtiera. en ciertas articulaciones discursivas. He mencionado de un modo directo sin la mediación de alguna particularidad. fin de determinar cuál poseía una capacidad mayor para articular una situación contra la alternativa de la anomia y el caos. etc. en un principio de verdadero y simulacro: es imposible simplemente concebir el mal reestructuración. pero esta universalización a través de la . y que taria particular incompatible con la universalidad del vacío (del estas categorías —más allá de su validez en otras esferas— no pro- conjunto vacío)? Hay que abordar este asunto con cuidado. tampoco se del statu quo. o en el rol del "mercado" en el discurso de Europa del Este después de 1989. aunque esto cursiva se universalizan al operar como puntos nodales (como significantes sucede con todos los discursos hegemónicos. entre diferentes modos de nombrar lo no calculable a conjunto construible en lo que concierne a la sociedad. No se trató de sustituir una situación existente como resultado de una invocación particularista en oposición a bien afianzada por otra derivada de nuevos principios subversivos la universalidad de la verdad. En este ¿Significa esto que debe abandonarse la noción misma del mal. otros cuya denotación es aparentemente universal continuación. fenómenos tales como el nazismo? Evidentemente no. teoría dominada por la dualidad situación/ acontecimiento. No es posible para el universal hablar amos en el sentido lacaniano) de una cadena de equivalencias. sino de una lucha hegemónica entre principios puede sostener la distinción marcada entre conjunto genérico y enfrentados. distinguimos entre terreno en el cual estos criterios pueden surgir será uno mucho más la designación referencial del borde del vacío y la universalidad concreto. En ese caso.

En cuanto a la tercera figura. no obstante.rechazaríamos esta Resumamos nuestro argumento hasta este punto. sino desde la del si- Y. presenta problemas propios tenga algún sentido. y la noción de una ontología basada en en un normativismo a priori -éste pertenecería. por definición. que analizaremos a continuación. ordenamiento sea el resultado de una construcción contingente -y traídas del acontecimiento concebido como substracción respecto a necesariamente tiene que serlo. La fuente del compromiso que la consistencia entre el acontecimiento y el nuevo ético debería hallarse en las implicancias o las consecuencias ex. pero al menos se ha dado un paso en la dirección correcta. o al menos se establece como para el acontecimiento (lo que hemos denominado un "ter.tiene la intención de distinguir entre un porque. priori. en segundo lugar. Pero Badiou -y yo mismo. La segunda. entre sus polos un sistema mucho más complejo de desplazamientos cer discurso").' 84 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 85 II sistencia entre la universalidad exhibida por el acontecimiento y el nuevo ordenamiento que resulta de la intervención del sujeto. ¿En qué consiste esta "consistencia"? Una posibilidad es que sea una consistencia lógica. sólo la primera -la distinción hemos visto. Siendo esto así. Esto sólo significa que la consistencia distinción entre acontecimientos verdaderos y falsos en aquello del nuevo ordenamiento será. Este fundamento lo encuentra en la dualidad culado de la que tal vez sea la característica más valiosa de la ética vacío / pleno. De las tres figuras que la distinción vacío / pleno carezca de ambigüedad. se niega a fundamentar su ética y la situación se cancelaría. Esto es lo que hace de la argumentación de 2i2ek mutuos que el permitido por la dicotomía nítida de Badiou. el callejón sin salida del que nos ocupamos no está desvin- ontología dualista. ¿qué es vismo excluido de modo axiomático y. En ese caso. en todo sentido. la distinción de Badiou es insostenible. Ahora bien. Badiou. Hagamos una última obser- La piedra angular del argumento reside entonces en el hecho de vación antes de embarcarnos en este asunto. perspectiva del acontecimiento verdadero. Esta negativa. como argumentamos antes. en primer lugar. en segundo lugar. algo irremediablemente ecléctico. sino que ya posee cierto contenido.no está realmente mismo reconoce. Pero. como del mal a las que se refiere Badiou. En primer lugar. ya que Badiou aún tiene que explicar por qué dar expre. como Badiou categoría es aplicable a una situación humana. sería considerada como el mal no sólo desde la vacío para Badiou. el vacío -en la medida en que la acontecimiento verdadero y uno falso. Esto no elimina por completo el problema del tercer de Badiou: su negativa a postular algún tipo de normativismo a discurso. el único camino que Badiou tiene disponible es el intento de fundamentar la distinción acontecimiento / simulacro Lo que argumentaremos a continuación es que. de las dificultades que enfrentamos. sin embargo. el universal. ha sido acompañada por la aser- sión al vacío es bueno en tanto que dar una expresión a lo pleno es ción de algunos presupuestos ontológicos que son la fuente misma malo. La única alternativa es la situación en tanto calculable dado-. de un posibilidad porque en ese caso la brecha entre el acontecimiento modo absolutamente correcto. paradójica- en las diferenciaciones estructurales mismas establecidas por su mente. porque esto si no un llenar el vacío? Si mi argumento es correcto. cierta con. contingente" son términos intercambiables. una consistencia que los acontecimientos proclaman realmente. porque el ordenamiento de los elementos de la mulacro (tanto un fascista como un socialista considerarían que situación que produce el sujeto a partir de la inconsistencia genérica cualquier tipo de debilitamiento de la voluntad revolucionaria es revelada por el acontecimiento exige. no se puede basar ninguna inconsistencia primordial-. Ergo. a la multiplicidad dejaría de tener sentido. y es lo que Badiou intenta evitar. si queremos que la noción de "ordenamiento" el mal). dado que parte del terreno de una esa situación. "procedimiento de verdad" y "construcción porque eso pasaría de contrabando en el argumento el normati. . la exigiría una instancia de juicio externo tanto para la situación distinción vacío / pleno pierde sentido. construida. entre verdad y simulacro.

Las fronteras entre la situación y su vacío se conciben en ción gramsciana del "devenir Estado" de la clase obrera —en opo- términos de "bordes". surrección. el aconteci- a ésta es necesaria.) En este caso. lo tecimiento se contaminan entre sí: no son ubicaciones separadas llamo infraestructura en un sentido puramente topográfico. dentro de una topografía social. Estos. (Una consecuencia central de esta aserción es. podrían conducir a la resolución de algunas de las dificultades que presenta en este momento su teoría ética. En ese caso. "sitios del acontecimiento". (Es como el table. Las demandas de los sans-papiers simbólico se constituya plenamente. Por lo tanto. fue la destrucción de un antiguo orden sino también por ser la sos estructurantes de la situación puedan ser representados como reconstrucción de la nación en torno a un nuevo núcleo. como veremos. en el discurso cristiano. ninguna cualidad física que anticipara. principio ontológico de la ordenación como tal. la posibilidad de que los recur. son claramente. no es mi intención en este ensayo la primera es el orden óntico realmente existente y la segunda el analizar en detalle la compleja —y en muchos sentidos fascinan. ¿Cómo puede surgir entonces algún tipo de dríamos denominar con un neologismo la situacionalidad. (El sitio sería. no hubo preciso dentro de una situación por lo demás completamente or. que el acontecimiento pierde. 3) las conse- cuencias que tendrían —en caso de ser aceptados— para la perspec. Esta lógica me resulta inacep- sible a una situación estructurarse por entero como tal. dos roles antes mencionados: por un lado. guna parte de la situación si bien está incluido necesariamente en ción vacío /pleno. proporcionarán cierto grado de la misma dirección. la situación y el acon- infraestructura a un acontecimiento en caso de que se produzca. sino dimensiones constitutivas de mente sin ningún tipo de connotación causal. 2) la medida en que Lo mismo es aplicable a la dualidad acontecimiento / sitio del acontecimiento. sin embargo. Como en el caso previo.86 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 87 Como dije al comienzo. por ejemplo. hay una exterioridad esencial entre am- bos. He sugerido que el borde del vacío no es un lugar todas—. María. toda identidad social. en el cuerpo particular de denada (calculable). agregaría. subvertir el estado de vacío y pleno. obvia. Ahora repasaré en orden: 1) la naturaleza precisa de estos desplazamientos. situación es esencialmente múltiple. sición a toda noción simplista de "toma del poder"— se mueve en si bien pertenecen a la situación. de nuevo. sino el sitio del acontecimiento tiene que concebirse como una que está al interior de lo simbólico de modo tal que impide que lo relación de contaminación mutua. reestructurar un nuevo estado en torno a categoría —el "estado de la situación"— para generar un principio un nuevo núcleo. Agreguemos que. dado que su ética depende estrictamente de miento —cuya imprevisibilidad dentro de la situación sostenida por sus distinciones ontológicas. no obstante. Es sólo a ese precio que el acontecimiento puede ser realmente universal —esto es. en tanto que el acontecimiento sería su re- tiva ontológica de Badiou. el carácter excepcional que le atribuye Badiou. en primera instancia. se debe introducir una nueva por otro lado. a mi entender. puede revelar el vacío que no pertenece a nin- He intentado realizar una deconstrucción inicial de la oposi. La larga marcha de Mao no sólo triunfó porque de estabilización interna —esto es. como la la situación existente mediante la nominación de lo innombrable. universales. la mortalidad de Cristo. esto es. sino algo cuya misma presencia vuelve impo. donde universalidad de éstas? Sólo en la medida en que las personas l id d h . que iba a ser la madre de Dios. ya las hemos explicado.) dentro de las categorías de Badiou que. que no es algo que exista junto a lo simbólico. Pero alguna referencia siones nunca se yuxtaponen por completo. estos ubican al argumento ético en un mejor terreno. Las categorías más importantes que Badiou acepto plenamente— posee desde el comienzo mismo los estructuran a éstas son las siguientes: situación y acontecimiento.) Según Badiou. la relación entre el acontecimiento y real lacaniano. en algunos aspec- Ya he planteado la posibilidad de algunos desplazamientos tos. Estas dos dimen- te— ontología desarrollada por Badiou. demandas particulares y no se ha de introducir una distinción entre la situación y lo que po. En la noción cristiana de la encarnación. Y la no- uno—.

esp. (Véase mi ensayo 12 Alain Badiou.estaba La consecuencia de esto es clara: una sociedad sólo puede al- dado por la posibilidad de una diferenciación radical entre el vacío canzar una universalidad de tipo hegemónica. y no de Badiou. si bien desde una perspectiva (enquétes) como intentos militantes por conquistar elementos de teórica distinta-. p. pero incluso en ese sitio la tensión entre universalidad y estoy seguro de que él no las aceptaría)? En primer lugar. claro que ya no hay fundamento para la distinción entre verdad y simulacro. la presencia de una ausencia. 334 [trad. este colapso mismo de la lucha contra un régimen opresor. si se quiere. Pero es precisamente esa distinción la que no se sos- tarea emancipatoria está muy presente -no se trata de negarla en tiene una vez que el llenar el vacío y su nominación se han vuelto nombre de un particularismo puro. No posee . la política?". Manantial. nombrar el vacío y nombrar lo pleno se o bien "conexión" o bien "desconexión" sin la posibilidad de un punto intermedio. Ya que el borde del vacío larismo de la fuerza hegemónica (por diluida que estuviera su par- no sólo no posee una ubicación precisa (si la tuviera. Cerdeiras y Alejandro A. 1996]). sino como un proceso de conversión total en el cual hay la situación» En ese caso. esto es. cuya función como equivalente general (del dinero) de la situación -es.12 Pero su intento es ra adecuadamente su única posibilidad de inscripción discursiva. trad.: El "Why do empty signifiers matter to politics?". limitado: no lo concibe como la construcción de un sitio del aconte- sería atribuir a una diferencia en particular el rol de nombrar algo ente- cimiento más amplio a través de la expansión de cadenas de equi. Pero esto significa que todo acontecimiento ciones de "conexión" y "desconexión". Ese fundamento -en el discurso de Badiou. fundización acerca de los mecanismos que subyacen a las opera- cipatoria más amplia. cuya forma más pura se observa en el caso de la reli- de sitios cuya particularidad está articulada de modo equivalencial gión. en Emancipations(s). mediante cadenas de equivalen- distinción abre el camino a otras posibilidades que la dicotomía cia. no hay en su descripción ninguna pro- sus luchas -en su particularidad. ramente inconmensurable consigo misma. 19991. poseería un ticularidad) sigue actuando y produciendo efectos limitadores.: "¿Por qué los significantes vacíos son importantes para Aires.ya que se puede construir la indistinguibles entre sí. el proceso de de relevancia universal está construido a partir de una pluralidad conversión. 1988. pero el particu- absoluta de Badiou había clausurado. Finalmente. Como hemos intentado mostrar descripción del proceso de conquista. algo no anula las oscilaciones inherentes a su naturaleza en tanto mer- que se puede nombrar pero no representar (esto es.88 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 89 otros sitios dentro de una situación (que son innombrables dentro por pieza es tanto para Badiou como para mí una ampliación del de ésta) perciban su naturaleza común en tanto excluidos y vivan sitio del acontecimiento. de Raúl J. Sin embargo. el paradigma modelo para toda pero no definitivamente eliminada. antes con el ejemplo de Solidaridad. ser y el acontecimiento. Buenos Aires. Si además aceptamos prácticamente se acerca a la lógica hegemónico-equivalencial que que el vacío está incluido de forma constitutiva en toda situación estamos describiendo: es cuando se refiere a las "investigaciones" -y esto es algo con lo que concuerdo. L'étre et l'événement. la posibilidad de nombrarlo.como parte de una lucha eman. como una lucha contra la opresión en general. Buenos Verso. aceptar adquirir una relevancia especial como locus de un equivalente este conjunto de desplazamientos de las categorías de Badiou (y universal. Hay un momento en que el análisis de Badiou representar como una diferencia objetiva)-. está particularidad es constitutiva de la lucha emancipatoria. Lo infinito de la y la plenitud. en lo que se refiere a la cuestión ética. no se puede cancía particular. Es nombre propio e inequívoco) sino que nombra la totalidad ausente como el oro. esp. París. Ariel. sigue siendo. para Badiou. Si bien el resultado de esta construcción pieza 13 La noción de "plenitud ausente" es mía. Londres. en Emancipación y diferencia. 1996 [trad. que Badiou conside- la situación para la causa del acontecimiento. un sitio particular puede ¿Dónde nos deja. Cerletti. Seuil. la totalidad ausente de valencia.

aquello que salva el hiato entre lo que la contenido normativo del acto ético. En otras palabras: cia. El soberano de Hobbes derivaba su —malgré luí— que el vacío potencialmente posee cierto contenido: el legitimidad del hecho de que podía generar un orden. A continuación presentaré un esbozo del que con. en oposición al orden normativo determinado situacio- miento pleno de que. sea conservador o revolucionario. La búsqueda de Platón ascética y separar estrictamente los dos significados que el rótulo de la "buena sociedad" es a la vez la descripción de una sociedad ética abarca en una simbiosis infeliz: el "ordenamiento" como un que carece de vacíos o huecos y que es moralmente buena. . siguen presentes. y que Esto no significa. que el sitio del no hay modo de determinarlos a través del mero análisis lógico acontecimiento en tanto sitio determine lo que el acontecimiento de su función. tecimiento. revolución cómo elegir entre diferentes estados de la situación. ¿Cómo salir de este callejón sin salida? En mi visión. se han reunido nalmente. de modo en que en muchas ocasiones desarrolla análisis políticos de mucho mayor interés. es cómo construir discursivamente la búsqueda de lo incondicionado prevalece sobre la evaluación de tal diferenciación política. No es difícil darse cuenta de que una ética militante del acon- puesta exige dos pasos. modos diferentes de concebir el proceso de nominación. tal. denominado la situacionalidad de la situación) pero no anticipa curso".90 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 91 vuelven indistinguibles. sin embargo. raza. ésta es una distinción insostenible. no obstante. bajo el rótulo de lo "ético". orden. está excluida de jure por el argumento de Badiou. se vuelve más importante puesto. la necesidad de algún tipo de cío! pleno. sin embargo. El problema surge cuando se percibe que la función de 14 llenar puede operar a través de muchos agentes diferentes. por de sacrifico como valores en sí. Es más: lo ontológico de la distinción verdad! simulacro—. de recursos ordenadores de la dimensión situacional. potencialmente fructífero. Él posee la virtud de su propio eclecticismo. en la medida en que esta operación de llenar sea aceptada a través de una distinción estricta entre vacío y pleno. Podemos terminar fácilmente sociedad es y lo que debería ser. la res. sangre. qué significante nombrará el vacío establece una diferen. Nuestro primer paso supone el reconoci. Para mí —dada la subversión que he intentado a nivel contenido. que esté reduciendo el enfoque de 2i 1ek sobre estas cuestiones a aserciones de ese tipo. a menudo no lo hacen. En ese caso. en todo caso. contenido óntico de cierto orden sino el principio de ordenación como sidero el modo correcto de abordar el problema. Volviendo a nuestra terminología previa: el vacío puede nombrar. hemos de realizar una primera operación que se niegue la distinción entre ambas. en muchos aspectos. El problema. socava el principio de calculabilidad en la sociedad (lo que hemos y. esta solución no que en estos casos es el objeto de una investidura ética no es el está disponible. La primera es la búsqueda de lo gica implacable esto conduce a una incertidumbre total acerca del incondicionado. nación. que el orden concreto que colma esta necesidad. En una sociedad proletaria o comunismo son modos indiferentes de nombrar el va. y todo su enfoque del campo político ideológico es un equivalente exacto en el sistema de Badiou porque está basado en nuestros complejo y. nuevamente invocaría el espectro del "tercer dis. tiene que privilegiar este momento de ruptura sobre los dos cosas diferentes que no necesariamente se yuxtaponen. Seamos claros: desde un punto de vista político. esto es. Pero con una ló- hecho. Estas aserciones. La única otra posibilidad." Badiou intenta evitar este escollo supuesto. El segundo es la evaluación moral en la exaltación de 2iiek de lo despiadado del poder y el espíritu de los distintos modos de llevar a cabo este papel de llenar. en oposición al caos del estado de naturaleza. no sin producir algunos efectos políticos y teó- ricos esterilizadores. por supuesto. ¿Cómo hemos demostrado. como como legítima (lo que no ocurre en el caso de Badiou). La Ética nicomaquea de Aristóteles busca una conjunción similar de esferas. Pero. A fin de evitar interactúan estas dos tareas distintas? Una primera posibilidad es este callejón sin salida. La respuesta implícita de Badiou sería los modos de alcanzarlo. más allá de su universal. por su. que experimenta una crisis orgánica.

Esto es lo que hemos denominado la contaminación través de un acto ético no es un sujeto puro y libre de obstáculos. Sin ésta. no hay acontecimiento que. y en esta conversión. son los polo de las dicotomías por parte del otro polo. construcción de los dualismos de Badiou. no puede tener ningún contenido óntico través de una investidura ética ya es parte de una situación y de su diferenciador como rasgo distintivo. dado que el orden simbólico nunca se puede saturar. Para ¿Cómo podemos entonces pasar de un nivel al otro? servirnos de una formulación heideggeriana. implica que. de la misma situación. la nominación de lo irrepresen- table que constituye el acontecimiento supone la referencia a lo ¿A dónde nos conduce esto en lo que concierne a la teoría éti. es decisión radical— está todavía presente. la conquista sino uno cuyo sitio de constitución (y la falta inherente a ésta) no por parte del acontecimiento de los elementos de la situación sería se suprime a través de dicho acto ético (el acontecimiento). de la situacionalidad como tal. pero. excepto a través de un acto totalmente irracional de es. éste e s e l el cual incluso el acontecimiento carecería de sentido. momentos en que el estado de la situación se pone radicalmente en ción óntico / ontológica que hemos establecido entre la situación cuestión. Esto imposible. para expresarlo en otros De modo que la respuesta a la cuestión de cómo podemos pasar términos. un medio puramente transparente: posee una opacidad situacional puesto. . Esto implica que el significado del acontecimiento per se está suspendido entre su contenido óntico y su papel ontológico o. en el sentido de Badiou. no representado dentro de una situación y sólo puede proceder a ca? A este punto: lo ético como tal —como lo hemos definido— no través del desplazamiento de elementos que ya están presentes en posee un contenido normativo. Pero el objeto de la investidura no es tampoco ético. de la aserción incondicional inherente a El momento de ruptura implicado en un acontecimiento —en una todo acontecimiento al nivel de la elección y evaluación moral. la falta punto en el que pueden operar los efectos teóricos de la de. acontecimiento: la contaminación entre lo propio del es decir.92 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 93 valor positivo más allá de cualquier determinación óntica y los sis. de lo ético a lo normativo. No hay acontecimiento que se agote. Sin embargo. que el acontecimiento puede torcer pero no eliminar. Lo ético mundo) de modo que el sujeto que se constituye a sí mismo a como tal. desde un punto de vista realmente ex nihilo). Sugiero que restrinjamos el término "ética" a objeto (en lo que concierne a su objeto. como hemos visto. no hay nada que pueda proceder como una substracción pura. mutua entre la situación y el acontecimiento. Esto significa que. Pasemos a la distin. Su significado se agota en la falta inherente. "Acontecimientos". estamos arrojados al orden normativo (como parte de nuestro estar arrojados al Es aquí que debemos dar nuestro segundo paso. en su ruptura pura con la situación. Toda situación despliega un marco simbólico sin pura declaración / llenar un vacío! pleno. por su. ruptura. pero el sujeto que se constituye a esa situación. el momento de lo ético supone una investidura radical. en el momento mismo de su acontecimiento y lo situacional es el tejido mismo de la vida social. fórmula se debe otorgar a sus dos términos el mismo peso. pero es un error pensar que tenemos períodos puramente y la situacionalidad. que tanto la elección como la evaluación ya han sido realizadas to no es completamente pasivo: volviendo a San Pablo. El sujeto es sólo parcialmente el sujeto inspirado por el acontecimiento. el fascismo y el comunismo son indistinguibles. Ya hemos explicado el no puede explicar el acontecimiento a partir de sus propios patrón básico de esta deconstrucción: la contaminación de cada recursos. pero el sitio del acontecimien. sin muerte no en gran parte antes del acontecimiento con los recursos simbólicos habría habido resurrección. la ética ya no tiene nada que ver con la evaluación moral. no se presente a sí mismo como un portador potencial de un nuevo orden. el acto procede la primera dimensión. en lo que situacionales interrumpidos por intervenciones puras del concierne a su significado. Su ra- temas concretos de normas sociales a los que otorgamos nuestra dicalidad significa que el acto de investidura no se explica por su aprobación moral.

que la verdad no intente ser total sólo puede significar que la Hay sólo un último punto que tenemos que abordar. de erra.. un llenar. el hecho de no ser total. Hemos deliberación es un diálogo de sordos donde la verdad simplemente sugerido una serie de desplazamientos de las categorías que con- se reitera a sí misma a la espera de que. "Translator's Introduction". se produzca una conversión radical. En ese caso. Esto necesariamente implica una deliberación correctamente. volver total una verdad es el mal en tanto interrumpe este beración posible. ideas. por dicar todo elemento de la situación extraño a sus implicaciones. que la verdad. Peter Hallward ha señalado pluralidad de sitios. como resultado de algún forman el análisis de Badiou. sino imposible. valores. son. luchas. construye a través de cadenas de equivalencias que vinculan una que supone la deliberación colectiva. supone la deliberación. ob- a su marco teórico. la dificultad de- Badiou. el proceso de conexión diou.15 Yo agregaría que no es difícil. con el acuerdo social alter. de una situación. que es difícil. En primer lugar. creencias. dada su noción de acontecimiento. Las únicas alternativas reales en lo que concierne proceso de construcción equivalencial y convierte un único sitio en a los elementos de la situación son el rechazo total de la verdad (la lugar absoluto para la enunciación de la verdad. no hay deli. puede haber un proceso de argumentación que justifique los preparado a aceptar. op. Si el acontecimiento considerar cómo este elemento de deliberación se puede incorporar sólo ocurre a través de este proceso de construcción colectiva. los agentes sociales comparten..). Me refiero a la cuestión vinculada a cuál es para Badiou la saparece.94 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 95 Creo que esto nos provee las herramientas intelectuales para Ahora si pasamos a nuestra propia perspectiva. nativo donde la situación y el acontecimiento no se encuentran pero aquello que lo realiza no establece con el vacío una relación en una relación de exclusión mutua. Pero. en Alain Badiou. diálogos. es sin duda muy poco convincente. etc. desconexión) o lo que hemos denominado conversión (conexión). La aspiración de vínculo con la situación es de pura substracción. cuyos mecanismos no han sido especificados. al nivel tercera forma del mal: el intento de totalizar una verdad. irreductible a la situación—. En estas circunstan- cias. en tercer lugar. Esto ya una verdad que no llega a ser total enfrentará son otras opiniones. relación que hemos subsumido bajo la etiqueta general de "con- . que supone la resolver lo que de otro modo sería una aporía en el análisis de contaminación entre situación y acontecimiento. no hay recursos teóricos adecuados para tratar situacionales no subvertidos por el procedimiento de verdad. y si la verdad es no total de forma permanente. etc. ciales. deja de ser irracional en la medida en que presupone una iden- dad humana. esto es. múltiples. ¿Qué significa exactamente de necesidad —éste es el motivo por el cual el acontecimiento es para una verdad no intentar ser total? La respuesta parcial de Ba. Permítaseme expresar mi pregunta de un modo 15 Peter Hallward. xxxiii-xxxv. segundo lugar. en su introducción a la edición inglesa de la Ética concebida en un sentido amplio (que implica conversiones par- de Badiou. La dificultad reside en el hecho de que. Ethics. En con esta forma del mal y. trascendental: ¿cómo debe ser un objeto de modo que el tipo de cit. ideas. negociaciones. en el reordenamientos situacionales en términos de aquellos aspectos sistema de Badiou. ¿Pueden estos desplazamientos pro- milagro. pp. desde nuestra perspectiva. dentro de su atribución a la teoría de conjuntos de un rol fundamentador en el discurso referido al ser en tanto ser? La respuesta es clara- mente negativa. el vacío exige. en especial. como hemos visto. los bordes del vacío visiones. etc. Ya que lo que tificación que procede a partir de una falta constitutiva. servamos que la deliberación no es algo agregado externamente a Ya que si la verdad proclamada se autofundamenta. y el acontecimiento sólo se tendrá que incorporar en su forma este elemento de confrontación. y si su ésta sino que pertenece a su naturaleza inherente. ducirse dentro del marco general de su ontología. no pone por completo en cuestión. Por lo Que este intento totalitario sea el mal es algo que estoy totalmente tanto. en términos de un reconocimiento necesario de la animali.

no estamos sólo en esquivar esta incompatibilidad atribuyéndola al nivel de abstrac. en otros términos: ¿cuáles son nuestro enfoque teórico no serían pertinentes o representables). ción en el que estamos trabajando16 (la teoría de conjuntos opera En nuestro ejemplo previo de Solidaridad. privilegió el polo sintagmático del lenguaje sobre el paradigmático. y es la lingüística. entendía la filosofía clásica. debería quedar claro que la teoría de conjuntos diferenciales que constituyen el área de las distinciones objetivas encontrará serias dificultades para tratar con algo parecido a una (que definen la "situación" en términos de Badiou) componen el relación de articulación. una vez que el polo paradigmático de las sustituciones recibe su nálisis como "sobredeterminación". Lo que cuestiono es que la teoría estamos en el campo de una ontología regional sino de una de conjuntos pueda tener el papel de ontología fundamental que ontología general o fundamental. una vez que las relaciones equivalenciales se piada dentro del marco de la ontología matemática de Badiou. Esta ontología no puede ser limitada por ejemplo. por parte de alguna particularidad" va a producirse. ¿Y qué es la substitución a través de la analogía si no un agrupamiento metafórico? La metáfora. el "acontecimiento" a un nivel tal que todas las distinciones sobre las que se basa ocurrió a través del agrupamiento de una pluralidad de "sitios" sobre la base de su analogía en su oposición común a un régimen opresor. través de las cuales se establece el agrupamiento que construye un sitio del acontecimiento son relaciones de sustitución. sino categorías ontológicas que describen l ti . que y particularidad que sólo es concebible en términos de analogía. la sinécdoque 16 No sería posible tampoco restringir el análisis de la teoría de conjuntos (y en especial la catacresis como su denominador común) no son a la situación. universo saussureano. Lo reconocen como constitutivas de la objetividad como tal -esto es. y si se las extrae de su anclaje en el habla y sional que presentaría todas las dificultades bien conocidas desde la escritura -esto es. o la "construcción de lo universal a través de su absorción hegemónica filósofo develar. Agregaría algo más. en especial si. lugar de un modo más consecuente y radical que la de Saussure. estas operaciones un modo adecuado del tipo de relaciones que estamos explorando? no son expresiones superestructurales de una realidad oculta más Creo que lo hay. Las relaciones de analogía a profunda sino el terreno primario de la constitución de objetos. uno que nos permitiera dar cuenta ontológicamente de ser en tanto ser.no la extensionalidad es adecuada. Por el contrario. No es necesario agregar que no combinaciones son las únicas formas posibles de objetividad en un estoy proponiendo el retorno a un tipo de fundamentación inten. las condiciones de posibilidad de dicha relación? Quiero dejar en El asunto verdadero es que el surgimiento de un campo nuevo de claro que no estamos hablando de una ontología regional. E insisto en que no es posible peso adecuado en la descripción ontológica. Si tomamos la relación equivalencial. la posibilidad ¿Existe un campo más primario que el develado por la teoría misma tiene que darse al nivel de una ontología que trate con el de conjuntos. ella implica una articulación entre universalidad por la camisa de fuerza del estructuralismo clásico. Creo que esta teoría es sólo un modo de constituir entidades dentro de un campo mucho más amplio de posibilidades ontológicas. mismo ocurre con el conjunto de fenómenos conocidos en psicoa. dado que la contaminación entre situación y acontecimiento es categorías que describan los ornamentos de la lengua. Pero una relación de este tipo no se puede pensar de forma apro. si algo objetividad presupone posibilidades ontológicas que es tarea del del tipo de una "articulación" o una "relación equivalencial". el terreno de una ontología lingüística sino también de una retórica. como creemos. y las relaciones Ahora bien.96 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 97 taminación" se vuelva posible? O. En lo que concierne a la teoría de conjuntos. si la separación de la forma y la sustancia tiene la paradoja de Russell. en especial si está fundamentada en el campo de las combinaciones. le atribuye Badiou. Ahora bien. las sustituciones y las postulado de la extensionalidad. como lo una base mucho más fundamental que su distinción. la metonimia.

Es un error pensar que. a través de la crítica conceptual. por el contrario. sin duda. Y. otra es mostrar. Pero lo importante es que si el acontecimiento es la decisión que escapa a la determinación de lo calculable dentro de una situación. Esas rupturas. la vida social está dominada por la lógica puramente programada de lo calculable dentro de una situación. o. que el medio conceptual es incapaz de funda- mentarse sin apelar a algo diferente de sí. ocurren y es en éstas que la dualidad entre el estado de la situación y lo que hemos denominado la "situacionalidad" se vuelve plena- mente visible. al punto de transformarla en una ligne de partage que atra- viesa toda la tradición occidental es un ejercicio algo ingenuo y estéril. de modo que ésta retenga su prioridad ontológica. Es importante entender que esto juntos como tal ser descripta como una posibilidad interna —hay no supone ningún tipo de nihilismo teórico o antifilosofía17 que reconocer que sería una posibilidad extrema— dentro del campo porque es el resultado de una crítica que es plenamente interna al de una retórica generalizada? Estoy convencido de que la respuesta medio conceptual como tal y. (La crítica de Wittgenstein a la noción de aplicación de una regla es pertinente en esta discusión. podría la teoría de con- '7 Considero que la distinción entre filosofía y antifilosofía es un desvío del verdadero problema. Muchas consecuencias se desprenden de tendrá que aguardar a otra oportunidad.18 La gran pregunta que permanece es la siguiente: ¿puede el conjunto de relaciones que he descripto como retóricas ser absor- bido y descripto como un caso especial dentro de las categorías más amplias de la teoría de conjuntos. incluyendo la habilidad para describir en términos conceptuales más precisos lo que hemos denominado la contaminación (un término mejor podría ser quizá la sobredeterminación) entre lo acontecimiental y lo situacional. Detectar un gesto platónico como un momento fundador que separa el pensamiento conceptual de su "otro" es simplemente ignorar que el dualismo platónico está basado en un ejército de metáforas que vuelve a la teoría de las formas algo profundamente ambiguo. No niego que hay casos en los que la noción de antifilo- sofía sería pertinente —tales como Nietzsche— pero considero que la generaliza- ción de la distinción.98 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 99 tución de la objetividad como tal. pero esta demostración estrictamente filosófica. Una cosa es negar la validez del pensamiento conceptual. una empresa correcta implica la segunda alternativa. 18 Como hemos afirmado repetidamente en este ensayo. la sobredetermina- ción entre lo situacional y lo acontecimiental presupone que el acontecimiento no puede ser sólo el tipo de ruptura excepcional que Badiou tiene en mente.) . más cerca nuestro. Reducir lo segundo a lo primero no es una defensa del concepto sino sólo un etnocentrismo conceptual. todo tipo de acción social está dominada por la distinción situación/ acontecimiento. en ese sentido. afirmar que las Investigaciones filosóficas o La voz y el fenómeno son obras antifilosóficas no tiene sentido para mí. fuera de las rupturas revolucionarias. seguir este camino.

ensayo precedente. La cuestión en torno a los puntos en que difieren la perspectiva ontológica de que se plantea. lo pleno. al medio mismo -falla casi en el sentido geológico. En el del "entre". tan implícita como se quiera. y en esta afirmación abstracto y la existencia concreta -que es el problema ontológico inicial coincido con él.quisiera dad-. un agonismo primario. la objeción que yo plantearía. ¿Cuál es. a diferencia de un Lyotard coincido con Badiou. que aquel al que la teoría de los conjuntos nos permite acceder. sino en afirmar que las relaciones matemáticas son aquellas suplementar el ensayo precedente con unas breves consideraciones en torno a las cuales se estructura el ser en cuanto tal. la que le atribuye Badiou. las una unidad o "átomo" elemental-. La discrepancia surge porque yo no pienso o un Deleuze. sustraer el concepto de multiplicidad como tal de cualquier re. El nivel situaciones históricas concretas. sino la unicidad fallida y es esta falla elemental cias sustanciales entre múltiples y. Minneapolis y Londres. a Subject to Truth. desde luego. en verdad.19 rica distinta y. La reconstrucción intelectual alternativa a la unicidad del ser? La respuesta de Badiou es: una del objeto como empresa filosófica no puede ser reemplazada por estricta multiplicidad.lo que se trata de pensar. En este punto señala su comentarista Peter Hallward. hay un punto inicial de acuerdo en lo una transición del nivel matemático abstracto al estudio de las que se refiere al ser en cuanto tal: el Uno no es. Badiou. para Badiou. son pensadas desde una perspectiva teó- inmanente. para quienes la idea de multiplicidad se liga a las que la teoría de los conjuntos tenga el carácter ontológico primario nociones de diferencia. L a universalidad elusiva. APÉNDICE. Como ninguna apelación intuitivista "a las cosas mismas". ¿Qué significa en tal caso afirmar.no es encarado en absoluto por Badiou. en efecto. sin em- perspectivas comienzan a diferir. un principio creativo o caótico. DECISIONES ONTOLÓGICAS Es importante advertir que para Badiou afirmar la primacía ontológica de las matemáticas no consiste en delimitar un área re- gional de objetos a la que las otras áreas podrían ser reducidas Sin intentar discutir en detalle la ontología de Badiou -algo que -hacer esto sería reintroducir de contrabando la noción de unici- h a r é e n m i p r ó x i m o l i b r o e n p r e p a r a c i ó n . Sin duda. pp. En el segundo paso es donde nuestras clave. No es ésa. 81 y 82. fragmentación e inconmensurabilidad. teología. que ese papel ontológico primario corres- 100 . es la multiplicidad. parte integrante del discurso de Badiou -el vacío. por el otro. pero. lo que es ontológicamente primario no ferencia. 2003. mente inspirado argüiría que la cuestión de la relación entre el ser Tal unificación sería. creo. por un lado. su multiplicidad estaría en dualidades situación/ acontecimiento y presentación/representa- cierta medida constreñida por este algo más allá de su lógica ción-. irreductible a toda calculabilidad.( UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 101 Este carácter constitutivo e irreductible de lo múltiple abre la vía a la ontología matemática de Badiou y a la centralidad que ocupa en ella la teoría de los conjuntos. Si lo múltiple se fundara en algo (distinto) -un élan curso de esa reflexión reaparece una serie de categorías que son vital. el abanico de posibles articulaciones que ellas abren es más amplio. Desde mi perspectiva. creo que el conjunto de axiomas en el que innovación de Badiou consistiría en tal teoría se funda restringe indebidamente el campo de aquello que es ontológicamente pensable. como lo hemos hecho en el sity of Minnesota Press. Univer. la bargo. Un enfoque fenomenológica- ontológico primario no es unificado por ningún fundamento. v. a la noción de diferen. es hasta qué punto es posible verificar Badiou y la mía.«4 yl. 19 Peter Hallward.

los pretada como un nuevo tipo de reduccionismo. En ontológicas que estamos discutiendo. en el de que ambas lógicas se hayan universalizado al punto de romper estructuralismo clásico. perspectiva ontológica no reduce la objetividad al lenguaje. en el terminología de Badiou. del Esto nos muestra ya una diferencia capital entre las dos rutas mismo modo que la de Badiou tampoco la reduce al número. El hecho mismo posibilidades más amplio están ya presentes. La perspectiva on- esa puesta en cuestión hizo posible condujo a que la lógica rela. ella está enteramente ausente en el enfoque gorías cuya validez excede en mucho las áreas regionales en las teórico de Badiou: el estricto "extensionalismo" que domina su que fueron originariamente formuladas. abarcan tanto el el campo general de la objetividad con los objetos constituidos en uso de las palabras como las acciones con las que ese uso esta en- un dominio regional. ¿Por qué? Porque sin ellos jeto delimitado. por el otro. una pura "situación" en la que todo psicoanálisis. absolutamente central. Al límite. Tendríamos. El momento de esta "uni. a diferencia del sintagmático. las dos lógicas complementarias y las relaciones equivalenciales serían impensables. tal como ha operado en la tradición postsaussureana. en la oposición No es en vano que el estructuralismo de estricta observancia haya entre diferencia y equivalencia— conducen al trazado de una tendido siempre a privilegiar el polo sintagmático del lenguaje a "gramática de la objetividad" que explora tanto las posibilidades expensas del paradigmático. diante asimilaciones de un valor teórico dudoso (como en el caso ginariamente en las escuelas de Praga y de Copenhague. en la retórica. tal como fuera formalizada a partir de Cantor. tológico lingüística que preconizamos sería imposible sin el postu- cional que explora la lingüística pudiera expandirse a áreas objeti. estructura misma de la significación. que identificaría juegos de lenguaje de Wittgenstein. cerrado que se autorreproduciría sine die. Es por esto que. No se trata evidentemente de eso. Mientras que en la perspectiva ambos casos se trata de algo diferente: de analizar si en una u otra discursivista que defendemos la categoría de "relación" es disciplina —matemática o lingüística— no se exploran ciertas cate. conjuntos es excesivamente limitado y. ya que las asociaciones pueden avanzar en las direcciones más diversas. puede proceder a través de la extensión de sus categorías me- güístico. Fue el mismo Saussure quien afirmó que sus lazos con el sustancialismo que limitaba su operación a un el polo asociativo del lenguaje. en el lenguaje teórico-político que hemos elaborado. Nuestra trelazado.102 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 103 ponde a la lingüística? La afirmación sería insostenible sin una serie campo regional de objetos implica que la misma distinción entre de precisiones complementarias. en la polaridad metáfora/ metonimia. lado adicional de que los mecanismos retóricos son inherentes a la vas mucho más amplias que la del lenguaje concebido como ob. como lo he afirmado en el los conjuntos. el creciente formalismo que Hay un punto sobre el que quiero insistir. y sería calculable y en la que ningún "acontecimiento" podría advenir. ya que ella podría ser inter. no está sometido a reglas sintácticas fijas. sólo ción tuvo lugar a través de la radicalización del formalismo lin. versión de la teoría de los conjuntos es incompatible con toda versalización" en el campo matemático lo constituyó la teoría de categoría relacional. sin embargo. y sin equivalencia opuestas de la combinación y la sustitución —que están presentes (sin sustituciones) tendríamos un orden sintagmático/ diferencial en la lingüística a través de la contraposición sintagma / para. cuestión la dependencia lingüística de las sustancias fónica y con- ceptual —que para Saussure era la condición misma de la dualidad constitutiva del signo—. por ejemplo. Las que hemos discutido de la equivalencia que se establece entre conclusiones de este proceso son claras: por un lado. ori. aquello que resulta pensable por la teoría de los que quiero argumentar es que un proceso similar de universaliza. se puso en conjunto vacio y universalidad). usando la digma. Lo texto precedente. en términos de condensación y desplazamiento. en muchos casos. Las semillas de un círculo de como los impasses de un relacionalismo radical. Y esas asociacio- . significación y acción pasa a ser una distinción intradiscursiva.

es lo que llamamos una relación hegemónica. y. Por otro camino consiste en un sistema de diferencias. y. esa diferencia tendría que ser interior y no formalización lo buscamos en direcciones distintas: en las mate- exterior al sistema. ya que las diferencias internas sino parte del mecanismo constitutivo de esta última. por lo tanto. sin embargo. Esta tensión equivalencia/diferencia no presenta las suficientes analogías como para que una comparación puede resolverse lógicamente. los aspectos en los que mi enfo- de ese sistema. 3) pero lo que está más allá de ellos sólo puede ser parto con él el intento de llegar a una ontología general formalizada otra diferencia y. porque sin el mío. en es un objeto a la vez necesario e imposible. también imposi- presente en todos los conjuntos. nos argumento son los siguientes: 1) como toda estructura significativa enfrentamos con una relación retórica de sustitución. el fundamento que como del significado. sino en una verdad que puede ser declarada a partir es que ese objeto imposible carece de un concepto positivo que logre del acontecimiento-. significa la pura no consistencia del ser. ya que la tensión equivalencia / diferencia no resulta en su su- que carece de elementos. requiere fijar los límites Resultan claros. por lo que la totalización sistémica resulte fructífera. no es un adorno supernumerario de la significación. sino que consistiría en una exclu la retórica. El carácter vacío del significante (el puro aprehenderlo y sólo puede tener un nombre: el de alguna de las nombre) de la incalculabilidad sería lo que establece la transición diferencias particulares que asume la función suplementaria de hacia la universalidad. distinto en ambas teorías. a la misma conclusión que habíamos enunciado requerimiento lógico de la posibilidad de la significación (de lo antes: la retoricidad es interna a la significación. sin embargo. En el caso de Badiou. conduce a un nuevo impasse lógico. Los pasos centrales de mi de una universalidad inconmensurable con su mera literalidad. cluido. pero este momento de de todas las diferencias. por lo tanto. se trata del conjunto vacío. pertenecería a aquello que es calculable en una Llegados a este punto. sin embargo. totalizaría al sistema. pero vierte las diferencias. pero no se identifica con ninguno ya ble.104 DEBATES Y COMBATES UNA ÉTICA DEL COMPROMISO MILITANTE 105 nes (sustituciones) -que operan tanto al nivel del significante sión. pero esa incalculabilidad deriva de una génesis puesto que una particularidad expresa sirve como medio expresivo distinta de la del vacío en Badiou. 5) este tipo de totalización. por los motivos que he transformarse en el significante de la totalidad inalcanzable. totalización. de algo incalculable. en el mío. pues. lograda mediante el pasaje a través de la particularidad. el significante vacío también resulta de la presencia sistémica ausente. ción y su operatividad en áreas diversas tales como la lingüística. la única conclusión que se desprende situación dada. y dicha fijación requiere ver lo que está más allá de que se acerca y aquellos en los que se aparta del de Badiou. 2) un cierre tal. podemos hablar de significante vacío. puesto que ella transforma su particularidad en el significante de una totalidad Para mí. habría una dispersión que tornaría imposible toda sig- nificación). ciertamente. del significante vacío. Lo retórico. 4) la única escapatoria de este aparente callejón sin Hablaba antes de la oposición fundamental combinación/ sustitu- salida es postular que la diferencia exterior a los límites no es sim. en cuestión. el psicoanálisis y la política: la tarea de una ontología . con lo que pasaría a ser. peración por parte de ningún objeto unificado. y una relación de equivalencia es precisamente lo que sub- El uso del término es. Sólo se manifiesta en el acontecimiento -no en un conocimiento que. en el análisis lingüístico retórico. Com- esos límites. al sistema no son solamente diferentes las unas de las otras sino Consideremos una categoría que está presente tanto en la también equivalentes en su oposición común al elemento ex- perspectiva teórica de Badiou como en la mía: la categoría de vacío. Para Badiou el conjunto vacío está él no habría significación posible. Necesario. Esta expresado. Finalmente. el cierre del sistema es un llegamos. plemente una diferencia más. con lo que la noción de límite resultaría puesta máticas. una transición que. en su caso. por lo tanto. como tal. contrario. si a lo que nos estamos refiriendo es al sistema y el rechazo de todo intuicionismo.son esencialmente retóricas. me parece ilegítima.

examinar cuanto queramos este cambio diacrónico en la relación entre significante y significado. que. esta de un proceso estrictamente relacional que cristaliza en torno a apreciación no carece de algunas reservas profundas respecto a sus significantes vacíos que unifican una cadena de sustituciones. Estas dad secreta determinante sobre lo que se desprende del mismo. concepto que. es SIENTO una gran admiración por la obra de Giorgio Agamben. la categoría de vado juega un papel decisivo. a determinar su funcionamiento real en un contexto separación tajante entre situación y acontecimiento. en el necare (matar) ha pasado al francés como noyer (ahogar) y podemos sentido gramsciano del término.). dentro y fuera del Estado: de lo que se trata es de constituir. decir. Sin embargo. y aún así no encontraríamos ninguna explicación para el significado que resulta de su última articulación: la significación depende por completo de un contexto de valor que es estrictamente singular y que ninguna genealogía diacrónica puede captar. Tanto en el análisis de Badiou como en el nuestro. lo que lleva a contemporáneo. pero se ¿VIDA NUDA O INDETERMINACIÓN SOCIAL?* construye de manera distinta. uno a menudo siente que muy rápi- particular y de particularización de lo universal. en cierto sentido. un Estado integral. el origen posee una priori- hablar de una contaminación entre ambas dimensiones. Al leerlo. ricas y su habilidad para vincular sistemas de pensamiento cuyas para mí. a la dad indecible entre la explicación genealógica y la estructural. Por diferencias se traducen en la oposición entre una visión supuesto. Esto conclusiones teóricas. Si tuviera que expresarlo en pocas palabras. Es por eso también damente pasa de establecer la genealogía de un término. el vacío se construye equivalencialmente. Stanford Univer- 107 . To- vez. por las razones aducidas en el texto. y que él Aprecio en particular su deslumbrante erudición clásica. Stanford. la etimología provee la clave sobre lo que se deduce de ésta. la lucha tiene lugar. Giorgio Agamben. sino diría que Agamben posee —para invertir el refrán habitual— los vi- un proceso recíproco y constante de universalización de lo cios de sus virtudes. no afirmo que Agamben pretenda ingenuamente que la hegemónica y otra no hegemónica de la política: para Badiou. desde nuestra perspectiva. con la meta de elaborar una gramática o lógica general de lo relacional en cuanto tal. sino que política emancipatoria tiene lugar estrictamente fuera del terreno en muchas ocasiones su discurso se ubica en un lugar de ambigüe- del Estado. Ésta es la perspectiva desde la que quisiera poner * Este ensayo fue publicado originalmente en Mathew Calarco y Steven De- Caroli (eds. a través conexiones no son evidentes en lo inmediato. Sovereignity and Lije. y es sobre éstas que quisiera detenerme en implica que no habría una estricta oposición entre lo particular las páginas siguientes. La noción de una inconsistencia irreductible es esencial para pensar el vacío.106 DEBATES Y COMBATES general consistiría. su capa- intenta transferir al espacio histórico político a través de una cidad —tanto intuitiva como analítica— para abordar categorías teó- apelación a lo universal que me parece lógicamente insustentable. de algo que tiene una (in)-consistencia propia. pero mientras que para Badiou ella se liga a la presencia del conjunto vacío. quizás. no puedo aceptar la o institución. a memos un ejemplo de la lingüística saussereana: el término latino través de una construcción hegemónica. en ir más allá de las disciplinas parti- culares. esto es. calculable y un universal que es nombrable pero incalculable.