1.

6 PRINCIPIO DE INFORMALISMO:

Las normas de procedimiento deben ser interpretadas en forma favorable a la admisión y
decisión final de las pretensiones de los administrados, de modo que sus derechos e intereses
no sean afectados por la exigencia de aspectos formales que puedan ser subsanados dentro
del procedimiento, siempre que dicha excusa no afecte derechos de terceros o el interés
público.

El principio del informalismo a favor del administrado es uno de los aspectos fundamentales
del procedimiento. Consiste en la dispensa a los administrados de cumplir con las formas no
esenciales, es decir, aquellas que no están exigidas por el orden público administrativo. Su
aplicación impide que el particular pierda un derecho por el incumplimiento de un deber formal,
con lo que obliga a la administración a optar por la solución más favorable para aquel. En
definitiva, se propugna un equilibrio entre la acción administrativa que no puede ser
entorpecida y el derecho de los administrados a no encontrarse sometidos a rigorismos que
los perjudiquen, porque sería inconstitucional negar una solución al particular por causas
meramente formales.

El principio de informalismo a favor del administrado constituye una de las principales
características del procedimiento administrativo moderno por medio del cual supera la clásica
noción del procedimiento estrictamente formal, como el judicial. En el proceso judicial se
explica la necesidad del ser formal, porque en esas reglas protege en grado sumo la igualdad
entre los litigantes. Formalismo que afecta al administrado porque pone en peligro o esteriliza
las posibilidades de acceder a una decisión de fondo de la autoridad, pero que además limita
a la propia administración porque colisiona con su deber de acceder a la verdad material de
los hechos y adoptar decisiones eficientes.

1.7 PRINCIPIO DE PRESUNCIÓN DE VERACIDAD:

En la tramitación del procedimiento administrativo, se presume que los documentos y
declaraciones formulados por los administrados en la forma prescrita por esta Ley, responden
a la verdad de los hechos que ellos afirman. Esta presunción admite prueba en contrario.

La presunción de veracidad es un principio informador de las relaciones entre la
administración y los ciudadanos, consiste en suponer por adelantado y con carácter provisorio
que los administrados proceden con verdad en sus actuaciones en el procedimiento en que
intervengan de modo que se invierte la carga de la prueba en el procedimiento, sustituyendo
la tradicional prueba previa de veracidad a cargo del administrado, por la acreditación de la
falsedad a cargo de la administración, en vía posterior.

1

” refiriéndose también al instructor. ya sea a favor de la administración o a favor de los administrados.8 PRINCIPIO DE CONDUCTA PROCEDIMENTAL: La autoridad administrativa. se espera que los administrados. y en general “. Esta actitud exigida por la ley a las autoridades está dirigida a la superar la exigencia de comprobaciones documentales en los procedimientos administrativos sobre cada una de las situaciones o aspectos relevantes para la adopción de las decisiones públicas que no solo dilatan la conclusión del procedimiento sino también trasuntan una actitud contradictoria con el carácter servicial con que debe conducirse la gestión de las entidades.. sus representantes. la colaboración y la buena fe.Por su imperio. El artículo bajo comentario tiene dos cláusulas claramente diferenciadas. testigos y otros. todos los partícipes del procedimiento. Este principio persigue el orden y la buena conducta dentro del procedimiento administrativo.. a fin de alcanzar una decisión en tiempo 2 . los abogados. Ninguna regulación del procedimiento administrativo puede interpretarse de modo tal que ampare alguna conducta contra la buena fe procesal. todos los partícipes del procedimiento. agentes de la administración en general. puede dar como resultado que se ampare alguna conducta contra la buena fe procesal. las autoridades públicas han de suponer legalmente que los administrados proceden con verdad en sus actuaciones en cualquiera de los procedimientos en los que intervienen.. a los peritos. en el sentido de que sus actos procesales deben responder al respeto mutuo. la colaboración y la buena fe. Se ha incorporado además una regla que prohíbe cualquier interpretación de la norma en contra de la buena conducta procesal. en general. realizan sus respectivos actos procedimentales guiados por el respeto mutuo. guarden el respeto mutuo..9 PRINCIPIO DE CELERIDAD: Quienes participan en el procedimiento deben ajustar su actuación de tal modo que se dote al trámite de la máxima dinámica posible. los administrados. Por la primera se establece una directriz de conducta recíproca para todos los partícipes del procedimiento. sus representantes o abogados y. se plantea un criterio de interpretación. por la segunda. 1. colaboren al desarrollo del procedimiento y realicen sus actuaciones guiados por la buena fe. evitando actuaciones procesales que dificulten su desenvolvimiento o constituyan meros formalismos. 1. en el sentido de que ninguna forma de interpretación que se realice respecto de alguna norma administrativa.

o las providencias retardadas al expediente. no determinen aspectos importantes en la decisión final.razonable. por lo que se deben adoptar cuantas acciones procedan para dotar de celeridad al procedimiento. sin mayores formalidades. La celeridad busca imprimir al procedimiento administrativo la máxima dinámica posible. no disminuyan las garantías del procedimiento. ágil. El deber de aceleramiento del proceso corresponde a todos los partícipes del procedimiento. 3 . dotando la agilidad a toda la secuencia. etc. particulares. gaseosos e inconsistentes. decir fijar plazos menores sin que esto menoscabe la función de control ni desnaturalice los fines propios de los entes administrativos. sin que ello releve a las autoridades del respeto al debido procedimiento o vulnere el ordenamiento. como por ejemplo los informes abundantes. Etc. Otra de las medidas que obedecen a este principio es que el procedimiento debe durar un máximo de 30 días hábiles. En cuanto a la celeridad. para alcanzar mayor prontitud entre el inicio y su decisión definitiva. de modo tal que se pueda llegar a una decisión en un tiempo razonable.10 PRINCIPIO DE EFICACIA: Los sujetos del procedimiento administrativo deben hacer prevalecer el cumplimiento de la finalidad del acto procedimental. peritos. asesores. ni causen indefensión a los administrados. autorización. sin embargo se persigue que el procedimiento sea dinámico y que se eviten las actuaciones que puedan dificultar el desarrollo normal del procedimiento. CONTRARIO SENSU los procedimientos deben resolverse antes de los 30 días. se persigue por el contrario estructurar un procedimiento directo. 1. mayores formalidades para los actos administrativos así como para las notificaciones. sean autoridades. ni actuaciones innecesarias. Igualmente. debe tenerse presente que no se trata de una pauta meramente programática sino de una orientación jurídica de ineludible cumplimiento que exigen a la administración emplear racionalmente el tiempo al ordenar los actos procesales durante toda la vida del procedimiento. se ha dispuesto que la mayor parte de los procedimientos conformadores (aquellos que se realizan para obtener una licencia.) sean procedimientos de aprobación automática y los procedimientos de calificación posterior o de silencio administrativo negativo sean los menos. La actual normativa ha introducido nuevas regulaciones que disciplinan al procedimiento administrativo como por ejemplo mayor amplitud de medios probatorios. sobre aquellos formalismos cuya realización no incida en su validez.

Como valor. ni causen indefensión al administrado” como se lee en el texto de la Ley. Este es uno de los principios más conocidos pero tal vez el menos aplicado. Este principio persigue que el procedimiento administrativo cumpla los fines para los cuales ha sido creado. En el caso de procedimientos trilaterales la autoridad administrativa estará facultada a verificar por todos los medios disponibles la verdad de los hechos que le son propuestos por las partes. la autoridad administrativa competente deberá verificar plenamente los hechos que sirven de motivo a sus decisiones. sino que además la actividad gubernamental debe ir aparejada con el logro de los resultados u objetivos previamente programados por las autoridades competentes a través de la normativa aprobada y a la prestación de los servicios a cargo de la administración dentro de los estándares de calidad establecidos. aun cuando no hayan sido propuestas por los administrados o hayan acordado eximirse de ellas. la eficacia tiene una pluralidad de efectos sobre la gestión: es un principio informador de la actividad. Esto implica la eliminación de los formalismos que no incidan directamente sobre el fin que persigue el procedimiento o no “determinan aspectos importantes en la decisión final. 1. Ahora no solo basta cumplir normas para contar con legitimidad. Contemporáneamente la valoración de la eficacia en la gestión pública ha servido para darle una nueva legitimidad social a la administración. Sin embargo. la verdad material persigue buscar la verdad de los hechos y no contentarse con simples formalidades. es una obligación de cada autoridad al realizar sus actividades.En todos los supuestos de aplicación de este principio. para lo cual deberá adoptar todas las medidas probatorias necesarias autorizadas por la ley. 4 . ni disminuyan las garantías del procedimiento. la autoridad administrativa estará obligada a ejercer dicha facultad cuando su pronunciamiento pudiera involucrar también al interés público.11 PRINCIPIO DE VERDAD MATERIAL: En el procedimiento. sin que ello signifique una sustitución del deber probatorio que corresponde a éstas. es un parámetro para supervisar y controlar la gestión pública. esto es el pronunciamiento oportuno. fundamentado en derecho y dentro de una secuencia procedimental pre establecida. la finalidad del acto que se privilegie sobre las formalidades no esenciales deberá ajustarse al marco normativo aplicable y su validez será una garantía de la finalidad pública que se busca satisfacer con la aplicación de este principio.

U. ahora bien. en aquellas decisiones públicas que les puedan afectar. Tiene su antecedente en la Ley 25035. históricos. esto al parecer se contrapone a la celeridad. tanto en el número de los requisitos exigidos. con son los temas ambientales. Igualmente comprende la posibilidad de los administrados de participar de las decisiones públicas que pudieran afectar sus intereses. valores culturales. ahorro público. es la convocatoria a audiencia pública para el otorgamiento de concesiones o antes de adoptar decisiones que puedan afectar los intereses colectivos. Se aprecia mayormente en el pre publicado de las normas fundamentales como son las leyes. sin la necesidad de expresar la razón que lo motiva. de modo tal que los afectados puedan expresar su opinión. en los procedimientos automáticos la verdad material se expresa en las acciones de control previo.P. procedimientos de calificación posterior. Indudablemente queda una oportunidad adicional de control y es la del control posterior a la que se ha dedicado el último principio.P. sin embargo considero que no es así.La norma señala que “la autoridad administrativa competente debe verificar plenamente los hechos que sirven de motivo a sus decisiones”.U. mediante cualquier sistema que permita la difusión. o cuando el pronunciamiento sobre licencias o permisos que el acto habilite 5 . y la Ley 25035 estableció que solo en casos excepcionales se incorporen en el T. derechos al consumidor. así como poder tomar conocimiento de las actividades que realizan sus representantes. no solo antes de la admisión de los escritos sino también después de la presentación y antes de la emisión del acto administrativo o de la conformación que se solicita. control concurrente que consiste en verificación de los requisitos exigidos en el T. pudiendo solicitar información sobre temas de cualquier naturaleza. así como las expresamente prohibidas por la ley. así como en la idoneidad de estos. las vinculadas a la seguridad nacional o las que expresamente sean excluidas por ley.12 PRINCIPIO DE PARTICIPACIÓN: Las entidades deben brindar las condiciones necesarias a todos los administrados para acceder a la información que administren.A. el servicio de acceso a la información y la presentación de opinión. sin expresión de causa. salvo aquellas que afectan la intimidad personal. y extender las posibilidades de participación de los administrados y de sus representantes. salvo los de índole personal o aquellas que están vinculadas con la seguridad nacional. sin embargo debe extenderse a otros dispositivos como son las Ordenanzas. En la Administración Pública la mayor parte de los procedimientos deben ser de aprobación automática. 1. Otra de las expresiones de la participación es además de la cuenta o de la data. si se expresa en la obligación que tiene la administración pública de proporcionar a los administrados la información que soliciten.A. planeamiento urbano y zonificación.

Es necesario que la democratización también sea exigencia para la administración pública que es la estructura organizativa del estado que más cercana está a la ciudadanía por ser el nivel estatal que tiene que ver directamente con la satisfacción de las necesidades colectivas y la definición de interés público. 6 . No se trata de abordar los modos de participación en los asuntos máximos del poder. (Art. los mecanismos de gobierno republicano y los derechos electorales. Se trata de un escalón menor en el poder: la administración pública. 182) o en el caso de aprobación de normas administrativas que afecten los derechos e intereses de los ciudadanos.incida directamente sobre servicios públicos. y para la designación de los funcionarios en cargos principales de las entidades (Art. a lo cual se dedica el derecho a la participación política. ni que el sistema constitucional contemple instituciones de la democracia participativa. 185) Para una real democratización del poder público no basta que las estructuras políticas habiliten la participación ciudadana. licencias o autorizaciones para ejercer actividades de interés general.