DESPEJE – DESVÍOS

EL DESPEJE

CONCEPTO

Es la acción técnica defensiva consistente en un golpeo del balón con el objeto de
alejarlo de nuestra portería o de zonas cercanas al área propia. Es la forma eficaz de
resolver una situación comprometida cerca de la propia portería alejando el balón lejos
de donde se encuentra.

El despeje se puede realizar con todas las superficies del cuerpo que permite el
reglamento, fundamentalmente los pies y la cabeza (ver también el despeje específico
del portero en técnica del portero).

Es una acción fundamental en zona defensiva ya que aleja el peligro de gol de nuestra
portería, siendo muy importante discernir la peligrosidad del momento a la hora de
realizar un despeje, o por contra realizar un control, pase, u otra acción de mayor
proyección ofensiva.

CONSIDERACIONES GENERALES

El jugador que realiza el despeje debe tener una gran visión de juego y de cuanto le
rodea para ejecutar dicho despeje orientándolo bien a un compañero o bien al espacio
libre.

Para realizar el despeje con eficacia también se debe tener una buena calidad técnica,
un buen sentido del juego defensivo y un buen sentido de la anticipación.

Es fundamental mantener la atención y concentración adecuadas para discernir
cuando se debe despejar, y hacerlo así sin dudar.

Se debe actuar con decisión y valentía para no quedarse a medias en la ejecución de
un despeje, lo peor que puede pasar es que se dude, y por realizar un mal control, se
deje el balón al alcance del contrario en nuestra zona defensiva.

Hay que mostrar contundencia en el despeje ya que ofrece seguridad a nuestro equipo
e infunde una mezcla de temor y respeto en el adversario.

Tenemos que ser muy rápidos en la acción para intentar anticiparnos a cualquier
previsión del contrario (velocidad de movimientos).
ASPECTOS FUNDAMENTALES PARA REALIZAR UN BUEN DESPEJE

Lo más importante es la elección de la superficie de contacto adecuada a cada
despeje, siendo las más recomendables las que ofrecen una mayor seguridad, como
por ejemplo la cabeza, si bien el alejamiento del balón de la zona peligrosa siempre
será mucho mayor en los golpeos con el pie.

El mecanismo del golpeo será el correspondiente a cada superficie de contacto, si bien
tendrá la peculiaridad de buscar la mayor economía posible del gesto técnico ya que el
despeje ha de ser una acción rapidísima, por la presencia adversaria en zonas de
peligro.

Se debe buscar una adecuada orientación del despeje, para evitar el peligro de la
segunda jugada, y para aprovecharlo como inicio de nuestro juego ofensivo.

Se debe ejercer el golpeo con fuerza y potencia.

Se debe elegir la opción de despeje o no, en base a la posición de nuestros
compañeros y contrarios, y a la zona del terreno de juego en la que nos encontramos.

TIPOS DE DESPEJE

- A balones altos, a media altura o rasos.

- Con oposición o sin oposición.

- Con las distintas superficies de contacto.

- Orientando hacia una acción posterior o no.
ERRORES MAS FRECUENTES AL REALIZAR EL DESPEJE

- No calcular adecuadamente la trayectoria y la distancia al balón, con lo que se falla y
no se golpea el balón o bien se produce al final un desvío incontrolado.

- Despejar sin control hacia nuestra propia portería, pudiendo ocasionar un autogol.

- Despejar de las bandas al centro, con la peligrosidad de una segunda jugada
adversaria.

- No ser contundente en el despeje por lo que no se aleja suficientemente el balón
continuando el peligro para nuestra portería.

- No orientar el despeje, evitando el provecho ofensivo que ello nos puede
proporcionar.

DESVIOS

CONCEPTO

Es el hecho de cambiar la trayectoria del balón, normalmente en casos extremos.
Estas desviaciones se hacen generalmente con las manos y con los pies, y en casos
extremos con cualquier parte del cuerpo.

El desvió es la acción en la cuál el portero cambia la dirección o trayectoria del balón,
normalmente en casos extremos.

El portero no sujeta el balón ni lo bloca, sino que lo desvia de su trayectoria para que
salga por uno de los lados fuera de la porteria o por arriba.

Estas desviaciones se hacen generalmente con las manos y con los pies, en casos
extremos, con cualquier parte del cuerpo.

En esta acción el portero no queda con la posesión del balón, pero es un buen recurso
ante balones aéreos que presentan alguna dificultad para el guardameta, normalmente
se produce en acciones tales como: corner, libre directo, indirecto, etc.

Para diferenciarlo del despeje, conviene decir que en el despeje el portero se desplaza
hacia el balón, y en el desvío es el balón el que va hacia el portero.

El desvio se aplica cuando la velocidad del balón o su dirección hacen difícil llegar a
pararlo, con riesgo incluso de que se cuele entre las dos manos.

En muchos casos, y debido a diferentes circunstancias, el portero se ve en la
necesidad de desviar el esférico.
Estos casos pueden ser entre otros:

- Violencia del tiro.

- Inseguridad en las manos del guardameta.

- Pelota o balón resbaladizo.

- Acoso del rival.

- Tiros muy equilibrados.

- Densidad de defensores y atacantes, etc.

Es una acción que cobra una importancia relevante en acciones en las que el portero
llega muy justo en su intervención y el principal objetivo es cambiar la trayectoria del
balón para que el adversario no pueda rematar o para que el balón no pueda
introducirse en su portería.

Podríamos decir que el desvío supone una acción de parada incompleta, ya que en
éste el portero no se hace con la posesión del balón, por lo menos en primera
instancia.