EL MORO DE VENECIA

Traducción, notas
e introducción:
Rolando Costa Picazo

COLIHUE CLÁSI CA

OTELO, EL MORO DE VENECIA

ACTO I

Pensé en apuñalarlo" aquí. Una posada con la figura del centauro mitico. iAy. la guerra es una ocupacioá n en que se gana la vida.) csabéis Dónde podemos aprehender a ella y al moro? uODxoo. la Í OM OSR O te lo. Se está refiriendo a Ro drigo. buen Rodrigo! Os recompensareá por vues- Maá s allaá de lo que podríáa ima@narse! Y ella c queá os dijo? [iBuscad maá s velas! iDespertad a todos mis parientes! cCreeá is que se han ca. B ocio. Aunque en el oficio" de la guerra he matado. D esdfimona. Y lo que me espera en mi despreciable futuro No seraá maá s que amar ra. llrabancio puede conseguir ayuda en la mayonñ a de las casas. lo ue contrasta con la actitud de Otelo.ocio m in bata de donniT. Haced el favor de ensenñ ar el camino. ojalaá hubiera sido [vuestra! 18. cNo se ha utilizado alguá n No es planear asesinatos con premeditaciÓn. (fi. con sirvientes y autores g Acero. Y allí estaré con él. Tanto de la pasioá n como de la fmilia. De buena guardia y venís conmigo. Puedo tomar ayuda en la mayoría. . cielo! c Coá mo pudo salir? iAy. OTrro. ya sea porque son de sus parientes o por ser un senador. desde este momento no confieá is mas en lo que YAGo. En verdad lo creo. Adiós. Creo poder encontrarlos. un oficio (frodo. iEs. iii. Síá. [todas las casas. muchacha desdichada! im eá Decíás que con el moro. En ocasiones hechizo Con el que se haya abusado de la naturaleza Carezco de iniquidad p ara que acuda en mi ayuda. me ha enganñ ado iEn camino. traicioá n de la [sauce!" Padres. senñ or. Rodrigo. [piensan vuestras Considero que la esencia rriisma de la conciencia hijas. si vos disponéis Entra Bs. Decidme. por cierto que síá. entonces. 20. Para Yago. [sado? Otro calle frente a 1s t. mitad hombre. Nue- De lajuventud y la inocencia de una doncelia? iNo ha. Llamareá en Bauero. 17a RoDsico." (A los criados. A RoDsiGO. Llamad a mi heTmano. Es mejor que todo esté tal cual esta. en ingleá s. iAy. J6. una desgracia! Se ha ido. /d. debajo de las costillas.abei‘na Sagitario Bs. la de haber utilizad o brujería o magia para cautivar a quem-a» (III. Diri@d la patrulla de búsqueda a Sagitario. cCoá mo sabeá is que era ella? iAy. Sino en lo que hacen. que podríáa ser su padre? [turno.OCIO.) Id algunos por un lado. [vamos! Y reclutad algunos oficiales especiales del servicio noc— cDoá nde la habeá is visto? iAy. en verdad. [ve o diez veces Sobre tales cosas? [beá is leíádo. Rodrigo. mitad caballo.'" i Buscad las armas. otros por otro.RODRIGO. que da el nombre a uno de los signos del Zodíáaco. /? Esta es la primera alusión a una acusación que se hará contra que piensa en «el llo.

y sus amigos. Le permita. ÓVIO. Son el padre. Y dispone de un poder OTELO. I ASIO. deben encontrarme. porque se ha jactado. muy estimado por todos. cPor qué razón. se ha ganado una fortuna so YACO. tengo Me costo pan dificultad perdonarle la vida. Y requiere vuestra presencia de inmediato. creo que no. Esta misma noche. señor. YAoo. No. y si mis En vuestra búsqueda. No aceptaría que rrii libre condición Fuera restringida y circunscripta CASIO. c @ué noticias hay? os rue- CAsiO. Han enviado una docena de sucesivos mensajeros. Os convocan con premura. A fe mía. PorJano". cCon quién? OTELO No. Pero. merecimientos Hablan OT 8í Sismos de la feliz fortuna OTELO. cqué estás haciendo aquí? Q Or tOdos los tesoros del o céano. El Duque os saluda. No lo entiendo. Os obligará a divorciados. CASIO. é son ellos? Entra OTELO . Se ha casado. Algo de Chipre. Debo decir una palabra aquí en la casa. Sería mejor que entrarais. amigos. mirad. general. Es bueno que vos me hayáis encon— Que he logrado. Haraá n callar sus quejas. esta noche ha capturado una carraca con un [luces son aquéllas? [pan botín. Pero. YUGO. Yago. trado. otro. uno inmediatamente después de OTELO. YAGO. que se ha levantado. Y habló con terminos tan bajos y pro vocativos ConUavue stro honor. creéis? Que duplica el del Duque. Alférez. c qué YAoO. No se sabe afín Cuando no os encontraron en vuestro alojamiento (Yyomismo habré de proclamarlo cuando esté seguro :• De que jactarse es honorable si mi vida y mi ser El Senado despachó tres pesquisas dependen De hombres de noble estirpe. mi título y mi ánimo dispuesto Les mostraran quién soy. Las galeras Que la ley —con todo el poder que posee. é Los servidores del Duque? cY mi lugarteniente? Buenas noches a todos. O pondrá en efecto los inconvenientes o castigos Un asunto de cierta urgencia. go que me digáis. que con la poca piedad que OTrro. Pues sabed. no amara a la gentil Desd émona E iré con vos. Dejad que ventile todo su rencor. Y muchos de los consejeros se levantaron y están Los servicios que he prestado al gobierno veneciano reunidos Con el Duque. según infiero. Mis atributos. '° tEstáis definitivamente casados? Considerad esto: Que el noble veneciano es En este instante mismo. Cero. con Oficiales antorchas Si se la considera una presa legal.

y estoy Deque wesÜo noble persona debe comparecer. Vamos ya. seguro cCoá mo una doncella tan dulce. Cuyos mensajeros que estaá n aquíá a mi lado Por urgentes asuntos de estado B OCIO. t Adoá nde quereá is que vaya iA él! iLadrón! Para responder a vuestro cargO? B co Aibaspartes desenrainan sus espadas A la cárcel. i6 Y. le habeá is hecho un conjuro! Pues me atengo al sentido comiin: ()£¡C1AL. . . practicante O+zLo. Viene con malas intenciones. Disputareá el caso. hasta el mo- BBB. Eso es verdad. RODmGo Si fuera mi papel" pelear. preparaos. OTEro. . No hagáis un movimiento. El Duque estaá en sesión con el Consejo. c estáis listo? Por corruptor de la sociedad. General. que soy tu hombre. RODmGO. objeto de temor y no de deleite? Que todo el mundo me juzgue si no estaá claro Que habeá is practicado sobre ella un asqueroso hechizo. senñ or. se imponen maá s vuestTos anñ os icamo podría yo satisfacer las órdenes del Duque. OTELO- Buen senñ or. Es Brabaricio. cTuá . C. so Si ella no estuviera apríásionada con cadenas de magia. De artes prohibidas y contrarias a la ley. pues el rocíáo ha— Os ordenen responder. Aquí viene otra tropa a buscamos. iAy. OTE* . Seríáa capaz de arriesgarse a la burla general Por lo tanto os aprehendo y arresto Y escapar del abrigo de su hogar para refugiarse en el rene- [grido pecho De un ser como vos. sucio ladroá n! eá Doá nde habeá is ocultado a mi Deben llevarme ante hija? iMaldito como sois. bella y feliz. A los oficiales Entran B ANCHO. YAGO. YAGO. Otro iHolaDeteneos Nosotros que estáis cOn££ligO y tarribieá n los demaá s. venerable señor.isto. Abusando de su tierna juventud con drogas o venenos Que debilitan el pensamiento. Rodrigo? Vamos. omete‹:üo a su propio riesgo. é Cómo? PEI Consejo está en sesión? A los maá s acaudaá lados galanes de la naciOÓ n Pues es probable y palpable a la razoá n lo que asevero. [mento En que la ley y el inmediato juiCio Guardad vuestras brillantes espadas.«co. lo habríáa sabido Seúoresemoro Sin necesidad de apuntador.sL CIO. 2/. El dios romano de las dos caras quizá repTesente a Yago en todo su doblez. Casado con. Que vuestras espadas. Tan opuesta al matrimonio que rechazoá j3 wCiO. Vamos capitán. con oficiales y ant0 Cifras Apres&To Si se resiste. cY qué hay si no obedezco? [braá de oxidarlas.

de Estado seña un baldón. nirnia.íáA esta hora de la causa noche? Llevadlo de inmediato. El mismo Duque. La míáa no es una El proceder de nuestros hombres O cualesquiera de mis hermanos del Senado Salen si fuera No podrían dejar de sentir esta injusticia como Pues si tales acciones tienen acceso al libre perdoá n 22. . Otelo usa una l9táfoTa teatral.

o.BALLERO Sec DO. Han disparado su salva de saludo, Llegue a sentir los calidos jadeos del amor en los brazos
Al menos nuestrci s amigOS.
[de Desdémona,
yy¡ Os suplico, seíáior, que os
ade- Otor e renovado fuego a nuestros espíritus exhaustos °
(lanteá is Y traiga consuelo a toda la isla de Chipre!
Y nos chgais con se dad quieá n ha llegado.
Co.CERO SccuxDo. Es lo que hareá .

Morro. Míá buen lugarteniente, ces casado vuestro iE1 tesoro del barco ha llegado a la iAy, mirad!
general? ribera!

CASIO. Afortunadamente. Se ha ganado a una doncella Hombres de Chipre, arrodillaos para honrarla.
sobrepasa toda descripcioá n y estaá por encima de toda Arrodillándose
ue supera los Ooreos delas ha1@WdOW 1M,
Y que en la esencial vestidura de la naturaleza isalve, señora! ique la gracia del cielo,
Fatiga laimaginacioá n humana. Delante, detras y en todos los costados,
Os circunde.
Entra el Co.PRO SEGUNDO
DESnEMOUA. Os a adezco, valiente Casio.
c@ué pasa ahora? c Qué c@ué noticias podéis darme de mi señor?
[barco ha arribado? Cero. EÓ l no ha llegado auá n, ni nada seá
cAB. CERO sEGUsn o. Un tal Yago, alférez del general. Salvo que estaá bien y pronto ha de llegar.
CASiO. Ha llegado con favorable y feliz velocidad: DmnEMOxA. iAy, pero tengo miedo! eá Coá mo se separoá de vuestra
J_as tempestades mismas, IISUS olas y ululantes vientos C.«SIO. La gran contienda entre el cielo y el mar [compañía?
Las estriadas rocas y amontonadas arenas, los separñ. (D@i70. «iUn velero! iUn velero! )
Traidores sumer dOS para obstaculizar la inocente
Conscientes de la belleza, han olvidado Pero. ies—
[cuchad! iUn velero!
Su letal naturaleza para guardar a
salvo A la divina Desdeá mona. C ArrrRo $EGu Do. Envíáan sus saludos a la
c uieá n es ella? ciudad; Tambieá n son amigos.
CAStO. Ella de quien yo hablaba, capitana de
nuestro gran
Confiada a la proteccioá n del valiente Yago, [capitán, Id a averiguar las noticias.
Cuya llegada se anticipa a nuestra expectativa
Por toda una semana. i Gran)uá piter! iProtege a Otelo, J/. La esencia de la naturaleza humano que otorga
el
E hincha su velamen con tu poderoso aliento, Creador.
Para que lope bendecir esta bahíáa con su bravo
navíáo,

bala ‹J CAB.PLENO Buen alfeá rez, sois bienvenido. (A EMIMA.) Bienvenida, se
— buen Yago, que no colme vuestra paciencia [nñ ora.

vamos! Vosotras sois modelos YAoo. y ademaá s posee 130 ingenio. No tienes causa para Encontrareá quien cuadre a su color oscuro. DrsDEÓ MOx. vAGo. iA. Pero mi musa es fiel a habla! YAGO. senora. c Queá elogio miserable tienes ofende. La primera para usarla. No cesa ni cuando quiero dormirme. No DESDEÓ vONA. DrSDEMONA. fieras en la cocina. SE. no me deis tal encargo. En verdad. Casio no quiere ofender a . Ruidosas camp anas en vuestra sala. Para la que es fea y necia? in Ahorrativas en la casa y rameras en la cama.A. (A Y. VosotTas ju páis al levantaros. Porque hasta siendo tonta tendría un heredero. Si es rubia y prudente. deberíáa daros ver enza. [decir esto. y vais a trabajar al acostaros. todo es verdad. Muy bien dicho." YAGO. é@ué escribuiais de mí. jamás puede ser rubia y tonta. iVamos de mal en peor! Ysco. Pues no soy nada. é cómo me elogiaríais? ir Tanto como me castiga con su lenta. [puerto? {)£SDEM OxA. la otra para servirse. iAy. ELMORO DZ [Cm 39 El exceso de mis modales. iPor Dios! Reconozco que en presencia de vuestra señoría DESDEMOxA. DESDEMONA. [labores. O. pues por cierto mi inventiva Tendríáais de sobra. No. No habreá de encargarte que escribas mis elogios. DrSDs›ioxa. (Aparte. YAGO. excepto crítico. Sí. YAGO. si ella os brindara sus labios Vamos. No hay nadie tan fea. y encima de ello necia. de encargaros mi elopo? YAco. exceso. Ay. Se adhiere a mi cabeza.co mo.) YAGo. o yo seríáa un infiel turco: [dentes.) No me siento contenta. Estas son paradojas necias para que ríáan Santas cuando herís a otros. tamanñ a i orancia! Sois mejor elogiando a no [hagas tal cosa. iVamos. Es mi crianza pESDt. Senñ or. pero disfrazo En mi exterior lo que siento. Estoy pensando.«co. [los peores.y. blancura y prudencia tiene. diablesas cuando se os Los tontos en las tabernas. iAy. como la ligada a la frisa. gentil dama. la pobre casi no Y me arranca los sesos y todo. habla en sus Y saca a la luz sus frutos. YAGO. iVamos. haced una pTueba! AAI ien está en el La que me exige esta audaz demostracioá n de cortesía. cY si es mo ena e ingeniosa? Esconde la lengua en el corazoá n Y soá lo reganñ a en su pensamiento. calumniador! Que no haga las mismas travesuras que las bellas y pru YAGO. Eviu«. Si es morena. pESDEÓ M ONA. 0.

materia viscosa del mueá rdago usada para cazar paá jaros. ya que es florentino. tela ordinaria de lana. . Bird/íme en ingleá s. que se adheoríáa faá cdmente a la frisa. su mujer. quizá diferente.hacia Emilia. con la autoridad de sus merecimientos. da t Queá elogio podríáais hacerle a una mujer que verdadera— educado. Justificara la aprobacioá n de la malicia misma? 55. mente lo merezca? LAUen que.

hermosa. (Aparte. bien hecho: nuestra dicha se incrementen isusurrad! Con esta delgada telaranñ a sabreá atrapar una A medida que paseo nuestros días. iMuy bien! iLindo beso! iExcelente trompeta.Vdy6mOs a ruidosa. Lleno de felicidad <°•'oa. No Como el trecho que dista entre ó hllndirse tan hondo aprendáis de é1. omo e1 oops.\SIO. i én a eso. Efectivamente.AS1O. Dices bien: iasíá es. con los que te das ir labios? Mejor te iríáa si fueran caá nulas de enema. Ah. sin caer en la llega. síá! Te OTELO. Sabía decir «Sí. mi bella guerrera!'° DESDEUON. cVuelves a llevarte los dedos a los . DmDE»oxa Una conclusión ínsatisfactoria y débJ. isíá. Sabía acallar su a avio y de la furia olvidarse. é@ué decís vos. pero nunca fue Dr5D NA. mosca grande como Casio. Pueda existir en el futuro igrioto uenuesJo amory Quiera el cielo Pozo. Que cuando estaba enojada. ambición. cor. DzSDEMONA. Ü. Que no le faltaba el oro. y vuelva Iuego COMO montanñ as. Mirad. poderes enlazareá con tu propia galanteríáa. ig9 despertar nave escale mares YAco. Va al punto. ieWenen estas Que era una persona (si esas personas había) . aires (Suenas l7 ompetm dentro. mejor menos besamanos. senñ ora. De alimentar a los tontos y llevar la economía. sonríáe a la dama. Mi asombro es tan grande como mi alerta Que pensaba muy bien. por cierto! Si tretas como eá sta consiguen despojarte de tu rango de lugarte— Me faltan las palabras para manifestar [celestiales! niente. aquí ostentacióu. La que nunca fue arrogante a pesar de ser C. Podía hablar con libertad. pues mucho temo licencioso? io Cero. Podeá is apreciar en eá l maá s al Que hay ahora eri mi alma dicha tan soldado absoluta que al erudito. 150 Que con gran sabiduría no cedió a la tentación OTELO iAy. Seguida por pretendientes. es él. mas no hacía recibirlo. aunque sea vuestro marido. por cierto.A. ”” ’MORODEVENEC> YAGO.tesíáa! Asíá es. el cielo y el infierno! De Casio? cNo es acaso un consejero profa:no y (morir ahora. cY qué hacia? a los muertos. veros aquíá ante m iAy. sin desnudar su mente. OTELO.) iE1 moro! Conozco su de gran caballero. puedo». siempre miraba al frente: Si tras estas tempestades sob dicha de mi alma. Emilia. y lista para vengarse. De cambiar cabeza de bacal ao por cola de salrn n 3 Mi querido Otelo.) Latoma de la mario. . . Ojalá que los vientos soplen hasta colinas .

Tanto •bacalao» (rol J. lo mismo que «ca. . beza› y «co1a›•. decir. Otelo la llama como ‹salmón» tienen connotaciones sexuales. y «cola de salmoá n» como «partes puden das». y eá ste. 6 sean las mayores discordias Que haya en nuestros corazones! Se besan •pene». Vn dicho que síágriificaba no haceT cambios desfavorables. dar algo valioso por cosa sin valor. Eric Partridge interpTeta «cabeza de bacalao › como 36.34. por haberlo acompanñ ad o a la guerra. es demasiada alegria. iY que éste. Otel o se refiere a los besos que le estaá dando. es Me ahoga aquíá (ir toca eljbeclio) .

y sus estas necesarias compatibilida. 3fi. y recurrente en Shakespeare . Es un buen hombre.) Ay. la delicada ternura de meTecimientos Exigen respeto. similar a «Como que me llamo Y%o». ) . Ella necesita alimentar los ojos. 60 y ss. sin mente al puerto. Un 36. bendita criatura. Referencia al color de Otelo. i 3 está positivamente enamorada de él. amor mío.” RODRIGO. 37. Muy bien. Os suplico. iAy. i. te instruya quien sabe maá s. Qu in Ii li an o . el diablo era nes-o. la inflame y renueve en ella nuevos apetitos: galanura en Conducid al capitaá n del barco a la el aspecto.des. la dama se sentiraá victima de abuso. Recuerda con cuaá nta pasioá n Los turcos se han ahogado. cLo ama Querida mía. cPor qué él? No es posible.dad del sexo. seréis muy bien venida en Chipre. y la Montaigne. una vez que acepta— mos esto — todo bien comprobado y natural— cquieá n esta en mejor PAGO. No puedo creer eso de ella. de experiencia. El lu(¡arteni•nte está d•. ann por sus fanfarronadas? No permitas que tu discreto Yo he encontrado afecto entre los lugareños. Pero he de aflojar las clavijas"’ que hacen esta mú Como que soy honesto. y el moro carece de todo esto. iPues nadie mas que eá l! iNin otro! Un briboá n resbaladizo y tatuado. Uno de los numerosos usos de la palabra «honesto» en Otelo. . empezaraá a sentir Desdeá mona: asco. A v» wzrv¿. (Ajane. perderaá el gusto y aborrece— raá al moro. joven.) Ven aquíá tuá . es una imagen briboá n diaboá lico. Pl atön P• e. Lorenzo contempla la bóveda del firmarnento y le dice a jessica: «No hay ni el más pe mujer ya se ha percatado de sus intencic›nes. OTrro. hecho y derecho. con un ojo para acunñ ar y falsificar ventajas. corazoá n lo crea. senñ or. concordan— cia en las edades. aquieta por sacie. Venid. Por falta de ciudadela. YAGo. (V. Vamos ahora al castillo. debe de haber algo que Que vayaá is a la bahíáa y desembarqueá is mis arcas.] Ve a reunirte conmigo inmediata- posicioá n que Casio? Un canalla por demaá s solu. La música. modales.ble.).guar— [armoníáa dia esta noche. Pl utaT c o (De re m u s y falta ira ) . amoá El principio al moro soá lo por la manera en que í Cómo están mis viejos conocidos de esta isla? sejactaba y le contaba esas fantaá sticas mentira. queño de los orb es que contemplas que con sus movimientos no RODRIGO. 43 YAGO. naturaleza misma le ensenñ araá y la llevaraá a una se nda ÁÁm OTELO ÚESDEMOKA opcioá n. estais •-n buena característica— esciichame. canten como ángeles con una melodía que concierto con las voces de los querubines de ojos eternamente j óvenes». Guarda silencio (se llena el dedo c. (fi RODRIGO. Ademaá s. amigos! Nuestra guerra ha concluido. La Os he vuelto a encontrar en Chipre. tiene que ver con la música que pro posee todos los requisitos que deslumbran a la insensatez ducían las esferas celestiales al rozarse. Hay referencias en Pitágoras. En il mercade de Veuecia. Y cqueá Parloteo con incoherencia. los labios) y deja que i Buenas noticias. con su con no tación de arm onia. Pero antes debo decirte que Desdémona ahora. enfadza la ironíáa 40. buen Yago. el briboá n es apuesto.p Gib li ca. W esnñ uctura. aunque nunca se le presentaraá ventaja mejor que eá sta. y desvaríáo deleite obtendraá de mirar al diablo?" Cuando la sanye se De tanta felicidad. Para producir discordia. Un briboá n pestilente. Seguá n se creíáa. un opor- tunista. y hermosura. Si eres valien- otro intereá s que el de aparentar cortesíáa y un com— te —y dicen que hasta los maá s comunes de los hombres portamiento considerado para satisfacer sus apetitos cuando se enamoran tienen una nobleza que no les es lujuriosos e inmorales afectos. etc.

.

por verguü enza! Arresgáis así vuestro buen nombre Y lo cambiáis por la reputación OTzro. caballeros! De la isla. iDeteneos. puede inforrnaros. iDeteneos. hablad. Mi el. c Qué paso. (fi§nr /e c RODniGO). Os ruego que me perdonéis. No lo sé. cEorracho? iPor veTgüenza cristiana. pecho contra pe OTzco.no. que parecéis abrum ado por la pena. siempre habéis sido correcto. La exclamación era de uso corriente A menos que el cuidado de uno mismo sea un vicio. Montano. Montano. Pero. pero ahora. iPor Dios. . iPor Cristo. teniente. Señor. cómo? cDe dónde surge esto? cNos hemos convertido en turcos.io C. [nosotros Morro. Yo no creo Haber dicho o hecho nada inconveniente esta noche. aquí! Teniente. y no hace más que un mo- eá Quieá n estaá haciendo sonar la campana? iDiablo. iDeteneos. Todos son amigos. (Mientras yo soy parco en referirse a algo que me ofende) De todo lo que sé. ea! Teniente." eh! Eran en su trato como marido y mujer [mento. El comienzo de esta pelea insensata. Estas piernas que me trajeron para ser parte de esto! iso Lo mataré. pero no puedo hablar.«sto. c Quién empezó esto? En el nombre de la lealtad Suena una campan a [que me debéis. é Qué está sucediendo aquí? — En sari@enta opugnaciÓn. iCesad la pelea. Perturba el orden No. OTrro. señores! í Qué buena guardia ha resultado ésta! Hablad. señores? isocorro. estoy herido avemente. Quedaraá s deshonrado para siempre! Como si algún planeta hubiera enloquecido a los hombres. iCaballeros! OTELO. Desvistié ndose para ir a la cama. te digo! iCorre y grita que furia [to! Poco valora su alma. Digno Montano. 49. cPor qué causa iDeteneos! El general os habla. YAGO. isocorro. buen teniente. vuestro oficial. Dijo Otelo. terminad con este bárbaro alboro— El que haga algo para seguir alimentando su YAN O. Senñ or. y nos hacemos entre De un alborotador nocturno? Dadrrie una respuesta. Desenvainaron las espadas y se atacaron. sigo san ando! Estoy herido de iY ojalá en la acciÓn gloriosa hubiera perdido muerte. Moreno. é Qué es esto. Honesto Yago. por vuestra vida! C. en el inglés isabelino. iVete. Lo que la Providencia les ha impedido a los otomanos? Yago. No puedo precisar [cho. Despertaraá s a la ciudad. pues al menor movüniento hay un motín! pagará con [su xid+ Silenciad esa alarmante campana. cHabeá is olvidado todo sentido del deber y el lugar don El mundo ha reparado en la seriedad y solidez — De vuestra juventud. y vuestro nombre es respetado [de estañ is? Por los más sabios y prudentes. z Cómo fue. que os olvidasteis de vos mismo Vuelve a atacar a toro de esta forma? OTzro. En español en el original.

Y la defensa propia un pecado OTELO. olvidan. misma ocupación. YAGO. Yago. Hacedme saber Más de esto no puedo decir. Aunque Casio le haya hecho mal a este caballero. que oscurece mi mejor Y a Casio maldiciendo. cquíén empezó? Una indi idad desconocida del que MONTANO. y los mejores a veces lo Y el que sea culpable de esta ofensa. Pero los hombres son hombres. ge— Mientras Montano y yo conversaá bamos. Ha de perderme. Y Casio lo siguioá . Sin embargo me comprometo a decir la verdad no De manera tal que no lo ofenda. Yo mismo me dispuse a perse ir al que pedíáa socorro". Y por ello decís menos que toda la verdad. cCómo? cEn una ciudad donde la Porque los hombTes enfurecidos lastiman a quienes guerra ico Aún más amenaza. . Hasta esta noche. me Preferiríáa que me cortaron la lengua [es tan Of. el encontré A los golpes y embestidas. con seguridad. quién lo inició. $i hago un —Pues todo esto fue muy breve— los movimiento O llego a levantar el brazo. cEn la noche. deshacer. Montano. este caballer 0 e interpuso y le rogoá a Casio que se detuviera. iPor el cielo. y en el lugar de la guardia y la Creo. No me toqueá is en algo que 5fi. lo que nunca había oído juicio. Aunque hubiera nacido como mi mellizo. donde los corazones de la gente rebosan de Llevar a cabo una pelea doméstica y privada? miedo. Que llegar a ofender a Miguel Casio. por tener la huyoá . EÓ l. Si os dejad regir por la parcialidad. y re esé de prisa La sangre empieza a dominar mi razón. Porque oí el choque y tintinear de espadas. Senñ or. io OTELO. la espada desenvainada Y listo para hacer lo justo. OTzro Sé. que Casio recibió [los quieren. Cuando volvi Amenaza con diri@rme. No sois soldado. lo mismo mejor de vosotros Sentirá el peso de mi que Cuando vos mismo los separasteis. caro. Vino un sujeto gritando socorro. Y la p uión. Ro drago. Yago. no seguridad? Es monstruoso. neral. Excedió mi propósito. — A que alarmara a 1s ciudad. Esto fue lo que pasoá . EL MORO DE VEK?CrA Cuando la violencia nos Siguiendo el clamor. Que era imposible pasar por alto. por miedo —como ocurrió ataca. d• pie veloz. Cómo empezó este disturbio detestable.

Ahora te rechaza porque está enojado —un castigo más de oportuni. Ruégale en otro momento.rioso león. yo creía que habías reci. é Es posible? Crío. iMi reputación. tras heridas. Que vuestra hon=stidad y afecto os hacen relatar sõlo par [do? A Morao. Dios. queríá. Eso tiene más sentido que la reputación. te llamaremos diablo! Es despertar del dulce sueño al batallar. yo Pero no seréis más un oficial mío. ique no lo quiera Dios! YAGO. iEmborracharse! iY parlotear como un loro! iY volverse pendenciero! ac— tarse! i Maldecir! iY discutir . iReputaciñn. y será tuyo. Yago. estás herido. volved a la cama. Recuerdo un montÓn de cosas. que los ser. hombre. teniente? c@ueá i» CASiO.g pegarle a un perro Udefenso para atemorizar a un impe. mi reputación sorberá los ! YUGO.bido una herida corporal. yo mismo sereá el cirujano de vues— ocurrido.dad política que por verdadera intención — algo así como .) [te de lo Senñ or. c @ué.) Servireá is de escarmiento. tesoro. y lo hombres se lleven a los labios a un enemigo que les o» que queda es bestial. Y silenciad a quienes esta odiosa gresca ha perturbado.esto. Fijaos si mi amor querido no se ha levantado. Vamos. A CASio. YAGO. recorred con cuidado la ciudad DESDE«oxA. pero no la causa. Más alla de toda cirugía. c@uieá n era eá se al que perseguiste espada en mano? Sale con DESDEMOxA el séJ u ito YUGO. No lo seá . iAy.OTELo. Yago. ComO hombre honesto que soy. hizo? YAGO. Desdémona: la vida del militar invisible del vino. hay mu chas maneras de recobrar la estima del general. Todo estaá bien. borracho e indiscreto como yo. a menos que te reputes perdedor. pero nada con mi reputación! He perdido la parte inmortal de mi claridad una pelea. Preferiría que un comandante tan bueno me despreciara antes de decepcionarlo con los ruegos de un oficial insig. si no tienes un nombTe por el que te conocen. Casio. reputación. De modo que Casio parece menos responsable. g6 ampulosamente con la propia sombra! iAy tíí. espíritu Vamos.nificante. quiero. que muchas veces se consigue sin poseer valía y sin mere- cimiento. [te C. CASIO. reputación! i lJe perdido Celo. La reputación es una inútil y falsa imposición. c Queá sucede. No has perdido ni un ápice de tu reputación. [os Llevadlo.

Le pedireá que me restituya mi cargo: me diraá que soy un borracho. para hacer que de nuestro general es ahora el general. nos transformemos en bestias ! Y. Th o cualquier hombre puede emborracharse en algíáln la diaboá lica ira. diremos a ver estas fortificaciones. Aquíá se repite la idea de posesioá n demoníáaca. bien dis— Celo. algazara y aprobacioá n se le da buen uso: deja de proferir insultos en su contra. Eso hareá . La embria ez demoníáaca dio paso a YAGO. Vamos. tambien aplicable para interpretar la Toda copa bebida en exceso es una maldicioá n. vamos. a la contemplacioá n. pero como estaá ri ceridad. CASIO J EMILI-A La ciudadela DrsnEvONA. cBorracho? recuperaste? Celo. a la admiracioá n y exaltacioá n momento. porque eá l se ha dedicado. Puedo asegurarte francamente me desprecie a míá mismo. Si yo tuviera tantas bocas como la hidrante una respuesta asíá las cerraríáa todas. eres un moralizador demasiado severo. se ha en- YAGO. eá Coá mo es que te Cero. Tened la se ridad. creo que piensas que te tengo afecto. La serpiente de muchas cabezas que mató Hércules. marido Y por su persona envíáa mis respetos al DESDEMONA. y luego una bestia! 52. OTELO EL MORO DE ANECLA YAGO. Una vez hecho esto. buena senñ ora. Te direá lo que debes hacer. OTzro. debes buscar una enmienda. por tu propio puesto. hombre. Ella es de un caraá cter tan franco. Amigos como antes. adonde me diri@ré. el buen vino es un espíáritu amistoso si sesos! i Que con alegríáa. de que hareá Todo lo que pueda paTa vuestTo beneficio. es que él es un hombre honesto. seríáa mi deseo de sus cualidades y gracias. Yago. Eviri«. 5 8. 53. Senado. buen Casio. Estamos a vuestras OÓ rdenes. entregad estas cartas al piloto Como si la causa fuera suya. No dudéis. I—lacedlo. a la que habíáa iqueá extranñ o! aludido Brabancio para justificar la atraccioá n que sennñ a Desdeá mona por Otelo. consigue su ayuda para que restituyan tu las cosas. Ysco. Lohe comprobado. Pues ahora estaá s muy bien. senñ oríáa. el lugar y la situacioá n del pais. influencia de Yago sobre Otelo. bien. Doy fe de que esto aflige a mi PELO. bondadoso. Esta brevíásima escena no tiene mas funcioá n que indicar que Desdeá mona se ha quedado sola y podraá recibir a Casio. Ah. caballeros ? acaccsos. mi buen teniente. iser por un momento un hombre sensato. diente es un demonio. y su inte.°° momento. La esposa Una imperfeccioá n me muestra a la otro. Escc>A III" . reuá nete conmigo Haré que mi señor y vos seáis otra vez (CMiO : En las foTüficaciones. placer. L& iu del Plan DESDE5ION. Dado el tregado. esto en este sentido. Vamos. mi [buen senñ or.\. Habla con ella con total sin— ferviente que esto no hubiera pasado.

Eljamas seraá otra cosa que vuestro fiel servidor.«co. Me siento muy incoá modo. al estar yo ausente. 66 Y. y otro en rrii cargo. Dr5DE›ioxA. Senñ ora. iAh! Esto no me gusta. Lo conoceis desde hace mucho. y tened la se ridad De que no se mantendraá distanciado maá s allaá De lo que sea políáticamente imprescindible Cero. Entretejereá en todo lo que haga La peticioá n de Casio. ahora no.A. Síá. Quedaos. delante de Emilia. y oíádme hablar. Críáo. Generosa senñ ora. Por ello. yo me marcho. Os garantizo que recuperareá is vuestro cargo. DESDEMOb A. pero. Porque vuestra procuradora moriríáa antes Que abandonar vuestra causa. Haced vuestra voluntad. Mi senñ or no habraá de descansar. Senñ ora. Senñ ora. De manera que. Pase lo que pase con Miguel Casio. DESDEMONa. asíá como juTo mi amistad por vos. le hablareá hasta agotaT (supaciencia. dfi. gracias. O mantenerse a merced de las circunstancias. Lo seá . aquíá. DfiSDE»ox. Alimentarse de una dieta tan mapa y poco nutritiva. y su mesa un confesorio.no. ha llegado mi senñ or. £r tran OTELO YAGO o cierta distancia EMILA. Os aseguro. Casio. rr voRoDr x«icm 65 C. oxro. Mi general olvide mi afecto y buen servicio. alegraos. No creaá is eso. se- Esa políática puede durar demasiado tiempo. que me [ocupareá Hasta el uá ltimo detalle. Vos quereá is a mi senñ or. Esta escena constituye la crisis o momento crucial de la histo- ria: aquíá Otelo abjura de su amor e invoca la venganza. Su lecho parecera una escuela. Culo. E incapaz de ser uá til para mis propios asuntos. [nñ ora. . Lovi@1areá hasta que se doblegue.

Decidmelo. ? De queá estaá is 6 hablando? YAco. Otelo. Yo creo que era eá l. Nada. tNo era eá se Casio el que hablaba con mi mujer? Apesm deque icen queen la perra hay que hacer YAGO. o a la noche. . . Osjuro que está arrepentido. o si. o el rrii% rco1es de Os suplico que fíjéis la fecha pero digo. senñ or? No. senñ or? . OTrro. su ofensa no es una falta Que se haya marchado con ese aspecto de [miento culpabilidad Que deba recibir siquiera una reprimenda en Al veros iiegar. í= afi ana.Hasta de los mejores. No seá queá O el martes al mediodía. Que no exceda de tres díáas. OTzro.) i Coá mo estaá is. no creo posible escar. íáCasio. (Acercándose. mi senñ or. Me pregunto en IO más hondo DzSDEÓ MOx«.Oizco. c Cuándo hareá is que vuelva? privado. seguro.

¿¿¿ d aá s he de negaros nada! DE$nEMONA. £ Por qué podéis tardar tanto Dmnivoxa Pues. a la hora de 1s cena. . en algún otro momento. Ah. o OTrro.Qué podrías pedirme que pueda yo neparos. Pues manñ ana a la noche. YAGO. tendré a verte muy DmDEMONA. (A Nro. Vamos. Que ha pecado por ignorancia y no por mala intencioá n. eá A quieá n os referíás? Salía a defenderos . entonces? [pronto. En restituirlo? Por la Virgen. yo obedezco. . eá Por queá vuestro pensamiento? mi alma" Si no la amara! Pues cuando no la amo. Loque deseaá is. . Si poseo alguna gracia o poder para conmoveros. . cA queá viene la pregun— ta? . Me reunireá con los capitanes en la ciudadela. os acompanñ aba cuando se cortejabais. Os ruego que lo reinte eá is en su cargo. yo no sé qué haria. Casio. Ernilia. No seá juzgar un rostro honesto. Vuelve el caos". OTELO. O comierais platos nutritivos. Seraá algo importante. OTcro. Que dejó parte de su dolor conmigo. cEs eso cierto? OTcro. por favor. Y no faá cil de conceder. O hicierais algo en beneficio cEstaba aquíá eá l De vuestra propia persona. Sin otro propoá sito. csabíáa cNo es eá l honesto? Miguel Casio de vuestro amor? OTELO. DmDEMONA. ítas ocasiones. avuestro lugarteniente. OTELO. cPara manñ ana. iExcelente criatura! ique la perdicioá n se apoderara de OTELO. c Cierto? isíá. para la cena? }comp1aceros. cPuedo deciros que no? Por eso. Oreo. I—le estado hablando con un O JO vacilar en daros. Lo supo desde un principio. Tesoro mío. síá. Desdémona de mis amores. Esto no es una daá diva. ?0 Un hombre que lan idece por vuestro desfavor. cuando tenga una peticioá n p LIzsDEMONA. cserã pronto? Por eso os suplico: otorgadnie el pedido OTELO. restituidlo. nada DmDEÓ MONA. dulce Desd émona. . y nos servíáa de buen intermediario. peticionante. Cuanto antes. OTELO. Para satisfacer mi pensamiento. éserá esta noche. Adiós. No. el martes por la Jc/r res EviLJA manñ ana. . E8 COfTlO Si os pidiera que usarais vuestros partes. Manñ ana no comereá en casa. os mantuvierais abrigado. DESDEYOLA. Que vuelva Hacedme el favor de efectuar una inmediata cuando quiera: reconciliacioá n. 66 Wíá SIPO YAGO. NO Sigáis. . YAGO. adiós. esta noche no. Cuando yo hablaba de vos sin elogiaros. Para yo sufrir con él. Cuando cortejaá bais a la senñ ora. algo de mucho peso. Yo no creíáa que eá l la conociera. y que en tan. Qué? Miguel Casio. IVIÓi noble senñ or. c Queá decíás. para poder De dejarrrie a solas. por cierto! cl—lay algo que notaá is en ello? YAco. Mibuen senñ or. Yago? OTzro. Pero. . DrSD üvox•. i« OTLLO. No ahora. Pues si eá l no es alguien que os ama No puedo negaTos verdaderamente. OTrro. señor. lo. YAGO. DmDEMONA.) Haced vuestra volun . En verdad tan humillado [ahora? Que ponga de verdad a prueba vuestro amor.

en realidad. ho— Y que la pasioá n no puede gobernar. 6/.Y cuando os dije que recibioá mis confidencias Y sopesaá is vuestras palabTas antes de pronunciarlas. YsGo. por esto lo tengo. señor? [ser lo que parecen. agra. é@ué pensáis. por otra «honrado». Cuando Casio dejoá a mi mujer. Demasiado horrendo para ser revelado. Cierto. OTELO. Es lo que yo tambieá n pienso. [nesto". EL MOPO DE UNEC 9 Alguna idea horrible. Por el cielo: me hacéis eco. de su alma. Pues yo creo que Casio es un hombre honesto. «Incapaz de robar o mentir». Orsco. eá Queá es lo que no os Y porque seá que estaá is lleno de amor y honestidad. lOS hombres deberían ser lo que parecen. Y los que no lo son. por una parte «honoTable». 63. etc. Si me teneá is estima. He aqui un ejemplo de ironíáa dramaá tica: la perdicioá n se apode Os ruego que me habláis con el lenguaje de vuestro pensa- raraá . Hay aquí todo un de significados de la palabTa «hones- juego to». No. Senñ or. Una regresioá n al caos previo a la Creacioá n. pero en un Cierto?” Como si encerrarais en la mente [hombrejusto Son expresiones de un pensamiento oculto que brota del YUGO. [nificar algo. «justo›. hay más todavía. 60. Os he oíádo decir hace un íánstante que no os a adoá OTELO. Me atreveríáa ajurar que es honesto. señor? cl—honesto? Sí. exclamasteis Pues cuando de un rufiaá n falso y desleal se trata Y fruncisteis y plegasteis el entrecejo. Durante el tiempo completo de mi cortejo. pienso? é Pienso. OTELO. [corazoá n PAGO. YUGO c@ué Los hombres deberían OTELO. no deberían ni siquiera ser 63 Como si existiera un monstruo en vuestro pensamiento OTcco. Vos quereis sig— Reveladme vuestro pensamiento. entonces? OTELO. [ c Esto no es maá s que una treta de costumbre. Por Migel Casio YAGO. . Señor. Ni siquiera deberían tener la forma de hombres. cl-honesto. YAoo. 62. «decoroso». Creo que es asi. dnñ ? Estas vacilaciones vuestras maá s me asustan. sabeá is bien que os amo. entonces. {miento. OTELO.

Lo que no sucederá mientras permanezca en mi de hacer. y celosamente éPensáis que yo me entregaría a una existencia de celos. Sospechar que hay defectos donde no los hay) de que vues Siguiendo siempre los cambios de la Inna — Con renacidas sospechas? iNo! Dudar una vez [tra sapiencia Preste atencioá n a al ien cuyas Es estar convencido. El e y la mujer. Conspiraá is contra vuestro amigo. Os suplico . conocereá vuestTos pensamientos! [deber. mi señor. Pero el que posee ilimitada fortuna es tan pobre como el ExtTanñ os a vuestro pensamiento. iAy. No podréis. y expreseá is lo peor de vuestro Pero el que me roba mi buen nombre pen. perdonadme: Y que a mí me hace indigente. ja! [falsos: YAGO. tiene riquezas. El que es pobre y está contento. custodia. de1 que sospecha y ama con locura! ido OTELo. iso O construya un edificio de preocupaciones Semejantes alas que superen vuestras inferencias. Pero iay! iqué malditos los minutos Con cavilaciones legalmente permitidas? Del que adora y duda. señor. Yago. No seríáa conveniente para vuestra tranquilidad ni vuestro Ni para mi hombríáa.Con las peores palabras. aunque mi corazón estuviera en vuestra No lo estoy a hacer algo que hasta los esclavos son libres mano. seguro de se suerte. Es la joya Dejaros conocer mis pensamientos. que se burla No irrumpan? c Quieá n tiene el corazoá n tan puro De la carne de la que se alimenta 6 vive con felicidad En el que hasta los maá s sucios de los recelos El comudo que. EL MORO DE VEN£Ct4 A medida que pensaá is. de los celos ! cDoá nde estaá el palacio en el que las cosas despreciables Son un monstruo de ojos verdes. iPor el cielo. OTzro. c Queá quereá is decir? nombr e en el hombr . OTE LO. . i Cuidaos. aborrece a su im No celebren sus audiencias y reuniones conjuntas ofensor. [samiento Me roba algo que a él no lo enriquece YAGO. i Que el buen Dios de los celos proteja Aunque quiza me equivoque en mis conjeturas A todos los de mi est› e! (Pureá s confieso que es el tormento de mi naturaleza OTELO. YAGO. invierno YscO. Si bien estoy obligado a cumplir con todos los actos del Otzro. Para ha- Sobre la base de fra entarias e inseguras observaciones. cPor qué? cPor qué es esto ? Escudrinñ ar posibles males. . qué des acia! Si pensaá is que ha sido ofendidO y consideTaá is sus oíádos YAGO. Si vive temiendo ser pobre. OTELO. Mi buen senñ or. buen más importante de su alma. honestidad y prudencia [bienestar. [imperfectas. YAN. Cambiadme por un macho cabrío ii» especulaciones puedan ser El día que empeñe la esencia de mi alma En suposiciones exagerada$ y desmesuradas. eá Expresar mis pensamientos? Digamos que son ruines y OTzro.

Una significacioá n sensual. y ha sido la esclava de millares. iY teniendo pruebas. todas estas cualidades no [des. . Si. Veo que todo esto ha opacado vuestro aá nimo.esposa es bella. pruebas. es de él. El que roba mi bolsa roba basura. . Y cuanto más paTecía estremecerse de temor ante vuestra Era cuanto más la amaba. se alimenta bien y cerme celoso [ama la compañía. YAGO. Los celos hacen ridiculo al hombre que sufre de ellos. Porque ella posee el don de la visioá n. . No en exceso conmo — No creo que Desdeá mona no sea honesta. nada. No basta decirme [que mi. Ella engañó a su padre al casarse con vos. OTELO. observadla cuando está con Casio. No hablo todavia de pruebas. Que es a lo que siempre tienden las cosas de la naturaleza. Por lo tanto. Yo no permitiríáa que vuestra naturaleza libre y noble Que no es lo que persigue mi pensamiento. Haced un buen uso de vue stros ojos. OTELO. Que no se atreven a mostrar a sus maridos. No. juega y baila. cuando dudo. Quedo en deuda con vos para siem— ir Debo veT antes de dudar. Cuando se rechazan tantas propuestas de casamiento OTrco. Pero veo que os ha conmovido. Que Dios asíá lo quiera. Que el de una sospecha. Mis palabra tendríáan viles consecuencias. . [censurarme. Ni un apice. . [apreciado amigo. cVos decís esto? Provenientes de su propia ciudad. Estad Conozco bien vuestro temperamento: alerta. mi [sello. [senñ or. OTELO. Otro. ?20 Vigilad avuestra esposa. OTELO. y me ha elegido. Si lo hicierais. ya no queda maá s YAco. Para demostraros el amor y la obediencia que os debo Debo rogaros que no deis a mi discurso Con mayor franqueza. [la madera del roble Y convencerlo de que se trataba de mala. ni un aá pice. Asíá pasa (para hablaron con osadíáa) No es dejar de hacer las cosas. [vido. pues ahora tendreá motivo Proviene de mi amor.EL MORO DEUENEC> Habla con libertad. Y sin embargo. Para sellar los ojos" de su padre con la tupida firmeza de Donde hay Urtud. . YAN. de eso se trata. veo que estaá is conmovido. Me ale o de esto. ni iriayor alcance Recibid esto de mí. raza y linaje. No lo hareá . [pTe. Casio es mi ia Fuera ultrajada por causa de su innata generosidad. Fue mía. . obligado como estoy. Y que vos asíá lo pensaá is. No porque sean débiles mis méritos he de Pero podeá is Os suplico perdoá n humildemente abrigar El menor temor o duda de su infidelidad. su idea de la decencia OTELO. Mi senñ or. una insignificancia. YzGo. sin estar celoso ni YAGO. Por amaros en exceso. Que terminar en el acto con el amor o los celos! Espero que considereá is que todo lo que os he dicho YAco. Puedo aseverar que síá. . debo tener YAGo. canta. sino mantenerlas ocultas. En Venecia ellas dejan que el cielo sea testigo de las trave OTLLO. cuando la naturaleza se extravíáa . Y%o. 64. 230 YAGO.

Sucia desproporcioá n y pensamientos antinaturales. iPues ya veis coá mo [son las cosas! Ella. el períáodo de entrenamiento. que siendo tan joven sabíáa ya depender de las apa- 65. La expresioá n proviene de la costurribre de coser los ojos de los [ciencias halcones durante. (mirada. iBien! Esposible sospechar en tales voluntades una lujuriosa. . Asíá era.

Pero es la desgracia de ÍOS Mandes. YAGO. Considerad que me excedo en mis sospechas (Como mucho me temo que pueda ser así) k6. Aunque sus pihuelas fueran las cuerdas de mi corazoá n. e» Os fijaríais si vuestra señora insiste en restituir su Si ella es falsa. señoría Para usos ajenos. tanto. iAy! Entonces el cielo se burla de sí empleo Con importunidad fuerte y vehemente. YAGO. nos. Pues lo desempeña con yan habilidad. . ian OTELO. Mi senñ or. como la m uerte. aunque podríáa temer Que su voluntad. mismo.!’ Aunque es justo que Casio vuelva a tener su cargo. Mientras No he de creerlo. (Repesand0. Y no a sus apetitos! Preferiría aser un sapo duda Y vivir en los tufientos vahos de un calabozo Ve y sabe más. Para que siguiera su suerte. a arrepentirse. No temais que pueda yo perder el contTol. Aqui cuernos eri la frente viene como llega ella. Lo halcones siempre se soltaban en direccion contraria a] vi¢ot . Vemos que Otelo ya est infiel. pp deshacer- OTELO. Hacia el véte de los años —aunque no demasiado— Ella se haya alejado de mi. Quizá porque soy negro Y carezco de los modales para la convivencia social z« Vi@1ad a mi esposa. Y conoce a todas las personas con experimentado espíritu 65. iAy. correas con que se guarnecen las patas de los halcones. teá rmino que desvíáa nñ hdcón no Y pensad que ella es inocente. Esta des acia de tener Sin embargo. 6 es díscola 66 La Y asíá. Esto suplico a vuestra 67 Siguiendo con los términos provenientes de la ceberíáadomado auá n. Vuelvo a despedirme. é Por qué me habré casado? Esta honesta criatura sin Que podamos llamar nuestras estas delicadas criaturas. se de un halcón bastaba soltarlo con el viento a favor. convencid o de que Desdémona le es . haceá dmelo saber. 68. los cortesanos. o porque ya esté declinando YAGO. apartaá ndose de su mejor juicio. Nuevamente la expresión proviene de la cetrena. Yago. que lo que dice. Este hombre es de honestidad cobrada. y mi con- Srm Será aborrecerla. las pihuelas señoña OTELO. ya que ni con seguridad Ni precisioá n estoy hablando de ella. Ha«•a § en ingleá s. quizaá s. En lo que se refiera a la conducta humano. Dejadlo al tiempo. No ahondar más en ese asunto. y que la ha perdido. ruego me excuseá is. Si pruebo que Pudiera haber llegado a compararos con sus conciudada. adioá s. Cuando nademos. La de poseer menos prerrogativas que los de abajo. Es un destino ineludible. soltaría con el viento a favor6 Si percibíáa maá s. Pues todo eso mucho habrá de TevelaTos." I-le sido engañado.) Mi Que guardar un rincón de lo que amo pudiera persuadir a vuestra senor. Mas perdonadme. si optarais por demorarlo un poco. mucho más. Dejadme ahora. [parte del destino De esa manera observaríais a él y a sus métodos. AdiOÓ s. qu e maldición {suelo la matrimonio del OTzro.

aquí esta. siempre) Para besarla y hablarle. No me regañes. EMlblA. YAGO. El que tantas veces me ordenaste que robara. c@ué pañuelo? Dejadme vendaros con fuerza. YAGO. YAGO. Tengo una cosa" para ti. ya se irá. . No importa. Voy con vos. No digas que sabes Para darle el pañuelo a Yago. Los de abajo estaá n menos expuestos a ser cornudos. c eso es todo? é Qué me darás ahora eá No os sentíás bien? Por ese mismo pañuelo? OTzro. ra Cuando se dé cuenta de que le falta. EDU. Sale EMILJA Lo sabrá el cielo. como yo estaba aquíá. sola? 7/. nada de él. En el alojamiento de Casio perderé este pañuelo Y hareá que eá l lo encuentre. Tengo un dolor aquí. Me ale o de haber encontrado este pañuelo. El tener una esposa tonta. YAGO. Oizco.. EL CORO OE vE«+C» DEsDÉMOb A. Haré una copia del bordado YAGO. Siento mucho que no estéis bien. Tengo un uso para darle.. Frusleríáas leves como el aire •°o Se vuelven fuertes confirmaciones para los celosos. y los nobles isleños YAGO cTienes una cosa para mí? Es una cosa común y co- Que habéis Invitado. y el pañuelo se cae EMIMA. Vete. c Qué pañuelo? DESDÉMO N A. ! )rriente. c a ti qué te importa? Mi caprichoso marido me ha tratado de engatusar un cen Se lo a7 ebata [tenaT de veces Para que lo robara. Qué hará con él. c Qué harás con él. Era su primer recuerdo del moro. 7fi. Y por suerte.Que la tiene siempre en su persona. (Porque él le recomendó solemnemente que la Devuélvemelo. Buena muchacha.\. OcLO. pero ella quiere tanto esta prenda EMILIA. DESDEMO A.. cLo has robado? lo apa7t0 de su frente. Ah. se volverá loca conserva. Yago le da a la palabra el significado isabelino de oá rgano sexual fern enino. y déjame.. Sí. PAGO. ‹Cómo estás? é Qué haces aquí. y6 OTELO. Estaréis bien. Eso es por falta de sueño. en la frente. Híá en ingleá s. Si no es para algo de importan cia. Dámelo. pero ella lo dejoá caer por negligencia. querido Otelo? E«iLiA. Y eso. Pobre señora. y en una hora Pues el primer regalo que le hizo el moro a Desd émona. É Cómo estáis. Sala r»r OTELO EMILY. tengo la culpa . no yo. . PAGO. esperan vuestra compañía. cPoT qué habláis en voz tan baja? EMILI. . No. Se lo daré para satisfacer su capricho. lo levanteá . Vuestro pañuelo es demasiado pequeño. Mira. Vuestra cena. que estabas tan ansioso Por que lo robara? EMILIA.

.

ja. lastimaba. iMirad. es recurrente en Shakespeare. dadme una prueba ocular.” Yo estaba en lo Que hacen de la ambición una virtud! iAy. como se ve en Macbeth. YAGo. cEs eso posible. juro que es mejor que a uno le engañen iAse raos. 3« fluida OTELO Al estandarte real y a todos los atributos. inmortal)úpiter. Esto puede lo OTzro. como indicación de tranquilidad. sv El que ha sufrido un robo. — El moro ya estaá cambiando con mi ponzonñ a: [grar algo.uí viene! Ni amapola ni mandragora 3 Al orgullo. adiós! cierto. mi se— Que tener que responder a la furia que en mi habéis des- [ñor? [pertado! OTrro." Adiós ! iLa vocación de Otelo ha llegado OTzco. Por siempre a la mente tranquila! iAdiós. El buen dormir. Dos narcoá ticos. ahora. sosiego y paz juria? espiritual. YAGO. Dormí bien la última no che. cuyas fuertes >o Volverán a sumirte en ese dulce sueño" Margaritas Falsificar los terribles clamores de1 Que ayer era tuyo. OTflO. aunque sea poco. cañones de la muerte. iAdiós al relinchante corcel y al clarín estridente. y nada me Cesar y otras obras. aseguraos de probar que mi amada es una potro. Es mejor que no lo sepa porque así no le han robado nada. ? Qué conciencia tenía yo de sus robadas horas de lu— 74. Al tambor que aviva el temple. iAy. comí bien. 7J. [rameTa! Que saber algo. . ZapadoTeS y tOdos. hubieran disfrutado de su dulce cuerpo. Más os habría valido haber nacido perro sa c Coá mo es eso. ao. O por el precio de mi alma inmortal YAN. ELMORODc CU 79 Como pruebas de las Escrituras cristianas. contento! Pero que poco a poco actíáíáan sobre la san e iAdiós a las tropas engalanadas y a las grandes guerras Y queman como minas de sulfuro. Me apena oír esto. al penetrante pífario. Con tal de no haber sabido nada. julio Yo no veía nada. y no echa de menos lo robado. cCómo estáis. general? Basta de eso. No encontraba los besos de Casio en sus labios. iVillano. no pensaba nada. pompa y circunstancia de la gloriosa perra! Ni todas las drogas soporíferas del mundo iY a vosotros. mi señor? OTELO. iAtr ás! i Idos! Me habéis puesto en el OTcro. Las ideas pedi osas en su naturaleza son como ponzonñ a. adiós Que al principio no paTecen tener mal sabor. I-Iabría sido feliz si todo el campamento. ja! crue es falsa conmigo? a su fin! YAGO. El Infierno. 72. me sentía libre y [contento.

Otelo parece vislumbrar la posibilidad de que Yago lo enganñ e. abandonad todo remordimiento. demostradme Que la prueba no dejará bisa Cometed actos para que llore al cielo y se asombre la tierra. o al menos Sobre la cabeza del horror acumulad horrores. Mi muy noble señor. OTELO. Los truenos. . 6 75. . y no parece concebir un castigo adecuado para semejante infamia. 76. a ni lazo Donde colgar una duda. o iay de tu vida! YAoO. . Hacedrne verlo. Si a ella la calumniáis y a rrií me atormentáis. OTELO.PAGO. c Es que ha llegado a esto? No recéis más.

Diana era la diosa de la luna y de la castidad. csois un hombre? éTenéis alma o sentimiento? Llevarlos a esa situacioá n. observariais yoseramente YAGO. Dadme una razoá n vaá lida de que ella es infiel. entonces! @uitadme la comisioá n. miserable Si ojos mortales llegaran a verlos juntos sobre una afíáno [tonto. cAcaso vos. Hace poco estaba acostado cerca de Casio. Seríáa imposible que vierais algo asíá. No lo soportaré. como yo. Que cuando duermen hablan de sus asuntos. en caso de que fuera verdad que Desdeá mona le es infiel. mi 37c Pues no podríáais agregar a tu condena eterna senñ or? Nada maá s grande que eso. . Pero aun asíá. [mento Fueran lascivos como lobos en celo. Mientras la montaran? [lo me perdone OTELO. 6o Y. y también que no lo es. 77. mundo: Aunque estuvieran excitados como cabras. No. Recurre en la obra el hecho de que los ideas y palabras de Yago entran en el discurso de Otelo como parte de la contaminacioá n de su mente. › Mat ditos sean. Si existen sogas o cuchillos. calientes como Os agradezco esta provechosa lección. como he avanzado tanto en esta causa. pero ccoá mo? cDe queá manera convencido. an Me arrepiento de haberos llevado a esto. ya que la honestidad es una Sirven para convenceros. creo. Ver directo y honesto no es seguro. No podíáa dormir. Por este mundo. No obstante. iMuerte y condenacioá n! iAy! ! YAGO. [hada Quien. Como mi propia cara. Como el rostro de Dian 77 ahora está tan sucio y tan neto Proseg ireá . Mi nombre. y desde este mo [monos. y torpes tontos No sentiré aprecio p or ningún amigo. pues. ya que el afecto Y embrutecidos por la borrachera. enton— [vierte en vicio! eá Queá puedo decir? eá Coá mo convenceros? [ces? iAy. la tendreá is. Seríáa difíácil y tedioso. iAy. Veo que os consume la pasioá n." Y como me atormentaba un dolor de muelas Veneno o fuego o aras para ahogarse. Que conducen directamente a la puerta de la verdad 3u Y+co. [engendra detrimento. lleva la honestidad tan lejos que la con. Pero debéis ser honesto. Que no fueran los suyos! Entonces t queá ? c Coá mo. cMe convencería? h'o. ah. Otelo contempla distintas formas de suicidio. «Causa» se refiere al asunto de la dispuW Es un teá rmino legal. Y eso seraá . mundo monstruoso! Tomad nota. 78. 79. Creo que mi esposa es honesta. y creo que no lo sois. como mirOÓ n. íá Ay. OTEro. OTEro.” Creo que vos sois justo. iOjalá pudiera llegar a convencerme! Hay una clase de hombres de caraá cter indiscreto YAGo. tomad nota. YAGO.xm. tonteña Y pierde lo que obtener persi e. huo me agrada la tarea. é Os convenceñais? OTELO. que era inmaculado [tidad. Que si la evidencia poderosa de las circunstancias OTELO. Casio es uno de ellos. digo. quedaos. hacia divina! ique el cie. Debería ser prudente. que Otelo usara luego. Aguijoneado por mi estima hacia vos y esta tonta hones Debo tener una prueba. iAdioá s. me convencerá.

Yago. en ingleá s isabelino queríáa 84.Yago. pero vi un panñ uelo asíá Aquí comprometo mis palabras. No os levantéis aún. Seamos precavidos. del fondo del infierno! Exclamando «iAy. . Hablaría contra ella con las otras pruebas. era vuestro trono. mas sine adelante sin cesar pruebas Que parecen desvaíádas. vuestra corona y el corazoá n. inevitable. esposa Un panñ uelo con un bordado de fresas? Los devore. (Se arrodilD) lotq por ese refulgente cielo. No. Duda pare. Y suspiraba. ante el sumiso cl—Iabeá is visto alguna vez en la mano de vuestra Hasta que una enorme y amplia venganza [amor. Mar de Mfirmara. OTzro. Poníáala pierna sobre mi Al tiraá nico odio! i l—lenchíáos. Si fuera eá se . YAGO. Podeá is cambiaT de opinioá n. shremd doubt en el original. Todo este tonto amor mio lo soplo asi a los ciertos. que Como si arrancara de raíáz besos [sioá n. uno de los personajes caracteríásticos de los interludios y moralidades del siglo 80. [violento Puede ser honesta todavíáa. Como el mar del Ponto. Pero se referíáa a un hecho ocurrido. danza! 8-!. iAy! i Monstruoso! iMonstruoso! OTzro. Y despueá s. OTrro. h'o. . YAGO.)amaá s. ay. Vosotros. La imagen se adecua a1 obligado curso de decir grave. El Mar Negro. Servid de testigos. YAGO se a rodilla OTzro. “ Es una sospecha grave. iLa haTeá pedazos!" Asíá tambieá n mis san inarios pensamientos. Si fuera ése. OTrro. actual significa astuto. dulce criatura!». y se convierte en el Vengador. i Surgid. soá lo era su suenñ o. Paciencia. OTzco. no el Que Casio se limpiaba 1s barba. Hasta el Propoá nti 8 y el Helesponto. bajo vuestra carga. Sh em¢ que en ingleá s 83. La pasinñ n domina la razoá n en Otelo. Le regaleá uno asíá una vez: fue mi primer obsequio. y daba besos. me apretoá y estrujoá la mano. con ritmo 430 YAGO.. . Con la debida reverencia de un voto sacado YAGO. OTcro. Compfirese II. iAy. Mirad. amor mio. o cualquiera de ella. serio. debeá is ser prudente ann. los pensamientos de Otelo. 8J. iii. iAy. nunca declinarár'. Eso no lo seá . Conservad la calma. demasiado débil para mi ven- Ahora veo que es verdad. sangre. besaá ndomela con pa— iArrojad. digo. Obligado. neya venganza. No hemos visto nada.‘° aunque soá lo fuera un suenñ o. Su inteligencia. Cuya helada corriente y compulsivo“ curso YAco. muslo. sangre. que el esclavo tuviera cuarenta mi1 vidas! Servid de testigos que aquí Yago pone iUna es demasiado poco. m OTELO. pecho. perspicaz. Y esto puede contribuir a dar sustancia a otras Nunca se vuelve atraá s. sus manos y su corazón . Que brotaran de mislabios. luces que brilláis eternamente en lo alto. su embargo. —Estoy seguro de que era de vuestra esposa— con YUGO. Lo este punto Otelo sucumbe a la persuasioá n de Yago. 8/. elementos que nos rodeáis por todas partes. senñ or. sangre! IÓ A o. sagaz. En suenñ os le oíá decir: «Dulce Desdeá mona. ocultemos nuestro amor». Se ha ido ya. Decidme esto: No habrán de mirar atrás. y luego decíáa: «Maldito flecha de lenguas de aspid!" destino Que te entregoá al moro!» YAGO. 190-3.

aquí viene. pero he- mos tratado de conservar el sentido de equivoco. señora. D£5DEMONA. YO HO sé dónde se aloja. cDónde puedo haber perdido mi pañuelo. Pero dejad que ella viva. Buscadlo y ordenadle que venga aqui. asi llarriadas porque teníáan una cruz. que he apelado a mi marido a su favor y que espero que YAGO. Que él ordene. Acojo vuestro amor inventar un alojamlen to y decir que se aloja aquí o alla es reconocer que miento. YAco. de inco7p eran DrsDEuox. 88. alojars e. Mirad. la cñlera y la melancolíáa. que es tanto dormir. y si trigo que un soldado se aloja“. esto bastaría Para hacerlo pensar mal. El juego de palabras es intraducibl e. EMILIA. y por ende lo intentaré. Mi amigo está muerto. Vuestro soy para siempTe. Averiguaré todo el mundo su paradero. dónde se aloja el teniente Casio? Er tra OTELO BUFÓN. Iré A reflexionar sobre un medio de muerte rápida DE8DEMONA. En inglés hay un juego de palabras con /ir.ELMORODE zcm yo obedecen. lasciva ramera! iAy. 4» Dentro de estos tres días que os oiga decir DESDEMOÜA.s. todo saldrá bien. Deciros dónde está su alojamiento es deciros que miento. señor. tEs posible decir algo con sentido? BUFÓN. I—hacerlo está dentro de las posibilidad es de la yencia humana. tNo es celoso? Una calle DCD UNA. iMaldita sea! maldita sea! Sale el BuFOx Vamos. y para mí OTELO. Al servicio del ayaviado Otelo. NO lo sé. cPodéisenaveriguarlo. cD ónde esta St1 alojasiento? BWfix. enton- [ces no marcha. Creedme que preferiría haber perdido mi bolsa Llena de cruzados. hombre? Bajo. Yo me atrevería a decir que no se aloja en ninguna parte. y . y mentir. es No con padecimiento vano. sino con pródigo reconoci decir que Y desde este mismo instante os pongo a prueba miento. aunque se tTate Dzsns»ON. haré pregustas y obtendré respuestas. 66. inteli- OTELO. EMIMA. DESDÉMONA. Erriilía? Para la diabólica hembra. Basta con eso. Es un soldado. sol del lugar donde nació Le quitó todos los humores del cuerpo. DzsDEuONA. £ Por qué. i Maldita sea.' Y si no Es fuera porque mi noble moro de mente limpia y esta lib e de la bajeza De que están hechas los °ri6turas celosas. la flema. f!U?ÓN. Decidle Que Casio ya no vive. Los hurnores eran la sangre. . [niente. c Sabéis."" EMITA. De la más san inaria de las tareas. ven conmigo a un lugar apartado. Drsn?»ONA. Se hará por pedido vuestro. Sois desde ahora mi lugaite. Y ** . e informárnoslo? BUFÓN. 8ñ Monedas de oro portuguesas.

colérico o melan. Oizco. Doscientas vueltas del sol'° OTcro. a ron padre A su amor eternasente. Es una buena mano. Cuando ella se moría. é Cómo estáis. lo que hice. «Franca» significa tambieá n «capaz de delatarse». a los ojos de mi padre Dm DEMONA. insinuar que antes manos y corazones iban juntos. He enviado por Casio. Estoy bien. penas. pero que si lo perdía Una mano franca 9 O lo regalaba. [corazones. 0 Se lo dio a mi madre una egipcia. Debeá is cuidarlo. 9-° Perderlo o regalarlo sería una perdicioá n"' DE5 DLMONA. S/. hablar Una sibil a que lJ egñ a contar en el mundo con vos. Se volvería aborrecible. Prestadme vuestro pañuelo. y sabía leer Renunciamiento de la libertad. No ha sentido elpaso de la edad ni conocido senor. señoc OTELO. ? No? DuDEÓ MONA. Hay magia en su bordado. El que yo os Ocho.DsseEmo A. por cierto. vuestra promesa. cCómo estáis. S0. caá lida y huá meda Esta mano vuestra requiere de su Era una m%a. Bien. AhOTa. Dadme la mano. para que venga a OTLLO. Es verdad. me lo dio ro OcLO. Podeá is muy bien decirlo. buena señora. lo con- Pues hay aquíá un joven y sudoroso demonio Haría que todos la quisieran. [duenñ a El pensamiento de la gente. iUna mano liberal! Los corazones de antanñ o Y me pidió que cuando mi destino me condujera al ma- delataban las manos. y el espíritu de él se iría Pues fue esa misma mano la que delatoá a mi corazoá n. flemático. y no los Atesorarlo como a la niña de vuestros ojos. Orrco. Tras otros amores. DzsDÉYONA. senñ ora. Desd émona? {mular! No lo tengo aquí conmigo." DzSDUÓ vox«. Se lo regalara a mi esposa. seguá n cufil de ellos predominara. (Ajack) iAy. qué duro es disi— regalé. Teneá is la mano huá meda. No sé nada de esto. ayuno y oracíáoán. Hasta que llame a Casio. pero que ahora coá lico). No quiero separarme de él ahora DVDÉVONA. Liberalidad y libertad pod(an connotar licenciosidad y pTomis cuidad en 83. . No. señor? Tomad. amada mía? DESDEMO A tEs p osible? DE5DEMO N'A. Esunapeni OTELO. Esto indica liberalidad y un corazoá n libre. c Qué promesa. Tengo un fuerte resfrío. y que sometería [servaTa Que comiinmente se rebela. Le dijo que mientras Mucha mortificacioá n y ejercicios devotos. mi OTEro. deterrninabarr el carácter (sanguíneo. noble senñ or. Caá lida. E5 DEMOS A. Una mano humeda y cálida indicaba una naturaleza lasciva. ingleá s isabelino. Que nada p d a i alar. Ese pañuelo OTrrO. Pero en nuestra nueva heráldica son las manos.

Buscadlo. [hecho DESDEMOñ A. 90. O telo ya ha usado esta palabra en III. Dejadme verlo. DESD ONG iVamos.do en forma radical el curso de los acontecimientos. OTELO. é@ué? DESDiaox«. Este es un ardíd para apartarm e de mi petición. t Cierto? tEs eso verdad? dro. sólo que la inevitabilidad de la tr l—lizo el bordado presa de frenesí profético. cqué. iE1 pañuelo! [bre más capaz. DmnLuOSA. Siento sospechas. la uniñn de manos en la ceremonia de 93.«.. La serie de preguntas breves e incisivas de Otelo producen en Desdémona una sensación de terror premonitorio. No está perdido. Y la seda fue teñida por manos mágicas con un líquido De momias de corazones de doncellas. %edia hace imprescindible su silencio. la boda no si ifica R4. Emilia guar- . Haced el favor de restituir a Casio. da un silencio culpable. Por eso debéis cuidm•1o muy bien.. Que con vos compartió peli os. i Que el cielo nos proteja!" [extraviado? OIRLO. Es interesante notar que en todo este tenso diálogo entre Otelo y Desdémona. va. cPor qué me habláis con tanto apremio y violencia? Orsro. DESDÉMOxa. OTEro. Así se les decía a las g¡Jnas. cLo habéis perdido? cNo lo tenéis? iHablad! cLo habéis DrSDEMONA. y es premonitoria necesa- riamente la uni ñ n de los corazones. a quien Ap P2. Buscad el pañuelo. iCómo! é Por qué? nunca! DzsD?»ox. Los gusanos que tejieron la seda estaban santificados. PeTo. Posiblemente la sibila de Cuartas. 55. Manos y corazones eran emblemas heraá ldicos.Absolutamente c3erto. Digo que no está perdido. Una única palabra suya podría haber cambia. OTzco. Un hombre cuya buena fortuna Siempre dependió de vuestro afecto. iii. que echaban la suerte. Otelo quiere oIo le concedió el don de vivir tantos LOSo granos de arena tenía en la many. c Qué decís? DEsDEMON A. DrsDEnO xA. i Hubiera sido mejor entonces no haberlo visto OTzco. de su destino fatal. Podría hacerlo. ildos! Sd.ITíOS! jamás podríais encontrar aun hom- OTsro. pero no ahora. si lo estuviera? OTzro.

tCómo estáis. Nunca lo vi como ahora. Senñ ora. y nosotras comida. haberlo dos. tEste hombre no es celoso? A vivir y a ser dijo de su afecto. con todo mi corazoá n a su servicio DESDÉMONA. Os suplico 89 Que por medios virtuosos pueda volver ENIIM. iY buena suerte! Id a DESDEÓ MONA. Y estuve a punto de provocar su ira .no. mi peticioá n de antes. dedicaTme a otro curso en la vida. C. Mirad. buen Casio? c Qué nuevas senñ or no es mi senñ or. ni lo conoceríáa tenéis? Si estuviera tan cambiado de aspecto como esta de aá nimo. YAGO.A. Me siento desolada por Que ni mis servicios pasados ni dolores presentes haberlo perdido. Si Con seguridad que hay mala en ese mi ofensa fuera de íándole tan terrible panñ uelo. Mi DESDEMONA. tres veces noble! importunarla. y cuando se han Asíá podríáa revestirme de un forzado contento Y llenado Nos eructar. Mi defensa esta fuera de armoníáa ahora. Honro por entero. aquí llegan Casio y mi marido. Por todos los espíáritus santificados juro Que he hablado por vos lo mejor que he podido. No hay otra forma: ella es quien debe Abandonaá ndome a la limosna de la fortuna. iAy. No puedo esperar maá s. Casio. al menos seríáa para mi un consuelo. Que yo. Nos demoran con hambre. ir Son todo estómago. hacerlo. Ni el propósito de mis méritos futuros Euro No podemos saber cómo es un hombre en un año o Pudieran rescatar de nuevo su carinñ o.

bien. Yago? Tej‘uro que no. Que se besen en la intimidad. c O que esté desnuda con su amante en la cama Tómalo y haz lo que pido. BAJA. y déjame por el momento. Creo que puede regalarlo a cualquier hombre. CASIO. sin que signifique nada? Cero. Puedo acompañarte un trecho muy corto. mujer! Entran OTcro YAGO i< Arroja tus ruines sospechas a los dientes del diablo. Su honor es una esencia que no se ve. . ACTO IV 6noca. cMe podrías decir por YAGO. es uri pecado venial. Casio. sin que si ifique cada malo ? Bn«xoA. No es porque no te quiere [qué? Pero si yo le doy un pañuelo a mi esposa. y hacen algo así. Tiendan al diablo (y sufriec do una gran presioá n psicoloá gica a manos de Yago. c de quien es? CASIO. YAGO. y también Sientan al cielo. éLo creéis? creyendo Que eá ste es un recuerdo de alma amante. Es una hipocresía parecer virtuosos y no serlo. esto? Ahora encuentro una causa paTa tu tan sentida ausencia. Los que son virtuosos. Está bien. Ahora estaá s celosa YAGO. é Un beso no permitido? —Como secamente sucederá— me gustaría hacerlo copiar. Lo encontré en mis aposentos. Yo tampocO lo sé. Pues.. Crío. Tientan al diablo con su virtud. pero te veré pronto. señor. YUGO. OTELO. Que me encuentre con una mujer. cCreer qué. Ella también debe proteger su honor. iPero es porque rio me quieres! OTELO. YAGO. iVamos. Y me digas si he de verte esta noche. y siendo de ella. YAGO. Estoy esperando al general Es una hipocresía capaz de engañar a1 diablo. Entonces. . iqué? Te ruego que me acompañes un trecho. Bw«cA. Dulce Blanca. Le da . cPuede regalan o? BOCA. c Dejarte? cPor qué? OTzro. ni creo que me beneficie. cobra mayor eá nfasis si se la relaciona con Otelo. Yago. De donde las has sacado. Ay. Me gusta mucho el bordado. Pues. Ade doá nde proviene Es un obsequio de una nueva amante.•l paíiuelo de DESDEMOxA Coá piame el bordado de este panñ uelo. c Desnuda en la cama. entonces es de ella. Una hora o mfis.BIO. y antes de que sea reclamado OTELO. que en efecto estaá I%. Pues. Deberé resignarme. Si no hacen nada. uso Y no es mi deseo. Porque estoy aguardando aquí. OTELO. C.*°° BANCA. I*rente a la ciudadela cHemos llegado a esto? Bien. 9° Pero he de encontrar un tiempo sin interrupciones Para recompensar esta deuda de ausencia. Blanca.

..eü cielo) pues aparentan cometer u:n pecado carrial. aunque lo evitar.

. se Macbet( I. Todas sin tacha.«co. . . . y YAGO. OTELO. Casio? )actarse de ello con su cháchara. me vuelve a la memoria posible? . Cuando se vaya. general? cNo os habéis pegado en la cabeza? an . confesiones. í1Ja dicho algo él? YAGO. /d/. Los cuervos eran considerados de maI aguü ero. pañuelo! ique confiese y lo cuel en por ello! iPrimero que lo cuelguen. eso es inmundo! iPañue— lo . . iAy! cLa nariz. Este De lo coma debe contrario. Él tenía mi pañuelo. cY qué dijo? A’AGO. v. los orejas y los labios?' ?Es Me dijisteis. iMi medicina funciona!"’ Así se atrapa a crédulos Y. [evitar CASIO. Mira. .. Compaá Tese habrán acariciado en su relación íntima D esdémona y Casio.se!'Q" io que demuesba que la pasíñn lo domina pfusca su capacidad de iTiemblo al pensarlo! iLa mente no debería dejarse razonar /fiJ. merecen reproche. iPor el cielo. demonio! Como el cuervo a la casa en desgracia. alan pod er!' 03 No son las palabras las que me hacen es- OTELO. cY si yo hubiera dicho que vi que él os ofendía? tontos. Y hasta muchas damas dignas y castas. dijo! Que de tanto importunar con su cortejo a una mujer O por debilidad de ésta Terminan por conquistarla y seducirla y luego no pueden c@ué hay. Así es. seguir su curso. Que se acostó. encima de ella. se nueve. pero estad seguro Este es el segundo. Mi señor es presa de un ataque de epilepsia. iAcostarse encima de Sale CRÍO ella! iPor la san e de Cristo. OTELO. OTELO. No sé lo que dijo. í Con ella? Se recuperará en seguida. le saldrá espuma por la boca. iAy. c Qué hay con eso? YAGOiConúniaacM and o! OTEro. Quiero hablar contigo sobre un asunto importante. YAGO. y visitaban las 104. Yeso. . OTrro. FrÓtale las sienes. . . . c Cómo estáis. . YAGO. . Pues.. . c @ué? í Qué? luego Le seguir â un ataque de locuTa furiosa. mi señor. c Qué sucede? S0 OTELO.. . que él hizo. y que luego confie. preferiría ola idarlo ! tremecer asíá. como quer áis. cAcostado con ella? cAcostado encima de ella? Deci— mos también acostarse junto a ella. Pues. OTELO. . que cambia el orden en desorden. convierte 41. Con ella. De que igualmente puede desmentirlo. Oieió ato amerita ima@nando las partes del cuerpo que se casos amenazadas poT la muerte o alguna desgracia. nada bueno. YAGO. Recuérdese que Otelo cree en la intervención de la magia y de las fuerza sobrenaturales en los asuntos humanos. . c Confesar? é Pañuelo? iAy. ayer tuvo otro. Presagiando la muerte. EL MORO DE WN¿CtA 9J Muchas veces parecen tenerlo las que= no lo tienen. . ION. Retírate por un momento.. Y%o. CASIO. c@ué pasa? iMi señor! O se lo oí decir —pues hay tunantes en el mundo iMi señor! iOtelo. 39. . oscurecer por la sombríáa pasiOÓ n sin la intervencioá n de En cuanto al pañuelo.

c Os burlaá is de míá? '°' Pues yo le haTeá repetir la historia: YAGO. por el cielo. creo que de verdad me ama. Para comprarse ropa y alimentos. No he conocido mujer que amara tanto a un hombre. é Me oís. Cosa que prometió. No me burlo de vos. Que ama a Casio (pues es la desgracia de las prostitutas iAh! Es la mortificacioá n del infierno. Es una criatura -» Y que juraríáan que son soá lo de ellos. Otelo se pondraá furioso. Y sus ignorantes celos interpretaraá n Mientras aquí estabais. [casamiento Pero todo a su tiempo. El discurso de Otelo empieza a tomarse incoherente y el papel de médico en el de envenenador. 96 97 OTELO. Ser seductoras de muchos y sentirse seducidas soá lo por uno. Logré hacer que se fuera an CAsio. saber lo que ella sera. OTELO. ‹me oís también?. sarcasmo y obvio iCon queá rapidez lograríáas tu cometido! Que se pintan en cada parte de su TOstro. Tranquilizaos un mo Y escuchadme con paciencia. c Os ocultareá is? Puede compartir vuestro destino. cLo confesoá ? Comprobaréis que soy muy prudente en mi paciencia. cuaá ntos veces. O pensaré que estáis dominado por la pasión irracional Y no tenéis nada de hombre. Otelo irterpreta la pregunta como una referencia a su su. Hay millones. teniente? Llegó Casio. cuaá n seguido.«sto. suponer que es casta. la mola del archie.) [nemigo. yo prefiero saberlo. Doá nde. Os OTELO. copulado y ha de volver a copular con vuestra esposa. [mento. coá mo. Cuando se sonríáa. eá l es un hombre. Ah. Que por las noches yacen en camas compartidas por mu. repetitivo. C. ) Ahora le preguntareá a Casio sobre Blanca. Ocultaos Si esta peticioá n dependiera de Blanca. YAGo. . terriblemente san iento. /fiÉ. Y muchos monstruos ciudadanos. [desdén FOLIO. Pobre infeliz. Pensad que todo hombre barbado que lleva el yugo de1 YAGO. Eso no es inapropiado. Peor cuando oigo que me a egas un tíátulo Y puse como excusa vuestro trance. que hoy [estan vivos. digo que observeá is sus gestos. y se ríe con ganas.puesta condicioá n de cornudo. eá l no puede contener Besar a una mujer impuá dica en un lecho libre de sospecho Y Un exceso de risa. No. Le pedí que volviera para hablar conmigo. Yago? OTzro. g6 OTELO. YAGO. Cuya ausencia me mata. sois inteligente. abrumado por el dolor Las sonrisas. Ññlba CAsIO OTELo. Aquíá viene. Entonces hay muchas bestias en este populosa ciudad. Un hombre cornudo es un monstruo y una bestia. iAy. Una ramera que vende su cuerpo [chos. y lo tendraá s de nuevo. Vuestro caso es mejor. 106. Y ob servad las muecas de escarnio. Mi buen senior. (Afaith. Cuando le hablan de ella. Insiste con Desdeá mona. eá Coá mo estaá s. gestos y senñ as fríávolas del pobre Casio —Una pasión que no condice con un hombre— Equivocadamente. Pero. iMirad coá mo se ríáe ya! chacha! YAGO. Tened paciencia. Y sabiendo lo que soy. desde cuaá ndo Ha Desearíáa que sopoitaraá is vuestra suerte como un hombre. pobre mu— OTELO. Es verdad. Ahora lo niega debilmente. YAGO.

Estaá convencida venga. YAGO. ja. Yago me estaá haciendo una senñ a. c Qué es lo que paso. ésa es mi intención. c Comerás allí esta noche? gesto. i OTrro. ja. iPor el cielo! iEse debe de ser mi pañuelo! historia. OTELO. A lo mejor voy a verte. Si asíá no fuera. Bien. y muy bien hecho. eá Yo. ja. seríáa un villano. Los que ganan. Estuvo aquíá hace un momento. asíá es. iNo es otra que la zorrina! Aunque éste es perfumada. c iAy. Ahora le estaá contando coá mo lo empujoá a mi alcoba. o empezará a bramar por la calle. Si no. Anda diciendo que te casaraá s con ella. con una prostituta? I—I azme el fa— vor de ser caritativo con mi inteligencia. iAy. Yago. ríáen. YAGO. Bus. veo esa nuá m vuestra. romano?'°' éHabéis triunfado? Bendita sea! iMira.«oo. ja. Asíá es. CASIO. . c Que Te ruego que digas la verdad. iVé tras ella. Esta es la propia versioá n de esa píácara. cCómo estás? OTzro. Sale CRÍO LOS OTELO. YAGO. EL CORO DE VENECA BOO YAGO. YapO? pç p(a inmora. asíá es. debo hacerlo. aquí llega! CASio. Cero. y a. Ahora le está pidiendo Que vuelva a contaTlo. cuando llega la mu.) !Cómo he de matarlo. Sí. no vengas nunca. Está bien. alcoba y no saber quién lo dejó allí! Este es el obs•. 99 OTrro.x. y no digas más. C 8IO. Me acosa en todas par— Sale tes. CASio. no porque yo se lo haya prometido. ja! go de algo importante. Los otros dias yo estaba hablando con un grupo de venecianos junto a la orilla del mar. vé tras ella! nñ eca y se me cuelga asíá del cuello. casarme? c Queá . c Os habeá is anotado un tanto ya? Bueno. pero no el p•-rro al que= se la Piensas hacerlo? arrojan! CASIO. OTELO. esta misma noche. y se apoya y llora sobre míá. mi dulce Blanca? c Cómo estás? 130 vanidad. encontrarlo en tu YAGO. Yago ! Y. BLANCA. Vete ahora. Si quieres venir a comer a casa esta noche. c falto de juicio. y c quieres que yo copie el borda— do? iToma! OTzco. corre el rumor de que te casaraá s con ella CAsio. yo no copian nada. OTLIm.) Puedes dárselo a tu puta. cY visteis el panñ uelo ? . De donde CASIO. y se sacude y me YAGO. Se cuelga. después de una victoria. de que me casareá con ella debido a su amor propio y a su Cero. Vé. por favor. debo copiar el bordado? i Buena cosa. (Saliend0 dr su escondite. Aquíá comienza su OTELO. puedes OTzro ir ace7ca mas hacerlo. OTELO. . ique el diablo y su mujer te sigan! c@ué intención tenías Sin embargo. ja! Qué es esto de seguirme a todas partes? OTELO. (AT r0ja el paíiuelo. Ohio sé refiere a la entrada triunfal de los romanos en una ciudad YAGo. No me creas tan CASIO. porque tengo que hablar conI- tironea de la ropa. Conseguidme veneno. CAsio. A fe mía. YAGO. mi queodo Casio!» Eso supere el YAGO. Exclamando «Ay. asíá es. ja! Crío. ja. Maá s ruin afíán. é Os sentís triunfante. cIrás? 107.quio de alma ramera. É OS disteis cuenta de cómo se reía de su OTrro. al darme es• pañuelo? Fui una tonta en aceptarlo. es necesario alejarme de su compañía. lo le PAOO.

Oreo. y me lastim YAGo. Vuestro. Lajusticia de ello satisface. cY qué noticias hay. ique la ahorquen ! No hago máspara que la musica. c Cómo está el lugarteniente Casio? int ofender. valora a esta mujer tonta que es vuestra dio. no podrá afectar a YAGO. ide tan buena Abre la carta y lee DmDÉMONA. cMi seúnor? por el cariño que le tengo a Casío. (Lee) No dejéis de hacer esto. Bienvenido a Chipre. iY así seesposa! comprueba cuánto Ella se lo OTELO. permitidme encargarme de eá l. y halle su perdición esta misma noche. una mujer dulce! OTrro. Le en( ep•a una ca ta OTsco. como vos. OTELO. Primo. YAGO. LUDOVICO. iLa haré pedazos! iPonerme los cuernos! ingrata separación. debéis olvidaros de eso. No. iDios os guarde. No decía nada Está atareado leyendo el documento. OTELO. . YAco. nadie. Sí. mil veces peor. Os agradezco. Bien. y él se lo dio a su puta. Por eso la pena YAGo. u» OTzco. Yo desearía reconciliarlos. iEsta noche. Me alegra veros. que se pudra. cEra el mío? lidad? pedireá explicaciones. vuestra esposa YAGO. No. Algo muy lamentable. bien. señor. mi corazón c Queá trompeta es eá sa? la se ha convertido en piedra. Yago! 2B YAGO. se ha suscitado entre él y mi señor Una OTrro. eso es verdad. iCon mi oficial! DESDEMONA. Estranguladl a en la cama. OTrro. señor. se?nor. en la misma cama que ella ha contaminado. pero vos lo arreglaréis todo. t Estáis segura de ello ? oTE O. DESDEMONA. Os guarde a vos. y perezca. Mil veces. pues su cuerpo y su belleza pueden debilitar mi propoá sito otra vez. iPodría tardar nueve años en matarlo! iUna mujer mag- nífica. no habíáa en el mundo una criatura más dulce! Podría yacer aliado de un emperador y darle órdenes. de todo corazón. su canto sería capaz de despojar de su salvajís. DESDü›ioxA. de pr con /romir/a OTzco. CMi señor? cha habido un distanciamiento entre mi señor y Casio? . Lojuro por mi vida. YAGO. no es ésa la manera de pensaT. iExcelente! YAcO. No lo hagaá is con veneno. You. Lo golpeo. Beso el do aumento con sus órdenes. DE3DE«ONA. YAGo. El duque y los senadores de Venecia os saludan. iFuego y azufre! Lm owco. Mirad. iAy. porque no habra de vivir. LUDOVIoo. decir lo que es ella. con Tan delicada coma a ja. iso la pena de todo esto. una mujer bella. Y en cuanto a Casio. Tanto peor por todo esto. No. Es muy ruin de su parte. iAy. Muy bien. digno general! [está con él. OTrro. querido primo Ludovico? YAGO. Que viene con palabras del Duque. no mo a un oso! iDe tan alto y pródigo ingenio e inventi. Supongo que noticias de Venecia. . Y además. Tendreá is maá s noticias para la medianoche. mano. No. Si tan poco os importa su dadle licencia para Lvnovico. Yago. i IIuena cama! de todo esto. Vive. Es Ludovico. Pues si a veis no os afecta. OTrro. OTELO. Admirable OTELO.

Y es obediente. é Mi señor? Sale DEsDÉ»ONA OTzro. y sabe llorar. Porque creo que lo ordenan regresar a Venecia. emoción bien pinta nombran a Casio en su cargo. señor.i6os! (to DmDEMOU. obediente. c Quién? £ Yo. iAh. iDemonio! Sois bien venido.? esta noche comamos juntos. No me merezco esto. Podéis estar seguro de que esto me complace. LUDOVICO. cEs éste el noble moro a quien nuestro Senado en LUD OVicO. (da!" ° Os D£5DÉMONA. esto no se podría creer en Venecia. 110. os ruego Clue » DODEMONA. Afliccioá n fingida. con fuerte connotacioá n sexual. y volverse. No me quedaré paTa ofenderos.) é Qué queréis de ella. Quiza lo afectó la car- Ruego a vuestra seiioría que la haga volver. [ta. OTELO. (AD«sdmona) iésos. señor. FL MORO DE VENECIA IO] DESDÉ«ONA. iAy demonio. como D DEM ONA. Mi señor. (ADedos VOS. Empieza a irse // /. mandaré buscar en seguida Señor. Muy obediente. Casio ocupará mi lugar. Se me ordena regresar. y‘ también Volverse"' otra vez. como decís.x. —iCabrones y monos! ' Sale DESDEMONA. llorar. revela que mientras Otelo habla con Ludovico sobre cuestiones de gobierno. . señor. dulce Otelo. demonio! Si la tierra estuviera alegada con lá@mas de mujer. señor . Y Con respecto a nosotros. Otelo sugiere ‹ volverse de espaldas». en realidad ha estado pensand o todo el tiempo en Ía supnesta /03. éHabláis con prudencia? OTELO. OTELO. ella sabe volver. Este exabrupto. Aunque yo jurara que lo presencié. señor? Los oVi co. . Y. i3eñora! DE5DÉ\IO A. CMi señor? OTELO. 08 iFuera derraman lágrimas insinceras. i o6 DrsDE oü OTELO. Señor. i sí! Vos queriais que la hiciese volver. tPor qué. a Chipre.no Y OTzro. A Ludovico. mi señor? OTELO. Cada gota caída sería la de un cocodrilo. Es algo [pleno Calificara de apto y capaz para todo? cEs éste el carácter terrible. Ludovico. Es una dama verdaderamente obediente. idO8. Otelo alude a la errónea creencia popular de que los cocodrilos íánfid elidad de Desdeá mona. cVerdad ? regresaré a Venecia. . de mi vista! f09. obedecen el manda. una prostituta. OTELO. OTELO. Pedidle disculpas: está llorando... Turn en inglés. Me alegro veros proceder como una insensata. Proseguid con vuestras láminas. c@ué le pasa? éEstá enojado? LUDOVICO.

vamos. a vuestro comercio ! iVamos. cA quieá n. Vues- Fiel y sincera. Entiendo la furia en vuestras palabras. OTEro. DsSDE»oxA. Dejad solos a los que procrean '". venid aquí. El cielo sabe muy bien que sois falsa como el infierno. Si me hubiera sumergido en la pobreza hasta los labios. mi señor? tCon quién? iCómo soy Que adormeceá is los sentidos. duenñ a' [teccioá n. Que sois tan bella y oleá is tan bien D $DiuoxA. A los clientes y pupilas del prostíábulo. ojalaá nunca hubierais nacido! falsa? DESnEuoxA. este buen libro. mi señor. fuera! Habria hallado en alt lugar de mi alma [ranzas. mi senñ or? Si deseáis. y condenad vuestra alma. Dejadme ver vuestros ojos. DsSDÉMOUA. palabras.joven querubíán de la [monios — iAquíá me vuelvo sombríáo como el infierno! [bios de Tengan miedo de llevaros. nuDEMONA. y cerrad la puerta. Desdémona! i Basta. Tosed o carraspead si al ien viene. mi por ventura sospechaá is que= ha sioá o mi padre El señor? instrumento de que os mandaran regresar. OTzco. iAy. Paciencia. eso tambieá n podríáa soportarlo bien. El cielo lo sabe muy bien. ocio wa a Emilia como si fuera la regenteadora de un prosoá 4ulo. [dita: DmDUÓ YONA.é Qué csoy yo el motivo de esas lagrimas. 6 Pero iay! iHacer de míá Sale E»1LiA Un objeto fijo de escarnio para que el tiempo regunto de rodillas: é Qué Me senñ ale con su dedo inmoá vil! [significa vuestro discurso? Sin embargo. /76. Que engendran no bien salen del huevo! iAy. Muestra esposa. Este blanco papel. tra esposa O que se seque. los mismos de — Hasta vuestra complexioá n. Otelo alude a los tormentos de Job en la Biblia Jooá 10: 15 y siguientes 7/5. IÓAy! c Queá pecado que ignoro he comefido? • OTrro. ve síáculo s] . iqueá os place? [mujer. basta. sed dos vece mal— ross! )urad que sois honesta. como las moscas del verano en el matadero. OTEro. si hubiera hecho caer DESDüvo«s ú@ué terrible capricho es eá ste? Toda clase de males y ver enzas sobre mi cabeza sin pro— 3 OTELO. iAy. qué aciago día! íPor qué lloráis? //s. síá. Si habeá is perdido su favor.)uradlo. Ponerme a prueba con el dolor. Donde debo vivir o renunciar a In vida. pero no las Pero no en el lugar donde he guarnecido mi corazoá n. O conservarla como una cisterna donde inmundos sapos Se monten y procTeen! iAllíá se torna sombríáa A menos qu<• como son tambieá n del cielo. OTsrO. me culpeá is a míá. Condenaá ndome al cautiverio a míá y a mis mejores espe— iA vuestro comercio.) Idos a hacer vuestro oficio. Una gota de paciencia. Yo lo he perdido tambieá n. Por ser infiel y por jurar que no lo es. iAh. Espero que mi noble senñ or me considere honesta. muy bien. Por ende. . No Por favor. cPor qué. cizanñ a. On. iser arrojado de allíá. (A EMITA. OTzro. Si hubiera sido el deseo del cielo Miradme a la cara. basta! OTELO. 7/4. que sois vos? La fuente que hace que fluya mi corriente DmDEMONA.

De hecho. [por vueskos oficios. í Ay! c@ué imagina el caballero? Y convertiríáan en cenizas la modestia. OTELO. Se queda callado dentro de la vacíáa cueva de la tierra. Yo no tengo a nadie No me habláis. Cómo me he comportado. de [verdad! DODEMON. pues. I—le aquíá este dinero Soy una ninñ a. síá. cA quién? EMILIA. vos. c Queá le pasa al amo. Negaá ndose a oirlo. Sobre mi falta más leve? Que se casoá con Otelo. esta noche Si preservar este cuerpo para mi señor Poned en mi techo mis sábanas nupciales. mi buena dama? Si yo hablara de vuestras hazanñ as. iAy. para que él base sus reproches Os tomeá por esa artera ramera de Venecia [entonces. como aturdid m [tido? El cielo se tapa la nariz para no olerlo. Que teneá is vuestra oficina frente a San Pedro' 7 No lo seá . //Z San Pedro es el guardián de las puertas del cielo. ni tengo respuestas. Laha insultado en teá rminos tan oprobiosos Que no hay corazoá n leal que pueda soportarlo. YAGO. vos! EÓ l podríáa haberme reprendido asíá. Por favor. Era apropiado que me Mataran así. señora? cCómo estáis. iNo. en verdad. entonces no lo soy. mujer puá blica? Sale Mis mejillas arderíáan como fraguas EMIMA. Pues. c Quién es vuestro señor? o DcSDÉ»ONA. duenñ a. Imploro vuestra misericordia. c@ueá que habeá is come- DcSDEMONA. dulce señora. no sois una prostituta? E. Y De cualquier otra sucia. DESDEMONA. cqué le pasa a mi señor? los Elobsceno viento que besa todo lo que encuentra [ojos. no ser una ramera. ilegítima mano Es llamad a vuestro esposo. c Cómo estáis. El que es vuestro señor. muy apropiado. [que habeá is cometido? c@ueá que habeá is cometido. No puedo llorar. Los que ensenñ an a los ninñ os so Lo hacen con dulzura e repartiendo tareas sencillas. Recordadlo. a mi señor. é OTELO. iqueá os place. y la luna cierra EMITA. sin experiencia en que me reprendan. como que soy cristiana! Sólo las que expresan las lágrimas.x. Emilia. (Levantando la r 0z) i los. é Cómo. io 1 09 8 cFue hecho para que se escribiera la palabra «puta»? c@ueá Os ruego que cerréis con llave y guardéis esto en secreto. Y guardaá is las puertas del infierno! iVos. é No sois una ramera? DzSDÉ1•tONA. iEsto sí que es un cambio. . senñ ora? c Coá mo estaá is? DESDEÓ MONA. c@ueá que habeá is cometido? DcSDEMONA. PAGO. como he de sal— OTrro. iAy. Buena señora. OTzro. cometéis conmigo una EMILIA. iPor el cielo. Yago! El amo le ha dicho que es una puta. tEs posible? [varme! Sale DESDEMONA. iNo. que el cielo nos perdone! DLSDEMONA. DcSDEMONA. Ya hemos terminado nuestro comercio.A. senñ ora? Le amoja unas monedas EMiu. .

YAGO. un tipo despreciable. Me llena de aversión el sólo imposible. cPor qué lo hizo? DrsDÉMOÜA. c Merezco ese calificativo. [está. Todo habrá de De oriente hasta occidente! salir bien.«ramera». iNo digas tonteríáas! No existe tal hombre. que salga a la luz tal porqueríáa. Y que se ponga en cada mano honesta un laá tigo Los mensajeros de Venecia se quedan al PaTa azotar a esos canallas desnudos por el mundo. Es sólo por el humor en [roa sus que Los asuntos de estado lo preocupan. Eres una tonta. Yago! DESDE»O NA. No lloréis. que el cielo lo pronunciarlo. Se oyen t70Mpetas dentro Un ruin briboá n de mala entranñ a. todavía. No vociferes. I—la inventado esta calumnia.YAGO. entonces que toda esperanza de consuelo me no [abandone. perdone. DEsDEMONA. iAciago día! Buen amigo. y a sus amigos. L'o puedo decL. Si alma vez dejé de amarlo. Os ruego que tengáis calma. dulce senñ ora? EMI£IA. i Malditos sean! Fue un tipo de esos Dzsnuü »o . El que ella dijo que mi se?nor empleoá conmigo. iAy. De eso se trata. O si mis ojos. os ase ro. La llamó puta. Acudid. Calla. y no lloréis. Es destruir mi vida. o no lo amara DmDüYONA. Perojamás contaminar mi amor. y su in atitud puede trata. tElla. Un bellaco infame ha enganñ ado al moro. mis oídos o cualquier otro de mis YAGO. mujer. fago? lAw. huesos! cPor queá la llamoá ramera? cCon quieá n se junta? DzsDívou . que para ganar un favor. iMaldito sea por ello! sentidos Se deleitó de alma forma que no fuera poT su cCómo se le ha ocurrido este delirio? amor. é@ué puedo hacer para recuperar al moro? YAGO. DESDÉMONA. no lloréis. Sólo el cielo lo sabe. . pues por la luz que me alumbra EMIMA. '= iAy. El que te dio vuelta la cabeza EMILIA. ved con él. EMIMA. Oíd las trompetas que llaman a la cena. Si llegara a existir. Y que la llamen puta? cNo es para llorar? En palabra. Que me cuelguen si de esto Si así fuera. que renunció a tantos nobles pretendientes.x. aunque se divorciada de mí no Un bellaco entrometido e insinuante. agasajo. Es mi mala suerte. pensamiento u obra. DESDEMONA. Y me condenara a la miseria. No lo sé. YAGO. Un mendigo borracho Y te hizo sospechar que yo tuviera relaciones con el moro. Estoy sera de que no lo soy. Ni todas las vanidades de la tierra podrían inducirme Ene ique la cuerda del verdugo lo perdone! iY que el A cometer el acto que hace merecerla. infierno YAGO. Me arrodill o aquí: A su padre y a su país. aun así s-=guiría amándolo Un esclavo mentiToso e intrigante. [con pasión. Si alguna vez he pecado contra su amor. isi de eso se tratara! cEn queá lugar? cA queá hora? cEn queá forma? c@ueá hay de [verdad en esto? YAGO. La [se ingratitud Puede hacer mucho. Que me cuelguen si no ha habido un maldito villano. PAGO. cielo. No habría llamado así a su ramera. No sé cómo es que lo perdí. cCuaá l calificativo. O no habría de amarlo siempre.

como le dice a Y%o en IV. . decida Si es el fracaso o el triunfo de mi vida. que deberaá s contarnos otra his y justifica lo que está a punto de hacer como motivo para su acto. Esta es la indicación de1 Q1. la ofensa o YAco. se trata de un acto de justicia. buen Casio! OTELO. alma mía. Fue Rodrigo. 7 Sino celosas porque están celosas. Emilia. iv. iDeberíáa darte verguü enza. como si la fonci ñn de «espejo» de la acción principal. yo nunca os di causa». Sin embargo. ii. En el soliloquio de Otelo. es posible Sale EMiLIA preguntarse si no se trata más de una venganza que de justicia.na. aunque lo es. le dice a Otelo: «Querido general. pero que analizada con detenimi ento cumple «causa» imprime al soliloquio un ritmo lento y deliberado. Casio estaá medio muerto. más blanca que la nieve"' BLANCA. Blanca encama la imagen de BLANCA. Allí «causa» significa «mofivo». EMILIA. Estas líáneas introducen una accioá n que parece fuera de lugar. Llevo una vida tan honesta prostituta que Otelo proyecta sobre Desdeá mona. vayamos a ver cómo hari vendado a pecado . ii. síá? Te ordeno que vengas conmigo. YAGO.A. un sentido de sacrificio: Otelo está a punto de ofrecer a Dios un sacrificio para reparar lo que considera un mal. Salen DESDEMONA EMILIO OTELO. (A BLANCA. Otelo se considera el instrumento de la jusficia dix'i. cAh. Pero no derramará su san e. castas estrellas. la razón. en el campo ético. nacido de sí mismo» (III. La palabra «causa» le hace eco a las palabras de Desdeá mona cuando le dice a (A LUDOVICO ) Golfito. Cenoá en nuestra caso. y «más».) é Queréis precederme? Emilia: «iAci%o día! Nunca le di run a causa›. La justicia de ello satisface». Como ustedes. y a Emilia de EMILIA. En el FI dice: EMILIA. bien. como cuando se dice «una [Casio. (A BLANC. eá Queá sucede. en la que Otelo acusa a Desdeá mon a de ramera. /28. Otelo. en el reLgioso. la repetición de la palabra «causa» le otorga. Por favor.) tPor queá tiemblas de este modo? Ni marcará su piel. Casio ha sido herido aquíá en la oscuridad. y pregunta adOÓ nde cerroá Casio esta noche. por Dios? eá Queá sucede. Casio. D esdémona está en el lecho». También se repiten las palabras «luz» 125. En la obra. y ella se defiende: niega ser una prostituta. en Que por fin esta noche se V. / Nunca están celosas por Salen todos menos YAGO una causa. corre Iii a la ciudadela [toria. Es la causa. c Como yo? iBah! iVergüenza deberías tener! «Entra Otelo. con otros bellacos que escaparon. por la que optamos. prostituta. No soy prostituta. o una buena causa para un hombre justo. aquíá a Blanca. buenos caballeros! iAy. buena causa». Amables caballeros. pecado — Emilia. /2Z Causa: en el idioma legal.'°° 726. La referencia a la blancura de la piel de Desdemona sugiere el Este episodio sirve de contraste a la escena de IV. contraste con su propia piel. Es el fruto de la puteríáa. además. Es un monstruo / Que se engendra a sí mismo. Para Y cueá ntale al senñ or y a la senñ ora lo que ha pasado. que debe castigar. 15-58). que abusan de mí. de Dejad que no os la nombre a vosotras. EL MORO DE GRECIA EscrxA II E ILIA. É03: «Bien. i. marido? La alcoba de Descleá mona YAGO. el modvo. 296. Es la causa l 7 es la causa. Emilia le responde: «Pero a las almas celosas no se las juzga así. pero no tiemblo por eso. iAy. ‘lo que sumado a la repetición de TetaTdataria o superf lua. y Rodrigo muerto del todo.) Ven. Yago y Emilia insultan se tratara de un rezo o de uri conjuTo. prostituta! duenñ a de pro stíábulo. YAGO.

espero que no me matéis. Nada tan dulce fuera jamñs tan fatal. Si recordáis algún pecado Exquisito obra de la naturaleza que s=< supiera a sí Aún no reconciliado con el cielo y con la gracia. y os mataré. Yo estaré cerca. DzSDÉMONA. mi señoT. . de eso hablo. 73—74. iii. el aá rb ot. Pues sois terrible Cuando ponéis así vuestros ojos en blanco. hacedlo. que lo prohiba el cielo: yo no mataría vuestra al 3 La beta DE5DEriox«. la 7J5. iEnton ces. y entonces apagad la luz. «Vuestra luz» es la vida de Desdé mona. No mataría a un espíritu no preparado. Compaá - una tortura eterna. mi señor? Puedo volver a restituir vuestra luz 3! OTELO. y s-•ra el úitimo. que casi convence OTrro. mas sin embargo. !" OTELO. iAy. palabras ? No puedo volver a otorgarle vital crecimiento. rese Ilainle( III. c Queréis venir a la cama. y sed breve. el titaá n Prometeo roboá elfuego alos /J#. Referencia a la creencia cristiana de que la persona que muere dioses para daá rselo a los hombres. OTELO. prometeico Capaz de volver a encencler vuestra luz. ESte dolor es celestial J 3 DESDEMONA. Hmm J37 DESDE ONA. Uno mfis. ‹Habláis de matar? iAy tratante aliento. OTzro. Amén. la segunda.rompa su españa! iUno más. sado. En la mitologíáa griega. AMca donde iSe esta despertando. vida de Desdeá mona. o traicionan a otros Dzsnüxiox. Si decís esto. uno más! DESDLvoxA. que es perfecta. os exige. Hare eante minist ro 30 DESDÉviO ÜA. Debo horar. Y tan t•rsa como el monumento alabastro. pero una vez que apaga= DmDÉMOnt Sí. es decir. Una referencia a la docoá —ina catoá lica de que Dios perdona las vela. os temo. lesdémona. stento que temo. A la)usticia u qu =.' No sé dónde haDra de= existir un fuego Rogad de inmediato su peTdón. . con todo mi corazón. é Quién está ahí? í ttelo? ía luz."‘ misma. Pero son 1á@mas crue!es. OTcro. mi señor! c Qué queréis significar con estas Cuando he cor- [tacto la rosa. La natural eza ha sup era do su p ropia ob r a al c re ar a transyesiones de las que el pecador se ha arrepentido y ha confe— D esd°mona. Sentireá vuestro perfume er. /52. OTELO. Sí. 7J 0 «Ministro› si fica «agente». Sin embargo eta fieb= morir. Desd émona? '° En cae o de que me arrepienta. Pues. La primera luz es la de la vela que trae consigo. Quedaos así cuando estáis muerta. UN. OTELO. Por qué temo. é Habéis rezado esta noche. que extinguirâ despues de haber apagado la luz de la vuela. Se apiade de mí! {que el cielo Para despu %s amaros. Y sin embaTgo. Pensad en vuestros pecados. No. por lo que fue condenado sin haberse arrepentido de sus pecados se va al infierno. Debe m architarse. 13f. Pues no conozco la culpa. Sí. la [no lo sé.

si lucháis-- DESDEMOUA. recta de Desdeá mona. y quedaos Ya ha confesado. No. mujer pe ura! Convertís mi corazón en piedra. i Callad. YO digo ameá n. — De que no esteá n dirigidos a mi. por mi vida y mi alma! OTELO. pero no obstante tengo esperanzas. iNo. C Confesado qué. iAunque sea media hora! Os ofendíá en la vida. Mi gran venganza se la quitaría. el adulterio. ya no tiene palabras. Síá. No pudo decir eso. Es demasiado tarde. iAbajo. ramera! DMDEMONA. muerte. pero no para morir auá n. Por ello. Soá lo sentíá por eá l la estima corriente que el cielo permite once. OTcco. iAy! cPor queá os mordeá is asíá el labio inferior? Yo vi ese panñ uelo. actuando como instrumento dela justicia divina. lo han traicionado. DESDEMONA. yo vi ese panñ uelo en su mano! La asfixia pasa. En este caso. Haced silencio. mi señor? OTELO. Una pasioá n sangrienta estremece vuestro cuerpo. DESDÉuONA. Es antinatural la muerte que por amar mata. Otelo—juez y verdugo— utiliza terminolo@a legal en toda esta escena. El panñ uelo que yo tanto queríáa y os regaleá . . Entonces. ONA. confesad vuestro pecado sin reservas. meter. Son presagios. DESDÉMOs. Uso legal. Ocho. iDesterradme. cEs que estaá muerto? DESDEMOUA. Aunque le quedara tanta vida como pelos Ocho. Que confiese la verdad. UTzco. Cuando yo lo consideraba un sacrificio. que estaá is en vuestro lecho de El honesto Yago se encargó de ello. once. [zas tengo. EL MORO DE NECIA Son anotei que os profeso. ramera! c Llor áis por él en mi h'o puede borrar ni destruir la fuerte concepcioá n"’ matéis! DESDEMON A. iMatadme mañana! iDejadme vivir hoy! OTrro. DrSDÉM NA. No. señoT. Debeá is morir.134. DuDúuONA. Pronto. y moríás por ellos. Lo hareá . cuidaos. y yo estoy perdida! DE5nÉ propia cara? Pues negar un artíáculo"‘ bajo juramento OTELO. Oreo. i Que entonces el Senñ or se apiade de míá! DESDEMONA. oreo. é Cómo? é Ilícitamente? DLsDEMONA. Cuidaos del pe urio. Y hacéis que llame asesinato a lo que estoy listo paTa co- DEsDEÓ MONA. Síá. esperan Yo jamás se lo di. iAy. nunca ameá a Casio: Ahora que he empezado. [no existe pausa Que pueda sentirse. pero no me Que me hace gemir dentro. nrsDEMO A. Nunca le di una prenda. c Queá sucede? [quieta. Enviad por eá 1 y preguntaá dselo. en la cabeza. él lo encontró. OTrro. iPor el cielo.«. Dulce alma. OTEro. Hacedlo venir aquí. Y vos tambieá n tened misericordia. Se lo disteis a Casíáo. i Mientras rezo una vez más! OTELO. DESDÉMONA. FI dolor de Otelo es celestial P°'Pue Io oprime cuando cree 757. Nunca DESDÉMONA. OTELO. Que hizo uso de vos. iAy! Mi temor )'a lo intuye. OTELD. 9 . Otelo no encuentra palabras para responder a la suá plica di- estar. mi señor? 13 8. iAy.

pero tambieá n la idea que ha concebido.II P. mi señor! t Qué está muerta traido a luz. Qué ruido es éste? cNo está muerta? . Dave. que ha E«1MA. cNo [del todo? OTELO. Creencia.) ‘i M’i señor. imagen que el gemir de la líánea siguiente refuerza.