Ed. Ramírez Suaza, P.

Th
El Susurro De Una Brisa Suave

En días del rey Acab, rey de Israel, había un hombre extraordinario: Elías. A decir
verdad, fueron días complejos para la nación por las siguientes razones: 1. el rey de
Israel, Acab, se había casado con una mujer pagana, Jezabel fue su nombre. Esta mujer
indujo a su esposo a la idolatría como a muchas otras prácticas paganas. 2. Porque el
pueblo, siguiendo a su rey, le dio la espalda a Dios para seguir muchos dioses paganos
y rituales abominables al Señor. 3. Empezaron a abundar los falsos profetas dentro del
pueblo. Eran más de 450 hombres dedicados al sacerdocio y profetismo en el culto a
Baal.

Una tarde de verano, Elías reta a los sacerdotes y profetas de Baal para confrontar las
divinidades y así verificar quién es real y quien es un dios inventado. El reto era este:
preparar un altar, poner sobre ese altar una ofrenda de animal muerto y había que orar
para que fuego del cielo incendiara la ofrenda. Este era el reto. Ahora, el dios que haga
caer el fuego del cielo es el verdadero dios, y todos tendrán que seguirlo y servirlo.
El primer turno, obviamente, era fue para los sacerdotes de Baal, quienes haciendo
cuanto ritual sabían, inclusive autoflagelaciones clamaron a su dios Baal por varias
horas, rogándole que haga caer fuego del cielo sobre el altar de sacrificio. Al pasar las
horas sin acontecimiento extraordinario alguno, Elías se burlaba de ellos y se burlaba
de Baal.

Al tiempo indicado, llega el turno para Elías hacer su sacrificio y orar. Este hombre
hace el altar, pone la ofrenda de animal encima, manda a que derramen sobre la
ofrenda 4 cántaros de agua (baldes) y empieza a orar:
Señor, Dios de Abrahán, de Isaac y de Israel, demuestra hoy que tú eres el Dios
de Israel y que yo soy tu siervo, y que solamente hago lo que tú me has ordenado
hacer. 37 ¡Respóndeme, Señor, respóndeme! ¡Que tu pueblo reconozca que tú,
Señor, eres Dios, y que tú harás que su corazón se vuelva a ti!
E inmediatamente cae fuego del cielo y enciende el altar.
Cuando las gentes presenciaron esto, se arrodillaron y dijeron:
¡Jehová es Dios, Jehová es Dios!
Entonces Elías mandó a los presentes capturar los falsos profetas, cuando lo hicieron,
los llevaron a la orilla de una quebrada y allí los decapitó uno a uno. Eran más de 450
hombres.

El rey Acab, al parecer presenció todo esto. Elías habla con el rey y lo manda a casa en
medio de una lluvia muy fuerte. Cuando el rey llega a casa, le cuenta todo a su malvada
mujer.
Cuando Jezabel se entera de lo que hizo Elías, juró por todos los dioses vengar la
muerte de sus más de 450 profetas. Se propuso en 24 horas decapitar a Elías.

1

hasta más o menos finales del reinado de Josías. estos libros de los reyes se escribieron en tiempos del rey Ezequías. Este hombre que acaba de decapitar a más de 450 hombres.Luego se quedó dormido. Lo que sí conocemos es el contenido. Con esa comida angelical. pues su lenguaje se aproxima significativamente a los profetas como Jeremías y hay unas porciones de Reyes muy parecidas a otras del libro de Isaías. ¿Qué pasó en el monte Horeb con Elías? Es lo que veremos en 1 Reyes 19. Ya dijimos entonces que el contenido del libro es una historia teológica de las monarquías en Israel y Judá. se los quedo debiendo. Viéndose Elías amenazado huyó al desierto. Los libros de los Reyes abarcan una reflexión teológica sobre las monarquías en Israel desde el siglo X hasta el siglo VI a. El Susurro De Una Brisa Suave cuando Dios habla al corazón El libro de Reyes. ahora tiembla de miedo ante la amenaza de una mujer pagana. Es decir.C. Más tarde un ángel vino y le trajo comida. comprueban que Dios sí trajo las maldiciones que advirtió si desobedecían.Th El Susurro De Una Brisa Suave La amenaza llega a los oídos del profeta de Dios. El ángel lo despierta de nuevo para darle otra vez comida. ¡ya no puedo más! ¡Quítame la vida. pierden las fuerzas. Intuimos que fue escrito por una escuela de profetas. pues no soy mejor que mis antepasados!. P. Errante por el desierto se sentó a la sombra de un árbol. Ahora. son plasmadas en este libro como evidencia irrefutable de que así fue. Muy seguramente. Elías pudo caminar 40 días por el desierto hasta llegar al monte Horeb. el ángel lo invita a continuar con su peregrinación. cuida de ellos. Cuando Elías termina esta comida. El propósito del libro es este: responder a la 2 . Lo despierta y lo invita a tan exquisito banquete: un pan a la brasa con un vaso con agua. Ramírez Suaza. come y vuelve a dormirse.9-18 Los hombres de Dios también flaquean. Perdone por favor que omita los detalles para no quedarme cortico en tiempo. Ed. Elías se despierta. la teología del libro es deuteronomista. Estoy hablando tanto de 1 Reyes como 2 de Reyes. se derrumba con la noticia. la teología del libro y el propósito por el cual fue escrito. Así que estas narrativas de las monarquías en Judá e Israel. Y el Dios de estos hombres no les abandona. todas las advertencias que aparecen en el Deuteronomio para Israel si abandona al Señor. fue escrito por un personaje del que desconocemos su nombre. empezó a orar de una manera extraña: -Señor.

nos empujan a huir. En la cueva es sorprendido por la pregunta divina.Esta es una pregunta extraordinaria. A veces el miedo que nos profesamos a nosotros 3 . y permitamos que el Señor hable dulcemente a nuestros corazones hoy. -¿Qué haces aquí?. a evadir realidades. la voz del Señor lo alcanza y le pregunta: -¿Qué haces aquí.el relato de Elías en Horeb. la conciencia de fragilidad humana. nos centraremos en la experiencia de Dios que tiene Elías en la cueva. más miedo se tiene-.Th El Susurro De Una Brisa Suave pregunta ¿por qué nos va tan mal? La respuesta es sencilla: porque junto a sus reyes. Buscamos una cueva donde lamernos las heridas. Ramírez Suaza. Una vez refugiado en su escondite. P. El relato tiene mucha “tela pa’ cortar”. abandonaron al Señor. y mientras huye se encuentra con Dios. Nos tenemos miedo. quedo en más deuda. a abandonar el llamado de Dios. La victoria sobre los profetas de Baal nada son en comparación con la derrota que sufre frente a la amenaza de Jezabel. pregunta para hacer consciente a Elías de lo que está haciendo.Sobre todo cuando estamos huyendo. Elías se tenía más miedo así mismo que a Jezabel. lo que no sabemos a ciencia cierta es de quién huye. Rumbo al desierto un ángel le sustenta dos veces preparándole para peregrinar 40 días por el desierto. podríamos intuir que huye de la malvada Jezabel. Los 40 días por el desierto son una huída. la duda y tantas otras se suman en el corazón de Elías y pesan lo suficiente como para huir. a descuidar lo que amamos. Ed. Quizá huye de Dios. Uds. Con este acercamiento mínimo al libro de Reyes. Y qué tal si sospechamos que huye de sí mismo. Al llegar a Horeb busca una cueva para esconderse. cuando Dios pregunta. por favor. Expertos en las conductas humanas afirman que la huida es un desmayo fingido que se resiste a aceptar el verdadero peligro y. El texto nos dice que Elías huyó de Jezabel al desierto. Es una huida de 40 días. Bien decía Jean-Paul Sartre: -Cuanto más se huye. a evitar ciertas personas. Elías?. y no sé cuáles son los suyos. ¡qué preguntas! ¿Qué haces aquí? La verdad es que Elías huye. La decepción. Los miedos. evade en alguna dirección diametralmente opuesta sus miedos.¡Dios sabe qué hace Elías ahí! Dios no pregunta por ignorancia. En primera instancia. Y a veces esto resulta inconsciente. huimos porque a veces no nos soportamos a nosotros mismos. Esto me hace pensar en nosotros. Elías es quien no sabe qué está haciendo ahí. Lo demás. Son muchas las veces que nos tenemos que hacer esa misma pregunta: -¿qué hago aquí?. como mecanismo de defensa. tratemos juntos de entender -en dependencia del ES. Damas y caballeros. ¿Por qué huimos? No por cobardes.

-¿qué haces aquí?. no en las nuestras. en estos últimos días. no nuestra cueva. Hermanos míos. Y viceversa. Con razón dijo S. la suya. Él nos ampara bajo sus alas. envía sus ángeles. como Elías. Dios es nuestro refugio. Ahora. Elías se siente tentado a decir que está así por la idolatría de Israel. nuestra roca. Dios le está pidiendo cuentas a Elías por lo que él hace. miedos. miedos. pero no elabora una prisión del alma para encerrarnos en ella. Y quizá sí. Esta es la palabra para nosotros hoy: -salga de la cueva. Nosotros nos hemos vuelto expertos. Sé de muchas personas que sus mamás les pegó - ¡afortunadamente!. El Señor le dice a Elías. pero no derrumbarlo. Dios escucha esa respuesta. entonces no se las invente Ud.y no están destruidos psicológicamente. Ejemplo. Pablo. Damas y caballeros. En verdad Elías ama a Dios. Las cuevas son falsos refugios que nosotros mismos encontramos para sentirnos seguros en nuestras huidas. han destruido tus altares. homosexualidades u otro fracaso existencial. Elías responsabilizaba a Israel de su desmoronamiento personal y ministerial. Ud. que empieza su respuesta confesando cuán grande es su amor por el Señor. tiene que escuchar la voz del Creador diciéndote hoy: -salga de la cueva-. Mira. P. Pero no se le está preguntando por Israel. No niego que el pecado de un pueblo puede entristecer a un profeta de Dios. -Es muy grande mi amor por ti. porque mi mamá me pegó. descuidos. de responsabilizar a otros por lo que nosotros hacemos. . Amar siempre será un camino que implica sufrimientos.Ok. Ramírez Suaza. y en esa experiencia de amor este profeta encontró decepciones. amar a Dios también implica sufrir. nos cuida como a la niña de sus ojos. Ed. pero Dios no le está pidiendo cuentas por lo que ellos hacen. “el amor todo lo sufre”. Los israelitas se han olvidado de tu pacto. conozco muchos hijos abandonados que son extraordinarias personas y no se valieron de eso para encuevar sus vidas en drogas. han matado a tus profetas. cuando así nos sintamos.-Yo soy así porque mi suegra me mira feo-. Note Ud.Y Elías responde.Th El Susurro De Una Brisa Suave mismos es hasta con justa razón. nuestras vidas deben estar en las manos de Dios.-Yo soy así porque el abandono de mi padre me ha traumado. -yo soy así. A pesar de eso. Pregúntale a Jesús cuánto sufrió en la cruz manifestando el amor de Dios. -salga de la cueva-. Dios de las ejércitos. se le está preguntado por él mismo.. abandonos. Si Dios no hace prisiones para el alma humana. Dios le pregunta. nos provocamos un desastre existencial casi irreparable. 4 . Señor.Su vida no puede convertirse en una guarida de lamentos. ¡y sólo quedo yo! Pero me andan buscando para quitarme la vida. la respuesta de Elías es evasiva. porque cuando nuestras vidas caen a nuestras propias manos. Esto es hermoso.

Es decir. a los hijos de Dios sí les interesa confirmar la presencia del Señor en sus vidas. Sí nos interesa discernir que es él quien nos acompaña. Cuando un hijo de Dios está derrumbado. no sólo en los desmoronamientos existenciales. en el susurro de una brisa suave. esto fue más o menos lo que dijo: “Cuando busco a Dios es porque él me ha buscado y me ha encontrado”. sabe que en esa montaña Dios se manifestó con terremotos. Pero Dios sale a su encuentro. Mi esposa qué día me dijo una de las verdades teológicas más profundas. Elías conocía la historia de ese monte. pero espera ser discernido en el viento apacible. pero esas manifestaciones del poder de Dios no garantizaban a Dios. con los guayos colgados. Ese viento. persuadido. 5 . lo más seguro es que hubiese creído que Dios estaba en el fuerte viento. Lo mismo pasó con una manifestación de su presencia con terremoto. Eso a mí me hubiera dejado perplejo.Th El Susurro De Una Brisa Suave Elías sale. Pero a Elías no. Su presencia real es lo que anhelamos. lo hubiese entendido como una manifestación divina en la que se envuelve su presencia. en el terremoto y en el fuego. aunque eran provocadas por Dios. de mi persona y de la iglesia. pero a la Iglesia. huye. en la calma que tanto precisaba el alma de Elías. con las alas caídas. luego con fuego. llamando por nuestro nombre a cada uno. fuego. Elías no busca a Dios. y muchas veces interpretamos a Dios como el que habla solamente a través de lo asombroso. Elías en la entrada de la cueva pudo sentir al Señor en un viento poderoso que desgajaba los montes y partía las rocas. con la toalla tirada. Si yo hubiese estado en lugar de Elías. truenos y mucho más en días de Moisés. ¡Qué belleza! Hay que salir de donde Dios nos dice que salgamos. Dios se hace presente. Ramírez Suaza. Y si en esa búsqueda hay que partir rocas y montañas. En la delicadeza estaba Dios. Algunas personas ni les importa si Dios está presente o no en medio de sus experiencias existenciales. De repente. Dios siempre buscándonos. nos anhela en su presencia. Dejando las cien ovejas en el corral para ir en búsqueda de una extraviada. unas manifestaciones de la presencia de Dios muy hermosas e interesantes. Dios se hace presente en un dulce silbido. Esto es gracia divina. Dios no estaba en ellas. Eso es muy cierto. Nosotros somos muy dados a lo espectacular. en todo tiempo. estando Elías a la puerta. pero él no estaba en el terremoto ni en el fuego. no en las espectacularidades que pueden ser secundarias de su misma presencia. para que sus hijos comprendan que Dios nos ama. Ed. Hermoso es este misterio: el Señor no estaba en el viento. pues se parten. P. otra persona. Y esto me hace pensar en la capacidad que tenemos o discapacidad de discernir a Dios en medio de los movimientos de la vida. Y vienen.

escucha la voz de Dios que hoy te dice dulcemente -¿qué haces ahí?. El fuego lo pudo consumir por miedoso.-¿Qué haces ahí.Por favor. Algunos se han arrojado la vida a sus propias manos. auto-conmiseraciones. A Ud. pero al regresar a casa. y ha sido un fiasco. P. Y van. encuentros con hombres famosos que prometen darle una experiencia de fuego. por no decir de huidas. y se han encerrado a lamerse las heridas.Th El Susurro De Una Brisa Suave Muchos de Uds. haya quien lo necesite también. huyendo a tu llamado?. El terremoto lo pudo sepultar vivo por estar huyendo. Van a congresos. las fuerzas perdidas. en esa cueva de temores?. Algunos tienen la vida derrotada. Es posible que hayan elaborado sus propias cuevas.-¿Qué haces ahí. auto-compasiones. Muchos púlpitos enseñan a sus congregaciones a anhelar. y le creyeron más ese espíritu de Jezabel que a Dios. mi alma precisa del susurro de la brisa suave del Señor. Ramírez Suaza. las anhelan. viento fuerte. La delicadeza de Dios lo restauró. Oremos.-Qué haces en el lugar equivocado?- Santiago dijo que Elías era un hombre sujeto a pasiones como las nuestras. Damas y caballeros. y quizá esperan que la tierra tiemble. hoy Dios te pregunta: -¿qué haces ahí?. Y como yo. dominar los sobrenatural: el terremoto. caen. sus propios mecanismos de defensa. El silbido apacible es metáfora viva del trato delicado de Dios para sanar sus siervos. El viento fuerte lo pudo partir en dos por tambalear en el ministerio. pero el silbido apacible lo sanó. son igual de vacíos que cuando emprendieron esa aventura. Algunos han dejado su llamado divino por las amenazas de personas como Jezabel. Quizá algunos estén con la toalla tirada. que el cielo se rasgue o algo sobrenatural como tanto se aclama en estos tiempos. terremotos espirituales. el viento fuerte que parta las rocas. anhelan una manifestación de Dios. Fue en lo sutil que encontró nuevas fuerzas.¿Qué haces en un laberinto de auto- compasiones?. Las gentes aclaman esas manifestaciones. 6 . Oró y Dios le oyó. el fuego. quedan ardidos con el fuego poderoso que los toca. dignos de lástima y pesar. la gente tiembla. quizá entre Uds. con la vida sin vida. creyendo más en las amenazas de Jezabel en lugar de creer en mis promesas?. y hoy viven encerrados entre laberintos de miedos. buscar.-¿Qué haces ahí. que está así. Ed.