Universidad Técnica Particular de Loja

Administración de recursos naturales en el Ecuador
Nombre: Gabriela Bustamante

Desde hace 10 años América Latina ha estado experimentando un viraje estratégico sin
precedente desde los años treinta. La región ha dejado de lado la estrategia de desarrollo
orientada hacia adentro, con un mercado interno fuertemente intervenido y un Estado
protagónico, y ha asumido una estrategia de desarrollo orientada hacia los mercados
externos, donde la asignación de recursos es determinada básicamente por el mercado y
donde el agente principal del desarrollo es la empresa privada. Hoy el consenso es amplio
en que al menos desde mediados de los años setenta la estrategia de industrialización
basada en la sustitución de importaciones estaba teniendo rendimientos fuertemente
decrecientes y que el hiperactivismo del Estado había sobrepasado los límites de su
capacidad de acción eficaz. Sin embargo, también está claro que hasta la fecha la región
ha visto la promesa, más no la realidad, de los resultados que se esperaban del actual viraje
estratégico. En efecto, si bien se ha logrado contener la inflación, el ritmo de expansión
económico acusa un mediocre 3,5% anual: por cierto, superior al de los años ochenta, pero
muy inferior a lo esperado, y en particular, mucho menor que el 5.5% logrado entre 1950-
1980, cuando prevaleció la tan vilipendiada estrategia de sustitución de importaciones. Sin
duda, parte de la explicación de tan mediocre resultado se debe a que los desequilibrios
macroeconómicos fueron masivos; a que el diseño e implementación de la política
macroeconómica fue a menudo deficiente, y ciertamente a que reformas estructurales de
tal envergadura requieren de tiempo, tal vez mucho tiempo, para dar su fruto.

Surge, pues, la interrogante: ¿basta con tener una economía abierta y desregulada y dejarla
en "piloto automático" para crecer a las tasas aceleradas deseadas o se necesita modificar
la estrategia para profundizar la inserción internacional de la región? Mi opinión respecto a

y con ella una reevaluación de los nexos entre recursos naturales. regresó a América del Sur. Sin embargo. que fuera largamente esquivo a la región en décadas pasadas debido a las crisis y la inestabilidad macroeconómica. se hizo tan frecuente que el desempeño sea distinto al esperado. proliferan las fallas de mercado y las fallas de gobierno. De hecho. y las palabras “desarrollo” e “industrialización” se convirtieron en sinónimos. que buscara el crecimiento sostenido e inclusivo sobre la base de los recursos naturales. De hecho. Sin embargo. La cuestión aquí es que el tránsito de una bonanza de recursos naturales al desarrollo económico no está libre de obstáculos. el contexto externo muy probablemente seguirá siendo favorable en los años venideros. . las oportunidades y obstáculos que abre la abundancia de recursos desde el punto de vista de los objetivos del desarrollo económico han ido cambiando a lo largo del tiempo. este programa de investigación apunta a detectar los nuevos “hechos estilizados” relacionados con los nexos entre recursos naturales y desarrollo económico. En este escenario. Los términos del intercambio comercial de América del Sur se encuentran en el máximo nivel de las últimas cuatro décadas y. pareciera que el mundo le está dando a América del Sur una oportunidad: como resultado del reciente boom en los precios motivado en gran medida por el impresionante crecimiento de Asia Emergente. lo cual explica por qué hay países muy ricos y otros de ingreso medio o bajo entre la lista de naciones más intensivas en recursos naturales. era rechazada de plano: crecimiento del sector industrial y aumento del bienestar venían de la mano. si bien se esperan correcciones a la baja. El crecimiento económico. Sin embargo. la idea de una estrategia de desarrollo basada en las ventajas comparativas. crecimiento y empleo. El comienzo del siglo XXI marcó el comienzo de una nueva etapa para la economía global. En cambio. la estrategia basada en los recursos naturales al igual que la de industrialización no asegura el desarrollo económico. En el pasado. Uno de los principales rasgos comunes de las economías de América del Sur es su estructura económica sesgada hacia los recursos naturales. lo que sabemos es que la dotación de recursos con la que cuenta un país no predetermina su futuro. lo cual sugeriría que negar las ventajas comparativas es un camino más seguro hacia el desarrollo. sino que lo relevante es cómo se usan esos recursos. que el término “maldición de los recursos naturales” se popularizó.la pregunta que me he planteado es sencilla pues es cuestión de lógica el irse por el lado de que debería modificarse dicha estrategia ya que buscando mejoras es la única manera de sobrellevar tal situación.

sino del mundo entero. Es lamentable como se han degradado los recursos naturales debido a las propias actividades económicas de muchas regiones no solo del país. de la generación de conocimiento. se puede relacionar con la estabilidad económica de un país ya que este en mucho de los casos depende completamente del aprovechamiento que podamos darle a alguno de ellos. Se sostiene que los recursos naturales pueden. que intente poner en una misma mesa a todos los elementos en juego (las cuestiones de la productividad. El desarrollo de los recursos naturales. Esta revisión es clave para los hacedores de política. (Guillermo Rozenwurce). políticas. e instituciones apropiadas. convertirse en la plataforma para dar un salto sostenible hacia el desarrollo. ya que les permite evaluar con mayor conocimiento (y menos preconceptos) los costos y beneficios que implica la explotación de los recursos naturales para la estrategia de desarrollo. Un claro ejemplo de ello lo podemos ver en el conflicto minero de Perú. de la sustentabilidad ambiental. transformando la bendición en maldición.). en donde una empresa internacional explota en Cajamarca el yacimiento de oro más grande de Sudamérica y los pueblos locales no se ven beneficiados más allá de un salario mínimo de los mineros sin mencionar el deterioro ambiental y de salud. del empleo.tomando una visión sistémica. etc. De lo contrario. y la gran acogida que tengan al ser exportados en otros países. Ello implica que dichos recursos pueden convertirse en objeto de tecnologización para mejorar la calidad del perfil de las exportaciones y abrir oportunidades a porciones marginalizadas de la población. No deja de ser interesante advertir que la idea de la “maldición de los recursos naturales” es muy reciente y estuvo precedida por otras teorías . Un proceso de desarrollo de un país sustentado en una estrategia basada en los recursos naturales precisa combinar dichos recursos con tecnología apropiada. Sin embargo. en las condiciones actuales y posiblemente por unos cuantos años. Este conflicto ha llegado hasta instancias de justicia internacionales generando problemas entre naciones. de la inclusión. las dudas tradicionales acerca de las posibilidades de alcanzar un desarrollo basado en los recursos naturales pueden llevar a cuestionar su viabilidad. en vez de aportar al desarrollo pueden contribuir a la pérdida de competitividad y a la distribución inequitativa de la riqueza y los ingresos. capital humano apropiado.

En lo referente a los recursos naturales no renovables o agotables. o sea. cuando la industria de alta productividad se volvió insaciable en su necesidad de energía y materias primas baratas y cuando los materiales sintéticos comenzaron a reemplazar uno tras otro a los naturales Debemos tener en cuenta cuán importante es conservar los recursos. la carne y las exportaciones de lana. aire. Con frecuencia. emergen y se propagan. el hombre y otros recursos. así como en el Reino Unido y en los Estados Unidos. se deben tener en cuenta dos aspectos fundamentales. Los recursos naturales también jugaron un papel positivo en la historia económica de los países escandinavos. no se planifica un uso prudente de estos recursos. aeropuertos. . los impactos sobre el ambiente y otros recursos naturales (agua. Con ello financiaron sus puertos. La producción de recursos naturales comenzó a ser vista como una carga para el desarrollo después del período de instalación de la revolución de la producción en masa. Este aspecto se refiere esencialmente a evitar la contaminación ambiental. con una visión hacia el futuro. con sus diferentes condiciones. esto no quiere decir que no los vamos a usar ya que es indispensable en nuestra vida diaria pero si hacerlo de una manera equilibrada pensando en un desarrollo sostenible. diversidad biológica) son tan intensos que disminuyen la rentabilidad a futuro por la explotación de los recursos no renovables. La idea fue confirmada y parcialmente inspirada por países como Australia. Los economistas clásicos (y la opinión popular de su época) consideraban la posesión de recursos naturales como una ventaja para el desarrollo. ferrocarriles y otras redes de infraestructura. que realizaron enormes saltos hacia adelante en el último cuarto del siglo XIX sobre la base de su minería.con otros argumentos. y por la urgencia de obtener ganancias. La conservación de los recursos naturales es de fundamental importancia para mantener la base productiva del país y los procesos ecológicos esenciales que garanticen la vida. reservar recursos suficientes para el futuro. como lo es evitar el despilfarro. con demasiada frecuencia. Se puede fundamentar que las oportunidades cambian a medida que las diferentes revoluciones tecnológicas. Nueva Zelanda. suelo. a veces contradictorios en apariencia. Canadá y Argentina. agricultura. otro seria el evitar que su uso tenga consecuencias negativas para el medio ambiente.

Pérez. (2010). la conservación de las tierras agrícolas esta es una de las necesidades más urgentes por su escasez y los procesos de deterioro en curso. Pearce. . Bibliografía Max-Neef. (1986). C. que implica utilizarlos con prácticas que eviten el deterioro y regenerar los que están degradados. (1995). Celeste Ediciones: Colegio de Economistas de Madrid. M. Una estrategia de desarrollo a partir de los complejos productivos en torno a los recursos naturales. W. otra que entraría a consideración es la conservación del agua. 333. Los cuales serían. las prioridades deben estar orientadas a mantener la base productiva mediante un manejo de los mismos. D. Development dialogue. que están comprometiendo la seguridad alimentaria.7 P359). Desarrollo a escala humana.. en las vertientes occidentales y en la sierra es otro aspecto de extrema urgencia. especialmente en la costa. & Hopenhayn. El manejo de agua debe tener dos aspectos prioritarios: el manejo integral de las cuencas y el control de la contaminación ambiental. Economía de los recursos naturales y del medio ambienteEconomics of natural resources and the environment (No. Elizalde. Ramos. (1998). Revista de la CEPAL. J.. Dinamismo tecnológico e inclusión social en América Latina: una estrategia de desarrollo productivo basada en los recursos naturales. A. Revista Cepal. 9-93. M.En lo referente a los recursos naturales renovables.