"Como m�nimo hay seis motivos para seguir considerando a Schreber nuestro profesor

de psicosis:

- En primer lugar, Schreber muestra que la locura est� habitada por un sujeto.

- En segundo lugar, ense�a que el delirio es el instrumento privilegiado que usa el
loco para reequilibrarse.

- En tercer lugar, pone de relieve que la locura o psicosis es una gran estructura
en cuyos extremos se dibujan polos opuestos pero intercomunicados, los polos de la
psicosis: la melancol�a, la esquizofrenia y la paranoia.

- En cuarto lugar, evidencia que la locura es una defensa lograda pero adictiva.

- En quinto lugar, deja claro que la locura no es un capricho y que no se enloquece
sin causa.

- Por �ltimo, marca un antes y un despu�s en la concepci�n de la locura y de su
tratamiento.

De no ser por �l, por Freud y Lacan, de la locura sabr�amos hoy d�a cuatro cosas
anecd�ticas.