Anatomía de las vías aéreas

Las vías respiratorias son todos aquellos conductos que distribuyen el aire hacia dentro o fuera del
organismo y lo acondicionan durante la inspiración. En definitiva, son todos los espacios que
atraviesa el aire hasta llegar al lugar del intercambio de gases y los que luego atraviesa para salir
de nuevo al exterior. Para poder estudiarla adecuadamente la dividiremos en vía aérea superior e
inferior.

El aparato respiratorio se divide en vías aéreas superiores y vías aéreas inferiores.
Vías respiratorias superiores
Vías superiores. Incluye los orificios nasales, los senos paranasales, la cavidad bucal, el paladar y
la faringe.
Nariz y orificios nasales: Es la entrada y salida del aire. Tienen pelos para impedir la entrada de
agentes extraños de gran tamaño.

Senos paranasales: Son cavidades llenas de aire. . Cuenta también con una gran superficie mucosa y entre sus funciones está la de calentar el aire y humedecerlo además de la olfacción. que proporcionan moco y sirven de cámara de resonancia durante la fonación.Cavidad nasal: En la cavidad nasal se encuentran los cornetes óseos. que separan el aire en varias corrientes.

una válvula que regula el tránsito del aire de la tráquea a la cavidad nasal o bucal y el tránsito del bolo alimentario al esófago durante la deglución. Faringe: Conducto común al aparato digestivo y al respiratorio que comunica la cavidad nasal y la bucal con la laringe y el esófago respectivamente. . Tiene una parte ósea y otra blanda. Aloja la epiglotis. Cuenta con abundantes glándulas. Paladar: Separa la cavidad nasal de la oral. Según las circunstancias puede ser también entrada y salida del aire.Cavidad bucal: Cavidad donde se comienza a tratar el alimento. En la parte superior desembocan las trompas de Eustaquio procedentes del oído. La faringe puede cerrarse por desplazamiento del paladar blando en reflejos como salivación. succión y producción de determinados sonidos.