You are on page 1of 2

Guía para un comentario de texto argumentativo

Si el texto es argumentativo podrá ser:
 un ensayo (vendrá el nombre del autor y quizás el título de la obra a la que pertenece)
 un artículo de opinión o columna (nombre del autor y periódico al que pertenece)
 un editorial (solo el nombre del periódico)

En todos los casos será un texto de carácter divulgativo, en el que autor se dirige a un público mayoritario que no
tiene por qué tener conocimientos profundos sobre el tema.

En el caso del ensayo o de la columna pueden tener un carácter más o menos literario. No así el editorial en el
que el tono es más ponderado y menos personal.

Puede que, en algunos casos, antes de la argumentación aparezca una parte expositiva. Puede también que se
emplee la narración en todo o en parte (si es así señala la presencia de verbos en pretérito perfecto simple o pretérito
imperfecto)

Es importante que captes el tono del texto: humorístico, irónico, reflexivo, poético…

Con todo eso, organiza el análisis de los rasgos lingüísticos de esta manera.

Dedica dos o tres líneas a la estructura, marcando las partes. Señala aquí si hay parte expositiva o narrativa,
dónde está la tesis y los argumentos (Indica alguno. Los más habituales son: argumentos lógicos, de autoridad, de
ejemplo, de experiencia personal, objetivos -cuando hay datos- o afectivos -cuando intenta conmover más que
convencer). Puedes también indicar, si es posible, si sigue una estructura deductiva (de la tesis a los argumentos) o
inductiva (de los argumentos a la tesis). Fíjate si hay conectores que marcan el paso de una parte a otra y señálalos.

A partir de aquí utiliza el siguiente criterio organizador.

“En el texto se refleja la opinión personal que sobre el tema tiene el emisor. Es, por tanto, un texto subjetivo en el que
aparece la función expresiva. Relacionados con esta función aparecen rasgos lingüísticos como…”

 Verbos, pronombres determinantes en primera persona del singular.
 Elementos que sirven para introducir la propia opinión (entiendo, creo, desde mi punto de vista)
 Presencia de adjetivos, sustantivos, verbos y adverbios valorativos. Indica siempre qué valoran y si lo hacen
de forma positiva o negativa.
 Afirmaciones contundentes, en tono doctrinal (dan impresión de objetividad aunque no manifiestan más que
la subjetividad del emisor). Puede aparecer aquí el presente de indicativo con valor intemporal.
 Oraciones dubitativas o de posibilidad: verbos en condicional o verbos en futuro de posibilidad.

“Intenta el emisor convencer o hacer reflexionar al lector (elige en cada caso lo que más convenga) por lo que
aparece también la función apelativa. Lo observamos en la presencia de rasgos lingüísticos como…”

 Alusiones al lector: uso de la segunda persona del singular o del plural.
 Utilización del plural sociativo (primera persona en la que se incluyen emisor y receptor. En realidad, el plural
sociativo también se relaciona con la función expresiva).
 Aparición de interrogaciones dirigidas al lector.
 Hay ocasiones que pueden aparecer coloquialismos o frases hechas que dotan al texto de un cierto tono
conversacional. Es una forma de acercarse al lector. (¡Ojo! Nunca será un texto, por ello, coloquial. Estos
textos son siempre formales).

“En el texto, además observamos un estilo personal en el que se hace presente la función poética. Así el emisor utiliza
una serie de figuras literarias con una finalidad puramente estética. Ejemplo de ello son…”
(Pueden aparecer algunas o muchas)
Las más frecuentes:

 Metáfora y comparación (a veces se utilizan con una finalidad valorativa).
 Antítesis (a veces la antítesis sirve para organizar el texto).
 Paralelismos anafóricos (a veces tienen una finalidad de insistencia, o puramente afectiva).

 Hipérbole. A veces el tipo de oraciones depende del estilo del autor y lo que quiera conseguir (frase breve: cierto nerviosismo. . 6 o 7. sin embargo). finales (para que). dedícale al final unas líneas indicando si predomina:  la subordinación (propia de argumentación): conectores causales (porque). tiene o no un fuerte carácter literario. emotivo.  ¡Ojo! A veces el ensayo puede seguir un discurso narrativo. sino que. Señala entonces elementos propios de la narración que encuentres: narrador en 1ª o 3ª persona. concesivos (aunque). si quieres. explicativa (es decir). Recomendaciones finales:  No puedes analizar TODOS los rasgos lingüísticos: elige 5. poético. Puedes hacerlo. contundencia… frase larga: deseo de convencer mediante una explicación reposada). humorístico. conectores discursivos temporales.  La frase corta y rápida. verbos en pretérito perfecto simple…  Por último. No estaría de más que al final de este apartado indicaras si el texto. los más significativos. redáctalo bien. ocurre así a menudo en el editorial) En cuanto al tipo de oraciones.  La coordinación adversativa (pero. pon siempre ejemplos entrecomillados…  y…. pero inténtalo. condicionales (si).  Ironía. (Recuerda que esta función poética puede no aparecer. conmovedor. a la vista de lo que acabas de analizar.  Paradoja. Si se presta. Otras veces no podrás relacionarlo con nada. reflexivo. puedes concluir el análisis de los rasgos lingüísticos señalando el tono general del texto: irónico. diálogo en estilo directo o indirecto.