You are on page 1of 1

Puiggros 1995

Reflexiones para educadores y educandos


Puiggrs muestra que la Didctica Magna, la propiedad de los adultos es la vida de
los jvenes, como un derecho natural, implica el ejercicio del poder opresivo. En
relacin a esto, manifiesta ejemplos en la historia de la educacin. Denuncia que
el carcter opresivo de la relacin educador-educando se da en la relacin
educacional porque cosifica a los educando y los convierte en objeto de
manipulacin.
Al dicho anterior la pedagoga moderna ofrece sus explicaciones.

1. Reduce a definir la educacin como transmisin de la cultura de las


generaciones adultas a las jvenes.
2. Sistituye los trminos generaciones adultos por burguesa y G. jvenes por
proletariado sigue definiendo la educacin como cosificacin.

Nosotros dice la autora concebimos la educacin como un proceso de


enseanza aprendizaje cuya funcin principal es transmitir y adquirir la
cultura (1995 pag.100).
Con Freire, se puede pensar al educador y al educando como productos de
sobredeterminaciones que se elaboran en el campo de mltiples luchas (tcnico
profesional, disciplinario, jurdico-polticas, econmicas, ideolgicas) por la
hegemona. De esta manera, el "proceso de sujetacin" afectara a ambos trminos
de la relacin educativa. La relacin de enseanza-aprendizaje ha sido definida en
la educacin moderna en forma de oposicin, uno sabe posee la cultura y el otro
no. El educador no es lo contrario del educando sino el otro trmino de la relacin
pedaggica.

La educacin afortunadamente fracaso en su intensin de formar clones


La educacin es imposible como proyecto completo, como discursos sin
fracturas, como transmisin de la totalidad de la cultura de una a otra
generacin, como imposicin exitosa de un arbitrario cultural a travez de la
violencia simblica (1994 pg. 104-105). El educador transmite condensaciones
arbitrarias, esto da lugar a la libertad por parte del alumno.
Es necesario que los educadores reconozcan a los educando como sujetos en lugar
de transformarlos a simples objetos