En Defensa de la Verdad y el

Bien
Sobre la “polémica” Invocación religiosa en Malargüe
19/07/17 12:03 AMpor Padre Luis E. Murri
“[…] La Iglesia, que se avergüenza
de que tú la has defendido
y se disculpa y se humilla
por ganarse al enemigo,
ha convertido en pecado
tu Cruzada y tu martirio […]”.
José Luis Santiago: “Al pueblo español”

Dada la difusión masiva que tuvo la intervención del Padre Jorge (“Pato”)
Gómez en el acto del 9 de julio, en Malargüe,

Reproductor de audio
00:00
00:00

Utiliza las teclas de flecha arriba/abajo para aumentar o disminuir el
volumen.

como también la reacción del mundo y la actitud de cierto sector de la Iglesia,
trataré de esbozar unas breves y simples reflexiones:
1°) Ante todo, quiero felicitar y agradecer al Padre Jorge Gómez por su
testimonio sacerdotal y su valentía en defensa de la familia y de las verdades
perennes del Evangelio, verdades conculcadas por “este mundo tenebroso” (Ef.
6, 12).
2°) Aunque su expresión “levantarnos en armas” no haya sido la más afortunada,
quienes lo conocemos sabemos que no se trató de un llamamiento a la “lucha
armada”, sino del justo proceder de un pastor cabal que “grita frente a la
presencia del lobo”. Fue lo suyo un querer despertar a tantas conciencias
anestesiadas.

a su mensaje medroso. 5°) Repudiamos la vituperable declaración ante los medios. 6°) Desgraciadamente estamos tan acostumbrados al mutismo y la defección de tantos pastores. Asimismo. ésta reprenda y sancione a quien “prefiere la verdad en soledad que el error en compañía”. que la viril reacción de un varón de Cristo. mujeres y niños que empuñaron las armas en defensa de la fe y la verdad. es bueno recordar que. pidámosle que Dios les otorgue la gracia de la conversión a los extraviados y . José Antonio Álvarez. con sus debidas condiciones. el levantamiento armado jamás ha sido condenado por la Iglesia.3°) Dicho sea de paso. más le valdría que le ataran una piedra de molino al cuello y lo arrojaran al fondo del mar” (Mt. que es lícito preguntarnos si más que un alzamiento en armas o una piedra de molino atada al cuello. Y nada dijo de lo más importante que el sacerdote malargüino expresó en su invocación religiosa: Que lo sucedido había sido “¡una ofensa a Dios!”. 6). que es Cristo en persona el que dijo: “Al que escandalice a unos de estos pequeños que creen en Mí. 7°) No es extraño. quien en lugar de defender la verdad. apelando. como pedía Santa Teresa de Jesús. su historia está jalonada por infinidad de ejemplos de hombres. pues. 4°) La grave inmoralidad perpetrada contra los alumnos de Malargüe fue de tal magnitud. a su connivencia con los “poderosos”. 18. que ante la apostasía que se ha instalado en un importante sector de la jerarquía de la Iglesia. sus promotores y artífices no merecerían aquella lluvia de fuego con que el mismo Dios exterminara a los corrompidos sodomitas del Antiguo Testamento. a su lenguaje equívoco. pidamos que su ejemplo sea un fuerte estímulo para que muchos salgan de su apocamiento. del vocero episcopal de San Rafael. para ello. Pidamos a María Santísima que fortalezca al Padre Jorge Gómez. el Pbro. más aún. Para congraciarse con los enemigos de Dios y de la Patria. no trepidó en descalificar con bajeza al Padre Jorge Gómez. resulta insolente y escandalosa para ellos y para quienes quieren agradar al mundo. se colocó del lado de aquella multitud que condenó a Cristo. nada menos que a la “doctrina de la Iglesia” (remitimos al punto 3° de estas consideraciones).

que luces ojos de dulces miradas. Padre Luis Esteban Murri . pidámosle. que vieron pasar espadas que dieron paso a las cruces: mira tus tierras amadas. brillen de nuevo las luces del filo de las espadas!”. Virgencita. como los mejores españoles: “¡Ay. y si hoy derrumban las cruces. finalmente.“confunda a sus enemigos”.