- - ----• Sociológica, año tO, número 28

,
Actores. clases y movimientos
sociales lI
Mayo-agosto de 1995

Actores, sujetos, movimientos:
¿dónde quedaron las clases?

Carlos M. Vitas*

RESUMEN
El surgimiento de nuevos sujetos de la acción colectiva plantea varias cuestiones:
J) la dimensión descriptiva del fenómeno y la especificidad de los nuevos actores en
relación con otros más tradicionales; 2) los alcances y /imitaciones de unos y otros
para representar y articular la creciente pluralidad social; 3) las dificultades
experimentadas por algunas conceptualizaciones del sujeto-clase para dar cuenta
de la especificidad de las tenuícicas planteadas por los nuevos sujetos. ,E[ artículo
concluye planteando la creciente constitución de un sujeto popular como resultado
combinado de los procesos de diferenciación de los sujetos subalternos, y de
desestructuración impulsados por el desarrollo reciente de la economía global.

l. Lo viejo, lo nuevo y lo renovado

uena parte de Ja literatura sobre Jos movimientos que dinami- -

·'
lI ·
B zaron Ja sociedad y la política de América Latina en las dos ~
décadas pasadas insistió en la impertinencia de referirse en ·
términos de clase a las movilizaciones que ellos protagonizaron. Los
r
movimientos sociales pusieron de relieve Ja activación de un amplio
espectro de actores cuya constitución como tales se llevó .a cabo en el
curso de modalidades de acción colectiva en las que, en general, Ja
articulación con fas relaciones de producción no ocupó un papel
determinante. Esas movilizaciones involucraron ante todo a actores
cuya inserción productiva es ambigua o que hán sidc\ marginados de

* Investigador del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Humanidades, UNAM.

ecología. étnicas. mientos de mujeres. Sólo muy excepcionalmente el tratamiento académi- tran sobre todo un perfil de clase popular. "burgueses" (Patiño Tovar. pero toma colectiva conducidas o expresadas por movimientos empresariales o. demandas culturales. 1992). no son ninguna de las clases polares de la 1985 . la lucha de c lases continúa y hasta se intensifica. pro. 1991. 1990. próxima o asimilable a la de la clase. ni existen registros históricos de que de los pobres y los desposeídos. de que muchos de estos movimientos y violaciones pertenecen al mundo de los pobres y los oprimidos: la expresiones de la activación social tenían de todas maneras perfiles mitad de los detenidos-desaparecidos durante Ja dictadura militar de socioeconómicos bien definidos. movilizaciones contra Ja violación de derechos huma. 1990. 1992. (Eckstein. pero que podían llegar a . Radcliffe y Westwood. amas de casa. generacionales. 1963. incluyendo desaparición de personas por causas políticas. incluyendo formas violentas de modo de vida de la gente -o. 1989. organizaciones. estudiantes. Refiriéndose al capitalismo avanza. eventualmente articula con los movimientos sociales que emergen de etc. en todo caso. derechos humanos. guiente a la virtualidad de la acción colectiva.). Por tos barriales. Schuunnan y Van Naerssen. y dos (Calderón et al.. etc . Slater. sión de opresión propia de la pobreza masiva y los aproxima a.-• 63 el la. referentes territoriales. 1992. Luna. vale decir. en las relaciones de En efecto. mientras que en el segundo encuen. etnicidad. tural-. y que incluso en temas "amplios" la dinámica del conflicto y la concertación social se exprese Y se (derechos humanos. Al mismo tiempo apuntan que con el tema ha conspirado para que con mucha sorpresa y poca reflexión frecuencia estos movimientos tienen liderazgo de clase media y en se "descubra" un fenómeno que en realidad se remonta por lo menos esto son bastante similares a los movimientos de trabajadores y a Ja constitución histórica de las sociedades modernas. Hobsbawm. co de los movimientos sociales incluye manifestaciones de acción agregan.. Slater. 1994b). otro lado. por su lado.. 1993. no tienen una relación endeudamiento externo. comparan intentos de "de tos movimientos caen en Ja incoherencia el desarrollo de estos movimientos en "Occidente" (ante todo Europa) árg~imenta l de ilustrar sus proposiciones casi exclusivamente . jubila. 1993). guerrillas. movimien. Solares. La estructuración de estas formaciones en términos de la activación de estos actores se refiere fundamentalmente al mundo clases no implica teóricamente. J994a. etc. la fonna o se expresa por medio de muchos movimientos sociales y genéricamente. la mayoría de los casos estudiados en la literatura propiedad y en el sistema productivo) a la subjetivación y por consi- especializada se refiere a ese ambiente de clases populares. 1992. El paso de la posición sencia predominante de actores del mundo de la pobreza y Ja opresión. En el primer caso advierten una composición referencias a mundo del tra aJO. mercado de trabajo (desempleados. procese en ténninos de relación clase-clase.:- Artículos . Frank y Fuentes ( 1989). La cuestión es clara en materia Esta constatac ión no es incompatible con el señalamiento. comunidades cristianas de base. Vilas. de derechos humanos. La enorme mayoría de las víctimas de las lado en esos y otros análisis. defe nsa del medio ambiente. género. movi. dos. escenario de opresión institucional que los emparenta con la dimen- ciones "de clase'' más tradicionales.n y e l "Tercer Mundo''. la pobreza y Ja falta de trabajo predominante de clases medias.. Esta identidad se construye incluyendo factores que aunque testas contra regímenes militares.. Artículos ·. e~tá ~ediado ~or el c idas y políticamente dominadas. contra la política económica y el referibles eventualmente a aquella posición. 1993) y étnicos (Fontaine. por ejemplo. 9 y l O. directa ni unívoca con ella (Thompson. ) se registra la pre. si se prefiere. 1976 a 1983 en Argentina eran trabajadores y dos tercios eran asala- do europeo. Algo similar puede decirse elementos de la vieja clase med ia y grupos periféricos ajenos al de los movimientos de mujeres (Alvarez. 1. (Winant. además de la forma "clásica" de fuerza de trabajo El enfoque sincrónico de gran parte de la literatura reciente sobre versus el capital y "su" Estado. cuya posición estructural podía ser considerada étnicos. Urban y Scherzer. 70% de los muertos y desaparecidos entre J979 y 1982 por la en apuntar que en e l centro de los "nuevos" movimientos sociales está represión militar y los "escuadrones de la muerte" en El Salvador eran la "nueva clase media" (profesionales. Temas que no tienen un de sujetos constituidos a partir de relaciones de género.~os sociedad capitalista. 1989. 1994: 101 y 162-167).) acompañada por campesinos (Vi las. clase en sentido estructural "arrastró" a un arco más amplio de actores. Fisher. técnicos . En el Tercer Mundo. movimientos o intentó hacerlo. por su identidad soc1ocul- acción colectiva: movimientos campesinos y obreros. Habermas ( 1981) y Offe (l988)fcoinciden\ riados. o que actúan en e l terreno de la reproducción social.). empobre. las múltiples manifestaciones de ésta. preferencias sexuales. formu. 1987). Touraine. 1994 caps. La activación Escobar y Alvarez.. Benería y Feldman. la movilización de Jos actores unid. estructural (es decir en la división del trabajo.. campesinos que les precedieron\y!las (l 993a) concluye a su vez qu~ capitalistas. etc. referente socioeconómico preciso -género.os por una identidad de nos. como sindicatos y algunos parti. 1990. ecología. 1992).resultan de todos modos referidos a un contrastó así con e l papel menos visible desempeñado por organiza. 62 l.

im.!Qs. plantea la cuestión de la naturaleza de de vida. entre otros.. mentales" plantea Ja cuestión de la relación que existe entre el con- Hobsbawm._nuexos convierte a un individuo. ¿Representación de los intereses o de los actores? observadores sólo puede explicarse por la citada desatención a Ja historia de los movimie ntos populares y de las movilizaciones socia. La posición de Marx es extremadamente mteresante porque existió en los países de la región. por lo tanto. específicas ni de grupos concretos (Burke. 64 Artículos Artículos 65 aproximarse a és1a mucho más por el modo de vida-patrones y niveles con sus representantes? A su turno. situación individual". semiproletariado. en cuestiones inmediatas. Quien primero planteó explícitamente el tema fue Edmund Burke. de donde va la clase "en sistema ticos.una relación racional que puede incluso chocar. políticos. por lo tanto. Con palabras diferentes y desigual carga en el componente de 1 El :rnálisis de los movimientos sociales en América Latina se ha prestado en ocasiones a racionalidad que asignan a la relación. La presentación anterior señala que el cuestionamiento del sujeto de 1792:494). cuando este tipo de Estado nunca sentación. clase originado en la práctica de los movimientos sociales obedece en Marx planteó un punto de vista muy próximo al de Burke.. la ampliación del espectro de de consumo. amplio arco de actores colectivos en torno al concepto de clase? campesinos sin tierra. 1774 y 1780). institucionales. y otras más a la sorpresa índole) semejantes._~ar a una cuestión descriptiva: lE-fl~omía de . más allá. Esto no significa desconocer los elementos de novedad y Jos representación. la relación existente entre el perfil sociológico de que su expresión en términos de capital vs. La fascinación que esto suscitó entre muchos J. l 984a y 1994). 1 cuya promoción actúa.que por factores estrictamente estructurales (Rudé. actores sociales y su discutida relación con las clases sociales "funda- nas . ¿Puede hablarse con señalar el carácter intelectual y en definitiva político de la repre- sensatez de una crisis del «Welfare Statc» -ámbito de la problematización de los movimientos sociales en los textos de Habennas y Offe-en América Latina. y los actores colectivos empíricamente obser- La lucha política entre burguesía y proletariado -que es mucho más vables. . Sin embargo. sociales. 1852). ¿Qué tipo de relación vincula a un conjunto de individuos CMV). detrás de la cuest1on deocriptiva es posible "pueden estar a un mundo de distancia" de ellos "por su cultura y su distinguir una doble problemática de representación y de articulación. en cuanto a mentalidad". se ven teóricamente impulsados a los la representación en cuanto relación entre sujetos sociales y actores mismos problemas y a las mismas soluciones a que impulsa (a Ja clase. configurándose en estas condiciones una relación de "repre- II. con las opiniones de los repre- sentados. cepto de clase social. J980. características habitacionales.como clases los actores (el dato y el modo en que es construido) y el sentido y "puras" del capitalismo urbano industrial . Burke y Marx coinciden en la transferencia abstracta de enfoques diseñados a partir de otros contextos. pero aconseja cierta cautela frente a reac. que. medida en que es representación de intereses. trabajo. de que el "ser social" determina la conciencia de los individuos. Lo que pr. geográficas. sino por su eficacia para inteligir Jos intereses en o desorientación frente a lo imprevisto. . experiencias cotidia. 1981. 1989). Es ésta. salvo en su proxy populista en unos pocos de ellos? La implica una contradicción con su propia afirmación. económicas o de otra importación acrítica de enfoques y esquemas. otras a una pertenencia a situaciones (sociales. prácticamente. Vilas. el una c lase o grupo social no es la pertenencia a dicha clase o grupo: teñia ·es más complejo.•nnte con el sindicalismo predominante en América Latina? teoría. El repre- ciones que a veces obedecen a una actitud sanamente acuciosa y sentante no se vincula con sus representados por contacto directo o cuestionadora en el registro de los cambios sociales. sostiene Burke. Clase: representación y articulación sentación virtual" (virtual representation) que establece una tensión con la "representación efectiva" (actual representation) (Burke. no de situaciones ción y los nuevos actores. organización o aparato en representante de actores no es consistente con una identidad de clase. central e n su fonnación históri-:a del movimiento sindical socialdemócrata europeo ¿tiene algún parecido rcle. Es éste un tema que adquirió alguna notoriedad en las revoluciones centroamericanas (Samaniego. políticas y culturales (la con- unn competencia por definir alianzas y formular identidades respecto ceptualización del dato). implica una re lación intelectual en la desafíos teóricos y metodológicos de Ja problemática de la subjetiva. el interés material y la situación social" (Marx. puede ser vista así como alcances de sus orientaciones sociales. ¿Puede el concepto dar cuenta del dato en de l amplio espectro de actores que no son estructuralmente burgueses toda su riqueza? O sí se prefiere: ¿es posible o relevante articular ese ni proletarios: pequeña burguesía de las ciudades. Lo que los hace representantes "es que no van El desfase frecuente entre identidades sociológicas y diseños polí. La les.

uno eventualmente subordinación a los enfoques. nuevas sendas de organización y movilizació.reservado en ese escenario a las demandas de participación corporat~vas. 1994. al mismo tiempo que lo aislaba de tensión entre el principio de representación política sobre cuya base aquellas comunidades (Cerroní. en el peteríanos de Ja democratización -vale decir. 1972 y 1975). para determinar la repre. la rev.co 2 4 En el período 1980-84. Un contraste que explicitó aún más la este ind1v1duo en c mdadano.nua re~pecto apelación 1mphc1ta a un enfoque sociologísta de Ja representación de sindic:uos y partidos muchas veces fue comp. La representación es así. Vilas. se asienta en un crático a Jo electoral (Schumpeler.~ente documento. Una actitud que tiene comunidad de rasgos sociológicos (en sentido amplio) que se observa poco que ver con la concepción rousseauniana de la indelegabilidad cntr~ aquél y éstos. se legitima Ja actividad partidaria.. alc:u11. esta concepción de Ja repre. se está en presencia de un partido obrero. a nu JUICIO. territoriales. 1993b:33 Y ss. Esto no impidió.no eran obreros.rimentó con un sisrema de . 1993a. étnicas_. .:ittble con una estrecha vmc~lac~ón Y testimonia la búsqueda de autonomía de los movimientos sociales.ón sandinista . creó a la postre condiciones para que las nuevas manifestaciones de Ja acción social ~xplmar~. e_xpe. A menudo es ta concepci ón condujo a una actitud de de actores con pos1c 1ones de clase distintas? El tema cae más allá del desconfianza e incluso rechazo del papel supuestamente nocivo. recursos y personal de agencias cclcs1ásncas Y organismos no gubemamentates: vid al i:especto Kruijt.ac1on de la gente a comunidades familiares. 199 1). ante todo. partidos. Jo menos. frecuentemente se apunta. ten~a excede los aJ. 1994:226 y SS). Si los experiencias de partic ipación social que se desarrollaron en América oficiales de las fuerzas armadas se reclutan de la clase media Ja de l Sur a partir del golpe militar brasileño de 1964. ma- i_nterés ~specífico de est~ ar_ículo. que demandas de la acción social de raigambre popular puso de relieve las impulsaran una revolución cuyo contenido y alcances fueron induda- dificultades experimentadas por actores sociales y políticos tradicio.para decir de oblig. y el principio de representación Muchos movimientos sociales participan en mayor o menor medida funcional implícito en la perspectiva movimientista.6 buenos resul~os Jarinoamcncanas di: Ja década de 1960.on de un actor colectivo por un individuo u organización. y muy pocos burgueses.§ntre tanto. 198 1).un corno parte del auge revolucionario de los ochenta . . En las barricadas del París de 1789 (Franco.y marcaron un contraste principio ?e solidaridad orgánica que cuestiona el proceso histórico fuerte entre la centralidad con que los partidos polít icos volvieron a en cuy~ vii:t~d el capitalismo disolvió los vínculos de pertenencia y ubicarse en el escenario institucional. Esta concepción. frente a la creatividad y vitalidad de los movimientos. exprese Jos intereses mas. y en Centroamérica orientación po~itica de las fuerzas armadas será de clase medía (N.l!:-a mayoría de fas 1967).ol~ci. a Ja pueden impulsar sus propias reivindicaciones. burocracias públicas) para dar expresión a la Asociación Internacional de Trabajadores -la "Primera Internacio- la nueva agen~ otros casos el marginamiento institucional de esos nal". Pero noconoz. pero eso no altera el actores en contextos autoritarios o abiertamente represivos.e~te e1~~oqu~. les. blemente burgueses. 1950). la mayor parte de los directivos de nales (sindicatos. Si Ja mayoría de los miembros y dirigentes de un de la voloníé general y mucho con la reflexión teórica sobre las partido son obreros. movimi entos no pueden ser representados. pero no era posible pasarlo por alto nipulador y reduccionista de partidos. pero es importante destacar que l~ re1V1nd1cac1ón de ::iutono. y el reducido espacio . e Esta actitud de base inicialmente coyuntural condujo a una posición incluso 1dent1d~d. G::ircía Delgado.. ninguna re~laboractón de este artículo. 1993) y por la de todos modos limitada vigencia de Jos vemos sobre todo trabajadoras y trabajadores. y sólo los actores sociales se ntac1. ' Casi 30 años~espués. sociológica -es decir.- Artículos -· -· Artículos 67 • ¿Cómo ex pi icar entonces la posibilidad de que Ja mentalidad de ciertos de Jos aspectos centrales de la activación que protagonizaron (Haber- agentes con deterrni_nadas posiciones de clase. 3 plantea~ la r~presentación como una relación de correspondencia. contrasta con la posición de quiene~ eco y estímulo en algunos observadores académicos. representación de lo~ 2 "transiciones a la democracia" derivaron en enfoques apenas schum- ac t?res en su efectiva configuración empírica._ Estc .!tlLa 3 Vid al respecro el análisis crítico de Assies (1990). sin embargo. Un proceso de individuación que constituyó a de los movimientos sociales. sindicatos y burocracias estata- sm s1~~ 1era una menc1on. (Vil as. uno de los textos más imponantes de las ciencias sociales representación que combinó ambos pnnc1p1os y que. 4 de . A la inversa. reforzado por la fragilidad que el principio de Ahora bien : una cosa es el perfil sociológico de los ejércitos y otra md1v1duac1on ciudadana presenta en muchas regiones del continente e l sentido político de las guerras. Una sentac1on como relación política de carácter intelectual -es decir posición que no es nueva en la política latinoamericana y que encon tró como relación construida. 1992. pobres y gentes de derechos de ciudadanía-a ampliación del arco de reivindicaciones y oficio. Asimismo las agencias gubernamentales son uno de los interlocutores privilegiados de los movimientos.ances del pre. Nun ya no piensa as! (vid por ejemplo Nun. 1994. la de Marx y Engels. como relación dadaj teórica que llegó incluso a exagerarse como cuestión de princip io: los En -~fecto. Grompone. reducción de lo demo- mejor de los casos funcional de la representación. 66 .

Si la estructura de clase se define amplia a Ja cultura mestiza contra la cual demandan y se movil izan. El proceso de formación de clase está decisivamente conforma- do por una variedad de mecanismos institucionales que tienen "auto- 2. La misma ceptos tradicionales a la dinámica del capitalismo contemporáneo. Por su parte. la pequeña clases es el rechazo a la afirmación de que clases particulares de una burguesía agraria y otras.'1a fonnación de clase es un. Del intereses modelados por esa estructura. populares por candidatos que impulsan programas que agravan la precariedad de las condiciones de vida de sus votantes. Przeworski. por ejemplo. o con el más tradicional apoyo político de los campesinos empobrecidos a los Marxismo analítico te1rntenienles que los empobrecen. éstos la variante "postmarxista". 1977). - 68 Artículos Artículos 69 carácter de ciase de su programa (Vi las. fo rmación de clase pueden deducirse directamente de la estructura de clase. samente analítico lleva a los autores de esta corriente a indagar los Lo que caracteriza al representante es la función que desarrolla con " microfundamentos" de las macrodeterminaciones económicas y so- re lación al actor soc ial. políticas e ideológicas. 1985:84). es decir.-.. l 984b. 1985: ttlj El pun to de partida del análisis del proceso de constitución de las de la sociedad capitalista: las clases medias urbanas. Ja representación de un actor colectivo puede ciales. el modo en que los factores globales estructurales recaer en individuos u organizaciones cuyo control puede estar en operan en el plano de las decisiones individuales: la manera en que la manos de elementos salidos de grupos o clases distintas de aquéllas estructura "se reproduce" en la mente de los hombres y motiva sus cuyos intereses se impulsan en un proyecto dado. vidades en lucha. y por las relaciones entre clases. Las clases se fonnan en el curso de la lucha. tura de clase yfo rmación de clase. la segunda señala la formación de colectivida- nutrieron las organizaciones que encabezaron la lucha respecto de este des organizadas dentro de la estructura de clase sobre la base de lo. La relación poUtica intelectual puede contem. al señalar la fonnación de grupos y sectores sociales que "producen" intelectuales para las clases fundamentales el análisis de Ja formación de c lases (Wright. Las clases como principio de articulación nomía relativa" respecto de la estructura de clase y que determinan las formas en que las estructuras de clase son traducidas en los actores La crítica al concepto marxista de clases sociales y a su papel herme.. desaffollada en el ámbito académico por dos perspectivas principales: con lo cual se rompe con los elementos economicistas e historicistas el marxismo analítico y los enfoques "postmodernos". Retomando uno de acciones (Gramsci. .moldean la práctica de los movimientos que . políticas e ideológicas en que de las manifestaciones de la activación soc ial. pero la conducción y la enorme mayoría de quienes sus intereses de clase. Ja conducción de las organizaciones indígenas tiende a variable. y en coincidencia con el señalamiento ya ( 1985) llama la atención sobre la necesidad de distinguir entre estruc- comentado de Frank y Fuentes ( 1989). aunque sus honzontes ella tiene lugar. 1992:281-300). pero en años recientes ha sido ideológicas y políticas son objetivas respecto de la lucha de clases. En esta líne a de pensamiento Wright Jos casos c itados más arriba. mismo modo. misma q_ue está estruc- pacidad de las organizaciones de clase para articular la multip. incluída en "inherentes a la formulación de la clase-en-sí" (Przeworski. un tipo dado de estructura de clase puede caracterizarse por estar a cargo de los miembros de las comunidades con exposición más variados tipos de formación de clase. . relaciones sociales que fo1j an colecti- (Vi las. Buena parte del desarrollo de la teoría y la investi- plar un desfase sociológico (en sentido amplio) que no desvirtúa gación marxista sobre las clases puede ser vista así como intentos por necesariamente el contenido de aquélla.. el situación se registra en nuestros días con el voto de amplios sectores postmarxismo busca deshacerse del concepto mismo. el papel activo desempeñado por las masas "pequeñoburguesas" no alteró el carácter La apelación al individualismo metodológico y a un enfoque riguro- de clase del fascismo europeo. son disímiles: mientras el marxismo analítico busca adaptar los con. Ambos cuestionan asimismo la ca.Iicidad turada por las condiciones económicas.. cap. la formación de clase se define por las cuyos vínculos culturales con las comunidades tienden a ser más laxos re laciones dentro de las clases. . la mitad de los detenidos.. tema correspondió fundamentalmente a mujeres de clase media. con ideologías y estrategias específicas. I). esas condiciones objetivas -a la vez económicas. Gramsci ( 1977) llamó la sortear el abismo entre el análisis abstracto de la estructura de clase y atención sobre este punto. néutico en las relaciones sociales y en los procesos políticos es casi toma de Gramsci y Poulantzas la afirmación de que las relaciones tan vieja como su misma formulac ión. La primera se refiere a la estructura desaparecidos en Argentina eran trabajadores y poco más de la mitad de relaciones sociales en la que entran los individuos y que determina eran varones. .

Las El concepto de clase mantiene su valor como criterio de articulac ión clases no son anteriores a la pnktica política e ideológica.y..su lugar la :·infinitud clases y de su lucha no puede llevarse a cabo mediante una deducción de lo social": todo sistema estructurado es ltm1tado y esta rodeado abstracta de determinados rasgos estructurales.o a toda el concepto de explotac ión a partir de las investigaciones de . junto con el reconocimiento de la insuficiencia de las totalidad como realidad fundante de los fenómenos sociales. 1982. rasgo específico la apropiación por el opresor de al menos una parte Las premisas de la visión postmodema han sido adoptadas por del excedente económico del oprimido. Los partidos que se definen como representantes de los intereses de todos. Cohen. 1deolog1cos.sibles. su centralidad. 71 - es elaborado en la literatura marxista tradicional (Wright et al. contro. reduccionista. los ejércitos y las iglesias.- Artículos .. salvo en el caso de E lster (1986). puede identificarse y dimensionarse ~~ · de la atención del posmodemismo a las múltiples expresiones d~ la con precisión matemática y permite diferenciar los conflictos de clase {)'. pero presenta como tados y recíprocamente aislados (vid Harvey. 70 .-- Artículos . co- simplemente de dominación (Wright. etc. a los metadiscursos y las metanarrativas mediante las Roemer (l982)t!::_o que hace antagónicos a los inte reses de los actores cuales pueda establecerse una conexión entre los fenómenos que se es que la relación que se establece entre ellos sea de explotación y no observan.n. tratan de organizar a Jos trabajadores en una clase (1985: 85-86). de diversas formas las relaci ones sociales existentes. i~tele~~ble mecanismos por los que es posible referir a ella el comportamiento que "fija" sus propios procesos parciales."") diferenciación social y a las microexpresiones del poder y la domma- de otros que no lo son (conflictos étnicos. En ción resulta sin embargo neutralizada por su rechazo de principio a este segundo tipo de conflictos hay de por medio una relación de toda' interpretación holística del sistema s. que combinen la atención a la estructura con la identificación de los or consiguiente. con d1f~rentes Así corno Przeworski pone el acento en la lucha de clases como niveles de explici tación.. en cuanto objeto u_mtan~ e. 12. l a_irrele~ancia del enfoque marxlS1a-. sino a partir de análisis siempre por un "exceso de significado" que . cualquier de la dinámica social en la medida en que el análisis sea capaz de dar definición que la gente da de sí misma es inherente a la práctica de las cuenta de la multiplicidad de factores que contribuyen a darle identi- fu erzas políticas comprometidas en la lucha para mantener o alterar dad. 1982. la identificación de la<> rincipio de articulación de lo social y plantea. las fábricas. de género. los sindica- tos. 1989. n consecuencia. En su actitud de rechaz. varios autores (Aaranowitz. superar las fronteras elementales del conoc1m1e. va mucho más allá de la~ críticas sociedad . Este ~uto~ rechaz~ que lo de clase . en cuanto premisas de Marx. los enfoques postmodernos re a osibilidad del. Rosenau.. bemos empezar renunciando a la concepc1on de sociedad como tota- xi smo analítico no cuestiona el concepto de clase. y adaptaciones del marxismo analítico para afirmar. -~s una 1mpos1b1hdad: de- efectivo de los actores colectivos en situaciones particulares.oc~al. social-es un JUego de múltiples combinatorias de diferenc~as y fr~g­ la explotación en cambio im~lica intrínsecamente un conjunto de mentaciones que no obedecen a una racionalidad predetennmada. de El marxismo analítico afirma por lo tanto la relevancia del concepto los que el más difundido es Ernesto Laclau. El mar. las burocracias públicas. Wright enfatiza general y de las clases en particular. smo intereses materiales opuest~La centralidad del concepto de explo. 1981. ue son tan decisivos xpresa en la superficie de la vida social. lo cu~! implicaría dominación que no predica sobre el carácter de los intereses en juego.). La virtualidad cuestionadora tación. las escuelas.nto se?s1ble Y poten- éstos deben ser precisados en cada caso particular..lar. La relación de ciar la eficacia transformadora de aquellos cuest1onam1entos segmen- explotación implica una relación de dominación.es inc~p~ de. todos participan en el proceso de formac ión de clases en el curso de Esta corriente._~_nálisis de clase implica asumir que la formación · mplica afirrnar la existencia de una ese~c. 1992). 1985:95). La realidad nac ión no implica en sí mismo ningún interés específico de los actores.en el económico sea el referente final del desarrollo h1stónco y la idea de análisis social. culturales). El concepto de domi. Postmarxismo ciones cívicas y cu lturales.en.John teoría general. nocimiento a la escnpc1 n de los fünómenos. estructuralmente abstracto y a priori en que el mismo .ia subyac~nte "real" que de las clases es un proceso histórico donde se articulan factores ebe ser reconocida en la variedad empmca y contmgente que se pofit1cos. a la voluntad subjetiva del observador. organizativos. 1989:5). Niega la existencia de un como-el anclaje estructura .e.s. 1992).fil1 factor de consti tución de las identidades colectivas. . los periódicos. las asocia. colturales. la "sociedad". Ryan. sino el modo lidad fundante de sus procesos parciales" (Laclau y Mouffe. que Roemer demuestra. fuertemente influenciada por los enfoques postmoder- la lucha que fundamen1almente concierne a la propia visión de la nos aplicados a las ciencias sociales.

simplemente alteran._statuS'Ju0o@IDa~-~P!~~n_grn ~njl reduqd_g.tyJ1~r:. ·· la -~-~ pJQt'!fi. por ejefnpJo'. No existen sujetos sociales.aLy fos. 1 distribución de ventajas materiales". '. el enfoque de . . 1990) y Lnclau y Mouffe (1987).. de las clases..at~plmeI?te por el ªS. blancos.ll!_deJ grupo é~nico dg¡nin31?~e.. propone la noción datos de la estructura.~im.. _.r. en sentido es!ricto. confundida con lo que ya se sabe con respecto a las relaciones de nalidades que cambian constantemente.9p~e~t'-!. · . de índole estructural.llegar a tales. Vilas. concepto como posiciones en las relaciones de autoridad. el concepto hay una conciencia verdadera que puede determinarse a priori por los marxista de explo_tación en su -versión analítica . cuál de estas divisiones de clase sea la más relevante en un contexto histórico particular "depende j simplemente de cuáles son los factores que más fuertemente afectan a la distribución de los ingresos y del poder". hoy se estaóa recorriendo el camino in- una estrucE-Iril d~. existe una explotación de género o étnica que da cuenta de múltiples posibilidades de constitución de la identidad del sujeto..en . se hallará confjgl!ra~i9n de relacione. é!. 1985.pac1Qn .m~rn. Pero si cada agente social es un sujeto opresión q1:1e no son. observador. por ejemplo. marx}s~ nados de la acción social.típ ica~ d~ cla~e . - 73 - Lo so. Patrinos y Psacharopoulos.esos 5 Sobre el marxismo analítico vid.se. es simplemente una de las perfecta".!:1. en particular.~ºE o_. . negros o indígenas igualmente mos más que el "movimiento caleidoscópico de las diferencias"..911.·· t postmarxismo de Laclau y Mouffe. lo cual supondría que funcionalista de clase en tapto grupo de status. P. :onceptualización marxis. que hay 'hombrés· y mujeres. ¿en calificados. 1985 se presentaba como la superación "científica" de las limitaciones y la 1IO-IJ1). t 9.s_de explotación a pa.q<2_Iisa s_o.r~~s~~15l§.. de f9~as 9e .t a estructural articulando ingredieñtes del Lovell.ra ..van Parijs ( 1993) que implicaría cerrar esa discursividad a una determinación necesaria. 1991).a. en la mejor tradición fanto el marxismo analítico como el postmarxismo han suscitado un funcionalista. La identidad efectiva de los agentes sociales es de "explotación de status" _para dar cuenta'Cie situaciones en que SOi) crecientemente cuestionada cuando el flujo de las diferencias en el rasgos de status -raza o género.5 Se observa conjuntos sociales se definan. • -" · ·. nterpretación que se practica de él. "que obtienen recompensas desiguales a causa de su sexo qué sentido podemos decir que los sujetos se reconocen bien o mal? o su raza aunque esto no sucedería en una economía de competencia (Laclau. nes.onómiqi.cial se _c¿opsti t!JY~ de_n:ian. del racisri19 o ·de: El mismo exceso de significado. el concepto de clase pierde precisión.94. vuelve a plantear la cuestión del poder y la dominación en la definición Puesto que no hay identidades necesarias.extrem.xplota~ión.(!R~v1~'!'{ en gruP. 1993..P~rr. 1 siones de clase como factores que afecten sistemáticamente a la do la combinatoria de los elementos del discurso. Puesto descentrado.in embargo que al centrarse e~ torno al concepto marxista. marxismo analítico en algunas conceptualizaciones típicas del funcio- d ad abierta: Niégase por lo tanto la existéncia de sujetos predetermi. en el mismo momento y dentro del mismo marco discursivo puede ser Van Parijs concluye en consecuencia que "debería haber tantas divi- constituido como un sujeto de identidad distinta. estructuración que hallamos en el dominio del orden social..!1ª dj§gur~ i vi. "Clase".d~. 1990 y 1992.~.?e. Lo social._os:'sin' ser Cía~~§ sí ffiismos. e9. . _ . y de identidades "necesarias" (loe. ¡¿ Artículos Artículos .Q}. si cuando intentamos determinar su ·identidad no halla. ~i~nden a iri~olucrarse en relacio~ ieras (1987.que 'uncionalistas de las clases sociales. jerarquizacióri'y dominación .procesos políticos .e l verso. Más aún.cte._I.scursiva decidida unil.ztir.producto. en el dominio de la subjetividad.._arij~ no debe ser agentes sociales era una ilusión. ~~bií:. que no es posible resumir aquí.los que hacen posibl~ capitalismo avanzado indicó que la identidad y homogeneidad de los la i. excede Acercándose en esto a Dahrendorf ( 1959) -quien veía a las clases siempre los límites de los intentos de constituir la sociedad. vidMeiksins Wood ( 19~6) yel debate e~New ~. nalismo: si hasta hace un par de décadas la conceptualiza. Lebowitz. con . la misma precariedad de cualquier la opresión · d~ ·género~· A lo ·que 'aqu"í"se hace referencia es a la.~lase._S~-~Q "" ~ grupo~ . o a la Sin_embargo..erspectivas posibles de la cuestión y.. una inestable articulación de posicio. ensaya una articulación entre el concepto carece de sentido hablar de "falsa conciencia". v'P r. s0claiinterna en comparaciór:i s:on. Críticas y alternativas El riesgo de este tipo de propuestas es que. y sin-necesidad de ..1~~-~~!. CU... mucho menos esenciales.os..ción. por ejemplo.sociedades en las. en consecuencia.. J99() y Kirkpatrick. cit..e. pueden terminarse reconociendo tantas clases como ·ico debáte académico. 1994).mo . El punto merece ser destacado. sino "posieiones de sujeto" en imprecisión funcionalistas. ambos enfoques soslayan otras· ván Parijs se aproxima a las conclusiones de algunos estudi9s so~~e . los enfoques Ja e·structura soci.género 'ª que existen intentos recientes de superar las limitaciones de la' (Silva. producto de esa discursividad abierta.artiGula con la-opresión étnica o de ... 1988..y. que ! esas "desviaciones" respecto del paradigma capitalista del mercado.q!fer~I).

N~~.. püram~SQD..l~.. ~ y por lo tanto. mecánico y burdo arroja a Laclau en brazos de la bieron su libro... las~~-e. desarme. Hall. por ejemplo. eCpo. · ciones fenoménicas.~!~~9.. la estructur.ialísticas del rriarxi~mo.tan mucho de~g~ vía de un discurso abierto a una pluraÚdad de articuÍaciones subjetivas . ---~---· .§~r. incluidas la5 luchas se reproduce en sus manifestaciones".'-'"" ~... refiera a ellas.. " .!es!9..goji_emª~p~mfütl'!... o en causas como la protección ecológica o el identidad social. .~¿c Pl~~....Pero ¿puede realm~nte ' IV.. pero no detennina el carácter de tales social es permeado por una estructura absolutamente 9eterrnin. . c~~c1dad ~ ~e.. · 1a crítica de Laclau deriva de que él mismo co~parte las premisas_que ·critica. el foco en la explotación en el lugar de trabajo también superestructura..el lenguaje en modelo y principio . es curioso qu. La reducción del marxismo•· a un detel]llinismo ~conomicista . es con_ducida por otros cada acto discursivo reproduce y está determinado por una estructura protagonistas que el cap~tal y la fuerza dé trabajo.btlfil'.m:i.~s.E~!}~alism2.~i..a se reproduce en un ..!~~_m~J1Ü:..~~~l~ combinación de posibilidades lingüísticas. el intento de (determinista..9~s:~..6 si se quiere descalificar el análisis de clase (marxista.!il. así como cada acto lingüístico es una única e impredecible s~c~~~~e.•: ._. tido regresar a las versiqn~nW.Qr ú!!!J!!9. sino al sujeto con --·r:. bles.9..._.~!~-fil-YJ.9ºº= ~.~~-~ ... Una buena parte de las luchas sociales. no susceptibles de ser sometidas a ninguna prueba de veñcíón.. 1977 y Hindess..~daque procesos. abroquelándose en -l. . Por el otro.§.J~P!?!...ra~~.94.. Prisionero de una visión vulgar del marxismo (base. bles y arbitrarios.9§. ¿Jiene~­ La discusión sobre la relevancia del concepto de clase para expresar .'-" ·-~ .micas": e~u. al discurso con la realidad. del capitalismo contemporáneo. una dotadón constante de elementos en el caleidoscopio.. Partiendo de una versión caricaturizada del marxismo implique el rechazo del marxismo...z. o etnicidad... simplificadora y esencialista) el rechazo de todo concepto general y Ciertamente._.g_~un J~~Ji"a. el rechazo de un deterrm... ÍIIlpredeci.· u!!iSU12e~adón de Jas versiones más to~Q. Por un lado. ~··~ IC'-.. al sujeto con el objeto. La percepción que la gente humano. idealismo abstracto..o..orno se lo confronta con las :Versiones no mam._ --~ ... Desestructuración de la clase y aislamiento del sujeto · su discurso Laclau no sé.SJ.§xi!~.~~~~-" veracidad.J!!O.. El sujeto constituye al objeto en la medida en que el táñgas~~!:1.~fo..... Laclau es irrelevante para descartar cualquier enfoque clasista que ta..X{p.empíricas...~~!..) que hace tabla rasa con l~s oscurece el fenómeno general de la dominación...p. análisis social y al rechazo de la posibilidad de criterios objetivos de raza.contingenc:ia" (Meiksins Wood..fü:E~S.l ~o~_dó..Jnt~rprn1ªdº~-._. ._ot~~~ cla_s~~.as~<ia~~.Ja ...c._..-~. 1986:77). nismo ya no era sostenido por nadie cuando Laclau y Mouffe escri- nismo sünple.o~.~~mo.2'....L<lLIDR~imJ§.. En consecuencia.9J:P$... economicista.a-reafÍClade fectivá ¡¡~ esas luchas no se reduce a sus manifesta- su propio discurso.!~UepLC..lna argumentación oscura contra interlocutores innominados. supere el nivel de primitivismo contemplado por aquella crítica..al. .l:l...2.sQ.:~P:~~~ (es decir representar y articular) los movimientos s~siales es tributaria · . ..:YwE. ' ' .&.S~!il. discurso constituye a lo social.. y los criterios de verdad no relacionan eiñPfeaclores y el Estado.1En e. . 74.. J>l1J:sl~n..... ni su carácter deriva de una discursividad abierta Al convertirse . simplificadora y esencialis..~~.~. Del mismo modo que Jos Mili15and ~19.g4\. que son compteiarnente accidentale~ e inexplica. falsa conciencia. del mismo modo que de clases.~ .m~"-· número infinito de modos irreductiblemente contingentes.1Jl'c~9c1al~ ... movimientos de la mano del niño generan nuevas combinaciones de pretéñstÓn de gue la clase obrera es una 'clase universal' "..9m...~. --------• Artículos 75 El peligro de caer en el relativismo se hace efectivo en el enfc:>gúe abstracto conduce inevitablemente a que la crítica del determinismo de Laclau. el juego de las subjetividades genera nuevas identidades que no obedecen a una racionalidad mayor que la del juego del niño. La cuestión de clase y el sujeto popular afinnarse que los ingredientes de la realidad social son una constante? El intento de Laclau pierde interés tan pronto ". _lo alcances de su participación....~t~~~. 1977.IJtQ§. etc.d e todo orden a una pluralidad de definiciones subjetivas.--.f~~.~del2:..en J. Laclau afirma la constitución de lo social por la Las relaciones de Qroducción del capitáfümg_dj§.p~rug. contingencia absoluta.Py.~~2Jt. ..~~!!12... rígidamente economicista. o comuñíaP."""~~..1~~~. lingüística invariable. se llega a una "síntesis paradójica de determinismo absoluto tiene de los procesos en los que está metida gravita en el sentido y los y absoluta.. Pero este reduccio- debates de los últimos tres cuartos de siglo.. En un retomo a las posiciones tradicionales del funcionalista o de otra filiación teórica) es necesario apuntar más alto. que luego es descalificada por ser determinista.9.~~h~~c...6 Vid.9i...iJ~1ª... el énfasis en la explotación en el punto de la producción de la objetividad de los actores sociales lleva a Laclau a la negación del tiende a ignorar las luchas de varios movimientos basados en género.

La crisis de los esquemas de empresarial.~º.n ga ciVilo c###BOT_TEXT###gt;mereial. sino indixidlJQ~" (Bilbao. políticos y financieros multil_aterales. a Ja vez que los individuos se identifican los cación de masa.mo los priñcípfos e Ínstituciones del dereCho aet trabajo por el ~erecho _ se halla vinculada al hecho de "que la fuerza de trabajQ. Una sociedad de individuos.ntifican por e l origen de la renta que perciben. segun se vio más arriba. La discusión de Jameson y otros sobre la func1onal1dad de los nes e intereses de un bloque de poder. e inclus~ pectivas y de antagonismos de las clases queda diluida en la fragmen- con signo divergente. los cambios organizativos y tecnológicos condición política: la desestructuración de Ja fuerza de trabajo en una profundos en los procesos productivos.e. organizaciones de Ja clase empresarial como apar~:os ~el Es~ª?º· nante en el mercado (Cox. Este fenómeno obedece tanto a factores "estruc.sino el hecho de que en sus análisis Y. 1993b) . para ahondar la de por sí profunda que se ide.. En América Latina. en cuanto expresa las onentac10.. . A. en cambio. ción del Estado (en sentido amplio). es Ja contracara de la creciente institucionalización de las para dotar de viabilidad a un estilo capitalista que aún no e~ pre_d.. ~l fondo represlQñ-pactOñll a · 1ca os. se oponen como clase a otra clase" (Bilbao. el reemplazo progresivo de reproducci~. breza y de la informatización . enfoques postmodernos y postmarxistas al capitalismo avanzado co- oue capitalista de tal manera que éste desestructura "por abajo" secha aquí uno de sus argumentos más fuertes (Jameson.~!}g. sanciona y promueve ciertas identidades mientras margina cap1ta is ma en a e acumulación y dominación: una típica rela- o reprime otras. Vilas. es una sociedad sin desestructuración.J.r. a sustitución de la n ~n estamos en presencia de una cuestión_cono~ida: :¡J!-i{Qg\?. ciórr-de.o de~e.:xistás no es.a? de colectiva-porl~i-cofftralac'fón m 1v1 ua . la-impunitladempresanal para dar por finalizada la clase o?rera.~mpliada y por tanto de ex1stenc1a social ~eJ.n. El Estado..ptQP-Uestas miento institucional.i. 1989.s. La desestructuración de las clases dem~ndas e intereses de las clases y grupos empresariales ligados a trabajadoras y la descalificación de sus organizaciones.o bien es tan diferente de otro. han generado en el capitalismo desarrollado una profunda clara. . ritmo y modalidades específicas al proceso de 1993 :87). crecimiento de Ja po.regímenes políticos autoritarios. Lo que dota de conservadurismo a las visiones postmodernas públicas contrasta con Ja marginación y dese~tructuración de l~s y postma. y a veces también fam ilias. que esa identidad común engendra perspectivas e intereses compai:ti - tur~les" como de política: el Estado y sus agencias. 1992: 15-33): ?º todo ~o­ Eagleton . Esta es una condición económica que necesita de una tipo keynesiano y fordi sta. Jos organism~s dos. afirmándose fracrmentación social. el impacto ) pierden sentido. perspectivas Jas tendencias innovadoras. . crisis detonada en 1982 se agrega a la acción de elementos más Clase e individuo son puntos de partida alternativos en el análisis tradicionales ... programas Y teóri'co~efooolog 1 cas no van más allá de donde va el e orden discursos. que el agrupamiento de estos nuevos procesos y de la rearticulación externa posterior a la de clase también resulta ficticio. orienta el proceso de redesplie.a-.. sujeto social alternativo.omi. . ha probado ser de relevancia estratégica e intereses. 1992.c~p_1tahs. delimitación de un conjunto de personas.film~ El problema de Ja pérdida y mutac10~ de ide ntidad de_Jos actores enroi. para las di ferentes clases sociales. la incapacidad creciente para suma de individuos. 1984. En la base del concepto de clase está la afirmación de una democratización a su dimensión institucional. Artículos - 77 - 76 Artículos 1993: 11 ). . por estas corrientes'f1acen juégo con la práctica de la acumulación y ción la articulación de las agencias y políticas del Estado a las la d inámica de la dominación. ? de su reconoci. la acumulación flex ible y otros tesis de intereses compartidos y de una direccionalidad relativamente elementos. oposiciones. han desempeñado funciones de obvia grav1tac10n para unos con Jos otros. La acumulación flexible requiere la reducción drástica de de las transformaciones recientes del capitalismo avanzado y de su los costos laborales como condición de relanzamiento de la ganancia impacto en las sociedades periféricas. de los trabajadores que vación individuada) lo que es resultado de una lucha en la ue la de Jos capitalistas. que nOilleCoñSta. La consohdac1on de principio de articulación social y agencias de producc10n e 1mpos1c1ón los intereses de estas fracciones del capital y su conversión en políticas cultural. .¡ues presentan corno un datum socialmente ingenuo (la subjeti- es mucho más de los pobres que de los neos. de los sindicatos que de las empresas. solidaridades y oposiciones..filJ. imponerle dirección .repFesenta:cton. . a través de sus poht1cas. las_ redes ?e c~mum­ dad de clases en la que. 1985): Ja propuesta metodológica y el análisis conducido mento de viraje profundo de un esquema de acumulac1on y domina.. Mientras el concepto de clase implica una hipó- mantener las metas de pleno empleo.-. ~rganiza y unifica "por arriba" (Weffort.elebración del orden social vigente -algo trabajadores y otros grupos populares y el deteno. un individuo es igual a otro -con Jo que las fronteras de clase desestructuración de la clase obrera. La ~nterv~n­ tación particularista de la subjetividad individual. La sociedad del obrero "es la socie- técnicos. pero también sin solidaridades: la comunidad de pers- Es asim ismo un proceso que opera de manera desigual. circunscripción de la social..

tiempo y lugar.c has sociales de las décadas recientes. es decir interpretación. esto se refiere tanto a la dimensión culación entre la clase (empresarial).. 78 Artículos -· .. En este proceso de identidad y confrontación lo miento de las organizaciones y las perspectivas de clase empresariales. de c 1u a ano. tipos de ocu- financieras internacionales. se integra asimismo con grupos de schumpeteriana de la democracia . es también elaboración teórica que dé cuenta de estas modificaciones. el campesinado y otros explotación: Estado. democratización. estructural es tan importante como la conciencia que se adquiere de asumidas de manera creciente por el Estado. Lo socioeconómico se re:iere a un. La concepción premarxista (Platón. Implica por ingeniería institucional. ción y solidaridad reclaman siempre una componente de control y de ciones y lu. Tocqueville. riqueza y La desestructuración de Ja clase trabajadora. Parafraseando a Marx. etc. pero no se reduce a ella. de perspectivas de futuro) y se expresa institucionalmente: las instituciones democráticas.- Artículos . en . a los ricos. tóteles. 79 relación de empleo. implica en consecuencia una dimensión cultural o ideológica.. estructura. La constatación de la diferencia (opresión y explotación) 2. algún tipo de oposición al poder establecido y. las libertades públicas y los derechos de ciudadanía.-· . tación económica. aislado de la fantas ía del Lo popular engloba a Ja pobreza. En la medida en que hay una realidad de opresión y cepto de clase. 1994:23-26). El_puebl~ se con. el Estado y algunas agenc~ estructural del subconjunto social (calidad del empleo. étnica. América Latma una conJuncíOn de mgredientes socioeconómicos.. una lectura que se lleva a cabo desde una posición dada en esa viamente no basta para invalidar Ja potencialidad heurística del con. y de dinación y opresión (social o de clase. Montesquieu. sindicatos.\ condiciones degradadas de empleo. . . virtualidad coactiva que. es el resultado de esta conjunción o identidad efectiva a la matriz social: el "espíritu de las leyes" que decía intersección entre vida ruin y opresión política injustamente impues- Montesquieu. con abstracción de las fuerzas sustantivas que dan El pueblo. Aris. a Jos explotadores y a las instituciones que objetivan poder.. muestran con notable transparencia la ai:ti. cualesquiera otros. a y de los derechos de c iudadanía resulta limitada a la ejecución de un las instituciones y organizaciones que representan y articulan la conjunto de reglas y procedimientos válidos en sí mismos en todo explotación y la dominación. modalidades y niveles de remuneración).. En este enfoque la vigencia de la democracia lo tanto. corre ato e m iv1duo.. "lo popular". partidos. arbitrariedad. de digna. que la reduce a un juego formal de clases medias bajas y de pequeña burguesía movilizados en torno a la normas y procedimientos.u~to de papel importante en esto lo que en una ocasión anterior deno~né rasgos como desempleo o empleo inestable. cación y los organismos financieros internacionales. como sugiere Ja desafortunada metáfora del caleidoscopio. en su tumo. frontacional "desde abajo" como pueblo. . Esto obliga a una de lo estructural y no puede prescindir de esa dimensión. confirma la identificación con- nismo de Jo popular. de género. es reemplazado por un enfoque de inseguridad. vale decir sustantivo tanto como formal. o ausencia de organización).. Lipset. los medios de comuni. tiene como contraparte el fortaleci.) y no marxista (Marshall. lo subjetivo es resultado de una lectura. Lo popular expresa en La "conciencia popular" no surge espontáneamente ni por azar. como a los aspectos A SI! vez e l rechazo del concepto de cl™n tanto realidad sociaL organizativos (gravitación en retroceso d el sindicalismo e importancia y política va de la mano con el retorno a una conce ción · ta creciente de formas comunitarias. pación. explotación.rticula con explotación (negación de una vida funcionamie nto efectivo. puede decirse que el pueblo es siempre "pueblo para sí".) de que distintas clases sociales construyen de manera cho.. tas. participación y ciudadanía. coacción soc ialmente sesgada. según se dice ahora.. mgresos msuf1c1entes "agentes exógenos" (Vilas. Lo político-ideológico implica una autoidentificación de subor- distinta los conceptos de democracia. al incluir mercado de competencia perfecta y protagonista de una versión una dimensión político-ideológica. de identidad y articulación: lo confron- marginador reconvierte a Ja clase obrera en masa trabajadora en tacional versus lo conciliatorio.tienden d1stmtas impulsada por Ja combinación de acumulación flexible y cr~cmuento "ofertas". ello. La desestruc~r~ción como tal en una lucha política e ideológica donde con. conj. destaca el protago. los intentos de articularlo "desde arriba" como colabora- En Ja amplia pero no indiscriminada convocatona de las mov1hza. medios de comunicación y actores del mundo del trabajo. lo colectivo versus lo individual. entendiéndose por tal la articulación de explo.) frente a que algunas estn1cturas sociales son más propicias que otras para e l una dominación que se a.. pero ob. opresión política y pobreza. Tienen un políticos y CJlturales. más explícitamente que por demandas económicas en sentido estre- Moore Jr. ante todo. Clase y pueblo plantea una hipótesis de confrontación a los poderosos.st~tuye (con relación a necesidades básicas) y similares.

s fuerte enl:!'C trabaJ. étni. cuya construcción sindicatos. católica y urbana. explotación y pobreza en la construc. en la Costa Atlántica de Nicaragua en la década de 1980 expresó este jeres en América Latina nuclean y movilizan principalmente a mujeres mismo proceso de búsqueda de una mejor posición de confrontación de clases med ias y de sectores populares. étnica y de género. elaboractón de cifras del cuadro 3). la pertenencia al mundo de los dommados mujer presentada en la cultura mestiza. asu~to vale decir. en la que los sujetos "escogen" su identidad de mujer. ción del sujeto popular significa que lo popular se constituye sobre la expresan asimismo las variaciones en los "microfundamentos" de las base de una pluralidad de referentes vinculados en una compleja red macrodeterminaciones. étnicas y de género. política (Maier. y se vive de es una identidad de mujer diferente en las clases populares y en las múltiples maneras.abrió las puertas para el cuestionarniento de la violencia y otras fonnas de opresión que se ejerce contra eUas mismas en la esfera En abstracto. medios de comunicación. Esta específica identidad ca u otra. Las variaciones en el modo en que las identidades se construyen. otras veces es el género. 1994 . 1978. y los ángulos desde los que se enfocan la opresión y la explotación. El trueque de identidades étnicas nómico determinado. de género resultn mayor entre los trabaja~orcs y profesionales y dm:cuvos blancos. además de que el modo A su vez. es distinta del modo y aquellos ingredientes que mejor expresan su condición de opresión y los alcances de Rigoberta Menchú. del poder político (el Estado). y no calificados) que en las categoría~ profesionales y directivas:~· un 1erc10 mayor. formación de la clase obrera inglesa en los siglos XIX y XX. que aunque las desigualdades de cla.. En algunos casos. Es ésta una perspectiva menos trabajkm que la anterior. 7 La cuestión es más las. fundaciones empresariales. el involucramiento de las mujeres en la denuncia a la violación masiva de los derechos humanos por organismos estatales y paraestatales -escuadrones de la muerte y Una ilustración similares. y posiciones determinadas en las relaciones de desenvuelve en mujeres nicaragüenses menos involucradas en la lucha poder. Vid. y también son negociadas con relación a las políticas del Estado (Rad- sus dimensiones constitutivas. que a su vez se basa en relaciones de clase. En Centroamérica. es la opresión y la explotación en el marco de la pobreza. las organizaciones de mu. 1985. o de las militantes sandinistas: la explotación. en donde Ja meta del poder. sobre la base de cifras censales.. sin embargo. Randall. La conjugación de opresión.~e (medidas por niveles de ingreso y categoría ocupactonal) ~n mayores. ésla es considerablemente m:l. igle. también la cuestión de la tierra. prestando atención al modo en que las iden1idades de género contribuyen a la se hace más complejo cuando se cruzan estos resultados. lo popular se construye alrededor de mediación de la clase (obrera) juega un papel tan fuerte en el primer refe rentes sociolaborales. mientras que étnicas y regionales en que las mujeres campesinas viven y actúan.s 7 El estudio de Lovell sugiere.nstru. otras más. aunque es por una profunda individuación del sujeto popular. sociolaboral. que entre y que excede los alcances de cs1e artículo. naturales (medios de producción y reproducción) y las instituciones ele:. agencias gubernamentales. Ninguna identidad -de género. elementos simbólicos. El. 1993). son contingentes. en comparación con la imagen de clase. la cuestión del "empodera. 1990). en que la Latina es más que la "cuestión de la tierra" como planteó Mariátegui desestructuración de la clase trabajadora sea acompañada y reforzada de modo innovador pero reduccionista (Mariátegui. 1977). élites y las clases medias (Radcliffe 1993). 1990 y 1992). Pero en los hechos.raza: la d1scnrnmac1ón conslitución de las identidades de cla~e.ovell. Las mujeres de los sindicatos campe- yen sus nociones de género. 1980).es definitiv a o estática. 1980 y 1985). gravitan decisivamente en el modo en que los actores co. involucra siempre tipos específicos de relación con los recursos sias. Burgos.con la vanable.80 Artículos Artículos 81 un juego de objetividades y subjetivaciones impulsado por partidos. que la discriminación de género.adores (calificados 8 U! articul~ción entre género y clase debe enfocarse asimismo en sentido complementario. Hart ( 1989) para el caso de "' los afrobrasileños (l. En torno a esos referentes se articulan otros. clara aún en lo gue toca a las identidades étnicas. de lo "privado" (Schirmer. etnicidad. la manera e n que la identidad de mujer se construye por las en que particulares inserciones ocupacionales y de ingreso en el combatientes sandinistas difiere del modo en que éste proceso se mercado de trabajo. otras veces los referentes étnicos adquieren caso. con un régimen político y económico visualizado como opresor (Vi- miento" de las mujeres se refiere a ellas ante todo. y los alcances de ésta. lo permanente en el sujeto popular de mujer surge por lo tanto a través de las diferentes culturas de clase. cliffe. ~n la n:ied1da en sinos peruanos estudiadas por Sarah Radcliffe muestran poseer una qu~ e l Estado sintetiza una dominación que es a un mismo tiempo de identidad femenina específica. clase y otras. política en el tercero (Viezzer. El modo en que Domitila C húngara construye de complementación y contradicción. organismos no gubernamentales. la riqueza y la explotación consiste. o la confrontación centralidad. como la mediación de lo étnico en el segundo. La "cuestión indígena" en América por confesió n de parte y no por articulacionismo discursivo. . la identidad de género carece de un referente socioeco.

noce~ la magnitud de las transformaciones recientes y en curso de las La identidad del sujeto colectivo pueblo es heterogénea en sus relac_1ones. se subsume ahora en la multiformidad de Jo inserción en lo popular.-- Artículos 83 V. además desalariza a los trabajadores proletarizados -vale decir. cultural. etc. por partido. del mercado de trabajo formal al informal.ins titucionalizadas en el Estado. culturales. Por el modo de desarrollo capitalista de la los minifundistas son "microempresarics". entre lo proletario y lo popular. al respecto el editociaJ de fem 140 (<:>Ctubre 1994). p. popu lar. Es posible que algunas de las dificultades mundo de la pobreza y en su confrontación con la explotación y la de la nueva izquierda política latinoamericana para movilizar el voto opresión -si bien las manifestaciones de esa confrontación asumen de amplias mayorías populares exprese. asociadas a aquella posición: dinámico de constitución. s i c~s".consiste en producir una por lo obrero de la etapa anterior de acumulación y desarrollo. Jo!. el objetivo del poder -político. el carácter una amplia vaiiación-. en contraste con las experiencias de conducción de lo popular económico. 9 la "niñez" del estereotipo cultural difundido por los medios blemas de conceptualización errada. pero desalanzadas por un lado.. ( 1986). de trabajador perma- construcción y reconstrucción de _identidades en esas situaciones nent~ a estacional. Enyar:e los desaciertos políticos de las organizaciones parti- si algo que ver con la familia que constituye la enonne mayoría de la dan~s Y s md1cales de mucho de lo que convencionalmente puede población que se ubica en los niveles inferiores de ingreso. reconstitución y transformación de identi. étnico . discu1en la relación entre lo obrero y lo popular a partir de un C3Sf" 9 Cfr. . y dor: 1) productivo.'º identidad vaciada de conflictividad y de direccionalidad que sustituya Este contraste. son una fonna de expresión de esas complejas y Ja alianza del Estado con los grupos empresariales "de punta" relaciones en un escenario ve11igínosamente cambiante que. en el fondo. lanto como étnica y de género.. . Artículos T -.apropista". masificación dades debe ser visto en consecuencia como el resultado de la búsqueda Y aislamiento d~ los sujetos. a desco- las clases populares (Levinson-Estrada. sin embargo. Pero las especificidades del de comunicación se parece muy poco a la realidad de la in fancia de capitalis mo latinoamericano no deben llevar. ductivo fren~e al crecimiento vertiginoso de las masas proletarizadas tivo (por la heterogeneidad de sus ingredientes y por sus expresiones). 2) asalariado y 3) del mercado formal. de género. las estrategi_a s de sobrevivencia. . cn ~1 s de _los smd1catos y de otras formas organizativas. 3. degrada las condiciones JO Galín et al. concreto. sus aparatos y políticas. la _diferenciación clasista típica del capitalismo tuvo menor muerte se convierten en "grupos armados ilegales con motivación desenvolv1mento y se mantuvo mucho más entreverada con identida- política". Consideraciones final es de una relación directa con un fondo de reproducción. para los obstaculos que esto enge a la representación y articulación de las englobar a todos quienes participan como explotados y oprimidos en d_em~nd as y perspectivas de las nuevas y viejas masas.. Los ~ovimjentos sociales de amplia convocatoria popular que De esto se deriva que el sujeto clase no debe ser visto como el protagonizaron la dinámica social y política latinoamericana en las pasado de un presente popular. crec~entemente minoritario de Jos asalariados del sector formal pro- ga a referi rse a las "clases populares" como sujeto doblemente colec. ni tampoco la creciente ele mentos constitutivos.pero no revierte el proceso de pro letariz~ci ón: los cambios en las categorías ocupacio- Se concluye de la discusión de las secciones precedentes que la nales -<le obrero asalanado a "cuent.--. es mucho menos marcado en América a la q ue pote ncia el conflicto: los subempleados del sector informal y Latina que en Europa. hacia te~as nuevos o pl~teados de manera novedosa por el otro.. srnd1catos. escuadrones de la región. étnico. Lo "obrero" como expresión de lo de una perspectiva de explotación y opresión que fortalece la propia proletano salanzado. obedecen a estos pro- campo. El avance de la acumulación flexible déca~as recientes. y la ampliación de la agenda popular donde el concepto de clase abandona su referente estrecho al trabaja.101 ni nación que es de clase. y h omogén~a en su enmarcamiento en el mult1fonn1dad de lo popular. Al contrario.. La pluralidad de elementos constitulivos obli. cultural. de género . 82 . 1994). La pugna por la construcción de identidad tiene como des étnicas y regionales que en los países cuyas experiencias históricas referente posiciones diferenciadas de clase: la familia que el Estado part1culare5 fueron universalizadas como modelos o refe rentes "clá- publicita parte de un referente urbano de clase media que tiene poco.. cotidia- <. etc. o en el considerarse como izquierda latinoamericana. El proceso n~s •. por reacción. económico.s y las relaciones de poder -político.- e nfatiza una oposición a la opresión y explotación de las que e l Estado confmnan la _P?Sición "~struc~ural" del sujeto al mismo tiempo que es expresión directa o indirecta en cuanto contribuye a reproducir una alteran Y mod1f1can las d1mens10nes organizaLivas. que carecen de forzar a la reconfiguración de lo popular.

Ma rtínez sesgar la pro ble má tica que le es propia. The Crisis of Historical Materialism. Modemism a nd Postmoder- Movemems in Transirion Politics. S tanford University Press. Co. Class and Power in Brazil. des y los suje tos e n e l te rre no de la política como proceso de construc- Calde ró n. e n R oss J . Engendering Democracy in Brazil. G rijalbo. Strucrures of Power. Theories.( 1780) "Speech at the Guildhall in Bristol". " Diez tesis ace rca de . "Visión de la de mocrac ia y c ris is de l régime n". Pa lo A lto. Class and Class Conflic1 in Industrial Society. and Women 's Work. o parcializa rla.). Hegemony and Party. Selected La búsqueda de nuevas caracterizaciones que e xpresen mejor las writings and speeches of Edmund Burke. Lawrence Center for Afro-American Studies. Race. la opresió n y la -explotación. R. on Reform. Jo ( 1993) Out ofthe Shadows. Es ta ubicac ió n no invalida o tras perspectivas de análisis "Social Movements. ed. C ambrid- Urban Social Movemen. efectos que un e mplazamie nto erró neo de l tema puede te ne r para Cerroni . Madrid. (1982). J . Ra lph (1 959).. e n John Roernc r ed. Movements in Latín America. (1992). Ja acti vación de su compone nte popular -los habitantes deÍ Compa ny: Bosto n.( l 975) Marx y el derecho moderno. Strategy and Democracy. (1977) . Class and Civil Sociery. e n Escoba r y. P. Power and Popular Protes1 in latin Assies. Co. CEDLA: Amsterdam. América del Sur. Robert W. De S ierra. c ión de poder. Revolution múltiples dimen sione~ de lo popular ubica así el tema de las ide ntida- and War. Angeles . Sonia E. Eckste in. Geró nimo. Lourdes y S he lle y Fe ldrnan . Class. (1992). S iglo XXI. Women 's Eagle to n. Bibliografía Da hre ndorf. Londo n. A mhe rst: Unívers ity of M assachusetts Press. ( 1990). e n The g ue usualme nte se presenta com o "acti vación de Ja sociedad civil" es Writings and Speeches of Edmund Burke. . Mé xico. (Vilas. W ille m ( 1990) "On S truc ture d Moves and Movi ng Structures. Nueva Sociedad 128 (noviembre-diciembre) 50-61. Alejandro Piscite ll i y José Luis Rey na ( 1992) . Brown a nd ante todo.I. M e llamo Rigoberta M enchú y así me nació F ranco. Assies. Roca. ge: 14 1-16 1. Hoffma n y Paul Levack (eds. Mé xico .85 Burke. Artículos de vida de s~c Lores muy a mpl ios de la población más vulnerable. J. Jon (1986). New Left Review 152 (July/August) 60-73. Princeton University Press: nism".( 1792) "Letter to Sir He rcules La nd rishe. Democracia emergente en A arano witz. de:: hecho. Fernando. Knopf: Ne w York:494-498. (1989). Edi to ria l Trotta. Holmes Mem o ria l Lectu- re. 1901. !dentity. L os and Wis hart. Resistance and Poli tics Bilbao. eds . Barcelona. America: latin American Social M ovements. Um berto ( 1972). L ittle. México. Th e Making of Social Be ne ría. Princeton N. Samuc l ( 1982). "T hree cha lle nges to c lass". West. -. Fontaine. F isher. Octubre de 1994 Co he n. eds. University of Cal i- A n overview of theore tical perspectives on social movements". Escobar. Latin American Bureau: Londo n. Women. Edmund ( 1774) "Speech to the E lec tors of B ristol". Burgos . ibid 370-383. Pie rre-Michel. Westvie w Press: Boulder.muc ho más q ue la de los pro tagonistas del mundo del poder y la rique za . M ovements of Ressitance. mundo del empobrecimiento. Elste r. T erry (1 985). A lvarez. la conciencia. Economic Crises. la desestructuración in South America.. la libertad de los modernos. Arturo y Sonia Alvarez. Gerrit Bug wal y Ton Salma n.. de la clase obrera. ed . Fra nk. Unive rsity of California. compilado r ( 1994). An l ntroduction to the Theories of Analytical Marx ism . S usan . v iew Press: Boulde r. fornia P res s: Be rkeley & Los Angeles. Persisten/ Poverty. Burke 's Politics. Multilateralism and Demo- cracy. Cox. 2 :92-97 . Brown Univers ity : The John W . "Capitalism.ts in latin Ame rica. Centro de Investigacio nes Interdisci plina rias en Praeger: New Yo rk. (1985). Unequal Burden. .. Andrés ( 1993).. 9-98. Lo Artículos . UNAM. pero llama la atención sobre Jos y A lvarez 1992: 19-36. Obreros y ciudadanos. Bloo mfield . Jon. Elizabe th ( 1985). J 993a).". André G under y Marta Fuentes ( 1989). Alfred A. Ca m br idge U ni ve rs ity Press.. En W. M . H uma nidades. ( J992). Pro víde nce. Actors. vol. Expecta tio ns". Clobalization. S .. saca provecho de e llas. ed. Carlos ( 1993).

"Race.. Oxford Crítica: Barcelona. . Patiño Tovar. "Las mujeres organizadas y la escena (coord. Latin American Research Review 29 (3) 7-35 . Hobsbawm.. and Development in Brnzil " . mientos sociales en México. Science & Society 58 (!) 34-52. "Rethinking the «Base-and Superstructure» Me. Estudios históricos Nun. Harvey.. Patrinos. Oxford. realidad peruana. Street Children and the Family Wage Eco- (May/June) 40-82.. Columbia University. Verso: London. ldeology and Power in thc Age of Lenin in (octubre-diciembre) 2 1-43. The Condition of Postmodernity. Verso. ciplinarias en Humanidades. José ( 1967). Verso: London. (1994). "Philosophical Foundalions of Analyti. Levinson-Estrada. Madrid. "La democracia y la modernización. Lima. treinta años left Review 173 (January-Febmary) 69-74.(1985).. 33-37. Peggy A. New York. -. Asalariados y Laclau. Grarnsci. Centro de Investi- pública e n Lima". or the Cultural Logic of 393. Deborah (1994). Staying at Home and Leaving Geras. Eisa ( 1990).(1991). ed. ed. "M onopolios de filantropía: el caso de las llama. Maríategui.(1989) "Farewell lo the Classic Labour Movement?". S tuart (1 977). "Gender and the Rise and Fall of C lass Poli tics". Siete ensayos de interpretación de la New Left Review 175 (May/June) 19-47. Anto ni o ( 1977). Lovell. --------• Artículos 87 los movimientos sociales". of Being Indigenous in Bolivia. Divided Socieries. David ( 1989). Fondo de Cultura Popular. En Enrique de la Garza Toledo Grompone.. . Ox. Harry Anthony y George Psacharopoulos ( 1993)... Hall.. (July/August) 3 1-45. Ed itorial Yéliz.. An Empirica1 Anal ysis of Educa- Laclau. Instituto de Estudios Penianos. en Sergio Zermeño y Aure lio Cuevas (coords. "Post-Marxism Without Apologies".106. Basil Blackwell Ltd. Centro de Investigaciones Interdis- Kruijt. Puebla". "The Concepl of Class in Marxist Theory and Miliband. Dirk ( 1992). . to Laclau and Mouffe''.). Eric (1987). An Enquiry Marx. Editori Riuoiti . New Left Review 176 (July-August) 53-93. En Bloomfield. en Claudio sobre la formación y evolución de la clase obrera. The Politics of Conformity in Latín America. Galin. Las sandinistas. New . hirgen (1981). "The Cost Polémica 16 (2ª época) enero-abril.72. Elizabet:h (1980). Hegemony and Socialist clases populares en Lima. Te/os 49 (Fall) México. New Left Review 175 Editorial Sistema. "New Social Movements". El mundo del trabajo. Ernesto y Chanta! Mouffe (1985). en De Sierra (1994) 229-258. "Postmodemism. Class Struggle in Contem- Marxist Politics".. Amauta: Lima. México. · Strategy. porary Capitalism. En De Sierra (1994) view J66 (November/December) 79. Gender.roker. New Le. García Delgado.( 1988) "Ex-Marxis m Without Substance: Being a Real Reply multicopiado. eds. Uoiversity Press. "Las transform aciones del empresariado como ra. Partidos políticos y nuevos movimientos sociales. . Meiksins Wood ( 1986). e n Arthur y tional Attainments and Outcomes" . Romeo (1994). Nicaragua: La mujer en la revolución.. Ralph ( 1989). .. 95. Bulletin of Latín American Research 12 (3) September :293-309.-. The Retreat from Class.(1987). sujeto en la década de los ochenla". Frederic ( 1984). Movi- cal Marxism". Hindess. UNAM/Porrúa: Habermas.. London: 11 5.).. Offe. "La intervención patronal en la escena de Kirkpatrick. . London. Maier. Karl (1852).ft Review 163 Home: Youth Gangs. Ernesto ( l 991). gaciones Interdisciplinarias en Humanidades. Department of History. Ju lio Carrión y Osear Castillo (1986). "The Impossibility of Society". . El Dieciocho Brumario de Luis Bonaparte. Claus ( 1988). José Carlos (1977). 375- Jameson. "Argentina: De la movilización de .ft Re- masas a los nuevos movimientos sociales". Roma. -· Artículos .( 1989) "Marx ism and Postmodemism". Ruins. Harl. 41-47. Pedro. Luna.-. torial Progreso: Moscú. Revista Mexicana de ~:ociología 4/89 Marjoríe K. taphor". Graeme (1994). . das «Organizaciones No Gubernamentales» en América Latina". Edi- into the Origins of Cultural Change.( 1990) Discourses of Extremity.107. en Bloomfíeld. Desarrollo Económico 123 (octubre-diciembre). New York:24-27. UNAM. ed. Gli intelettuali e laformazíone della cultu.146. "The Middle-Class Military Coup". Barry ( 1977). St..-. 86 . después". nomy. Norman ( 1987). Late Capitalism" . México. New Left Review 169 (May/June) 34-6 1. s/f. "Post-Marxism?". Clarendon Press. Nicky ( 1989). Daniel ( 1994). Fondo de Cultura Popular.. New Le. 181-205. ford. Martin 's Press. Matilde (1992). Crisis y sujetos sociales en México.

. Nicaragua. Ryan. Latin American Perspectives 81 (Spring) y 82 (Sum- mer). NACLA Reporr on rhe proletariado rural e n El Salvador?". . Pe rflles de la revolución sandinista. Socialism and Dem. Alianza Touraine. Moema (1978). "Multiples Identities and Negotiation o ver Van Parijs. Marxism ancl Deconstruction: A Critica[ Arti. S later. of Conscio usness. de Francisco. S iglo XXI . Sara H . "Una revolución en Ja teoría de las Gender: Female Peasant U nion Leaders in Perú". Solares. in Brazil". Sao Movements in the Third World. Thompson.. Press: Austin.( 1990).Lin America.144. en Fontaine. 1985:42-55 i' . Sig lo XXI . i ting Marxism. Americas XXVII (2) September-October:38-42. Ed. Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Hu- Harper y Row. Back to the "Dangerous Classes"? Capitalist Res- Schinner.rin America. Rosenau.ed. «Si me permiten hablar. Radc liffe. Jen nifer ( 1993). eds. "¿ Mo vimiento campesino o lucha del . Carl os M. Edito. Estado. En Radcliffe & · Westwood (eds) ¡ 1 34. Reconsrruc- Occident: Latín America in an lntemational Context''. . S il va. estado y etnicidad en la Costa Atlántica de ri al Crítica: Barcelona. Ma- Radcliffc. Michae l ( 1982). Revista Mexicana de Harvard Un iversity Press.. . Viezzer. . New York.ocracy. 30-64. 89 Przeworski. Philippe ( 1993).( l 993b). Nicaragua". Estudios Sociales Centroa. México. "The Hour of Civil Society". Sociología 3/84 Uulio-setiembre) 185-209. eds.. Alain ( 1994). en J.. ¡ Paulo.-.tin clases". ed .( l 993a). ( 1993). la. México. Buenos Aires.. 1950-1990. (1989).( l 984b). ILAIS Papers on Latín Arnerica (Spring) # 1 gua Widows of Guatemala". Vintage Books: New York. University of Texa-. The Comadres of El Salvador and the Conavi. Rude. "The Seeking of Truth and the Gendering rructuring. Capiralismo y socialdemocracia.( 1994). México. Urban. Estado y nación.(1992). Fondo de Cultura Económica. Jorge. 1e111poráneas de las clases sociales. The Debate on Classes. A General Theory of Exploitation and Class. ( 1963). Fondo de Cultura Universidad: Madrid . estados y revoluciones: Centroamérica Schumpeter.. Qual democracia ?. Todas estamos despiertas. Verso: London. Greg y Joel Scherzer. Princeton Uni vcrsity Press.. Col umbia University. la mujer nicaragüense hoy. Joseph (1 950). rican Perspectives 8 1 (Spring) 11-37. Rouletdge: London . Revuelta popular y conciencia de clase. Andrew Levine y Elliot Sober ( 1992).. mericanos 25 (enero-abril) 125. Testimonios de Domilila. John ( 1982). les (En tomo a la Revolución Sandinista)". 1 Schuurman. Carabaña y A. l Verso: London. Mercado. George ( 1981 ). comps. "Viva". ( 1990). Sara H. --. "Updating the Cost of Not Being White ! Wri ght. and Popular Pro test in La. Women clrid: 187-227. y Sally Westwood. Vi las. Princeton NJ. State Reformand the Working Class in la. Capitalism. Classes. David ( l 994a). de las Américas: Bue nos Aires/La Habana. . Francisco (J992).. Johns Hopkins University Press. Erik Olin. Frans y T on van Naerssen..-.tin America. Editorial Pablo Iglesias. Margaret ( 1980). Essays on Explanation and the Theory of Hiscory. Samaniego. "Power and Social Movements in the Other 1 Wright.ed.. ». Pauline M arie ( 1992). Teorías co11- American Research 9 (3) 229-247 . Crítica de la modernidad. New York.tiAme. Bulletin ofla. (199 1). Social Movements and Political Change in la. Erick Olin ( 1985). Nation-States and Jndians in Latin America. "Insurgencia popular y revoluciones soc ia- Roerner. Nueva Antropología 38:21 -43 . Urban Social 1 Weffort. ( l 984a). "Clase. LEO ASNCasa Sciences. Nelson do Valle ( 1985). (1993). FLACSO/Fundación Friedrich Ebcn: Ciudad de Guatemala. ed . ... The Making of the English Working Class. Económica..s demandas de los grupos étnicos en Guatemala. Testimoniu de Randa ll . clase y etnicidad: La Costa Atlántica de culalion. 88 Artículos Artículos . Routledgc: London. ( l 994b). manidades. Cambridge MA. . la.-. Carlos (1 980). Posc-Modernism and the Social . Adam ( 1985). Verso: London. una mujer de Las minas de Bolivia.. UNAM: México. Baltimore. . Schwarcz. eds. Edwa:-d P. ( l 989).