Finanzas a corto plazo

Sebastian Garrido Aguilera

Finanzas

Instituto IACC

23-07-2017
Desarrollo
INSTRUCCIONES:
Compare y contraste los conceptos de utilidad contable y flujo de efectivo mencionando
claramente y con sus propias palabras la diferencia entre ambos conceptos

Para comparar u/o contrastar ambos términos utilidad contable y flujo efectivo, debemos
explicar de manera inicial que son estados financieros, conceptos que son utilizados
ampliamente en contabilidad, los cuales representan condiciones financieras en las que se
encuentra una empresa, dentro de un tiempo determinado. Estos estados en los que se
encuentra nuestra empresa se transforma en información que nos sirve para hacer nuevos
negocios e inversiones a futuro o saber en qué lugar se encontrara nuestro negocio o empresa
a futuro.
Para saber diferenciar estos estados financieros podemos describir cada uno de ellos de la
siguiente manera.
Utilidad contable: Es el estado de los resultados, en el cual se ven reflejados o deben ser
indicados la rentabilidad que se obtiene en la empresa como tal. Estos estados son el reflejo de
resultados obtenidos en un tiempo determinado, ya sea mensual, trimestral, semestral, etc.
El flujo efectivo: Movimiento de dinero que es incorporado a la empresa o el flujo de dinero
que ingresa a la empresa, dentro de un periodo de tiempo determinado, el cual se es reflejado
según el efectivo asociado en todas las diligencias de dinero o económicas que son efectuadas
por la organización.

El contraste principal entre flujo efectivo y utilidad contable puedo mencionar lo siguiente:
Utilidad contable = Rentabilidad
La utilidad contable o financiera puede referirse al beneficio que se obtiene comparado con los
recursos propios invertidos para obtener esos beneficios.
Flujo efectivo = Liquidez
Mientras que el flujo efectivo se refiere a la cualidad de los activos para ser convertidos en
dinero efectivo de forma inmediata sin pérdida significativa de su valor.
Como concepto general puedo describir que, la utilidad contable va dirigida a indicarnos qué
resultados conseguirá la empresa después de realizar actividades comerciales determinadas.
Esto se determina revisando los montos que se consiguen en un tiempo contable definido. Lo
que se considera en esta observación, es revisar la totalidad de ventas generadas, aunque estas
hayan sido canceladas o no. Debemos estimar también en este concepto, todos los ingresos
generados, como también los gastos en los que se incurrieron dentro del periodo, además de
los costos comprometidos entre todos los distintos procesos productivos que están dentro de
la empresa. En definitiva la utilidad contable nos muestra e identifica a que nos debemos
enfrentar, si es a utilidades o pérdidas en cada uno de los periodos contables comparados.

Las utilidades se generan a partir de alguno de los siguientes estados financieros
1. Costos de ventas
2. Ventas netas
3. Gastos de administración
La siguiente es la fórmula para describir lo que es una utilidad Ingresos
Gastos = utilidades (perdidas)

En cambio, en la otra vereda en donde se encuentra el flujo efectivo, puedo mencionar o
describir que este flujo está relacionado directamente con el efectivo circulante, puesto que
este estado contable solo tiene en cuenta las ventas que ya fueron cobradas, convirtiéndose en
efectivo para la empresa, como también considerar los gastos generados, gastos que sean
cancelados en dinero efectivo. Todos estos flujos efectivos nos sirven para elaborar
presupuestos para saber si se debe aportar más dinero a la organización.
La siguiente es la fórmula simplifica lo que se entiende como flujo efectivo
Activos totales = Pasivos totales + Capital contable
Algunas diferencias son:
Las ventas a crédito representan ingresos contables aunque no se haya recibido el efectivo,
igualmente existen costos y gastos que no implican salidas de efectivo como por ejemplo:
amortización, provisión, depreciación, agotamiento, impuesto sobre la renta, ICA y las
erogaciones estimadas; con estos ejemplos podemos ver que en general la utilidad reflejada en
el estado de resultado no siempre la encontraremos de manera disponible en efectivo.
Es decir la utilidad contable y el flujo de efectivo nos muestran claramente una diferencia
cuando hablamos que el estado de resultados contiene partidas sin salida de efectivo, entre las
cuales la más importante es la depreciación. Esto lo podemos ver cuando en una empresa de
transporte se compra un camión al contado y su depreciación es a siete años.
Otros ejemplos que nos muestran diferencias entre la utilidad contable y el flujo de efectivo son
los siguientes factores que nos muestran como la compra o adquisición de activos (aumentos),
pago o liquidación de pasivos (disminuciones) y distribución de dividendos o participaciones
(disminución patrimonio) pueden incidir en que la utilidad contable no esté disponible en
efectivo