INGREDIENTES

150gramos de manteca
150gramos de azúcar (3/4 taza)
4 huevos
150gramos de harina (120gramos más dos cucharadas al ras)
Pizca de sal fina
La ralladura de un limón

Rinde: 33-36 unidades

PREPARACION
Consejos importantes antes de realizarla. Es una masa de consistencia más bien líquida y una vez
realizada conviene llenar los moldes de madeleine previamente enmantecados y llevarlos a la
heladera para que la masa enfríe bien. Los moldes tienen forma de ostras (shelf) que le dan
apariencia de un molusco. Al ponerlos en el horno el contraste de temperatura (lo frío de la masa y
el calor del horno) hará que se cocine rápidamente los bordes y que el resto al cocinarse levante un
poco y forme una loma adquiriendo la forma clásica de las magdalenas.

Preparación. Cernir dos veces la harina con la sal y reservar.
Aparte, fundir la manteca y dejar sobre fuego suave hasta que oscurezca y tome un ligero color
avellana.
Batir los huevos con el azúcar hasta que estén espesos y de color claro lo que se llama punto letra.

Retirar de la batidora y agregarle la ralladura de limón y la manteca fundida.
Mezclar suavemente e incorporar la harina en forma envolvente con ayuda de una espátula y
siempre de los bordes hacia el centro.

Verter en los moldes de madeleine sin llenarlos del todo y dejarlos una o dos horas en heladera o
hasta que enfríe bien la masa.
Cocinarlos en un horno precalentado 180º durante 12 minutos aproximadamente.
Deben estar cocidas pero no doradas. Al retirarlas se desmoldan con cuidado y se espolvorean con
azúcar impalpable.