Arch Linux

:
Ahora veremos como instalar Arch Linux, en esta ocasión lo vamos a instalar por una máquina virtual ya que por
falta de recursos en nuestra pc no podemos particionar nuestro disco duro.

Lo que vamos a necesitar es:

-Una máquina virtual (Virtual Box).
-La imagen ISO de Arch Linux.
-Nuestro disco duro con al menos 60 a 100 gb disponibles.

Bueno para empezar ya debemos de tener precargada la imagen ISO de arch en nuestra máquina virtual, una vez
que ya esta cargada nos aparece este menú en el cual le damos en la primera opción.
Después de que damos clic en la primera opción se muestran las siguientes opciones en un segundo menú
desplegable;

Esta pantalla que se muestra tiene aspectos parecidos a los que aparecen en un programa básico de c++ y solo
tecleamos el número 1 y le damos enter y así nos despliega este segundo menú que vemos en la imagen.
En esta pantalla se muestran los diferentes idiomas con los que se puede completar la instalación, en este caso
se selecciona Espanish(Español). Después de haber seleccionado el idioma damos clic en OK.
Como siguiente paso se muestra la siguiente pantalla en la que se da la bienvenida al instalador de Arch Linux y
nos presenta la opción de continuar con la instalación (damos clic en sí).
Después seleccionamos el código del país y no nos aparece la opción de México y el lugar más cercano en
Latinoamérica es Chile, por eso elegimos esta opción.
Después esperamos un momento a que se realice el siguiente proceso.
En esta pantalla lo que se hace es seleccionar el idioma del teclado, y se elige la opción de Español.
Selección del país en el que nos encontramos, en este caso México.
Esta es la pantalla en la que elegimos la zona horaria:
Después de elegir la zona horaria se despliega otra pantalla para elegir la subzona horaria, en este caso se
escoge general y clic en OK.
Seleccionamos el tipo de partición que se hará en el disco, en este caso elegimos “Auto particionar el disco”.
En esta pantalla elegimos el sistema de ficheros, por defecto se selecciona ext4 y lo dejamos así ya que esta
opción es capaz de trabajar con 16 TiB.
En esta pantalla decidimos si se quiere crear un espacio SWAP, automáticamente el espacio que se muestra de la
memoria virtual es mayor a la que tiene el ordenador por defecto.
Negamos que se hagan particiones GPT.
En esta parte seleccionamos la interfaz de Shell elegimos la zsh ya que es considerada como la más completa es
lo más cercano que existe en abarcar un superconjunto de sh, ash, bas, csh, ksh, csh, ksh, y tcsh.
En esta parte lo seleccionamos si tenemos conexión por cable o ya en su defecto por wi-fi.
Seleccionamos networkManager, esta es la opción predeterminada.
En esta pantalla se habilita DHCP en el arranque del sistema, este es un protocolo que permite que un equipo
conectado a una red pueda obtener su configuración (principalmente, su configuración de red) en forma dinámica
(es decir, sin una intervención especial). Solo tienes que especificarle al equipo, mediante DHCP, que encuentre
una dirección IP de manera independiente. El objetivo principal es simplificar la administración de la red.
Ya que el equipo se encuentra conectado a una red wi-fi seleccionamos esa opción.
Incluimos el soporte para las conexiones PPPoE esto significa “Protocolo de Punto a Punto sobre Ethernet”, e
implementa una capa IP sobre dos puertos Ethernet, dando la posibilidad de transferir paquetes de datos entre
los dispositivos que estén conectados.
Primero instalamos os-prober

Os-prober es una de las características del instalador es que puede sondear discos en el sistema para otros
sistemas operativos y agregarlos al cargador de arranque, de modo que la instalación de Debian no hace que su
otro sistema operativo sea difícil de arrancar.
Seguimos los siguientes pasos
Esperamos a que se instalen todos los programas
Añadimos los programas que esperan ser instalados
Esta pantalla muestra el proceso de la instalación de Arch Linux y también nos muestra el tamaño de la descarga
Asignamos una contraseña al usuario