Desde la creación de las primeras civilizaciones, el hombre ha intentado sacar

provecho optado por someter a la población que considere inferior o diferente,
hasta el punto de crear una clasificación dependiendo del color de piel, de donde
se provenga, de creencias, sexo, etc. lo cual era aceptado abiertamente hace
siglos. El sometimiento era tal que quienes eran las victimas solo podrían
clasificarse como seres inferiores sin derecho a opinión, su misión era servir a
quien estuviera un peldaño adelante, quien tuviera el poder. Hoy en día, se
repudian dichos actos de racismo debido a que los Derechos Humanos no hacen
distinción de sexo, raza, creencias, etc.
Específicamente en Colombia, en la época colonial ciertas acciones marcaron la
historia que hoy en día se definen como aberrantes y absurdas. En aquella época
la población de piel negra –negritudes- se les sometían a duras y arduas labores
y se les denominaba “esclavos”, quienes se encargan de actividades agrícolas y
hogareñas, y además no recibían remuneración alguna, tratados de formas
inhumanas y desgarradoras, es decir eran los recursos que proveían progreso y
bienestar a sus “dueños” o “amos”, ya que tristemente la historia ha mostrado
que dichas personas pertenecían a quienes los adquiriera, haciendo sus vidas
miserables.
Con el paso del tiempo debido a que eran menos los que aceptaban dicho
comportamiento en contra de una población tan desfavorecida y la misma
comprendió que a sus futuras generaciones también les esperaría una vida igual,
con maltratos e innumerables abusos, se decide emprender una lucha en busca
de su propia libertad, donde no importe su color de piel y no haya injusticia en
contra de dicha población. Es la historia de muchas poblaciones sometidas a las
que hoy en día se les congratula su logro de independencia. Y a pesar de que
aún existen ciertas clasificaciones, se ha intentado que el auge del racismo
desaparezca paulatinamente.
Ahora bien, también han existido actos de racismo en contra de la mujer, a quien
se le consideraba un ser débil, sin capacidad de opinar. Varias décadas atrás
solo el hombre podía recibir ciertos beneficios, derechos que eran negados
injustamente a la mujer, tales como: Derecho a la educación, Derecho a votar,
Derecho a libre expresión, entre otros. Es decir, la mujer solo era vista como un
medio de reproducción. Lo cual, en el transcurso de los años ha ido cambiando
debido a la lucha de muchas mujeres que han demostrado ser iguales en todos
los aspectos al hombre. Hoy en día existen movimientos que denuncian en la
actualidad actos retrógrados oprimiendo los derechos de la mujer.
Si bien es cierto, los actos de racismo no son bien vistos en la actualidad aún
existen ciertos casos donde muchas personas son juzgadas por su color de piel,
tendencias sexuales, o el lugar de donde provienen, como es el caso que se está
viviendo en la actualidad en la potencia mundial, Estados Unidos de América,
debido estúpida y paradójicamente a la ideología de su actual presidente Donald
Trump, quien en su campaña insistió en el perjuicio y deterioro social, político y

económico que causaban los extranjeros en el país. Lo que solo ha causado más casos de racismo en dicho país. señalando principalmente a América Latina. .