Pedagogía => Educación (es el objeto de la Pedagogía

)

La palabra proviene del griego παιδαγωγέω (paidagōgeō); en el cual παῖς (gen. παιδός paidós)
significa "niño" y άγω (ágō) significa "guía", o sea "dirigir al niño". En la antigua Grecia el pedagogo
era el esclavo encargado de acompañar al niño hasta la Palestra o didaskaleía.

La diferencia entre la historia de la educación y la pedagogía, radica en que la primera apareció
como acción espontánea y natural, surgiendo después el carácter intencional y sistemático que le da
la pedagogía a la educación.

Mientras que según estimaciones a mediados del siglo XVIII sólo el 1% de la población sabía leer y
escribir, la situación era diferente en la Grecia clásica. Si bien no se dispone de estadísticas
confiables, se sabe que una importante proporción del ciudadano medio en el siglo IV manejaba la
lectura y la escritura en cierto grado.1 Si bien difícilmente pueda considerarse que el ateniense
constituía un sistema pedagógico de la manera que los concebimos en la actualidad, sin dudas
puede al menos pensarse el mismo como precursor de estos. Pueden apreciarse tres características

1
Las fuentes arqueológicas, susceptibles de estudio y análisis, comprenden un vasto conjunto de restos
cerámicos de diverso carácter. En primer lugar, grafitos y óstraka son válidos para realizar la reconstrucción de
los niveles de alfabetización de la población griega. Revelan en qué medida estaba generalizado el hábito de la
escritura. Por otra parte, son numerosos los restos de cerámica pintada que muestran escenas, detalladas, de
la actividad pedagógica de los niños y niñas, así como momentos de su infancia y su adolescencia, siendo
fundamentales para analizar los hábitos y las costumbres existentes entre los grupos sociales de la población.