Discusión Literaria en contexto vulnerable

Es interesante comenzar esta reflexión proponiendo tres preguntas
que a mi parecer y en concordancia con los artículos comentados al
respecto, son importantes para organizar y/o promover la discusión
literaria en contextos vulnerables y con jóvenes reticentes a la lectura,
como con los que trabajo a diario.

¿Qué leer?

Para comenzar a pensar en el tipo de discusión que quería promover me
vi en la encrucijada de qué libro proponer, pues los estudiantes con
quienes trabajo tienen problemas con su lectura en voz alta (lectura
fluida) y lamentablemente no tienen interés en la lectura ni en nada que
tenga que ver con ello, por lo general además son niños con problemas
de conducta y con bajas calificaciones, “lectores débiles” como los
describe Manresa (2011), con la excepción que en este caso en
particular ello no se interesan ni en cómics ni otro tipo de literatura. Por
lo tanto, lo que quise proponerles es un vistazo rápido al libro álbum, y
para ello seleccioné dos libros que ya conozco y que además tenía
disponibles para trabajar, estos son Voces en el parque de Anthony
Brown y En el zoo de Suzy Lee.

Si bien es cierto era una propuesta un poco compleja, quería saber en la
práctica que tanto les interesaría y cómo reaccionarían a un texto no
convencional.

¿Para quién?

Como ya había comentado trabajo con un grupo de estudiantes desde 8°
básico a segundo medio, por cada curso hay al menos 5 jóvenes que
necesitan un apoyo para mejorar su lectura en voz alta, hay que
entender que la mayoría viene de escuelas rurales en donde no se
ejercita con regularidad esta habilidad. Si buscamos razones puedo
valerme de la apreciación que realiza Margallo 1 al establecer una
relación de causa/efecto entre “una práctica escasa de la lectura y un
dominio precario de las habilidades lectoras” con un fuerte impacto en la
relación que se establece en enseñanza media con las lecturas

1 Margallo, A.M.(2012)El reto de elaborar un corpus para la formación literaria de
adolescentes reticentes a la lectura. AILIJ 10, p.69-85.

pero por las fechas (simce.obligatorias y sus evaluaciones estandarizadas. Para esta ocasión pensaba trabajar con segundo medio. salidas a terreno) no pude. ¿Para qué? La finalidad que elegí era simplemente presentar una alternativa a la lectura tradicional que no conocían. lo que genera en el estudiante un rechazo inmediato. quería además que entendieran las diferentes alternativas de interpretación que ofrecen y tratar de incentivar la conversación en torno al libro y sus particularidades. por lo que tuve que intentarlo con estudiantes de primero medio y con el grupo de 8° básico. En la práctica El primer intento .