You are on page 1of 1

El discurso como acto comunicativo ha sido usado desde tiempos remotos como la antigua Grecia

,
y con diferentes fines, como política, religión, cultura, ciencia y hasta personales.

El arte de la persuasión, básicamente se usa para convencer al oyente por medio de una
preparación lógica, con coherencia y una temática segura del discurso oran para que crean o
hagan lo que se les dice.

A través de la historia el discurso oral se ha utilizado por grandes pensadores como Demóstenes,
quien usaba sus grandes habilidades de orador en contra de los reyes macedonios, Descartes con
su “Discurso del Método”, que ilustraba los preceptos del método filosófico y ni mucho menos
importante como gran orador inherente a nuestra historia latinoamericana, Bolívar en el “Discurso
de Angostura, con el cual causo el nacimiento de la Gran Colombia.

Por medio de los trabajos de estas figuras mencionadas, se dieron las pautas para la estructura del
tema que se desea proponer.

Un discurso, nos presenta circunstancias sociales, emocionales y culturales con una gran
significación que rodea el acto oratorio, por lo que no se necesita ser muy explícito en este; como
ejemplo tenesmos que Bolívar expresa:”Al contemplar la reunión de esta inmensa comarca”…él no
menciona a que comarca hace referencia, porque es inherente y de conocimiento en general.

Pasando al campo educativo, el discurso oral para el estudiante es muy cómodo, ya que puede
realizarse con cierto grado de espontaneidad, y el surgimiento de nuevas ideas según el contexto,
da cabida a que los oyentes realicen interrupciones, las que permiten que el orador obtenga
nuevas ideas de su discurso según el contexto.

Un buen orador debe poder inferir, al realizar una mirada sobre el público, si este está
entendiéndolo, lo que le indica, si puede continuar o por lo contrario recapitular conceptos o
reafirmar alguna idea.

El acto comunicativo a su vez también es realizado por medio de lo que se conoce como discurso
escrito, el cual consistente en códigos formados de oraciones relacionadas temáticamente con un
fin comunicativo.

El estudiando durante sus estudios, pone en práctica este en muchas ocasiones, pero es normal
encontrar en ocasiones como mala ortografía, reacción o acentuación, estas inciden en que se
pierda la coherencia y la cohesión por lo que es necesario darle un buen manejo a los recursos de
estilo, forma, fondo, descripción y narración.

Del a misma manera se expresan opiniones por medio del ensayo, el cual también es un texto
escrito para este fin, sobre cierto tema de interés.

En el ensayo es una forma de expresar preocupaciones personales y no hay un estilo único. Le da
la libertad al autor para desarrollarlo y cultivarlos como quiera. De una forma formal o informal.
Distendido o coloquial o lirico. Y en ocasiones tomar forma epistolar.