You are on page 1of 5

Entre la muerte

inevitable y la
búsqueda de la
inmortalidad
Jordi Sans-Sabrafen
Servei d’Hematologia. Hospital del Mar. IMAS. Barcelona. España.

L os profesionales de la medicina vivimos los comienzos del
nuevo siglo con la sensación de que, mientras contamos ya
con potentes recursos que nos permiten combatir muchas enfer-
medades, se están abriendo nuevos y esperanzadores caminos
que no sólo pueden llegar a desvirtuar procederes que ahora
consideramos plenamente consolidados, sino que cabe que nos
introduzcan y sitúen en formas de praxis sensiblemente distintas
de las actuales. Impresiona el posible alcance que la moderna
tecnología pueda tener sobre la salud de las personas, sobre la
prevención y cura de sus enfermedades, sobre la prolongación
del período de bienestar de la gente mayor y la correspondiente
reducción de la fase precaria del proceso de envejecimiento y so-
bre la prolongación progresiva de la duración de la vida. Los más
osados se atreven incluso a anunciar la posibilidad de alcanzar la
inmortalidad, pretensión que constituye el reto más expresivo de
la arrogancia de los conocimientos humanos frente a los princi-
pios biológicos que continúan presidiendo las leyes de la natura-
leza y de la vida. Con todo, es evidente que el ser humano cono-
ce cada vez mejor la biología de la vida hasta el punto de ser ca-
paz de manipularla genéticamente. Puede generar nueva vida en
una probeta, puede intervenir en diversas formas de reproduc-
ción, puede obtener células de diversos órganos a partir de em-
briones y aun puede conseguir asexuadamente el nacimiento de
nuevos seres a partir de la clonación. Entretanto va descifrando
los enigmas que le permitirán conocer la base genética de mu- Las edades y la muerte, de Baldung Grien.
chas enfermedades, que diagnosticará, así, por procederes de ge-
nética molecular más precoces y precisos que los que utiliza la La sociedad llega a creer que la tecnología
medicina actual, a la vez que irá disponiendo de recursos tera- puede solucionar todos sus problemas de
péuticos, también más certeros, que interferirán el desencadena-
miento íntimo y recóndito de numerosos procesos. Pero es que, salud y, cuando se habla de demorar o evitar
además, las actuales generaciones de médicos y biólogos están la muerte, no le parece ya una utopía más o
viviendo las emociones de una nueva época al poder contemplar
y manipular materialmente las estructuras moleculares que inte-
menos absurda e inalcanzable.
gran la maravillosa máquina humana. Y no olvidemos con ello
que todos los seres vivos, incluidos los vegetales, compartimos
designios del ADN y que todos también poseemos los mismos
átomos que las estrellas. El ser humano llega así a creer que sus
conocimientos científicos y tecnológicos están ya desbordando
los límites naturales que le han distanciado hasta ahora del poder

Artículo publicado en Med Clín (Bar) 2002; 119(3):99-102.

18 JANO EXTRA NOVIEMBRE 2003. VOL. LXV N.º 1.495 (1464)

efectuado sobre 90. sino que es la en numerosos aspectos de gran interés diagnóstico y terapéutico. naturaleza la que experimenta con nosotros”. y que tienen un importante que constan de genes o de fragmentos de ADNc de secuencia impacto en la salud de la población adulta. hay que tener muy presente que las en. hemofilia mediante la implantación. detalles. te importantes los polimorfismos del gen que codifica la enzima CYP2D6 (citocromo P4502D6). Precisa- te neuroquirúrgico en el Hospital Clínic de Barcelona. ya que el número de tural de las enfermedades cuando ya se han iniciado. en septiembre de 2001. porque. Los SNP. tanto en la disposición a enfermar como en la evolución na. mientras que otros se en- rar o evitar la muerte. cuando se habla de demo. en la ciudad de Estrasburgo1. a pesar de que Por otra parte. que aporten un beneficio terapéutico. reconocen los genes que se están enfermedades neoplásicas. que. en ciertas mentes se está ges. dispuestos sobre una superficie y a través del esencial. un 5.7% de los pa- fermedades hereditarias monogénicas. ejemplo cabe referir la reciente publicación del tratamiento de la lizaciones es claramente inferior a la de los factores ambientales. 0. A este respecto. incluso en el caso de los gemelos monocigotos. eviden- tudio. En el caso concreto de las neoplasias. la diabetes mellitus. al aparearse también con las secuencias problema. no individualizada. a tados.3.) o bien en las diferentes respuestas indi- oportunas para que un pequeño robot pueda operar a un pacien. dios muy asequibles que nos permiten obtener información cada alerta de que con el conocimiento exclusivo del mapa genético vez más precisa y documentada no sólo sobre los genes que in- no superaremos los escollos que nos presentan estas enfermeda. basada en la utilización de moléculas portadoras de cia. la coin. Las 7. que permitirá. sino también sobre las razones de las diferentes respuestas indi- cidencia para las localizaciones más frecuentes no alcanza el viduales a la administración de medicamentos. que son las que se benefi. Las variantes que se producen se titución de tejidos y órganos por nuevos tejidos o por prótesis ar. cardiopatías. en realidad más complejo que el genoma. existan dos individuos idénticos.º 1.000 km de distancia. en en la susceptibilidad a presentar determinadas enfermedades el puerto de Palma de Mallorca un neurocirujano da las órdenes (cáncer. y en relación con este último aspecto. cionar todos sus problemas de salud y. se está desarrollan- pocos meses.000 gemelos de Sue. la cardiopatía coronaria. de la cual se conocen más de 40 Los conocimientos y sus implicaciones isoenzimas que influyen en la metabolización de medicamentos En el contexto del espectacular esfuerzo que se está llevando a pertenecientes a muy diversos grupos químicos7. explicarse por qué determinados pacientes deprimidos necesitan nas. cada vez con mayor precisión y profundidad. diferen- Y con todo ello es lógico que nos preguntemos dónde estamos cias individuales de los genes que codifican el metabolismo de los y hacia dónde vamos. variaciones individuales de SPN condicionan. raleza de muchos de estos procesos. sición proteica de las células y que se conoce con la denomina- mos aún lejos de poder interferir. en la 109 Shattuck Lectu. deben a cambios en la secuencia de uno o pocos nucleótidos y se tificiales. lo cual determina que no asumiendo como un triunfo la cultura de los trasplantes y la sus. es a la vez evidente que el Cada tipo celular expresa un modelo diferente de composición 20 JANO EXTRA NOVIEMBRE 2003. afinidad por sus necesidades de la práctica diaria. la confección de tratamientos a medida y adap- lecistectomía laparoscópica a una mujer de 68 años ingresada. desarrollado a través de los tan sólo 20 mg de amitriptilina mientras que otros no responden proyectos de Genoma Humano y Celera. ocupa un lugar la aplicación. rior al reducido número de nucleótidos que integran el ADN. se demuestra que en el conjunto de información genética para dotar a las células de nuevas funciones casos de cáncer colorrectal. tervienen en la predisposición a contraer diversas enfermedades.divino y corre el riesgo de que deje de analizar entonces el pro. pues. como la hipertensión conocida y que. des. Téngase presente que en EE. el estudio del mapa genético. ADN son oligonucleótidos sintetizados de secuencia conocida factorial. en efecto. mientras vivimos ocupados por las fármacos en sus etapas de absorción. se está re. la sociedad vive de espaldas a la muerte.000 muertes anuales)6. parece que en un desde Nueva York los robots que han permitido efectuar una co.495 (1466) . en el verano de 1999. juzga todos los humanos tenemos los mismos genes. un interesante es. sino en diversos y múltiples genes. Sin entrar en cabo para conocer. en efecto. Las experiencias son. La sociedad llega a creer que la tecnología puede solu. blación. pues. se halla en fase aún inci- reditario interviene en una proporción que oscila entre el 26 y el piente. las mecanismo de la hibridación. conocimiento del mapa genético y de las funciones de los poco fundo significado de la célebre expresión de Niels Bohr: “No es más de 30.000 genes que lo integran nos permitirá profundizar que nosotros experimentemos con la naturaleza. cuya primera fase se si no se alcanzan los 500 mg. pues se trata de procesos de etiología multi. receptores diana y eliminación. los chips de rán mucho menos. de fibroblastos a los que se introdujo ex vivo el gen no tan rigurosamente documentada como en esta importante in. el factor he. pueden ser determinantes absurda e inalcanzable. evidente que contamos ya con me- y Craig Venter anunciaran la secuencia del genoma humano. muy aisladas. LXV N. es muy importante precisar que. claramente supe- Junto a estas limitaciones derivadas de la misma génesis y natu. El proteoma celular es tica. futuro no lejano. transporte. mientras que el conjunto de enfermedades crónicas con La detección de estas variaciones genéticas individuales se componente genético valorable. se beneficia. y hace mente. y como 42%. y que su influencia en el desencadenamiento de estas loca. El mismo Francis Collins. no le parece ya una utopía más o menos cuentran tan sólo en pocas personas. En este estudio. expresando en una determinada célula5. Es. Asimismo. afectan tan sólo al 1% de la po. Mientras tanto.32% de muertes (100. VOL. publicado tan sólo un mes después de que Francis Collins cian su filiación8. con tratamientos de base gené. presentada el 8 de mayo de 1999 en el Annual Meeting of the estructurando otro proyecto centrado en el estudio de la compo- Massachusetts Medical Society5. o bien el posible riesgo que entraña dio a conocer el día 26 de junio del año 2000.UU. la esquizofrenia y otras. éstos presentan variaciones individuales. cientes presenta reacciones medicamentosas importantes con un ciarán más de este conocimiento. alguno de los cuales son frecuentes. aunque un paciente. Con todo. A este respecto son especialmen- tando una nueva concepción médica de la vida y de la muerte. no concretado en un único gen consigue mediante la aplicación de los llamados microarrays. ción de Proyecto Proteómica Humano10. es a través de estos nuevos conocimientos como puede las claves biológicas que gobiernan la vida y la salud de las perso. etc. codificante del factor VIII9. manifiesta claramente que esta. Paralelamente al desarrollo del proyecto del genoma.8. La llamada tera- 15%4. pia génica. viduales que se registran con un determinado fármaco. pues. en la cavidad peritoneal de circunstancia por lo demás ya sobradamente conocida. dos cirujanos dirigieron do la llamada farmacogenómica. de mama y de próstata. aminoácidos que integran las proteínas es 20. vestigación. la gota. Dinamarca y Finlandia. les denomina SNP (single nucleotids polymorphism)5. a las características genéticas de cada persona6. de un determinado protocolo te- destacado2. rapéutico. las secuencias de la muerte como un fracaso y procura postergarla cada vez más.

de 122 años17. todo lo cual permitirá profundizar en la detección de anormalidades que constituyen auténticos marcadores de. o bien a través de dos de un capital de células que se han de ir renovando para que nanocápsulas dotadas de nanoporos. La muerte continúa siendo inevitable y el mediante la regeneración de sus propias células musculares co. La nanotecnología puede impulsar una es actualmente un varón japonés que ha superado el récord de la nueva revolución que desborde la era de la microelectrónica que francesa Jean Calment. se comprende la enorme complejidad de su análisis. protegen sus extremos cada vez que las células se dividen. fluorescencia y porque los tejidos mueren. Los telómeros son nece- para informarnos. hasta el Todos estos progresos generan una sociedad que se resiste. es muy excepcional que sobrepase la utópica ba- sino también tratarlas con más selectividad anatómica y más ex. les21. parece que integran uno de figuran los macrodiagnósticos actuales. personas que se hallan en el período que Pero es que además. sin duda. Llega un período en el cual las células pH local. Los telómeros. hoy día sabemos que los miocitos cardíacos y las mismas neuronas poseen la capacidad de dividirse12. proteí. van disminu- Duración de la vida yendo de longitud al compás de las divisiones celulares. pues. los límites 24 JANO EXTRA NOVIEMBRE 2003. de llevar a cabo mediante la división de las células que integran ble también que. La persona supuestamente más anciana quisitez molecular15. Siguiendo la expresión de un titular de The da y la declinación de todas las facultades con el paso del tiempo Lancet15. rrera de los 110 años17. pierden la capacidad de dividirse. Se trata se están haciendo enormes esfuerzos para conocer los mecanis- de la física del nanómetro. obedecen. Los seres mueren maciones conducidas por resonancia magnética. Es posi. que puede conducir a la obtención de células de diver- contemplar todos los requerimientos sos tejidos a partir de las pluripotentes embrionarias. al posibilitar la confección de transistores mu. que se sitúan lógicas previas a la presentación de las manifestaciones que con. los mecanismos que más cuentan en el proceso del envejeci- litará así insólitos viajes a través de todo el torrente circulatorio miento y de la muerte de las células20. y parece que hay un número finito de muy diversas técnicas. de la erosión de los telóme- ros. La reciente comprobación14 de que el corazón puede reparar sus lesiones. reparar cé.º 1. Unas estructuras llamadas telómeros. y con tal pérdida los tejidos tección misma de fenómenos de apoptosis in vivo y otras infor. pretendiendo ignorar que ésta se biológico que regula la duración de la vida de las células norma- produce inevitablemente en ausencia de enfermedad y de acci. ejercicio de la medicina debe. precede a la muerte o se están muriendo. pues. de lo que ocurre en sarios para que se mantenga la integridad de los cromosomas y nuestros rincones más recónditos y dejar entonces obsoletos mu. nociendo. los tejidos no envejezcan y mueran. visión celular se acompaña. se liberen los diversos tejidos y la vida se agota cuando las estructuras gené- genes o se ejerzan funciones macrofágicas. hallazgos todos con- ceptualmente muy importantes y que han abierto campos de in- vestigación de alcance imprevisible 13 . por tanto. con la ayuda de sondas encapsuladas. por ejemplo. para prolongar al máxi- milímetro y que. con el fin humanos y científicos que necesitan las de restituir las lesionadas o destruidas por diversos procesos. Existe además evidencia de que células madre pluripotentes de la mé- dula ósea pueden diferenciarse hasta transformarse en neuronas o miocitos cardíacos y que. a su vez. en los extremos de los cromosomas. La obligada renovación se ha nas. se dispondrá de informaciones nanopato. nos permitirá trabajar normalmente con mo. VOL. células y ácidos nucleicos en puntos muy precisos. las células madre que se en- cuentran en el músculo estriado o en el cerebro pueden derivar y convertirse en células hematopoyéticas. Dentro de esta pretensión nació en los años cuarenta con el invento del transistor. da especie. odo de envejecimiento18. al permitir no sólo evidenciar las enfermedades con mayor preci. ticas que gobiernan las necesarias divisiones van languideciendo bilidad de diversas nanoplataformas se pueda asimismo medir el con el paso del tiempo. nes. mo el período de buena salud. el macrodoctor dispondrá de nanodoctores que en for. cada punto de que esta longitud se constituye en una especie de reloj vez más. diversas variedades de cáncer11. que puede situarnos en una plataforma de posibilidades diagnósticas y terapéuticas muy superior a la actual. a leyes biológicas que poco a poco se van co- ma de nanobots o nanorrobots podrán. para retrasar en lo posible el perí- cho más pequeños. La nanomedicina posibi.495 (1470) . Este catálogo de prote- ínas posibilita la mejor selección de marcadores y la evidencia- ción de auténticos puntos diana para la terapéutica. la de.proteica que se modifica además con el tiempo y que puede pro- porcionar una información equivalente al de un auténtico escá- ner molecular. La limitación de la duración de la vi- léculas y átomos16. Por otra parte. LXV N. y que cualquier vida humana. Las células disponen de un capital genético y los teji- lulas in situ y desbloquear zonas trombóticas. pierden también la capacidad de renovarse. genéticamente. Consideran- do que existen 250 tipos celulares humanos y que cada uno ex- presa en el curso del tiempo diferentes subproteomas. rrobora las posibilidades prácticas de la llamada clonación tera- péutica. por ejemplo. que nos sitúa en la millonésima del mos que regulan la duración de la vida. A través de nanosensores integrados en doblamientos celulares vinculados a la duración de la vida de ca- sistemas informáticos. se está entrando en la nueva y deslumbrante era de la llama- da nanotecnología. las concentraciones de determinadas sustancias. a aceptar la muerte. dispensar fármacos. La di- chos de los procederes diagnósticos y terapéuticos actuales. El agotamiento de los telómeros gobierna.19. a su vez. que van así acortándose. con lenguaje molecular.13. mientras asistimos maravillados a la in- troducción y el desarrollo de todas estas importantes innovacio. y que con la disponi. dente. por muy afortunada que sea sión y mucho más tempranamente que la macromedicina actual.

del Hasting Center de Garrison (Nue. Es a compás de todos estos progresos que se está desarrollando Mientras continúa esta vertiginosa y apasionante carrera que una corriente de pensamiento que se conoce con la denomina. la gente muere por. Con todo y con ser innato en el ser humano el deseo de con- lómeros y telomerasa están estrictamente vinculados a la vida de servar la vida y la resistencia a aceptar la muerte. hace ya das de embriones son también la expresión no solamente de la un siglo. mientras la esperanza de vida con se haya de producir fatalmente. Y es así como la telomerasa ha si. que si bien se habla de globalización. como ocurre en la progeria.495 25 . La investi. cada vez más poderosas. contemplar como objetivo proceso de envejecer y morir es mucho más complejo22. vaya después la cardiopatía coronaria. de que todos estos avances recursos médicos que necesita. Así. estas inversiones no son. durante muchos y muchos años ción de investigación imperativa y defiende. la duración del período de morbilidad. o porque estos recursos no se re. es una realidad flagrante do determinadas curaciones que ya se irán logrando. la tecnología puedan determinar un progresivo distanciamiento y la margina- no es suficientemente eficaz para mantener la vida (aunque tal ción de los países que están incluidos en el Tercer Mundo. años y que no ha cambiado significativamente en los últimos 20 cuerda Callahan la expresiva opinión del director ejecutivo del años. Sin embargo. Porque esta lucha a ul- se midió con este propósito la longitud de los telómeros de tranza que propone la medicina técnica puede conducir a una si- Dolly. en Sierra bilidades de la farmacología y no se duda en indicar el trasplante Leona es tan sólo de 25. LXV N. 32 venir incluso de animales. hoy por hoy las células. ciertamente ver- miliares genéticamente enfermos. el ser humano ha emprendido. y se cree que contri. sino también la mis- acción de una enzima. lentecimiento. tranquila. por lo cual adquiere una gran importancia teórica la voluntad de mantener la calidad de la vida. El acortamiento de los telómeros. Entristece pensar que. más recientemente Lanza no más poder sobre las leyes que gobiernan la vida. ra los japoneses. se estudió con especial que necesitan las personas que se hallan en el período que pre- atención si este proceso era capaz de revertir el envejecimiento y cede a la muerte o se están muriendo25. Y en cuanto a la muerte. todas las especies que habitan nuestro maravilloso planeta. continúa siendo obvio e incuestionable que la vitalidad de las es- maturo. según expresión de el ejercicio de la medicina deberá seguir asistiendo las enferme- Callahan. digna y donantes del núcleo. Se comprobó entonces que eran más cortos que los que tuación en la cual cada vez se pregunte menos al paciente cómo permitía presuponer su condición de recién nacida y con una y dónde quiere morir y que se le niegue así el protagonismo de longitud compatible con la edad de 6 años que tenía la oveja que su propia muerte. hecho es que la muerte continúa siendo inevitable y que el ejer- do designada enzima de la inmortalidad. a continuación la enfermedad prolongándose la duración de la vida. dotación de telómeros de las células que se dividen. y que hay aún 13 Estados entre o la sustitución de órganos que fallen por otros que pueden pro. y 51 con una esperanza de vida me- tán proponiendo con tejidos derivados de células madre obteni. de refuerzo en esta batalla contra la muerte.UU. Las prótesis artificiales y las que se es. si bien Fries destaca en un trabajo reciente19 que la esperanza de va York).8 años para los españoles y de 74. para terminar. que inte- muerte como un conjunto de enfermedades previsibles y que. torias que ayudarán sin duda a reducir y comprimir cada vez más Esta corriente de pensamiento ha sido recientemente comenta. que las leyes de la naturaleza hu. VOL. los requerimientos humanos y científicos ciertamente complejos nación. En cualquier caso. llamada telomerasa. al adquirir el ser huma- había cedido su núcleo. pues. otro trabajo aún más reciente de Tuljapurka et al26 eviden- Human Genoma Sciences. o porque. expresar que no cuida suficientemente su salud o porque desciende de fa. se registra una disminución de la mortalidad que se por tanto. Parece pues lógico que. vinculados claramente al poder económico. En el mana y biológicas en general pueden llegar a ser dominadas y re. Consideraciones para la reflexión miento accidental y Callahan acaba remarcando que. que define la cia que en los Estados más industrializados del mundo. Sería grave que la uniformación de unas consignas científicas. nor de 50 años. ya que aún no se han consegui. y las personas que padecen un envejecimiento pre. el “sagrado deber de combatir todas las causas de dades y discapacidades que están ahora afligiendo a la humani- muerte”25. que la dad. que los numerosos recursos económicos que se destinan a todas gación imperativa cree. de alcance universal. con gran lentitud.1 England Journal of Medicine del 2 de marzo del año 200025.º 1. nos condujera a una desper- Investigación imperativa y muerte inevitable sonalización progresiva de la muerte. permítasenos. para seguir con la diabetes. buirá radicalmente a mejorar las dianas de estos francotiradores. o bien porque no recibe los gonzoso para la condición humana. el sida. los profesionales que participan en esta corriente de va manteniendo a un ritmo notablemente constante desde hace pensamiento actúan a la manera de francotiradores que han de ir 50 años y no coincide con las expectativas que anunciaban su en- eliminando uno a uno todos los enemigos: primero el cáncer. Se considera que el progreso no tiene final. donde es inferior a 40 años. similar a la que se registraba en EE. Por- vez pueda serlo un año después). si bien y paralelamente asistiremos también a sucesivas vic- tecnología lo ha de poder todo y que la muerte no es inevitable. sin contar con que algunos grupos sociales norteameri- (1471) JANO EXTRA NOVIEMBRE 2003. nuestra profunda preocupación por el hecho. ni de lejos. reciente informe de la Organización Mundial de la Salud nuncia inequívocamente a juzgar la muerte como un hecho que (OMS)27 comprobamos que. parten equitativamente. que ocupan el primer lugar de la lista. los 191 miembros de la OMS donde es de menos de 35 años. sino también todos Wilmut et al23 consiguieron. especial- vacas que han evidenciado características celulares expresivas de mente manifiesto cuando llega a interferir en el derecho ele- haber revertido el envejecimiento de los fibroblastos originales mental que tiene toda persona a una muerte natural. Se agotan al máximo las posi. pero inexorable.9 años. según esta Conscientes de que desbordamos tal vez los límites del enuncia- teoría que él personalmente no comparte. puede caer a et al24 han despertado nuevas expectativas con la clonación de 6 la vez en un proceso de progresiva deshumanización. do del presente trabajo. da por el citado Callahan. capaz de restituir la ma vida para ir alejando la muerte25. en un aconteci. Cuando básico no sólo el mantenimiento de la vida. etc. por tanto. te. William Haseltine. manifiestan un pronunciado pecies y su continuidad necesitan la existencia de la muerte. cuando ocurre. si bien se sabe que el cicio de la medicina debe. La muerte se convierte así en una contingencia. pues. en un artículo muy interesante publicado en el New vida para ambos sexos a partir de los 85 años es tan sólo de 6. gran el G7. El estudio raleza son lo suficientemente sabias para contemplar como nece- del genoma humano representa en este sentido el más reciente saria la renovación más pronto o más tarde. Re. el nacimiento de la oveja Dolly. tan espectaculares. si bien las leyes de la natu- de Alzheimer. se intenta buena salud es de 72.5 años pa- posponer la muerte sea como sea.de la vida. mediante la biotecnología de la clo.

9. Tuljapurkar S.413:379-80. Wilbertz J. la inversión en la investigación y en el desarrollo de la salud continúa centrada en los problemas de salud de sólo un 10% de todos los ciudadanos del mundo. 28. Cibelli JB. Science 1994. Quaini F. N Engl J Med 2001. 2000. Callahan D. Mutter D. et al. McWhir J. Pappin DJ. Baerlocher GM. Li PW. Leroy J. Iliadou A.º 1. Lancet 2001:357:249-50. 15. Aging. se creó el Global Health Forum para que se pueda llegar a encauzar una situación tan injusta y anómala28. et al. N Engl J Med 2000. Holm NV. Myers EW. come meet the nanodoctors. 17. Nature 2001. Nevins JR. Beltrani CA. Miller DG. Sutton GG. Verkasalo PK.409:860-921. Shattuck lecture. los cuales forman parte de la población más rica.356:1749-56. Robine JM. 6. 4. natural death and the compression of morbidity. Vaupel JW. Piatyszex MA. Es una disparidad reconocida ofi- cialmente como desequilibrio 10/90 y que requiere una aten- ción urgente. Chimerism of the transplanted heart. 1999. Mural RJ.385:810- 3. telomerase and cancer. Kind AJ. N Engl J Med 1999. 13. Lancet 2000. Allard M. y que únicamente un 10% de los recursos económicos globales está destinado al 90% restan- te de la población mundial. Fries JF. Vix M. cancer and immortality. Boe C. Prowse KR. Death and the research imperative. N Engl J Med 2000. Lichtenstein P. N Engl J Med 1980. Specific association of human telomerase activity with immortal cells and cancer. Medical and societal consequences of the human genome project. McNeil DM. Veress B. y a instancias de la OMS. 11.341:28-37. 25.356:577-82. Environmental and heritable factors in the causation of cancer. Telomeres. Odense: Odense Univ Press. En: Jeune B. Health systems: improving performance. Beltrami AP. Initial sequen- cing and analysis of the human genome. Francis MK. Why doctors need to know about atoms.358:216. Geneva: WHO. Bibliografía 1. A universal pattern of mortality decline in the G7 countries. one step back. p. Johansson CB. Pharmacogenetics and adverse drugs reactions. Can the heart repair itself? N Engl J Med 2002. West MD. Toward a genomic-based diagnosis. 7.346:2-4. Compression of morbidity in the elderly. Pharmacogenomics: a clinician’s primer on emerging technologies for improved patient care. Ho PLC.495 . Nature 1997. Meyer UA. Generalized potential of adult neural stem cells. Harley CB. N Engl J Med 1995.343:78-85. Science 2000. WHO. Macrodoctor. Kim NW. Bradbury J. 21. Gagner M. 26 JANO EXTRA NOVIEMBRE 2003. Lancet 2000. 23. Science 2001.356:50. 12. The sequence of human genome. Banks RE.canos. 18. Lancet 2001. Schnieke AE. Proteomics: the next step after genomics? Lancet 2000. Como señalan Sen y Bonica28. Kisabeth RM. International Human Genome Sequencing Consortium. Vaccine 2000.342:1282-3. Haber DA. Haynes BF. editors. Rusnak JM. Clarke DL.356:1667-71. et al. Nilsson E. Validation of ex- ceptional longevity. Blackwell C. Cristofalo VJ. Urbanek K. Buys ChHCM. Schwartz RS. 8. 27. Dunn MJ. N Engl J Med 2002. Lanza RP. Lancet 2000. 3. Karlström H.357:778. Koskenvuo M. Adams MS. et al. Science 2000. 145-72. Collins FS.288:665-9. 10. Curfman GD. 22. Blackstock W. et al. Transatlan- tic robot-assisted telesurgery. Nature 2001. Craig Venter J. Nadal-Ginard B. Marescaux J. Kaprid J. Global health status: two steps forward. Nature 2000.288:1660-3. 24.303:130-5. Viable offs- pring derived from fetal and adult mammalian cells. et al. LXV N. Sen K. Finato N. de manera que en el año 1997. Stamatoyannopoulos G. pertenecientes a poblaciones urbanas pobres.332:955-6.18:1584-9. new biomedical opportu- nities. Mayo Clin Proc 2001. Sánchez J-Ch. Bonica R.405:789-92.344:1782-4. Brugarolas J. 20. 5.266:2011-5. Holmstrasser DF.346:5- 15. Telomeres.291:1304-51. 2. Lancet 2001. 26. Campbell KHS. Wilmut I. Extension of cell life-span and telomere length in animals clo- ned from senescent somatic cells. Bradbury J.76:299-309. 14. et al. Li N.342:654-6. Gene therapy for hemophilia. Rubino F. N Engl J Med 2000. Proteomics: new perspectives. Morris K. VOL. Herber DP. 16. 19. Fries JF. eviden- cian un mal estado de salud más propio de un país en vías de desarrollo que de un país industrializado.