You are on page 1of 11

PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE LA TECNICA

KAMAE
Es la posición de asentamiento del cuerpo basada en la estabilidad y
capacidad de reacción (movilidad).
El kamae implica tanto un balance exterior adecuado como una
actitud interna capaz de originar la respuesta rápida y adecuada a la
situación concreta de combate.
Diversas formas de Kamae:

SEIGAN : punta del sable dirgida a la cara (ojos) del adversario
CHUDAN : guardia situada en un nivel medio del cuerpo.
GEDAN : idem. En la zona inferior.
JODAN : guardia de cobertura superior, por encima e la cabeza
HASSO / TENCHI : sable en vertical con el Tsuba a nivel de la cara.
WAKI / RYU SUI : sable dirigido hacia atrás con el Tsuba en la cadera
KONGO : guardia centrada a nivel del pecho. Sable vertical.
SONKYO / HAN SONKYO : Guardias con las piernas flexionadas.

ARUKI WAZA
También denominado: Shintai . Corresponde a las formas de avance o
movimientos de los pies.
Normalmente el desplazamiento básico se realiza deslizando los pies
suavemente sobre la superficie del suelo sin levantarlos de manera
apreciable.
Dentro de la esgrima con sable existen numerosas variantes del
mismo:

AYUMI ASHI : forma de andar normal, cruzando un pie por delante del
otro para avanzar.
OKURI ASHI : El pie adelantado avanza y el atrasado recupera la
distancia.
TSURI ASHI: el pie atrasado se desliza hasta colocarse al nivel del
adelantado. El adelantado
entonces avanza para recuperar la distancia original..
HIRAKI ASHI : desplazamiento lateral de un pie hacia ese mismo lado,
seguido por el otro pie.
TOBI ASHI / TOBI KONDE : Desplazamiento en salto.
FUMIKOMI : Saltar con el pie adelantado golpeando el suelo con
fuerza, dejando que la inercia
mueva el cuerpo hacia delante con ímpetu.
YOKO ARUKI : Paso cruzado de un pie por delante o detrás del otro,
moviéndose lateralmente..

MA AI
Corresponde al concepto de distancia dentro de las Artes Marciales
(Budo) y está relacionado directamente con otros dos importantes
factores:
DO AI : Angulación del cuerpo durante el ataque o la defensa.
DE AI : Es la oportunidad para el movimiento, conocida también como
Timming.

Las distancias en las técnicas de sable se relacionan normalmente
con la posición de las hojas de ambos contendientes:

CHIKA MA : El contacto se produce en la parte media de ambos sables
MA : Los sables pueden estar cruzados a unos 10 cm. De la punta
( Kisaki).
TO MA : Es la distancia larga a la que no existe ninguna posibilidad de
contacto entre los dos
sables. Los dos adversarios están separados a varios pasos de
distancia.
TSUBA ZERIAI / JUJI KEN : Distancia en la que los dos Tsuba se
encuentran en contacto.
En la Escuela Bujinkan se utiliza también el término: Kukan para
describir el espacio entre los contendientes. Allí donde se producen
todas las acciones y donde se crean también las oportunidades.

SEME
Es la posición del cuerpo y actitud interior en la que se intenta utilizar
el sable para amenazar al adversario. Normalmente se apunta a la
garganta de Uke para lograr una apertura que permita avanzar y
atacar a la vez, sin quedar al descubierto.

KU NO GIRI
Este término define las nueve direcciones básicas de ataque en Ken
Jutsu:

1. Vertical Descendente
2. Vertical Ascendente
3. Horizontal Derecha
4. Horizontal Izquierda
5. Diagonal descendente Hacia la derecha
6. Diagonal descendente Hacia la izquierda
7. Diagonal ascendente Hacia la derecha
8. Diagonal ascendente Hacia la izquierda
9. Directo en la línea frontal.

En algunas otras Artes Marciales como el Kendo por ejemplo, estas
direcciones se denominan SUJI, y se limitan a cinco en función del
menor número de objetivos de ataque permitidos.

KI KEN TAI ICHI JO
Es el término más característico de la esgrima japonesa y hace
mención a la sincronización relativa a los factores más importantes
que concurren en el momento de un ataque. La aplicación de todos
ellos deben coincidir en tiempo y espacio:
KI : La energía interna del ser humano.
KEN : El arma. En este caso es el sable Katana.
TAI: El cuerpo como elemento físico de apoyo dentro de la acción.
ICHI : Como uno sólo. Actuando de forma unificada.

KEN SEN
La punta del sable (Kisaki) y la zona cortante (Monouchi) se emplean
continuamente en combate de manera activa para percibir las
intenciones de Uke y tratar de crear aperturas.
El Kensen es la actitud correcta de sable y cuerpo en alerta y
disponibilidad continua.
En la punta del sable se centra toda la atención, para poder captar
desde allí las variantes que puedan afectar al combate.

TE NO UCHI
Es la manera de sujetar el sable con las manos.
En japonés se emplea un término (Nigiri Tamago) para definir un
agarre firme pero sin crispación, como si sujetáramos un huevo entre
las manos.
Igualmente se dice que con un agarre correcto del sable se podría
mantener en equilibrio un huevo colocado en vertical sobre la
inserción entre los dedos índice y pulgar.
En función de que el agarre se realice con la punta del sable hacia
delante o hacia atrás, puede denominarse:

HONTE ( Agarre fundamental)
GYAKUTE (Agarre contrario)

KI MUSUBI
Es el principio que permite armonizar y sintonizar nuestras acciones
con las del adversario.
Musubi significa : "atadura o lazo", por lo tanto se refiere
fundamentalmente a la conexión interna que debemos desarrollar
para percibir las acciones de Uke en función de las fases previas a sus
movimientos definitivos y para crear las respuestas adecuadas a cada
uno de ellos.
Esta conexión afecta a la: dirección, ritmo y velocidad de las técnicas
puestas en juego entre los contendientes.
Este desarrollo permite no anticiparse en los movimientos defensivos,
procurando actuar siempre en el último momento para evitar así que
su sable nos siga.

TIPOS DE REACCION
Se pueden diferenciar varios tipos de respuesta frente a los ataques
de nuestro adversario:

GO NO SEN: Ante una acción ofensiva, bloqueamos el movimiento y
realizamos después un contraataque.
TAI NO SEN : Actuamos simultáneamente a su movimientos de
ataque, realizando una maniobra defensiva y el contraataque con
gran rapidez.
SEN NO SEN : Es nuestra acción en anticipación. Percibimos su ataque
incluso antes de que comience a realizarse y efectuamos entonces
una acción explosiva de ataque.

KOKYU
La forma en que se manifiesta nuestra respiración, tanto en
intensidad como en el ritmo, influye decisivamente en la eficacia de
los movimientos (ataques y defensas).
Es necesario desarrollar un ritmo respiratorio capaz de armonizar con
el del combate.
Las acciones decisivas se realizan siempre en espiración. Los
momentos de preparación coinciden siempre con la fase de
inspiración. En ella también se es más vulnerable.
La respiración en su conjunto se debe intentar hacer poco evidente al
adversario para así evitar manifestar las fases de debilidad.
Por la misma razón siempre se debe estar atento al ritmo respiratorio
del adversario para atacar en los momentos en que se encuentra
inspirando.

ZANSHIN
Corresponde a un estado de alerta global en el que, sin crispación, se
manifiesta una atención activa sobre cualquier aspecto circunstancial
que pueda hacerse patente a nuestro alrededor y que tenga una
influencia, posiblemente agresiva, en el desarrollo del combate.
Es la concentración máxima en el aquí y ahora.

FUDOSHIN
También asimilado al término : Muga-Mushin.
Es el espíritu inalterable. La mente libre de todo apego, temor o
pensamiento.
Es el estado mental ideal para el guerrero.

KIME
Corresponde al instante de concentración final que produce la eficacia
decisiva en cada movimiento.
Se manifiesta por tanto en el último momento de la aplicación de
cada técnica.
Sin embargo incluye también todos los aspectos energéticos que
rodean ese instante, es decir: el espíritu de autoconfianza y la
decisión efectiva en cada técnica.

RITSUDO
Es el ritmo del combate que afecta al intercambio de técnicas entre
los contendientes. Define uno de los aspectos más importantes para
la eficacia en una confrontación.
En Iai-do por ejemplo, se conoce como Hyoshi el ritmo de ejecución
de los diferentes movimientos dentro del Kata, a través del cual se
manifiesta el "combate" visualizado que el practicante desarrolla en
cada momento del mismo.
METSUKE
Este término define el control visual que se desarrolla durante la
lucha. También se conoce como TCHAKUGAN y consiste en no fijar la
mirada exclusivamente en un punto de la anatomía del adversario,
desarrollando así una percepción global del mismo.
En ocasiones se aconseja controlar la mirada del oponente para
percibir sus intenciones. Pero se ha demostrado más eficaz mantener
siempre bajo control el triángulo formado por la cabeza y los hombros
del contendiente.

IAI DO

ELEMENTOS TECNICOS DEL KATA

REI SHIKI
Corresponde a la etiqueta que acompaña el desarrollo de la práctica
del Iai-do. El saludo ritual puede adoptar diferentes formas:

SHINZA NI TAISURU REI: Saludo hacia el Kamiza (lugar de honor) al
entrar en el Dojo.
TO NI TAI SURU REI: Saludo al sable, normalmente en posición Tachi
(de pie).
TO REI: Saludo formal en Seiza dirigido hacia el sable. Se realiza con
el Katana colocado frente a nosotros. Puede tener el filo hacia el
exterior y el Tsuka a la derecha (habitual en el comienzo del Kata). O
también el filo hacia nosotros y el Tsuka situado a la izquierda
(normalmente al finalizar).
ZA REI: Es el saludo arrodillado en Seiza y se realiza colocando
previamente al sable a nuestra derecha (como actitud de no agresión)
con el filo hacia dentro y con el Tsuba alineado con la rodilla.

A este respecto es necesario recordar que dentro del Dojo se pueden
distinguir varias zonas relevantes:

KAMIZA: Lugar de honor, también conocido por Tokonoma.
SHIMOZA: Area donde se colocan los alumnos.
SHIMOSEKI: Zona reservada para los alumnos de menor graduación
( A la izquierda)
JOSEKI: Espacio para los alumnos de mayor nivel (A la derecha).

KOKYU
En Iai-do cada uno de los Kata comienza siempre con una fase previa
en la que el practicante intenta establecer un estado de calma
interior pleno de atención llamado: Zanshin. Dicho estado de alerta se
repite en cada fase del Kata, pero se manifiesta de manera más
intensa en ciertos momentos.
Este proceso inicial va acompañado de un flujo respiratorio que
comienza realizando dos respiraciones completas (Inspiración +
Espiración) y por último una tercera inspiración, después de la cual se
produce una retención (apnea). De esta manera el movimiento inicial
del Kata se expresa de una forma explosiva gracias a la espiración de
ese aire contenido que se manifiesta a través del primer Kiai.
No obstante en algunas escuelas se practica ocasionalmente el Kata
realizándolo completamente en apnea, desde el principio hasta el
final.

Otro aspecto capital dentro del esquema general del Kata es el
relativo a la mirada (Metsuke). La expresión de la misma va a
corresponder a la manifestación de la actividad del Ki (Energía vital)
en nuestro interior.
La mirada debe dirigirse frente a nosotros, aproximadamente a 3
metros de distancia en las posiciones Tachi (de pie) y a 5 metros en la
posición Suwari (arrodillado).
Existe una expresión en Iai-do que define las características de este
gesto : Tozan No Metsuke ( "La mirada en la montaña lejana").

KOIGUCHI NO GIRI KATA
Corresponde a la fase en la que se produce el desbloqueo del sable,
extrayéndolo ligeramente de la boca del Saya (funda), en forma de
boca de carpa ( Koiguchi), dejándolo disponible ya para un posterior
desenvainado rápido y sin riesgo de interrupciones.
En esta fase se pueden identificar diferentes variantes de ejecución:

SOTO GIRI : Por el exterior.
UCHI GIRI: Por el interior.
KAKUSHI GIRI: Oculto.

NUKI TSUKE ( NUKI UCHI)
Es el movimiento de desenfundado propiamente dicho..
Para lograr mayor eficacia, si se realiza desde la posición Seiza
(arrodillado) se juntan las rodillas con un movimiento frontal en el que
se proyecta el Hara hacia delante.
El Hara, como centro de acumulación de la energía interna, va a ser el
centro y origen de todos los movimientos.
A continuación se eleva el tronco hasta quedar vertical sobre las
rodillas y con los pies descansando sobre la base de los dedos.
Finalmente se avanza la pierna de ataque a la vez que ese mismo pie
golpea firmemente en el suelo (Fumikomi).
Coincidiendo con este movimiento se produce la espiración sonora en
forma de Kiai potente, pero sin llegar a expulsar la totalidad del aire
contenido en los pulmones.
Se manifiestan aquí los conceptos de : Zanshin - Kime - Tome - Etc.
El proceso de desenfundado del sable es progresivo en velocidad,
comenzando suave y lentamente, para finalizar rápido y con fuerza.
La posición final del sable varía según la escuela (Ryu). En unas, el
Kisaki finaliza en la línea central proyectada delante del pecho, y
manteniendo un ángulo de 90º entre brazo y sable. En otras ambos,
sable y brazo, forman una sola línea frente al cuerpo.
Las piernas, originalmente en Seiza (arrodillado) avanzan para
situarse en planos paralelos, formando ángulos rectos en las rodillas.
La espiración parcial, da lugar al primer Kiai (grito) coincidiendo con
la fase final del Kime.
En los Kata de Iai-do los Kiai se hacen coincidir normalmente con las
fases de mayor transcendencia, es decir : Nuki Tsuke y Kiri Tsuke. Se
aconsejan distintas vocalizaciones para ellos: Eiiit ¡¡¡ y Toooh
¡¡¡ respectivamente.

El ritmo que afecta al adecuado encadenamiento de movimientos se
conoce como: Hyoshi.
Intimamente ligado a él se encuentra la ejecución intuitiva de las
técnicas (Yomi) como forma de expresión interna y necesidad de
realización del movimiento.

SEME
Esta fase coincide con el final de la espiración iniciada en el
movimiento anterior.
Se amenaza a Uke antes de proceder al ataque definitivo, intentando
crear una apertura en su guardia.
Es necesario concentrarse en la punta del sable (Kisaki) a la vez que
deslizamos ligeramente el pie hacia el adversario.
Cuando se actúa desde Suwari (arrodillado) el movimiento, siempre
sutil, se realiza con la rodilla izquierda, manteniendo inactiva la pierna
derecha, y procurando no balancear el cuerpo.
Se inicia entonces sin pausa la siguiente fase.

FURI KABUTE ( FURI KABURI )
Este es el movimiento para armar el sable sobre la cabeza.
Se inicia cruzando los dos brazos delante del cuerpo inspirando, a la
vez que se eleva el sable con la punta hacia atrás pasando junto a la
oreja izquierda.
Una vez el Katana se ha situado ya con el Tsuka (empuñadura) sobre
la frente, entonces se sube la mano izquierda para completar el
agarre doble.
La mano izquierda permanece en la cadera justo hasta ese momento,
para prevenir cualquier ataque sorpresivo por parte de Uke mientras
se está elevando el sable con la mano derecha.
No es un movimiento excesivamente rápido.

KIRI TSUKE (KIRI OROSHI)
Es el ataque definitivo.
Se realiza a la vez que expulsamos el aire con un potente y decisivo
Kiai.
El Katana realiza un movimiento descendente de corte, en el que un
80 % de la potencia se aplica con la mano derecha y solo el 20%
restante con la izquierda que se ocupa fundamentalmente de
controlar la dirección correcta.
El movimiento se detiene con el Tsuba (guardia) a la altura de la
rodilla adelantada y la punta del sable a unos 20 cm. del suelo.
Se debe lograr una gran amplitud en el arco de corte descendente. En
esta trayectoria se imprime una fuerza centrífuga al inicio del
movimiento y otra centrípeta, hacia el Hara, al final del mismo.
En el momento final se establece el control sobre el sable a través del
movimiento de muñecas cerrándose sobre el Tsuka (empuñadura) a
modo de estrangulamiento denominado: Shimeru.
Después de este último y definitivo ataque, se manifiesta un período
de Zanshin en el que se expresa una calma interior, a la vez repleta
de disponibilidad frente a cualquier nueva agresión que pudiera
presentarse antes de enfundar nuestro sable. Esto se prolonga
durante unos tres segundos aproximadamente.

TCHIBURI
Esta fase corresponde a un movimiento de carácter simbólico en el
que se haría escurrir la sangre que pudiera quedar sobre la hoja.
Antiguamente esta operación terminaba con la limpieza definitiva del
sable antes de volverlo a enfundar, y se utilizaba para ello un papel
(Washi) que el Bushi (guerrero) portaba bajo el Kimono.
El Tchiburi es un gesto en el que no debe emplearse excesiva fuerza.
El sable desciende casi exclusivamente por su propio peso.
El brazo sube primero lentamente y desciende con velocidad
coincidiendo con la espiración.
Normalmente, cuando se trabaja en Suwari (arrodillado), el Tchiburi
coincide con la elevación del cuerpo para adoptar una posición Tachi
(de pie). Es necesario entonces sincronizar los movimientos del sable
bajando y el cuerpo subiendo.
La punta del sable queda dirigida hacia delante, a modo de guardia
cubriendo cualquier posible reacción imprevista del adversario
Existen diferentes formas de realización. Entre ellas:

O TCHIBURI: Amplio por encima de la cabeza.
YOKO TCHIBURI: Corto y lateral a la altura de la cadera.
KO TCHIBURI: En Gyakute situando el Monouchi sobre la rodilla.

NOTTO
Es la acción de enfundar el sable propiamente dicha.
Se suele realizar en espiración y simultaneada con un cambio en la
posición de los pies que permita una ubicación correcta de la cadera y
, como consecuencia, del Saya (funda).
Suele ser un movimiento rápido en el principio, hasta enfocar la punta
del sable con la boca del Saya. Luego se transforma en un gesto lento
hasta el final.
En esta trayectoria de enfundado la hoja cambia de angulación,
pasando de encontrarse en un plano horizontal hasta situarse en otro
vertical.
En un principio el sable se recoge hacia la funda , pero luego también
se produce una aproximación del Saya hacia él propiciada por la
mano izquierda. Es así que las dos manos parecen aproximarse la una
hacia la otra hasta que el sable queda oculto y bloqueado por el
pulgar izquierdo, deslizándose entonces hacia atrás dentro del Obi
(cinto).
En algunas escuelas se realiza un movimiento final en el que la mano
derecha se desliza hacia el Tsuka kashira (extremo de la empuñadura)
para presionar en ella verificando el bloqueo del sable en el Koiguchi
(boca) de la funda.
Después del enfundado del sable (Noto) se produce un período de
calma atenta (Zanshin) en el que el practicante manifiesta un estado
de disposición y alerta, como si esperara un nuevo ataque
proveniente de cualquier dirección.

Finalmente se realiza el desplazamiento que nos devolverá al lugar de
origen en que se inició el Kata. Los pies se mueven lentamente,
rozando con suavidad la superficie del suelo.

IAI DO

LA TRANSMISION ESOTERICA

La finalidad de la práctica del Iai-do ha sido desde sus orígenes el
lograr un desarrollo de la percepción interior capaz de presentir la
agresión antes de que se produzca. Esta especial sensibilidad hacia el
peligro es la que permite aplicar nuestra técnica de ataque
anticipativa como si se tratara de una verdadera acción defensiva.
De este modo se expresa en su profundo significado la técnica de
desenfundado:

I : Presentir.
Ai : Unir.
Cuando la técnica como tal alcanza un nivel elevado, comienza a
desarrollarse desde un punto de vista más espiritual. El objetivo
entonces se transforma en alcanzar el estado: Mushin , es decir: la
mente vacía de todo razonamiento (la vacuidad).
De esta vacuidad nacerá después la profunda percepción interior
llamada: Muga.
La actividad del Zanshin (calma alerta) comienza entonces a
proyectarse desde el llamado: "ojo espiritual" localizado en la base
del cerebro. Desde allí se percibe y controla un área que rodea
nuestro cuerpo en todas las direcciones, pudiendo detectar el peligro
potencial incluso en zonas no alcanzadas por la vista.
El movimiento del Bushi (guerrero) logra un nivel elevado de
ejecución y eficacia que emana directamente del "espíritu del corazón
inmutable" (Fudoshin) logrado a través de ese aprendizaje interior.
El propio sable adquiere una nueva dimensión, bajo cuya perspectiva
pueden descubrirse significados más profundos:
El Tsuka Kashira (extremo de la empuñadura), por ejemplo, se
transforma en el símbolo del Hara , el vientre como centro de la
fuerza, las raíces origen de la estabilidad y del elemento Tierra.
Como prolongación de aquél, el Tsuka (empuñadura) representa la
personalidad propia a la que como individuos nos aferramos.
El Tsuba (guardia) expresa la dualidad fundamental en la que se
mueve al guerrero: el bien y el mal, agresor - agredido, activo -
pasivo, Yang - Yin.
Desde la perspectiva del Tsuba nos situamos en el lado en que se
defiende la vida y el honor.
Sin embargo la hoja no es ya el instrumento exclusivo generador de
muerte y dolor, sino que adopta la forma más elevada de nuestro ser,
contrapunto de la materialidad y de la personalidad encarnada. La
hoja del sable se corresponde entonces con nuestra espiritualidad
más pura.
Dentro de esta lámina de acero, podemos diferenciar aún dos partes:
La zona no cortante denominada: Mine, representa lo que en Mikkyo
(Budismo Esotérico) se denomina el Reino de lo Humano (Taizokai).
La parte más afilada (Ha) simboliza lo más espiritual, el Reino de los
Budas (Kongokai).
Continuando con esta interrelación, se asigna el valor del alma
humana a la hoja del sable, tomando entonces el Saya (funda) el
papel del cuerpo físico que la envuelve. La punta (Kisaki) como
expresión de mayor agudeza corresponde al centro del alma.
En cada movimiento de Iai-do se manifiestan los dos principios de la
energía Universal : El Yin y el Yang (In y Yo). Su alternancia dará lugar
a todas las técnicas: la pasiva preparación del Furi Kabute provoca la
energía más activa desarrollada en el Kiri Tsuke.
Veamos ahora, de manera resumida, cómo se expresan
simbólicamente cada una de las fases constitutivas de un movimiento
de Iai-do.
El Nuki Tsuke es la representación del encuentro de un ser humano
con la vida, con una nueva existencia. Simboliza el renacer como
nueva oportunidad para el aprendizaje supremo en un nuevo ciclo de
vida.
La explosión de energía que surge del Hara durante la ejecución del
corte, es la muestra de nuestra entrega sin reservas al Conocimiento
sin límite.
Este movimiento, como todos los demás, se realiza mostrando el
espíritu Mushin: vacío, libre de apegos y emociones (Fudoshin).
La mirada del Bushi (Metsuke) observa al adversario inexistente,
identificándose a sí mismo como a través de un espejo. De esta forma
nos visualizamos vistiendo un ropaje tejido con nuestros miedos y
negatividades, que son pronto destruidos por la acción de nuestro
propio sable en éste su primer corte. Afrontamos con decisión la tarea
de limpiar nuestro ser de residuos kármicos.
Se suele decir que en la mirada el ojo izquierdo refleja la naturaleza
de la mente, su capacidad de razonamiento y análisis. El derecho en
cambio, manifiesta los sentimientos y emociones.
Ambos vuelven a configurar la esencia del Yin y el Yang en nuestra
acción más sutil.
En el movimiento del Furi Kabute, al levantar el sable sobre la cabeza,
queda patente el espíritu del: Ten-Chi-Jin (Cielo-Tierra-Hombre).
Es el momento culminante del Kata. Nos situamos por encima del
Bien y del Ma. Necesitamos liberarnos de uno y otro, para poder
acercarnos al Vacío (Ku) y lograr atraer hacia él a nuestro adversario
imaginario, como efecto de su agresión.
Aquí es cuando, a la acción de cortar (Shin Mitsu) esa imagen
visualizada (I Mitsu), es preciso añadirla vibración sonora de ese
mantra sagrado que se manifiesta a través del Kiai (Ku Mitsu). Son los
tres efectos coincidentes que logran realizar el místico San Mitsu,
purificación sublime de nuestras manifestaciones en el mundo
material.
Es esta misma expresión del Kiai lo que permite la conexión profunda
entre la energía de nuestro micrcosmos individual, localizada en el
Hara, y la del universo exterior que nos rodea.
Finalmente, con el corte definitivodel Kiri Tsuke se logra la
materialización de nuestras inntenciones. A través de este último
gesto, logramos liberarnos de todo aquello que nos ata al mundo
exterior de los espejismos, de los lastres de nuestros traumas y
deseos.
Cortamos los lazos materialesu que nos impiden alcanzar nuestro
universo interior..
Así es como se cierra un nuevo ciclo, una nueva encarnación con
todas sus espectativas para la verdadera transformación.