You are on page 1of 3

Universidad Nacional Mayor de San Marcos

From the SelectedWorks of Marco Andrei Torres Maldonado

June, 2016

La irrelevancia del nomen iuris en la práctica
contractual
Marco Andrei Torres Maldonado, Universidad Nacional Mayor de San Marcos

Available at: https://works.bepress.com/marcoandreitorresmaldonado/33/

Derecho Civil. pero se evidencia que la trato) deberá cumplir con los requi. valen los hechos. de fecha 1 de febrero de mesa de venta si esta se concretó 2012. Sección 3. dadero objeto del negocio jurídico. un negocio jurídico bajo el incluido a los dos inmuebles ya nomen iuris de “contrato que el precio solo es uno. y del Código Civil. Conforme a ello. la jurisprudencia española ha establecido la des- vinculación de los jueces del nomen iuris que las partes hacen a sus contratos. 3 Sentencia de la Audiencia Provincial de Les Illes Balears. debemos tener presente que. forma de pago. “se privilegia una interpretación finalista de promesa de compra- hay descripción de cada inmueble. si las partes por error4 emplean una denominación que no resulta acorde con el ver- interpusieron recurso de casación. y no Sobre el particular. Conforme a ello. Antonio. antes venta de bien inmueble” Afirmó que el acto jurídico (con. damento de que “los contratos son lo que son y no lo que dicen las partes”. 4 Al respecto. “El error en la declaración sobre la identidad o la denominación de la per- al no haberse considerado en ella al sona. Miembro prin- haber otorgado una condición al cipal del Taller de Derecho Civil “José León Barandiarán”. bajo el fun- La Sala Superior ratificó los cri. implícitamente. Tomo II. las denominaciones no cuen- El juez de primera instancia declaró tan frente a los datos de la realidad y la verdad vence infundada la demanda debido a a la apariencia1. en los cursos de Derecho de las Personas. por lo que terios asumidos por el ad quo y la calificación de los contratos no depende de las denominaciones que le hayan dado los declaró infundada la demanda. contrato de compraventa que no 1 VÁSQUEZ VIARLAD. no es el nomen iuris del contrato el real naturaleza del mismo sitos esenciales de la compraventa. Buenos Aires. del objeto o de la naturaleza del acto. se infiere en todo En la casación comentada. Colaborador de la Revista Persona de la Universidad de Buenos Aires. que vincula a las partes. deberá otorgarse tado es nuestro). considerando 7. Señaló que la compraventa 2 Resolución Nº 546-2009-SUNARP-TR-L. ambos inmuebles. al objeto o al acto designado” (el resal- estacionamiento. las circunstancias y la común intención de las partes y no el nomen iuris utilizado. Acto Jurídico y Derecho de las Obli- gaciones en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Universidad San Ignacio de ron en una infracción normativa al Loyola. Astrea. bajo una La Corte Suprema afirmó que las * Asociado Junior del Estudio Fernández. hace referencia a un prin- cipio jurídico conocido como primacía de la realidad. es la de ser un contrato que es la indicación del precio y la guen mediante los efectos jurídicos y económicos del de compraventa definitivo. ACTUALIDAD JURÍDICA | Nº 271 • JUNIO 2016 • ISSN 1812-9552 117 . Según el principio primacía de la realidad. Que lo que pretendían los actores era imposi- ble ya que pretendían registrar un contrato preparatorio que incluía C omo es sabido. el contrato de compraventa haya ordenamiento jurídico el principio de la irrelevancia si las partes suscribieron del nomen iuris. la irrelevancia del nomen iuris. el cual jamás se concluyó de forma definitiva. escritura pública para dicho bien. pero que en la venta final solo se consigno el departamento por el monto total de ambos inmuebles. ello no representa impedimento alguno para que. negocio jurídico que acuerdan. cuando por su texto o las circunstancias se puede identificar a la persona. Precisamente. era. no puede considerarse como pro. Heraud & Sánchez Abogados. Frente a ello. Tratado de Derecho al Trabajo. Así. de conformidad con lo previsto en el artículo 209 con la formalización respectiva. Jefe de Prácticas de otras instancias de mérito incurrie. como consecuencia que no se ha podido constatar que del principio primacía de la realidad. que la literal o de función simplemente gramatical”2. p. no vicia el acto jurídico. 271. los demandantes Por ende. conforme lo ha dispuesto el Tribu- nal Registral. prima este último.  OPINIÓN Los demandados contestaron la La irrelevancia del nomen iuris demanda afirmando que solamente en la práctica contractual se realizó la formalización del con- trato de compraventa del depar- tamento debido a que el contrato Marco Andrei TORRES MALDONADO* final así lo establecía. prima la verdad de los hechos sobre la apariencia de los acuerdos. o de función económica (común intención). contratantes3. el significado viene a decir que las cosas son tal y como son y no tal y como las partes aseguran que son. 1982. sino la finalidad que persi. ACTUALIDAD LEGISLATIVA / ACTUALIDAD CIVIL Y PROCESAL CIVIL un estacionamiento.

un ítem adicional que señaló la Corte Suprema es la interpretación del artículo 1414 del Código Civil. Todo ello resulta factible bajo la premisa de que. Nuestra Corte Suprema estableció –y reiteró7– que “en el caso de autos. la voluntad que presidió la formación y la redacción de un texto. para el asombro de sus intervi- nientes. En efecto. es decir. ya había establecido que “No existe un contrato preparatorio si es que no se señala la obligación de celebrar un contrato a futuro”. Como diría Mark Twain. se entienda que lo hacían para un acto diferente. Además de ello. la misma promesa daba en “venta real y enajenación perpe- tua”. Por ende. La común intención o la voluntad real es. y este no es un requisito de eficacia del primero8. se evidencia que la real naturaleza del mismo es la de ser un contrato de compraventa definitivo. Dentro de tal orden de ideas. Es más. Luis. ante todo. interpretación de la común intención de las partes. Expediente Nº 3110-97. “Introducción al estudio de la interpretación en el Código Civil peruano”. Por los sesenta años del Código Civil Italiano (1942-2002). un “compromiso de contratar”. incluso se indicaba que ya se había cumplido con abonar una determinada cantidad de dinero. 6 FERNÁNDEZ CRUZ. no pudiéndose limitar al tenor literal de las palabras”. Fundamentos del Derecho Civil Patrimonial. por ejemplo. en el referido “Contrato de promesa de compraventa de bien inmueble”. p. 774 y 775. Tercera Sala Civil de la Corte Superior de Lima. En: Código Civil comentado. En: Estudios sobre el contrato en gene- ral. prima este último. Gaceta Jurídica. Tecnos. el primero no es una etapa previa de la formación del segundo. si las partes suscribieron un negocio jurí- dico bajo el nomen iuris de “contrato de promesa de compraventa de bien inmueble”. 7 En efecto. 341. el compromiso de contratar y el contrato definitivo son. entre sí. puede terminar siendo. 1993. No hay entre ellos una relación de accesoriedad. como indica una atenta doctrina. contratos autónomos. Gastón. no obstante. 118 ISSN 1812-9552 • JUNIO 2016 • Nº 271 | ACTUALIDAD JURÍDICA . Las circunstancias que evidenciaban que se trataba de un contrato de compraventa definitivo es que. 2007. Madrid. “Compromiso de contratar”. un contrato definitivo. Lima. 2ª edición. “la interpretación como labor hermenéutica está destinada a fijar el contenido y reconstruir el sig- nificado objetivo de las declaraciones y comportamientos. existía un precio fijo por la transferencia. como indica Fernández Cruz6. en relación con la Casación Nº 1659-2014-La Libertad in comento. sin la diligencia debida en su redacción. según el cual “[p]or el compromiso de contratar las partes se obligan a celebrar en el futuro un contrato definitivo”. 2003. puesto que no se ha señalado la obligación de celebrar un contrato a futuro”. Víctor. pp. increíblemente. p. 396. los inmuebles objetos de transferencia. nuestra jurisprudencia. Tomo VII. Tomo I. no estamos frente a un contrato de promesa de venta. Lima. la diferencia entre una palabra casi correcta y una correcta es igual a la diferen- cia entre la luciérnaga y el relámpago. 5 DÍEZ-PICAZO. la voluntad histórica5. Finalmente. Ara. 8 BOLAÑOS VELARDE.