You are on page 1of 2

CLÍNICA MÉDICA Y QUIRÚRGICA DE GRANDES ANIMALES

UN CASO DE CARCINOMA PENEANO EN UN EQUINO (EQUUS FERUS)

VIÑUELA, Pablo1; PERKINS, Julio2; PÉREZ, Denisa3,4

Correo electrónico: denisa@vet.unicen.edu.ar
1
Actividad Privada
2
Actividad Privada; Docente Departamento de Producción Animal - Orientación en Producción Equina, Facultad de Ciencias Veterinarias,
Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, Tandil, Buenos Aires, Argentina
3
Docente Departamento de Fisiopatología, Área de Patología, Centro de Investigación Veterinaria de Tandil (CONICET-UNICEN), Facultad de
Ciencias Veterinarias, Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, Tandil, Buenos Aires, Argentina
4
Becaria Postdoctoral Fundación Bunge y Born, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina

INTRODUCCIÓN: El carcinoma de células escamosas (CCE) es una neoplasia maligna de alta incidencia en equinos que se
origina en los queratinocitos. Comúnmente ocurre en los parpados y en los genitales externos, aunque puede asentar en
cualquier parte del cuerpo, en especial sobre uniones mucocutáneas. Se puede originar en cicatrices de quemaduras y
en heridas no cicatrizadas con infección crónica (6, 7). Asienta más frecuentemente en áreas de pelaje escaso y zonas de
piel dañadas por el sol, siendo generalmente precedido por queratosis actínica (2, 3, 5, 6, 7). Puede afectar a todas las
razas, aunque es mayor la prevalencia en animales de tiro con pigmentación relativamente clara y pelaje blanco,
grisáceo o palomino. Su prevalencia también aumenta con la edad (10 a 17 años). Los machos enteros y las yeguas
tienen una probabilidad mucho más baja de desarrollar CCE que los machos castrados (5, 6, 7). Se sospecha que se
asociaría a infección por papilomavirus equino (EcPV-2), el cual induciría cambios neoplásicos en el epitelio peneano o
prepucial o en papilomas existentes (5). Las propiedades carcinogénicas e irritantes del esmegma prepucial equino han
sido implicadas en su etiología (1, 4, 5, 6, 7). Las lesiones suelen ser solitarias, poco delimitadas, de 0,5 a 6 cm de
diámetro y pueden ser dolorosas. Las lesiones tempranas pueden verse elevadas, descoloridas o ulceradas y las lesiones
tardías pueden ser granulomatosas o tener forma de coliflor (5). Esta neoplasia es la más destructiva de las neoplasias
externas. Suele presentar olor fétido, debido a la necrosis de la superficie y a la acción de las bacterias de la putrefacción
en las acumulaciones de exudados. Los propietarios no suelen detectar las lesiones iniciales consistentes en
adelgazamiento, endurecimiento, arrugamiento y eritema benigno de la piel. A menudo no se identifican lesiones en
padrillos que no están en servicio hasta que presentan anormalidades groseras, lo que genera dolor durante la
recolección, micción, o masturbación, con hemorragia y mal olor (5). La inflamación y la infección secundaria (bacterias,
Habronema, hongos) pueden ser factores complicantes (7). La hemospermia puede ocurrir como resultado de úlceras en
el glande o irritación de tejidos neoplásicos durante la erección. Las lesiones extensas pueden interferir con la extensión
y retracción normal del pene y con la micción (5). Suelen causar invasión local y desarrollan metástasis con lentitud. El
examen citológico es de utilidad para establecer el diagnostico presuntivo ya que permite identificar queratinocitos
atípicos (7). El examen histológico es determinante. El diagnóstico diferencial incluye papilomas y numerosos trastornos
neoplásicos y granulomatosos (7). El tratamiento consiste en extirpación quirúrgica, criocirugía, hipertermia con
radiofrecuencia, cirugía con láser, radioterapia, quimioterapia, inmunoterapia o combinaciones de estas modalidades.
Se obtienen mejores resultados cuando el tratamiento se inicia temprano en la evolución de la enfermedad y cuando la
escisión quirúrgica se combina con otras terapias adyuvantes (1, 2, 7). El tiempo de supervivencia es inversamente
proporcional al tamaño del tumor (7). Los tumores recidivantes son más agresivos y poseen propensión a la metástasis,
lo cual indica que es importante tener en cuenta la conveniencia de un diagnóstico precoz y preciso, y un eficaz
tratamiento del tumor primario en la primera intervención quirúrgica (3, 4). Las medidas preventivas comprenden
higienización regular del prepucio y el pene y evitar la exposición a la luz solar en las horas de mayor radiación
ultravioleta. El objetivo de este trabajo es describir un caso de CCE en un equino, mostrando un diagnóstico y un
tratamiento que han resultado eficaces.
MATERIALES Y MÉTODOS: Equino macho castrado, mestizo, de pelaje tobiano, de aproximadamente 15 años de edad,
perteneciente al Haras “La Irenita”, partido de Daireaux, Buenos Aires, con una deformación del prepucio de
consistencia dura, móvil, dolorosa, bien delimitada y una herida sanguinolenta que causaba una fimosis secundaria con
edema, ulceración y miásis frecuentes. Masas ubicadas en cuerpo y glande del pene (Figuras 1, 2 y 3).

luego se produjo el volteo del mismo con ketamina al 10%.250 mg). Inicialmente se le administraron antimiásicos. cada 12 horas por 4 días. sulfato de estreptomicina (1. PEARSON L.J. 40 (4) Págs.. 862 p.J. y MILLER W. Ablación con láser de dióxido de carbono como tratamiento para carcinoma ocular de células escamosas en caballos. vía IM y butazolidina al 20% (10 ml/500kg). sulfato de estreptomicina (1. sin respuesta alguna. a razón de 2 ml/100kg. penicilina G benzatínica (3. RAMÍREZ LÓPEZ L. 2014.T. mediante criocirugía. formación de “perlas” queratínicas. SCOTT D. generalmente pasa desapercibido. 2009. Figuras 1. Págs.000 UI). ya que resultó determinante para confirmar que se trataba de un CCE y decidir de este modo el tratamiento quimioterápico con cisplatino que resultó adecuado.S. Págs.K. MERRITT A.G.250 mg). 550 a 554. Diagnóstico y Tratamiento en Dermatología Equina. penicilina G procaínica (1. AAVE. sin evidenciarse hasta el momento recidivas del tumor. MOORE J.000 UI)..000. Para la extirpación de la masa tumoral se bloqueó la zona a incidir con lidocaína para impedir el estímulo doloroso. 2004. COLAHAN P. 1968. 4° edición. Dermatología Equina. 1532 a 1533.000.250 mg) vía IM. con signos compatibles con una neoplasia. a razón de 10ml/kg. las lesiones iniciales de queratosis actínicas habían pasado desapercibidas como suele ocurrir. 391 a 398. y una vez que el animal había sido volteado se lo canalizó y se mantuvo el plano anestésico con éter gliceril guayacolico a una concentración de 10 g/100ml. 625 a 631. DISCUSIÓN: En este caso.000 UI).000 UI).000 UI).F. Págs.5 cm y fue remitida al laboratorio de histopatología en recipiente limpio con formol al 10 %. CONCLUSIONES: Si bien el CCE es una neoplasia maligna que en sus estadios iniciales pre-neoplásicos (queratosis actínica)..A. Uso del Piroxicam como tratamiento adjunto en carcinoma de células escamosas en el tercer parpado de un caballo.M. CAMPBELL A. Al no obtener resultados con la terapia antibiótica y antiinflamatoria indicadas inicialmente. 355 a 358. Se tomó muestra de la masa de 1x1x0. penicilina G procaínica (1.. 4. penicilina G potásica (1. 5. permitiendo al veterinario plantear un correcto manejo quimioterápico con buenos expectativas de sobrevida del animal y brindarle al propietario las correctas medidas preventivas que minimicen el riesgo de recidivas. 2006. 1998. vía IV. penicilina G potásica (1.500. MONTES L.000 UI). Méx. se decidió la remoción quirúrgica de la masa con toma de muestra para el laboratorio de histopatología. Durante el post-operatorio el animal fue tratado con penicilina G benzatínica (3. y considerando que se trataba de un macho castrado. cada 24 hs. 389 a 395. a razón de 1ml/100kg.W. Se decide realizar remoción quirúrgica de la masa. Editorial Científico-Médica. 12 (47). RESULTADOS: El estudio histopatológico reveló cuerdas irregulares de queratinocitos que proliferan hacia abajo e invaden la dermis. Masas tumorales localizadas en cuerpo y glande del pene.A. 133 a 147. de edad avanzada. Atlas de enfermedades de la piel del caballo. La cirugía fue realizada a campo con anestesia fija. Págs. Cómo diagnosticar y tratar la hemospermia: revisión de casos. Compatible con CCE. MONLUX W. BIBLIOGRAFÍA: 1.500. GARCÍA SÁNCHEZ G. MAYHEW I. Principios de Patología Veterinaria. y PIÑÓN CABRERA A. 6. Vet.. 2. Volumen II. y JUÁREZ SÁNCHEZ M. Anatomía Patológica. puede ser fácilmente diagnosticado mediante histopatología. Revista La Especie Equina. 37 (3). Editorial Continental. sulfato de dihidroestreptomicina (1. Méx. Esto fue fundamental. Editorial Intermédica.E..250 mg). RUNNELLS R.1 a 45. y VAUGHAN T. Vet. 2 y 3. 1986. Págs.500..500. figuras mitóticas e inflamación. TIBARY A.compatibles con CCE.1mg/kg).N. MONLUX A. y como terapia antiinflamatoria se usó flunixin (1. Al obtener los resultados del estudio histopatológico se comenzó quimioterapia con cisplatino.H. Medicina y Cirugía Equina. IWABE S. Editorial Intermédica.. Se procedió a la sedación del animal con xilacina al 10%.W. anaplasia. ausencia de lámina basal y de células basales que normalmente se interponen entre el estrato espinoso y la dermis. 7. cada 24 horas por 5 días. sulfato de dihidroestreptomicina (1. . 3.