You are on page 1of 7

Comunidad Apocalipsis Adultos

Febrero 2015

“Conviértete y cree en el Evangelio”
Composición:Antonio Palacios

Llamamos Cuaresma al tiempo litúrgico del calendario cristiano destinado a preparanos
espiritualmente para la fiesta de la Pascua que celebra la resurrección de Jesucristo.Se trata de un
tiempo de purificación e iluminación,tiempo para arrepentirnos de nuestros pecados y de cambiar
algo de nosotros para ser mejores y poder vivir más cerca de Cristo.

La Cuaresma dura 40 días; comienza el Miércoles de Ceniza y termina antes de la Misa de la Cena
del Señor del Jueves Santo. A lo largo de este tiempo, sobre todo en la liturgia del domingo,
hacemos un esfuerzo por recuperar el ritmo y el estilo de verdaderos creyentes que debemos vivir
como hijos de Dios.

Desde fines del siglo II y principios del siglo III,ya existen evidencias de prácticas cuaresmales,
principalmente del ayuno como preparación a la Pascua.La Iglesia de aquel entonces se dio cuenta
de la necesidad de una preparación adecuada, por medio de la oración y del ayuno, según el modo
prescrito por el Señor.

En la primitiva celebración de la Pascua del Señor se practicaba un ayuno preparatorio el viernes y
sábado previos ,como preparación al Domingo de Resurrección,además de transcurrir la noche del
sábado en vela.Mientras tanto en la Iglesia de Alejandría, la preparación ya consideraba una semana
de ayuno previo a las fiestas pascuales.

Poco a poco, este período de preparación pascual fue consolidándose ,hasta llegar a ser la realidad
litúrgica que hoy conocemos como Tiempo de Cuaresma. Influyeron también, sin duda, las
exigencias durante el período de prueba o de instrucción que se ofrece a los candidatos al bautismo
(catecumenado) y la disciplina penitencial para la reconciliación de los penitentes.

Finalmente en el siglo IV se manifiesta la tendencia a constituirla en tiempo de penitencia y de
renovación para toda la Iglesia, con la práctica del ayuno y de la abstinencia,fijándose su duración
en 40 días.

En los siglos VI-VII cobró gran importancia el ayuno como práctica cuaresmal, pero presentándose
un inconveniente: desde los orígenes nunca se ayunó en domingo por ser la celebración del Día del
Señor. Para respetar el domingo y, a la vez, tener cuarenta días efectivos de ayuno durante la
cuaresma, en el siglo VII, se agregaron cuatro días más a la cuaresma, antes del primer domingo,
estableciendo los cuarenta días de ayuno, para imitar el ayuno de Cristo en el desierto. Son
exactamente cuarenta los días que van del Miércoles de Ceniza al Sábado Santo, sin contar los
domingos.
Durante la primera etapa de en la historia de la cuaresma se celebraban tan sólo las reuniones

15) o "Acuérdate de que eres polvo y al polvo has de volver" (Gén 3. cuarenta días empleados por Jonás para alcanzar la penitencia y el perdón. La ceniza representa la destrucción de los errores del año anterior al ser éstos quemados. El número cuarenta evoca la idea de preparación: cuarenta días de Moisés y Elías previos al encuentro de Yahveh. Más tarde. Esta Misa manifiesta la comunión del obispo y sus presbíteros en el único e idéntico sacerdocio y ministerio de Cristo. de conversión espiritual. Miercoles de Ceniza El Miércoles de Ceniza. nuestro caminar y tratar de prepararnos dignamente para recibir a Cristo Resucitado. miércoles y viernes celebraban ya la eucaristía. Se realiza el gesto simbólico de la imposición de ceniza en la frente de los fieles católicos. Comienzo de la Cuaresma: época de ayuno y abstinencia. Es un tiempo de reflexión. tiempo de preparación al misterio pascual. ¿Por qué cuarenta días? En toda la tradición occidental inicia con la lectura del evangelio de las tentaciones de Jesús en el desierto en el primer domingo cuaresmal. El color litúrgico de este tiempo es el morado que significa luto y penitencia. el anterior al primer domingo de Cuaresma. si bien entre semana existían asambleas no eucarísticas: los miércoles y viernes. El período cuaresmal concluye la mañana del Jueves Santo con la Misa crismal que el obispo concelebra con sus presbíteros.Los Ortodoxos comienzan la cuaresma desde el lunes y no celebran el Miércoles de Ceniza. Mientras el sacerdote impone la ceniza dice una de estas dos expresiones: "Arrepiéntete y cree en el evangelio" ( Mc 1. el proceso se cerró con la asignación de la asamblea eucarística para los jueves de cuaresma. se prolonga durante cuarenta días. es el primer día de la Cuaresma en los calendarios litúrgico principalmente católico.19) . que nos remite también a los cuarenta años de peregrinación del pueblo de Israel por el Sinaí. la Iglesia vive un combate espiritual intenso. El período cuaresmal constituye una experiencia de desierto. El Viernes Santo también se viven el ayuno y la abstinencia. se añadieron nuevas asambleas eucarísticas los martes y sábados. Pero a finales del siglo VI las reuniones del lunes. cuarenta días de ayuno de Jesús antes del comienzo de su ministerio público. En la Cuaresma. que al igual que en el caso del Señor. . En la Iglesia evangélica ha quedado como un simple servicio asi como en algunas Iglesias protestantes como la anglicana y la luterana.eucarísticas dominicales. El miércoles de Ceniza es día de ayuno y abstinencia. Por último. como tiempo de ayuno y de prueba. El miércoles de ceniza es una oportunidad para renovar nuestro deseo de revisar nuestra conducta. los viernes de Cuaresma se observa la abstinencia de carne. de penitencia.

debemos aspirar a vivir la resurrección del Señor. Esta anticipación del ayuno cuaresmal no es una práctica exclusivamente romana: se encuentra también en Oriente. Mt 11.18) Para simbolizar esto. La imposición de la ceniza también es una invitación a recorrer el tiempo de Cuaresma como una profundización en el misterio pascual de Jesús.21) y se cubre con ella la cabeza (Jdt 4. El proceso de alargamiento del período penitencial continuó de forma irremediable. Cuando la institución penitencial desapareció. Significado simbólico de la Ceniza La ceniza es producto de la combustión de algo por el fuego.1. aunque en realidad todavía resulte difícil conocer sus características. y en sentido trasladado. Muchas veces la ceniza se une al "polvo" de la tierra: Abraham en Gén.27.10. 19). y en diversas regiones de Occidente. de humildad y penitencia. simbolizando a la vez el pecado y la fragilidad humana. los penitentes. En el Antiguo Testamento también prevalece esta idea. Ez 27. el miércoles y viernes previos al primer domingo de cuaresma comenzaron a celebrarse como si formaran parte del período penitencial.19) y. caducidad. Muy fácilmente adquirió un sentido simbólico de muerte.Este gesto simbólico principalmente consiste en hacer una cruz en la frente del penitente con las cenizas extraídas de las palmas usadas el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior.30). del hombre que se ve afligido por el luto y expresa así su nada ( Jer 6. el rito se extendió a toda la comunidad cristiana. como un signo de victoria sobre el mal. para describir la conversión de los habitantes de Nínive. dice "en verdad soy polvo y ceniza". Dicho miércoles. empieza a ser obligatorio para toda la comunidad cristiana a partir del siglo X. 9. probablemente como medio de compensar los domingos y días en los que se rompía el ayuno.6. por lo cual. . Ez 28.26). que fuimos creados del polvo y a él volveremos (Gen 3. Probablemente se trata de una praxis originada en los monasterios y más tarde propagada entre la comunidad cristiana. Por ejemplo en Jonás 3.6. 18. 14-15). en su muerte y resurrección. Este es el origen del Miércoles de Ceniza. El pecador es ceniza (Sab 15. el pecador se sienta sobre la ceniza (Job 42. Origen de la Imposición de la ceniza Hacia finales del siglo V. por la imposición de la ceniza. la ceniza se asocia al polvo.La ceniza finalmente nos recuerda que somos mortales. el cual no tendría mejor señal para nosotros que la cruz de Cristo (Col 2.11-15. mediante la participación en la Eucaristía y en la vida de caridad. También ha sido empleada para significar la tristeza del hombre abrumado por la desgracia (2Sam 13. Jon 3. sobre todo.6 la ceniza sirve.siguiendo una costumbre que se remonta al siglo XII. ingresaban en el orden que regulaba la penitencia canónica.

pero si vemos el uso de la ceniza como símbolo externo de conversión. Algo debe quemarse y destruirse en nosotros -el hombre viejo. valorando la realidad que nos rodea pero bajo a luz de su verdad. su situación pecadora y la oración que súplica ardientemente para que el Señor acuda en su ayuda por la Resurrección. 20-21.Si bien no vemos una cruz en la frente. nuestra conversión y aceptación del Evangelio. La ceniza es símbolo de la muerte y recuerda que lo material puede desaparecer.El hecho de utilizar estas cenizas Simboliza que la gloria de un día puede quedar reducida a la nada en poco tiempo. que nos debería hacer reflexionar sobre nuestra búsqueda de Dios. En este texto se menciona la palabra ceniza en boca del mismo Jesús como signo externo de conversión. como inicio y puerta del ayuno cuaresmal y de la marcha de preparación a la Pascua. recordando que somos frágiles y sujetos a la muerte. a la introspección y a la reconversión. Esta valoración nueva de la realidad trae como resultado ser cada vez más concientes de que estamos de paso en este mundo.para dar lugar a la novedad de la vida pascual de Cristo. Mediante el rito de la imposición de ceniza. impulsándonos a trabajar hasta el final. 17. El gesto simbólico de la imposición de ceniza en la frente . la novedad de vida que Cristo cada año quiere comunicarnos en la Pascua. a fin de que el Reino de Dios se instaure dentro de nosotros y triunfe su justicia. Simboliza la condición débil y caduca del hombre. ya que el hombre está destinado a participar en el triunfo de Cristo. No podemos centrar el debate a que el texto debe decir “en la frente”.se hace como respuesta a la Palabra de Dios que nos invita a la conversión. La Cuaresma empieza con ceniza y termina con el fuego. a Dios. que camina hacia la muerte. principio y fin. La ceremonia de la ceniza eleva nuestras mentes a la realidad eterna que no pasa jamás. o saber con qué mano Jesús tomó el pan para partirlo en la última cena. Cuestionamientos a la imposición de la ceniza “En ningún texto de la Biblia se manda a colocar una cruz de ceniza en la frente”. alfa y omega de nuestra existencia. . con las palabras "Convertíos y creed en el Evangelio" y con la expresión "Acuérdate que eres polvo y al polvo volverás". sería como exigirle a un hermano evangélico una explicación bíblica sobre si al bautizar a alguien por inmersión debe meter primero su pierna izquierda o derecha al agua. La conversión no es sino un volver a Dios. alternativamente: "Arrepiéntete y cree en el Evangelio" (Cf Mc1.15) (parecidas a Mt 4. el agua y la luz de la Vigilia Pascual. se invita a reflexionar acerca del deber de la conversión.un signo y unas palabras que expresan muy bien nuestra caducidad. es decir "Convertíos". Mt 11.cuando Jesús cuando anunciaba la venida del Reino de Dios) y "Acuérdate de que eres polvo y al polvo has de volver" (Cf Gén 3. o sea. El Miércoles de Ceniza invita a la reflexión.19): un es un recuerdo de nuestra condición mortal. Las palabras Mientras el ministro impone la ceniza dice estas dos expresiones. Este tiempo del Año Litúrgico se caracteriza por el mensaje bíblico sintetizado en una sola palabra: "metanoeiete". La fórmula de bendición alude a la condición pecadora de los que la reciben.

“el arrepentimiento es una doctrina bíblica. obtenidos por la intercesión de la Iglesia. lo cual es falso porque los sacramentales no confieren gracia. imitando de alguna manera a los sacramentos. sobre todo espirituales. Por ellos. Comprenden siempre una oración. el arrepentimiento es un acto del corazón. pero por la oración de la Iglesia preparan a recibirla y disponen a cooperar con a ella. . La cruz de ceniza es un sacramental. pero la manera en que este es manifestado. donde nosotros revisamos nuestra conducta interior y por medio de la ceniza reflejamos exteriormente ese deseo interno de querer recibir a Cristo resucitado. la señal de la cruz. El miércoles de ceniza es el inicio del caminar. y no por un acto subjetivo. No se puede afirmar que en la Iglesia Católica el arrepentimiento se logra por la cruz de ceniza. Igual que lo hizo el rey David cuando pecó contra Dios. Igual nosotros usamos la ceniza como signo externo de nuestro deseo de conversión. es a través de los frutos. 16. con frecuencia acompañada de un signo determinado. más que en nuestra observancia de rituales. los hombres se disponen a recibir el efecto principal de los sacramentos y se santifican las diversas circunstancias de la vida". Dios está interesado en nuestros corazones. la aspersión con agua bendita (que recuerda el Bautismo) Los sacramentales no confieren la gracia del Espíritu Santo a la manera de los sacramentos.la penitencia y el poner ceniza sobre la frente no tienen ninguna relación”. pero que podemos acompañar con signos externos. Los sacramentales son signos sagrados con los que. de los hechos que el individuo manifiesta después del arrepentimiento. como la imposición de la mano.“A la luz de la Biblia. De lo anterior entendemos que la cruz colocada es sólo un signo exterior acompañado de una oración que nos preparan y disponen a recibir la gracia que se nos concede en la Resurrección de Cristo.21) Eran signos externos de su arrepentimiento. como lo es la ceniza sobre la frente en forma de cruz” La ceniza no es algo mágico que borre algún pecado. Por otro lado. el arrepentimiento . se expresan efectos. Tenemos claro que no creemos en que Dios automáticamente nos bendice en respuesta a la observancia de un ritual. No se puede creer que si se recibe la cruz de ceniza han quedado limpiados y purificados. y para mostrar su arrepentimiento “se acostaba en el suelo” y “lloraba” (2 Sam 12. del paso de Jesús por el desierto.

un retiro espiritual en el que el esfuerzo de mortificación personal alimente. como reparación. orando. Penitencia como expresión de libre y positivo esfuerzo en el seguimiento de Cristo. compartiendo con el prójimo y haciendo obras buenas.Esto supone una conciencia clara de que estamos de paso . Eso es lo que escuchamos el día de ayer cuando nos impusieron la ceniza: ‘Conviértete y cree en el Evangelio’. ¿qué cosa es aquello que no nos está dejando acercarnos al Señor? Quizás es tiempo de dejar de pensar tanto en nosotros mismos y en nuestras cosas y permitirle al Señor que sea el centro de nuestra vida. Eso es la conversión. La Iglesia nos invita a vivir la Cuaresma como un camino hacia Jesucristo.. Cristo nos invita a cambiar de vida. Un cambio en nuestra conducta y comportamiento. Sinónimo de "conversión" es así mismo la palabra "penitencia".. rompe nuestra relación con Él. Nos invita a vivir una serie de actitudes cristianas que nos ayudan a parecernos más a Jesucristo. La conversión es un volver a Dios. No es solamente dejar el mal. Cómo vivir la Cuaresma En la Cuaresma. no en un sentido negativo de tristeza y frustración. deshacernos del pecado y de todas las influencias que pueden entorpecer nuestro paso hacia la plenitud de la vida. que hay algunas cosas que arreglar en mi vida. Penitencia como remedio. como cambio de mentalidad para disponernos a la fe y a la gracia. Bien vivida. Penitencia como cambio de mentalidad.¿A qué invita la Iglesia en Cuaresma? La Iglesia invita a sus fieles a hacer de este tiempo un tiempo privilegiado para acercarnos a Dios. esa es la gran invitación de la cuaresma. que debo reencaminar mi vida cristiana. El objetivo es elevar nuestras mentes a Dios. y que debemos trabajar a fin de que el Reino de Dios se instaure dentro de nosotros y triunfe su justicia. pero que supone voluntad. liberándolo del mal. Un cambio en nuestra vida. si descubro con fuerza que necesito el perdón de Dios. es el momento de preguntarse. Por lo tanto. sino sobre todo es asumir el bien que me falta en la vida. este es el tiempo propicio. por eso debemos luchar contra él pecado y ésto sólo se logra a través de la conversión interna de mente y corazón. escuchando la Palabra de Dios. valorando las realidades que nos rodean bajo la luz de su verdad. buscando el . Ahí está la parte importante de la conversión. El pecado nos aleja de Dios. la Cuaresma prepara para una auténtica y profunda conversión personal.La medida de esta mortificación es dejada a la libertad y a la generosidad de cada uno. Penitencia como expresión de un compromiso libre y generoso en el seguimiento de Cristo. esfuerzo y perseverancia. sino en el sentido de elevar nuestro espíritu.sostenga la meditación y la oración. La Cuaresma nos invita a practicar el espíritu de la penitencia. para participar en la fiesta más grande del año: el Domingo de la Resurrección del Señor. Si descubro que he estado un poco alejado del Señor.

Recuerda no ponerte demasiados porque te va a ser muy difícil cumplirlos todos. Pensar en qué he ofendido a Dios.arrepentimiento por nuestras faltas y volviendo a Dios que es la verdadera razón de nuestro existir. cosas que te cuestan trabajo. si realmente estoy arrepentido. la asistencia frecuente al Sacramento de la reconciliación y la eucaristía. porque le amas. Revisa los mandamientos de Dios y de la Iglesia para poder hacer una buena confesión. a semejanza de Santa María. La Cuaresma es un camino hacia la Pascua.Aprovecha estos días para orar. durante toda la vida. En Cuaresma. se abre la oración del Espíritu cooperando a ella con su respuesta libre y generosa. la limosna. también debemos intensificar la escucha y la meditación atenta a la Palabra de Dios. el rencor. Haciendo oración. el fundamento y verdad culminante de nuestra fe. si me duele haberlo ofendido. y para crecer en nuestra relación con los demás. ofrecerla a Dios por amor. no se puede subir toda de un brinco. el ayuno.la vida de oración. Busca el tiempo para llevarla a cabo. Ayúdate de un libro para estructurar tu confesión. La palabra sacrificio viene del latín sacrum-facere. Cada día. La Cuaresma es el tiempo del perdón y de la reconciliación fraterna. según las posibilidades de cada uno. es decir. 4. aprendemos a conocer y apreciar la Cruz de Jesús. para vencernos a nosotros mismos. Puedes leer en la Biblia pasajes relacionados con la Cuaresma. la envidia. Arrepintiéndome de mis pecados y confesándome. Con esto aprendemos también a tomar nuestra cruz con alegría para alcanzar la gloria de la resurrección. Éste es un muy buen momento del año para llevar a cabo una confesión preparada y de corazón. deja que la gracia divina penetre su corazón y. . Para crecer en nuestra relación con Dios. los celos que se oponen a nuestro amor a Dios y a los hermanos. Es la buena noticia que tenemos obligación de difundir. Nuestro Señor. para decirle que lo quieres y que quieres estar con Él. 2. Haciendo sacrificios. Luchando por cambiar. 1. condición indispensable para el encuentro con Dios. Hacer sacrificio es ofrecer a Dios. práctico y concreto para poderlo cumplir. Tres medios importantes”. la Iglesia nos propone la oración. Hazte propósitos para cumplir día con día y revisa en la noche si lo lograste. ser amable con el vecino que no te simpatiza o ayudar a otro en su trabajo. hacer un sacrificio es hacer una cosa sagrada. Hay que subir las escaleras de un escalón en un escalón. A cada uno de nosotros hay algo que nos cuesta trabajo hacer en la vida de todos los días. si el creyente ingresa en el diálogo íntimo con el Señor. Si esto se lo ofrecemos a Dios por amor. Entonces. que es la fiesta más importante de la Iglesia por ser la resurrección de Cristo. estamos haciendo sacrificio. En la oración. -Asimismo. que significa "hacer sagrado". Tu plan debe ser realista. Te puedes ayudar de un buen libro de meditación para Cuaresma. lo mismo la práctica del ayuno. para platicar con Dios. 3. Por ejemplo. hemos de arrojar de nuestros corazones el odio. Conoce cuál es tu defecto dominante y haz un plan para luchar contra éste. Analiza tu conducta para conocer en qué estás fallando.