Capitulo 12.- Formas irregulares del ejercicio del poder.

1.-La Resistencia a la opresión.

Este derecho-acción emergió claramente con modelo del Estado contemporáneo, las
revoluciones inglesas, americana y francesa son hijas dilectas del derecho de la
resistencia a la opresión, sin perjuicio de la justificación teórica más allá de las llamadas
razones de Estado.

El incumplimiento del Rey desligaba a los súbditos de la fidelidad jurada y la Iglesia
tenía el poder incluso de la excomunión para el Príncipe que violara el
comportamiento conforme los valores y principios que surgían de este credo. Ante el
incumplimiento de gobernar correctamente y en función del bien común surgen
matices y formas de ejercer este derecho que van desde la resistencia pasiva hasta el
tiranicidio.

La gradación jerárquica de la resistencia a la opresión ha sido fundamentada por el
pensamiento católico de entonces en función de los deberes de lealtad, 1º a Dios, y
después a los hombres, en caso de pecado la ley humana puede ser desobedecida y en
base a tal premisa se construye el fundamento de la resistencia. Se deducía de ello que
si el Rey no cumplía con la protección y seguridad, o peor aún, cuando oprime a los
súbditos, los trata como esclavos, se considera que el Rey muda su condición a Tirano,
señalando que en tal caso los pueblos pueden deponerle y elegir a otro en su lugar.

Se podría señalar que la “resistencia pasiva” tenía fundamento en:
 1º) no obedecer al mandato del soberano cuando es contrario a la ley divina;
 2º) tiene fundamento la resistencia o desobediencia cuando la ley es injusta;
 3º) pero se deberían obedecer las leyes injustas de ser posible, para no producir
caos o perturbación en la sociedad;
 4º) se destacan como injustas las leyes que son contrarias al bien común, cuando
la autoridad excede sus facultades, cuando se violan la equidad o la igualdad.

En tanto que en la “resistencia activa” solo es válido un acto de fuerza o resistencia si
antes se han agotado todos los medios previos a una rebelión, la que será legitima si
esta se presenta como el único camino viable para sortear la opresión a la ciudadanía.
La iniciativa debe siempre estar en la autoridad pública y no ser tomada por cualquier
particular, por lo que en este punto Juan de Mariana señala etapas para llegar a este
extremo lo que puede hasta llegar al tiranicidio.

La destitución del tirano debe proceder como última ratio, ultimando todas las etapas
previas. Se debe dar un juicio previo llevado ante la Asamblea en caso de que se viole
la ley de Dios, se saquee la Nación, o se apropie de las fortunas privadas de los
particulares, donde la autoridad recibe las quejas públicamente, y si no enmienda su
actitud públicamente, la Asamblea tiene potestad para destituirlo, y si existe resistencia
del destituido, armarse en armas para cumplir el mandato colectivo para que el tirano
abandone el cargo, y si ante esta resistencia cualquier persona puede suprimir al tirano
ya que se transformó en “enemigo público” esto es justificar el “tiranicidio”.

El presupuesto factico indispensable para el ejercicio legítimo de tal derecho es un acto del poder público. (legalidad) y no afectar la dignidad humana de ningún integrante de dicha comunidad( legitimidad).E. .para impedir los abusos del poder y como egida ante violaciones más graves de otros derechos fundamentales. pero no jurisdiccional. que se vaya a aplicar o ejecutar y que no exista un mecanismo jurídicamente viable para suspender su ejecución como ultima defensa- fundado en los valores de justicia y libertad. ilegitimo e injusto..  desobediencia activa y manifestación en claro sentido contrario al acto que se reputa despótico donde el accionar colectivo se levanta y manifiesta claramente en contra del gobierno. más está inscripto dentro de las garantías convencionales de los tratados. al mismo tiempo que significa un cambio de época de formas de gobierno y sistemas políticos. No configura el derecho de resistencia a la opresión una garantía de tipo subjetivista por la violación concreta de un derecho fundamental para lo cual el ordenamiento jurídico tiene vías directas de tutela jurisdiccional como el habeas corpus.U) y la Francesa (1789) en la declaración de los derechos del hombre y el ciudadano. todo Estado debe ejercer su gobierno investido con justos títulos (electos por mayoría) y su acción subordinarse a la ley.  rebelión como manifestación en contra de la autoridad ya que la intensidad de la afectación del cuerpo social por el gobierno afecta a todos. o. habeas data etc.U. 1. Bien se podría señalar que en Estado social y democrático de derecho el derecho de resistencia a la opresión quedo como un “derecho de museo” que conforma la “arqueología jurídica”. Este derecho en la actualidad tiene una característica de derecho de excepción que cobra vida cuando existen actos o hechos de características arbitrarias o despóticas en que puede devenir el accionar de un gobierno. Dependerá del accionar de este gobierno y la intensidad de la lesión que causa en el cuerpo social para que se den distintas circunstancias como ser:  desobediencia civil cuando toda la sociedad resiste un acto despótico y resuelve no obedecer el mismo. también es ilustrativa surge con singular protagonismo en las cartas pactos o declaraciones que se dieron en las revoluciones inglesa (1679) Americana(1777. establecidas como orgánicas( propias de la división de poderes del sistema constitucional y democrático de derecho) donde se prevén tutelas efectivas ante eventuales lesiones de los derechos fundamentales de los ciudadanos. Esta concepción se ve concretada con episodios revolucionarios ante el absolutismo monárquico y marca el fin de una época.Formas y distintos aspectos que puede adquirir el ejercicio del derecho. Este derecho de resistencia es “una garantía de carácter reactivo. insurrección. subsidiario e inorgánico frente a violaciones graves y manifiestas de principios básicos del orden constitucional democrático”. amparo.3.en diversos estados miembros de lo que serían después E. ya que hoy por hoy.

sin embargo. la democracia.4. Esto produjo transformación en hábitos. económico . que se puede producir simultáneamente en distintos ámbitos social. Siempre nacen como consecuencia de procesos históricos y de construcciones colectivas que precipitan el cambio y que son acompañadas por la gran mayoría de la sociedad. 2. principios y reglas diferentes del sistema antecesor. La revolución es un cambio o transformación profunda respecto al pasado inmediato. para aplicarlos a todos e imponer un nuevo orden social.36 ya que las prácticas de las interrupciones institucionales carecían de sanción efectiva. ya que se trata de una ruptura del orden establecido que no le sirve de antecedente del cambio o transformación operada ya que lo substituye integralmente por un conjunto de valores. no obstante. formas y modos de relacionarse entre las personas “on line y off line” una suerte de modernidad liquida como refiere Bauman. que abran de juridificarse. por así decirlo del Estado-Nación que durante siglos compartió con la Nación. cambiar la lógica de los antecedentes y aplicar sobre la sociedad un conjunto nuevo y distinto de valores y principios. En los últimos 25 años se produjo una verdadera revolución tecnológica y científica. “aunque la republica este emigrando. Si bien los Estados contemporáneos no tienden a ser menos democráticos ni se han alejado de la esencia del modelo republicano. jurídico. no existe la revolución como cambio brusco y drástico del sistema político o social. amparados en el art. sobre todo en materia de comunicación que llevo información instantánea a cada individuo y de manera diversificada. . etc.La revolución. Para poder considerar propiamente una revolución con una vulgar apropiación del poder de manera ilegal no podemos sino insistir que significa esta un total cambio de valores y principios en que se desenvolvía una sociedad antes del cambio impuesto por la fuerza por la obtención del poder en nombre de la revolución para instalar el nuevo orden y sistema de poder juridificado.. Los cambios revolucionarios tienen consecuencias trascendentales y suelen percibirse como súbitos y violentos.. (se vive en dos mundos paralelos y diferentes) se cambiaron las ágoras públicas. más la reforma constitucional de 1994 ampliando el contenido de la concesión de poderes tiránicos del art. sin embargo ello no modificó el sistema político en si mismo cambiándolo radicalmente.1. como practica dentro del Estado.29 incorporó el art. Nuestra constitución originaria de 1853/60 concebía este derecho dentro de los derechos políticos y no enumerados que nacen de la soberanía popular y la forma republicana de gobierno. cultural .33. por más respetuosa que sea de los procedimientos. jurídico. económico y político.Reconocimiento constitucional. Analizado desde el punto de vista del “poder juridificado” la revolución no es sino tomar el poder por la fuerza. las plazas y tribunas por la comunicación satelital o por redes sociales y sistemas de información no convencionales. es cada vez más impotente para proteger o corregir las condiciones vitales para la vida de sus ciudadanos…” expresa este pensador.

Imposición de la autoridad por medio de la fuerza y la coacción de los medios estatales ocupados irregularmente so pretexto del orden. Los gobiernos de facto: Son aquellos que surgen en contraposición a los gobiernos de jure. ella depende de su lealtad al fin propio de todo gobierno. 6. tanto del constituyente como de los constituidos haciendo valer una proclama por sobre el texto constitucional.1.Tipos y formas de revolución: Estos cambios revolucionarios pueden ser violentos o pacíficos.2. que siempre será un cambio brusco de valores y principios. La distinción carece de interés cuando se trata de apreciar la legitimidad de ejercicio. mas no se conoce una revolución pacífica sino no es por el proceso de transformación lenta y paulatina que se produce en las sociedades contemporáneas. al título del derecho positivo que otorga autoridad para reclamar obediencia. y con cualquier procedimiento de hecho. al margen del ordenamiento jurídico ocupan ilegalmente el poder. Absorción en sus manos de todos los Poderes del Estado. y las pacíficas. 3. 5. . Surgimiento de una forma innovadora de creación de normas jurídicas clausurando el parlamento o congreso. Bidegain entiende que la clasificación de los gobiernos de “iure y de facto” atiende a la legitimidad de origen. que no tienen fundamento constitucional expreso y que surgen como consecuencia de una ruptura de dicho ordenamiento constitucional. aunque no desaparezca este. sino una apropiación ilegitima para trocar los titulares en el ejercicio del poder. llamadas también revolución “en seco” ya que no implican derramamiento de sangre y sino una entrega pacifica dada la gravitación de los hechos y lo inevitable del cambio social y político que se evidencia. sin acceso al mismo por el mandato popular. Capacidad jurídica para comprometer al Estado en relaciones dentro y fuera de su territorio para lo cual deben contar con el reconocimiento de la comunidad internacional o alguno de sus estados miembros. violentos ya que existe resistencia por parte de los detentadores del poder y se resisten no solo al cambio sino a la entrega de los atributos formales del poder. pues sea el gobierno de derecho o de hecho. 2. 3. Las revoluciones del liberalismo contra el absolutismo monárquico que marcaron una época. 4. El eventual reconocimiento internacional se basa en el cumplimiento del principio de efectividad. La forma ilegítima e ilegal de obtener el poder no significa un cambio revolucionario. ya que es supuestamente. son ejemplos de cambios violentos y hasta cruentos. quebrantamiento total (en ocasiones solo parcial) del ordenamiento constitucional. la socialista en Rusia.. Las características principales del gobierno de facto son las siguientes: 1. el bien común. legitimado por los ciudadanos del país.