¿Cómo cambió el divorcio en Venezuela después de la sentencia de la Sala

Constitucional?

La sentencia de la Sala Constitucional N° 446/2014, del 15 de mayo, interpretó el artículo
185-A del Código Civil, el cual regula una de las causales de divorcio. Según los medios de
comunicación, con esa sentencia se reformó el Código Civil y se flexibilizó el divorcio.

¿Qué fue lo que decidió, exactamente, la Sala Constitucional? Un punto que trataré,
estrictamente, desde la perspectiva constitucional del divorcio, sin abordar además todas las
aristas de un tema complejo y polémico- como el divorcio.

Las causales de divorcio. El divorcio, como causal de extinción del matrimonio, es una
figura de reciente incorporación en el Derecho Venezolano, pues fue reconocido en 1904.
O sea, que desde que se reconoció el matrimonio civil en Venezuela, en 1873, hasta 1904,
el matrimonio fue considerado un vínculo indisoluble y perpetuo.

Desde 1904 cambió esa regulación, y el divorcio fue contemplado básicamente como una
especie de sanción por el incumplimiento de deberes conyugales, como por ejemplo, el
deber de fidelidad y su incumplimiento con el adulterio.

La situación se mantuvo hasta la reforma del Código Civil de 1982, cuando se introduce la
figura del “divorcio-remedio”, o sea, la extinción del matrimonio cuando éste ha dejado de
servir el propósito fundamental al cual ha de servir, esto es, como vinculo estable de base
de la unión familiar.

Precisamente, una de las normas entonces introducidas fue el artículo 185-A del Código
Civil, que prevé como causal de divorcio la separación de hecho por más de cinco años,
conocida también como “separación de hecho prolongada”.

Esa norma venía siendo interpretada como un supuesto de divorcio por mutuo
consentimiento, pues si uno de los cónyuges demandaba el divorcio y el otro cónyuge
negaba el hecho, el Código Civil ordenaba la terminación del procedimiento judicial. Así,
la Ley impedía evaluar las pruebas sobre la existencia de la causa tipificada como divorcio.

Por el contrario, si ambos cónyuges estaban de acuerdo con la existencia de la separación
de hecho prolongada, el divorcio procedía, con independencia de que fuese cierta o no tal
separación de hecho.

Lo que dijo la Sala Constitucional. La sentencia de la Sala Constitucional no alteró
la causal de divorcio establecido en el citado artículo 185-A. Tampoco alteró el régimen
general del divorcio en Venezuela, ni estableció una especie de divorcio basado únicamente
en la voluntad de uno de los cónyuges. En realidad, la sentencia de la Sala Constitucional se

pues su estabilidad no equivale a perpetuidad. y de allí que. que en suma. preservando la estabilidad de la familia. Permitir el divorcio por el simple consentimiento desnaturalizaría la visión del matrimonio como vínculo estable. se insiste. que de hecho. que deja inalterado el supuesto legal de divorcio. cambió la redacción de la norma.limitó a interpretar el juicio dentro del cual puede declararse el divorcio de acuerdo con el artículo 185-A. con carácter restrictivo. como acaba de señalarse. Además. que como tal. en cuanto a que el matrimonio es la unión estable de Derecho entre un hombre y una mujer como base de la familia. es el bien jurídico tutelado. sin duda. la sentencia de la Sala Constitucional fue mucho más allá y fijó un criterio general y abstracto de interpretación del artículo 185-A. pues la Sala Constitucional no puede cambiar la redacción de las Leyes. Estos dos parámetros definen el marco constitucional bajo el cual debe ser valorado el divorcio. pues de acuerdo con la Constitución. todo aquel que acude a un Tribunal para formular una petición. la sentencia recordó que el matrimonio se fundamenta en el libre consentimiento (artículo 77 de a Constitucional). y mediante decisión judicial. sino en un hecho que. Por ello. pero al mismo tiempo. no basta la negativa del otro cónyuge para que el procedimiento termine. Así. para esta sentencia de la Sala Constitucional. ese libre consentimiento no solo opera para contraer matrimonio. pero siempre acudiendo a las causas expresas de divorcio establecidas en la Ley. ¿Reformó la sentencia el Código Civil? Aun cuando hubiese bastado esta interpretación siempre referida al caso concreto. el divorcio. ha sido reconocido en Venezuela. que permita la disolución del matrimonio cuando se ha roto ese mutuo consentimiento. a un aspecto netamente procesal. como tal. siempre caen fuera del marco constitucional. el artículo 185-A no se basa en el mutuo consentimiento. de acuerdo con la Sala Constitucional. sino también para no mantener el matrimonio en contra de la voluntad. debe ser alegado y probado: la separación de hecho por un lapso mayor a cinco años. de orden público y siempre por intermedio del Juez. referido. reconociendo el divorcio como una figura basada en causas taxativas. Es decir. con lo cual. . tiene el derecho constitucional a probar los fundamentos de su solicitud. Un exceso. Ese principio –que ha sido aceptado en el Derecho Comparado– debe además matizarse con lo que la propia Constitución señala. como se dijo. Lo que no puede llevarse a extremos. Prohibir el divorcio. también desnaturalizaría el matrimonio. pues hubiese bastado con fijar su criterio a través de un control de constitucionalidad aplicado al caso concreto. Para llegar a esa conclusión. fue una decisión indebida.