El termino eutanasia se puede definir como la acción u omisión que acelera el proceso de

muerte de un paciente incurable, con la intención de evitar sufrimientos (Porto, 2009). El
proceso de eutanasia se lleva a cabo sin sentir ningún dolor o sufrimiento físico.

Algunos países europeos, como Bélgica, Luxemburgo, Holanda y Suiza tienen permitido el
proceso de eutanasia; Colombia era el único país de América Latina donde se permitía la
eutanasia, bajo ciertas condiciones. El pasado 4 de enero del 2017, los diputados de la
Ciudad de México aprobaron el derecho a la eutanasia en su nueva constitución.

El diputado del PRD Jesús Ortega, propuso que se le agregara el derecho a una muerte
digna, al artículo de la constitución, el cual mencionaba: “Toda persona tiene derecho a la
autodeterminación y al libre desarrollo de una personalidad, este derecho humano deberá
posibilitar que todas las personas puedan ejercer plenamente sus capacidades para vivir
con dignidad” (Hernandéz, 2017)