AÑO IX

TERCERA ÉPOCA — NÚMERO 99
ARÉVALO—AGOSTO DE 2017
http://lallanura.es

La Llanura de papel
Se han cumplido, hace algunas la revista en este formato la reenvían,
semanas, ocho años desde que apa- por su parte, a su lista de contactos.
reció la primera “Llanura” de esta
tercera época. Como hemos dicho Asimismo “La Llanura” digital se
otras veces, somos herederos de cuelga en varios espacios virtuales
aquella otra “Llanura” que entre y en formato legible, para que aque-
los años 1926 a 1928 se editó en Aré- llos interesados puedan acceder a su
valo de la mano de Mariano Sanz descarga. En estos espacios se puede
Guerra, Jaime Martín Herranz, acceder a cualquiera de los números
publicados en los que el lector pueda Creemos necesario decir que has-
Miguel González, Marolo Perotas, ta la fecha la revista no se ha bene-
Clementino Cambloc, Vicente Al- tener interés.
ficiado de ningún tipo de subvención
bella, Orestes Perotas, Jenaro Ma- institucional, algo que, por otra parte,
Estimamos pues, y que conste que
cías, Eduardo Ruiz Ayúcar, Julio nos permite mantener un estilo y una
es solo una estimación no contrasta-
Escobar, Emilio García Vara y Feli- línea editorial propia, ajena a posibles
da, que el número de personas que ac-
pe Sanz Alonso, entre otros. injerencias,
ceden a nuestra revista en formato di-
gital puede estar en torno a los 2.750
La actual, la que desde junio del De igual forma, “La Llanura” ha
lectores.
año 2009 se viene publicando de ma- tenido para sus lectores un carácter
nera puntual cada día 15 de mes de la La otra revista, “La Llanura” que gratuito.
mano de la Asociación “La Alhóndi- se edita en formato papel, tiene una
ga”, llegará en breve al número 100. tirada mensual de 500 ejemplares. Se Como decimos, la revista en su
distribuye en diversos establecimien- formato impreso precisa de una dis-
“La Llanura”, la actual, tiene, tos de Arévalo, tales como quioscos ponibilidad y un esfuerzo económico
como muchos sabréis, dos formatos. de prensa, algunas tiendas, bares y que han soportado hasta hoy unos po-
Se edita por un lado en formato digi- oficinas. La publicación, desde su ini- cos anunciantes y sobre todo los pro-
tal. En este caso la revista se cuelga en cio se ha financiado gracias a algunos pios socios de la Asociación.
los espacios virtuales de Internet que empresarios e industriales de Arévalo,
desde “La Alhóndiga” se mantienen y que han querido aportar su publicidad Así, consideramos necesario anun-
se envía, mediante correo electrónico, en nuestras páginas y, en parte, a las ciar que a partir del número 101, que
a algo más de 1.650 direcciones que propias cuotas de los socios de nues- verá la luz el próximo 15 de octubre
se tienen dispuestas a tal efecto. Sa- tra Asociación Cultural “La Alhóndi- de 2017, la revista “La Llanura” en su
bemos que muchos de los que reciben ga”. edición en papel dejará de ser gratuita
y pasará a tener un coste de 50 cénti-
mos de euro.
Entendemos que de esta forma la
revista, en su formato impreso, podrá
subsistir sin que ajenas interferencias
puedan influir en su línea editorial al
tiempo que todas aquellas personas
que no pueden acceder a ella en su
formato electrónico puedan seguir
disfrutando de ella igual que lo han
venido haciendo hasta ahora.
pág. 2 la llanura número 99 - agosto de 2017

Actualidad “En román paladino”. El sábado 22
de julio, dentro del programa celebrado
en Fontiveros bajo el título “Enclave
drigal de las Altas Torres, Narros del
Castillo, Orbita, entre otros, celebran
sus fiestas, sus veranos culturales en
Programa de Apertura de Monu- de Juglaría”, tuvo lugar el acto poéti- los que a menudo se incluyen merca-
mentos. Por séptimo año consecutivo, co titulado “En román paladino”. Con dos medievales o recreaciones históri-
Arévalo está dentro del Programa de un argumento central sostenido bajo la cas, además de las típicas verbenas y
Apertura de Monumentos que, desde base del conocimiento y la experiencia actividades destinadas a niños y ma-
la Junta de Castilla y León, en colabo- que proporciona el Viaje Vital, los poe- yores.
ración con las Diócesis de la región y tas y rapsodas participantes hicieron Por su parte, en las vecinas localida-
los Patronatos Provinciales de Turis- las delicias de los asistentes recitando des vallisoletanas de Tierras de Me-
mo, auspicia una serie de programas o cantando diversos fragmentos del dina también disfrutan estos días de
que permiten la visita a los Monumen- Romancero Viejo tales como “El Con- sus fiestas veraniegas, En Pozaldez se
tos de nuestra Comunidad Autónoma. de Olinos”, “La jura de Santa Gadea” o llega ya a la quinta edición de la re-
En nuestro caso, el programa “Mudéjar “La loba y el Mastín”, entre otros. creación denominada “El caño se viste
al sur del Duero” permite abrir durante de época”. En ella, este año, nuestro
el verano las iglesias de San Miguel, buen amigo Santiago Manzano, “el
San Juan, Santa María, El Salvador y Archiperrero”, ha sido el que ha asu-
San Martín. Recordamos que en el año mido el papel de aposentador. Rubí de
2010, y después de una intensa campa- Bracamonte, Fresno el Viejo, San Vi-
ña realizada desde nuestra Asociación cente del Palacio, entro otros muchos,
cultural, nuestras iglesias se incluyeron celebran de igual forma sus fiestas pa-
dentro de este programa de visitas del tronales de verano.
que, de forma incomprensible, hasta
ese momento, habían estado excluidas. Senda del Adaja. Durante los domin-
gos 30 de julio y 6 de agosto, varios
miembros de “La Alhóndiga” de Aré-
valo, Asociación de Cultura y Patri-
monio de Arévalo, han abierto un sen-
dero transitable por la ribera izquierda
del río Adaja, concretamente el tramo Sumario:
comprendido entre la Isla y el Matade- 1: Editorial. La Llanura de papel.
ro, de tal manera que el río Adaja ya 2 y 3: Noticias culturales.
es transitable desde el puente de San
Julián hasta la isla por su margen de- 4: Eduardo Mendoza y el placer de
“Debajo del manzano”. El pasado 20 leer. Julio Collado.
recho, y desde la Isla a La Junta de los
de julio de 2017 tuvo lugar en el patio
ríos por su margen izquierdo. 5: Protección de riberas. Luis José
de la casa natal de San Juan de la Cruz Martín García-Sancho.
Esta asociación tiene pensado seguir
un excepcional acto incluido dentro de
realizando este tipo de actuaciones de 6: El día 27 de julio. Un día doblemen-
los que han formado parte del progra- te feliz. Segundo Bragado. Camino a Ítaca.
forma voluntaria y altruista para faci-
ma de las I jornadas “Enclave de Ju- Juan C. López
litar el paseo y el acceso a la natura-
glaría” celebradas en Fontiveros. En 7: “Los trabajos de Persiles y Sigis-
leza a todos los arevalenses o turistas
el acto, coordinado por Víctor Coello, munda”. Miguel de Cervantes.
que quieran disfrutar del privilegiado
los asistentes alternaron momentos de
entorno natural con que cuenta Aréva- 8: Recordando a un maestro. Julio Ji-
introspección y meditación, con una ménez. Fotografía: “La Alhóndiga”.
lo. Próximamente “La Alhóndiga” está
serie de lecturas breves, todas ellas de 9: Pastores de antaño. José María Lara
estudiando la posibilidad de abrir un
carácter místico, en la que se alterna- Sanz. Fotografía: farm9.static.flickr.com.
nuevo sendero entre el puente de los
ron textos de San Juan de la Cruz con 10: Nuestros poetas: Poesías comple-
lobos y la cañada real burgalesa, para
otros de autores árabes, mudéjares e tas. Antonio Machado,
así cerrar, o abrir definitivamente el
hindúes, todo ello en un ambiente de 11: Actividades.
cinturón verde de Arévalo.
fondo musical muy cálido y relajante,
12: Clásicos Arevalenses. Una tarde en
al tiempo que el espacio estaba mági- Aldeaseca - Interco. Fotografía: lavozdeal-
camente iluminado con velas. El acto, meria.es.
cuyo sugerente título era “Debajo del
manzano”, evocaba algunos versos del LA LLANURA de Arévalo.
“Cántico” del poeta fontivereño San Publicación editada por:
Juan de la Cruz. “La Alhóndiga” de Arévalo,
Asociación de Cultura y Patrimonio.
Avda. Emilio Romero, 14-B - 05200 Arévalo
lallanuradearevalo@gmail.com
Actividades en nuestros pueblos. A Número 99 - agosto de 2017
lo largo del mes de agosto los pueblos Depósito legal: AV-85-09
de Tierra de Arévalo y La Moraña bu- Diseño y maquetación: “La Alhóndiga”,
llen de actividades lúdicas y culturales. Asociación de Cultura y Patrimonio.
Adanero, Albornos, Fontiveros, Ma- Imprime: Imprenta Cid.
la llanura número 99 - agosto de 2017 pág. 3
Homenaje a Emilio Romero. El pa- acoge un nuevo Ciclo de Música de Ha fallecido Antonio Ojea Gallegos
sado 21 de julio de 2017 tuvo lugar un Órgano que está teniendo lugar en las El pasado 2 de agosto murió en su que-
homenaje al periodista y escritor are- localidades de Fontiveros, Madrigal de rida Extremadura Antonio Ojea Galle-
valense D. Emilio Romero Gómez en las Altas Torres, Orbita y Arévalo. Se gos, artista plástico, conocido como
el centenario de su nacimiento. trata en este caso de la séptima edición Potri, experto pintor de la naturaleza,
El acto fue organizado por “La Alhón- y está organizado por las asociaciones y, como a él le gustaba definirse, agro-
diga”, Asociación de Cultura y Patri- “Organaria”, “Retor” y “Centro Ca- pecuario y paseante. Perteneciente a la
monio de Arévalo y tuvo lugar en la tólico San Juan de la Cruz”, contan- Asociación Española de Artistas de la
Biblioteca que lleva su nombre y que do además con la colaboración de los Naturaleza, sus obras, publicaciones y
se sitúa en el edificio contiguo a la ayuntamientos citados. colaboraciones se pueden contar por
Casa del Concejo. Fue dirigido y con- miles.
ducido por Juan Carlos López Pascual, En el Año 1999 hizo varios dibujos
José Fabio López Sanz y Segundo para la Guía de Aves de La Moraña y
Bragado Jiménez quienes se encarga- Tierra de Arévalo. También ha colabo-
ron de hacer un magistral resumen de rado en varias ocasiones con esta re-
su vida y de su obra y leyeron algu- vista aportando sus dibujos a artículos
nos fragmentos de su obra periodística relacionados con el campo.
Programación cultural del Ayunta-
y, en el caso de Segundo Bragado, su En su última intervención en las redes
miento de Arévalo. Durante el mes
relación personal con él. En este reco- sociales terminaba con esta emotiva
de agosto el Ayuntamiento de Arévalo
rrido también intervino la periodista frase: “Sigue amaneciendo, y hay que
propone su programación cultural que
María Monjas Eleta. disfrutar de cada día como único e
además de incluir algunas de las activi-
Durante el acto se repasó la vida de irrepetible”.
dades ya expuestas en estas páginas y
Emilio Romero como escritor, perio- Desde estas páginas queremos sumar-
otras de carácter deportivo, se comple-
dista y maestro de periodistas pues, nos al dolor de la familia y asegurar
ta con diversos conciertos musicales
durante los veinte años que dirigió el que su recuerdo a través de sus obras
que tienen lugar los domingos del cita-
diario Pueblo, pasaron por su redac- y de sus palabras permanecerá siempre
do mes en la plaza de la Villa de nues-
ción como aprendices nombres desta- vivo entre nosotros.
tra Ciudad. Los conciertos corren a
cados del periodismo nacional como Hasta siempre, Potri.
cargo de “Los tres de la noche”, Grupo
Juan Luis Cebrián, Jesús Hermida,
“Tierra de Castilla Folk”, Compañía
José María García, Luis del Val, An- En recuerdo de don Alejandro Ca-
“Karmen Rivero”, Grupo “Tutto Voce”
tonio Fraguas (Forges), Máximo San brero, párroco de Arévalo. Desde
y Coro de Gospel “Good News”,
Juan y un larguísimo etcétera que, en estas páginas queremos recordar a
algún momento de su vida, reconocie- don Alejandro Cabrero, párroco de las
ron haber tenido como maestro e inclu- iglesias de Santo Domingo y San Juan
so como protector a Emilio Romero. de Arévalo, fallecido el pasado 31 de
Con las anécdotas relacionadas con julio. Manifestamos nuestro más sen-
el homenajeado contadas por algunos tido pésame a sus familiares, compa-
de los asistentes se cerró el emotivo y Artévalo, Festival de Artes Escéni- ñeros y amigos.
literario acto. cas. Las plazas de la Villa, del Real y Don Alejandro fue, además de párroco
de la Constitución de Arévalo acogie- de las iglesias de Arévalo, administra-
ron los pasados días 21 a 23 de julio el dor parroquial en las localidades de
I Festival de Artes Escénicas de Aré- Sinlabajos, Aldeaseca, Villanueva del
valo con una serie de espectáculos de Aceral, Palacios Rubios y Vinaderos.
magia, teatro, circo y humor destina- Ejerció, antes de su llegada a nuestra
dos tanto a niños como a mayores. Los ciudad, como profesor en el Colegio
actos se complementaron con sendos diocesano “Asunción de Nuestra Se-
pasacalles que corrieron a cargo de la ñora” donde permaneció casi 15 años,
7º ciclo de Música de Órgano. Como Asociación “La Queda” y la Charanga así como Director del Colegio Menor
en años anteriores, el mes de agosto “El Meneito”. – Internado desde 1995.
pág. 4 la llanura número 99 - agosto de 2017

Eduardo Mendoza y el placer de leer
Ahora que se está poniendo en cues- conquista transmitiendo su propio pla- son muy curiosos. Son bastante raros y
tión la pervivencia del libro, esa caja cer lector. Pues, “De la abundancia del diferentes a los que se pueden ver en la
de sorpresas dibujadas en hojas, por corazón, habla la lengua” y, al fin, la televisión o en la calle, pero parecen de
la acometida de los libros electrónicos afición lectora se contagia como el sa- verdad. Además de ser intrigante la his-
convendría tal vez fijarse más en la per- rampión; por el ambiente. toria que te cuenta el autor también te
vivencia de la lectura en sí y, con ella, el Entre esas orientaciones profesora- ríes por algunas cosas que pasan o por
placer de leer. El soporte en el que vaya les, acordarse de Eduardo Mendoza será la manera que tiene de decirlas. Es un
envuelta la historia es lo de menos. Lo una apuesta segura. Todavía recuerdo libro divertido que aconsejo leer a los
de más es si la historia procura el pla- cómo El misterio de la cripta em- que no lo conozcan ya que seguro que
cer en el sentido profundo que defendía brujada me sirvió como rescate para pasan un buen rato y se divierten. No es
Epicuro y, por eso, terminará creando aquellos alumnos que habían deserta- nada pesado”. Y después de leer la no-
afición. Todo ello, si el ruido de tantas do de los libros y se estaban perdiendo vela, dibujar su mapa literario, hacer el
publicaciones no impide que llegue a la emoción y el misterio que encierran viaje de estudios a Barcelona y recorrer
las gentes y si estas son capaces de tener las historias bien contadas. Les leía las las mismas calles por donde pulularon
tiempo para saborearla. O dicho más a primeras líneas: “Habíamos salido a los personajes. Sería un bonito corola-
la pata la llana, si en un futuro quedarán ganar; podíamos hacerlo. La, valga la rio.
lectores y lectoras de luces largas en una inmodestia, táctica por mi concebida, Aprovechar la cercana concesión
sociedad que se desliza por los tuits y se el duro entrenamiento a que había so- del premio Cervantes a un escritor cer-
siente a gusto allí instalada. metido a los muchachos, la ilusión que vantino como Eduardo Mendoza es un
A la vista de las estadísticas, hay con amenazas les había inculcado eran buen pretexto para volver a sus páginas
muchos españoles para los que el libro, otros tantos elementos a nuestro favor. o para comenzarlas por primera vez.
sea en un soporte o en otro, es un per- Todo iba bien; estábamos a punto de En ellas, los lectores o las lectoras, que
fecto desconocido. Más aún, no es un marcar; el enemigo se derrumbaba. Era abundan más según los estudios de in-
artículo al que echen de menos para una hermosa mañana de abril, hacía vestigación, podrán hacer viajes como
vivir una existencia más o menos con- sol y advertí de refilón que las moreras los de don Quijote o los de Ulises. Viajes
fortable. Esto último es lo más preocu- que bordeaban el campo aparecían cu- hacia el exterior y, sobre todo, hacia el
pante porque impide la posibilidad de biertas de una pelusa amarillenta y aro- interior de uno mismo en compañía del
preguntarse por el ser de la lectura y de mática, indicio de primavera. Y a partir fino humor y la parodia siempre lúcida
su (in)utilidad. Llegados a este punto, el de ahí todo empezó a ir mal...”. Y ya al- sobre la sociedad en la que habitamos
papel de las Escuelas y de los Institu- guno me pedía el libro, intrigado por ese y, entre todos, creamos. Porque Mendo-
tos deviene en fundamental. Nadie duda mal que aparecía a pesar de la belleza de za ayudará a los adolescentes actuales
de que la adolescencia es la etapa vital la primavera. Después funcionaba casi no sólo a conectar casi sin notarlo con la
en la que queda marcado tal vez para siempre el boca a oreja contando las tradición literaria clásica sino con la ac-
siempre ese “hambre” por los libros y andanzas de ese personaje picaresco y tualidad y sus parecidos con nuestro Si-
por sus historias. Tampoco debe pasar cervantino cuya personalidad atrae a los glo de Oro; ya que la naturaleza humana
inadvertido que una serie de circunstan- adolescentes porque en su modo de ser cambia mucho menos que la ciencia y la
cias ocasionan que la gran afición lec- encuentran muchas cosas que a ellas y a técnica. Los que cojan El misterio de
tora infantil (devoradora de libros mu- ellos (por diferentes circunstancias) les la cripta embrujada, La isla inaudita,
chas veces) decaiga enormemente en la atraen. ¿Quién a esas edades románti- Sin noticias de Gurb o el caso Savolta
adolescencia. Las causas son múltiples cas, góticas, revoltosas, ensimismadas, harán un viaje alucinatorio y aprenderán
y entre ellas (además de la atracción por incomprendidas y un poco malvadas, no a “mirar” el mundo y a sí mismos con
los artilugios modernos) habría que se- se verá atraído en algún punto por este ojos más despiertos, además de pasar
ñalar los exagerados programas escola- antihéroe que narra la historia, se dirige ratos inolvidables con la sonrisa a flor
res con sus injustos deberes para alargar al lector y se define de esta guisa?: “Soy, de piel. Porque la crítica de Mendoza,
la jornada en casa; una didáctica equi- en efecto, o fui, más bien y no de forma como la de Cervantes, usa la ironía y el
vocada que une gramática y literatura alternativa sino acumulativamente un humor para no ser sarcástica sino com-
en perjuicio de esta última; la preemi- loco, un malvado, un delincuente y una pasiva con las debilidades humanas.
nencia de ejercicios sobre el texto frente persona de instrucción y cultura defi- Una actitud esta que está actualmente
al nulo placer de su lectura y, a veces, cientes, pues no tuve otra escuela que un poco de capa caída siendo tan nece-
la equivocada selección de las “lecturas la calle ni otro maestro que las malas saria para una cabal convivencia. Todo
obligatorias”. Tal vez, habría que con- compañías de que supe rodearme”. Un ello, aliñado con unos personajes bien
seguir no tener “lecturas obligatorias” loco que, ante la injusticia, se topa con hilados y un estilo llano pero lleno de
sino orientaciones personalizadas para el poder y sucumbe como don Quijote. matices, hacen de este buen contador de
que el adolescente no se pierda en la Tal vez, podía confesar de sí mismo historias un autor muy recomendable.
maraña literaria y para que sea capaz como el Pascual Duarte de Cela: “Yo, Si los Institutos son capaces de acercar
de enfrentarse críticamente a las mo- señor, no soy malo aunque no me falta- la obra de Mendoza a los estudiantes, es
das mercantiles del mercado. También rían motivos para serlo”. seguro que muchos quedarán con ga-
para enriquecer el necesario diálogo en Sirva para animar a los jóvenes lec- nas de leer toda su obra y no quedarán
las clases sobre las experiencias lecto- tores lo que manifiesta Javier, un alum- defraudados. Hasta los títulos tienen su
ras y para animarse mutuamente a co- no de 4º de ESO: “Este libro mantiene gracia: Valga como ejemplo El asom-
nocer otras historias. Es en este trance el interés desde el primer momento has- broso viaje de Pomponio Flato.
en el que el profesorado tiene que usar ta el final. Es distinto a otros libros que
todas las mañas de la emoción y de la he leído antes porque los personajes Julio Collado
la llanura número 99 - agosto de 2017 pág. 5

Protección de riberas de los aprovechamientos de áridos, de
pastos y de vegetación arbórea o ar-
bustiva, el establecimiento de puentes
Las riberas del Arevalillo y, espe- Las riberas de ambos ríos, periódi- o pasarelas, embarcaderos e instala-
cialmente, las del Adaja son las zonas camente, se han plantado casi exclusi- ciones para baños públicos, y en parti-
con mayor biodiversidad de la comarca vamente con chopos como monocul- cular, a los efectos de su autorización o
de la Tierra de Arévalo. Al ir acompa- tivo forestal, para ser talado para su concesión, en función de su importan-
ñadas de extensos pinares, hace que aprovechamiento maderero. Cada quin- cia y magnitud, los ríos de la cuenca
el espacio conocido como el corredor ce o veinte años los chopos plantados del Duero se clasifican en:
del Adaja sea uno de los más valiosos en hileras se talan a matarrasa, es decir
para la flora y fauna de las llanuras cas- se cortan todos los pies existentes, pero - Clase 1: Ríos principales de la cuen-
tellanas que se extienden tanto al norte también los arbustos y otros árboles que ca, con largos recorridos, importantes
como al sur del padre Duero. a lo largo de los años han ido aparecien- caudales y extensas formaciones de
do de forma espontánea diversificando ribera. La banda de protección para
En una estrecha franja de terreno estos ríos se fija en 15 m en cada mar-
podemos encontrar todos los hábitats el monocultivo inicial.
gen.
presentes en la comarca: Para esta práctica tan radical, de
forma generalizada, se han venido con- En el apéndice 10.1 de este Real De-
- El casco urbano de Arévalo se creto quedan reflejados todos los ríos
asoma como a un balcón a ambos ríos cediendo las correspondientes autori-
zaciones tanto por parte de la Confede- de clase 1, es decir, ríos principales de
que, a lo largo del tiempo han excavado cuenca con importantes bosques de ri-
profundos valles. Los pueblos, creados ración Hidrográfica del Duero (CHD)
como por la Junta de Castilla y León bera. En la provincia de Ávila solo hay
por y para el hombre, tienen una fauna dos ríos que merezcan esta protección,
y una flora propia ligada a zonas rurales (JCyL) para que las cortas se realizaran
y, además, hasta el mismo borde del río. uno es el Tormes y el otro el Adaja:
y urbanas, por lo tanto aportan su grani- Por lo tanto, las talas que se han reali-
to de arena a esta diversidad biológica. En este aspecto, el colectivo ecologis-
ta exigía que se respetaran los metros zado recientemente en el Adaja tanto en
- El propio cauce del río, ya sea Arévalo a su paso por el casco urbano,
correspondientes de dominio público
permanente como en el Adaja o inter- como en Orbita a la altura de los Me-
hidráulico y que, en ningún caso, se
mitente como en el Arevalillo, aporta renderos, entre otras, al haberse talado
permitiera que se talase hasta el mismo
la vida acuática: Invertebrados, peces, la ribera a matarrasa hasta el mismo
cauce, dejando una banda de protección
crustáceos, moluscos, anfibios, reptiles, borde del río, no respetan la banda de
a cada lado del río para que se preser-
mamíferos, aves, plantas… suman es- protección, por lo que incumplen el
vase una mínima parte del importante
pecies al cesto de la vida. reglamento y tanto CHD como JCyL
corredor biológico que suponen los
- Los bosques de ribera, o sotos, bosques de ribera. no deberían haberlo autorizado.
aumentan notablemente el número de Según el Real Decreto, esta banda de
Pues bien, actualmente estas prácti-
especies animales o vegetales que uti- protección se reduce a cinco metros
cas están prohibidas por el REAL DE-
lizan este hábitat para reproducirse, en el caso del Arevalillo, pero también
CRETO 1/2016, de 8 de enero por el
alimentarse, viajar, esconderse, descan- debe respetarse.
que se aprueba la revisión del plan hi-
sar… en definitiva, vivir. Esperemos que en el futuro desde la
drológico de la parte española de la de-
- Los pinares que acompañan a am- marcación hidrográfica del Duero (en- CHD y la JCyL se cumplan las normas
bos ríos son el último reducto forestal tre otras cuencas). Publicado en el BOE jurídicas establecidas a la hora de con-
de entidad que queda en la comarca. En número 16 de 19 de enero de 2016. ceder autorizaciones para aprovecha-
ellos hay muchas más especies vegeta- mientos forestales de ribera y se res-
En el punto 2 del art. 17 referente a las
les que a las que a primera vista parece. peten los 15 metros obligatorios como
bandas de protección de los ríos ordena:
Varias de ellas amenazadas o escasas banda de protección en el Adaja y los
no solo en la comarca sino en Espa- 2. Bandas de protección de la morfolo- cinco en el Arevalillo.
ña. También son el lugar elegido por gía fluvial de los cauces:
La diversidad aumenta. La vida gana.
un buen número de especies de fauna a) Con la finalidad de mejorar la pro- Ganamos todos.
forestal o ligada a los árboles, alguna tección de la morfología fluvial ante
seriamente amenazadas a nivel mundial la incidencia ecológica desfavorable En Arévalo, a cuatro de agosto de 2017.
o, incluso, en peligro de extinción. Luis José Martín García-Sancho.
- Por último, todo este cóctel de
biotopos, está rodeado de extensas lla-
nuras cerealistas donde, a duras penas,
sobrevive uno de los grupos faunísticos
más amenazados a nivel europeo, las
aves esteparias o aves de llanura, que
dependen fundamentalmente del buen
hacer del agricultor y de los ciclos agra-
rios tradicionales.
Por tanto, en esta estrecha franja
de terreno tenemos especies urbanas,
acuáticas, forestales, riparias, rupíco-
las, campestres y esteparias. Todo un
récord.
pág. 6 la llanura número 99 - agosto de 2017

El día 21 de julio de 2017. Un día doblemente feliz.
El pasado día 21 de julio de 2017 ber hecho posible que llegara a mí tan Reinaldo Bernardos:
fue para mí, para “La Llanura” y para maravilloso regalo, dándole gracias,
Al perro que tiene Pedro,
Arévalo un día muy feliz pues, ade- de igual forma a Reinaldo, su hijo. “Yo
de Pedro “el enterrador”,
más de rendir un cálido homenaje a he venido a este acto”, me dijo, “por-
le ha pegado la María
don Emilio Romero, como ciudadanos que mi padre era quinto de don Emilio
por mearla en el cajón,
comprometidos con este ilustre are- Romero”.
por mearla en el cajón.
valense, salimos con una muy buena
Tengo que confesar que yo sabía
asignatura aprobada y cumplida, muy ¿Qué se ha creído ese tonto
muchas cosas de mi abuelo por el mis-
a pesar de lo que algunos advenedizos del guardia municipal?
mo Emilio Romero. Sabía que cantaba
puedan pensar en tal sentido. Nosotros ¿Qué aquí se engaña a los niños
muy bien las horas en su etapa de sere-
no sembramos vientos y por tanto ja- cuando vienen a comprar?
no. Es algo que más tarde corroboraría
más tendremos que recoger tempesta-
con Julio Escobar. Éste, en algunas de Aquí no se engaña a nadie,
des. Nuestra cosecha es más feraz de
sus novelas, “Teresa y el Cuervo” o a todos se les trata igual,
lo que se pueda pensar. Nuestra cose-
“La viuda y el alfarero”, nos recuerda porque si las “Chafas” venden .....
cha es esa que mes a mes esparcimos
la figura de Diego Bragado en su papel ..........................................[mucho
por la llanura morañega y desde “La
de sereno del Arévalo de los primeros la María vende más,
Llanura”, esa que el próximo mes de
años del pasado siglo XX. porque tiene la María
septiembre llegará a los cien números.
mucha gracia al pregonar,
(Entiendo necesario decir, llegado a Sé que era capaz de domesticar
vende “chafas”, vende “chufas”
este punto, que opinar es libre y po- desde un aguilucho a un gorrión, que
y muchas cositas más.
sitivo, se aprende mucho y por tanto, era muy hábil trabajando el mimbre,
respetamos otras opiniones). haciendo jaulas para pájaros y tejiendo (Diego Bragado. Hacia 1948)
redes para pescar. Con la azuela, la na- Notas aclaratorias:
Fue para mí, como digo, un día muy
vaja y la escofina era capaz de hacerte, - Las “Chafas”.- carameleras que
feliz en doble sentido pues uno de los
desde un pito para reclamo de codorniz hacían la competencia a la María “la
asistentes al acto-homenaje, Reinaldo
o de perdiz hasta una culata de esco- Mané” en la plaza del Arrabal.
Bernardos, me entregó un poemilla
peta. - Cajón.- Artilugio donde exponían
de mi abuelo paterno, Diego Bragado
de Cid, que su padre, Justo Bernardos Se quedó viudo muy pronto reha- los caramelos, breas, etc. a la venta.
(a) Cantares, guardaba celosamente. A ciendo su vida sentimental con una - Chufas.- Especie de pequeños tu-
Justo Bernardos, hombre culto dentro mujer llamada María, más conocida bérculos masticables de sabor dulce que
de las pocas posibilidades de estudio como “la señora Mané” a quien dedi- se vendían como golosinas.
de la época en que vivió, quiero desde ca los siguientes versos que transcribo
estas páginas darle las gracias por ha- por gentileza, como ya dije antes, de Segundo Bragado

Camino a Ítaca breció tu ánimo. Tu viaje forma parte
de tu destino.
Y tu nombre será recordado como
se recuerda el nombre de los grandes.
Ítaca t’ha donat el bell viatge,  No olvides nunca los muchos puer- Y de los deformes cíclopes y de los
sense ella no hauries sortit.  tos que has visitado ni a todas aque- hambrientos lestrigones nadie sabrá ni
I si la trobes pobra, no és que Ítaca llas gentes que en ellos has conocido. quienes fueron ni qué hicieron.
t’hagi enganyat. Savi, com bé t’has fet, 
Gentes que, como tú, emprendieron su
sabràs el que volen dir les Ítaques.  Pues ¿quién se acuerda, amigo mío,
particular viaje a Ítaca buscando el co-
(Kavafis-Llach) del nombre de uno solo de los preten-
nocimiento y la sabiduría.
dientes? ¿Alguien conoce el nombre
Querido amigo, no debes preocu-
Muchos hombres has conocido en del que engendraron en Tordesillas y
parte de lo que te digan aquellos que,
todo ese tiempo. Ellos te han ofrecido nació en Tarragona? Sabemos sí de sus
sin duda, te vas a encontrar, parados,
parte de su saber. Y también han apren- envidias y maledicencias. Sabemos
cansados ya, al borde del camino;
dido de ti. que medraba a la sombra del Santo
aquellos que con maldicientes palabras
Oficio, pero la historia, depósito de
y con insidiosas historias pretenden No desfallezcas. No escuches a los
las acciones, tuvo a bien ocultar en los
que abandones tu viaje; que te quedes, envidiosos ni a los mezquinos que bus-
arcanos del olvido su nombre. ¿Sabe
como ellos, sentado, agotado, sin re- can justificar su medianía en tu fraca-
alguien quiénes fueron los delatores
cursos. so.
y carceleros de Fray Luis? ¿O los de
Cuando iniciaste tu particular via- Un día acabará tu viaje y allí estará Juan de la Cruz? ¿O los de Miguel, el
je a Ítaca, ya sabías lo largo que iba tu fiel perro, Argos, esperando paciente poeta de Orihuela?
a ser el camino. Sabías que en él, tal a la puerta del palacio. Y junto a él, sin
Solo los grandes conservan su
vez, ibas a encontrarte con deformes duda, estará el poeta ciego que evocará
nombre y sus hechos en el recuerdo de
cíclopes, veleidosas sirenas, hambrien- tus hazañas, hablará de ti y de los que
las gentes. Y tú, mi buen amigo, eres
tos lestrigones. Sabías que tu barco contigo iban, y de aquellos con los que
de esos.
pasaría cerca de los abismos de Escila en el camino te encontraste, y de tus
y Caribdis. Pero nada de ello ensom- desvelos y avatares. Juan C. López
la llanura número 99 - agosto de 2017 pág. 7

“Los trabajos de Persiles y Sigismunda, historia
septentrional”. 1617-2017
En la segunda parte del Quijo- algo qué pasilargo.
te, fechada a «último de otubre de
Apenas hubo oído el estudiante el
mil seiscientos quince», Miguel de
nombre de Cervantes, cuando, apeán-
Cervantes anuncia que le queda-
dose de su cabalgadura, cayéndosele
ban cuatro meses para acabar el li-
aquí el cojín y allí el portamanteo, que
bro «mejor que en nuestra lengua se
con toda esta autoridad caminaba,
haya compuesto, quiero decir de los
arremetió a mí, y, acudiendo asirme de
de entretenimiento». El «Persiles» se
la mano izquierda, dijo:
publica en 1617, hace por tanto en
éste 400 años. El prólogo es, segura- -¡Sí, sí; éste es el manco sano, el
mente, el mejor texto nunca escrito famoso todo, el escritor alegre, y, fi- todo mi beneplácito, como si para sólo
en lengua castellana. nalmente, el regocijo de las musas! eso hubiera nacido. Mi vida se va aca-
Sucedió, pues, lector amantísimo, bando, y, al paso de las efemérides de
Yo, que en tan poco espacio vi el mis pulsos, que, a más tardar, acaba-
que, viniendo otros dos amigos y yo
grande encomio de mis alabanzas, pa- rán su carrera este domingo, acabaré
del famoso lugar de Esquivias, por mil
recióme ser descortesía no correspon- yo la de mi vida. En fuerte punto ha
causas famoso, una por sus ilustres li-
der a ellas. Y así, abrazándole por el llegado vuesa merced a conocerme,
najes y otra por sus ilustrísimos vinos,
cuello, donde le eché a perder de todo pues no me queda espacio para mos-
sentí que a mis espaldas venía picando
punto la valona, le dije: trarme agradecido a la voluntad que
con gran priesa uno que, al parecer,
traía deseo de alcanzarnos, y aun lo -Ese es un error donde han caído vuesa merced me ha mostrado.
mostró dándonos voces que no picáse- muchos aficionados ignorantes. Yo, se- En esto llegamos a la puente de To-
mos tanto. Esperámosle, y llegó sobre ñor, soy Cervantes, pero no el regocijo ledo, y yo entré por ella, y él se apartó
una borrica un estudiante pardal, por- de las musas, ni ninguno de las demás a entrar por la de Segovia.
que todo venía vestido de pardo, anti- baratijas que ha dicho vuesa merced;
parras, zapato redondo y espada con vuelva a cobrar su burra y suba, y Lo que se dirá de mi suceso, tendrá
contera, valona bruñida y con trenzas caminemos en buena conversación lo la fama cuidado, mis amigos gana de
iguales; verdad es, no traía más de poco que nos falta del camino. decilla, y yo mayor gana de escucha-
dos, porque se le venía a un lado la lla.
valona por momentos, y él traía sumo Hízolo así el comedido estudiante,
Tornéle a abrazar, volvióseme a
trabajo y cuenta de enderezarla. tuvimos algún tanto más las riendas,
ofrecer, picó a su burra, y dejóme tan
y con paso asentado seguimos nuestro
Llegando a nosotros dijo: mal dispuesto como él iba caballero
camino, en el cual se trató de mi en-
en su burra, a quien había dado gran
-¿Vuesas mercedes van a alcanzar fermedad, y el buen estudiante me des-
ocasión a mi pluma para escribir do-
algún oficio o prebenda a la corte, ahució al momento, diciendo:
naires; pero no son todos los tiempos
pues allá está su Ilustrísima de Toledo
-Esta enfermedad es de hidropesía, unos: tiempo vendrá, quizá, donde,
y su Majestad, ni más ni menos, según
que no la sanará toda el agua del mar anudando este roto hilo, diga lo que
la priesa con que caminan?; que en
Océano que dulcemente se bebiese. aquí me falta, y lo que sé convenía.
verdad que a mi burra se le ha cantado
Vuesa merced, señor Cervantes, pon-
el víctor de caminante más de una vez. ¡Adiós, gracias; adiós, donaires;
ga tasa al beber, no olvidándose de
adiós, regocijados amigos; que yo me
A lo cual respondió uno de mis comer, que con esto sanará sin otra
voy muriendo, y deseando veros presto
compañeros: medicina alguna.
contentos en la otra vida!
-El rocín del señor Miguel de Cer- Eso me han dicho muchos -respon-
Miguel de Cervantes
vantes tiene la culpa desto, porque es dí yo-, pero así puedo dejar de beber a
pág. 8 la llanura número 99 - agosto de 2017

Recordando a un maestro ¡Que una atrevida chicuela
las flores se está llevando!
El jardinero llegó,
En el número 97 de La Llanura, porque el verso es muy corto?
Me hago cargo; cogió de un brazo a la niña
publicado en el mes de junio del pre-
y, como tengo de rumboso fama, y las flores le quitó
sente año, el amigo Emilio Oviedo, en
TOME USTED TAMBIÉN ESTE, después de echarle una riña.
el artículo “Queridos Maestros” hacía
alusión, entre otros, a don Manuel So- QUE ES MÁS LARGO. Con un tono lastimero,
tillo y a su esposa doña Benita Bustos. III la niña, tras el regaño,
Opinaba que ambos estaban hospeda- ¡No, señora, no abusa, así exclamó:-Jardinero,
dos en “La Fonda”, mi casa, por lo que de ninguna manera! yo no quería hacer daño…
yo podría saber algunas anécdotas de Y a ver si a la tercera
con su deseo atino… -Bueno muchacha, no llores.
ellos. Debo aclarar a Emilio y a todos
Ahora en sus manos pongo, -…Es que yo solo quería
ustedes, queridos lectores, que el ma-
por si la complaciera, coger unas cuantas flores
trimonio Sotillo-Bustos no estuvo hos-
LA ALTIVEZ Y EL EMPAQUE para la Virgen María.
pedado en “La Fonda” sino que eran
clientes a la hora de comer. Tenían DE UN VERSO ALEJANDRINO. -¿Para la Virgen, dijiste?
su domicilio, primero en la Plaza del IV Pues no te lo impediré.
Real, junto al colegio de las monjas La señora de mi cuento Llévate las que cogiste
“Amantes de Jesús” y más adelante en esta vez se alborotó y más que yo te daré.
un piso ubicado en la propiedad de Ri- y muy poco le faltó
para llamarme jumento. Y, como estoy aquí preso,
cardo Jiménez. Otro error, por su parte,
toma, chiquilla bonita…
es considerar a don Manuel “Director” Pero al fin quedé contento, ¡Lleva también este beso
de las Escuelas Graduadas. No era así, porque se vino a razones, a nuestra Madre bendita!
el señor Sotillo coordinaba las clases y ya sus aspiraciones
pero el Director era don Luis López a comprender alcancé… De este escena deliciosa
Prieto. De este maestro es de quien ¡Me pedía “un verso que
testigo fue el ruiseñor,
quiero exponer unas líneas para recor- tuviera muchos renglones”! que alzó su voz melodiosa
darle como maestro y como excelente y así cantó su dolor:
poeta. V
Mi asombro disimulé, -Perdóneme el jardinero
Don Luis era un poeta cuya virtud y haciendo un poco el San Bruno, y perdóneme la chica,
estaba en la rima precisa y en la métri- cien versos, cien, le entregué; porque soy un parlotero,
ca exacta. Componía sonetos con una pero ella asegura y cree un tonto y un acusica…
facilidad extraordinaria; tan es así que que fue “un verso”, y solo uno.
Y tú, Virgencita mía,
editó un librito que tituló nada menos
I Redondilla.- Rima el verso 1º con el bien sabes que el parlanchín
que “SONETOS AL CUARTO DE
4º y el 2º con el 3º. Octosílabos. cien mil flores te daría
HORA”. Creo que era el tiempo que
II Serventesio.- Rima 1º con 3º y 2º con y, además, todo el jardín.
necesitaba para realizarlos. Publicó va-
rios libros todos ellos de poesías; cola- 4º. Versos de arte mayor; endecasíla- La Virgen Santa y el Niño
boró en todos los eventos literarios que bos. desde el cielo lo veían
se celebraban en Arévalo, en el tiempo III Cuarteto en versos alejandrinos. y, con gozo y con cariño,
que permaneció entre nosotros, hospe- Arte mayor, de catorce sílabas. dulcemente sonreían…
dado en “La Fonda”, éste sí. IV Décima.
V Quintilla. Luego el coro se reunía
No quiero extenderme más, prefie- Luis López Prieto de los ángeles cantores
ro deleitarles a ustedes con sus versos y, con gracia y armonía,
que serán más interesantes que lo que Como este número de La Llanura su estribillo repetía:
yo pueda seguir contando. llegará a sus manos el día 15 de agosto, “¡Flores, flores, vengan flores
día de La Virgen, ahí va otro poema para la Virgen María!”
De “LA POESÍA VA A LA ES- que dedicó a su buena amiga y maes-
CUELA”, libro que vio la luz en tra, aludida por Emilio, Benita Bustos Luis López Prieto
1.960, he elegido esta lección de mé- para que lo leyera a sus niñas en la Es- Hasta aquí una breve reseña sobre
trica, que une la doble faceta del autor, cuela. un gran poeta que aunque nacido en
maestro y poeta: Piedrahíta siempre se sintió un areva-
FLORES PARA MARÍA
LA DAMA Y EL VERSO EL RUISEÑOR, LA NIÑA Y EL lense más.
JARDINERO Julio Jiménez Martín
I
¿”Un verso” usted me pidió, La niña flores cortaba
señora? Pues aquí está: en el jardín primoroso,
LO QUE EN LETRAS y el ruiseñor exclamaba,
GRANDES VA protestón y quisquilloso:
es un verso. ¡Cójalo!
II -¡Jardinero, corre, vuela!
¿Se me enfurruña usted, hermosa dama, ¡Jardinero, ven volando!...
la llanura número 99 - agosto de 2017 pág. 9

Pastores de antaño pel reproductor a condición de que no
se sobrepasase la proporción de uno a
veinte (un carnero por cada veinte ove-
El más importante de todos los pro- Hermandad, era día de «corrobras» y jas). Y en este breve periodo de tiem-
ductos de la oveja, el más ennoblecido «alboroques», en la cantina. La única po, los carneros no podían pastar, de-
y valorado, aunque ahora nos parezca dificultad nacía del reparto en sí, pues dicados como estaban a su perentoria
mentira, era la lana. En aquellos tan lo demás venía determinado por la labor. En el campo se pasaban el día
naturales tiempos, la lana era práctica- «Ley de pastos y rastrojeras» que se «berreando», olisqueando, persiguien-
mente la única materia prima, base de discutía en la capital de la provincia, y do y al fin cubriendo a las «indecisas»
la confección y, todavía en los oídos aquí no teníamos nada que decir. ovejas que, según su ciclo , iban sa-
de nuestra memoria resuenan los ecos liendo «altas», lo que en el lenguaje de
Unos días antes del esquileo se de-
de la enorme importancia que tuvieron los pastores se llamaba estar «verrion-
jaba de ordeñar y comenzaba la época
los mercados laneros de Medina del das». Por eso, al final de la jornada,
de mayor tranquilidad para los pasto-
Campo. Por esta época del comienzo se les apartaba para darles «respiro»
res que, a duras penas, podían salir a
del año pastoril, la «Hermandad de y sobrealimentarlos por separado con
pastorear, pues es sabido que cuando el
labradores y ganaderos» (en la época una dieta especial que solía gozar de la
sol aprieta , las ovejas se amodorran y
franquista) o la Cámara Agraria (antes conmiseración comprensiva del pastor.
los insectos se ceban en ellas. Cuando
y después de la dictadura) procedían
están en campo abierto, para defender- En los meses calurosos y templa-
al reparto y adjudicación de rastroje-
se de tan despiadados enemigos, dejan dos las ovejas dormían en el campo,
ras entre los pastores solicitantes. Las
de comer, se «paran», como aquí se en unos espacios llamados «redes»,
ovejas entraban en los rastrojos cuan-
decía, y se amontonan con las cabezas construidos con unas estructuras lige-
do las espigadoras habían terminado
juntas; pero de haber sombra en la cer- ras a las que llamábamos «teleras».
de recoger lo que los segadores y los
canía huyen hacia ella sin que ni perros Eran unas estructuras rectangulares,
acarreadores, bien por las prisas o por
ni pastores puedan detenerlas. Por ello, hechas con palos labrados que tenían
la dificultad en la siega, debida al ex-
en las estaciones calurosas, los pasto- unas dimensiones fijas de tres metros
ceso de malas hierbas o al entramado
res aprovechaban la fresca y «solta- de longitud por uno veinte de altura.
del bálago por las tormentas, dejaban
ban» en los extremos del día . Salían al Eran formaciones ligeras que no supe-
tras de sí.
campo al amanecer y recogían antes de raban los 15 kilos de peso, que podían
Por lo general se hacía un reparto medio día, cuando la pereza se ceba- ser movilizadas con facilidad por los
por cabeza de ganado, y para ello se ba en los animales, para sestear en las zagales. Las teleras se mantenían en
tenía en cuenta una vieja tradición, «cijas», y volvían a salir a la caída de posición vertical mediante unas za-
basada en la experiencia, según la la tarde, cuando el sol ya descendía por patas de madera robusta de una sola
cual una hectárea de terreno era ca- el horizonte. A estas horas, que ahora pieza, horadadas en el centro, que se
paz de alimentar a 4 ovejas. Sí, una se llaman punta, en cualquier camino llamaban «tajuelas». Las tajuelas se
piara media de 400 ovejas necesitaría podían verse enormes polvaredas que colocaban en el suelo en posición ho-
una extensión de 100 hectáreas de la anunciaban, como auras, la presencia rizontal y recibían los extremos infe-
«hoja de sembradura». Es sabido que contaminante de los rebaños. riores de dos teleras contiguas. Por su
en aquellos tiempos se cultivaban ex- parte superior las dos teleras se sujeta-
En este tiempo a los carneros se les
clusivamente cereales y legumbres, de ban con un aro metálico o un hatillo.
retiraban los «delantales» y comenza-
acuerdo con el principio llamado de Así, con varias teleras de esta manera
ba la «cubrición». Era una época ago-
«año y vez»; es decir, que se sembraba sujetas, se formaba una especie de co-
tadora para los machos que en pocos
la mitad de la tierra, y la otra mitad, se rral cuadrilátero, de estructura liviana,
días tenían que cumplir con su función
dejaba labrada y en reposo. fácil de montar y desmontar, en el que
inseminadora, pues en aquellos tiem-
El «reparto» de las rastrojeras era pos de pobreza las ovejas parían una pernoctaban las ovejas.
otro día señalado en el calendario de sola vez, y las estrategias de la eco- José María Lara Sanz
los zarceños; en él se establecía una nomía agropecuaria exigían que todas
especie de tregua entre pastores y la- las madres lo hicieran por Navidad. “Los trabajos y los días de Silvestre
bradores que, como es sabido «se lle- La experiencia aseguraba que un buen Molona y Eufemia Palacín”.
vaban poco bien» en el día a día. Y semental de nuestras razas autóctonas Memorias del siglo XX en la Zarza.
cuando terminaba la distribución en la cumplía satisfactoriamente con su pa- (Diputación de Valladolid-2004)
pág. 10 la llanura número 99 - agosto de 2017

Nuestros poetas Ante el pálido lienzo de la tarde, 
la iglesia, con sus torres afiladas 
Los árboles conservan 
verdes aún las copas, 
y el ancho campanario, en cuyos huecos  pero del verde mustio 
Se cumplen, en 2017, cien años de la voltean suavemente las campanas,  de las marchitas frondas.
publicación de “Poesías completas” alta y sombría, surge.
de Antonio Machado. Sirvan estos El agua de la fuente, 
versos de recordatorio de esta efe- La estrella es una lágrima  sobre la piedra tosca 
méride. en el azul celeste.  y de verdín cubierta, 
Bajo la estrella clara,  resbala silenciosa.
flota, vellón disperso, 
Arrastra el viento algunas 
una nube quimérica de plata.
amarillentas hojas. 
¡El viento de la tarde 
sobre la tierra en sombra!

El sueño bajo el sol que aturde y ciega, 
tórrido sueño en la hora de arrebol; 
La noria el río luminoso el aire surca; 
La tarde caía  esplende la montaña 
triste y polvorienta. Húmedo está, bajo el laurel, el banco  la tarde es polvo y sol. 
de verdinosa piedra;  El sibilante caracol del viento 
El agua cantaba  lavó la lluvia, sobre el muro blanco,  ronco dormita en el remoto alcor; 
su copla plebeya  las empolvadas hojas de la hiedra.  emerge el sueño ingrave en la palmera, 
en los cangilones  luego se enciende en el naranjo en flor. 
de la noria lenta. Del viento del otoño el tibio aliento 
los céspedes undula, y la alameda  La estúpida cigüeña 
Soñaba la mula  conversa con el viento...  su garabato escribe en el sopor 
¡pobre mula vieja!,  ¡el viento de la tarde en la arboleda!  del molino parado; el toro abate 
al compás de sombra  sobre la hierba la testuz feroz. 
que en el agua suena. Mientras el sol en el ocaso esplende  La verde, quieta espuma del ramaje 
que los racimos de la vid orea,  efunde sobre el blanco paredón, 
La tarde caía  y el buen burgués, en su balcón enciende  lejano, inerte, del jardín sombrío, 
triste y polvorienta. la estoica pipa en que el tabaco humea,  dormido bajo el cielo fanfarrón.
Yo no sé qué noble,  voy recordando versos juveniles...  Lejos, enfrente de la tarde roja, 
divino poeta,  ¿Qué fue de aquel mi corazón sonoro?  refulge el ventanal del torreón.
unió a la amargura  ¿Será cierto que os vais, sombras gentiles, 
de la eterna rueda  huyendo entre los árboles de oro?
la dulce armonía 
del agua que sueña, 
y vendó tus ojos,
¡pobre mula vieja!...
Mas sé que fue un noble, 
divino poeta, 
corazón maduro 
de sombra y de ciencia.
la llanura número 99 - agosto de 2017 pág. 11

Ha muerto “Chus” González
El pasado día 6 de agosto de 2017 el Cuaderno de Cultura y Patrimonio
falleció en Madrid nuestro muy queri- número 3, en abril del año 2009 reco-
do amigo Jesús González Fernández. ge en amena y detallada crónica bue-
na parte de lo que fue el futbol areva-
“Chus” González, como le cono- lense, los equipos que competían y los
cían sus amigos, arevalense de naci- jugadores que los conformaban.
miento, aun residiendo desde hace
muchos años ya en Madrid, llevaba su Jesús González ha colaborado
patria chica en el corazón. durante todos estos años con nuestra
revista, aportando algunos artículos
“Chus” González, muy relaciona- en los que nos mostraba, desde la
do e interesado siempre con las acti- perspectiva del arevalense que vivía
vidades culturales de nuestra ciudad fuera de su ciudad, sus opiniones, re-
participó de forma muy activa, entre cuerdos, vivencias y percepciones de
los años 1952 a 1962, en la redacción la Ciudad.
del periódico mensual “Arévalo”, que
Le aportó a nuestra Asociación
se publicó en los años citados, bajo el la viuda, hijos, nietos y resto de fami-
una muy interesante y valiosa colec-
auspicio del “Hogar de Arévalo en liares así como a todos sus amigos por
ción de documentos históricos: Fo-
Madrid”. Gran aficionado al conocido tan sensible pérdida.
tografías, recortes de prensa, perió-
como “Deporte Rey” sus crónicas fut-
dicos publicados en Arévalo y otra Jesús González Fernández fue en-
bolísticas hicieron las delicias de los
importante información. terrado en el panteón familiar de Aré-
aficionados arevalenses. Un trabajo
suyo titulado “Un poco de historia Desde estas páginas queremos ma- valo el pasado 7 de agosto.
del fútbol arevalense”, publicado en nifestar nuestro más sentido pésame a Descansa en paz, querido amigo.

La Coral cumple 30 años imitar este ejemplo. Nuestros mejores
deseos y nuestras más sinceras felici-
taciones. Adelante, que el corazón de
Se cumplen 30 años de vida de la de esta Coral La Moraña en algún mo- los que forman la Coral La Moraña
Coral La Moraña, y desde las páginas mento a lo largo de todos estos años, y siga cantando al unísono y sus emo-
de esta revista queremos unirnos a las que ya no están con nosotros. No dire- ciones, sintonizadas entre sí, conta-
múltiples felicitaciones que por tal mos nombres, pues el hueco que deja- gien al público espectador.
aniversario están recibiendo. El públi- ron, y lo que significaron para todos, Redacción
co de Arévalo y las comarcas ha es- es nítidamente recor-
tado volcado con “su coral” desde el dado. Que podamos
nacimiento de la misma, participando celebrar próximos y
de su quehacer y asistiendo con gran venturosos aniver-
interés a cada una de sus actuaciones. sarios de este grupo
Han recorrido parte del mundo lle- musical, que nació
vando sus voces corales y castellanas de un grupo de ami-
allá donde han sido invitados. Pero gos con inquietudes
los redactores de esta revista, en tan musicales; y que esto
significado momento, queremos ha- anime a otros grupos
cer un recuerdo especial y sentido, a de amigos con in-
todos aquellos que han formado parte quietudes a crecer e

AGENDA DE ACTIVIDADES Torres el V Recital Poético dedicado a Fray Luis de León
y que estará organizado por el Excmo. Ayuntamiento de
- El próximo 18 de agosto, viernes, a las 22:00 horas ten-
Madrigal de las Altas Torres, y las asociaciones culturales
drá lugar en la localidad de Sinlabajos un nuevo encuen-
“Amigos de Madrigal” y “La Alhóndiga” de Arévalo.
tro de poetas, rapsodas y cantores cuyo título genérico
es “Verso Libre, 2017”. A lo largo del acto se recordarán - El próximo 20 de agosto y en el contexto de las II Jorna-
algunas de las efemérides culturales más importantes que das Medioambientales de Arévalo, tendrá lugar una excur-
se conmemoran a lo largo de este año. El encuentro está sión divulgativa al paraje conocido como “La Isla” o “La
organizado por el Excmo. Ayuntamiento de Sinlabajos y Pesquera” en la que se explicarán, desde un punto de vista
la Asociación Cultural “La Alhóndiga”. didáctico, el potencial que el uso racional de este espacio
tiene para los ciudadanos de nuestra Ciudad.
- El próximo domingo, 20 de agosto de 2017, tendrá lu-
gar en el Convento Extramuros de Madrigal de las Altas Más información en : http://la-llanura.blogspot.com.es/
pág. 12 la llanura número 99 - agosto de 2017

Clásicos Arevalenses cribir.
Nos muestra unos cuadernos que
Una tarde en Aldeaseca contienen en hermoso tipo de letra
Sol de junio que se deja caer pe- biografías de Cervantes, Castelar,
sadamente, el auto se desliza suave Colón, etc. hechas por los mismos
por la carretera de Madrigal dejan- discípulos después de la charla que
do en pos de sí una estela de polvo, acerca de cada uno de aquellos hom-
llegamos a Aldeaseca y sin apearnos bres ilustres ha dado el maestro.
preguntamos por la escuela a unos ¿...?
muchachos que, desafiando la pesa-
dez de la tarde, corretean y juegan en Les hablo, por ejemplo, de la vida
la plaza. de Isabel la Católica y al día siguien-
te cada alumno redacta esto que Uds.
Nos recibe el maestro, acaba de ven y que son los detalles más rele-
terminar su tarea. Enterado de los vantes de su biografía, como pueden
propósitos que nos llevan a este pue- observar, unos juzgan unos detalles
blo, afablemente se pone a nuestra es la interior del deber cumplido y
más importantes que otros, y así se ésta por que la estoy experimentan-
disposición y le disparamos mil pre- da el caso de que haya precisión de
guntas a las que concienzudamente y do constantemente desde que tuve la
reunir tres o cuatro cuadernos para suerte de dar los primeros pasos en
de una manera metódica y ordenada completar una biografía.
nos contesta. la Enseñanza por la que verdadera-
¿...? mente tengo una arraigada vocación,
Vemos una escuela muy limpia, hasta tal punto que no cambiaría mi
muy limpia, con las paredes muy Este método hace que los peque- profesión por ninguna otra aún cuan-
blancas. Nos llaman sobremanera la ños se acostumbren a pensar lo que do esta última me ofreciera pingües
atención unos trabajos manuales eje- escriben preparando insensiblemente resultados económicos.
cutados por los alumnos, arados, aza- la inteligencia para el estudio.
das, yugos, carros; en fin, todos los Otras preguntas hacemos a este
¿...? enamorado de la enseñanza que no
aperos y útiles del labrador hechos
en madera y de una manera primo- Yo no recuerdo nunca haberme transcribimos por carecer de espacio
rosa. visto en la necesidad de castigar ni para ello.
menos tener que pegar a un niño, El sol declina y esta vez penetran
Figuras geométricas, dibujos, mu- teniéndome todos ellos más que res-
chos dibujos penden de las paredes, sus rayos en el interior de la escuela
peto, cariño; un cariño quizá que les haciéndola más blanca, más limpia.
todos los hacen los alumnos. Unos lleva a querer en todo momento com-
mapas, mucho material pedagógico, Don Belisario nos invita a dar un pa-
placerme con su amor al estudio y su seo y a proseguir la charla en pleno
un gabinetito de física. Don Belisa- aplicación durante las clases.
rio Hernández nos va explicando con campo y entre pinos nos obsequia
ese cariño paternal que debe poner ¿...? con un ágape.
en su trato con sus pequeñuelos, las Sí conseguí una subvención para Partimos para ordenar estas no-
mil dudas que nos asaltan. Por un que mis pequeñuelos hicieran un via- tas en Arévalo y cuando volvemos la
momento deseamos ser sus discípu- je a Madrid, probablemente irán de vista para despedir al maestro, ya el
los. ¡Debe ser tan bello el deleite en viaje de estudio y recreo unos veinte. auto nos ha alejado y ahora le vemos
la enseñanza! nimbado de la luz crepuscular y más
¿...? maestro que nunca.
¿...?
La Inspección la declaró Escue- INTERCO.
En este pueblo, de los seis a los la modelo de la Provincia, pero lo Semanario “Democracia”.
catorce años, todos saben leer y es- que mayor satisfacción me produce Número 14. Junio de 1933.