DEDICATORIA

Quiero agradecer primeramente a Dios quien me ha bendecido con salud y
bienestar durante lo largo de mi vida y quien también ha puesto los medios
necesarios para que pueda terminar mi carrera universitaria, a él le agradezco
infinitamente su bondad y el inmenso amor que siente por mí.
También dedico unas líneas a mis padres a esos eres maravillosos que me han
criado, alimentado y brindado el calor de una familia y han estado ahí
acompañándome en mis logros y fracasos, y por su apoyo económico en mis
estudios, reconozco su gran labor y la fortaleza que me brindan. Deseo con todo
mi corazón permanecer con ellos durante muchos años más y ser la que vele por
ellos y los acompañe en sus días buenos y no tan buenos. Son sumamente
importantes en mi vida y me siento muy afortunada de ser su hija, atesoro en mi
corazón hermosos recuerdos de mi infancia y de cada etapa de mi vida y los que
faltan por vivir.
Por nuestro diario andar conocemos personas mágicas que llenan nuestros
momentos de alegrías y anécdotas para recordar y eso es lo que tendré en mi
mente experiencias gratas de mis amigos y compañeros de clases. Agradezco a
ellos el hacer más ligeras nuestras clases y escuchar mis problemas e
inquietudes, sin duda siempre estarán en mi corazón.

A mis maestros quienes nunca desistieron al enseñarme, aun sin importar que
muchas veces no ponía atención en clase, a ellos que continuaron depositando
su esperanza en mí.