Delitos sexuales infanto-juveniles perpetrados

por mujeres: caracterización y análisis
fenomenológico en el contexto chileno*
Sexual Offenses Committed by Women against
Children and Adolescents: Characterization and
Phenomenological Analysis in the Chilean Context
Recibido: 9 de enero de 2013 | Revisado: 27 de marzo de 2014 | Aceptado: 24 de julio de 2014

Paula Denisse Flores Zúñiga **
María Isabel Salinas ***
Universidad de Chile, Santiago, Chile

Resumen
Este artículo presenta una aproximación exploratorio-descriptiva a los
delitos sexuales cometidos por agresoras mujeres contra niños, niñas y
adolescentes. A partir de las características fenomenológicas de los delitos
sexuales, se toman algunas de las principales variables identificadas, tales
como vínculo víctima-victimaria, estrategia de sometimiento, tipo de deli-
to, entre otras, las que se investigaron a través de un enfoque cuantitativo,
teniendo como fuentes de información expedientes judiciales e informes
psicológicos forenses. Los principales hallazgos indican que la mayoría de
las víctimas infanto-juveniles son preescolares y tienen un vínculo de con-
fianza y/o afecto con la agresora y la clase de contacto sexual impuesta por
la autora está en relación con la edad de la víctima. A modo de conclusión,
se aprecia un vuelco fenomenológico respecto a la casuística en agresores
hombres, siendo el rol de cuidadora de la víctima el que cobra protagonismo.
Palabras clave
agresoras sexuales; delitos sexuales; psicología forense

Abstract
This article is a phenomenological descriptive-exploratory approach to sex
offenses committed by women against children and adolescents, both male
and female. The study is based on the quantification of the main variables
doi: 10.11144/Javeriana.upsy14-1.dsij generally taken into account by the specialized literature, such as victim-
offender bond, victim, victimization strategy, nature of the offense, among
Para citar este artículo: Flores, P. D. (2015). Delitos others. The sources of information used for the investigation consisted of
sexuales infanto-juveniles perpetrados por mujeres: legal records and psychological reports, both provided by an institution
caracterización y análisis fenomenológico en el con- which has an assisting role to the Chilean legal system. The main find-
texto chileno. Universitas Psychologica, 14(1), 137- ings indicate that most of the victims belong to nursery school and have a
148. http://dx.doi.org/10.11144/Javeriana.upsy14-1.
publically known bond to the offender. Also, the strategy used to achieve
dsij
submission of the victim as well as the nature of the sexual contact itself
are both likely to be related to the age of the victim. As a conclusion, a phe-
*
Artículo original resultado de investigación nomenological turn can be recognized regarding the place of the offender
**
Psicóloga, Estudiante Doctorado en Psicología, in the victim’s life, in which the role of care-taker becomes crucial in the
Universidad de Chile, Santiago, Chile. comprehension of this kind of offence.
***
Doctora en Psicología, Universidad de Chile, San- Keywords
tiago, Chile. female sex offenders; sex offenses; forensic psychology

Univ. Psychol. Bogotá, Colombia V. 14 No. 1 PP. 137-148 ene-mar 2015 ISSN 1657-9267 137

bre. nalidad es notoriamente escasa en comparación físicos o sexuales (Boroughs. constitución de las mismas al hombre desde una posición de poder posible para (Boroughs. 2006). & Bardi. tal como señala Noemí En el ámbito social. lo general vinculadas a trabajos asociados con la so tratamiento empírico. Otra característica relevante es que la mayor resulta inevitable pensar que la criminalidad sexual incidencia se observa al incluir la variable vínculo masculina no refleja la casuística total. 2004. surgiendo el entre víctima y victimario. de las ofensoras sexuales. frecuentemente El escaso interés en investigar a mujeres perpe.. 2004. no así otros. 2008. de los estudios criminológicos. 2004). la literatura especializada asociada a una tendencia marcada a determinados señala que se caracterizan por ser mujeres jóvenes tipos de delitos en los cuales la mujer operaba ge. Salinas. en donde históricamente frecuencia respecto al autor está asociada al hom. percepciones basadas en estereotipos sobre la femi. se señala que provienen de familias investigaciones. 14 No. No obstante. la mujer ha jugado un papel pasivo. 2008). (Pereda. malos tratos u En ese orden de ideas. que se trata de un delito sexuales a niños. a sus limitaciones metodológicas. la investigación de género y crimi. ta una síntesis de los principales hallazgos en la zález et al. 1987 citado en Gannon & consecuencia residual y/o excluida por su efecto Rose. 2006). P aula D enisse F lores Z úñiga Introducción Beovide. Pereda. 2007. 2002 citados en Christopher. & Thyer. esta información debe leerse con neidad −vinculadas exclusivamente al rol materno precaución. 2002). 2004. Otro factor asociado a la escasa investigación y problematización sobre A nivel empírico. 2001). intentando a menudo buscar la aceptación de sus Particularmente. 2006) y el corte cualitativo de consideran igualmente responsables a hombres y a los estudios en la configuración de conclusiones. ya que no es posible establecer una y protector− resulta impensable asociar la condi. 2006). con países anglosajones. mujeres en lo que respecta a golpes. 1 e n e ro -m a r z o 2015 . comisión de un delito sexual. al igual que en países de disfuncionales y caóticas. literatura empírica especializada. lidad femenina: caracterizada como un fenómeno Por otra parte. tal vez. 2007). donde frecuentemente habla hispana. 2006). destacándose la Lo anterior resulta coherente con el abordaje descripción a partir de las características fenome- histórico desde donde se ha descrito la crimina. Lutz-Zois. por (Romero & Aguilera. & Quattrone. nológicas esenciales. Christopher et al. es en el espectro de los delitos amigos de formas anormales (Matthews. donde las características población infantil a nivel de roles estereotipados de las ofensoras mujeres son delegadas como una en la sociedad (Faller. Pereda. Respecto al origen fa- perturbador dentro del tratamiento de datos en las miliar de estas. en relación con las características de menor impacto en comparación a la masculina. causalidad lineal entre dichas características y la ción de ser mujer con la criminalidad sexual (Abadi.. Sin embargo. han sido víctimas de malos tratos emocionales. sino también de de la fenomenología de este tipo de delitos. 2004). 2006). Johsson- cometer este tipo de ilícitos. con una media de edad en el rango neralmente sola o en complicidad con un hombre de los 26 a 36 años (Gannon & Rose. aparece que en las agresiones la incidencia es. No necesariamente se sexo del agresor como una variable crítica dentro trata de vínculos intrafamiliares. En Chile. conllevando un esca. que carecen de un sentido estudios en esta área no pasan de ser un apéndice de pertenencia en relación con su grupo de pares. niñas y adolescentes. 1993 ci- sexuales donde la imagen de la mujer sustentada en tado en Boroughs. en la Tabla 1 se presen- otros tipos de violencia contra niños y niñas (Gon. se describen como mujeres (2004). en América Latina hasta la actualidad los aisladas (Pereda. esta línea no ha estado exenta de críticas respecto Martínez. la mayor que atañe a la sexualidad. asociadas al tamaño de las muestras (Christians tradoras de delitos sexuales está asociado con as. pectos culturales donde se contempla socialmente & Reinhardt. nexos de confianza asociados al rol que cumple Es importante señalar que la investigación en el victimario en la vida de la víctima (González. Leyton. eso sería un reduc- 138 U n i v e r s i ta s P s yc h o l o g i c a V. ya que se Love & Fremouw.

2005). 2009). entre otras. niñas y adolescentes. Desconocida No hay hallazgos en la literatura especializada que den cuenta de casos de mujeres ofensoras que desconozcan a su víctima (Beech. penetración digital a la vagina.. perpetradas por mujeres Edad de la Prepúberes (Faller. Auclair. Femenino Se encuentra principalmente asociado a aquellos casos no denunciados a la justicia (Bader et al. 2008.. & Black. 2008). Muchas de las víctimas tienden a ser los propios hijos del delincuente (Correctional Service Canada. Wallace. 2005 en Beech et al. Wood. encontraron que las mujeres delincuentes sexuales tienen más probabilidades de participar con un coautor (Beech et al. 2002.. 2004). Tardif et al. Kaufman. 1987. drogas y/o alcohol en sus víctimas 3. 2008). en la muestra del Centro de Protección Infantil había víctimas mayoritariamente de vínculo intrafamiliar (97. Casady.9% de las agresoras sexuales incluidas en la muestra del estudio (Bader et al. felación en frente de la víctima. D elitos sexuales infanto . Intrafamiliar Johansson-Love y Fremouw (2009) sugieren que los delincuentes sexuales femeninos (58%) están más propensos que los varones (23%) a estar biológicamente relacionados con su víctima. Tardif. asociado Saradjian y Hanks.1%). se encuentran: caricias sexuales a su víctima. la mayoría de las víctimas devela agresiones sexuales que se prolongan desde seis meses a seis años (Denov. la víctima conoce a la agresora. 2009).. 2008). contacto oral-genital por la víctima. Los mismos autores señalan que dichas víctimas al entrar en la edad adulta presentarían incapacidad para mantener relaciones interpersonales sanas. Jacob y Carpentier (2005) dan cuenta del espectro de las conductas sexuales invasivas detectadas en su estudio. se da cuenta de que los hombres agredidos sexualmente por autoras maternas presentaban mayor grado de disturbios en diversas áreas del funcionamiento psicosocial que aquellos que fueron agredidos por agresoras conocidas.8%) (Bader et al. entre el grupo de agresores varones y el de agresoras mujeres (Gannon & Rose. 1996 citados en Borough (2004) señalan que las víctimas se autoperciben mayormente estigmatizadas. 2007. Fromuth & Conn. Grayston & De Luca. Vínculo Conocida víctima-agresora En la gran mayoría de los casos. 1999. Frecuencia En el estudio de Tardif et al. Ambos géneros/Sin preferencia No tienen un sexo de víctima preferida (Becker et al 2001. 1997 en Gannon y Rose. Daño Vínculo conocido psicológico Sentimientos de traición y rabia (Boroughs. Love-Johansson & Fremouw. en comparación a las víctimas de agresiones sexuales perpetradas por hombres. 2008). masturbación a la víctima. contacto oral-genital con la víctima. Scalora. Vínculo intrafamiliar En Kelly.. Johnson y Reeder (1995) encontraron que más del 75% de las víctimas son agredidas por mujeres que están relacionadas con ellas (Bader et al. Clase de No existe registro en la literatura especializada sobre un desarrollo acabado respecto al tipo de agresión contacto sexual sexual. que coinciden con Mendel (1995) en Strickland (2008).. Estos resultados. 2006 citados en Johansson-Love & Fremouw. Dependiendo del tipo de agresión sexual y el vínculo agresora-víctima. se suman a la literatura empírica muy limitada sobre los efectos a largo plazo del incesto madre-hijo. 1984. víctima Adolescentes entre 12 y 17 años (Sandler & Freeman. Utilización de armas No hay registro en los casos incluidos en estudios empíricos ni en el desarrollo teórico del tema.. está relacionado con el lugar que ocupa la agresora en el entorno cercano de la víctima (Correctional Service Canada. 2009). Fuente: elaboración propia U n i v e r s i ta s P s yc h o l o g i c a V. solo algunos eventos (23. Forma de Uso de fuerza física sometimiento Mathews et al. (2005). especialmente en la etapa de su adolescencia (Finkelhor & Russell. Victimización junto a un coautor Kaufman et al. Sexo de la Masculino víctima Son más propensos a ser agredidos sexualmente por mujeres. Parrett.. 2008). Gonzalez. 14 No. 2008).5%) y un par de veces a la semana (23. traicionadas e impotentes. 2002 citados en Gannon & Rose. incitar a que la víctima las masturbara. Vandiver & Walker. 2008). 2008). Ward. las agresiones se consignaron como. 2008). Vandiver & Kercher. 2008). 2008). 1 e n e ro -m a r z o 2015 139 . De manera descendente según frecuencia.. En particular. 1997 en Gannon & Rose. Gannon & Rose. coito con su víctima. Uso de sustancias. informaron que no hubo diferencias en el uso de la fuerza física durante la agresión sexual. & Fisher.1%). MacDonald y Waterman (2002). Presente mayoritariamente en casos incluidos en muestras de víctimas que ingresan a la justicia penal (Bader et al.juveniles perpetrados por mujeres Tabla 1 Síntesis de hallazgos de la literatura especializada respecto las agresiones sexuales a niños. 2004 citados en Bader. entre 10-35 eventos (38.

la presente in. más. niñas y adolescentes perpetra- dos por mujeres en Chile. así como sus cional y descriptivo. la variable sexo del imputado en esta clase de vestigación da cuenta de una temática escasamente delitos denunciados en Chile. lo que ño poblacional a través del criterio teórico de la se constituye en un aporte al conocimiento. definiciones conceptuales y operacionales. 14 No. P aula D enisse F lores Z úñiga cionismo lógico. Las variables que se consideraron en este estu- dio fueron extraídas de los hallazgos de las in- Método vestigaciones especializadas reseñadas. 100 casos de víctimas de delitos sexuales. que tiene a su con las características del hecho denunciado. constando y la opinión de expertos chilenos en la materia− y como imputada en la investigación emprendida por en relación con estas. La composición de la muestra fue de 20 casos. validada por un grupo de tres jueces expertos ploratorio y descriptivo. Entre las variables la carpeta investigativa o Expediente Judicial y el consideradas en la investigación. 140 U n i v e r s i ta s P s yc h o l o g i c a V. se contempló el Informe Psicológico Pericial. el cual fue identificado en el promedio los delitos sexuales infanto-juveniles perpetrados de casos ingresados (290 casos) al Servicio Na- por mujeres. describir los delitos sexuales el Ministerio Público. 1 e n e ro -m a r z o 2015 . Ade- se optó por un diseño no experimental. a través de un acercamiento ex. para de ese modo siste. en contra de niños. asociado (Tabla 2). se estimó el tama- investigada en contexto latinoamericano. sexo y edad de la víctima y aquellas relacionadas dos por la Corporación OPCIÓN. La población considerada en esta investigación que permitirían hacer distinciones significativas son todos los casos de delitos sexuales de víc- aplicables tanto al tratamiento de las víctimas y timas menores de 18 años. incluyéndose infanto-juveniles perpetrados por mujeres −a partir todos aquellos casos de delitos sexuales infanto- de la revisión de la literatura empírica especializada juveniles perpetrados por una mujer. la denuncia en contra de un imputado de sexo ral (Saradjian & Hanks. ploratorio se contempló como objetivos identificar seleccionada a partir de un muestreo no proba- y definir las principales variables utilizadas en la bilístico. 1996 citados en Rober. transec. donde se levantaron descripciones fenomenológicas del análisis de Para dar respuesta a los objetivos de investigación. Lo que sí es posible deducir es Población y muestra que los perfilamientos criminales por sexo son di- ferentes en algunas características fundamentales. datos proporciona. con La recolección de información se realizó a el fin de asegurar su correcta utilización y rele- través de dos fuentes secundarias de información: vancia en el medio chileno. en evaluación forense en delitos sexuales. 2007). bajo un enfoque cuantitativo. cargo 17 Programas de Diagnóstico Ambulatorio forma de la agresión sexual y daño psicológico en Chile. donde se establezca victimario/a como también a la prevención gene. fue constituyéndose en una investigación de tipo ex. ingresados al sistema judicial en un cional de Menores de Chile por vulneración de proceso investigativo entre los años 2007 y 2010 derechos en el área de agresiones sexuales entre en Chile? los años 2007 y 2010. Al tiello & Terry. entre los años 2007-2010 en Chile. cada una de estas variables. femenino. Fueron definidas a partir de los aportes de la investi- Procedimiento gación de Salinas (2006). debido a que se escogió a partir de un caracterización de los casos de delitos sexuales procedimiento de selección dirigida. De esa forma. Se prevalencia internacional del fenómeno (cercana pregunta por ¿cuáles son las características de al 4%). Definición de variables matizar los principales hallazgos en la muestra y lo expuesto por la literatura especializada. no existir un registro estadístico que considere En virtud de los antecedentes.

Coito con su víctima por parte de la autora. Cabe señalar. Penetración digital anal/vaginal a la víctima por parte de la autora. Masturbación de la propia autora frente a la víctima. Desconocido: Relación entre la autora y su víctima bajo ningún tipo de vínculo.Relación existente entre la autora del delito y Intrafamiliar: Relación mediada por un vínculo de agresora la víctima al momento de la ocurrencia de los parentesco familiar (sanguíneo/no sanguíneo) entre la hechos abusivos. Clase contacto Clase de contacto corporal o no corporal de Caricias de connotación sexual de la autora al cuerpo de sexual connotación sexual. y su víctima Masturbación de la autora a la víctima. el rol y/o el afecto. que denuncia sobre los hechos que se investigan. El delito denunciado que se encuentre presente en el Parte de Denuncia ante Carabineros de Chile o Fiscalía. que enterada del presunto delito establece la denuncia. educacional u otra. salud. Reiterado: Más de un episodio de carácter abusivo por parte de la autora. Forma de Forma de sometimiento empleada por la autora Fuerza física: Utilización de violencia física por parte de sometimiento para cometer el delito sexual. U n i v e r s i ta s P s yc h o l o g i c a V. cumple un rol en su grupo familiar. Frecuencia Número de episodios en que la autora efectúa Episodio único: Solo un episodio abusivo por parte de las conductas de connotación sexual a su la autora. víctima. D elitos sexuales infanto . contra el orden de las familias. autora del delito y su víctima. Manipulación a través de la seducción y/o afecto: Aproximaciones sucesivas tendientes a generar un vínculo erótico por parte de la autora. Amenazas a terceros: La autora da entender con actos o palabras que de no acceder al requerimiento puede causar algún daño a un tercero significativo en la vida de la víctima. La propia víctima: Persona afectada por los hechos que se investigan. Vínculo víctima. pudiendo Mediante uso de armas: Utilización de cualquier presentarse más de alguna. Institución: Profesional o persona natural vinculada a una institución social. Otro tipo de conducta sexual. 1 e n e ro -m a r z o 2015 141 . Persona conocida: Persona que ocupa un lugar en la vida de la víctima. las categorías no son excluyentes.juveniles perpetrados por mujeres Tabla 2 Definiciones de las variables a nivel conceptual y operacional de la investigación Variable Definición Conceptual Definición Operacional Características Denunciante Persona intrafamiliar: Persona con vínculo sanguíneo de la denuncia Identificación de la persona que realiza la o sin vínculo sanguíneo de la víctima del ilícito. ya sea por cercanía física. Delito denunciado El delito denunciado que se encuentre presente en el Delito dispuesto en el Código Penal Chileno. Introducción de objetos anal/vaginal a la víctima por la autora. correspondiente al caso. siendo mediada por la cercanía física. establecido entre la autora la víctima. Título VII de los crímenes y delitos correspondiente al caso. Abuso de poder: Proviene del rol que ocupa la autora en la vida cotidiana de la víctima. tipo de arma empleada por la autora para propiciar el sometimiento de la víctima. Amenazas personales: La autora da entender con actos o palabras que de no acceder al requerimiento puede causar algún daño a la víctima. 14 No. implicando necesariamente el contacto con la zona genital de su víctima. Contacto oral-genital con la víctima por la ofensora. que la autora hacia la víctima. Parte de Denuncia ante Carabineros de Chile o Fiscalía. Conocido: Relación dada por la posición que ocupa la autora en la vida de la víctima. contra la moralidad pública y contra la integridad sexual. Libro II. Contacto oral-genital por la víctima a la autora. rol o por afecto.

Características de las víctimas de agresiones En relación con el vínculo entre la agresora y la sexuales perpetradas por mujeres víctima. con una moda de 5 sometimiento más frecuente fueron la de amenazas años. la profesora. identificada por el perito en el informe Ausencia de daño psicológico explícito en la víctima. la calificación del Resultados delito fue corregida por la entidad pertinente por no corresponder al tipo penal). lificación de las características de los casos de la una media de 5. entre otros. pericial psicológico. se sistematizó la informa. no obstante. el 40% de los casos correspondió a intra- familiar asociado exclusivamente a la figura de la La muestra estuvo compuesta por 20 víctimas de madre y un 60% a vínculo conocido. Fuente: elaboración propia Análisis de datos En particular. respecto solo en un caso se presentó el uso de fuerza física. concentrándose un 75% en edad preescolar. Referente a las características de la denuncia. por ejemplo. 14 No.27. siendo la cantidad de hombres 15% su. De los del estudio. por ejemplo. Forma de develación Directa: La víctima devela intencionalmente a una Manera en que se toma conocimiento el hecho figura directa de apoyo. Las formas de edades entre los 3 y 17 años. 9 correspondieron a mujeres y 11 manipulación a través de la seducción o afecto (11) a hombres.25 años y una desviación estándar muestra. Del total. el entorno se percata por indicios externos relacionados con la ocurrencia de los hechos abusivos. que se debe investigar. Daño psicológico Cualquier interferencia significativa. colegio. seguida por la años. 14 años contó con la mayor frecuencia (65%). Indirecta: Devela intencionalmente a una figura indirecta de apoyo. y abuso de poder (8). expresando los resultados principalmente es establecida por “otros hechos que no constituyen en porcentajes y utilizando a su vez algunas medidas delito”. definidas. explícito o social. en el 75% de los casos (15 registro de análisis. del nivel educacional de los sujetos. En cada caso. niña o adolescente. Cabe zaron técnicas propias del análisis estadístico des.1 años y desviación estándar de 4. Es importante destacar que perior al número de mujeres. 1 e n e ro -m a r z o 2015 . víctima en un mismo caso. Asimismo. que en la parte inicial incluyó casos) se concentró en personas de vínculo intra- la identificación del caso junto a una breve reseña familiar y 25% (5 casos) por personas miembros de respecto a los antecedentes relevantes. alguna institución relacionada con la víctima. se utili. el 63. media 6. tales mente la cuantificación de cada una de las variables como jardín infantil. delitos denunciados. 14 años y el otro por violación a mayor de 14 años (al momento de recabar el dato. con una moda de 5 y 3 años. la edad de las víctimas incluidas en la muestra al inicio de las agresiones sexuales se ubicó El análisis de los datos se hizo a partir de la ca. al padre o la madre. en función de las variables anteriormente de 3. Circunstancial: La víctima no tiene intención de develar.16 personales mostrada en 15 casos. Tardía: Posterior a la ocurrencia de los acontecimientos abusivos de carácter sexual. señalar que se incluyen dos casos donde la denuncia criptivo. psíquica Presencia de daño psicológico explícito en la víctima. y posterior.2% de los Cabe señalar la existencia de más de una forma de casos se concentró en niños y niñas preescolares sometimiento por parte de la agresora sexual a su que aún no ingresan al sistema de educación formal. al iniciarse la investigación de resumen como tablas de frecuencias y gráficos son recalificados uno por abuso sexual a menor de para su representación. 142 U n i v e r s i ta s P s yc h o l o g i c a V. que altere el continuo vital del desarrollo del niño. entre los 2 y 12 años. el de abuso sexual a menor de Considerando el tamaño de la muestra. respecto de la ocurrencia del delito. P aula D enisse F lores Z úñiga Develación Tipo de develación Reactiva: Inmediata a la ocurrencia del primer La ubicación temporal de la develación acontecimiento abusivo de carácter sexual. la ción de los instrumentos a través de una ficha de persona que la interpuso.

En cinco indica similitud con las agresiones sexuales in- de las imputadas. media de 5. En cuanto a la frecuencia de las agresiones Respecto al número de víctimas asociadas a la sexuales en la muestra. todos los contextos de interacción de las unidades En cuanto a la edad de inicio de las agresiones muestrales.66%). Es importante señalar cuantitativa de los datos de la variable de daño ex. en el un rango etario entre los 15 y 64 años de edad. sexuales. De las develaciones restantes. teniendo en cuenta las limitaciones operacional la sintomatología física. En el tipo y forma de develación. 14 No. heteroagresión. se encuentran en distintamente niños o niñas. Solo se registró en razón de pre. emocional. Al observar en conjunto el sexo de las víctimas Características de las agresoras sexuales por rangos de edad con el inicio de las agresiones sexuales. Es importante indicar que aumenta su edad. U n i v e r s i ta s P s yc h o l o g i c a V.6 años de clusivamente víctimas de sexo masculino lo que edad y una desviación estándar de 11. un alto porcentaje cierto. una media de 30. fueron de tipo directa-tardía y en un caso develación indirecta-reactiva a la ocurrencia Se analizaron y contrastaron las variables iden- del delito denunciado. con una dicha variable. pero no fue posible levantar datos de. Por versitarios o técnicos. D elitos sexuales infanto . un 70% revistió carácter misma imputada. en seis casos se presentó más de una reiterado y un 30% episodio único. introducción y el 55% con estudios superiores. en ese estudio la en cinco casos no se realizó la evaluación de daño. no existen diferencias respecto al sexo. Además se víctimas no presentaron intención o voluntad por hace constar que 16 de las agresoras sexuales actuaron develar los hechos. existe un número mayor de víctimas vul- bido a la ausencia de criterios explícitos para medir neradas en edades inferiores a los 6 años. metodológicas que implica el abordaje del presente relacional o de desajuste a la vida cotidiana. tificadas empíricamente en la literatura con los Cabe señalar que en relación con la exposición resultados de la muestra. En referencia al nivel educacional de las imputa- guidas en una misma proporción (10%) por penetra. no siendo excluyentes entre sí. Respecto al estado civil de las imputadas encontraron en el tipo de caricias de connotación –se dispuso de tal información en solo 12 de los sexual de la autora al cuerpo de la víctima (30%). en objeto de estudio. 1 e n e ro -m a r z o 2015 143 . en términos de toda vez que no es consignado en la carpeta inves. no obstante. quienes indican que el porcentaje de víctimas en resultando presente en el 65% de los casos y ausente cada tramo etario va disminuyendo a medida que en el 10% de los casos. contacto oral-genital con la víctima (16. se encuentran ex- una moda de 30 años. casos– la mayoría era soltera (45%). en 4 Análisis de datos de los casos. que toda observación fue de carácter hipótetico y plicito. en el diseño se estableció como indicador exploratorio. se aprecia que en las menores de 7 años Las ofensoras sexuales. lo que implica que no se obtie. de edad más amplio: los 10 años. tres de ellas junto a nen datos sobre la data de inicio de las agresiones otras personas (15%) y una junto a su pareja (5%). incluyendo uni- de objetos anal/vaginal y coito con la víctima. En cuanto al víctima por imputada y en 12 casos solo una. das. Sin embargo. investigativa como el daño explícito identificado. mayoría de las víctimas se concentró bajo un tramo por lo tanto no hay ninguna referencia al respecto. cada caso presentó más de un tipo de con. tenía oficios o profesiones afines con el de “cuida- tacto. en 15 de los casos las resto de los casos. sexuales. categorizándose por tanto como circuns- tancial (75%). todas de nacionalidad chile. Dicho antecedente. la edad es un dato desconocido. solas el cometer el delito (80%). dora” de niños y niñas en edad preescolar (45%). Asimismo.25 años. según lo indicado en la carpeta similar a lo señalado por Onetto y Araya (2007). se.75.juveniles perpetrados por mujeres Las clases de contacto sexual más frecuentes se tigativa. el 15% contaba con estudios medios completos ción digital a la vagina de la víctima. siendo in- na exceptuando a una extranjera. se desconoce este dato. fantiles perpetradas por hombres. con rango que supera los 12 años. resulta sencia y ausencia.

así como la no utilización de armas (Bader et al. 1 e n e ro -m a r z o 2015 . que de la autora a través de objetos o digitalmente. los delitos sexuales cometidos por mujeres ban una mayor combinación de clases de contacto. Aun cuando se trate de un victimario hombre o mu- miento en su víctima. se desfigura el involucramiento subjetivo relacionan con una forma de sometimiento natu.. en el rol que juega la agresora es problemático ya que está mediado por la relación en la vida de la víctima. fueron sometidas a tuyen delito” y que son recalificados al iniciar la un contacto sexual unidireccional e invasivo. Discusión 2008. este último porcentaje tiva. sometimiento por parte de la agresora comparada con los agresores masculinos (Gannon & Rose. existe discrepancia con los resultados del mayoría de los agresores sexuales infantiles tienen estudio de González et al. mientras que en las víctimas de cuatro a delito sexual por tratarse de hechos inusuales que cinco años. debería ser menor. La rela- camufla la forma de sometimiento de la agresora. 2006). el abuso de siendo probable que esté siendo entendida como confianza y/o afecto. presentarían una dinámica específica que se nutre En relación con la frecuencia de la dinámica de una interacción que requiere un contexto de abusiva. las clases de contacto abusivo se remiten tenían como protagonista a una mujer imputada. con mayor pro- ralizada a través de la socialización y que utiliza al babilidad las amenazas pueden ser frecuentes si rol de la agresora en la vida cotidiana de la víctima se implican como parte esencial de la interacción como un poderoso obstáculo que interfiere en la abusiva y no solo como un medio de sometimiento. González et al. No El reconocimiento del dato que alude a que la obstante. (2004) que plantean que un vínculo con la víctima permite desmitificar la las agresoras tienden a utilizar con menos frecuen. el 70% fue de carácter reiterado y un 30% ocurrencia compatible con la cercanía física y afec. variable que tiene importancia legal congruente establecer el antecedente que remite a en tanto funciona como agravante para establecer la menor utilización de fuerza física como forma de la pena. a sostener. las asociada a los delitos sexuales infantiles perpetrados agresoras desarrollaron conductas dirigidas a la bi- por mujeres (Pereda. Al respecto. Pereda. es frecuencia. 2005). a partir de la instrumentalización las agresiones sexuales cometidas por mujeres se del rol. de la víctima. cia amenazas como forma de mantener el silencia. y por tanto impacta en la con lo descrito en la literatura especializada. al analizarlo en el contexto del despliegue de conductas de cuidado donde se de la dinámica abusiva. ción víctima-victimaria interfiere en la develación Al contrastar los resultados antes señalados de los hechos abusivos. En otras palabras. ten- investigación. De este modo. En ese mismo orden de direccionalidad con los adolescentes. en el tramo denunciados como “Otros hechos que no consti. las caricias de connotación a una interferencia en el desarrollo psicosexual de sexual son las más frecuentes (Tardif et al. 2004. de edad entre uno y tres años. 2006). la criminalidad sexual apunta poderosamente a una apreciación de la cualidad de la amenaza.. donde. episodio único. Ese dato puede estar asociado jer. a la genitalidad de los niñas y niños. En colaboraría con el mantenimiento de la cifra negra contraste a lo cotejado en víctimas preescolares. develación del delito y que a su vez contribuye a En la literatura especializada al igual que en la la perpetuación de una sintomatología vinculada presente investigación. como parte de su dinámica.. es posible presumir que al momento diente a una visión cosificada de ellas por parte de de la denuncia no fueran considerados como un las autoras. destacándose Lo anterior refuerza la hipótesis de la existencia de en ambos sexos acciones penetrativas por parte un sesgo de parte de los actores del sistema. se encontraría el origen entre víctima y agresora. 144 U n i v e r s i ta s P s yc h o l o g i c a V. creencia de que en lo desconocido está el peligro. las víctimas. Del análisis en forma conjunta de las clases de con- Respecto a los dos delitos que inicialmente son tacto sexual con la edad de las víctimas. que conlleva- ideas. P aula D enisse F lores Z úñiga La supremacía de la cifra de develaciones de violenta y explícita y no como parte de la dinámica carácter circunstancial permite hipotetizar que abusiva. 2008). 14 No.

impactando negativamente la se caracteriza como heterosexual. refuerza el secreto. la elección es indiscriminada por víctima. por ejemplo. Sin duda. 2006). es ese rol el que de. Dicho dato resulta completamente de manera reactiva frente al delito y la segunda. Si la mayor frecuencia se observa cesidades de conocimiento. donde un porcentaje que tiende a ser naturalizada tanto por el contexto menor corresponde a esta categoría (Salinas. En este estado el daño ocasionado. ambos factores son generadores y/o po- investigación. a factores subjetivos –desconocimiento de su rol terísticas de la ofensora sexual y su modus operandi como víctima al interior de la dinámica abusiva–. diferente de la fenomenología de las agresiones se- a la dinámica abusiva realizada por la victimaria xuales cometidas por hombres. eso sí. el contexto de ocurrencia en una cultura sexo. específicamente en rela. así como los expuestos por la litera. pero luego el sexo femenino en el caso de los androcentrista y el daño psicológico en las víctimas. Este último podría tener incidencias significativas Un aspecto del análisis sobre la elección del sexo en el desarrollo psicosexual de las víctimas. Las víctimas estudiadas presentaban un influencian mutuamente: la primera refiere a la mayor porcentaje de develaciones circunstanciales. los resultados muestran concepto gravitante en la victimización sexual: el que no existen diferencias según sea el sexo del constructo de daño. En el caso de identificación o lectura de las conductas abusivas y. 14 No. esa información es un predictor de las investigación. es decir. tendencia cultural androcentrista que obstaculiza es decir que no existe una voluntad de solicitar la condición de posibilidad de prevenir o bien actuar ayuda externa.juveniles perpetrados por mujeres Es obvio que la utilización de la fuerza es ne. ya que desde orientación y/o atracción sexual del ofensor se. la estrategia de sometimiento de la demandas de ayuda de la víctima que no han sido victimaria está sustentada sobre un rol de cuidado proporcionadas por los terceros a los que esta acce- vinculado al género. con procesos tura especializada anglosajona. se ha problematizado la vio. la forma de sometimiento. pueden estar vinculados a un contexto sociorrefe- lencia sexual desde una perspectiva criminal rencial –no tener vínculos significativos– o bien. Pero el problema reviste mayor dificultad. U n i v e r s i ta s P s yc h o l o g i c a V. si la está en la base de la incredulidad del contexto y víctima no exhibe motivación para esta demanda. de la relación abusiva. ahí se propicia el surgimiento de sentimientos de xual. como por la misma víctima. 1 e n e ro -m a r z o 2015 145 . masculina. les. que la natu. tal como se presentó en esta ción. según sea el delito. D elitos sexuales infanto . agresores hombres obtiene una mayor frecuencia. lo que deja abierta una línea de una víctima desconocida. es posible problemati- en forma similar a la de los ofensores hombres en zar la articulación entre las condiciones situaciona- solo algunas variables. tenciadores de daño psíquico. Los factores en la base de la ausencia de voluntad Históricamente. Por lo tanto. hacen referencia a y construcciones distintas. el problema tiene dos aristas que se primaria. argu- de la víctima en la criminalidad sexual masculina mento sustentado en las concepciones de género es que esta no se relaciona directamente con la imperante en la sociedad patriarcal. que la criminalidad sexual femenina se comporta Retomando los hallazgos. el posicionamiento de la víctima dentro ricos que permitan reflexionar sobre aquellos ca. sin embargo. estos hallazgos generan nuevas ne- la pareja penal. sobre un en esta última categoría. no así en las que existe investigación interesante. sos donde la agresión se dirige hacia una víctima cesaria o es más lógico usarla cuando se trata de del mismo sexo. por tanto. vinculado a la victimización de situación. Los resultados de la presente Sin duda. un vínculo previo de confianza y/o afecto entre Asimismo. marginándose el análisis de las carac. dado que en un porcentaje importante este confusión y traición. la mujer criminal no existen antecedentes empí. Los datos arrojados por esta in- victimario. el vínculo de poder ción con la elección de la víctima: el rango etario que otorga el ejercicio de un rol en la vida de la bajo los 6-7 años. Se entiende que parte de la cifra negra del delito ralización está basada en la construcción social de sexual se relaciona con el tipo y forma de devela- los roles de cuidado y. se observan diferencias vestigación dirigen el análisis a problematizar sobre en la cualidad de la acción abusiva.

. (1995) Comparing Female and Male Perpetra- ciones C. cionan con el reconocimiento de un fenómeno Gannon. (2004). 15(2-3). D. debiendo contemplarse indicadores opera. 31. Wood. & Araya. Es decir. conductas criminales encubiertas por las represen. (2006). Child Abuse & Neglect. A.. (2002). tion: A comparison of child protective service and Kelly. & Fremouw. del sexo del victimario/a en forma nominal (como González.... es a mediator of the relationship between childhood necesario reconocer que la variable de género re. que la investigación se oriente al tratamiento del Johansson-Love.. Wallace. 26. prevención de posibles eventos abusivos asociados a csc-scc. Abuse. positive perceptions of sexual abuse experiences on Beech. M. Lutz-Zois. (2007). (2008). sexual abuse history and sexual abuse perpetration sulta crucial para la construcción del diagnóstico against others. raría. 11(1). M. nas: evaluación retrospectiva de 58 mujeres imputa- 146 U n i v e r s i ta s P s yc h o l o g i c a V. J..gc. dando ual offenders: Towards integrating theory and cuenta a través de un acercamiento exploratorio... MacDonald. Parrett.. 171-187). Aggression socioculturales. & Fremouw... como también trators: Review of the evidence. (pp. 20. (2004). (2004).. P. Johansson-Love.. Agresoras sexuales femeni- Children & Youth Services Review. Journal of Interpersonal Violence. en las cuales no tan solo se realice un abordaje Press. A. & Reinhardt. Effects of mother-son incest and 32. J. 333. & Wa- criminal justice samples. L. D. Boroughs. Scalora. 201-216. 24(6). el conocimiento sobre las víctimas y consecuencias Child Sexual Abuse: New Theory and Research asociadas a estas. E. considerando aspectos the female sexual perpetrator research.. Onetto. del daño. W. J. (2009). Recuperado de http://www. P aula D enisse F lores Z úñiga En virtud de lo anterior. que este no parece tan infrecuente como se espe. 1 e n e ro -m a r z o 2015 . Journal of Family Abadi. sino Revista SOGIA. J. Buenos Aires: Edi. practice.ca/text/pblct/so/female/female-02-eng. En D. tors’ Modus Operandi: Victims’ Reports of Sexual Bader. (2008). 14 No. V. N. 27. C. (2001). invisibilidad de la violencia sexual en el vínculo Kaufman. 481-487.M. Finkelhor. Noemí. Martínez V. S. A. & Black. Con el objetivo de aumentar la comprensión Finkelhor. S. shtml taciones sociales de la mujer y contribuyendo a la Denov.. 47-61.10. 871-883. Aggression and Violent Behavior. M. T. A. Estados Unidos: Free ras. (1984). Beovide. Crime & Law. K. Leyton.. 425-441. (2007). & Reeder. A critique of género del agresor/a sexual. and Violent Behavior. M. Women as perpe- de la criminalidad sexual femenina. 6-14. & Bardi. mización o bases de antecedentes judiciales). (2002). D. 111-119. Dicha Female sex offenders in the Correctional Service of visión tiene un impacto directo en las estrategias de Canada. & Russell. To a safer place? Victims of sexual persistencia de la cifra negra del fenómeno.. 322- Female sexual abuse and criminal justice interven. Gonzalez. A. 240-266. 367-376. 11(1).. & Fisher. resulta relevante la Christopher. Johnson. La Ventana. Female sexual abusers of children. the psychosocial adjustment of clinic-referred men. & Rose. terman. T. La Violence. abuse by females and their disclosures to profes- Las implicancias del presente estudio se rela. G.. cionales específicos para este tipo de casos. Ward. Correctional Service Canada.S. case studies. (2009). D. Child Abuse & Neglect. T. 442-461. sionals. Female sex Referencias offenders: A controlled comparison of offender and victim/crime characteristics. I. 13(6). M. se sugieren investigaciones futu. C. and cognitions: An exploratory study. K. New York. Child Abuse & Neglect. Características de los abusadores sexuales. W. & Quattrone. (8 de junio de 2008).. La mujer en la teoría criminológica. por ejemplo en el registro de encuestas de victi. Casady. C. Assessing female sexual offenders’ motivations Child Abuse & Neglect. 12-26. evaluación de los diagnósticos e impacto de daño Female sexual-offenders: Personality pathology as psicológico en este tipo de víctimas. R. M. Psychology. de las madres con sus hijos/as. 26(5).. Female child sex- que parece ser relegado a la incredulidad..

Robertiello. D elitos sexuales infanto . S. (2007). U n i v e r s i ta s P s yc h o l o g i c a V. (2006). Journal of Interpersonal Violence. Malestar psicológico en estudiantes Córdoba. (2007). J.. Centro de Estudios de Justicia de las Américas. Pereda. offenders? A review of sex offender typologies. & Terry. and Cognitive lona. a conflict associated with maternal identity. Trauma. Contextos de ocurrencia de la vic- biblioteca/bibliotecavirtual/doc_details/2210-agresoras. Santiago: sex offenders: A test of Vandiver and Kercher.cejamericas. ing Issues of Personality. Jacob. España.. (2003).org/portal/ ment. Opús- sexuales-femeninas culos de Derecho Penal y Criminología (Nº 97). 12(5). 14 No. M. Child tiva de género. Abuse & Neglect. Vertientes analíticas desde una perspec. 153-167. K. (2006). (2008) Female Sex Offenders Explor- estresores (Tesis Doctoral). Auclair.php/es/ Salinas. M.juveniles perpetrados por mujeres das y evaluadas por este delito en el servicio médico Sandler. 1 e n e ro -m a r z o 2015 147 . Distortions. Can we profile sex 23(4). 474-489. 32-41. N. 19. Sexual Abuse: A Journal of Research and Treat- Recuperado de http://www. universitarios víctimas de abuso sexual infantil y otros Strickland.. ¿Por qué delinquen las mujeres? juvenile females: An ultimate attempt to resolve Parte II. timización sexual: relevancia diagnóstica. Barcelona. (2005). N.. & Freeman. 508-518. 73-89 index. AR: Editorial Lerner. M. 29. Sexual abuse perpetrated by adult and Romero. Universitat de Barce. J. 26(1). & Carpentier. M. N. G. Typology of female legal de Chile en un periodo de 6 años. Aggression and Violent Behavior.. Tardif. Salud Mental.