1 Sistemas de descripción

La hidráulica como parte de la mecánica de fluidos es parte de la mecánica
y sus leyes pueden obtenerse a partir de las leyes de Newton. La formulación
newtoniana de la mecánica no es la única: también existen las formulaciones
de Lagrange y de Hamilton, ambas de naturaleza matemática distinta, pero
coincidente en los principios que enunciara Newton. Los mismos se resumen
a continuación:

1ra Ley de Newton: En ausencia de fuerzas, un punto material ob-
servado desde un sistema de referencia inercial permanece en reposo o
en estado de movimiento rectilı́neo y uniforme.

2da Ley de Newton: Si existe una fuerza F~ actuando sobre dicho
punto material de masa m, esta puede calcularse a través de la fórmula:

F~ = m~a

donde ~a es el vector aceleración.

3ra Ley de Newton: Si hay dos masas puntuales, α y β, y la partı́cula
α ejerce sobre la β una fuerza Fαβ , entonces la partı́cula β ejerce sobre
la α una fuerza de igual intensidad y dirección pero sentido contrario.

Los principios de Newton son bastante restringidos en cuanto a su capacidad
para describir en forma eficaz los problemas de la mecánica. Por ejemplo,
supóngase tener un sistema de N partı́culas: para cada una de ellas se podrá
escribir su ecuación horaria de la forma
~¨ α
F~α = mα X

La denominada descripción lagrangiana de este sistema de partı́culas consiste
en encontrar, por integración de las ecuaciones de movimiento, las ecuaciones
horarias X~α = X ~ α (t; X
~ α0 ) de cada una de las partı́culas. En este sentido, el
problema queda resuelto al conocer la ecuación horaria, que es la posición
de cada partı́cula en función del tiempo (el parámetro X ~ α0 no es otra cosa
que la posición inicial que ocupaba la partı́cula; a los fines prácticos, hace
las veces de rótulo de cada partı́cula especı́fica). Esta descripción permite
introducir la noción de coordenada material de la partı́cula:

1

Definición 1
Se define como sistema material a un conjunto de puntos materiales, invari-
able aunque se verifiquen cambios en su forma geométrica y/o en sus lı́mites
fı́sicos, pero en el cual lo esencial es que las partı́culas materiales involucradas
sean siempre las mismas. 
Las coordenadas materiales de un sistema coinciden con las coordenadas es-
paciales de la misma, xα en el instante t = 0. Si fuera posible escribir una
~ α ), para que esta defina un cambio de coorde-
relación del tipo ~xα = ~xα (t, X
nadas, debe verificarse que el Jacobiano sea no nulo:
∂(x1 , · · · , xn )
J= 6= 0 ,
∂(X1 , · · · , Xn )
~α = X
existiendo entonces una relación inversa X ~ α (t, ~xα ).
Cuando N crece, y sobre todo cuando la naturaleza de las fuerzas es muy de-
pendiente de las otras N − 1 partı́culas (por ejemplo, el caso de las fuerzas de
contacto entre las partı́culas), esta descripción de los sistemas mecánicos se
vuelve complicada e inadecuada. Este es precisamente el caso de los proble-
mas en la mecánica del continuo: en efecto, la hipótesis del continuo asegura
que es posible descomponer el medio en un número muy grande de porciones
o partı́culas de masa elemental, y que las fuerzas sobre cada una de ellas
dependen de cuáles partı́culas estén en contacto con cuáles otras.
La descripción alternativa a la de Lagrange es la de Euler. En esta se define
un campo para la descripción del problema a partir del cual se construye
toda la descripción mecánica del sistema. Ası́, por ejemplo, en los proble-
mas de elasticidad el campo de descripción es generalmente el campo de los
desplazamientos y en los problemas de mecánica de fluidos, el campo es gene-
ralmente el campo de velocidades. Es interesante hacer notar que la elección
de estos campos no es arbitraria: más allá de que en estos casos la elección
es natural, se eligen campos que sean mensurables, tan mensurables como la
posición de una partı́cula en la descripción de Lagrange. Ası́, en términos
de la descripción de Euler, la descripción mecánica del sistema se resuelve
cuando se conoce el campo de descripción.

2 Derivada sustancial
Un problema asociado al de la descripción de Euler es cómo calcular la
derivada del campo respecto del tiempo. En el caso del campo de veloci-
dades se estarı́a calculando el campo de aceleraciones; en el caso del campo

2

usualmente denominada superficie de control. aplicando la regla de la cadena se obtiene 3 3 D~v d~v ∂~v X ∂~v dxi ∂~v X ∂~v := = + = + ẋi . X). 3 Teorema del Transporte de Reynolds El teorema del transporte de Reynolds es una herramienta de análisis que permite estudiar los sistemas continuos en forma global.  El sistema queda descripto si se determina su estado. al que también se lo conoce como derivada material o derivada total de Reynolds. pero además ~x = ~x(t. Definición 2 Un volumen de control es un volumen arbitrario que puede o no coincidir con los lı́mites de un dispositivo o del sistema material. Dt ∂t i=1 ∂xi Esta expresión permite definir un operador escalar. Su frontera. el que viene dado en términos de ciertas cantidades o variables de estado: los valores que adopten estas cantidades dependerán del estado inicial y de cómo interactúa el sistema con el exterior. v (~ d~ x. y para la correcta descripción de la evolución de estos sistemas. si de la posición ~x y del instante t. el operador derivada sus- tancial. es decir.de desplazamiento. fijo e indeformable en el espacio.t) se desea calcular dt . Antes de presentar el teorema. 3 . dado por ∂t es la variación local o derivada local. 3 D~v ∂~v X ∂~v = + vi . Estos campos son función ~ Por lo tanto. cuya expresión es D· ∂· = + ~v · grad(·). presentamos el concepto de volumen de control. Ası́. permite el flujo de materia desde y hacia el interior. se calcuları́a el de velocidades. La segunda es la variación espacial del campo sobre el que opera o derivada convectiva. Dt dt ∂t i=1 ∂xi dt ∂t i=1 ∂xi Los factores ẋi no son otra cosa que las componentes vi de la velocidad. de los intercambios que se produzcan a través de la superficie de control debidos al transporte de estas cantidades por las partı́culas materiales que entran o salen del volumen de control. Dt ∂t Podemos distinguir en el operador dos partes: la primera. El teorema permitirá realizar balances de estas cantidades en los volúmenes de control e inferir a partir de éstos los cambios en el sistema.

que por definición resulta DN N(t0 + ∆t) − N(t0 ) = lim . cerrado de frontera ∂Ω. Ω(t) donde Ω(t) es el dominio ocupado por el sistema en el instante t. coincidente con Ω(t = 0). Puede verse que Figure 1: El sistema en el instante incial (izquierda) y en un instante posterior (derecha). Escrı́base entonces una expresión para el cambio total en el tiempo de la magnitud extensiva N. de modo que Z N= ρ ηd3 x. la región indicada como III fuera del volumen de control está ocupada por partı́culas del sistema. Entonces se verifica que Z  Z DN ∂ 3 = ρ ηd x + ρ η ~v · ~nda. mientras que la región I está ocupada por partı́culas que no pertenecen a él. Demostración: En un instante t0 + ∆t. Dt ∆t→0 ∆t 4 .Teorema 1 Teorema del Transporte de Reynolds Sea N una magnitud extensiva y η su correspondiente magnitud intensiva asociadas a un sistema material en movimiento. Dt ∂t Ω ∂Ω donde ~v es el campo de velocidades asociado. verificándose que una parte del sistema todavı́a está dentro del volumen de control y otra parte ya lo abandonó. En el instante inicial. se define un volumen de control Ω. el sistema ocupará otra región del espacio (ver Figura 1). en t0 + ∆t. t0 .

Se Figure 2: Detalle de la frontera entre las regiones I y II (izquierda) y entre las regiones II y III (derecha). se puede escribir N(t0 + ∆t) = [NII + NIII ](t0 + ∆t) = [NV − NI + NIII ](t0 + ∆t).La cantidad N en el instante t0 + ∆t puede expresarse como suma de una parte asociada al sistema en la región II y otra asociada a la parte del sistema en la región III. Dt ∆t→0 ∆t ∆t→0 ∆t De la misma definición de derivada. se reescribe la expresión de la derivada total como DN NV (t0 + ∆ t) − NV (t0 ) [NIII−NI ](t0 + ∆t)] = lim + lim . la variación local de N. 5 . y teniendo en cuenta que N en el instante t0 está asociada al volumen de control (se indica esto anotando N(t0 ) = NV (t0 )). Indicando con el subı́ndice V a la contenida en el volumen de control en el instante t0 + ∆t. queda claro que el primer lı́mite cuantifica los cambios de N en el interior del volumen de control. en la Figura 2 se detalla una pequeña porción de la frontera entre las regiones I y II y otra entre las regiones II y III. Para analizar el segundo lı́mite. en la terminologı́a empleada arriba. resultando la derivada parcial de la cantidad N respecto del tiempo Z  NV (t0 + ∆t) − NV (t0 ) ∂ 3 lim = ρ ηd x ∆t→0 ∆t ∂t Ω y que indica.

Reemplazando en la expresión del lı́mite resulta: R R  [ III ρ η d3 x](t0 + ∆ t) ∂III ρ η ∆t~ v · ~ n da (t0 + ∆ t) lim = lim = ∆ t→0 ∆t ∆ t→0 ∆ Z t  = ρ η~v · ~nda (t0 ) ∂III donde ∂III indica la porción de la superficie de control –o ventana del vo- lumen de control– por la que el sistema abandona la región II y entra en la III. Ese término será positivo si hay un flujo saliente del volumen de control. transportado por las partı́culas materiales en su movimiento desde y hacia el volumen de control. concluye la demostración  El teorema del transporte de Reynolds permite relacionar las variaciones totales de la cantidad extensiva N referidas al sistema con el balance de dicha cantidad en el volumen de control. fijo y arbitrario. ya que el vector velocidad y la normal positiva formarán un ángulo menor que π/2.evalúa la cantidad NIII (t0 + ∆ t) Z  Z  3 NIII (t0 + ∆ t) = ρ ηd x (t0 + ∆ t) = ρ η ∆t ~v · ~nda (t0 + ∆ t) III ∂III donde el elemento de volumen d3 x se ha escrito como ∆t~v · ~nda. En forma análoga para la ventana entre la región I y II se obtiene una expresión para NI Z  NI (t0 + ∆ t) = ρ η~v · ~nda (t0 ) ∂I Reuniendo todas estas expresiones en una y teniendo en cuenta que ∂I ∪ ∂III ∪ ∂Ø = ∂Ω donde ∂Ø representa la porción de la superficie del volumen de control a través de la cual no hay flujo. 6 . El primer término del segundo miembro evalúa los cambios locales y será positivo si la cantidad aumenta. El segundo término representa el flujo neto de N. siendo ~v la velocidad con que se mueve la partı́cula material al dejar la región II y entrar en la III.

el integrando debe resultar nulo ∂ρ + div(ρ ~v ) = 0. Ω ∂t Como la masa debe conservarse independientemente del volumen de control que se elija. en términos del Teorema de Reynolds toma la forma Z  Z DM ∂ 3 = ρd x + ρ ~v · ~nda = 0. de donde Dρ + ρ div~v = 0 (2) Dt Esta última es la segunda forma de la ecuación de continuidad. Sea ∂Ω la frontera del volumen y ~n su normal positiva. es decir cuando DDtM = 0. de modo que intercambiando el orden de integración y derivación en la primer integral. En el caso de un fluido incompresible. Se aplicará el teorema de Reynolds al caso en que la propiedad extensiva sea la masa M (η = 1) y se estudiará el caso en que se conserve. resulta Z   ∂ρ + div(ρ ~v ) d3 x = 0. Si se desarrolla el 2do miembro resulta ∂ρ + ~v · gradρ + ρ div~v = 0 ∂t los dos primeros términos corresponden a la derivada sustancial de la densi- dad. (1) ∂t La ecuación (1) es la (primera forma de la) ecuación de continuidad. (3) 7 . Dt ∂t Ω ∂Ω Utilizando el teorema de Gauß es posible reescribir la segunda integral. la ecuación de continuidad se reduce a div~v = 0.4 Conservación de la masa Supóngase tener un volumen Ω lleno de cierto continuo de densidad ρ. es decir en el caso en que ρ sea invariante. El principio de conservación de la masa.

caracterizadas por tener una gran penetración en el cuerpo material y en ser virtualmente constante para todas las partı́culas elementales que componen el continuo. Si ` → 0. y superficiales. el teorema de Gauß y reor- denando. puede expresarse como Z Z D P~ ∂ X = 3 ρ~v d x + ρ~v~v · ~n da = F~ext (4) Dt ∂t Ω ∂Ω Las fuerzas exteriores pueden clasificarse en fuerzas másicas. en forma de tetrahedro –el denominado tetrahedro de Cauchy– de caras δα.5 Ecuación de la cantidad de movimiento El teorema del transporte de Reynolds puede utilizarse para realizar un ba- lance de la cantidad de movimiento. Estas se representan de modo que X Z Z F~ext = 3 ρ ~g d x + ~t da Ω ∂Ω | {z } | {z } fuerzas másicas fuerzas superficiales Utilizando la expresión anterior para las fuerzas. Surge la cuestión sobre cómo es la estructura de estas fuerzas para que esto ası́ ocurra. δαk . Esto indica que las fuerzas de superficie están balanceadas localmente. en el primer miembro una expresión propor- cional al volumen y en el segundo. de muy poca penetración y que requieren del contacto entre partı́culas materiales para su acción. Si se indica por ` la longitud caracterı́stica del dominio. δα2 = −~b · ~n δα. Considérese una pequeña porción de medio continuo. será posible expresar la anterior como < V ol > `3 =< Sup > `2 donde < V ol > y < Sup > expresan respectivamente los valores R medios de las fuerzas másicas y superficiles. Asumiendo que las fuerzas interiores al sistema responden a la 3ra Ley de Newton. una proporcional a la superficie. en el mismo sentido de la 2da Ley de Newton. δα3 = −~c · ~n δα como se indica en la Figura 3. 3. 8 . la ecuación (4) se transforma en Z   Z ∂ 3 ~t da ρ~v + div(ρ~v~v ) − ρ ~g d x = Ω ∂t ∂Ω La expresión anterior compila. resulta que lim`→0 ∂Ω ~t da = 0. 2. el balance de cantidad de movimiento P~ = M~v de un sistema continuo de masa constante. tales que δα1 = −~a · ~n δα. con k = 1.

con la condición de que estas expresiones sean válidas para cualquier elección del volumen de control. ∂t 9 . La relación (6) permite transformar la integral de superficie en una de volumen. dado por Π = ~a~t(~a) + ~b~t(~b) + ~c~t(~c). se tiene (intercambiando el orden de integración y derivación en el primer miembro): ∂(ρ~v ) + ~v · grad(ρ~v ) + ρ~v div~v = ρ ~g + divΠ. Ω ∂t ∂Ω Ω Nuevamente. mediante el teorema de Gauß Z   Z Z ∂ 3 ρ~v + div(ρ~v~v) − ρ ~g d x = ~n · Π da = divΠ d3 x. La última expresión nos permite definir un tensor de segundo orden. El equilibrio local de las fuerzas de supericie resulta ~ ~ 1 ~~ 2 ~ )δα3 = 0 nt(~n)δα + t(~a)δα + t(b)δα + t(~co ~t(~n) − ~n · [~a~t(~a) + ~b~t(~b) + ~c~t(~c)] δα = 0. si se asume que no existen en el medio continuo pares libres. Figure 3: Tetrahedro de Cauchy. (5) de donde resulta que ~t queda especificada por Π independiente de ~n a través de la relación ~t = ~n · Π. (6) Este tensor resulta simétrico. el tensor de tensiones.

cambiado de signo. pudiendo escribirse una relación entre tensiones y deformaciones de la forma T = 2µD(~v) = µ[grad~v + (grad~v )T ]. en R3 . (9) 10 . En este caso D~v /Dt = 0. (7) Dt ∂t ρ Esta es la ecuación de movimiento para el flujo incompresible. Esto se discute con más detalle más abajo –Cfr. (8) En el caso de los fluidos. con la ecuación de continuidad en la forma div~v = 0. definida a partir de estados de equilibrio. 5. estos son incapaces de soportar tensiones de corte.2 Las ecuaciones de Navier-Stokes En el caso de un fluido newtoniano incompresible. resulta D~v ∂(~v ) 1 = + ~v · grad(~v ) = ~g + divΠ. 5. Se define la presión mecánica en un fluido como el promedio de las tensiones principales. la presión definida de esta forma no coincidirá con la presión termodinámica. si se escribe el tensor de tensiones como suma de una parte isotrópica (Π∗ ) y una desviadora (T ). La parte isotrópica quedará representada por el promedio de las tensiones principales. por pequeñas que sean. esta deberá anularse para el caso de equilibrio. Sección 6. de modo que la ecuación de movimiento se reduce a la ecuación de equilibrio ρ ~g + divΠ = 0.Para el caso de un fluido incompresible. 3 Dicho promedio será la definición mecánica de la presión Definición 3 Definición mecánica de la presión. Π11 + Π22 + Π33 p=− 3  En general. la ecuación (7) adopta una forma especial.1 Equilibro en un fluido Un caso de interés particular es aquel en que el continuo está en equilibrio mecánico. Esto quiere decir que. En este caso. cambiado de signo Π11 + Π22 + Π33 Π∗ = − I. el fluido se dice isotrópico.

Otras cantidades. existiendo en cada estado una pequeña desviación respecto a su estado de equilibrio. En los casos en que se desprecia el efecto de la viscosidad. En la forma en que están expresadas. resulta ∂(~v ) 1 + ~v · grad(~v ) = ~g + div (−pI + 2µD(~v)) . pero en otros. no es difı́cil ver que la definición de ρ como cociente entre la masa y el volumen instantáneo del elemento de continuo no depende del estado de equilibrio. Esta ex- 2 presión es una generalización del resultado clásico del experimento de Newton para determinar la relación entre la tensión y la rapidez de deformación en un flujo simple. estas desviaciones son la esencia misma del fenómeno bajo estudio. representan la ecuación para la cantidad de movimiento por unidad de masa para un fluido incompresible. puede puede expresarse como ∂(~v ) 1 + ~v · grad(~v ) = ~g − gradp + 2νdivD(~v ) . Es por esto que se deben tomar algunas precauciones a la hora de definir cantidades termodinámicas para que estas no dependan de la existencia de equilibrio en los sucesivos estados alcanzados durante la transformación. junto a la ecuación de continuidad las que determinan la dinámica de los fluidos. En algunos casos. como la energı́a interna U por ejemplo. re- quieren algún cuidado. Por ejemplo. grad~v + (grad~v )T Aquı́ D(~v ) = es el tensor rapidez de deformación. 11 . (10) ∂t ρ donde ν = µ/ρ es la viscosidad cinemática. Estas son las ecuaciones de Naver-Stokes y son. 6 Energı́a: Primer Principio de la Termodinámica Antes de ingresar de lleno en el análisis del Primer Principio. Con esta relación. está sufriendo una transformación continua en su estado termodinámico. Una partı́cula moviéndose en campos de velocidades y temperaturas no uniformes. reemplazando en la expresión (7). estas desviaciones son pequeñas y pueden despreciarse. la anterior pierde el término difusivo y las ecuaciones se denomian ecuaciones de Euler. conviene es- tablecer ciertas cuestiones relacionadas con la definición de algunas canti- dades termodinámicas cuando los estados no son de equilibrio. y con la Definición 3. ∂t ρ la que.

tanto el tra- bajo realizado sobre la partı́cula como el calor intercambiado.En efecto. en general independientes del estado de equilibrio. por ejemplo. El efecto neto de este intercambio de energı́a bajo las formas de trabajo y calor es descripto por el Primer Principio de la Termodinámica. Parte del trabajo y el calor ganados en un intercambio pasan a aumentar la parte de E asociada a la energı́a cinética K. a partir de estas y utilizando ecua- ciones de estado. el Primer Principio da la diferencia en la energı́a interna entre dos estados de equilibrio. Ω ρ ρ 12 . Con esto en claro. se considerará el balance de energı́a en un volumen de control Ω. Considerando las variaciones totales por unidad de tiempo. en estado de reposo. Puede. son cantidades observables. resulta DE DK DU = + = δ Q̇ + δ Ẇ . a través de la superficie. δ Ẇ Z Z Z   3 1 1 ~v · ~g d x + ~v · Π · ~n = ~v · ~g + div(~v · Π) d3 x. pero se debe entender que el estado de equilibrio al que hace referencia la descripción termodinámica es el que se alcanzarı́a si el sistema fuera aislado y se lo dejara evolucionar sin seguir ejerciéndose trabajo sobre él o intercambiando calor. que se expresa ∆E = Q + W . siendo ∆E el cambio de energı́a termomecánica total. Sin embargo. estar intercambiando calor a través de esta. realizan trabajo tanto las fuerzas másicas como las superficiales. Dt Dt Dt Escrı́base la velocidad con que realizan trabajo por unidad de masa las fuerzas másicas y superficiales. Además. Ası́. el sistema puede absorber otro tipo de energı́a en forma diferente al clásico trabajo mecánico. Sobre este sistema. se podrá definir la temperatura θ del elemento de continuo en movimiento y la entropı́a S del flujo. de frontera ∂Ω. ya se tienen definidas dos variables de estado: ρ y U. válidas para la condición de equilibrio. por unidad de tiempo resulta Z   ~v Π δ Ẇ = ~v · ~g + · divΠ + : grad~v d3 x . Ω ∂Ω ρ Ω ρ Ası́ el trabajo total por unidad de masa de las fuerzas exteriores. en formas que no dependen del equilibrio. todavı́a se puede definir la energı́a interna en términos del primer principio. mientras que el resto se manifestará en un incremento de la energı́a interna U del flujo. Para ver con más profundidad el efecto de las fuerzas al actuar sobre una partı́cula en movimiento.

multiplı́quese escalarmente la ecuación de movimiento por ~v D~v 1 D~v 1 = ~g + divΠ −→ ~v · = ~v · ~g + ~v · divΠ. la expresión resulta en la ecuación de Bernoulli : 1 dp + ρ~v · d~v − ρ~g · d~x = 0 −→ p + ρ|~v|2 + ρgx3 = ctte. de modo que el tensor de tensiones se reduce a Π = −pI. el tensor desviador de tensiones es nulo. Los dos primeros términos en el segundo miembro corresponden entonces al cambio en la energı́a cinética. Siendo DU Dt = cp Dθ Dt . (11) Dt ρ Dt ρ Esta es una expresión para el cambio de la energı́a cinética por unidad de masa del flujo (recordar que ~v ·D~v /Dt = 1/2D(|~v|2 )/Dt = DK/Dt). 3 Dt Ω ρ ρ Ω ρ Ω Para simplificar esta expresión. y la ecuación (11) se reduce a la ecuación de Euler. por ejemplo debido a reacciones exotérmicas. se verifica que   ∂θ 1 Π : grad~v cp + ~v · gradθ = div(k · gradθ) + q̇ + . que escribimos d~x D~v d~x d~x d~x dp ρ · = ρ · ~g − · gradp = ρ · ~g − . (12) ∂t ρ ρ Π:grad~v La función Φ = ρ es la denominada función de disipación y evalúa el calentamiento del fluido por acción de la viscosidad. donde k es el tensor de conductividad térmica. dt Dt dt dt dt dt Integrando en el tiempo. o bien ser generado en su interior: la velocidad de aporte de calor por unidad de masa resulta Z Z 1 δ Q̇ = ~n · k · gradθ da + q̇d3 x ∂Ω ρ Ω La primer integral es una expresión de la ley de Fourier. P3 P3 donde A : B es el escalar que resulta de hacer i=1 j=1 Aij Bij . El calor aportado al sistema puede provenir del exterior de éste y ser con- ducido por el medio. Considérese ahora la expresión para la tasa de cambio de la energı́a cinética. La segunda integral representa fuentes distribuidas en el volumen. En estos casos. Reuniendo todas las anteriores en una única expresión Z   Z Z DE ~v Π 3 1 = ~v · ~g + · divΠ + : grad~v d x+ div(k·gradθ) d x+ q̇d3 x. Hay flujos –por ejemplo el caso de chorros– en los que el efecto de las fuerzas viscosas es nulo. (13) 2 13 .

Para ilustrar esto con un ejemplo. Pero no ofrece restricción respecto de la dirección del proceso. Cualquier proceso para ese gas en tales condiciones es reversible. du = cp dθ. la entropı́a especı́fica queda definida como δq ds = θ Nótese que la entropı́a. Dividiendo mimbro a miembro por θ. para un gas ideal. a diferencia del calor. Para un proceso a presión constante. El Primer Principio toma la forma du = δq − pd(1/ρ). Agréguese una hipótesis adicional en la que la energı́a interna especı́fica u sólo es función de la temperatura u = u(θ). la entropı́a también es función de estado. entre sus formas más comunes de calor y trabajo. es una función de estado. tómese el caso de un gas ideal definido por una ley p = ρRθ. el primer principio se puede escribir δq = cp dθ − ρRθd(1/ρ). para el caso de un proceso reversible. Se desea mostrar que bajo estas condiciones. ya que cuando las variables independientes del problema u y ρ retornan al estado inicial. por lo que. Esta situación requiere atención cuando se ven involucrados fenómenos térmicos tales como la disipación.7 Energı́a: Segundo Principio de la Termodinámica 7. El segundo principio evalúa la dirección del flujo energético y la determina para los procesos irreversibles. también lo hace la variable dependiente p. resulta cp dθ ds = − ρRd(1/ρ). Para procesos reversibles únicamente.1 Entropı́a El primer principio enunciado en los párrafos anteriores es una expresión de la interconvertibilidad de la energı́a. El concepto de entropı́a apareció inicialmente en Termodinámica como una función de estado relacionada a la transferencia de calor. θ Se ve que la entropı́a especı́fica en el caso del gas ideal queda como suma de diferenciales exactos y por lo tanto se puede decir que es una función de 14 . donde R es la constante de ese gas en particular y tanto p como ρ son funciones de estado. y utilizando la definición de entropı́a.

que retorna al valor inicial cuando la temperatura retorna al valor inicial y lo mismo ocurre con el volumen especı́fico o la presión.estado. justamente. no es posible hablar de conservación de la propiedad Entropı́a en un proceso irre- versible. Sin embargo puede hacerse una asociación entre el teorema y el segundo principio: ini- cialmente la propiedad extensiva es la entropı́a S. Por lo tanto. en tanto que la propiedad intensiva es la entropı́a especı́fica s. verificándose I δq < 0. El Teorema del Transporte de Reynolds postula que Z Z DS ∂ 3 = ρs d x + ρs~v · ~nda. Siendo que la entropı́a se asumió como una función de estado que retorna a su valor inicial al retornar al comienzo del ciclo. sea este considerado en un sistema cerrado o abierto. la igualdad no se cumple. rev θ En el caso de procesos irreversibles. Otra forma de escribir lo expuesto es a través de integrales cerradas de lı́nea que indican que el proceso retorna al estado inicial I I δq ds = = 0. En aquel se postulaba la conservación material o sustancial de una propiedad. En vista de lo aquı́ expuesto. De forma que Z 2  δq ∆s := s2 − s1 > . irrev θ Esto puede ser interpretado como el agregado de entropı́a desde el medio externo llevado a cabo por el agregado de calor. Dt ∂t Ω ∂Ω 15 . 1 θ |irrev 7. una forma de escribir el principio contemplando ambos casos es Z 2 δq ∆s ≥ (14) 1 θ Debido a la naturaleza de este principio resulta difı́cil aplicar el Teorema del Transporte de Reynolds. el valor negativo de la entrada neta de entropı́a puesto en evidencia muestra que una cantidad de entropı́a tiene que haber sido creada dentro del sistema como producto de un proceso irreversible disipativo.2 Desigualdad de Clausius–Duhem El segundo principio de termodinámica postula R 2 δq la existencia de entropı́a como función de estado que cumple ∆s = 1 θ |rev en un proceso reversible y R2 ∆s > 1 δqθ |irrev en uno irreversible.

· · · .  Queda claro que de las tres componentes de la ecuación de movimiento. el término convectivo se anula. el término convectivo –que es el que incluye la no linealidad– resulta.El cambio de la entropı́a se debe al calor que ingresa al sistema desde el exte- rior.   . dado por el flujo de calor ~q˙ –que se toma positivo cuando es entrante al sistema– y el calor por unidad de masa generado o consumido internamente. Propiedad 1 La ecuación de movimiento de un flujo simple es lineal. sólo quedará aquella en xj ..   . teniendo en cuenta (14) se expresa Z Z Z Z ˙ DS ∂ 3 σ̇ 3 ~q · ~n = ρs d x + ρs~v · ~nda ≥ ρ d x− da.  ∂xd ~v es decir. es posible reducir el sistema de ecuaciones de la mecánica de fluidos a un sistema de ecuaciones diferenciales ordinarias. xj−1 . j  . · · · . Este es el caso de los denominados flujos simples: Definición 4 En Rd . un flujo se dice simple si es unidireccional en la dirección xj . (~v = v~ej . Dt ∂t Ω ∂Ω Ω θ ∂Ω θ Esta es la que se denomina Desigualdad de Clausius–Duhem.  16 . para el caso de un flujo simple:   ∂x1 ~v  . reduciéndose ası́ la complejidad del problema. Demostración: En efecto. xj+1 . cuya tasa se indica por σ̇. para el caso de flujo incompresible es Ds σ̇ 1 div~q˙ ≥ − . Dt θ ρ θ 8 Flujos simples En algunas circunstancias.. es decir es invariante en la dirección del flujo. Su forma dife- rencial.  ~v · grad~v = [ 0 · · · |v| · · · 0 ]   · 0  j = 0. xd ). por el tipo de flujo que se describe. donde ~ej indica el versor en la dirección xj ) y el campo de velocidades es tal que ~v = ~v (x1 . Ası́. por ejemplo por disipación o por reacción.

Para determinar la solución particular. δ Si se desea tener en cuenta el gradiente de presión. Ası́ resulta que. v1 (x2 = 0) = 0 y v1 (x2 = δ) = U∞ . x2 x2 U∞ U∞ ~v δ ~v x1 x1 Figure 4: Flujo entre dos placas planas animadas de movimineto relativo. de donde U∞ d = 0. Se elige un sistema de coordenadas en el cual la placa superior se mueve respecto a la inferior con velociad U∞~e1 . la ecuación de movimiento resulta d2 v1 =0 dx22 la que se integra por separación de variables. obteniéndose v1 (x2 ) = cx2 + d. la ecuación diferencial resultante es d2v1 ∂p µ 2 = . Además es un flujo estacionario y no hay gradiente de presión en la dirección x1 −x1 . Con esto. resultando que la velocidad del fluido adquiere aquella del sólido con la que está en contacto. Este es un flujo simple. dx2 ∂x1 e integrando. sin gradiente de presión (Izq. Considérese el flujo isotérmico.Ejemplo: Flujo laminar de Couette.).) y con gradiente de presión (Der. 2µ ∂x1 δ  17 . laminar de un fluido newton- iano entre dos placas planas. constante (el sistema coordenado se toma como se ilustra en la Figura 4). la solución particular resulta 1 ∂p U∞ v1 (x2 ) = x2 (δ − x2 ) + x2 . ya que el vector velocidad es unidireccional e invarian- te ante traslaciones en x1 . c = U∞ /δ −→ v1 = x2 . conjeturamos que el fluido se adhiere de algún modo al sólido. incompresibe. siguiendo a Newton.

resulta   1 d dv3 1 ∂p r = . Se asume que el flujo tiene simetrı́a axial.Ejemplo: Flujo de Hagen-Poiseuille. 4µ ∂x3 18 . de donde resulta 1 ∂p 2 v3 = (r − R2 ). ∂x1 ∂ x2 µ ∂x3 Para poner de manifiesto lo expresado arriba sobre la dependencia de v3 con r. bajo la acción de un gradiente de presión aplicado a los extremos del tubo. r dr dr µ ∂x3 Integrando por separación de variables resulta 1 ∂p 2 v3 = (r + a log r + b) 4µ ∂x3 Hay una singularidad en r = 0 que se evita tomando a = 0. Teniendo en cuenta la simetrı́a axial.). de modo que la velocidad ~v = v2~e3 sólo depende de la distancia r medida desde el eje del tubo. El flujo laminar de un fluido newtoniano por un tubo recto de sección circular. la ecuación de movimiento se reduce a ∂ 2 v3 ∂ 2 v32 1 ∂p 2 + 2 2 = . fue estudiado por Hagen (1839) y por Poiseuille (1840). r r D x3 x3 Figure 5: Flujo laminar axial en tubo recto de sección circular de un fluido newtoniano o flujo de Hagen-Poiseuille. Correspondencia entre el campo de velocidades (Izq. que el fluido se adhiere a la pared del tubo. Para determinar b conjeturamos nuevamente. En este caso. resultará útil expresar las variables x1 y x2 en términos de r: de hecho correponde escribir el operador de Laplace en coordenadas polares.) y el de tensiones (Der. de modo que v(r = R) = 0.

resulta  . También puede evaluarse la tensión de corte sobre la pared del tubo: en efecto. con lo que Q resulta positivo. a partir de la ecuación (9). 0 8µ ∂x3 Nótese que el gradiente de presiones será negativo.Tiene interés determinar el caudal que circula por un tubo en las condiciones del flujo de Hage-Poiseuille: para ello se evalúa Z R   πR4 ∂p Q= 2π v3 r dr = − .

dv3 .

.

1 ∂p τ =µ = R. dr r=R 2 ∂x3 .

asum- iendo que ∂p/∂x3 = (pd − pu )/L. dada por  2  2 µ dv3 1 ∂p Φ= = R2 . es 1 ∂p F~ = 2πRL R(e~3 ) = πR2 (pu − pd )(−~ e3 ). 2 ∂x3 Nótese el resultado indica que el flujo se desarrolla estando en equilibrio la fuerza impulsora (πR2 (pu − pd )) con la fuerza superficial que el tubo ejerce sobre el fluido. 8µ ∂x3 ∂x3 Hagen y Poiseuille demostraron experimentalmente que el caudal varı́a lineal- mente con la caı́da de presión y con la cuarta potencia del radio del tubo. sobre la adherencia del fluido a la pared del tubo en forma lineal. donde los subı́ndices u y d indican corriente arriba y corriente abajo respectivamente. Finalmente. puede calcularse la tasa de disipación viscosa de energı́a es- pecı́fica. ρ dr 4µρ ∂x3 de modo que la tasa de energı́a total disipada por el fluido que llena un tubo de largo L es  2   πL ∂p 4 ∂p R = LQ − . como era de esperar. de modo que la fuerza neta aplicada por el tubo de largo L al fluido.  19 . La precisión con la que verificaron que Q/R4 es constante es evidencia fuerte que confirma la conjetura hecha.

En el caso general. donde x1 . (16) ∂t     ρ   0   ρv1   ρ~v   ρg1   ~ U = ρv2 .9 Forma conservativa de las ecuaciones Las ecuaciones de gobierno de la mecánica de fluidos forman un sistema de ecuaciones diferenciales en derivadas parciales (EDDPs). Disponer de todas las ecuaciones expresadas bajo la misma forma simpli- fica no sólo la organización del cálculo. se dice 20 . por el tipo de fenómeno que se analiza. x2 . La estructura general de estos problemas responde a: ∂u + divf~ = q. x3 . x3 y t son las variables independientes. x2 . estas pueden tomar la misma forma que la ecuación de continuidad y pueden en consecuencia ser expresadas en forma conservativa: ~ ∂U ~ + divF = Q. Ası́. ~ Q = ρg2       ρv3  (ρu + p)~v − k · gradθ − T · ~v  ρg3  ρu ρ(q̇ + ~g · ~v ) donde el bloque F2 ∈ R3×3 . Si se manipula la ecuación de Navier/Stokes o la ecuación de la energı́a. las distintas funciones y campos que se estudien depen- derán de tres coordenadas espaciales y del tiempo: ϕ = ϕ(x1 . (15) ∂t donde f~ = f(t. presenta algunas caracterı́sticas que es oportuno resaltar. de modo que F ∈ R5×3 . no es necesario considerar la depen- dencia de ϕ con las cuatro variables. sino que permite construir soluciones numéricas estudiando sólo la ecuación genérica (16). que a pesar de la complejidad que involucra. Considérese primero la ecuación de Continuidad ∂ρ + div(ρ~v ) = 0 ∂t Esta ecuación describe el principio de conservación de la masa y pertenece a una familia de problemas denominados problemas de conservación. t). ~ ~x. F = ρ~v~v − pI3×3 − T . simplificándose la solución. u) es la denominada función de flujo. En muchas ocasiones.

(18) ∂t2 ∂x2 Considérense a continuación términos de la forma LN S := 2µdivD(~v) o LH := div(k · gradθ). Estos son dos ejemplos de los denominados términos difusivos: el primero representa el transporte de cantidad de movimiento. Cuando se desea considerar problemas evolucionarios. Si dependiera de dos coor- denadas espaciales. mientras que el segundo representa la conducción del calor por difusión en un medio continuo.que un problema en que las cantidades fı́sicas relevantes dependen de una sola coordenada espacial es unidimensional o 1d. obteniéndose expresiones del tipo ∂u LD := = ∆u + f. A partir de la ecuación de advección. es de interés analizar parte por parte sus componentes: considérese por ejemplo la siguiente ecuación. (20) ∂t 1 Si f = 0. se dice tridimensional o 3d. puede encontrarse la ecuación de onda ∂2u 2 2∂ u − a = 0. que resulta de adoptar para un flujo 1d. el problema se dice bidimensional o 2d y si depende de las tres. (17) ∂t ∂x Esta ecuación se denomina ecuación de advección 1d. Si el problema no depende de t se dice estacionario y si depende de t se dice evolucionario. u) · gradu. tomando derivadas y operando con ambos miembros. En el caso que a no fuera constante –como es en el caso de la ecuación de Navier/Stokes– el término –para el caso 3d– ~v(t. se considera el término de la variación local. siendo k un campo tensorial. Visto que las ecuaciones de la mecánica de fluidos comparten una estructura común. se denomina término convectivo e introduce una no linealidad –la ecuación resultará quasi–lineal si ~v = ~v (t. dado por la ecuación de Poisson: −∆u = f (19) Pd 2 1 donde ∆ = div grad = j=1 ∂ /∂xj xj es el operador de Laplace . ~x. Estos términos son generalizaciones de un problema clásico. el problema se denomina problema de Laplace y la ecuación resulta ∆u = 0. bajo la hipótesis que µ es constante. ~x). El primero aparece en la ecuación de Navier/Stokes y el segundo en la de la energı́a interna. f~ → f = −a u –a alineado con el flujo– y q = 0: ∂u ∂u −a = 0. 21 . La ecuación de Poisson representa problemas estacionarios.

L] → R. x) = g(x) : [0. aportes y gene- ración de calor.Esta es la llamada ecuación de difusión.). etc.) e ilustración de las variables de ida e ida y vuelta (Izq.– con los procesos de difusión y de convección. 22 . 10 Condiciones iniciales y de contorno Considérese la ecuación 1d de difusión: para plantear un problema de difusión será necesario definir un dominio en el cual determinar la solución y un conjunto de condiciones suplementarias: estas son las condiciones iniciales y las condiciones de contorno. En el ejemplo. L] y por otra especi- ficar la evolución temporal de la temperatura en los extremos del dominio. será necesario. El proceso de difusión requiere al menos de dos variables. Veamos esto con más detalle: . esta condición no es necesaria). Para fijar conceptos defı́nase un dominio espacio-temporal D = [0. De lo expuesto hasta aquı́ podemos concluir que las ecuaciones de la mecánica de fluidos relacionan las fuentes externas –fuerzas exteriores. una temporal y una espacial para su desarrollo. L] × R+ como el que se muestra en la Figura 6: t C2 C D2 θ = θ20 (t) θ = θ1 (t) D θ = θ2 (t) D1 θ = θ2 (t) x 0 θ = g(x) L 0 L Figure 6: Dominio D = [0.La condición inicial representa un estado de referencia a partir del cual se estudia la evolución de la solución (quede claro que si el problema es estacionario. L] × R+ y condiciones iniciales y de contorno para el problema de Cauchy para la conducción del calor (Der. Para definir el problema. determinar la dis- tribución inicial de temperatura en el dominio espacial [0. la dis- tribución inicial será una función θ(0. por una parte.

el problema estará bien planteado si la solución existe. para los extremos 0 y L respectivamente. ∂Ω. de Cauchy: se especifican la función solución y la componente normal de su gradiente en todos los puntos de la frontera.La evolución temporal de la temperatura en los extremos del inter- valo –o en el caso estacionario. La condición es que la fuerza superficial que el volumen ejerce sobre el flujo es nula: ~t = ~n · Π = (−pI + 2µD(~v)) · ~n = 0. de Neumann: se especifica la componente normal del gradiente de la función solución. donde qW es una cantidad conocidad. Las condiciones de contorno requieren un poco más de detalle: sea. Tı́picamente. Ω ⊂ R3 . en el caso general. en la interfase entre un fluido viscoso y un sólido. A veces. es de interés representar la situación en que el flujo no se ve afectado por la frontera: habrá que imponer entonces alguna condición que represente la no interacción entre el volumen de con- trol y el flujo. la solución. de frontera cerrada. la que se representa igualando la velocidad del fluido a la del sólido: esta condición se denomina de no desliza- miento (no-slip condition) y es muy frecuentemente utilizada. se observa cierta adhesión del fluido a la pared del sólido. Otras veces. la temperatura en los extremos del intervalo– constituyen las condiciones de contorno. La frontera puede acomodar tres tipos importantes de condiciones de contorno: de Dirichlet: se especifica la función solución u en todos los puntos de la frontera del dominio. esta condición se utiliza para prescribir el flujo de calor a través de la frontera de un dominio mediante qW = −k · gradθ. por ejemplo en un orificio de descarga. una ecuación diferencial Du = 0 en un dominio cerrado Ω × R+ . En términos matemáticos. ∂n u = ~n · gradu en todos los puntos de la frontera del dominio. Esta es una generalización del resultado de la teorı́a de ecuaciones diferenciales ordinarias de segundo orden que indica que para que exista una solución única deben prescribirse la función y su derivada en un punto de referencia del dominio de integración. es única y depende continuamente de las condiciones iniciales y de las de contorno. La adecuada elección de las condiciones de contorno permite describir diver- sas situaciones que se dan en las aplicaciones a la mecánica de fluidos. Este es el caso ilustrado en el ejemplo. la que tiene normal exterior positiva ~n. . en caso de alcanzarse una. puede ser de interés –como lo es en algunos modelos de turbu- 23 . que en el ejemplo se representan por las funciones θ1 (t) y θ2 (t). Si se imponen condiciones iniciales o de contorno erróneas o insuficientes. Por ejemplo. no será correcta.

es de- seable realizar una elección apropiada del sistema de coordenadas a utilizar. resultando la condición ~τ · (−pI + 2µD(~v)) · ~n = 0. Quede claro que existen otras condiciones de contorno especı́ficas. sobre una pared sólida. En este caso. utt = uξ1 ξ1 + 2uξ1ξ2 + uξ2 ξ2 ux = uξ1 − uξ2 . a veces. como por ejemplo sobre la presión o sobre la vorticidad 2 . sin fricción. utt − uxx = 0 y la siguiente transformación de coordenadas: ξ1 = t + x y ξ2 = t − x con inversa t = 21 (ξ1 + ξ2 ). el flujo alrededor de un avión que se mueve con velocidad constante es evolucionario si se lo describe desde un sistema de coordenadas esta- cionario. Transformando las derivadas. resulta ut = uξ1 + uξ2 . siendo f1 y f2 funciones a determinar. pero resulta estacionario si se lo describe desde un sistema que se mueve con el avión. z). para aprovechar simetrı́as que pudieran reducir el número de variables inde- pendientes involucradas. resultando ϕ = ϕ(r. 24 . el flujo axialsimétrico laminar de un fluido viscoso en un tubo es 3d si se utiliza un sistema cartesiano para su descripión. sin dependencia de θ (Cfr. más arriba). el cambio de variables no resulta tan evidente como el del ejemplo anterior: considérese la ecuación de onda 1d. Una observación sobre las coordenadas Elección del sistema coordenado: Como en general la complejidad del proceso de solución crece con el número de variables independientes. y es una cantidad relacionada con el tensor de rotaciones W (~v ) = 21 (grad~v − gradT ~v ). utt = uξ1 ξ1 − 2uξ1 ξ2 + uξ2 ξ2 con lo que la ecuación de onda se transforma en 4uξ1 ξ2 = 0. x = 21 (ξ1 − ξ2 ). Integrando esta ecuación. 2 La vorticidad se define como w ~ = 21 rot~v . el tratamiento del flujo de Hagen-Poiseuille. 3. 2. Siempre deberá verificarse que las condiciones que se impongan den lugar a un problema bien planteado. para representar situaciones más o menos complejas. pero 2d si se utiliza un sistema cilı́ndrico. la componente tangencial de la fuerza superficial deberá anularse. Veamos esto con algunos ejemplos: 1. resulta u = f1 (ξ1 ) + f2 (ξ2 ) = f1 (t + x) + f2 (t − x).lencia– representar el caso en que el fluido desliza.

Este “sentido del pasado” hace que la solución en D1 permanezca inalterada pese al cambio de la condición de contorno y marca una diferencia entre la variable temporal y la espacial: en efecto. Hay que aclarar que el tipo de comportamiento de la variable depende del contexto: por ejemplo. para todo instante t ≥ 0. definido por una curva C. En rigor la presencia de la difusión siempre ofrece alguna influencia del lado aguas abajo. por ejemplo de un valor θ2 a uno θ20 . son influenciadas por cambios que ocurren sólo a un lado de dicha ubicación.). de acuerdo a lo anterior. nótese que para determinar la solución en D2 será necesario especificar las condiciones de contorno a lo largo de una curva C2 . Volviendo a la Figura 6 (Izq. Figura 6– queda determinada especificando los valores de la función sobre C.). en cambio. Ası́. que evaluadas en una ubicación. la influencia significativa es en la dirección de la corriente. La experiencia y la intuición nos indican que este cambio deberá afectar la solución en D2 . t es una variable de ida mientras que ~x es de ida y vuelta. ~x) se ve influenciada sólo por los cambios en los instantes previos. en un flujo fuertemente unidireccional. indicada con lı́nea gruesa. cóncava y una lı́nea t = ctte –Cfr. Este comportamiento distinto permite distinguir entre variables de ida y variables de ida y vuelta: las primeras son aquellas variables. En el caso de la ecuación de conducción del calor. si el cambio en la condición hubiese sido en el extremo x = 0 del dominio espacial.  25 . Esta curva al igual que C es cóncava y encierra un dominio convexo. La evaluación de una variable de ida y vuelta en una ubicación. su efecto no hubiera cambiado en lo fundamental. evolucionó cierto tiempo y cambiándose de pronto una de sus condiciones de contorno. la variable espacial ~x puede aproximarse como una variable de ida. Esta observación permite enunciar la siguiente conjetura: Conjetura 1 La solución de la ecuación de difusión en un dominio convexo D. se ve influenciada por cambios a ambos lados de dicha ubicación. la temperatura evaluada en (t. aunque si la convección domina.Variables de ida y vuelta y variables de ida: supóngase que el proceso de conducción de calor ilustrado en la Figura 6. (Izq. y por los cambios en todo el entorno de ~x.