LAS TENDENCIAS AMBIENTALES

El concepto de educación ambiental es tan ambiguo como pueden serlo los
diferentes significados que se atribuyen a la problemática ambiental. De hecho, la
perspectiva que ha ido identificando los problemas relacionados con el medio
ambiente tiene diversos orígenes y todavía no se ha logrado articularlos dentro de
un sistema coherente. La problemática ambiental es la confluencia de diferentes
perspectivas que han hecho tangible la crisis. El desarrollo tecnológico transforma
cada vez más los ecosistemas naturales en sistemas artificiales y amenaza con
romper irreversiblemente la trama sutil de la vida. La ecología, a medida que ha
ido profundizando en las leyes articuladas del ecosistema, ha hecho comprender
la manera como la actividad humana las desorganiza, en ocasiones de manera
irrecuperable.

La tendencia ecologista ha venido criticando la manera desprevenida como el
desarrollo industrial destruye los paraísos primitivos del ecosistema. Es una
tendencia que se origina en los estudios de la biología y, más específicamente, de
la ecología biológica. El testimonio más claro de esta crítica se puede encontrar
quizás en el hermoso libro de Rachel Carson, La primavera silenciosa, aparecido
en 1960, donde la bióloga norteamericana se apoya en una rica literatura anterior.

La segunda perspectiva proviene de las disciplinas tecnológicas. Se confunde por
lo general con los problemas técnicos planteados por los efectos contaminantes
de la actividad humana. Desde los años 50 se han venido multiplicando los
estudios tecnológicos para contrarrestar los impactos sobre el medio. La ingeniería
ambiental o sanitaria se ha especializado en este tipo de soluciones, que por lo
general no intentan prevenir los efectos, sino remediarlos una vez acaecidos.

La ciencia económica, por su parte, se ha encontrado casi desde sus inicios con la
contradicción que conlleva el crecimiento económico con los límites internos o
externos que hacen prever o temer el advenimiento de un estado estacionario.
Sobre esta preocupación, anunciada ya en los clásicos, los economistas
modernos han planteado los límites externos de la producción económica, en
términos ambientales. Boulding o Heillbroner hacen énfasis en la necesidad de
pasar de la economía del cowboy a una producción de sistema cerrado, dado que
los elementos naturales de los que se abastece son necesariamente limitados.

Desde otra perspectiva, los urbanistas han analizado el desequilibrio de las
ciudades al mismo tiempo como estructuras físicas y como construcciones
culturales. La ciudad representa no sólo el refugio del hombre, su particular
hábitat, construido por fuera del ecosistema, sino también el gran acumulador que
absorbe la energía de múltiples ecosistemas. Por su parte, los científicos sociales
se preocupan más por el deterioro de la calidad de la vida cotidiana, oprimida por
las estructuras tecnológicas y por las condiciones de trabajo.

Otras corrientes sitúan la problemática ambiental decididamente en el plano de lo
político, es decir, en el nivel de las decisiones que el hombre tiene que tomar,

demasiado estrecha y reduccionista. que llevaban a la mesa de trabajo los países industrializados. no puede decirse que sea la opinión prevaleciente en estos países y menos aún. la necesidad de un nuevo desarrollo ni la exigencia de desarrollos alternativos. Sin embargo. Las miradas superficiales han distorsionado el análisis de la educación ambiental. pasa a la Conferencia de Tbilisi (1978) y al Seminario Internacional de Belgrado sobre Educación Ambiental (1977). para mejorar las condiciones ambientales. La mayor parte de los teóricos o tecnólogos de la educación ambiental intentan confundirla con la formación de una conciencia sobre el deterioro del medio físico. en los países desarrollados.cada vez en forma más consciente. construido desde la decisión política. reduciendo la perspectiva ambiental a una comprensión de los equilibrios del sistema natural y. consecuentemente. que abarca los planteamientos sociales dentro de la perspectiva ambiental. a recetas ecológicas o tecnológicas. El mérito de la Conferencia de Estocolmo consistió en haber vinculado la problemática ambiental. para orientar el desarrollo. Esta concepción. es posible que sólo un nuevo orden cultural. al ambiente social y cultural y especialmente a la pobreza. Se cree con facilidad. El hombre acaba siendo el responsable (o el irresponsable) de los desequilibrios naturales. LAS TENDENCIAS DE LA EDUCACIÓN AMBIENTAL El diagnóstico y las perspectivas de la educación ambiental deben estudiarse desde esta perspectiva. por tanto. aunque fuese de manera tímida. a la corrección tecnológica de los desequilibrios introducidos por la actividad humana. No se plantea la necesidad de nuevas formas de desarrollo acopladas a las condiciones de la diversidad de las zonas de vida. Esta percepción de la educación ambiental ha sido en parte una conquista de los países del Tercer Mundo. Se acude. La carta de Belgrado acepta el planteamiento de que la perspectiva ambiental "abarca el medio social y cultural" y parte del principio de que "es necesario reconsiderar los modelos de crecimiento y de desarrollo". no ajena a los fines ni a la orientación del desarrollo. pero al menos replantea la concepción. que la educación ambiental consiste en encontrar las recetas dentro del sistema actual. permita garantizar la continuidad de los procesos vivos. por supuesto. Estocolmo no plantea. sin replantear el sistema educativo en su conjunto y sin plantearse la orientación de los sistemas culturales. Sus conclusiones van dirigidas más bien a la necesidad de ampliar el margen de participación de los países pobres en el desarrollo unidimensional. Estas tendencias coinciden en ocasiones con las corrientes reduccionistas que pretenden ecologizar las ciencias sociales. Si el problema ambiental significa una crisis de la civilización en su conjunto. . y ojalá no se hubiera interpuesto en los procesos evolutivos de la vida.

com/cursos/MEDAM/MEDAM-000003/tendencias_de_la_ea. que pretende despolitizar el tema ambiental por el camino del reduccionismo. En estas culturas.cladead. está integrada al proceso mismo de construcción de la cultura. está orientada a una "percepción integrada del medio ambiente". Las culturas dependientes han abandonado la iniciativa de la investigación tanto del medio natural como de las tecnologías para transformarlo. En esta forma. se ha venido formando una corriente de pensamiento. incluso en América Latina. la comprensión de la totalidad es necesariamente interdisciplinaria.Durante la década de los años 80. recomendada por la Conferencia de Tbilisi. y rompa los muros de la educación para volcarla sobre las necesidades populares. Se contentan con aplicar paquetes tecnológicos ofrecidos en el mercado internacional por quienes tienen el privilegio de la iniciativa científica. Esta reforma educativa. A medida que el hombre transforma el medio externo y las leyes que rigen el ecosistema. Ello sólo es posible si entendemos el ambiente como una resultante de la actividad "natural" y social. Estas corrientes quieren hacer olvidar la vinculación existente entre las estructuras productivas y la utilización inadecuada o destructiva del medio natural y de ésta con la pobreza y el subdesarrollo. Se requiere el convencimiento y la decisión para formularse nuevos estilos de desarrollo http://www. sometiendo éste a nuevos equilibrios controlados tecnológicamente. La educación basada en la investigación participativa busca poner al servicio de las comunidades los resultados de los análisis científicos y los elementos metodológicos. Si bien cada ciencia tiene su campo específico de análisis. como puede entenderse la exigencia de tina transformación radical de los métodos de enseñanza-aprendizaje. es. Una sociedad en la que la ciencia deje de ser el arma competitiva de ascenso social para convertirse en instrumento de transformación y en iniciativa de cambio. política del tema ambiental. El segundo aspecto que reafirma con vigor la perspectiva ambiental es la necesidad de acoplar los sistemas educativos a la experiencia social inmediata de transformación del ambiente externo. que acerque entre sí las esferas del conocimiento. caracterizada por el realismo político en contra de los sueños y utopías de los años 60. es decir. La naturaleza física o biológica. La vinculación de la construcción teórica con la práctica social se ha venido perdiendo. La interdisciplina. si se quiere seguir llamando así. una concepción sistemática de la educación ambiental está ligada a la construcción de una sociedad participativa. un programa político de difícil ejecución. muy difícilmente pueden continuarse diferenciando las ciencias naturales y sociales como feudos independientes. la interdisciplina y la articulación de la teoría y la práctica tienen muy poco campo de aplicación. sobre todo en las culturas dependientes. en las que el conocimiento no pasa de ser una fórmula de aplicación tecnológica. para que ellas sean las constructoras de su propio desarrollo. hasta ahora aisladas. Es dentro de una perspectiva holística. sin duda.htm . La práctica tecnológica y social se vuelve un simple acto repetitivo.