Conforme a la tradición católica, el papado tiene su origen en Pedro, apóstol de Jesús, que

fue constituido como primer papa y a quien se le otorgó la dirección de la Iglesia y el
primado apostólico. Hasta el pontífice presente, la Iglesia católica enumera una lista de
266 papas en los dos milenios de historia de dicha institución. Cabe destacar que
conforme a otros credos no católicos, tanto la primacía de Pedro como la sucesión papal y
hasta el papado mismo, no son considerados como verdaderos o se interpretan bajo
sentidos diversos al sentir católico.
Como jefe supremo de la Iglesia tiene las facultades de cualquier obispo, y además
aquellas exclusivas e inherentes a la cátedra petrina, como la declaración universal de
santidad (canonización), nombramiento de cardenales y la potestad de declarar dogmas.
Esta última es una de la más controvertidas, ya que implica la llamada infalibilidad papal,
por la cual, conforme al dogma católico, el pontífice está exento de cometer errores en
materias de fe y moral, pero únicamente si habla ex cathedra